btth-capitulo-1-542
BTTH - Capítulo 1 542
31990
1542

Huang Tian

Traductor: DeadEnd

BTTH - Capítulo 1 542: Huang Tian

"¿Qué ha pasado?"

Yao Lao al lado se sobresaltó después de ver la reacción de Xiao Yan. Se apresuró a hacer una pregunta.

Los ojos de Xiao Yan parpadearon. Entregó el pergamino en su mano a Yao Lao. Yao Lao lo recibió y frunció el ceño. Era consciente de la relación entre Xiao Yan y la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas. Además, lo más importante era que Cai Lin seguía llevando a cabo un retiro en el Manantial Nueve Sereno dentro de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas. El pergamino había dicho que había una actividad inusual en el manantial. Probablemente estaba relacionado con Cai Lin. No es de extrañar que Xiao Yan reaccionara con tanta intensidad.

"La Tribu Fénix Demonio del Cielo... ¿qué está planeando hacer esta gente?" Yao Lao frunció el ceño y se preguntó.

Xiao Yan retiró lentamente la poderosa aura que había surgido de él. Había formado un gran rencor con la Tribu Fénix Demonio del Cielo. La última vez, había capturado por la fuerza al Jefe de la Tribu Fénix Demonio y a dos de sus Dou Shengs de élite y los había utilizado como rehenes para ayudar a la Tribu Antiguo Dragón Vacío. Estos rehenes habían hecho que la Tribu del Fénix Demonio del Cielo tuviera miedo de actuar de forma imprudente. Aunque esto había resuelto la amenaza a la que se enfrentaba el dragón antiguo, también había ofendido completamente a la Tribu Fénix Demonio del Cielo.

Sin embargo, Xiao Yan no tenía miedo de ofenderlos. Además, su fuerza se había disparado enormemente. Había incluso menos necesidad de sentir miedo. Sin embargo, no podía entender por qué la Tribu Fénix Demonio del Cielo encontraría problemas con la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas en este momento.

"¿Cómo ves este asunto?"

Yao Lao miró a Xiao Yan. Aunque la Tribu Fénix del Cielo era poderosa, la Alianza Mansión del Cielo no les temía con su fuerza actual.

"No hay necesidad de arrastrar a la alianza en este asunto. La Tribu Fénix del Cielo no es una facción ordinaria. La alianza acaba de estabilizarse. Algunos problemas innecesarios encontrarán involuntariamente su camino si la alianza se involucra en una guerra con la Tribu Fénix Demonio del Cielo. Además, la Sala de Almas mira tranquilamente con mala intención". Xiao Yan expresó sus pensamientos.

"Llevaré a la Pequeña Hada Doctora y a Qing Lin conmigo a la Región de las Bestias".

"¿Sólo con ustedes tres?" Yao Lao frunció ligeramente las cejas. La Tribu Fénix Demonio del Cielo no era una facción ordinaria. Además, la Región de la Bestia era su campamento principal. Aunque la fuerza de Xiao Yan se había disparado, todavía era un poco inapropiado para él aventurarse solo.

"Relájate..." Xiao Yan sonrió. Con su fuerza actual, había extremadamente pocos lugares alrededor de este continente a los que no podía ir.

"¿Por qué no traes al anciano Xiao Chen?" Yao Lao dudó por un momento y sugirió con un tono preocupado.

"La alianza está actualmente en la mira y el ancestro de la Torre Píldora es una persona libre y nada fácil de encontrar. Debe haber un experto con cierto peso presente en la sede de la alianza. Si me voy, sólo podemos confiar en el antepasado Xiao Chen". Xiao Yan sacudió la cabeza. Miró al preocupado Yao Lao y se rió involuntariamente: "Maestro, no hay necesidad de preocuparse. Con mi fuerza actual, incluso si me encuentro con un Dou Sheng de seis estrellas y no puedo vencerlo, no debería ser difícil para mí escapar. Además, el jefe de la Tribu Fénix Demonio del Cielo aún no ha alcanzado este nivel..."

Yao Lao no pudo decir nada más después de escuchar la insistencia de Xiao Yan. Se limitó a preguntar: "¿Cuándo piensas marcharte?".

"Este asunto no se puede retrasar. Me iré ahora. Cai Lin ha estado en un retiro durante demasiado tiempo. He empezado a preocuparme. Esta vez, puedo ir a echar un vistazo..." Xiao Yan sonrió mientras respondía.

Yao Lao suspiró después de escuchar esto. "Ten cuidado". https://www.skynovels.net/

Xiao Yan asintió. No dijo nada más. Su cuerpo se movió, y se convirtió en una luz brillante que salió corriendo de las profundas montañas. Después de lo cual, rápidamente encontró a la Pequeña Hada Doctora y a Qing Lin. Posteriormente, los tres atravesaron el espacio y se precipitaron hacia la Región de las Bestias a toda velocidad.

El enorme tamaño de la Región de las Bestias no era en absoluto inferior al de las Llanuras Centrales. Además, este lugar contenía un número incontable de eventos interesantes como las Llanuras Centrales.

Las existencias más deslumbrantes dentro de la Región de las Bestias eran, sin duda, las tres grandes Tribus que estaban en la cima. Estas tres Tribus eran la Tribu del Antiguo Dragón del Vacío, la Tribu del Fénix Demonio del Cielo, y la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas... entre estas tres grandes Tribus, la Tribu del Antiguo Dragón del Vacío no se había revelado durante un largo periodo de tiempo. La Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas podía ser grande en número, pero era más débil que la Tribu Fénix Demonio del Cielo en cuanto a la calidad de los expertos. Por lo tanto, durante estos años en los que no había noticias de la Tribu Antiguo Dragón del Vacío, la posición de la Tribu Fénix Demonio del Cielo en la Región de las Bestias no era diferente a la de la Sala de Almas en las Llanuras Centrales en el pasado...

La Región de las Bestias estaba excepcionalmente animada durante este periodo de tiempo. Los protagonistas de esta vivacidad eran la Tribu Fénix Demonio del Cielo y la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas de las tres grandes Tribus.

En el pasado, nadie habría esperado que la Tribu Fénix Demonio del Cielo lanzara una gran campaña contra la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas. Maniobraron con muchos expertos dentro de la Tribu y cargaron hacia el cuartel general de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas. Además, rodearon el cuartel general hasta que nada pudo pasar. La atmósfera de espadas en ristre hizo que la Región de las Bestias se sintiera un poco ansiosa. Todo el mundo entendía que si las dos grandes Tribus iban a empezar una guerra, no sería una pelea pequeña como las guerras entre otras Tribus.

Por ello, innumerables pares de ojos siguieron observando la situación después de que la Tribu Fénix Demonio del Cielo rodeara a la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas.

El profundo abismo subterráneo, red subterránea de serpientes

El cuartel general de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas estaba cubierto de una atmósfera presurizada. Los ojos de innumerables expertos de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas contenían destellos fríos mientras miraban al cielo fuera de la red subterránea. Ese lugar estaba lleno de figuras humanas. Muchas alas enormes cubrían el cielo como nubes oscuras.

"Jefe de Tribu, la Tribu Fénix Demonio del Cielo se ha pasado de la raya. Realmente han cargado contra nuestro territorio. Si nuestra Tribu no responde, definitivamente terminaremos convirtiéndonos en una broma. En ese momento, ¿qué Tribu se atreverá a confiar en nosotros?" Más de una docena de figuras se encontraban en una majestuosa montaña en medio de la red subterránea de serpientes. Un anciano con una expresión gélida habló con voz profunda a una espalda fuerte.

Algunas voces coincidieron después de que sonaran las palabras de este anciano. Estaban furiosos de que la Tribu Fénix Demonio del Cielo fuera tan arrogante.

"Anciano Mo, este asunto no es tan simple. El jefe de la Tribu Fénix Demonio del Cielo ha dirigido personalmente un ejército esta vez. Ese anciano tiene la fuerza de un Dou Sheng avanzado de cinco estrellas. ¿Quién de nuestra Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas puede igualarlo?" Un anciano vestido de gris con un rostro algo anticuado frunció el ceño mientras hablaba.

"Hmph, ¿intentas decir que tendremos que ver simplemente cómo la Tribu Fénix Demonio del Cielo pisa la cabeza de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas delante de tanta gente?". El anciano de antes resopló fríamente.

"No podemos ponerlo de esta manera. El objetivo de la Tribu Fénix Demonio del Cielo es simplemente la dama que se entrena dentro del Manantial Nueve Serenos. Si la entregamos..." Ese hombre anticuado sonrió. Antes de que pudiera terminar de pronunciar más palabras, aquella fuerte figura del frente dejó escapar un frío resoplido. Ese bufido bajo hizo que el hombre anticuado se apresurara a cerrar la boca con una expresión algo pálida.

"Mi Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas no la entregará. Una vez que lo hagamos, los demás pensarán que mi Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas tiene miedo de la Tribu Fénix Demonio del Cielo. ¡Siendo una de las tres grandes Tribus, no puedo permitirme el lujo de perder la cara! No vuelvas a mencionar este asunto". La fuerte figura se dio la vuelta. Su rostro estaba lleno de un poderoso comportamiento incluso sin estar enfadado. Este rostro pertenecía al jefe de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas, ¡Yao Ming!

Ese Anciano, que buscaba la paz, sólo pudo reprimir las palabras en su boca después de escuchar las firmes palabras de Yao Ming. Murmuró: "Sin embargo, hoy es la fecha límite que la Tribu Fénix Demonio del Cielo ha establecido. Si no la entregamos..."

El corazón de todos se hundió aunque esas últimas palabras no fueron pronunciadas. El Jefe de la Tribu Fénix Demonio del Cielo, Huang Tian, poseía la aterradora fuerza de un Dou Sheng avanzado de cinco estrellas. Incluso Yao Ming era incapaz de bloquearlo.

"Anciano Mo, ¿has enviado el mensaje?" Yao Ming reflexionó por un momento antes de preguntar con una voz profunda.

"Ya ha sido enviado". Anciano Mo asintió al escuchar esta pregunta. Inmediatamente dudó: "Pero, ¿realmente se apresurará el señor Xiao Yan a tiempo?".

El asunto de que la Alianza Mansión del Cielo había derrotado a la Sala de Almas ya se había extendido por toda la Llanura Central. Había mucha gente en esta Región de las Bestias que también había escuchado la noticia. Naturalmente, el asunto de Xiao Yan derrotando al jefe de la Sala de Almas se había unido a esta información. Por lo tanto, muchos Ancianos esperaban mucho a este salvador. Aunque no se atrevían a decir que Xiao Yan sería capaz de obligar a Huang Tian de la Tribu Fénix Demonio del Cielo a volver, al menos, la Tribu Fénix Demonio del Cielo no se atrevería a ser tan arrogante si él estuviera presente.

"Ahora, vamos a esperar tranquilamente las buenas noticias... él vendrá..."

Yao Ming sonrió. Miró al lejano cielo y habló con absoluta seguridad.

"Yao Ming, ya han pasado tres días. ¿Has decidido si entregarás a esa persona o iniciarás una guerra?" Sin embargo, Yao Ming acababa de levantar la cabeza cuando una voz tranquila que contenía una poderosa presión reverberó por los oídos de todos los miembros de la T Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas como un trueno.

Las expresiones de los Ancianos de la montaña se volvieron extremadamente feas después de escuchar esta voz.

Los ojos de Yao Ming eran sombríos. Su cuerpo se movió y se precipitó hacia el cielo. Sus ojos se apartaron de la cordillera. Un enorme Fénix Demonio estaba batiendo un par de alas de mil pies de largo en el cielo. Una figura de túnica dorada y púrpura estaba de pie con sus manos detrás de la cabeza del Fénix Demonio. Un par de ojos dorados que contenían una increíble dignidad se dispararon.

"Jefe de la Tribu Huang Tian, la persona que entrena dentro del Manantial de la Primavera Serena es la mujer de Xiao Yan. Xiao Yan no dejará las cosas como están si te atreves a tocarla". Yao Ming respondió con una voz profunda.

"Ja, ja, qué buen 'no dejará las cosas como están'..." Los ojos del hombre de la túnica dorada púrpura revelaron una débil expresión de burla al escuchar esto. "Xiao Yan secuestró a mi hijo y amenazó a mi Tribu. Incluso posee las alas de mi Tribu Fénix Demonio. Esta persona ya es un enemigo de mi Tribu Fénix Demonio del Cielo. ¿Crees que este rey se preocupa por "dejar las cosas como están"?"

Yao Ming frunció el ceño. Parecía que este viejo fantasma estaba decidido a capturar a Cai Lin hoy.

"Te daré un minuto más para que lo consideres. Dale a este rey tu respuesta final..."

Huang Tian miró a Yao Ming con indiferencia mientras le hacía una oferta lentamente. Sus palabras acababan de sonar cuando cerró lentamente los ojos. Después de hacerlo, la atmósfera de esta tierra se volvió repentinamente intensa.

Un minuto pasó rápidamente en medio de esta tensa atmósfera. Sin embargo, la expresión de Yao Ming seguía siendo sombría. No mostró ningún signo de entregar a esa persona.

Los ojos cerrados de Huang Tian se abrieron de nuevo después de que pasara este último segundo. Un escalofrío de hielo surgió en sus ojos dorados.

"Ya que Xiao Yan tiene el valor de amenazar a este rey con mi hijo, este rey hará lo mismo con él. Capturaré a su mujer antes de decidir qué hacer".


Comentarios del capítulo: (0)


btth-capitulo-1-543
BTTH - Capítulo 1 543
31991
1543

Enfrentamiento Entre Dos Tribus

Traductor: DeadEnd

BTTH - Capítulo 1 543: Enfrentamiento Entre Dos Tribus

La expresión de Yao Ming se volvió lentamente sombría tras escuchar el grito helado de Huang Tian. Parecía que el asunto de hoy no terminaría pacíficamente...

La voz de Huang Tian sonó desde un punto por encima de la red subterránea. Sin pronunciar ninguna otra palabra innecesaria, el espacio circundante fluctuó. Su cuerpo se precipitó hacia el Manantial Nueve Sereno en lo más profundo del cuartel general de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profunda.

Muchos Ancianos de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profunda estaban extremadamente furiosos después de ver a Huang Tian irrumpir a la fuerza. ¡Esta acción no era diferente a dar una bofetada a la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profunda delante de un número incontable de personas!

"Huang Tian, no deberías ir por la borda. Este es el territorio de mi Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profunda ".

Siendo el Jefe del Clan, Yao Ming necesitaba dar un paso adelante en este momento. Su cuerpo destelló y apareció frente a Huang Tian con una expresión sombría. Gritó furiosamente. https://www.skynovels.net/ 

"Yao Ming, tú y Xiao Yan unieron discretamente sus manos y lanzaron un ataque furtivo contra los expertos de mi Tribu. Este rey ha recordado este asunto. Si te atreves a detenerme hoy, ¡no me culpes por ignorar la relación pasada con tu Tribu!" La expresión de Huang Tian era indiferente. Sus ojos dorados observaron fríamente a Yao Ming. Después de lo cual, su cuerpo pasó por delante de Yao Ming

"He oído durante mucho tiempo que el Jefe Huang Tian es extremadamente fuerte. Hoy, permíteme, Yao Ming, tener una muestra de esta fuerza".

Los ojos de Yao Ming se enfriaron. En este momento, pudo pensar en la gran diferencia entre Huang Tian y él. Un grito frío sonó y una palma con una fuerza aterradora se estrelló furiosamente hacia Huang Tian mientras se acompañaba de profundos estampidos sónicos.

"Un esfuerzo inútil. ¡Realmente no conoces tus límites!"

La expresión de Huang Tian se volvió sombría después de ver el ataque de Yao Ming. Al azar, movió su largo dedo y una pluma dorada salió disparada. Chocó con la afilada palma de Yao Ming con la velocidad de un rayo.

"¡Chi!"

El viento de la palma afilada pareció derrumbarse al entrar en contacto cuando los dos chocaron. Esa pluma de luz dorada era como un arma mágica afilada hecha de metal que no sólo rompió fácilmente el viento de la palma afilada de Yao Ming, incluso había dejado una herida sangrienta de media pulgada de largo en su mano extremadamente dura.

Yao Ming había sufrido realmente heridas al contacto. Esto hizo que su expresión cambiara. La energía dorada alrededor de su herida se extendió rápidamente como un veneno, causando que la carne en ese lugar se entumeciera.

"Es extremadamente fácil para este rey matarte".

La figura de Huang Tian apareció delante de Yao Ming en forma de fantasma. Sus indiferentes ojos dorados miraron a Yao Ming. Agitó su manga y Yao Ming sintió que una enorme fuerza se dirigía hacia él. Sonó un "bang" y salió disparado con fuerza hacia abajo. Finalmente, aterrizó sin piedad en una montaña, que inmediatamente se derrumbó.

"¡Jefe de Tribu!"

Aquellos Ancianos de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profunda revelaron una expresión diferente cuando Yao Ming cayó después de no durar ni siquiera un intercambio contra Huang Tian. Una furia surgió en sus corazones. ¡Huang Tian estaba claramente humillando a su Tribu!

"¡Luchar contra ellos!"

Algunos de los Ancianos con temperamento ardiente cargaron inmediatamente hacia el cielo con rostros furiosos. Antes de que pudieran atacar, Huang Tian se limitó a blandir su manga de forma fría e indiferente. Una aterradora luz dorada barrió y envió fácilmente a estos Ancianos fuera del cielo.

"¿Quién más? Este rey no tendrá piedad la próxima vez".

Huang Tian estaba solo en el cielo. La luz dorada silbaba alrededor de su cuerpo como un molino de viento. Sólo él era capaz de estar en el cielo. Todos los expertos de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profunda eran incapaces de entrar siquiera en el área de mil pies alrededor de él. La aterradora fuerza de un Dou Sheng avanzado de cinco estrellas se había desatado...

Muchos Ancianos de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profunda revelaron rostros púrpuras después de escuchar esa voz indiferente en el cielo. ¡Este Huang Tian les estaba humillando completamente!

"¡Creak!"

Yao Ming luchó por salir de los fragmentos de roca dentro de la montaña. Ignoró la sangre que le colgaba de la comisura de la boca mientras sus ojos miraban la figura de Huang Tian en el cielo con una expresión roja como la sangre. Sus dos puños estaban cerrados con furia, emitiendo sonidos de crujido.

"¡Activen la formación!"

Una voz fría como una cuchilla se filtró por el hueco entre los dientes de Yao Ming. Una monstruosa intención asesina se elevó.

"¡Entendido!"

Todos los Ancianos de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profunda gritaron en unión con expresiones oscuras y frías después de escuchar las palabras de Yao Ming. Al menos un centenar de figuras se elevaron al cielo. Entre ellas había indicios de un aura misteriosa.

"¡Gran Formación Placa Serpiente!"

Huang Tian frunció el ceño mientras estaba en el cielo. Naturalmente, había oído hablar de la reputación de la formación. En aquel entonces, la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profunda había confiado en esta gran formación para matar a muchos expertos extremadamente poderosos.

"La formación no es mala. Desafortunadamente, no hay ninguna persona capaz como su centro". Huang Tian habló con una voz débil. Sus ojos miraron a Yao Ming, que se había lanzado en medio de la formación.

"¡Silencio!"

La expresión de Yao Ming era oscura y fría mientras decidía ignorar las palabras de Huang Tian. Los sellos formados por sus manos cambiaron. Un pilar de luz salió disparado de su cuerpo y se mezcló con la formación, haciendo que toda la formación temblara. Un número interminable de pilares de luz de energía se reunieron de forma distorsionada. Finalmente, se transformaron en una serpiente de tres mil metros de largo. La gran serpiente irradiaba un aura antigua, haciéndola parecer extremadamente poderosa.

"¡Activar la Antigua Formación Fénix del Cielo!"

Los numerosos expertos de la Tribu Fénix Demonio del Cielo se separaron rápidamente en el cielo lejano después de que apareciera la enorme serpiente. Un grito que hizo temblar la tierra apareció sobre la tierra después de un rugido ordenado.

Un enorme fénix, similar en tamaño a la enorme serpiente, batió sus alas de diez mil pies de largo.

Apareció de forma que borró el sol después de que sonara este grito. Se enfrentó a la enorme serpiente.

Las numerosas personas de esta red subterránea inhalaron una profunda bocanada de aire frío tras ver esta impactante batalla en el cielo. Claramente, no habían esperado que ambas partes desataran realmente sus respectivas formaciones guardianas de la Tribu.

Los ojos de Huang Tian eran indiferentes mientras barrían la enorme serpiente que se encontraba en frente desde el cielo. Su cuerpo se movió. Se convirtió en un rayo de luz mientras salía disparado hacia el Manantial Nueve Sereno.

"¡A la carga!"

Yao Ming rugió inmediatamente al ver a Huang Tuan moverse. La enorme serpiente formada por los muchos Ancianos agitó su gran cola. El cielo emitió el sonido apresurado del viento al explotar repentinamente...

Huang Tian se limitó a levantar la ceja cuando fue atacado por este espantoso impulso. Sin embargo, no intervino para luchar. En su lugar, se apresuró hacia el Manantial de la Primavera Nueve Serena sin reducir su velocidad. La enorme cola estaba a punto de golpear su cuerpo cuando un fuerte y claro grito apareció de repente en el cielo detrás de él. Una enorme ala, que parecía estar hecha de una luz dorada, penetró en el aire y chocó con la enorme serpiente.

"¡Bang!"

Una espantosa onda de aire se extendió por el cielo. La figura de Huang Tian parpadeó y apareció por encima del Manantial Nueve Sereno frente a innumerables pares de ojos.

"¡Bastardo!"

Yao Ming estaba extremadamente furioso después de ver a Huang Tian cargar con éxito a su lado. Estaba a punto de dirigir a la enorme serpiente para que girara y atacara cuando el enorme fénix formado por la formación de la otra parte se acercó abalanzándose para desatar un ataque agudo. No tuvo más remedio que centrar su atención y enfrentarse a él.

Mientras Yao Ming y el resto eran retrasados por los expertos de la Tribu Fénix Demonio, los ojos indiferentes de Huang Tian se dirigieron hacia el Manantial Nueve Sereno que tenía debajo. La superficie del manantial ya había formado una capa extremadamente gruesa de hielo duro. Un aire extremadamente oscuro y frío surgía continuamente de él.

"Esta mujer de Xiao Yan es realmente extraordinaria. Realmente es capaz de entrenar en un lugar así..."

Un poco de sorpresa apareció en los ojos de Huang Tian. Aunque podía entrar y salir de este Manantial Nueve Sereno como quisiera, no se atrevía a permanecer en él para entrenar.

"Primero la capturaremos".

Los ojos de Huang Tian parpadearon. Extendió su gran mano y la apretó despiadadamente hacia el Manantial Nueve Sereno de abajo. El grueso e incomparable hielo de la superficie del lago se resquebrajó un centímetro cada vez. Finalmente, estalló en una niebla helada en medio de una serie de explosiones.

El agua del Manantial Nueve Sereno se volvió a aparecer después de que el hielo se rompiera. Huang Tian entrecerró los ojos. Pudo detectar vagamente una presión inusual que emanaba del fondo del manantial.

"¡Sal!"

Huang Tian no dudó. Un brillo frío brilló en sus ojos. Agarró con su mano y se levantó una tormenta que hizo temblar la tierra. Numerosos pilares de agua fueron formados por Huang Tian. En un instante, docenas de enormes pilares de agua salieron disparados hacia el cielo. Parecían extremadamente espectaculares.

Yao Ming observó cómo el Manantial da la Primavera Nueve Serena era puesta patas arriba por Huang Tian. Se sintió extremadamente furioso en su corazón. Sin embargo, estaba siendo retenido hasta el punto de ser incapaz de moverse. Sólo podía rezar en su corazón para que Cai Lin no fuera molestada, aunque comprendía que eso era un deseo. Si Huang Tian continuaba, tarde o temprano capturaría a Cai Lin desde el fondo del manantial...

"Hermano Xiao Yan, me temo que no puedo terminar lo que te prometí..."

La expresión de Huang Tian era indiferente mientras miraba fijamente el Manantial Nueve Sereno. Había aparecido un remolino que había llegado al fondo del manantial. Sus ojos vieron a través del remolino. Parecía ser capaz de ver una figura en el punto.

Huang Tian volvió a extender su mano cuando vio esta figura parcialmente visible. Una fuerza de succión surgió de su palma. Sin embargo, estaba a punto de arrastrar esa figura desde el fondo del manantial cuando su brazo tembló de repente. De repente levantó la cabeza y vio una figura que se precipitaba desde el horizonte con la velocidad de un rayo. Una figura ilusoria de tres mil metros se elevó en el aire mientras esta figura se precipitaba.

"¡Mou!"

Un sonido furioso y extraño descendió de repente desde el cielo. Esta aterradora onda sónica espiritual golpeó despiadadamente a Huang Tain, que era incapaz de reaccionar a tiempo, a una velocidad indescriptiblemente aterradora.

"¡Bang!"

El cuerpo de Huang Tain voló hacia atrás después de ser golpeado por este feroz ataque espiritual. Finalmente estabilizó su cuerpo de forma miserable después de destruir un par de montañas en el camino. Un grito helado que reverberó sobre la tierra hizo que su expresión se volviera verde de furia.

"¡Viejo perro Huang Tian, estás buscando la muerte!"


Comentarios del capítulo: (0)