btth-capitulo-1-526
BTTH - Capítulo 1 526
31800
1526

Destruir con el Movimiento de una Mano

Traductor: DeadEnd

BTTH - Capítulo 1 526: Destruir con el Movimiento de una Mano

"¿Protector Mo?"

Este repentino e inesperado suceso había hecho que todos se detuvieran. Aquellas figuras del Sala de Almas contenían un denso temor mientras miraban el cadáver sin cabeza. La sangre fresca salía disparada mientras una cabeza ensangrentada caía del cielo y rodaba un par de veces por el suelo. La expresión de la cabeza aún conservaba la expresión oscura de antes de su muerte. Esto hizo que muchos se estremecieran a pesar de no sentir frío...

"Tú... ¿quién eres? Este es el territorio de la Sala de Almas".

Aquel hombre congelado, cuya posición parecía ser mucho más elevada que la de los demás, miró a las dos figuras que habían aparecido en el aire con expresión asustada. Un momento después, gritó con severidad. Parecía que planeaba utilizar este método para tragarse el miedo dentro de su corazón.

"Los miembros de la Sala de Almas se han extendido realmente hasta aquí, eh..." https://www.skynovels.net/

Las figuras del hombre y la mujer se solidificaron gradualmente en el cielo. Sorprendentemente, eran Xiao Yan y Xun Er, que habían salido del Reino de la Llama Demoníaca. Los ojos de Xiao Yan miraron a las docenas de individuos vestidos de negro de la Sala de Almas. Un escalofrío surgió dentro de sus ojos negros y oscuros.

El escalofrío que surgió dentro de los ojos de Xiao Yan hizo que los miembros del hombre se volvieran helados. Incluso el Dou Qi dentro de su cuerpo parecía haberse solidificado en este momento. La otra parte fue capaz de matar al azar al Protector Mo, un Dou Zong de cinco estrellas. Seguramente le resultaría muy fácil enfrentarse al resto.

"¡Es demasiado fuerte, retírense!"

El hombre actuó con decisión después de que este pensamiento pasara por su corazón. No dijo nada innecesario mientras su cuerpo se retiraba. Sólo gritó en voz alta después de retirarse un centenar de pasos.

Los restantes individuos revelaron una expresión diferente después de ver que el hombre se daba la vuelta y huía. Ignoraron al grupo del comandante Liu mientras se daban la vuelta y huían como ratones.

El Comandante Li rápidamente suspiró aliviado después de verlos correr. La sensación de haber sobrevivido a una calamidad hizo que los miembros de su grupo se sintieran como si estuvieran a punto de colapsar por el agotamiento...

"¿Cómo puede ser tan fácil irse después de haber matado a tanta gente? No es fácil matar a alguien de la Mansión del Cielo..." Los ojos de Xiao Yan miraron a esas figuras negras que huían en direcciones aleatorias con ojos indiferentes. Presionó suavemente su pie contra el aire debajo de él antes de que una ondulación invisible se extendiera con la velocidad de un rayo.

"¡Puff puff!"

Después de que esta ondulación invisible se extendiera, esas docenas de individuos que huían se aquietaron de repente. Después de lo cual, sus cabezas volaron hacia el cielo una columna de sangre acompañándolos. Finalmente, aterrizaron en el suelo con estrépito. La sangre fresca tiñó el suelo hasta hacerlo parecer extremadamente sangriento.

Un escalofrío subió al corazón del grupo del comandante Liu al ver este acto. No pudieron ver cómo había atacado Xiao Yan. Esos expertos de la Sala de Almas, cuyas fuerzas habían superado con creces las suyas, se habían convertido en cadáveres sin cabeza.

"Anciano, gracias por rescatarnos. Somos de la tercera gran unidad de la alianza exterior de la Alianza de la Mansión del Cielo, la Unidad Xuan. No olvidaremos el favor que nos ha hecho al rescatar nuestras vidas". El comandante Liu era una persona inteligente. Rápidamente suprimió el miedo en su corazón y se inclinó respetuosamente ante los dos individuos en el aire. Aunque estos dos parecían extremadamente jóvenes, este era un mundo donde los fuertes eran honrados. La capacidad de matar a un Dou Zong de élite con facilidad era suficiente para dirigirse a él como un anciano.

"Alianza Exterior..."

Xiao Yan se sintió un poco sorprendido después de escuchar las palabras de esta persona. Parecía que la Alianza Mansión del Cielo se había desarrollado significativamente durante estos años.

"Distribuye estas píldoras medicinales. Aquellos a los que todavía les queda un aliento probablemente no morirán". Xiao Yan chasqueó el dedo. Un frasco de jade aterrizó en las manos del comandante Liu. El Comandante Liu lo cogió y sus ojos se abrieron inmediatamente. Las píldoras medicinales dentro de la botella de jade estaban todas llenas de una densa espiritualidad. La fragancia medicinal que emanaba de ellas era algo con lo que ni siquiera la píldora de mayor nivel que habían encontrado, una píldora medicinal de nivel 6, podía compararse.

"Me pregunto sobre el origen de este anciano. Es realmente muy generoso. Incluso si todos nosotros nos vendiéramos, nuestro valor no se compararía con el de una de estas píldoras medicinales". El Comandante Liu temblaba mientras sostenía el frasco de jade. Se apresuró a sacar las píldoras medicinales y las distribuyó entre sus hermanos gravemente heridos. Después, condujo a un par de miembros del núcleo de la unidad hacia el hombre y la mujer, que habían aterrizado desde el aire, de forma asustada.

"Cuéntame lo que ha sucedido desde que el Reino de la Llama Demoníaca se cerró en aquel entonces". Xiao Yan dio una orden al azar después de aterrizar.

"Entendido".

El comandante Liu respondió respetuosamente después de escuchar esta orden. Era una persona inteligente y sabía lo que debía o no debía preguntar. Por lo tanto, después de ordenar sus pensamientos, resumió los grandes acontecimientos que sabía que habían ocurrido dentro de las Llanuras Centrales durante los últimos dos años. Los pocos que había siguieron observando en secreto al joven que tenían delante mientras hablaban. Vagamente sentían que esta persona les parecía un poco familiar por alguna razón desconocida.

"¿El Clan Shi ha desaparecido?"

Xiao Yan asintió mientras escuchaba los diversos eventos que habían ocurrido a través de las Llanuras Centrales durante los últimos dos años. Tanto la expresión de Xiao Yan como la de Xun Er cambiaron drásticamente después de que el comandante Liu mencionara que el Clan Shi había desaparecido misteriosamente.

"Así es, la forma en la que el Clan Shi desapareció es la misma en la que lo hizo el Clan Ling. Sin embargo, un suceso así no ha ocurrido desde que ocurrió hace un año. Podría ser debido a que los tres Clanes antiguos formaron una alianza..." El Comandante Liu explicó.

"Qué inesperado. Ha habido tantos cambios durante estos dos años..." La expresión de Xiao Yan era grave mientras murmuraba suavemente para sí mismo. En dos cortos años, la Mansión del Cielo y la Sala de Almas habían comenzado una guerra total, el Clan Shi había desaparecido, y los tres Clanes habían formado una alianza. Todos estos acontecimientos que sacudían la tierra se habían juntado. Era realmente un periodo de tiempo extraordinariamente animado.

"Este anciano..."

Los ojos del Comandante Liu barrieron a su alrededor después de que Xiao Yan empezara a reflexionar sobre las noticias que había obtenido. El Comandante Liu dudó por un momento antes de abrir cuidadosamente su boca para decir: "Hay una Sala de las Ramas del Sala de Almas a poca distancia de aquí. Es posible que detecten la muerte de un Protector. Por lo tanto, debemos apresurarnos y salir... la Sala de la Rama de la Sala de Almas dentro de las Llanuras de la Llama Demoníaca es muy fuerte. Incluso hay un Dou Sheng de élite del Clan Hun custodiándolo. Muchos de los expertos de nuestra Alianza Mansión del Cielo han muerto a manos de ese Dou Sheng durante esta guerra de dos años."

"¿Oh? ¿Cuántas estrellas tiene este Dou Sheng?"

Xiao Yan levantó las cejas y preguntó al escuchar esta información.

"Una estrella..." Aunque el Comandante Liu no entendía por qué Xiao Yan había hecho esta pregunta, dio una respuesta honesta. Un experto de ese nivel sólo existía en las leyendas para ellos.

"Una estrella, eh..."

Xiao Yan se acarició la barbilla y asintió ligeramente. El Comandante Liu y los demás sintieron una ligera alegría al verle asentir. Pensaron que habían convencido a este anciano para que se fuera cuando se quedaron atónitos con sus siguientes palabras.

"Sabes dónde está, ¿verdad? Llévame a esa Rama de la Sala".

Todos se quedaron callados mientras miraban al joven sonriente que tenían delante. Los labios del Comandante Liu comenzaron a temblar. Esta Rama de la Sala de la Sala de Almas había sido vista por ellos como una aterradora tierra prohibida. Todos se mantenían normalmente lejos de esa región. ¿Quién había pensado alguna vez en ir a ella?

"Vamos..."

Xiao Yan se limitó a sonreír mientras permanecían en silencio. Puso su mano en el hombro del comandante Liu. Antes de que el comandante Liu pudiera hablar, el espacio fluctuó y los tres desaparecieron. Los otros miembros de la unidad mostraron caras pálidas una vez que esos tres desaparecieron. Dirigirse a la Sucursal del Sala de Almas era buscar la muerte...

"Esta vez se acabó..."

Un miembro de la unidad reveló una expresión deprimida. Habían conseguido conservar la vida después de muchas dificultades, pero ahora iban a entregarse a la muerte.

"¿Qué debemos hacer?"

"Que no cunda el pánico. Ese Anciano no parece ser una persona ordinaria..."

"Hay un Dou Sheng de élite presente en esa sala de la rama. Independientemente de lo fuerte que sea ese anciano, todavía es muy joven. ¿Cómo puede estar a la altura de ese viejo demonio?"

"Pero..."

Este gran grupo de personas se enfrentaron entre sí. Finalmente se desanimaron después de una discusión.

"¡Chi!"

El espacio mismo fluctuó una vez más mientras todos estaban callados. Tres figuras aparecieron rápidamente. Eran Xiao Yan y los otros dos, que sólo habían estado fuera durante menos de diez minutos...

"¡Comandante!"

Todos se alegraron tras comprobar que los tres estaban vivos. Se apresuraron a avanzar.

Sin embargo, el comandante Liu se limitó a mirar a su alrededor con una expresión aturdida mientras todos se arremolinaban. Nadie que hubiera presenciado cómo un legendario viejo demonio Dou Sheng se convertía en carne picada por un golpe aleatorio de este joven sería capaz de mantener la calma.

"Comandante, ¿el viejo demonio está ausente de la sala de la rama?"

El Comandante Liu finalmente se recuperó después de escuchar los leves sonidos a su alrededor. Sacudió la cabeza mientras decía de repente: "En el futuro, la sala de la sucursal del Sala de Almas dejará de existir dentro de las Llanuras de la Llama Demoníaca. El renombrado Santo Hun Qing también desaparecerá..."

Todos se sobresaltaron al escuchar esta noticia antes de recuperarse de repente. Poco después, la incredulidad apareció en sus ojos. ¿Una sala filial perteneciente a la Sala de Almas había dejado realmente de existir en un par de minutos?

"Vamos..."

Xiao Yan sonrió después de ver las expresiones cómicas en las caras de estas personas. Se dio la vuelta, atravesó el espacio vacío y se dirigió lentamente hacia la distancia.

"Ire a buscar a la persona a cargo de esta región una vez que vuelva. En el futuro, todos serán miembros de la Clase Di de la Alianza de la Mansión del Cielo Interior..."

Todos los presentes temblaron ligeramente después de escuchar la débil voz que se extendió. Los miembros de la Alianza Mansión Cielo Interior se dividían en Tian, Di, Xuan y Huang. Aunque sus contribuciones esta vez serían bastante grandes, como mucho se convertirían en miembros de la Alianza Interior Huang. Había una gran distancia para alcanzar la clase Di. ¿Cómo podría una frase de esta persona...

"Anciano, ¿podemos saber su nombre?"

El Comandante Liu se sobresaltó. De repente se arrodilló y gritó con voz respetuosa.

"Dígales que Xiao Yan les ha pedido a todos ustedes que lo encuentren..."

Una suave risa se transmitió junto con el viento antes de que una voz resonara lentamente en los oídos de todos.

"Xiao... Xiao Yan..."

Todos levantaron de repente la cabeza. Sus ojos estaban sorprendidos mientras miraban a la figura borrosa, que atravesaba el aire, hasta que la figura se desvaneció. Pasó mucho tiempo antes de que apareciera una voz, que temblaba por la excitación.

"Él... él es realmente el Jefe Junior de la Alianza... Junior..."


Comentarios del capítulo: (0)


btth-capitulo-1-527
BTTH - Capítulo 1 527
31801
1527

Tormenta Inminente

Traductor: DeadEnd

BTTH - Capítulo 1 527: Tormenta Inminente

"Xiao Yan ge-ge, el Clan Gu definitivamente ha sufrido un golpe debido a la desaparición del Clan Shi. Puede que tenga que volver y echar un vistazo..."

Xiao Yan miró al cielo del noroeste desde la cima de una montaña verde. La suave y encantadora voz de Xun Er le hizo cosquillas en el oído. Se sintió un poco emocionado. Naturalmente, comprendió que la desaparición de dos años de Xun Er habría causado una gran conmoción dentro del Clan Gu, por lo que debía hacer un viaje de vuelta ahora que había escapado. Además, estaban las noticias del Clan Shi.

"Xun Er, he prometido que iré al Clan Gu para proponerle matrimonio. Espérame..."

La mano de Xiao Yan alcanzó suavemente el aire frente a él mientras apretaba, como si quisiera agarrar la figura que había desaparecido en la distancia. Un momento después, retiró rápidamente sus emociones antes de que sus ojos se entrecerraran gradualmente. Durante su viaje había logrado comprender la situación actual entre la Alianza de la Mansión del Cielo y la Sala de Almas. Las ardientes luchas entre ambas partes habían superado con creces sus expectativas. Actualmente, ninguna de las partes descansaría hasta que la otra pereciera. La Sala de Almas había destruido un buen número de ciudades de la Alianza de la Mansión del Cielo, mientras que la alianza había destruido algunas salas secundarias. Los verdaderos escalones superiores se las habían arreglado para contenerse, pero ambas partes aún podían ser descritas como habiendo matado hasta enloquecer.

Por supuesto, Xiao Yan naturalmente no se opondría a esta situación. La Sala de Almas era un enemigo mortal para él, y era imposible que se reconciliaran. Alguna vez había pensado en la posibilidad de la situación actual, pero no había esperado que llegara tan rápida y ferozmente.

"Las muertes y las heridas son inevitables cuando dos tigres luchan. La Sala de Almas ha sufrido una gran pérdida esta vez. Dada su actitud, es imposible que se traguen sin más una pérdida así, pero la alianza actual no sólo cuenta con el Ancestro Xiao Chen, sino que también está protegida en secreto por el Ancestro de la Torre Píldora. Independientemente de lo dominante que sea el jefe de la Sala de Almas, no se atrevería a cargar contra la alianza. Sin embargo, todavía está el Clan Hun detrás de la Sala de Almas. Siendo la Sala de Almas las garras del Clan Hun, es probable que la almeja no desee que la Sala sea destruida por las manos de la Alianza de la Mansión del Cielo..."

Los ojos de Xiao Yan parpadearon. Aunque hacía poco que había regresado a este mundo, no era difícil hacer algunas conjeturas después de reunir algo de información.

"Sala de Almas... quizás es el momento de luchar de verdad. En aquel entonces, bañaste a mi Clan Xiao en sangre y casi acabaste con la línea de sangre de mi Clan Xiao. Ahora, es el momento de devolver la sangre con sangre..."

Xiao Yan apretó lentamente su puño. Una llama surgía dentro de sus ojos, pero una sensación oscura y gélida quedó repentinamente expuesta. Su cuerpo se movió, y su fluctuación espacial se desvaneció de forma extraña...

Siendo el cuartel general de la Alianza de la Mansión del Cielo, el actual Pabellón de la Estrella Caída no sólo se había expandido muchas veces, sino que también había un incontable número de expertos dentro del cuartel general. Su defensa parecía impenetrable. Incluso un individuo de élite de la clase Dou Sheng tendría dificultades para colarse sin que nadie se diera cuenta.

A medida que la Alianza de la Mansión del Cielo crecía rápidamente, algunas de las voces procedentes de las diversas facciones que se habían opuesto a la alianza desaparecieron por completo. Además, las pocas facciones más grandes habían empezado a mostrar signos de fusión a medida que se imponían diversas normas a la alianza. Algunos discípulos incluso habían empezado a cambiar su forma de dirigirse a sí mismos. Ya no se referían a sí mismos como miembros de sus respectivas sectas. En su lugar, se referían a sí mismos como miembros de la Mansión del Cielo. A través de esta prolongada integración, estas diversas facciones se estaban fusionando gradualmente en una única facción, ¡la Mansión del Cielo!

Los líderes de las pocas facciones grandes se dieron cuenta claramente de estos cambios, pero acabaron dando su aprobación silenciosa, ya que la alianza y la Sala de Almas eran enemigos irreconciliables. Si cualquier cambio dentro de la alianza provocaba su división, estas entidades separadas se convertirían definitivamente en el objetivo de la venganza de la Sala de Almas. En ese momento, probablemente tendrían un destino miserable. Sólo podían luchar contra la Sala de Almas si permanecían juntos. Si no, acabarían muriendo...

El Reino de las estrellas había sufrido un cambio drástico en comparación con hace dos años. En las numerosas montañas que se elevaban del suelo se alzaban numerosos y enormes edificios. Algunas poderosas auras se filtraban vagamente de estos edificios. Esta zona podía considerarse la región central de la Alianza Mansión del Cielo dentro del Reino de las Estrellas. El número de individuos fuertes presentes había alcanzado una cifra aterradora.

Había una sala excepcionalmente majestuosa en la cima de una montaña en el centro del Reino de las Estrellas. Las nubes permanecían sobre ella, dándole un aura vasta y poderosa.

Muchas percepciones espirituales seguían barriendo la sala como una red de arrastre. Era posible detectar hasta una hormiga que hubiera irrumpido con estas defensas.

"La alianza ha intercambiado golpes con la Sala de Almas un total de cuarenta y tres veces durante este mes. Tres de ellas han sido interacciones a gran escala. Aunque hemos destruido una sala filial, también hemos perdido un buen número de personas..." El ambiente en la sala era solemne mientras Feng zun-zhe leía un informe sobre las batallas del mes pasado a Yao Lao, que estaba sentado en el asiento del líder.

Yao Lao asintió lentamente al escuchar esta información. Aunque su aura se había fortalecido en comparación con la de hace dos años, su rostro parecía ligeramente envejecido. Parecía que los asuntos de la alianza habían agotado gran parte de su vitalidad.

"No son grandes asuntos, pero recientemente hemos obtenido información de que la Sala de Almas se está impacientando debido a este estancamiento..." Feng zun-zhe meditó un momento antes de hablar.

"¿Oh?"

Muchos de los altos mandos de la alianza se lanzaron inmediatamente a mirar tras escuchar sus palabras.

"Según nuestra inteligencia, el Clan Hun enviará a un auténtico experto para ayudar a la Sala de Almas a eliminar nuestra Alianza de la Mansión del Cielo..."

"Hmph, son realmente arrogantes. ¡La Sala de Almas realmente se atreve a pronunciar palabras tan atrevidas con el anciano Xiao Chen y el Ancestro de la Torre Píldora alrededor!" Se escucharon algunos resoplidos bajos alrededor de la sala después de que la voz de Feng zun-zhe llegara a todos. La poderosa fuerza que la alianza de la Mansión del Cielo había mostrado durante estos años era extremadamente impresionante. Ante tal fuerza, incluso la Sala de Almas había acabado sufriendo grandes pérdidas. Algunos entrometidos habían llegado a calificar a la Alianza de la Mansión del Cielo como el recién nacido señor de las Llanuras Centrales, provocando inevitablemente que algunos se volvieran orgullosos.

"Es bueno tener confianza. Sin embargo, no será diferente de buscar la muerte si uno se confía demasiado..." Yao Lao miró a los pocos que habían hablado y comentó la situación con voz débil.

"¿Hemos averiguado a quién enviará el Clan Hun?"

Feng zun-zhe se relamió los labios. Miró a Yao Lao y asintió. Dijo: "Hun Mo Qian..." Echó un vistazo a la sala mientras pronunciaba estas palabras, sólo para descubrir que muchos estaban un poco perdidos. Sólo pudo añadir: "Un Dou Sheng de seis estrellas. Se rumorea que una vez... participó en el asesinato de Xiao Xuan".

"¡Bang!"

La frase final fue como una pesada bomba que hizo temblar la sala. El shock apareció en muchos rostros. El Clan Hun estaba realmente despachando a un Viejo demonio de este nivel. Parecía que se habían decidido a destruir la Alianza Mansión Celeste...

"Hun Qian Bai..."

Una voz ronca sonó de repente dentro de la sala conmocionada. Casi todos se callaron en el momento en que esta voz sonó. Muchos pares de ojos se desviaron hacia una esquina de la sala. Una figura delgada estaba tranquilamente sentada en ese lugar. Su expresión era tan aburrida como la de un zombi. Esta figura delgada era Xiao Chen. El antepasado del Clan Xiao que Xiao Yan había rescatado de la ilusión de la llama demoníaca en aquel entonces.

Xiao Chen se limitó a pronunciar este nombre con su boca. Después de lo cual, volvió a estar en silencio. Sólo un individuo extremadamente fuerte podría sentir que el espacio a su alrededor estaba mostrando vagamente signos de colapso, como si su corazón estuviera experimentando una intensa fluctuación emocional.

"¿Por qué el Clan Hun enviaría a un demonio tan Viejo? ¿No tienen miedo de desagradar al Clan Gu y a los otros tres Clanes?" El Ancestro Huo Yun frunció el ceño y preguntó. Un Dou Sheng de seis estrellas, a pesar de que se había recuperado completamente de sus heridas y había llegado a la segunda estrella de la clase Dou Sheng con la ayuda de algunas píldoras medicinales, todavía sentía una presión impotente cuando se enfrentaba a este nivel.

"Actualmente, estos antiguos Clanes sospechan unos de otros. Temen que se repita el incidente del Clan Ling y el Clan Shi. ¿Quién tiene tiempo libre para preocuparse por el Clan Hun? Además, el Clan Hun parece estar tanteando el terreno. Si no, el que vendría no sería Hun Qian Mo..." El Primer Anciano de la Torre de la Píldora sacudió la cabeza. Su expresión era grave mientras decía: "Si este Viejo demonio realmente pretende intervenir, es probable que sólo podamos invitar al Ancestro a luchar. Sin embargo, si este es el caso, la Sala de Almas sólo necesitará enviar al jefe de la Sala de Almas o al Anciano Hun Mo para que contengan temporalmente al anciano Xiao Chen. Si este es el caso, nuestras mayores fuerzas estarán completamente restringidas. El último que quede puede dirigir a los expertos de la Sala de Almas y atacar nuestra alianza. Es probable que acabemos en una miserable batalla cuando llegue ese momento..."

La sala se quedó en silencio después de escuchar el análisis del Primer Anciano de la Torre de la Píldora Aunque la Alianza de la Mansión del Cielo se había desarrollado rápidamente, apenas eran capaces de luchar contra los expertos de nivel máximo de la Sala de Almas. Sin embargo, este equilibrio se había roto por la gran acción del Clan Hun... https://www.skynovels.net/

"En ese momento, la Pequeña Hada Doctora, Qing Lin, y yo uniremos nuestras manos y veremos si podemos retener al jefe de la Sala de Almas...". Yao Lao reveló una expresión de contemplación antes de hablar un momento después.

El Primer Anciano de la Torre de Píldoras sacudió impotente la cabeza tras escuchar esta respuesta. Olvídate de ver si los tres eran capaces de retener al jefe Dou Sheng de cinco estrellas de la Sala de Almas. Aunque apenas pudieran hacerlo, los Dou Shengs de élite de la sala permanecerían sin oposición. Sólo un Dou Sheng podía contener a un Dou Sheng. Si los Dou Shengs de élite de la Sala de Almas se dejaban cargar, darían un golpe destructivo a las fuerzas restantes de la alianza.

"No nos enfrentaríamos a este dolor de cabeza si la señorita Zi Yan estuviera cerca..." Una persona suspiró suavemente. Zi Yan era de gran ayuda, pero los problemas del Antiguo Dragón del Vacío no se habían resuelto todavía. Los tres grandes Reyes Dragón habían escapado después de ser heridos. Aunque ya no eran tan fuertes como antes, seguían siendo una amenaza. Debía permanecer en la Isla del Dragón del Este hasta que los tres fueran eliminados por completo.

La gran sala volvió a un silencio deprimente. Sólo en este momento todos se dieron cuenta de que una gran tormenta se había estado formando gradualmente sobre la alianza. Si no eran capaces de soportar esta tormenta, todos sus esfuerzos anteriores serían inútiles.

"Si es el jefe de la Sala de Almas..." El Primer Anciano de la Torre de la Píldora dudó por un momento antes de apretar finalmente los dientes y ponerse en pie. Antes de que sus palabras pudieran ser pronunciadas, una clara carcajada que hizo temblar los corazones de todos los presentes le interrumpió.

"Déjenmelo a mí..."

Xiao Chen abrió repentinamente los ojos desde la esquina de la sala. Su rostro sin emociones reveló lentamente una sonrisa de satisfacción.


Comentarios del capítulo: (0)