btth-capitulo-1-471
BTTH - Capítulo 1 471
23982
1471

BTTH - Capítulo 1 471: Tres Fénix Demonios del Cielo

"Este tipo, todos sus entrenamientos toman tanto tiempo..."

La Pequeña Hada Doctora se paró en la cima del abismo mientras miraba la roca donde Xiao Yan estaba sentada. Ella suspiró indefensa con una voz suave.

Ya había pasado medio mes desde que Xiao Yan había entrado en su estado de entrenamiento. Durante este medio mes, no mostró ningún signo de despertar. Una espantosamente pura energía se ondulaba a su alrededor como una nube. Si uno la agarrara, parecería tan viscosa como el agua...

La Pequeña Hada Doctora y Qing Lin fueron naturalmente capaces de decir que Xiao Yan estaba en una etapa crítica de su entrenamiento. Por lo tanto, no hablaron en voz alta para no molestar a Xiao Yan a pesar de pronunciar palabras de sus bocas.

"La hermana mayor Cai Lin tampoco ha revelado ninguna actividad..." Los ojos de Qing Lin miraron al fondo del profundo abismo como ella lo dijo. La superficie del lago en continua ebullición se había calmado hace un par de días. Toda el Manantial de la Primavera Amarilla Nueve Sereno había recuperado su antigua calma. Cai Lin, que estaba dentro de ella, tampoco había mostrado signos de movimiento.

"Cai Lin debería estar bien. Siendo una Pitón Devora Cielos de Siete colores, es como un pez que ha encontrado agua en este Manantial Nueve Sereno..." La Pequeña Hada Doctora sonrió. Podía sentir la espantosa energía oscura y fría, que se había aglomerado en el Manantial de la Primavera Amarilla Nueve Sereno durante incontables años, reunida en las partes más profundas del lago. La energía estaba siendo absorbida por el cuerpo de Cai Lin.

"Parece que sólo podemos seguir esperando. Según lo que dijo el Jefe de la Tribu Yao Ming, parece que el Fénix Demonio del Cielo ha empezado a mostrar signos de movimiento..." Qing Lin comentó.

"Xiao Yan debería terminar pronto..." La Pequeña Hada Doctora asintió. Sus bonitos ojos se posaron en Xiao Yan, que estaba sentado en una nube persistente. Xiao Yan estaba retirando gradualmente su aura. Era probable que estuviera a punto de tener éxito.

Qing Lin asintió. También se sentó en una roca y esperó en silencio a que terminara el entrenamiento de Xiao Yan. Yao Ming ya había dado la orden de sellar el área a diez mil pies del profundo abismo. Aparte de las dos mujeres, nadie entraría y molestaría a las dos que estaban entrenando.

Otros dos días pasaron tranquilamente en medio de esta espera...

La nube viscosa que se había formado alrededor de Xiao Yan emitió repentinamente una intensa fluctuación cuando la mañana del tercer día envolvió gradualmente la tierra. La energía natural circundante parecía haber sido arrastrada por algo mientras surgía en todas las direcciones. Finalmente, se reunió en una enorme tormenta de energía en el aire sobre Xiao Yan. El borde de esta tormenta estaba conectado a la parte superior de la cabeza de Xiao Yan.

Este cambio inesperado también despertó a la Pequeña Hada Doctora y a Qing Lin de sus estados de entrenamiento. Alguna sorpresa se reflejó en sus rostros mientras observaban este inusual fenómeno.

"Parece que su entrenamiento casi ha terminado..."

Los ojos fuertemente cerrados de Xiao Yan dentro de la nube se abrieron de repente después de que la Pequeña Hada Doctora pronunciara esas palabras. Una luz de energía se disparó y penetró en la pared delante de él, formando dos agujeros negros de profundidad desconocida. Levantó la cabeza, abrió la boca y aspiró violentamente.

"¡Bang!"

La tormenta de energía de mil pies de largo se derramó mientras Xiao Yan succionaba. Fluyó a través de su garganta y entró en su cuerpo.

"¡Ka ka ka!"

A medida que el cuerpo de Xiao Yan devoraba más energía, comenzaron a filtrarse indicios de una fluctuación de energía. La energía agrietó las duras paredes de piedra que lo rodeaban, formando innumerables grietas enormes. Las rocas gigantescas fueron acompañadas por un fuerte ruido sordo al caer. Finalmente, cayeron en el profundo abismo que había debajo.

"¡Swoosh!"

Esta actividad que surgió del profundo abismo atrajo naturalmente la atención de muchos expertos de la Tribu de la Pitón Serena Profunda de las Nueve Tierras. Sus rostros se asustaron, pero sólo podían permanecer a diez mil pies de distancia del abismo. No pudieron acercarse a ver el inusual fenómeno debido a las órdenes que Yao Ming había dado.

Un par de rayos de luz vinieron parpadeando desde la distancia. Aparecieron sobre el profundo abismo. Yao Ming y un par de muy experimentados Ancianos de la Tribu de la Pitón Serena Profunda de las Nueve Tierras fueron revelados. En este momento, sus ojos revelaron un shock al ver a Xiao Yan tragar la energía circundante.

"Qué aura tan poderosa. Es probable que el actual señor Xiao Yan se acerque rápidamente a una segunda estrella Dou Sheng, ¿verdad?" Un Anciano exclamó.

Yao Ming agitó la cabeza al oír las conjeturas. Dijo, "La Esencia de Sangre del Santo Demonio puede ser poderosa, pero no es tan fácil elevarse dentro de la Clase Dou Sheng. Ser capaz de alcanzar una estrella avanzada Dou Sheng no es malo..." Siendo un avanzado Dou Sheng de dos estrellas, entendía claramente lo difícil que era subir a través de cada pequeño Nivel.

"Sin embargo, ser capaz de volar desde una estrella inicial Dou Sheng a una avanzada... esto ya ha superado mis expectativas." Yao Ming exclamó. Si pudiera obtener toda la Esencia de Sangre del Santo Demonio, se sentiría confiado de poder elevar rápidamente su fuerza a la tercera estrella de la Clase Dou Sheng. Sin embargo, si era sólo una gota, sólo confiaba en que sería capaz de avanzar en tres años.

"¡Bang!"

Mientras Yao Ming conversaba con los pocos Ancianos en el cielo, esa enorme tormenta de energía fue completamente tragada por el cuerpo de Xiao Yan. Después de que el último rastro de energía entrara en su cuerpo, toda la zona comenzó a calmarse gradualmente.

"Hu..."

Un aliento que contenía una rica energía fue exhalado lentamente desde la garganta de Xiao Yan. Se aglomeró en un líquido que se esparció hacia abajo. Este líquido fue aterrizado en algunas rocas enormes. Esas rocas se cristalizaron lentamente y parecieron como jade.

"Ja, ja, felicitaciones por el avance del hermano de la Clase avanzada de una estrella Dou Sheng, Xiao Yan. Abrir paso a la Clase de dos estrellas Dou Sheng es sólo cuestión de tiempo." Yao Ming descendió rápidamente del cielo después de ver a Xiao Yan cesar su entrenamiento. Juntó las manos y se rió a carcajadas.

Xiao Yan sonrió educadamente cuando escuchó las felicitaciones de Yao Ming. Apretó el puño y se sintió bastante satisfecho. Una gota de la Esencia de Sangre del Santo Demonio casi le había permitido entrar en la segunda estrella de la Clase Dou Sheng. Esto era difícil de imaginar. Si hubiera devorado completamente toda la sangre de la esencia por sí mismo, podría haber alcanzado a Yao Ming. Estando en posesión de una Llama Celestial, se refinó y le ayudó a absorber la mayor parte de la energía en la Esencia de Sangre del Santo Demonio.

La energía dentro de su cuerpo se convirtió automáticamente en ropa en la superficie de su cuerpo para reemplazar su ropa destrozada después de que se paró en la niebla. A su Nivel, era posible que Dou Qi se transformara en cualquier cosa con un simple pensamiento.

"Parece que Cai Lin todavía está entrenando..."

Los ojos de Xiao Yan miraron al Manantial Amarillo Nueve Sereno de abajo. Desde su percepción, fue naturalmente capaz de sentir la interminable energía oscura y fría dentro del Manantial Nueve Sereno, que se eleva hacía una gran criatura. Esa gran criatura era la Pitón Devora Cielos de Siete Colores en la que Cai Lin se había transformado.

"Jefe de la Tribu Yao Ming, ¿hay noticias de la Tribu Fénix Demonio del Cielo?" Xiao Yan preguntó con una sonrisa mientras sus ojos se posaban en Yao Ming.

"Sí". La sonrisa en la cara de Yao Ming se retiró al escuchar esta pregunta. Asintió lentamente antes de alcanzar a Xia Yan con una voz profunda, "Basado en la información que he obtenido, la Tribu Fénix Demonio del Cielo ha enviado algunos expertos al reino vacío para ayudar a las tres grandes islas de los Dragones durante estos días".

"En efecto, han elegido intervenir, eh". Xiao Yan sonrió débilmente. No le sorprendió esta noticia. Los de la Tribu Fénix Demonio del Cielo tenían malas intenciones. Usarían cualquier truco disponible para obtener la Sangre del Fénix Dragón. Esas tres grandes islas de Dragones realmente ignoraron todo para salir victoriosos. Incluso invitaron a sus enemigos a su territorio.

"¿Cuántos expertos ha enviado la Tribu Fénix Demonio del Cielo esta vez?"

"La mayoría de los enviados por la Tribu Fénix Demonio del Cielo esta vez están en la Clase Dou Zun. Por supuesto, no hay mucha gente de la que debamos preocuparnos. Sólo hay tres que nos preocupan. Estos tres son todos los grandes Ancianos de la Tribu Fénix Demonio del Cielo. Tienen una reputación extremadamente feroz en el mundo de las Bestias Mágicas". Yao Ming habló con una expresión algo grave.

"¿Oh? ¿Quiénes son estos tres? ¿Cómo es su fuerza?" Xiao Yan levantó su ceja.

"¡Estos tres grandes Ancianos son conocidos como los Tres Fénix Demonios del Cielo, Feng Huang, Kun Huang, Ying Huang!" Yao Ming declaró: "Entre ellos, Feng Huang es un Dou Sheng de dos estrellas intermedias, Kun Huang es un Dou Sheng de una estrella avanzada, y Ying Huang es un Dou Sheng de una estrella intermedia..."

"Tres Dou Shengs".

La expresión de Xiao Yan cambió ligeramente. Fue inesperado que la Tribu Fénix Demonio del Cielo enviara una fuerza tan poderosa. A partir de esto, uno podría decir la gran fuerza de la Tribu Fénix Demonio del Cielo. Estos compañeros habían mantenido un perfil bajo y habían acumulado mucha fuerza. Aparte del Antiguo Dragón del Vacío, la Tribu Fénix Demonio del Cielo era sin duda el segundo gobernante de estas tres Tribus en el Mundo de las Bestias Mágicas.

"Estos tres son extremadamente poderosos. Si combinan su fuerza, pueden incluso luchar contra un Dou Sheng de tres estrellas. La Isla Dragón del Este probablemente se verá amenazada si se les permite ayudar a las tres Islas Dragón". Yao Ming dijo.

Xiao Yan asintió en silencio. Independientemente de cuál fuera el caso, no podían permitir que la Tribu Fénix Demonio del Cielo interviniera. De lo contrario, la Isla del Dragón Oriental de Zi Yan no podría luchar contra las tres grandes Islas del Dragón.

"¿Cuándo se moveran?"

Xiao Yan exhaló lentamente mientras preguntaba en voz baja. Aunque la alineación de tres Dou Shengs era poderosa, no era tan aterradora como para que Xiao Yan no se atreviera a intervenir.

Los ojos de Yao Ming se estremecieron al escuchar las palabras de Xiao Yan. Su corazón también se conmocionó por la audacia de Xiao Yan. Xiao Yan se atrevió a intervenir incluso cuando se enfrentó a tres Dou Shengs.

"Es probable que salgan para dirigirse al Reino del Vacío dentro de tres días..."

Xiao Yan asintió suavemente. Sus ojos se posaron en Yao Ming mientras sonreía y preguntó: "¿Se atreve el Jefe de la Tribu Yao Ming a atacar e incapacitar significativamente a la Tribu Fénix Demonio del Cielo?"

Yao Ming reflexionó por un momento. Finalmente se rió y asintió con la cabeza. Esta fue una elección. Necesitaba elegir entre la Tribu Fénix Demonio del Cielo y la Isla del Dragón del Este de Zi Yan. Yao Xiaotian había elegido las tres grandes Islas del Dragón, mientras que Yao Ming había elegido la Isla del Dragón del Este...

"En ese caso, nos pondremos en marcha mañana y nos dirigiremos al Reino del Vacío. ¡Mataremos a los de la Tribu Fénix Demonio del Cielo tres días después!"

Xiao Yan sonrió débilmente al ver que Yao Ming estaba de acuerdo. Un deseo asesino se extendió por su voz


Comentarios del capítulo: (0)


btth-capitulo-1-472
BTTH - Capítulo 1 472
27686
1472

Emboscada

Traductor: DeadEnd

BTTH - Capítulo 1 472: Emboscada

La mañana siguiente...

Xiao Yan estaba de pie junto al abismo. Ambas manos estaban colocadas detrás de su espalda. Sus ojos vagaban por la Primavera Nueve Sereno. Hoy, estaban a punto de moverse y dirigirse al Reino Vacío para detener a los refuerzos de la Tribu Fénix Demonio del Cielo.

"Xiao Yan, ya era hora. Deberíamos ponernos en marcha..." La Pequeña Hada Doctora voló y aterrizó a poca distancia de Xiao Yan antes de hablar.

"Aye". Xiao Yan asintió ligeramente. Agitó la manga y una majestuosa Fuerza Espiritual se extendió. Se convirtió en una formación espacial que cubría el Manantial Nueve Sereno. Había colocado una barrera de detección aquí. No sólo protegía al Manantial Nueve Sereno, sino que también percibía inmediatamente cualquier actividad dentro de la barrera.

"Cai Lin, puedes relajarte y entrenar. Este lugar es el cuartel general de la Tribu de la Pitón Serena Profunda de las Nueve Tierras. Yao Ming ya ha designado esta área como tierra prohibida y ha enviado expertos para vigilarla. No deben ser molestados. Debes regresar al Pabellón de la Estrella Caída después de salir de tu retiro..." La boca de Xiao Yan se movió. Un suave sonido que fue envuelto por Dou Qi fue transmitido en el Manantial Primavera Nueve Sereno. Dejó de dudar mientras se daba la vuelta y se precipitaba a la distancia.

"Splash..."

El sonido del agua salpicando fue emitido desde el interior del Manantial Nueve Sereno poco después de que Xiao Yan y la Pequeña Hada Doctora se marcharan. Esa enorme figura en lo profundo del manantial se movió ligeramente. Un enorme par de ojos de siete colores se abrieron lentamente. La serpiente primero bajó su cabeza para mirar en dirección a la parte más profunda del Manantial Nueve Sereno. Había un pedernal especial parpadeando en esos ojos de serpiente. Había percibido vagamente un vago llamado desde que había entrado en esta Primavera Nueve Sereno. Después de sentir esto por más de medio mes, finalmente pudo confirmar que este llamado fue emitido desde el fondo del Manantial Nueve Sereno...

Ese fondo no era el lugar donde Yao Ming fue sellado. En su lugar, era un lugar aún más profundo, pero ni siquiera Xiao Yan, que tenía la protección de la Llama Celestial, se atrevió a ir tan lejos...

"Aunque la sensación de estar protegido es bastante agradable, todavía prefiero ser más fuerte que tú. Esto puede ser un poco difícil ahora, pero debo, al menos, hacer lo mejor posible..."

Los ojos de la serpiente de siete colores parpadeaban lentamente mientras Cai Lin movía inmediatamente su cola. Su enorme cuerpo fue acompañado por olas de agua mientras se apresuraba al fondo del Manantial Nueve Sereno.

"Hermano Xiao Yan, la gente de la Tribu Fénix Demonio del Cielo, definitivamente hará un agujero espacial desde la ubicación de su Tribu para entrar en el Reino Vacío. Podemos entrar de antemano y sentir cualquier fluctuación espacial. Entonces seremos capaces de detectar rápidamente su camino." Yao Ming sonrió mientras le sugería una idea a Xiao Yan mientras estaba de pie frente a un gran salón.

"Sí". Xiao Yan asintió.

"Esta vez te acompañaré personalmente. También habrá otros seis Ancianos. Aunque nuestros números son muy inferiores a los de la Tribu Fénix Demonio del Cielo, podremos evitar que cumplan su misión mientras podamos derrotar a los Tres Fénix Demonio del Cielo". Yao Ming señaló a los seis Ancianos detrás de él mientras hablaba.

Los ojos de Xiao Yan miraron hacia arriba. Sólo había un anciano de pelo blanco entre ellos que podía cumplir con sus altos estándares, pero este hombre era sólo un Ban Sheng intermedio. Los cinco restantes sólo estaban alrededor del noveno pico de cambio de la clase Dou Zun. A simple vista, era obvio que esta alineación era inferior a la de la Tribu Fénix Demonio del Cielo.

"El hermano Xiao Yan no debería culparme. Yao Xiaotian y el Primer Anciano han convertido a nuestra Tribu Pitón Serena Profunda de las Nueve Tierras en un estado tan miserable." Yao Ming suspiró y habló con una voz algo profunda. Si Yao Xiaotian y el Primer Anciano le hubieran apoyado sin ambiciones salvajes, no se sabía cuán fuerte sería la Tribu de la Pitón Serena Profunda de las Nueve Tierras. Como mínimo, no serían mucho más débiles que la Tribu Fénix Demonio del Cielo.

"Ja, ja, ¿qué dice el Jefe de la Tribu, Yao Ming. Ya es bueno que estés dispuesto a echar una mano..." Xiao Yan se rió y agitó la cabeza. Miró a la Pequeña Hada Doctora y a Qing Lin a su lado. Puede que todavía haya una gran brecha entre las dos damas y la clase Ban Sheng a pesar de su entrenamiento durante este período de tiempo, pero si fueran a cooperar, nadie de la clase Dou Zun sería rival para ellas. Incluso serían capaces de aguantar apenas mientras se enfrentan a un experto en Ban Sheng. Podrían ser considerados una gran ayuda.

"Ya es hora, deberíamos ponernos en marcha..."

Yao Ming sonrió. Su mano se movió repentinamente hacia el espacio Vacío antes de que apareciera una grieta espacial negra. Después de lo cual, tiró con ambas manos y un túnel espacial apareció delante de todos.

"Vámonos".

Xiao Yan no dudó después de ver el espacio abierto. Tomó la delantera para entrar inmediatamente en la grieta. La Pequeña Hada Doctora y Qin Lin le siguieron de cerca.

"Todos los Ancianos restantes, les dejaré la Tribu de la Pitón Serena Profunda de las Nueve Tierras a todos ustedes durante este período de tiempo que estoy lejos..." Yao Ming habló con algunos otros a su lado con una voz profunda.

"¡Entendido!" Los pocos Ancianos respondieron rápidamente en un tono respetuoso después de escuchar esta información.

"Nosotros también deberíamos irnos." Yao Ming asintió con la cabeza después de escuchar su respuesta. Agitó la manga y dio un paso hacia la grieta espacial. Esos seis Ancianos le siguieron.

Esa grieta espacial finalmente comenzó a desaparecer lentamente después de que la última persona entrara en ella. Finalmente, desapareció de la vista.

El Reino del Vacío estaba completamente en silencio. Una fluctuación espacial extremadamente intensa era emitida ocasionalmente desde el espacio negro. Muchas grietas salían a la superficie como feroces bocas grandes...

"¡Chi!"

Una grieta en la superficie del Vacío silencioso. Muchas figuras humanas penetraron a través de la grieta y finalmente aparecieron con este espacio negro y oscuro.

"¿A qué distancia está este lugar del punto de entrada de la Tribu Fénix Demonio del Cielo?" Xiao Yan giró la cabeza. Miró a Yao Ming mientras Yao Ming salía de la grieta espacial antes de preguntar.

"Ja, ja, relájate, el espía que puse en la Tribu Fénix Demonio del Cielo tiene una huella espacial en él. Por lo tanto, soy capaz de sentir la posición de la Tribu Fénix Demonio del Cielo en este espacio... ...si viajan desde su Tribu, definitivamente aparecerán en esa área. Ugh." Yao Ming sonrió. Después de lo cual, cerró los ojos y sintió por un momento. Finalmente, los reabrió y miró hacia el norte. "Vámonos".

El cuerpo de Yao Ming tomó la delantera para moverse después de que sus palabras sonaran. Atravesó el espacio Vacío y rápidamente se precipitó hacia adelante. El salvaje y violento flujo espacial caótico desapareció automáticamente al entrar a menos de cien pies de él. Al llegar a la clase Dou Sheng, el aterrador flujo caótico dentro de este espacio Vacío ya no representaba una gran amenaza.

"Seguir".

Xiao Yan agitó su mano. Guió a todos y rápidamente siguió a Yao Ming.

"Este lugar está cerca del espacio donde está la Tribu Fénix Demonio del Cielo. Definitivamente lo sentiremos si atraviesan el espacio y entran..." Yao Ming finalmente se detuvo después de atravesar el Reino del Vacío durante media hora. Miró en la negra y distante oscuridad mientras informaba a todos.

Xiao Yan miró a su alrededor y asintió ligeramente. Dijo, "El flujo del caos dentro de este espacio es un poco más denso. Será capaz de ocultarnos..."

"Ja, ja, en ese caso, debemos esperar a que nuestra presa aparezca." Yao Ming se rió.

Xiao Yan sonrió y asintió. Se sentó. Qing Lin y la Pequeña Hada Doctora también hicieron lo mismo a su lado. Todo lo que necesitaban hacer era esperar hasta que el gran pez conocido como la Tribu Fénix Demonio del Cielo irrumpiera en la red que habían preparado...

El concepto de tiempo era extremadamente borroso dentro de este Reino del Vacío. Dos días pasaron en un abrir y cerrar de ojos en este inusualmente oscuro ambiente. Poco después, el espacio en un punto a gran distancia del grupo de Xiao Yan fluctuó repentinamente. Muchas figuras poderosas atravesaron lentamente la línea de la grieta espacial antes de aparecer en este Reino del Vacío.

La línea de la grieta desapareció lentamente cuando la última persona salió.

Tres personas se pararon en el lugar del líder de este grupo de más de 20 personas. El resto de las miradas que miraban a las espaldas del líder estaban llenas de respeto.

"Esta operación es inusualmente importante. Se trata de si nuestra Tribu Fénix Demonio del Cielo será capaz de superar por completo a la Tribu del Antiguo Dragón del Vacío. Por lo tanto, nadie debe cometer un error. ¡De lo contrario, se enfrentará a las reglas de la Tribu!" Una mujer vestida de rojo habló entre los tres individuos. Su tono era frío como el hielo y lleno de un aura majestuosa.

Esta mujer llevaba un vestido rojo. Parecía tener treinta y tantos años, pero su aura era tan poderosa que daba miedo. Un par de cejas algo delicadas se agruparon. Un aura maligna surgió de ella, haciendo que los dos Ancianos se alejaran sin que nadie se diera cuenta.

"¡Obedeceremos las órdenes del Gran Anciano!"

Los miembros de la Tribu Fénix Demonio del Cielo detrás de ella, que eran individuos extremadamente poderosos, no se atrevieron a interrumpir el frío grito de esta persona. Todos ellos respondieron apresuradamente en un tono respetuoso. Había dos caras familiares entre estas personas. Una era naturalmente Feng Qing Er, que había formado muchos rencores con Xiao Yan, mientras que la otra era Jiu Feng, que había intercambiado golpes con Xiao Yan. También era conocido como un potencial sucesor del Jefe de la Tribu Fénix Demonio del Cielo.

Los dos poseen un alto estatus en la Tribu Fénix Demonio del Cielo, pero parecían muy respetuosos frente al aura feroz de esa mujer de túnica roja. No se atrevieron a menospreciarla.

"Hmph, Antiguo Dragón del Vacío, es inesperado que este día haya llegado realmente. La Tribu de mi Fénix Demonio del Cielo terminará prosperando una vez que su guerra civil termine. En ese momento, eliminaré completamente tu Tribu de este mundo.

La mujer de túnicas rojas se rió con una voz malvada algo aguda. Inmediatamente agitó la manga. Un viento sopló y su cuerpo se convirtió en un rayo de luz que se precipitó a la distancia como un meteorito. Los muchos expertos de la Tribu Fénix Demonio del Cielo la siguieron a toda prisa.

Xiao Yan, que estaba sentado en el caótico flujo espacial en un lugar lejano, abrió de repente los ojos en el momento en que la mujer de túnica roja se apresuró a avanzar. Yao Ming, del otro lado, también abrió los ojos. Intercambiaron miradas mientras una leve sonrisa se alzaba en sus rostros.

"Prepárense. Los de la Tribu Fénix Demonio del Cielo están a punto de llegar..."


Comentarios del capítulo: (0)