dre-capitulo-101
DRE capitulo 101
27934
101

Vidas cercanamente lejanas

"¿Quién soy? ¿Hacia donde voy? ¿Cuál es el propósito de mi vida? ¿Hay una razón por la que recorro este camino?" Dijo Sein, sentado sobre una silla de metal, observando a Yi que se encuentra sobre una masa rocosa, del tamaño de un sofá, ambos viajando a velocidades impresionantes.

Yi suspiró antes de que su tez se oscureciera.

Sein movió su dedo índice formando un pequeño remolino eléctrico "Son preguntas interesantes, ¿No te lo parece? Yo diría que muchos se ven afectadas por ellas".

Yi se tomó un momento para responder, la razón de su pregunta es bastante clara."Lo he pensado durante un largo periodo de tiempo, esas preguntas no son más que excusas para autoconvencerse de que su existencia trasciende lo que son, que importan y aún así... No soy capaz de dejar de preguntarme aquello".

Sein sonrió "Es una banalidad total. Pero dime ¿Por qué creés ello? Ambas cosas".

"Como decirlo..." Yi cerró sus ojos reflexionando "Cuando alguien se pregunta quién es, no busca sus memorias, su pasado, su presente; el constructo de su personalidad. Lo que busca es un punto de referencia, logros, metas, etiquetas, mitos, opinión social, cosas que se alejan de su ser como un ente... Lo mismo con la siguiente, buscan creer que tienen control de su vida, que no depende de miles de factores e ignoran que del futuro solo se pueden tener nociones... Es imposible saber si realmente algo va a salir como quieres y es extremadamente improbable...".

"Ho oh, tu respuesta puede mejorar pero no carece de mucho, sobre las otras dos..." Sein retrajo su dedo, estaba algo impresionado e intrigado por lo que diría a continuación 「Parece que su juicio transitorio será sencillo」.

Yi soltó una risa amarga "Es solo una repetición de las anteriores... El propósito es una ilusión propia, en un universo como el nuestro las cosas ocurren regidas por probabilidades. Por lo que no hay un camino predeterminado, justo, correcto... Solo caminos que recorremos por elección propia, incluso cohesionados, es nuestra elección". Yi se detuvo un momento antes de continuar, su ritmo cardíaco aumentó, las palabras que salían de su boca... No corresponden con lo que quiere creer "... Incluso morir es una opción...".

"Cierto, cierto. Pero..." Sein entrecerró sus ojos "Cuando la gente solo ve obedecer o morir, es cuando más cegada está. Siempre hay una salida que sobrepasa las capacidades de razonamiento de la persona".

Yi se sobresaltó, realmente pudo sentir sus palabras atravesar su mente como una espina dolorosa.

Sein suspiró mientras levantó sus manos "Como ya te habras dado cuenta, es obvio lo mucho que te afectan estas cuestiones. Aunque, veo que te estás alejando bien. Solo quiero aconsejarte algo. Nunca te aferres demasiado a algo, si lo observas desde una capa de abstracción superior... Te aseguro que no tiene sentido".

Yi asintió, no se sintió con ganas de hacer ni decir nada.

Sein se encogió de hombros "Se que actualmente te parece algo duro. Con el tiempo verás que... Saber esto es más una bendición que una maldición".

"Lo sé..." Dijo Yi mientras alzó su mirada "No he perdido ese sentido puramente racional del todo, es solo que... Desde que el sello desapareció he tenido que lidiar con mi parte emocional desde cero".

"Eso también es bueno" Sein se relajó, recostado sobre aquella silla y dijo sin cuidado "Hmmh ¿Recuerdas cuanto tiempo ha pasado? Tengo tantos calendarios en la mente que ya no lo recuerdo".

Yi presionó una zona del brazalete en su mano derecha, en la pantalla holográfica se centró en la fecha "Febrero trece del dos mil quinientos cincuenta y cuatro, nos encontramos a principios de junio... Por lo que aproximadamente nueve meses".

"Nueve meses..." Sein cerró sus ojos por un momento, concentrando su mente en un mapa mental, cuando abrió sus ojos suspiró "Vamos a buena velocidad. Si aumentamos el ritmo podríamos llegar antes de lo previsto, sin embargo...".

"Nuestra resistencia" Yi señaló con un sabor amargo en su boca "La última vez sobrevivimos gracias al azar,

Sein espiró con algo de molestia 「No importa cuanto lo intente... No puedo acostumbrarme, hay tanta disparidad en mi cuerpo... El menor desbalance podría matarme... Tan baja calidad corporal... Un alma de tan alta calidad... Tan pobres reservas y técnicas que consumen un gran volumen de energía, no puedo sacar a relucir mis cartas. Me siento más encarcelado que cuando estuve realmente」.

"Entonces solo queda esperar..." Yi se relajó tras decirlo, con algo de cansancio.

"Oye... ¿Quieres omitir Nosedas?" preguntó Sein.

Yi se sorprendió, por lo que inclinó ligeramente su cabeza "Pensé que buscabas algo en Nosedas ¿Por qué el repentino cambio?".

"Verás..." Sein irguió la parte superior de su cuerpo y tomó una pieza de madera al extender su mano derecha.

Para ser exactos se materializó en su mano.

Llevó su mano derecha frente a su pecho, observando la pieza. Entonces arrojó una cantidad considerable de energía desde su mano izquierda.

En la pieza de madera se talló una inscripción, difícil de notar a la vista debido a sus diminutos entramados.

Poco después se desintegró en sus manos y volvió a recostarse.

Yi materializó la misma pieza en sus manos, e inyectó con energía las inscripciones.

En su mente se vertió una cantidad inmensa de información, se vió conmocionado en gran medida.

"Asi que esto es lo que mantuviste en la oscuridad".

Yi dejó escapar la pieza de madera de entre sus manos, hacia el vacío infinito en el que se desvaneció lentamente.

"Por interesante que sea aquello; no has respondido mi pregunta, ¿Que ocurrió con tu motivación?".

"Lo mismo que con la paz y prosperidad de este universo, desapareció de la noche a la mañana" Sein se detuvo un momento...

Algo en su mirada cambió, un tono de tristeza quizá "Nosedas fue un punto importante en el viejo mundo, aunque ahora solo es un páramo marchito en comparación. Fue el hogar de mi mejor amigo y también su tumba; dudo que su linaje prevaleciese y si realmente lo hizo es claro que no le recuerdan".

Yi ponderó observando a Sein "¿Es eso todo?".

En el rostro de Sein se formó una mueca irónica "Para que te parezca poco... En fin, tengo un mal presentimiento. Hay algo en el planeta que desde el samsara pude sentir, sin entender. E incluso escaneando con la formación que dejé en su luna, sin embargo, no puedo encontrar que es aquello que me desagrada tanto".

「Básicamente instinto puro... Aunque no parece imposible」 rascó su sien mientras dijo "Parece plausible... Pero, dijiste que fue un punto importante ¿No creés que encontremos algo de ayuda?".

Sein hizo su mirada hacia un lado, suspiró ligeramente "Desde que en el manual para ser saqueador dicta que solo debes tomar una porción del botín debido a que un hermano saqueador puede llegar a saquear después y sería poco educado dejarle las manos vacías, sí".

Yi sonrió, diciendo en un tono alegre"Sin lugar a duda, el que haya escrito ello tiene un corazón de oro".
...

Yi no pudo contener su risa, dejó salir una serie de carcajadas.
...
...

Poco después Yi detuvo su risa "Sabes a lo que me refiero".

"Es posible... Pero aún no hemos entrado a la transición, sería totalmente inútil encontrar algo así"

"Quizá sea inútil actualmente, pero cualquier reserva a futuro es un movimiento a favor".

"Si aún quieres ir, entonces supongo que no hay problema. De igual forma, si tenemos suerte es posible que el nodo de transporte aún sirva".

"Eso supongo..."

Yo alzó su mirada, el espacio estrellado se reflejó en sus claros ojos, de una manera difusa "Oye, sobre el samsara ¿Qué es exactamente?".

Sein observó a Yi por un instante, sus manos se tensaron involuntariamente cuando mencionó aquel lugar "El samsara es... Comparable a una base de datos, recolectando y clasificando almas para determinar el mejor momento de reincorporación".

「Demasiado evasivo, quizá debería presionar un poco más el asunto」"Huh, por como hablaste anteriormente de ello, pensé que sería un espacio especial conectado a toda la extensión del universo".

Sein reflexionó moviendo su cabeza hacia distintas direcciones "En principio el objetivo es evitar que las almas se desvanezcan o se corrompan, todo lo demás es el inevitable cambio por existir, se ha pervertido en una especie de torre con capas ilusorias...".

Sein detuvo sus palabras, ocultando el resto de su enunciado.

"Ya veo... Originalmente era una especie de archivero para almas, al cumplirse ciertas condiciones simplemente vuelven en busca de una nueva vida" 「Parece que realmente será lo mejor que pueda obtener」.

"Es relativamente mejor dejar el tema así".

"Sí... Tengo que hablar con mi <asistente>".

Sein sonrió ligeramente con alivio y regresó dentro de la perla.

Yi contempló la silla sobre la que Sein había descansado 「Quizá la debería dejar así」.

Entonces Drym apareció frente a él, sentada en el mismo lugar que estuvo Sein.

Con una sonrisa traviesa, observó fijamente a Yi.

"¿Sigues planeando ignorarme hasta que desaparezca?".

"Aún y si llegara a desear eso, es bastante clara la situación actual, estás en mi cabeza y no puedo sacarte".

Drym movió su cabeza de un lado a otro sin patrón alguno "Hum, humumum, por ahora no puedo manifestar mi cuerpo físicamente, eso no es un problema realmente, puedo actuar como hasta ahora".

Yi suspiró, sin más nada que comentar.

Drym apareció a su lado y sujetó el brazo de Yi, intentó presionar su brazo, aunque claramente no ocurrió nada "Es triste vivir como una ilusión".

Yi sintió la presión de los dedos de Drym en su brazo, sus ojos indican que no hay ninguna fuerza aplicada en su piel, pero su piel reconoció el contacto con un <algo>.

Drym se recostó sobre el hombro de Yi "Sabes... A pesar de ser una <ilusión>, puedes sentir todo lo que haga".

Yo cerró sus ojos, realmente no tuvo nada que decir ni agregar y sintió un nudo amargo en su boca.

Drym suspiró tristemente "Tan lejano como siempre, ¿Tan difícil te es reconocerme como un ser vivo?, ¿O es que simplemente me repudias por mi fase de crisálida?".

"Fase de crisálida... Interesante forma de llamarle, no te repudio, no te conozco y no te entiendo. No es como si fuera a aceptarte solo porque sí; considerando que has estado toqueteando mi núcleo de memoria, es sencillo y lógico desconfiar de ti".

“En cierto sentido tienes razón, aunque estoy bastante segura de que entiendes la razón de mi existencia”.

“Sinceramente no lo sé, tú tampoco”.

Drym suspiró, algo decepcionada “¡Vamos amo! ¿No podrías ser algo más sentimental? Soy tu compañera de vida, estaremos juntos hasta que la muerte nos separe”.

「Eso sonó como...」 Yi entró en cuenta de la razón tras la elección de sus palabras.

Drym llevó su mano derecha sobre sus labios, mientras soltaba una risita“Vaya, vaya, mi amo está pensando en cosas raras”.

Yi suspiró, observando al infinito espacio “En este punto estoy dudando de si deseas molestarme o simplemente eres así”.

Drym movió su cabeza en círculos por cinco segundo, antes de hablar “Hum... Humumumu, un poco de ambas”.

Yi llevó su mirada a Drym, sin mover su cabeza “Supongo que a él le gustaría ver ésto”.

Drym sacudió su cabeza “No, él ya ha visto ésto muchas veces, aún si quisiera verlo, mover sus núcleos de personalidad tomaría bastante tiempo. Son prácticamente lo mismo y comparten recuerdos, así que es ínecesario”.

Yi suspiró nuevamente “Ya veo”.


Comentarios del capítulo: (0)


dre-capitulo-102
DRE capitulo 102
28265
102

Xevent'ei, la estrella solitaria

—Ubicación: Sistema vitalis, colonia artificial Xevent'ei

——Fecha: 12 de marzo del 2554
———Hora aproximada: 11:34 AM

“... Finalmente hemos llegado a Xevent'ei” quién dijo esto fue Brendan【Su cabello, ahora café oscuro, tirando para gris cuelga con gentileza de su cabeza y se sienta en sus hombros】.

“No pareces entusiasmado” Ledia se acercó a Brendan con una sonrisa.

“No veo razón para estarlo” respondió él.

Ledia frunció su ceño, y suspiró al no entender la razón de carente emoción.

Simplemente no pudo comprender con lo que tienen frente a ellos que, ni siquiera se inmute.

Frente a ellos, a cientos de kilómetros de lejanía se extendió una titánica, no, incluso eso no basta para describir su tamaño.

Incluso un planeta como Júpiter se podría describir como insignificante al lado de esta impresionante esfera metálica.

Las celdas de la coraza son del tamaño de continentes enteros.

La inmensa cantidad de energía fluctuando en ésta provocó que ciertas partes brillaran, pareciendo venas para la propia esfera.

Y... Quizá esta comparación no sea errónea.

La nave de acercó a velocidades preocupantes que rápidamente se dispersan.

Aproximadamente tres pestañeos después se encontraron frente a una de las tantas celdas que componen la esfera.

De esta celda, una pequeña e insignificante pieza vió una abertura, que se expandió hasta dejar vía libre a aquella nave en la que Brendan y compañía se trasladan.

Una vez tocaron la zona de la coraza, cruzaron alrededor de dos kilómetros de grosor metálico antes de navegar sobre el interior de la esfera.

El lugar se vió bien iluminado, a pesar de la aparente falta de fuentes de luz.

Brendan abandonó la cubierta de mando, dirigiéndose a la cubierta principal, en la intemperie.

A pesar del aparente vacío, cuando sus pulmones aspiraron no fue un simple intercambio de energías.

En sus pulmones entró aire, oxígeno, bajo ningún concepto se le puede llamar con falsedad.

Los sonidos de sus músculos y su cuerpo se transmitieron por un medio legítimamente interpretable por las capacidades lingüísticas humanas sin la necesidad de un elemento ajeno.

Entonces enfocó su mirada sobre otra esfera metálica, una esfera llena de elementos en su superficie.

Desde bosques hasta ciudades, todo fue recreado en un ambiente que bien podría ser considerado perfecto.

Por encima de ellos, kilómetros de atmósfera, cubierta por una esfera metálica llena de venas.

A pesar de lo hermoso que se aprecia el exterior, la nave de Brendan siguió avanzando, adentrándose en la aparentemente interminable red de estaciones por debajo de la superficie.

Tras un largo viaje atracaron en una estación en particular.

Sobre el gran cartel de luces se estableció la leyenda “CityCenter&EnergyManagement”.

「... Me sigue descolocando que utilizen el término <ciudad>」.

Haciendo una seña a Ledia, Brendan desembarcó. Nadie bajó además de aquellos dos.

Sin prisas se dirigieron hacia las escaleras【que aparentan ser de mármol】.

Una persona tiró de la puerta, saliendo poco después.

【Como cualquier oficinista lleva un traje, de color blanco. Sus ojos fueron cubiertos con gafas cristalinas y su peinado es totalmente plano】.

Al verle, Brendan lo reconoció inmediatamente “¿No son éstas horas de trabajo?”.

Aquel hombre acomodó sus lentes y respondió “Incluso tú tomas descansos”.

“Demasiados... Desde que revertí el intento de centralizar la ogch, la oficina se siente muy vacía”.

“Hmph. Tu peor momento debe haber sido al convencer a la mayoría de los directores generales, algunas veces me molesta tener el mismo trabajo” El director general suspiró ligeramente.

Brendan levantó sus dedos medio e índice antes de decir con una sonrisa “Su pereza no se compara con su deseo de vivir”.

Ledia se llenó de confusión, revisando sus oídos.

“Esa... Fue tu estrategia” El director general suspiró “Cada vez te pareces más a Kran”.

Brendan regresó su mano dentro de los bolsillos de su pantalón.

“Juuu” Brendan alzó sus hombros “Existen diferencias fundamentales entre nosotros”.

Ledia sintió aún más confusión pero, sacudió su cabeza para deshacerse de sus pensamientos innecesarios.

Una de las venas en el techo fluctuó, formando una radiación de luz especial, produciendo el sonido de metal deformándose.

Brendan rodó sus ojos en aquella dirección lleno de desagrado.

“Veo que sigues sin apreciar éste lugar...” el director general acomodó sus lentes, observando directamente a Brendan.

“En efecto, la única razón por la que vine fue comprobar que no haya señales de Elecsias”.

El director general sonrió con malicia “¿Acaso tienes miedo de perdernos?”.

Brendan sonrió de la misma forma “Deberías ser tú el que tenga miedo de Elecsias”.

“Hnn... ¿Creés que tengo miedo de Swikan?”.

“No lo sé” Brendan sonrió “¿Le temes a un perro callejero?”.

“De igual forma ese perro callejero viene hacia Xevent'ei” el director general acomodó nuevamente sus gafas “Siempre puedes desaparecer”.

「Todavía sigue en investigación, no créo que vaya a revelar una sola cosa... sin embargo」.

Brendan asintió levemente “De hecho, creo que voy a esperar a Swikan”.

“Heh” el director general hizo enfasís en esa【e】recorriendo esa misma letra durante tres segundos “Brendan, el pulcro y orgulloso regente de la galaxia entrando en contacto con el mayor hijo de puta que ha visto este universo. Sin duda un espectáculo sin precedentes”.

El director general sacudió su cabeza con una sonrisa llena de burla, entonces se alejó lentamente mientras pronuncia casi susurrando “Si lo que buscas es investigar personalmente, te vas a decepcionar sin importar si encuentras la mayor pista posible”.

Paso seguido se fue con tanta tranquilidad que la conversación anterior pareciera no haber sucedido en lo absoluto.

Brendan suspiró, asintiendo hacia Ledia.

Ambos siguieron su camino, entrando en la estación.

Pasó inmediatamente por cada pasillo, ignorando los controles de seguridad hasta llegar a la capa más profunda.

Ahí cerró sus ojos, auras fluctuaron hacia Brendan, evitando a Ledia.

Asimiló las auras entrantes, decodificando su frecuencia.

Ledia observó como una polilla las luces que emite la máquina de la que provienen las auras.

Una vez terminado Brendan inició su marcha de regreso.

Ledia suspiró despidiéndose de las luces.

Regresaron a la primera capa de control, la salida está tan solo a unos metros.

En su lugar se dirigió a una puerta a mano derecha, el símbolo sobre la puerta se asemeja a un anillo con hélices.

Al entrar desaparecieron.

_Parte 2_

“¿Qué te diferencia de mí?” un hombre escupió, sus ojos rojos brillaron con fuerza, golpeando el corazón de una chica.

Se arrodilló, sintiendo que su corazón estuviera por estallar.

El hombre apoyó su pie derecho contra la cabeza de la chica “Responde, ¿Qué nos diferencia?”.

La chica luchó por respirar mientras sus pulmones pierden fuerza.

El hombre presionó sin piedad la cabeza de la chica, provocando un enorme dolor en la totalidad de su cabeza, un poco más y quizá sus huesos cederían...

“Tú... Tú... Has sido elegido por dios y yo...” dijo aquella chica con una voz seca y débil.

Los ojos de aquel hombre se llenaron de aburrimiento “¿Tú qué?”.

“Yo... No soy más que un perro que vive felizmente con sus sobras y... Nació para servirle” abandonó toda dignidad cuando se enfrentó a la muerte...

El hombre retiró su pie, rodando sus ojos “Ésta fue tu primer ofensa, por tanto lo pasaré por alto pero. ¡No te atrevas a dañar mi vehículo nuevamente!”.

“Sí... Mi señor, Swikan”.

“Una posesión no debe referirse a su dueño como lo haría otro ser humano” Swikan rodó nuevamente sus ojos hacia ella, esta vez no brillaron, simplemente movió su mano.

La chica sintió que su cuerpo se volvió extremadamente pesado en un instante, cayó adherida al suelo.

No importa cuánto intentase levantarse, ni uno solo de sus músculos se movió.

“Reflexiona sobre tus acciones” Swikan se marchó lentamente.

La chica susurró “Mis disculpas, Amo”.

Swikan sonrió con malicia, mientras se aleja.

Sin embargo, su sonrisa desapareció al ver a una persona en específico.

_Parte 3_

“Fuuu” Ledia espiró ligeramente al sentir sus piernas sacudirse.

En un instante se encontraron en medio de una plaza.

Las personas que les rodean apenas y reaccionaron al verles, el mundo siguió girando sin prestarles atención.

“Hm, hm, hn, huh” Los ojos de Ledia se llenaron de brillo mientras observó las cosas que les rodearon.

Al contemplar una tienda con el nombre “Rarezas de ayer y hoy” no pudo evitar separarse de Brendan.

Cómo una polilla que encontró una fuente de luz.

Cuando observó tras de si, se encontró con la situación de que Ledia ya no estaba.

Suspiró, siguiendo su camino.

Recorriendo aquellas interminables calles, sintió una enorme soledad.

Las personas a su alrededor, envueltas en su propia esfera no prestaron ninguna atención.

¿Cuál diferencia hay entre ésto y caminar sobre una calle abandonada?

Mientras pasaba por frente a un estacionamiento, un estruendo resonó tras una pared, irrumpiendo sus pensamientos.

Rápidamente se deformó y no tardó en separarse.

Una pieza del tamaño de una persona fue despedida con gran presión.

Este trozo se dirigió a Brendan, sin embargo, no estuvo siquiera cerca de golpearle.

Cuando levantó sus dedos derechos medio e índice frente a su rostro, la pieza se dirigió contra el suelo por la propia dirección de la energía liberada.

Tan solo un segundo después, una gran presión gravitatoria surgió en ese mismo punto, multiplicando la fuerza del impacto.

El suelo, creado con acero de tipo siete cedió fácilmente, como si fuera menos que una gelatina.

Entonces, Brendan fue capaz de enfocar las figuras que estaban tras la pieza.

Un hombre【joven, por apariencia no mayor de 25 años, vistiendo un traje negro, de apariencia sombría, su cabello negro fluyó en el viento con orgullo, sus ojos rojos y relucientes mostraron decepción】.

Su pie derecho presionó contra el rostro de otro hombre, de mediana edad【por apariencia de 40 años, vistiendo ropa holgada】.

Esa fue una imagen instantánea, algo que solo pudo lograr con su percepción mejorada.

En el instante que le siguió, aquella persona que recibió el golpe ya se había convertido en un charco de sangre.

“Descansa en las llamas del mundo”.

Las palabras de aquella persona fueron indiferentes del todo.

Brendan tragó saliva al observar a aquel hombre “Swikan...”.

Swikan volvió su rostro hacia Brendan, sorprendido por su presencia “¿Hn?”.

Cuando cruzaron miradas, el mundo se dispersó y sus auras comenzaron una lucha.

Tiñendose de realeza y divinidad explotaron, luchando por consumir al otro.

『Septima ley: separación』❈Tercer decreto: extracción❈.

Ambas auras se fortalecieron, cubriendo todo lo perceptible, adentrándose en su enemigo.

El aura de Brendan fue imbuida en una ley fundamental y aquella de Swikan fue inyectada con un decreto divino.

Se deformaron mientras asimilaron el inmenso poder concedido.

El aura de Brendan adquirió la forma de una cuchilla, mientras que la de Swikan tomó la figura de un taladro.

Sus auras colisionaron con fuerza, exprimiendo los comandos y... Colapsaron.

Brendan sintió un pinchazo en su mente, observó sin mediar palabra como la conexión fue cortada.

Swikan entrecerró sus ojos... 「Éste es tu límite después de todo... Elec」 Después sonrió brevemente “Su majestad, que alegría ser capaz de presenciarle”.

Brendan suspiró, reprimiendo su confusión. Se acercó a Swikan y estiró su mano “Un gusto verte en persona Swikan”.

Swikan rodó sus ojos hasta la mano tendida de Brendan, suspendida sobre el aire claramente espera algo.

Sonrió ligeramente mientras dirigió su mano, estrechando la mano de Brendan.

Ambos asumieron una postura desafiante, observando fríamente al otro.

Nadie hizo movimiento alguno, la tensión en el aire amenazó con aplastar al mundo.

Entonces, Ledia llegó corriendo hacia Brendan, con un abrazo le mostró aquella pieza de colección que acababa de comprar “¡Mira, mira, una figura del rey Kathos!”.

“Jeh” Swikan rodó sus ojos hasta llegar a una tienda departamental y se retiró volviendo su cuerpo en aquella dirección.

Brendan bajó su mirada, con los ojos abiertos en su totalidad.

Al ver a Ledia se relajó “¿En serio? ¡Quiero verlo!”.

Ledia sonrió “Puedes apostar por ello”.

Mientras Ledia aprecia su figura de Kathos, el rostro de Brendan se tensó 「... Un decreto divino... Como mínimo es un alto mando」.

Incapaz de hacer nada dejó las cosas como estaban, centrándose en Ledia.

Al ver a Ledia y su vivaz sonrisa se sintió... Lejano 「Es como si... Fuéramos de dos mundos distintos」.

Swikan suspiró al cruzar la puerta de la tienda departamental 「Una ley fundamental... ¿Cuánto has pervertido tu camino? Brendan...」.

Fijó su mirada en un mueble artesanal, al ver el precio frunció el ceño 「Espero que... Te destruyas a ti mismo por tu propia senda」.


Comentarios del capítulo: (0)