pot-capitulo-1480
POT - Capítulo 1480
33634
1480

Capítulo 1480: Persistir con determinación, todo para que puedan volver a encontrarse

Traductor: SolcarJ

Capítulo 1480: Persistir con determinación, todo para que puedan volver a encontrarse

Cien mil años...

Doscientos mil años...

Trescientos mil años...

Pasó un millón de años mientras Su Ming continuaba silenciosamente en el vasto espacio que era el ciclo de vida y muerte formado por el vórtice. Usó toda su base de cultivo y la convirtió en su sentido divino para que no se perdiera ni un solo rincón. Buscó cuidadosamente en cada lugar las marcas de todos en sus ciclos de vida y muerte.

Poco a poco, en su soledad y aislamiento, Su Ming olvidó cómo hablar o incluso cómo producir sonido. El agotamiento profundo lo llenó, pero no era su cuerpo el que estaba cansado, porque cuando llegó al Reino del Dao sin Límites, fue difícil que su cuerpo se sintiera debilitado. Estaba cansado... En su corazón.

Buscó a todos sin parar y estaba continuamente decepcionado, pero nunca se rindió, porque sabía... que una vez que lo soltara, ya no habría ninguna esperanza.

Solo podía buscar y buscar. Incluso si el universo moría y su vida se extinguía, aún tenía que seguir buscando. Esa fue su determinación, su camino.

Durante el primer millón de años, Su Ming caminó por el vasto universo en busca de las marcas. Durante el segundo millón de años, siguió buscando...

Pasó junto a Armonioso Morus Albas y varios vórtices que simbolizaban los ciclos de la vida y la muerte. Cuando pasó el quinto millón de años, el cansancio en su corazón se convirtió en depresión. Cuando la tristeza se fundió en lo más profundo de su alma, después de buscar durante cinco millones de años, de repente se detuvo en el vasto universo.

Fue la primera vez que se detuvo durante los cinco millones de años. Cuando lo hizo, volvió la cabeza y miró la niebla que caía hacia un lado. Dentro de él, vio un fragmento. Estaba roto y estuvo a la deriva en la niebla durante un número indeterminado de años.

Cuando Su Ming notó el fragmento, un destello brillante apareció de repente en sus ojos. Levantó la mano derecha e hizo un movimiento de agarre en dirección a la niebla. Con eso, la niebla cayendo fue envuelta por una voluntad que era más grande que el universo. La niebla instantáneamente se quedó quieta, como si ya no se atreviera siquiera a moverse. El fragmento en el interior se balanceó un poco y cargó contra Su Ming antes de que aterrizara suavemente en su palma.

Mientras miraba el fragmento en su palma, una sonrisa se abrió paso lentamente en los labios de Su Ming, y estaba llena de alegría. Fue la primera vez que sonrió en los cinco millones de años de búsqueda continua.

–Ma... Fei...

La voz de Su Ming era ronca. Había estado en silencio durante cinco millones de años y sentía como si hubiera olvidado cómo hablar, por lo que su voz era ronca e indistinta, como los murmullos de un anciano que estaba en sus años crepusculares.

La mayor parte del fragmento estaba hecho de piedra. Estaba formado por una gran cantidad de polvo en el vasto universo, razón por la cual podía seguir existiendo en el vórtice... Era parte del polvo.

Sin embargo... Entre la gran cantidad de polvo en ese fragmento había una mota que contenía una marca con la que Su Ming estaba familiarizado. Pertenecía a una chica llamada Ma Fei, a quien Su Ming había conocido en la Secta Dao de la Mañana y que le había servido de guía mientras se hacía pasar por Dao Kong. La marca del fragmento le pertenecía a ella.

Esa chica podría no ser la persona que más quería conocer... pero la aparición de su fragmento le dio un impulso inimaginable de confianza a Su Ming, y fortaleció su resolución. Finalmente estaba seguro de que su camino de búsqueda de los demás era correcto, por lo que no importaba cuánto tiempo pasara e incluso si tuviera que buscar incontables millones de años, seguiría adelante resueltamente.

Persistiría con determinación para que pudieran volver a encontrarse.

Después de sostener suavemente el fragmento en su palma durante algún tiempo, Su Ming desplegó su puño y el fragmento se desintegró. Las impurezas del polvo se redujeron a cenizas, y solo la marca de Ma Fei flotó sobre la palma de Su Ming como un fragmento de alma roto. Su Ming lo guardó como si fuera un tesoro precioso.

Después de un largo tiempo, Su Ming levantó la cabeza y un brillo claro destelló en sus ojos, haciéndolos parecer aún más claros, como se verían los ojos de un niño. Dio un paso y con determinación siguió adelante.

Pasó el tiempo y pasó otro millón de años. Su Ming buscó año tras año, sin detenerse en convertir toda su base de cultivo en sentido divino para caminar a través de los ciclos de vida y muerte en el vasto universo...

Su Ming no sabía lo que estaba buscando, y tal vez tendría que hacerlo por una eternidad. Sin embargo, con la larga vida que tenía un cultivador en Reino Dao Sin Límites, simplemente continuó buscando, al igual que Xuan Zang se había sentado durante innumerables años en la brújula del Feng Shui.

Cuando pasaron cincuenta millones de años, Su Ming prácticamente se había adormecido y el aura de muerte comenzó a aparecer a su alrededor. Ese aura de muerte no había llegado porque su vida estuviera a punto de llegar a su fin, sino porque la soledad y el aislamiento que sentía en el vasto universo provocó que una quietud mortal apareciera en su corazón mientras seguía buscando a pesar de su fatiga.

Pero incluso si su corazón se hubiera quedado quieto, no podría evitar que buscara. Incluso si ya no usaba sus piernas para avanzar, sino que se sentaba en la brújula de Feng Shui... todavía no podía enterrar la esperanza de encontrarse con sus seres queridos nuevamente.

Buscó, buscó y continuó buscando.

Cuando pasaron ochenta millones de años, Su Ming encontró la marca de Ye Wang. Al igual que Ye Wang, su marca brilló con una luz penetrante y fue un poco cegadora para los ojos. Estaba en el cuerno a la cabeza de una feroz bestia en el vasto universo.

Esa feroz bestia yacía tendida ante Su Ming mientras temblaba. Solo había sentido un indicio de la presencia de Su Ming, pero casi lo había aterrorizado hasta la muerte.

Su Ming miró fijamente el cuerno en la cabeza de la criatura, luego levantó su mano derecha y señaló hacia adelante. Cuando retiró el dedo, el fragmento de alma de Ye Wang apareció en su palma.

Guardó el fragmento de alma con mucho cuidado antes de cerrar los ojos para seguir buscando.

El tiempo fluyó mientras Su Ming continuaba buscando. Nadie sabía cuántos eones habían pasado o cuántas veces las ocho mariposas del vasto universo se habían superpuesto en sus alas.

Cuando pasaron alrededor de doscientos cincuenta millones de años, Su Ming se estremeció mientras estaba en el vasto universo. Sus ojos se abrieron de golpe, y el brillo más intenso en el transcurso de incontables años desde que comenzó a buscar apareció en sus ojos. Esa luz era tan fuerte que instantáneamente hizo que el vasto universo temblara y retumbara. Las ocho mariposas se estremecieron y no se atrevieron a moverse ni un centímetro.

Apareció una emoción que nunca había aparecido en el rostro de Su Ming. Lentamente se puso de pie, y cuando dio un paso hacia adelante, le temblaron las piernas. Sus ojos estaban fijos en una bola de niebla, que tenía... una flor blanca.

Esa niebla era como lluvia, y cuando estaba dentro, la pequeña flor blanca parecía estar bajo la lluvia. Parecía débil, pero tenía su propia determinación. Parecía que estaba esperando a alguien.

La flor había esperado... durante doscientos cincuenta millones de años. Esperó al barquero que la protegió de la lluvia cuando estuvieron en el Río del Olvido hace tantos años, y que finalmente la llevó a su bote.

Las lágrimas cayeron de los ojos de Su Ming, pero una sonrisa feliz estaba en su rostro. Se acercó lentamente a la pequeña flor blanca en la niebla y la miró profundamente. Abrió la boca como si quisiera decir algo, pero no salió ningún sonido.

Porque ya se había olvidado de hablar.

Sin embargo, no le preocupaba mucho y se rió alegremente. Mientras su risa era silenciosa, la apariencia de su sonrisa parecía haber causado la aparición de ondas en el vasto universo. Cuando se extendieron, Su Ming levantó la mano y con ternura levantó la pequeña flor blanca de la niebla, acunándola en su mano.

Las lágrimas cayeron de las comisuras de sus ojos y se deslizaron por sus mejillas. Una de ellas cayó sobre la pequeña flor blanca como una gota de rocío, haciendo que pareciera extender sus hojas. Parecía estar... sonriendo dulcemente, tan dulcemente que Su Ming quedó aturdido.

Una de las hojas tocó la palma de Su Ming, y ese toque suave fue tan hermoso como lo fue en sus recuerdos.

Se quedó mirando la pequeña flor blanca en su palma, y ​​su sonrisa feliz tiñó los ciclos de vida y muerte en el vasto universo en su color. Él... había encontrado a Yu Xuan.

Gentilmente puso la pequeña flor blanca en su mundo, luego convirtió sus sentimientos de quererla en algo precioso para que ese sentimiento pudiera quedarse con él, al igual que la flor lo había acompañado silenciosamente todos esos años atrás junto al Río del Olvido. Se había quedado bajo los aleros junto a una figura solitaria con una capa de paja mientras la lluvia caía a su alrededor.

La pequeña flor blanca bajo la lluvia era una azucena, pero no había tristeza en ella. Para Su Ming, ella era parte de su determinación y de lo que le importaba. Ella trajo la luz del sol a su vida, para que pudiera recopilar marca tras marca en los ciclos de vida y muerte en el vasto universo.

A pesar de que esas marcas no contenían los rostros que habían provocado la determinación de Su Ming, los fragmentos de sus existencias en sus recuerdos marcaron sus roles en su vida. Algunos de ellos habían aparecido en su vida como invitados y luego se habían alejado. Es posible que alguna vez hayan sido sus enemigos o extraños que pasaron junto a él después de rozar sus hombros con los suyos, pero Su Ming se llevó sus marcas consigo, tratándolos como valiosos tesoros. En ese momento, ya no tenía ninguna hostilidad hacia ninguna de esas personas.

Encontró a Su Xuan Yi, De Shun de la Secta Dao de la Mañana, toda la gente de la tierra de los Berserkers, Océano Estelar de la Esencia Divina, sus viejos amigos de Cosmos de Expansión de Triada Estéril y las personas que lo llevaron a la locura en Amanecer Oscuro y Santo Defensor.

Mientras continuaba con los ciclos de vida y muerte en el vasto universo, encontró a Chang He, pero lo que causó que la mirada de Su Ming se demorara fue la marca de una mujer desconocida a su lado.

La mujer apoyada contra su marca era su esposa, que había fallecido hacía muchos años. Mientras Su Ming la miraba, descubrió que ella siempre había estado a su lado... simplemente nunca había descubierto su presencia mientras estaba vivo.

Su Ming encontró más marcas a tiempo. Mientras caminaba por los ciclos de la vida y la muerte y el paso del tiempo, encontró a su primer hermano mayor...

Su marca no era una mota de polvo, sino un espíritu de lucha. Fue una visión, y existió entre una manada de bestias en la niebla dentro del vasto universo. Era la razón por la que su espíritu de lucha estaba siempre en su apogeo.

¡Para luchar por la eternidad!

Con las marcas que encontró, con esperanza y determinación, Su Ming caminó a través de la niebla, y cuando salió del área, la niebla lo rodeó. Parecía no estar dispuesto a dejarlo ir. Hubo un murmullo en la niebla, como si estuviera tratando de decir algo.

Su Ming se detuvo. Bajó la cabeza y miró la niebla a su lado. Después de mucho, mucho tiempo, su mirada se enfocó y un profundo amor apareció en sus ojos.

Encontró a Fang Cang Lan. Ella era la niebla... o más bien, lo encontró a través de ella.

Se llevó la niebla, que era Fang Cang Lan.

La esperanza en su corazón se hizo más fuerte, pero incluso con esa esperanza, Su Ming supo desde el principio que... cuando trajo el mundo de vuelta a la existencia, cuando convirtió todas las marcas en Marcas de vida y las hizo regresar, ese día... solo podría observar a todos en silencio desde un lado.

No era un destino que había sido grabado en piedra desde su nacimiento, sino el precio por su Dao. Fue el camino que eligió, y fue diferente... al del Viejo Exterminio.


Comentarios del capítulo: (0)


pot-capitulo-1481
POT - Capítulo 1481
33635
1481

Capítulo 1481: Final: ¿Cuántos ciclos de vida y muerte habrá en los que faltaba una persona y cuántos ciclos de vida y muerte habrá hasta que regresen al mundo mortal?

Traductor: SolcarJ

Capítulo 1481: Final: ¿Cuántos ciclos de vida y muerte habrá en los que faltaba una persona y cuántos ciclos de vida y muerte habrá hasta que regresen al mundo mortal?

Su Ming trajo la niebla con él.

No le importaba el paso del tiempo ni cuántos ciclos de vida y muerte habían pasado en el vasto universo. Solo siguió buscando las marcas pertenecientes a los rostros en sus recuerdos.

Con el tiempo, encontró a su segundo hermano mayor. Estaba en una flor formada por la niebla y su estado de ánimo ya había cambiado. Era una forma de vida similar a un fantasma.

Hu Zi también estaba presente. Parecía que nunca se había separado de su segundo hermano mayor. Cuando el segundo hermano mayor se convirtió en un fantasma y se convirtió en una forma de vida diferente, Hu Zi se convirtió en el viento sin fin en el vasto universo que lo rodeaba.

Más tarde, vio a Xu Hui y al Progenitor de los Demonios de Llamas, así como las marcas de otras personas. A medida que pasaban muchos años y los ciclos de vida y muerte en el vórtice dentro del vasto universo continuaban girando, Su Ming encontró a todos y cada uno.

Encontró a Bai Ling, Zi Ruo... y a su mayor.

Al final, Su Ming también encontró un árbol en el vasto universo. No era Ecang, sino un árbol increíblemente ordinario. Debajo, Su Ming vio a Triada Estéril.

Una vez que encontró a todos, Su Ming dejó los ciclos de vida y muerte en el vasto universo. En las partes más profundas del vórtice estaba su brújula de Feng Shui. Cuando lo alcanzó, decidió sentarse y meditar de nuevo antes de echar una última mirada al mundo.

– ¿Estás sola?

Su Ming guardó silencio durante mucho tiempo antes de enviar lentamente ese pensamiento. No abrió la boca para hablar, solo envió su pensamiento divino a hacer eco en el aire. Permaneció en el vasto universo, negándose a desaparecer durante mucho tiempo.

Solo una persona podía escucharlo.

– ¿Cuántos años han pasado? ¿Alguna vez te sientes solo estando solo en el universo? 

Cuando Su Ming envió otro pensamiento divino, hizo eco en el universo, y un grito frío viajó fuera del vórtice ante él. Poco después, una antigua nave apareció de la nada, aparentemente destrozando el espacio y trayendo consigo innumerables rayos.

El Viejo Exterminio se sentó en la parte superior de ese barco. Cuando apareció, abrió los ojos lentamente, y cuando miró a Su Ming, Su Ming levantó la cabeza y lo miró.

El Viejo Exterminio se quedó en silencio por un momento antes de responder con voz ronca. –Nuestros Daos son diferentes... Este es el camino que elegí. Por este camino, puedo vivir solo durante incontables años, y puedo sacrificar todo... ¡para completar mi Dao! 

– ¿Ese camino es solitario?– Su Ming preguntó con su pensamiento divino.

El Viejo Exterminio se quedó en silencio de nuevo. Solo después de que había pasado mucho tiempo, su voz viajó al vasto universo con un tono firme. –Decir más es inútil. Desde el momento en que posees con éxito a Xuan Zang, perdí la mitad de la batalla. En este día, después de que hayan pasado incontables años, me dirás tu pedido y haré todo lo que esté a mi alcance para cumplirlo.

–Ayúdame... a encontrar la grulla calva. Está en un mundo que podría existir o no. Tienes que ayudarme a encontrarlo... luego traerlo de vuelta... No importa lo que esté haciendo en ese mundo, no importa en qué forma de vida se haya convertido, por favor ayúdame a traerlo de vuelta. Tráelo... de vuelta a casa –, dijo Su Ming en voz baja.

Luego levantó la cabeza para mirar el vasto universo en la distancia. Un recuerdo cariñoso y un anhelo aparecieron en sus ojos, y también apareció la melancolía y el arrepentimiento. Había encontrado a todos, pero no a la grulla calva.

Porque... la grulla calva no estaba allí.

Su Ming levantó su mano derecha y apareció una perla en su palma. Era la séptima perla del collar de perlas de Xuan Zang. La sombra de la grulla calva estaba originalmente contenida en él, pero había desaparecido hacía mucho tiempo.

–Si ni siquiera tú puedes encontrarlo, ¿por qué debería poder hacerlo? ¿Por qué no lo busca usted mismo?– El Viejo Exterminio le frunció el ceño.

–Podrás encontrar la grulla calva a través de sus orugas... ya no puedo encontrarla yo mismo.

Cuando Su Ming dijo esas palabras en voz baja, Viejo Exterminio se quedó en silencio. Le lanzó a Su Ming una mirada escrutadora, luego una mirada complicada apareció gradualmente en sus ojos.

– ¿Vale la pena?– preguntó suavemente.

Cuando miró a Su Ming, ya podía ver que el cuerpo de Su Ming se estaba volviendo rígido lentamente. Su fuerza vital estaba disminuyendo. Había vertido toda su fuerza vital en el mundo de su cuerpo para asegurarse de que naciera vida en ese mundo. Fue para asegurarse de que las vidas que encontró pudieran despertar desde dentro de su Puerta del Abismo.

–Este es mi Dao... ya no... quiero seguir estando solo.

Una sonrisa apareció en el rostro de Su Ming. No respondió a la pregunta del Viejo Exterminio, pero se podría considerar que sus palabras dieron su respuesta.

Una vez que las dijo, Su Ming desplegó su mano derecha. La perla en su palma se convirtió en un arco largo, pero no voló hacia el Viejo Exterminio. En cambio, se fue al espacio distante como si quisiera atravesar el mundo que contiene el vasto universo y cargar... hacia el mundo donde estaba la grulla calva, incluso si nadie sabía qué tan lejos estaba o si existía.

Al mismo tiempo, la brújula de Feng Shui debajo del cuerpo de Su Ming dejó de girar abruptamente. Se convirtió en un arco largo que cargó tras la perla, luego se encogió gradualmente. Cuando alcanzó la perla, ¡se fusionó con ella!

–Quizás en ese mundo, habrá una persona... que se aferrará a una pieza blanca en su vida–, dijo Su Ming en voz baja. En el instante en que cerró los ojos, la perla, que se había fusionado con la brújula de Feng Shui, se volvió blanca.

El Viejo Exterminio se quedó en silencio. Después de un largo rato, suspiró suavemente. Balanceó el brazo y el barco solitario debajo de él voló rápidamente en dirección a la perla de la brújula del Feng Shui. Salieron corriendo del universo juntos. Cuando sus formas desaparecieron del vasto universo, se fueron al mundo que puede o no existir. Desaparecieron... del vasto universo de Su Ming.

–Lo traeré de vuelta. Esta es la deuda que te debo –, había dicho el Viejo Exterminio antes de irse.

Su Ming ya había cerrado los ojos y era la última vez que lo hacía en su vida. Su cuerpo se había vuelto completamente rígido. La fuerza vital de su cuerpo se había vuelto completamente hacia adentro. Lo único que se extendió de su cuerpo en ese momento fue un aura de muerte que se hacía más espesa con cada momento que pasaba.

Su fuerza vital se fusionó con el mundo de su cuerpo, en cada Marca de vida formada por las marcas. Solo así podría hacer que esas Marcas de la vida abran los ojos en su mundo.

Cuando la fuerza vital de Su Ming se fusionó con las Marcas de la vida, oleadas de emoción se elevaron en su corazón hacia Yu Xuan, Cang Lan y Xu Hui.

"Nunca he podido darles nada a todos... En este momento, solo puedo darte... un niño nacido de mi vida para que nuestra historia pueda continuar..."

Su suave voz se fusionó con las marcas de vida de Yu Xuan, Cang Lan y Xu Hui, y en ellas no solo estaba su fuerza vital, sino también el conglomerado de su vida.

Ya no había ninguna brújula de Feng Shui debajo del cuerpo de Su Ming mientras estaba en el vasto universo. Se hundió gradualmente en los ciclos de vida y muerte en el vasto universo mientras se sentaba en su lugar. Lentamente, el vórtice sumergió su cuerpo, y luego, lentamente se hundió en los ciclos de la vida y la muerte, y nadie... pudo encontrarlo nunca más.

Un suspiro resonó en el vasto universo entonces, y la figura de Tian Xie Zi lentamente ganó forma corpórea a partir de su forma ilusoria inicial. Salió del espacio en el lugar donde Su Ming había desaparecido en el vórtice, y el dolor apareció en su rostro.

–Entonces, yo... te haré compañía–. Mientras murmuraba suavemente, Tian Xie Zi caminó hacia el vórtice en el que Su Ming se había desvanecido y desaparecido también.

******

Cuando Su Ming cerró los ojos, el mundo de su cuerpo se volvió abundante en vida. El cielo era azul, el suelo estaba lleno de verde y en la distancia había un vasto océano. Las cadenas montañosas subían y bajaban, y entre ellas había una montaña llamada novena cumbre...

Entonces, apareció una puerta en el cielo.

Era una puerta púrpura, y cuando se abrió lentamente, el mundo entero se volvió púrpura.

La luz violeta brilló durante mucho tiempo. Cuando desapareció, la puerta desapareció sin dejar rastro, como si nunca hubiera existido en primer lugar.

Hu Zi fue el primero en abrir los ojos cuando aterrizó en la novena cumbre. Miró al cielo aturdido, luego negó con la cabeza violentamente. Levantó la mano derecha e instintivamente palmeó el lugar a su lado, pero no logró encontrar ninguna jarra de vino.

–Maldita sea, ¿por qué se siente como si hubiera dormido durante tanto tiempo?

Hu Zi se rascó la cabeza con asombro. Miró a lo lejos, donde su segundo hermano mayor acababa de abrir los ojos de su meditación y rápidamente fue hacia él.

Su segundo hermano mayor miró en silencio al suelo en la distancia con una mirada ligeramente aturdida en sus ojos, pero pronto, pareció haber pensado en algo y levantó la cabeza para mirar al cielo. Mientras lo miraba, sus ojos se humedecieron.

El sonido de pasos llegó a sus oídos cuando el primer hermano mayor caminó hacia ellos. Tenía una cabeza y un cuerpo fuerte, pero cuando llegó detrás del segundo hermano mayor y Hu Zi, se estremeció como si se hubiera debilitado.

– ¿Dónde está el hermano menor más joven?– murmuró con voz un poco ronca, pero nadie le respondió...

– ¿Dónde está el hermano menor más joven?– El segundo hermano mayor miró al cielo. Después de un momento, se mordió el labio y la angustia apareció en su rostro.

Los ojos de Hu Zi se agrandaron y rápidamente se puso de pie y comenzó a gritar. – ¡Deja de esconderte, hermano menor más joven, me estás preocupando! ¡Date prisa y sal! 

Sus ecos resonaron en el aire...

– ¡Jaja! ¡Lo sé! ¡Hermano menor más joven, definitivamente te estás escondiendo en la morada de tu cueva! Je je, definitivamente podré encontrarte. 

La voz de Hu Zi parecía provenir de la distancia. Resonó a través de la novena cumbre y se quedó en el aire, negándose a irse. Al pie de la montaña, Zi Che miró a la mujer a su lado aturdido. Era Zi Yan, su hermana mayor.

En la distancia... Bai Chang Zai se quedó mirando al frente aturdida. Murmuró en voz baja, pero parecía como si ya no pudiera recordar exactamente lo que había sucedido.

Aún más lejos, Chang He se despertó en un prado. Abrió los ojos y sintió que parecía estar agarrando a una persona con la mano. Instintivamente giró la cabeza y luego, un fuerte estruendo se disparó en su cabeza. Las lágrimas cayeron por las comisuras de sus ojos mientras miraba a su esposa, quien también se había despertado en ese momento.

El mayor de Su Ming se sentó en silencio al pie de Montaña Oscura y miró la puesta de sol en la distancia. A su lado estaban Bei Ling, Chen Xin y todos los de la Tribu Montaña Oscura. No faltaba ni uno solo, excepto Su Ming y Lei Chen.

Sin embargo, todos miraban a su alrededor aturdidos, como si no supieran dónde se encontraban en el mundo desconocido pero familiar.

Su Xuan Yi se sentó en silencio junto a un lago. Miró fijamente su superficie y murmuró en voz baja, sus palabras eran ininteligibles para todos los demás. Su expresión estaba ocasionalmente llena de emociones complicadas, luego abatida y en otras ocasiones llena de locura.

En la distancia había nieve y Bai Ling, caminando gradualmente hacia la distancia a través de las llanuras nevadas...

El único sonido que se oía era el agudo grito de un mono. Parecía estar haciendo eco en la nieve y el viento, y provenía de un destello rojo en Montaña Oscura.

De pie en una playa estaba Fang Cang Lan, quien observó las olas subir y bajar sobre el mar. Se sentó, agarró en silencio un puñado de arena, luego lo rodeó con los dedos suavemente, pero no pudo evitar que la arena fina se deslizara entre sus dedos... Simplemente no podía aferrarse demasiado.

Las lágrimas cayeron de las comisuras de sus ojos. Se deslizaron por sus mejillas y cayeron sobre la arena. Quizás cuando llegara la próxima marea, las lágrimas que se habían fusionado con la arena serían arrebatadas por el agua de mar para pasar a formar parte del mar.

Todo tipo de vidas y todo tipo de eventos sucedieron al mismo tiempo en ese mundo...

Yu Xuan abrazó sus piernas mientras estaba sentada en un acantilado. Su quijada estaba enterrada en sus rodillas, y su largo cabello cubría su rostro, pero no podía cubrir las gotas de cristal que asomaban por las rendijas entre su cabello. Ya estaba anocheciendo. Los rayos del atardecer brillaron sobre ella, alargando su sombra... hasta que se hizo muy larga.

La túnica de Xu Hui bailaba con el viento mientras estaba de pie en la cima de una montaña. Ese lugar era el lugar más cercano al cielo. Mientras estaba allí, Xu Hui miró a lo lejos. Cuando el crepúsculo se desvaneció, se dio la vuelta y se fue. Su largo cabello revoloteó, y una lágrima salió de sus mejillas, pero nadie sabía adónde volaba.

–Si continúas por ese camino, al final serás la única persona que queda en todo el universo.

–Entonces, ¿qué hay de tu camino? ¡Si continúas con eso, serás el único que desaparecerá del universo entero! 

Las palabras intercambiadas entre Su Ming y Viejo Exterminio parecieron resonar en el mundo en ese momento. Resonaron en los oídos de todas las personas que recordaban a Su Ming.

Había una persona desaparecida de los ciclos de la vida y la muerte, y nunca volvería a ellos. Esa persona era Su Ming.

Mientras estaba en el trigésimo tercer cielo, no eligió cortar su pasado como el Viejo Exterminio. En cambio, eligió cortar su futuro y mantener los hermosos momentos del pasado con él.

Fue como su camino. Caminó por el camino de la persecución, que estaba lleno de privaciones y desolación. Fue como su búsqueda de Dao a lo largo de su vida, que fue solitaria pero llena de determinación. O más bien... Era lo que significaba convertirse en el diablo, porque era el camino para buscar la verdad.

Se paró ante el diablo en la antigüedad y vio a Armonioso Morus Alba transformarse en el mundo.

Suspiró y buscó la verdad durante decenas de miles de años, y después de muchos ciclos de vida y muerte, regresó al lado de Antiguo Zang.

..... El tiempo pasó, y aparte de las vidas que Su Ming resucitó, gradualmente, otras vidas también aparecieron en la tierra. Eran vidas que pertenecían a ese mundo. Se construyeron ciudades. Se formaron sectas y clanes.

Los ciclos de la vida y la muerte iban y venían como si pudieran enterrar en el vacío todas las historias del pasado.

Solo... una secta llamada Novena Cumbre tendría eternamente una leyenda que circularía por el mundo. La leyenda dice que el mundo fue formado por el Progenitor de la Novena Cumbre, Su Ming. Cada vez que caía la noche, él... velaría por la secta y toda forma de vida.

También hubo una leyenda similar en Montaña Oscura. Lo único diferente fue que en esa leyenda, el mundo tenía luz de día porque el Su Ming del que se habla en la leyenda no podía olvidar la noche, y tenía la noche porque cuando brillaban las estrellas, sus ojos brillarían y él sería capaz de ver su casa.

También había un continente que pertenecía a los Berserkers en ese mundo, y la leyenda del Dios Berserker circulaba entre ellos. Esa leyenda cambió gradualmente, y lentamente, el mundo se hizo conocido como el Mundo del Dios de los Berserkers.

..... El viento revoloteó y la nieve se movió a la deriva.

En un sueño, nadie sabía que iban a envejecer. En una tierra neblinosa, ¿quién subiría a la cima?

En una oscuridad indistinta, el humo se elevaba hacia el cielo.

La verdad y la mentira yacen sobre un puente. Los ciclos de vida y muerte iban y venían, pero faltaba una persona.

Muchos años después, durante una noche en la que llovió, una mujer sostuvo un paraguas de papel de aceite en la mano mientras estaba dentro de un pabellón. Su largo cabello caía sobre sus hombros, pero solo se podía ver su hermosa espalda. Su rostro no era visible.

De pie a su lado estaba un niño de unos seis o siete años. Era una chica con el pelo recogido en dos coletas. Con una mano sostenía la mano de la mujer y con la otra sostenía una muñeca. Tenía las mejillas sonrosadas, pero parecía no estar muy feliz en ese momento.

–Ma... soñé con pa ayer. Pipi también soñaba con él. ¿Dónde está Pa? Esta vez, tienes que decirme... 

La mujer bajó la cabeza y le dio a la niña una tierna y amorosa sonrisa. Acarició el cabello de la niña y su suave voz resonó en la lluvia de la tarde.

–Si cierras los ojos, encontrarás que él está a tu lado, Tong Tong. Sentirás... que él está para siempre a tu lado –. Mientras hablaba, la mujer sonrió a lo lejos.

La niña parecía no haber entendido sus palabras. Mientras escuchaba hablar a su madre, cerró los ojos lentamente.

Cuando los restantes rayos del crepúsculo brillaban en el suelo a través de la lluvia, la figura de un hombre parecía haber aparecido a la derecha de la niña. Gradualmente se hizo más claro, revelando que era alguien que estaba erguido. Su cabello era púrpura y había un aire de cordialidad en él.

Cuando bajó la cabeza, miró a la chica con una suave sonrisa en los labios.

Desde la distancia, la escena en el pabellón hacía que pareciera que eran una familia de tres y estaban llenos de calidez y felicidad...

– ¡Ma, lo sentí!

La niña abrió de inmediato los ojos y, con sorpresa y deleite, miró a su derecha

******

–Hermano mayor Su Ming, tienes que volver... Una vez que regreses, te diré el secreto...

–Hermano mayor Su Ming, este es un secreto asombroso. Ayer tuve un sueño. Muchos años después, te convertiste en mi pa... 

Fin de la búsqueda de la verdad.

Epílogo, Renegado Inmortal

–Wan'er, el camino del cultivo no tiene fin. Definitivamente existe el Quinto Paso, el Sexto Paso e incluso el Séptimo Paso... 

– Entonces, me quedaré a tu lado. Incluso si no podemos llegar al final de nuestro Dao, podemos entrar juntos en los ciclos de la vida y la muerte.

En el Continente Celestial Inmortal, Wang Lin miró a Li Muwan gentilmente. La tomó de la mano y caminó hacia la galaxia distante, alejándose cada vez más lejos... Entonces, en la galaxia infinita, vio una antigua nave.

Sentado en ese barco había un anciano, y sonreía mientras lo miraba. Wang Lin también lo estaba mirando. Ese anciano era la persona que había jugado al ajedrez con él en el pasado.

–Conocerte en este mundo me ha permitido no tener más remordimientos. Me has superado, pero al final... mi Dao no fue un completo fracaso. Wang Lin, todavía tienes un largo camino por delante. Continúa por tu camino... 

Wang Lin sonrió levemente al anciano en el barco. No habló, pero sostuvo la mano de Li Muwan mientras caminaba hacia la distancia...

Después de un largo tiempo, el anciano en el barco apartó la mirada y miró al Continente Inmortal Celestial.

–Te he buscado durante incontables años, y finalmente te has despertado. Grulla calva, soy el Viejo Exterminio, y le debo una promesa a Su Ming... ¡de llevarte a casa! 

–Mi hogar... Dao de la Mañana...

Un murmullo distraído resonó desde el aire en el Continente Inmortal Celestial, y una grulla negra... voló. La emoción apareció en sus ojos, y finalmente, después de haberse perdido en innumerables ciclos de vida y muerte... una figura de una persona que nunca olvidaría sin importar cuántos años hubieran pasado y sin importar cómo cambió su apariencia apareció en sus ojos.

Era un hombre con una sonrisa en su rostro mientras le extendía la mano.

Su nombre... Era Su Ming.

–Me iré a casa...

Fin.

Nota del autor:

La búsqueda de la verdad ha terminado durante seis días. Hoy es el séptimo día.

Déjame contarte cómo ha sido mi vida durante los últimos días. Desde que terminó el libro, me he vuelto mucho más irritable. Cuando me mudé, incluso discutí con mi esposa durante varios días...

Lo admito. Algo le ha pasado a mi temperamento. Estoy muy deprimido y triste. No puedo describir este sentimiento con precisión, pero cuando terminé Renegado Inmortal, tuve este sentimiento, y ahora, cuando terminó Pursuit of the Truth, tengo el mismo sentimiento de nuevo.

Esto es algo que he estado escribiendo continuamente durante años, y ahora, no necesito seguir escribiéndolo. La decepción es como un maremoto que puede hacer que una persona se ahogue. La búsqueda de la verdad ha durado dos años, y ahora ha terminado en un abrir y cerrar de ojos. Recuerdo que hace seis días, fue el primer día que marcó el final de Persecución de la Verdad.

Estoy acostumbrado a arrancar mi computadora, abrir Word, pero ahora, por costumbre, ya no puedo escribir el nombre de Su Ming, porque cuando abrí Word, vi que ya había escrito "Fin de la búsqueda de la verdad" antier...

Ahora, ya han pasado seis días, pero todavía no puedo dejar de pensar en mi libro. Sé que me llevará un mes, y solo cuando deje de pensar en la búsqueda de la verdad podré crear un nuevo libro, o de lo contrario, no seré un autor responsable para todos ustedes, y tampoco será responsable de mi nuevo libro, e incluso de mi vida como escritor creativo.

En busca de la verdad... En busca de la verdad. La persecución es en sí misma una forma de vida, y está destinada a estar llena de privaciones y desolación. Buscar la verdad es una actitud, y seguramente hará que una persona se vuelva fría y decidida. Esto no es algo que yo creé, sino lo que un lector anotó en un foro en Tieba.

En ese momento, cuando lo vi, gané sentimientos muy fuertes con esas palabras. Esa persona fue el primer lector que realmente entendió lo que significaba la búsqueda de la verdad.

Mi habilidad para escribir es limitada. Mi conocimiento es limitado. Mis experiencias son limitadas. Es posible que las cosas que quiero presentar no se presenten con mucha claridad en mi historia, pero él lo entendió.

Usé sus palabras en mi historia.

En mis historias, mis palabras se encuentran comúnmente y se entienden fácilmente. Entretienen a las masas. Eso es lo que se supone que deben hacer, pero no consigo que mis palabras se entiendan con demasiada facilidad, y en ese sentido soy un fracasado, porque siempre quiero anotar algunas de mis vivencias, mis epifanías, algunas palabras... que quiero decirle a mi hija en el futuro. Quiero escribir las palabras que quiero usar para educarla sobre cómo actuar y cómo vivir en el futuro.

Recuerdo cuántos años atrás dije una vez durante una entrevista con Ku6 Media que amo mucho mis libros y que tengo la intención de poder disfrutarlos cuando sea mayor, así que espero que no parezcan repugnantes antes mis ojos. También tengo la intención de que sean libros que mi hija pueda leer cuando sea mayor. Dejaré que lea mis libros para poder contarle todas mis epifanías y mi comprensión del mundo en forma de novelas.

Es por eso que el amor romántico es mayormente puro en mis libros. No encontrarás ningún indicio de indecencia, porque no quiero escribir esas cosas.

Los planes de las personas entre sí, la actitud de los fuertes que se aprovechan de los débiles, la actitud firme hacia la amistad, el amor a la familia, la lealtad al amor... todos estos hermosos momentos en el libro y la comprensión hacia el mundo, ya sea en la oscuridad o luz, son parte de mi vida.

En Renegado Inmortal, escribí sobre un don nadie que no estaba dispuesto a inclinar la cabeza ante el destino. Luchó contra los cielos y el destino. La suya era la historia de una persona que salió de los caminos difíciles de la vida. En esa historia estaba mi creencia de que era alguien especial cuando era adolescente, mis muchas dificultades en la vida cuando era joven y mis sentimientos, así como el cansancio cuando me convertí en un hombre de mediana edad.

Para lograr el éxito, Wang Lin tuvo que renunciar a demasiadas cosas. Escondido bajo su brillante gloria estaba todo lo que había renunciado por sus logros.

Y en Pursuit of the Truth, escribí otra historia. Era la historia de una persona que vivió pero murió en el corazón de los demás y sobrevivió en sus recuerdos.

La historia de Su Ming era la historia de una persona que cuando supo quién era, dejó de ser él mismo, y cuando ya no supo quién era, solo entonces fue él mismo.

La suya era la historia de la única persona despierta cuando todos los demás estaban borrachos... o cuando todos los demás estaban despiertos, él era el único borracho.

¿Qué es el diablo? Si hay algunos de ustedes a quienes todavía les importa que Su Ming se convierta en el diablo, que tenga éxito en convertirse en el diablo, que se convierta en el Dechado del Diablo, o algunas de las otras palabras asociadas con esto, y si todavía les importa no ver los conflictos de un diablo incluso después de haber leído la totalidad de Persecución de la Verdad, he fallado.

Porque lo que quería mostrar desde el principio no era un demonio, sino una persona... ¡persiguiendo un Dao extremo!

Solo pude usar una palabra para describir este Dao, y ese era el diablo. Se inclinó ante el diablo durante esos tres mil años. Estas palabras fueron del momento en que Su Ming tuvo la opción de cortar su futuro o su pasado mientras estaba fuera de Antiguo Zang.

Ese pronombre "él" no significa una sola persona. Es una referencia general. Se refiere a todas las personas que Su Ming conoció en su vida y por las que se preocupó, personas por las que podría renunciar a todo.

Todos ellos.

–Si continúas por ese camino, al final serás la única persona que queda en el universo.

–Entonces, ¿qué hay de tu camino? ¡Si continúas por él, serás el único que desaparecerá del universo! 

Aquellos que cortan su pasado pertenecen a los primeros, y aquellos que cortan su futuro son los segundos.

Esta es la búsqueda de la verdad. Es un camino, un Dao. Cuando te encuentres con diferentes eventos pero te enfrentas a la misma elección que hizo Su Ming, ¿qué elegirás?

En Pursuit of the Truth, escribí la elección de Su Ming, y también es mi elección.

Al igual que los cambios de corazón en Pursuit of the Truth, yo también pasé por cambios de corazón. Lo que cambió fue mi estilo de escritura y mi creatividad. Si convertirme en mortal en Renegado Inmortal puede compararse con una etapa de mi carrera como escritor, entonces en esa etapa, diré que he alcanzado la Formación del alma.

Después de experimentar varios cambios de opinión en Pursuit of the Truth, bajo ciertos cambios intencionales en la trama, a veces encontré que mi escritura era demasiado pesada y, a veces, habría confusión. En el momento en que terminé el libro y escribí las palabras –Fin de la búsqueda de la verdad–, supe que había experimentado un cambio de opinión. Si tuviera que comparar esto con un nivel de cultivación, entonces serían las etapas inicial, media y posterior de la Transformación del Alma.

¡Y mi nuevo libro será mi Reino Ascendente!

Hay muchos lamentos contenidos en Pursuit of the Truth. Debido a la falta de logros en las primeras etapas del libro, experimenté un cambio de opinión antes del tiempo esperado. Me cuestioné y busqué el cambio.

Cuando llegué a la parte media del libro, vi a muchos lectores decir que el comienzo del libro era bueno, pero la parte posterior era solo promedio, pero no entiendes que cada vez que veía esas palabras, suspiraba.

Suspiré, porque un libro nuevo necesita mucha gente que lo proteja y lo aprecie mientras crece, porque solo entonces podría crecer bien, y hay muchos lectores que esperan y solo comienzan a leer un libro cuando tiene muchos capítulos sobre su espalda. Yo también hago lo mismo, pero la Búsqueda de la Verdad me ha permitido entender que quienes leen también deben hacerle saber al escritor que están leyendo el libro. Debe suscribirse al libro y dejar que el número crezca para que el escritor tenga suficiente confianza.

Quienes escriben necesitan apoyo y aliento. Incluso si solo está leyendo, suscríbase durante las primeras etapas del libro. Solo así el escritor tendrá confianza cuando vea los números y no se sentirá perdido mientras escribe.

Todas estas son razones objetivas. Por una razón subjetiva, cuando comencé En busca de la verdad, escribí sobre Berserkers, y muchas personas no estaban acostumbradas a eso, y cuando mi cuerpo no me dio la fuerza, no pude producir muchos capítulos de una sola vez y mi corazón se cansó. El tono del libro también provocó que toda la historia se llenara de un aire oprimido y deprimente. Todo esto hizo que me sintiera satisfecho en un setenta por ciento con este libro, aunque al principio estaba muy seguro de que lo escribiría bien.

Por eso dije que escribir En busca de la verdad durante dos años también fue un período de tiempo en el que experimenté un cambio de opinión.

Ahora, he experimentado convertirme en mortal, he experimentado un cambio de corazón, ¡y ahora estoy seguro de llegar al Reino Ascendente! ¡Con mi nuevo libro, avanzaré y aplastaré el muro hacia el Reino Ascendente!

El 1 de marzo será la fecha en la que yo, Ergen, escribiré mi tercer libro después de Renegado Inmortal y Pursuit of the Truth. No le daré un aire deprimente. Los llenaré de pasión a todos cuando lo lean. ¡Este es el tono que he establecido para ese libro!

El próximo libro que quiero escribir sigue siendo Xianxia, ​​pero el énfasis se inclinará más hacia una persona que alcanza un estado elevado. ¡Todas las dificultades contenidas en ese camino contendrán la rebelión de Wang Lin y la determinación de Su Ming!

¡Esta será mi creación una vez que haya alcanzado el Reino Ascendente después de experimentar mi cambio de corazón! De hecho, mi libro ya no solo contendrá dos o cuatro palabras, ¡sino cinco palabras!

Mis compañeros daoistas, por favor espérenlo con ansias. Tengo aquí una pequeña solicitud. Todos los lectores que están acostumbrados a leer, si me reconocen, espero sinceramente que cuando lean, se suscriban y me apoyen. Por favor, no desperdicie sus tickets de recomendación y comente en la sección de revisión, porque en mi próximo libro, llegaré a Reino Ascendente y necesitaré su ayuda para poder tener éxito. Tu ayuda es lo suficientemente fuerte como para cambiar el destino de un libro.

30 de diciembre de 2013.

Escrito en el séptimo día después de que terminó la Búsqueda de la Verdad.


Comentarios del capítulo: (0)