dre-capitulo-11
DRE capitulo 11
35433
11

Temor a correa

Ubicación: Marte, Ciudad desconocida, Distrito norte.

La longitud de aquellos cuervos roza los siete metros, su altura es mayor a la de un humano, probablemente dos metros y medio.

Sin duda su figura resulta imponente, la falta de movimientos incómoda y penetrante.

Jack tragó saliva pensando en cómo actuaría a continuación.

「... Dios, con la carga del desintegrador no sé si podré acabar con todos... Probablemente el tiempo que me tome ir de un lado a otro sea suficiente para las cargas, al menos eso espero」.

Apretó el desintegrador con fuerza.

Su dedo se movió de forma irregular varias veces antes de encender el desintegrador.

Arrancó hasta la pila de cadáveres más cercana a un cuervo en tierra, saltó dentro de esta y se ocultó entre los cuerpos. Cuando el cuervo expuso su pecho al acercarse a la pila de cuerpos, Jack disparó el desintegrador, eliminó una gran parte del cuerpo.

Dejó un agujero rectangular que atraviesa el cuerpo. Colapsó encima de Jack, tras lo cual usó el cadáver del cuervo como punto de apoyo para su siguiente movimiento.

Al menos ese era el plan, sin embargo, el cadáver del cuervo comenzó a desvanecerse en partículas oscuras.

"..." 「¿¡De qué están hechas estás cosas!?」 Jack se encontró consternado pues el efecto de desintegración es instantáneo, el desvanecimiento no es causado por el desintegrador.

Las partículas desprendidas del cuerpo fueron un camuflaje ineficaz pies alertaron a un cuervo vecino.

Este de acercó sin mucha cautela, más curioso que cuidadoso.

Antes que su cabeza pudiese atravesar la nube de partículas, toda la parte superior de su cuerpo se desvaneció.

Entre los dos cadáveres se volvió claro que la descomposición en partículas es causada por algo externo a su arma.

Como una bala, se lanzó hacia su siguiente objetivo.

La distancia no pequeña le permitió reaccionar, alzándose al vuelo. Sin embargo no alcanzó a alejarse.

Seguido de un poco notorio rayo, la mayor parte del cuerpo se desvaneció y los trozos en el aire fueron usadas como una escalera.

Al mismo tiempo que impactaron el suelo, plumas se incrustaron en el mismo lugar.

Su siguiente objetivo respondió a la ofensiva total con otra parecida.

Una ráfaga de plumas saltaron hacia Jack, debido a la movilidad reducida poco pudo hacer para lidiar con estas.

Rasgaron a través de su traje, algunas lograron atravesar su piel y se incrustaron.

Como era de esperarse disparó y rápidamente se deshizo de la amenaza.

"Tch" chasqueó su lengua. Sus pies se tensaron ante el riesgo de caer. Debido al repentino disparo no se alineó correctamente con su trayectoria.

No obstante tiempo para reponerse es lo que más le falta, un pico apunta hacia su brazo. Desprevenido del ataque forzó su cuerpo a dar media vuelta.

De la falta de balance y su poco margen de acción decidió abandonar los restos, con un salto se dirigió a las ruinas más cercanas.

El pico que nuevamente se abrió para arrebatar su brazo fue desintegrado sin demorarse.

Seguido del impacto en el suelo, los trozos de cuervo cayeron sobre él. Las plumas acumuladas a pesar de desvanecerse seguían en esos lugares, razón para que al aterrizar los trozos se encajasen aún más profundo.

Jack suspiró profundamente, su respiración se volvió inestable.

Realmente se sentía pesado, desganado perdió agarre sobre el arma.

「Realmente precipitado... Dios, siento que mi cuerpo de va a despedazar」 El crujir de las plumas desvaneciéndose fueron como explosiones en sus heridas.

Repentinamente un vendaval arrastró todo aquello que le cubría. Tomó control del arma nuevamente, tras una vuelta sobre si mismo disparó hacia el ave que produjo aquel vendaval.

"..." En el momento que diera la espalda sería apuñalado. Jack respiró profundamente antes de sacar un gel de su cinturón y colocarlo sobre sus heridas.

「Todo o nada」 Arrancó desde las ruinas con un vigor revitalizado, sus ojos nublados parecen verlo todo y a la vez nada.

Saltó tan alto como pudo y disparó apenas entrado el rango de alcance. Sin siquiera esperar haber aterrizado fijó su nueva ruta, una bandada que descendió a tierra para enfrentarle.

Ni llegado disparó nuevamente, lo que sucedió al cuerpo desvanecerse fue un ala barriendo en su dirección. Saltó sobre el ala y disparó al ave, tras ello da una voltereta, aterrizando sobre la espalda del siguiente no duda en disparar.

De esto resulta en una caída al suelo, rodando se abre camino hasta tener espacio libre, tras lo cual vuelve a disparar...Y otra vez, eliminó a dos de ellos que estaban juntos.

Una ráfaga de plumas le golpea como un huracán, cosa a la que no reaccionó en lo absoluto, en su lugar, siguió la masacre.

Tras eliminar al primero del grupo que libera sus plumas, salta con todo el impulso posible.

Aterrizó sobre la espalda del segundo, con la velocidad a la que impactó sobre el cuerpo bien pudo haberle matado, sin embargo, volvió a disparar.

Con la visibilidad de los siguientes dos realiza una barrida total.

La desintegradora fácilmente podría ser un crematorio en este instante debido a los contínuos disparos.

Nuevamente partió a una velocidad inhumana, ignorando totalmente el autocontrol.

Con sus sentidos al límite eliminó en una décima de segundo a tres cuervos que se encontraban juntos, disparó dos veces seguidas ante los que se encontraban uno tras del otro, tras eso saltó hacia un nuevo grupo mientras disparó al último de este mismo.

Aterriza como un meteorito y dispara a dos de ellos, sin embargo, uno de estos le golpea con su cola, mandándole a volar contra una roca.

Dispara a este y a uno distinto que quiso arremeter en su contra.

Finalmente se enfrentaría al último, sin embargo cuando estaba a punto de tirar del gatillo la claridad volvió a sus ojos.

Tosiendo intentó liberar los conductos respiratorios de la sangre.

Tiró del gatillo varias veces, no obstante nunca se accionó.

Antes que pudiera reaccionar la bestia arremetió en su contra, perforando su estómago.

Jack retrocedió varios pasos antes de caer sobre el suelo, vomitó sangre sobre si mismo.

Sacó su espada de fotones y con su conciencia desvaneciéndose la empuña en contra del cuervo.

Ante los gestos provocativos de Jack, el cuervo arremete nuevamente, lo cual provoca que su cuerpo sea cortado sin posibilidad de recuperación pues, el núcleo en su interior cae encima de Jack.

Incapaz de decir nada, con su boca y nariz ensangrentadas. Se aferró al núcleo y así su mente descansó.

Fuera de cualquier expectativa, del núcleo se extendió una luz negra. Tan intensa como cegadora se unió lentamente a su cuerpo.

✠ - ✠  

Toc. Toc.

Keo golpeteó suavemente la puerta frente a él "Señorita Beatrice, hemos avanzado en la investigación. Vengo a informar los puntos más relevantes".

Tras unos cuantos segundos de silencio pudo escuchar el puente magnético desactivarse.

Y así ante su visión se reveló la habitación, una voz no muy lejana declaró "Pasa".

Keo se adentró sin prisa alguna, tomó asiento en un sofá a la esquina, su espacio es de alrededor de tres personas y frente a este se encuentra una mesa de madera.

Beatrice asomó su rostro desde la cortina que separa la cocina "¿Quieres té?".

Keo levantó su mano , sacudiendola suavemente "Preferiría algo de café negro, si es que hay".

"Claro".

...

Tras unos cuantos minutos Beatrice se acercó a la mesa, colocando un plato con dos tazas.

Seguidamente tomó asiento del lado contrario a Keo, siguiendo la separación de un espacio en el sofá.

Tomó la taza de té y sopló suavemente, tras tomar un trago preguntó "¿Y bien?".

Keo agarró una cuchara de hierro y cuchareó la taza "Hemos hecho una gran variedad de pruebas".

Sopló la cuchara y bebió su contenido "Si hablamos de la composición es un completo misterio. Es una forma cristalizada, sin embargo, no podemos clasificarlo bajo ninguna etiqueta conocida".

Beatrice separó la taza de sus labios y cerró sus ojos "Entonces ¿Podemos dar por perdida esa sección?" Después de preguntar bebió otro trago.

"No necesariamente" Keo comenzó a batir el café con la cuchara "Es cierto que no coincide, no obstante. El propósito podría ayudar a desvelar algo del camino, hemos llegado a la conclusión de que es un circuito complejo".

"¿En qué sentido?".

Keo suspiró dejando la cuchara de un lado "Parece manejar conexiones a nivel molecular, es una inmensa red lógica que parecía sostener la forma del gran rojo. Al probar distintas señales eléctricas ha formado campos magnéticos extremadamente elaborados y con claras diferencias".

Beatrice colocó la taza de té sobre el plato tras dar un último sorbo, después observó la taza de café, difícilmente pasa de haber consumido una tercera parte.

"Entonces procesa información directamente... ¿Han probado la interacción directa?".

Keo tragó saliva antes de beber nuevamente de la taza "... Hemos prohibido la interacción directa, pues no sabemos lo que podría desatar".

Beatrice rió ligeramente ante aquella afirmación "Dirige el camino, quiero ver con mis propios ojos la investigación".

Keo bebió todo el café, colocó la taza en el plato y mostró una pequeña sonrisa "Claro...".

Atravesando los pasillos metálicos Beatrice suspiró mientras estiró sus brazos.

"..." Keo se encontró incómodo, no sabía qué pero algo estaba mal.

Deteniéndose frente a la entrada Keo respiró profundamente "Llegamos".

Se hizo a un lado de la entrada y esperó a que Beatrice diera el primera paso, después le siguió de cerca.

Beatrice observó el interior con poco menos que insatisfacción.

Los trozos se encuentran resguardados tras cajas de cristal de un grosor de 15 centímetros. Los pocos investigadores que interactúan con ellos lo hacen a través de guantes a los costados.

"... Tal vez demasiada protección, bajo lo que has dicho no responde a menos que se de una corriente eléctrica".

"No veo razón para descuidar la protección, después de todo apenas llevamos unas horas con este material".

"Podría ser... No niego la probabilidad de que sea peligroso" Beatrice recorrió el cristal "Pero prefiero comprobar lo que hace yo misma".

Las manos de Keo se movieron instintivamente en dirección a Beatrice intentando detenerla pero, suprimió esa inquietud en su cuerpo 「... Dios santo, no, no, no, no, no quiero quiero ver esto」 Cerró sus ojos.

Al tocar el fragmento su cuerpo se envolvió en una luz plateada.


Comentarios del capítulo: (0)


dre-capitulo-12
DRE capitulo 12
35821
12

Desde las sombras

El resplandor plateado lentamente desapareció, junto a este se fué el fragmento.

La ausencia del destello fué llenada con un aullido desesperado.

Beatrice cayó al suelo retorciéndose de dolor, la mano con la que tocó el fragmento se llenó de siluetas bajo su piel que se expanden como la raíz de una planta.

El momento en que sus gritos ahogados dejaron de sonar Keo abrió sus ojos, 「Llevaré tus tulipanes favoritos a tu funeral...」 pensó.

Más grande no pudo ser su sorpresa al ver a Beatrice intentando erguirse en una silenciosa batalla contra sus debilitadas piernas.

Inmediatamente la ayudó a levantarse, apoyándola en su hombro.

Estuvo a punto de señalizar a sus compañeros que la llevasen al ala médica, sin embargo, fue interrumpido por la sensación de algo deslizándose.

Con pasos temblorosos Beatrice caminó hasta la siguiente caja, de un trompetazo deslizó el cristal y tocó el fragmento resguardado.

A parte de las pequeñas convulsiones en su brazo no hubo otra respuesta.

“... ¿Suficientes pruebas para un nuevo reporte?”.

“...” Sorprendido Keo se quedó sin palabras. Poco después sacudió su cabeza y respondió “Sí...”

“Bien”. Tras decir lo anterior, Beatrice se marchó dejando atrás la sala de pruebas.

Keo intentó acercarse, no obstante, fue ignorado totalmente.

Así se quedó solo con sus pensamientos. Si ignoramos que sus dos compañeros estaban en pánico por los acontecimientos recientes.

“...” 「Ella siempre fué valiente pero nunca estúpida, jamás se habría puesto en primer lugar para algo tan absurdo... Simplemente ¿Qué estará ocurriendo en su cabeza? Para actuar como si tuviera el juicio nublado... ¿Ira?」.

Se acercó a su banco de trabajo y deslizó suavemente su dedo índice sobre la mesa 「Me sienta mal dejarla sola... Por desgracia no es capaz de notarme si no soy de necesidad」.

...

Una vez cruzó el marco de la puerta, las siluetas bajo su piel dejaron de extenderse. 

El dolor fue reemplazado con una sensación de frescura.

Observó cansada sus manos, aún sin la presión seguían temblando.

Tomó asiento en el sofá y lentamente se dejó caer de lado.

Con su mirada fija en la taza de té suspiró.

“Jack... ¿Realmente?”.

¡Cling!

La cuchara de metal golpeó la taza de porcelana por si sola, esto alertó a Beatrice.

Contempló la escena ante sus ojos, movió un dedo y sus pensamientos cambiaron de lugar.

...
...
...

Toc. Toc. Toc.

Keo golpeteó suavemente la puerta que le sucede.

Sin detalle alguno, la puerta se abrió en total silencio.

Keo se andentró a paso cauteloso.

Beatrice yace sobre el sofá bostezando.

“¿Cómo?” fue su única pregunta.

Beatrice suspiró “Debería ser obvio”.

Keo estupefacto intentó formular una explicación en su mente 「El fragmento... Placa de instrucciones... Fusión... desactivación instantánea...Campo magnético... ¿Magnetismo? Claro, las interacciones con fuentes de energía generaban campos magnéticos... Dios mío」.

Keo tragó saliva “¿Tienes idea de lo que acabas de hacer?”.

“Apostar”.

“Exacto, apostaste tu vida. ¿Qué hubieses hecho si fuere un veneno? O peor aún, en caso fuere un arma biológica”.

“Nada en absoluto, estubiese muerta. Es lo más probable”.

Keo revolvió su propio cabello en frustración “Dios, dios, dios, dios. ¿Qué te ocurre? ¿Porqué actúas así? Eres totalmente distinta a la Beatrice de ayer”.

Beatrice se detuvo un segundo a contemplarse a si misma.

“...”.

No pudo responder o tal vez no quiso hacerlo. El frío silencio mantuvo su reinado hasta ser roto con una simple frase.

“El reporte... Dime lo que sentiste cuando tocaste el fragmento y lo que ocurrió tras abandonar la zona”.

“Cada fibra de mi cuerpo... Sentí como si fuese aplastada, cortada y desgarrada continuamente. Cuando se detuvo, una sensación fantasmal de dolor recorrió mis interiores, finalmente tras alcanzar mi habitación todo dolor se desvaneció”.

Mientras pronunció aquella explicación lentamente se encogió sobre el sofá.

Keo suspiró lentamente 「Tres etapas...」 “Asignaré un equipo especial para monitorear tu estado” tras decir eso abandonó la habitación.

Mientras su presencia desaparecía resonó una última declaración “Capitán, almirante, soldado. Independiente del rango, el juicio nublado es un peligro mortal”.

✠ — ✠

------ 4 Febrero de 2553 D.C

--- 7:23 PM

En una cama yace dormido Jack, a su alrededor cortinas con poca separación. Más allá de ellas otras camas y pasillos.

Kelly se encontró sentada a su lado, escribiendo sobre un teclado holográfico.

Deslizó suavemente sus dedos a través del marco y este desapareció. Sus ojos retomaron el rumbo, aterrizando su visión sobre el monitor adyacente a la cama.

Suspiró profundamente mientras dejó caer su rostro sobre la cama.

Débilmente pinchó la pierna de Jack con su dedo índice izquierdo repetidas veces.

Ante la falta de respuesta enterró su rostro en la manta 「Bien... Esperaré」.

...

...

Jack abrió los ojos pero, el cielo rojizo jamás llegó a sus pupilas, en su lugar un blanco homogéneo.

Lentamente volteó a su lado izquierdo, observó cortinas a su alrededor y un monitor a su lado 「Un apartado médico de emergencia... Supongo que al menos fueron lo suficientemente amables de ir a recoger el desastre」.

Casi suspira, si no fuera porque sus pulmones duelen 「Con probablemente tanta gente que me rodee tras esas cortinas, se siente bastante solo」.

Finalmente volteó a su lado derecho, sorprendido observó a Kelly. Ella se mantuvo quieta, con una mirada perdida y sus manos entrelazadas.

Sonrió ligeramente 「Al menos alguien me esperaba」 aclaró su garganta.

Kelly reaccionó sorprendida, escondió sus manos tras su espalda “V-veo que te has recuperado”.

Jack movió ligeramente su hombro izquierdo “Podría estar mejor pero, sí”.

Kelly movió sus manos nerviosa por unos instantes, alejó su mirada y tras aclarar su garganta preguntó “... ¿Que ocurrió? Cuando llegó el equipo de rescate estabas completamente matrecho, sin embargo, no había un solo cadáver a tu alrededor”.

“Desaparecieron”.

“¿Hum?” Fuera de su control ella regresó su mirada hacia Jack.

“Tras destruir el núcleo, ellos desaparecieron. Lentamente se desvanecieron en el aire” Enfatizó sus palabras abriendo su puño.

“Hmmmm, se desvanecieron tras perder su núcleo... ¿Materia inestable?” Kelly llevó la palma de su mano en contra de su frente dubitativa.

“De cualquier forma, debería presentar el informe” Alzó su torso de la cama. Un dolor punzante cubrió su abdomen y se detuvo.

“Wow wow wow, calma” Kelly se levantó inmediatamente y se acercó a Jack, una vez frente a él, le empujó lentamente contra la cama “No es necesario, ya han marcado como completada la operación. En el momento en que hayas sanado, bien podremos irnos” .

El dolor en su abdomen se desvaneció conforme se apegaba a la cama “¿Haber sanado...?” murmuró.

“Con la tecnología presente se suponía que debías estar listo en un día...” Cuando asentó todo su torso, perdió el balance de su pierna, el peso de su cuerpo empujó sobre los hombros de Jack.

“Ack” Jack se quejó a voz baja, vio el rostro de Kelly a pocos centímetros del suyo propio, los labios de Kelly temblaron suavemente, pero fué capaz de verlo claramente.

Cerró sus ojos y sintió la presión desvanecerse de sus hombros, solo cuando escucho el sonido de la manta moviéndose abrió sus ojos “¿Se suponía?... ¿Cuánto tiempo ha pasado?”.

Kelly acomodaba las mantas, cuando respondió “Tres horas, tu tasa de regeneración es sorprendente pero, todavía no has sanado del todo... Solo relájate”.

“... Bien” Resignó toda fuerza en su cuerpo y simplemente se sumergió en el abrazo de la comodidad 「Hmmm ¿Qué debería decirle ahora?」.

“...”

Tras el silencio, Jack sonrió ligeramente “Me alegra que me hayas esperado”.

Los labios de Kelly se apretujaron queriendo expulsar palabras retenidas.

Una de las tantas cortinas se abrió, de ella emergió Brendan empuñando una aspiradora “¿Qué tal?” Preguntó.

Jack rió en respuesta “¿Has decidido quedarte o porqué has conseguido trabajo?”.

Kelly no reaccionó, se quedó helada.

Brendan recortó la aspiradora en el soporte de ella cortina “Ser invitados no quieres decir que no podamos ayudar”.

✠ — ✠

Ubicación: Sistema Osiris, Ahtem

Una sala solitaria y silenciosa, solo un hombre basta para llenar con su presencia la basta extensión.

Su cabello negro azabache no fué más oscuro que sus pensamientos.

En su escritorio se manifestaron varias pantallas, en ellas filas de números decrecen continuamente.

Entonces algo llama su atención, un mensaje de alta importanci llegó al sistema.

Tras abrir y leer el reporte la furia llenó su ser.

“... Parece que voy a tener que limpiar algo de basura” Acto seguido abandonó su escritorio.

Acomodó sus lentes mientras se dirigía a la puerta “Llama al consejo” Dijo sin más.

En respuesta una voz resonó en su mente 「En seguida」.

Abandonó la sala, la pantalla sigue encendida y dentro de ella se lee:

De: ID: S01
Para: ID:A01
Asunto: Avances en las investigaciones

Tras recuperar conexiones con las bases perdidas, el departamento de investigación criminal comenzó su trabajo...

Todo indica que el origen fue dentro de la tierra, una se ha emitido un token de emergencia obligatorio durante el inicio del día.

Aparentemente el departamento de investigación de Osidias organizó una presentación...

Un testimonio sugiere que la presentación fue negligente y falló estrepitosamente.

La consecuencia es una invasión viciosa y malvada. Sugerimos la supresión de Osidias y redirección de la milicia.  

✠ — ✠

???

Un hombre vestido de mayordomo atraviesa un pasillo oscuro, cada paso resuena sobre el estrecho espacio.

Al acercarse a una puerta dorada se detiene en seco “Mi señor, he vendido a actualizarlo sobre la invasión”

La puerta tembló, una voz ronca la atravesó “Habla”.

“Hemos arrasado tres sistemas solares” Respondió el mayordomo.

“...”.

A pesar del silencio el mayordomo mantuvo su rostro firme, sin cambio alguno.

“¿Solo eso?”.

“Solo eso”.

¡Cof! ¡Cof! ¡Cof!

La persona tras la puerta tosió con fuerza.

“¿En qué fallamos?”.

“Todas nuestras predicciones fueron fallidas; el grupo de supervisión midió las diferencias con nuestras previsiones... Aparentemente ese universo tiene una historia turbulenta, todos los parámetros están rotos”.

“Ya veo... Hemos perdido esta batalla, ordena al grupo supervisor que ejecuten la orden diecisiete”.

“Entendido, mi señor” Tras hacer una reverencia el mayordomo volvió sobre sus pasos.

La voz, siendo dejada en soledad murmuró para si misma “Si no es segura una guerra relámpago... Veré si puedo diezmarlos”.


Comentarios del capítulo: (0)