dre-capitulo-9
DRE capitulo 9
35166
9

Totalmente

Alice suspiró “Por mucho que lo intentes, no creo que puedas manejar un monstruo como prisionero” Alzó su brazo hacia la torre de comunicaciones “¡Terry! Manda un aviso a toda la población con la información necesaria”.

Terry se apresuró hacia aquella torre, dejando detrás al grupo.

“¿Y cómo lo harán? ¿Tienen algún mecanismo de interferencia que les permita la difusión de elementos externos a las originales encriptadas frecuencias? Como el D.I.S.A.L.D” Preguntó Jack con interés, pues nunca antes había visto uno expuesto.

“...”.

“Lo que quiso decir es ¿Pueden alterar las señales de los dispositivos de la ciudad?” Kelly recalcó al ver la reacción de Alice.

Alice sacudió la cabeza “Entendí lo que quiso decir, la pregunta es ¿Cómo sabe del DISALD? es un dispositivo de interrupción de señales a larga distancia que solo personas con cierta posición conocen, además su venta es directa de la ogch” Observó directamente a Jack “Tengo entendido que eres solo un capitán... No me explico cómo algo así llegó a ti”.

“Bueno... Mi maestra, por decirlo de alguna forma es una general... Supongo que poco o nada le importó eso”.

Alice entrecerró los ojos, personalmente no confiaba en ellos pero, había algo en Jack que le hizo ver diferente “Por ahora creeré en ti, espero no equivocarme”.

En ese momento los estruendos aumentaron.

El escudo colapsó tras los choques y las bestias se abrieron paso enloquecidas.

“Entonces, capitán espero resultados de usted... Tanto en batalla como liderazgo, si logramos ganar les daremos una de nuestras naves para que abandonen el planeta”.

Jack no sabía de qué manera reaccionar 「... Dejando de lado que sabe lo de la nave ¿Cómo debería tomarlo? Podría ser tanto una promesa de ayuda como una forma de decir que no nos quieren aquí... De cualquier forma no perdemos nosotros」 “Sí, señora”.「」

Alice mantuvo su postura y expresión neutral “La bodega está en el edificio izquierdo. Tomen tanto como necesiten”.

Después de decir eso se retiró al edificio central.

Tras ello se dirigieron a la armería dentro de la bodega, al no ser nada lejano el camino duró poco más de un minuto.

Jack eligió un par de pistolas de fuego de calibre 22, una espada de fotones y varios cuchillos de titanio.

Kelly dos desert eagle, un látigo eléctrico y 4 granadas de plasma.

Zeke dos espadas de ignición, 6 granadas de fragmentación y una pistola con silenciador calibre 22.

Ledia 4 granadas de fragmentación, un rifle francotirador y una ametralladora.

Brendan un lanzacohetes y una desintegradora.

Al salir observaron que inesperadamente la invasión no avanzo mucho.

“Veamos, hay en total 5 Distritos, el distrito central, sur, norte, este y oeste, el ataque se produjo al sur” Jack escrutó la ciudad con los detalles dado por el acercamiento en sus ojos “Parece ser que el frente se expande lentamente, sin embargo no ha superado el distrito sur”.

“¿Entonces qué esperamos? Vamos de una vez” Kelly se lanzó directamente en aquella dirección.

En medio del camino Jack volteó hacia Brendan “Y yo que creí que la vestimenta de Brendan era excéntrica, parece que su armamento lo es más”.

“El tuyo es también raro, ¿Quién usa espadas hoy en día?” Señaló Kelly.

En ese momento sin saberlo tocó uno de los puntos débiles de Zeke “Ya veo... Así que raro ¿Eh? con ese látigo usted parece una pervertida de cuidado” escupió secamente. Poco o nada de compasión se encontró en su tono.

Ledia los vio de reojo y se unió al revuelo lanzando leña al fuego “Totalmente”.

Kelly observó a Jack con esperanza en sus ojos. Cosa que se derrumbó cuando suspiró antes de decir “Sinceramente...” de forma extremadamente ambigüa.

Brendan observó extrañado la situación, pues poco o nada entendió de ella. Realmente la distancia entre ellos no fue tan grande pero estaban rodeados de distintos sonidos confundiendo sus oídos.

Kelly bajó su mirada, con las mejillas sonrojadas y una mirada evasiva “Yo... No ¿Cómo?... ¿Porqué?”.

“Bueno, la rayaron” Dijo Jack sin prestar mucha atención.

Ledia apuntó con su dedo a Zeke y dijo “Él empezó”.

Zeke les dirigió una mirada antes de decir “Discutan luego, miren esto”.

Al ser una elevación que fácilmente supera la altura de las casas que le siguen se vislumbra claramente el campo de batalla, a cinco casas de distancia.

Alrededor de la zona observaron personas luchando contra criaturas de lo más distintas. Si bien se mostraron variaciones parecidas, cada especie es grotescamente única.

Citando alguna como ejemplo. Aquellos que se mueven extremadamente rápido poseen una figura desproporcionada, la parte superior de las caderas hacia arriba es la figura de un conejo. Un pequeño y adorable conejo... Sin embargo, de sus caderas hacia abajo la escala sobrepasó lo estéticamente aceptable, siendo varias veces más grande que su parte superior.

Las otras criaturas que se presentaron de forma menos explícita fueron algunas que se asimilan a mantarrayas voladoras con tentáculos capaces de absorber la energía que les golpe y reconducirla...

En el otro lado, parecidos a platos se desplazan sobre el suelo y sigilosamente se acercan a su víctima, liberando una explosión de la que dudosamente se pueda escapar. Por suerte parece liberarse al contacto y no a proximidad... De cualquier forma resulta extraño ver como ellos mismos reducen sus números.

La última amenaza aparente es un Gigante de escombros, las ruinas alimentan su tamaño. En su interior probablemente le mantiene unido un núcleo, debido a la falta de movimiento presumiblemente está en reposo.

Jack observó detenidamente el panorama, su tez se oscureció “Son demasiados como para terminar rápidamente”.

Kelly se acercó al lado de Jack “Me preocupa especialmente el gigante... No creo que podamos atravesar toda su protección”.

Zeke pensó un momento en ello, sacudió su cabeza y señaló a Brendan, entonces dijo “Su armamento es idóneo para atravesar la armadura del gigante... Sin embargo, no está adecuado para un combate prolongado. Lo mejor es que aparezca cuando se precise”.

“Uh... Eh...” Brendan observó su propio equipamiento y suspiró “Supongo que tienes razón, esperaré aquí” Tras decir eso se acomodó sobre el piso sin ganas.

Jack dió media vuelta, estando de frente a su equipo “Kelly, tu látigo debería mantener a raya los suicidas. Ledia y Zeke, lidien con los... ¿Absorbedores? ¿Transformadores?”.

“Creo que queda mejor lanzadores” Bostezó Zeke

Kelly observó directamente a Jack, directo a los ojos “¿Planeas encargarte de los conejos mutantes sólo?”.

Jack dió otra media vuelta apuntando hacia las ruinas “Ese es el plan” Cerro sus ojos, sacó las pistolas y salto al techo del edificio más cercano, corriendo y saltando sobre las casas rápidamente llegó a la zona de invasión.

Tras avanzar las cinco casas de distancia no dudó en saltar hacia su primer objetivo, el regalo de bienvenida fue un disparo a bocarrajo en la cabeza, cuando la explosión se propagó en ondas de sonido su espada de fotones estaba funcionando plenamente. Cortando de forma diagonal los dos compañeros cercanos.

Rápidamente guardo la espada y lanzó tres cuchillos a un grupo no muy lejano, a una distancia aproximada de 5 metros.

Estos cuchillos atravesaron los objetivos sin detenerse, clavándose en una de las paredes magulladas.

Kelly incrédula preguntó “¿¡Q-Qué acaba de pasar!? Hace nada estaba a mi lado...”.

Zeke observó con calma, no dió muchas vueltas al asunto y decidió saldar las dudas de Kelly “Verás, es el resultado de la tecnología de modificacion biológica más avanzada. Un soldado Mk 7 tal vez, quizá sea un nuevo modelo experimental...”.

“¿Soldado Mk?” Ledia frunció el ceño ante tal afirmación.

“Su cuerpo es un arma en si mismo, es la forma más sencilla de describirlo” Zeke suspiró “Su fuerza probablemente supera los trescientos kilogramos, la velocidad no es menor, diría que es capaz de correr sobre el agua, pues alcanza los cien veinte kilómetros por hora, sus reflejos fueron refinados y la percepción del tiempo es aproximadamente 7 veces más rápida... He de admitir que algo de envidia le tengo”.

“¿Y se puede saber cómo conoces eso?” Kelly hizo contacto visual con Zeke, inquisitiva sus ojos examinaron a Zeke... 「No recuerdo tener a alguien tan problemático en la ciudad...」.

Zeke alzó sus hombros junto a sus manos, formando una especie de W “Adinivaré, estás pensando que no hay registros sobre alguien peligroso como yo en esas ruinas... Borré cada registro existente sobre mi, no te sorprendas. En cuanto a la información, deberías tener una idea de dónde viene” Tras lo cual se dió media vuelta “No es el momento para un regaño, si es lo que planeas”.

Los suicidas centraron su atención en el grupo, forzando el acto.

Kelly suspiró, contrajo sus hombros, haciendo tronar su espalda “La charla puede esperar”.

Tras ello se lanzaron teniendo en mente las asignaciones de Jack.

Jack disparó a tres de ellos, uno estaba por atacar a una persona, otro en el tejado de la residencia a su lado izquierdo y el último que reaccionó a la muerte de los otros cargando hacía Jack.

De entre la conmoción sintió la tierra bajo sus pies vibrar, de ella brotó un conejo que rápidamente fue aplastado por los pies de Jack.

En este punto Kelly, Ledia y Zeke entraron al campo de batalla, cercanos a Jack asintieron.

Kelly arrancó en dirección a los suicidas, desenrollando su látigo.

Aunque algo difícil al principio, comenzó a adaptarse al látigo. A cada azote le siguió una explosión y una baja enemiga.

Con tal de evitar entrar en contacto directo con el enemigo siguió en movimiento sin importar que se encontrará atacando.

Por su parte Ledia tomó posición desde un el tejado de un edificio, cumpliendo su labor como francotirador disparó a los suicidas que se salieron del rebaño.

Tan pronto como Zeke se cargó contra un lanzador, Ledia atacó el punto ciego. Permitiendo que sacase sus espadas de ignición y asestase un corte vertical con la derecha, seguido de uno horizontal con la izquierda. De las piezas que se desprendieron, un núcleo dividido en cuatro rebanadas cayó.

Jack siguió corriendo sin descanso, llegó a un grupo de cinco conejos acorralando a una persona, bastante apaleada... Sin mencionar que carece de brazo izquierdo y las corrientes escarlata no apuntan a una herida antigüa.

Disparó a los dos en los extremos mientras que a los otros tres los atravesó en un corte diagonal. El conejo del extremo derecho logró escapar de la bala, arrancó en dirección a Jack con la clara intención de matarlo.

Aunque su atención se encontró en los conejos que cayeron bajo su espada, reaccionó con algo de margen ante el ataque.

Cubrió su torso con el brazo derecho, el impacto sacudió su cuerpo, sintió que su brazo bien pudo haber salido volando.

Con un estoque clavó a su enemigo en el suelo, descansando sobre la espada dejó salir su cansancio en respiraciones profundas.

La persona expresó su agradecimiento, tras lo cual se marchó a tratar sus heridas.

Kelly sintió su cuerpo arder mientras incesante ondula su látigo, el rastro enemigo se ha perdido entre el haz de explosiones y polvo. Aunque eso no la detuvo en lo más mínimo.

Zeke siguió luchando contra los lanzadores, con la ayuda de los disparos de Ledia los lanzadores no representaron un reto.

Claro, no esperarían a ser aturdidos. Mientras cortó a través de un grupo de ellos, se formó una multitud que acompañados de alaridos dispararon toda su energía simultáneamente.

La zona es tan grande que Zeke no podría esquivarlo del todo. Arrancó con todas sus fuerzas, corrió sin pensarlo dos veces.

Su tobillo izquierdo se carbonizó, al perder su equilibrio cayó raspando su cuerpo contra las rocas en el suelo.

Las casas que se encontraban tras de él ya no eran, sino que se evaporaron dejando un campo baldío.

Zeke sonrió ligeramente “Este es el fin” dijo cortante antes de lanzar todas sus granadas al grupo de lanzadores que agotaron sus energías.

Con un suspiro se apoyó en una pared derruida.

Sin embargo... Un grupo restante comenzó a reunirse tras los escombros.

Jack apenas tomó un respiro antes de lanzarse ante el último grupo de velocistas, situado al norte y compuesto de 25 integrantes. Tan rápido como llegó, desapareció dejando únicamente cadáveres sangrientos y mutilados.

Uno tras otro, para él es tan simple como cortar barras de mantequilla. Probablemente tampoco los veía como más que eso, no presentó ningún cambio en su rostro mientras procedía.

Avanzó hasta llegar a Zeke, colocó su mano sobre el hombro de Zeke susurrando “Descansa”.

Antes de que Zeke pudiera reaccionar, Jack saltó sobre una pared y la usó como apoyo para impulsarse hasta el grupo restante de lanzadores.

Girando, arrasó el grupo como un remolino de cuchillas, tras lo cual aterrizó y suspiró.

Tras él, los cadáveres cayeron llenos de heridas profundas.

Poco después Kelly llegó junto a Zeke, ayudándole a levantarse “Finalmente...”.

“No” Jack empuñó su espada en dirección al gigante.

Kelly observó sorprendida al gigante “Pero... Parece inactivo”.

“¿Realmente eso crees?”.

Zeke suspiró “Kelly, vamos con Brendan. Él es la pieza clave”.

Jack asintió “Eso será lo mejor”.

El gigante comenzó a absorber los escombros, al mismo tiempo sus pliegues emitieron un rugido vigoroso.

“Oh, no...”.


Comentarios del capítulo: (0)


dre-capitulo-10
DRE capitulo 10
35262
10

Horas extra

En este punto la mayoría de las batallas finalizaron, aquellos que escaparon observan desde el relieve esperando que pudieran vencer al gigante...

Aquellos que se reunieron tras la lucha simplemente oscurecieron su tez. No dijeron nada, pero sus pensamientos son obvios.

De entre la multitud, dos niños formaron una sensación de esperanza bastante especial.

Y bebiendo una taza de té, Alice sonrió. Dejó la taza encima de la mesa, volteó su mirada hacia el campo derruido "Acabar con las moscas es algo normal. Ahora, comprobemos si eres digno de heredar las artes de mi clan...".

Tan firme como fuere posible, el gigante observó quieta y silenciosamente.

Esto dejó incómodo a Jack, no parece tener ansias de atacar. Aún así, es obvio que los ve como enemigos, pues su fijación es bastante clara.

Parece que el primero en moverse tendrá desventaja... O al menos eso pensaría bajo otra situación.

Sobre el papel, no hay forma de atravesar toda su armadura hasta el núcleo sin la ayuda de Brendan.

Suspiró antes de arrancar en contra del gigante, con una espada en su mano izquierda y una pistola en la derecha.

Antes de siquiera llegar había vaciado el cargador entero en distintos puntos del gigante, puntos que identificó como débiles. Sin embargo no sería tan fácil, las balas poco podrían hacer. Inmediatamente los agujeros se rellenaron con los diversos escombros que les rodean.

En respuesta a la agresión inicial, el gigante dirigió su puño hacia donde Jack está supuesto a pasar para llegar a él.

Con la percepción de Jack no fué en lo más mínimo complicado el concluir cual sería el momento preciso para saltar, creando un puente hacia la cabeza del gigante.

Alcanzó en un instante el hombro del gigante, apoyado en este balanceó su espada de fotones. Un corte basado en temperatura no contiene fuerza detrás por lo que simplemente descendió la anchura de la espada.

Para que la cabeza saliera volando pateó con todas sus fuerzas aquella figura peculiar.

El gigante no fue capaz de recuperar su cabeza a tiempo. Lo que resultó en este intentando reconstruirla.

Desde eso Jack concluyó la ubicación del núcleo en el pecho.

Corte tras corte avanzó en dirección al centro del pecho, no obstante. Aunado a la clara turbulencia provocada por sus movimientos en protesta, se adhirió el problema previsto de ser incapaz de atravesar los materiales internos.

Una batalla perdida desde el inicio, las capas internas simplemente no cedieron mientras que las capas externas dieron la peor de las oposiciones, enredándose nuevamente tras trozarlos.

Hasta la gota más insignificante de concentración se volvió de ayuda, reteniendo una posición desventajosa mediante un incesante asedio.

Tan absorto se encontró que la misma presencia de Brendan no representó cambio alguno en su alineamiento.

Fue el retumbar del arma lo que le expulsó del sueño lucido y procuró gritar a Brendan “¡Dispara! ¡Apunta al núcleo!”.

El rostro de Brendan mostró una clara indecisión, el despeje continúo de las capas exteriores implica su presencia. Por lo que claramente se vería afectado.

Por muy súper que uno se proclame no se es infinito, el ritmo de Jack comenzó a menguar pues su aguante se desmorona y ante esto la fuerza de oposición se incrementa.

Ante un enemigo debilitado lo más prudente es proceder con todo lo que puedas reunir.

Y así, cerrando sus ojos, prácticamente rezando por un buen final, Brendan apretó el gatillo.

Lo siguiente fue un impacto, la explosión vaporizó completamente las capas internas, fragmentando el núcleo.

Por su parte Jack se aferró a la cabeza que nuevamente quiso regresar a su cuerpo.

Claramente fue sacudido e impulsado en dirección contraria a la explosión. Teniendo a la cabeza como su escudo.

Apenas el núcleo partió de este mundo, el cuerpo del gigante se desmoronó en escombros, no fue la excepción para la cabeza, que resultó en chatarra sobre el cuerpo de Jack.

La única respuesta de Jack fue un pesado suspiro.

Kelly asistió a Zeke mientras ambos se acercaron a Jack.

Jack observó la pierna de Zeke “... Lo mejor será no perder el tiempo, reconstruirla con la tecnología de esta ciudad... Probablemente tome un día”.

“Era de esperarse” Respondió tras una risa seca.

Jack sacudió y los escombros en su ropa antes de tirar la gabardina al suelo “Realmente no sirve para el combate... Supongo que me quedaré con la apariencia clásica” hizo una seña a Brendan y Ledia antes de comenzar a avanzar.

En medio del fulgor de la batalla ignoraron lo que ahora era el panorama dominante.

Muerte, desesperación y miedo.

Cadáveres de aliados y enemigos decoran de forma macabra el suelo color bermellón, las víctimas lloran por lo perdido y las almas perturbadas tiemblan incapaces de extenderse, rezando por ser invisibles a los ojos enemigos.

A pesar del público nadie celebró su victoria.

“... Hace tiempo que no estaba en el frente, había olvidado la desesperanza que nubla a aquellos que huyeron de la muerte. Independientemente del resultado” Comentó Jack al observar el estado de las calles.

“Por ahora” Zeke suspiró “Es un estado temporal, eventualmente se sentirán agradecidos de seguir vivos”.

El par de mellizos que guardaron la esperanza desde el principio se encontraron frente a un cadáver.

El hermano observó erguido sin decir una sola palabra. En sus ojos se reflejó ausencia.

La hermana solloza sobre el cadáver.

Jack apenas les prestó atención alguna, no eran más que un detalle del panorama.

Hasta que, el hermano mayor se acercó y aló de la camisa de Jack débilmente.

“¿Qué ocurre?” Preguntó Jack sin darse la vuelta.

“...”.

Ante el silencio, Jack comenzó a avanzar.

La mano del niño se aferró a la camisa de Jack, mientras mueve su boca sin poder formar palabras.

“Escucha niño, yo—” Entonces escuchó aquella voz débil resonar en sus oídos

“Yo... Quiero unirme a la reserva infantil” Dijo el niño de forma vacilante. Prácticamente inaudible pero que, Jack escuchó claramente.

Jack se detuvo nuevamente y tras algunos segundos preguntó “¿Sabes lo que eso significa?”.

“Sí...”

Jack finalmente se dió la vuelta para observar al niño, suspiró para si mismo “Si entiendes las consecuencias... ¿Porqué quieres hacerlo?” entrecerró sus ojos.

“Por la misma razón que todos los demás lo hacen...Al que observaste es nuestro padre, nuestra madre murió hace años... Deberías saber lo que ocurre en colonias como éstas a huérfanos sin hogar”.

Jack hizo una seña al grupo para que nadie interfiera.

“Suenas demasiado calmado al respecto, especialmente para tu edad”.

“... ¿Eso te parece? Yo... No me siento para nada bien”.

“Sabes a lo que me refiero”.

El niño limpió sus ojos con sus muñecas “... Si... Si yo estuviera sumergido en el mismo estado que ella ¿Crees que estaríamos hablando? ¿Tendríamos algún futuro?”.

Jack le dió una palmadita en la cabeza al niño “Tienes razón. Ve por tu hermana”.

Mientras él se separó del grupo Jack observó reflexivo el llamamiento hacia su hermana.

「Éste sería el momento adecuado para alejarme lentamente... Sin embargo」 Cerró sus ojos, recordando lo que sufrió en sus primeros años enlistado.

Por otro lado fue más profundo, a recuerdos del pasado lejano. En un planeta olvidado y seco cada recurso es importante, los inútiles simplemente se pudren en la desgracia. Incluso él llegó a ver normal niños alimentándose de migajas en el suelo...

Rechinó sus dientes al pensar en el culpable de tal declive... En tan solo unos años el paraíso se convirtió en un infierno.

Con eso en mente esperó pacientemente.

Renuente a darle ese destino, habiendo visto de primera mano lo que le esperaría simplemente se resignó.

Cuando llegaron ambos la hermana solo mostró estar fuera de si misma.

El resto del viaje fue incómodo cuánto menos.

El silencio arrollador, el tono apagado de sus ojos y los pasos pesados fueron el ánimo de la retaguardia.

Jack suspiró en su interior nuevamente. Incluso después de tantos años le cuesta ver el rostro de un niño que ha perdido toda esperanza.

Nuevamente fueron recibidos sin gala alguna, no es sorprendente aunque sí decepcionante.

Al abrir la solitaria puerta, el contraste fue terrible.

En el interior, se extendió una cantidad de personas incontable a la vista.

Dentro del espacio libre, el grupo se transporta hasta la estación de atención en la que observan a Alice atendiendo a una chica.

La chica es despedida de la estación antes de que Alice hablase con ellos.

“¿En tan poco tiempo tuviste retoños? ¿Y quién es la afortunada? O tal vez desafortunada...”.

“Veo que sigue de buen humor tras todo esto” Jack hizo una seña con su rostro al espacio fuera de la estación mientras hablaba.

Alice retorció ligeramente sus labios “No hay necesidad de ser tan cortante. Si quieres ir al grano podrías simplemente haberme dado el reporte”.

Jack suspiró antes de sacar un sobre de dentro del bolsillo en su camisa.

Alice recibió el sobre, inmediatamente lo abrió.

Frunció el ceño antes de levantar su rostro hasta ver directamente a Jack “¿Cómo fue que tuviste tiempo de escribir esto?”.

“Uno tiene sus maneras”.

“...” Alice desvió su mirada hacia Kelly “Lleva a tu amigo al ala médica” Después observó a Brendan y Ledia “Lleven a los niños al centro recreativo”.

Con algo de incomodidad Brendan y Ledia se dirigieron a la puerta después que Kelly hubiera abandonado la estación.

Jack les detuvo en el último momento “Espera... Dame el desintegrador”.

Brendan levantó una ceja confundido pero, cedió el arma a Jack “Suerte” Dijo antes de alejarse.

El ruido de la puerta al cerrase fue lo único que dejaron atrás.

Ahora que el interior está sellado e invisible al exterior Jack alzó la voz.

“¿Y ahora?”.

Alice suspiró antes de tirarse al asiento “Subestimamos al enemigo pensando que sus únicas fuerzas son terrestres”.

“Ah, horas extra. Y del peor tipo” Dijo Jack frotando su frente.

“Preferiría que fueras lo más rápido posible. Están arrasando el norte”.

“Entonces me marcho” Jack abandonó la estación y no mucho después la alcaldía.

Lo cierto es que desde esta distancia pudo ver extremadamente bien el panorama...

Aves enormes oprimen la tierra desde las alturas. Como balas atraviesan el cielo... Y las viviendas.

Jack se congeló en ese mismo lugar. Sus manos se movieron inquietamente pero su cuerpo no respondió.

La figura de esas aves es idéntica a la de cuervos.

Sin embargo su comportamiento es absolutamente distinto, son simplemente máquinas asesinas.

Jack intentó calmarse a si mismo controlando su respiración. Aunque su alma se sacude en pavor, la resistencia que mostró le hizo recobrar la compostura.

Y entonces retomó la senda hacia el siguiente escenario.


Comentarios del capítulo: (0)