btth-capitulo-1-559
BTTH - Capítulo 1 559
33043
1559

Calma

Traductor: DeadEnd

BTTH - Capítulo 1 559: Calma

Xiao Yan sintió una emoción diferente una vez que regresó a la Alianza de la Mansión del Cielo. Durante los pocos meses que Xiao Yan había estado fuera, la reputación de la alianza había seguido aumentando. La alianza había permanecido humilde y paciente incluso después de derrotar a la Sala de Almas, haciendo que muchas facciones asintieran silenciosamente en señal de aprobación. Que una facción fuera poderosa no sólo dependía de la fuerza con la que se revelara ante una adversidad, sino también de si se erosionaba a causa del éxito. Afortunadamente, la alianza había soportado su éxito. Por lo tanto, nadie dudaba de su gran fuerza.

Durante estos últimos meses no había habido noticias relacionadas con la Sala de Almas. Las intensas fricciones del pasado habían disminuido repentinamente, como si la facción que una vez se había erigido en señor de las Llanuras Centrales pretendiera desaparecer de la vista de todos.

Las altas esferas de la alianza seguían siendo extremadamente cautelosas con la Sala de Almas, aunque la facción permaneciera en silencio. Después de haber intercambiado golpes con la Sala de Almas durante tantos años, las altas esferas de la alianza conocían bien su naturaleza. Por lo tanto, nadie creía que esta misteriosa facción se rindiera tan fácilmente después de sufrir tal pérdida. Sin embargo, lo que les hizo dudar fue que no pudieron obtener ninguna información útil a pesar de enviar un gran número de espías para observar las acciones de la Sala de Almas.

Por lo tanto, la alianza se volvió más cautelosa y dudosa. El silencio de la Sala de Almas les hizo sentir vagamente la presión de una tormenta en puerta. https://www.skynovels.net/

La Pequeña Hada Doctora y Qing Lin, que habían seguido originalmente a Xiao Yan a la Región de las Bestias, también habían regresado en el momento en que Xiao Yan había vuelto a la alianza. Por lo que las dos damas sabían, se enteró de que la Tribu del Fénix Demonio del Cielo se había retirado después de que él se fuera ese día. Después de lo cual, la Pitón Serena Nueve Tierras Profundas decidió formar una alianza con la Mansión del Cielo tras un mes de discusión. La Alianza de la Mansión del Cielo aceptó con gusto esta sugerencia después de otra discusión. Aunque la fuerza de la Pitón Serena Nueve Tierras Profundas no podía compararse con la Tribu Fénix Demonio del Cielo, seguía siendo una de las tres grandes Tribus del mundo de las Bestias Mágicas. Además, su número superaba con creces a la gente de las Tribus como la Tribu Fénix Demonio del Cielo. Este tipo de aliado poderoso era lo que más necesitaba la alianza actual.

La alianza entre ambas partes había provocado, sin duda, una gran conmoción en las Llanuras Centrales y en la Región de las Bestias. Algunas de las otras Tribus dentro del mundo de las Bestias Mágicas, que habían adquirido algunos malos pensamientos hacia la Pitón Serena Nueve Tierras Profundas, no tuvieron más remedio que suprimir sus intenciones después de que se formara la alianza. Habían oído hablar de la fuerza de la Alianza de la Mansión del Cielo. La única Tribu dentro de la Región de las Bestias que podía compararse con la alianza era probablemente la Tribu Fénix Demonio del Cielo. Si la Pitón Serena Nueve Tierras Profundas tuviera un aliado así, su posición sería inamovible. En ese momento, incluso la Tribu Fénix Demonio del Cielo probablemente no se atrevería a lanzar una campaña y atacar como lo hizo la última vez...

La Pitón Serena Nueve Tierras Profundas se benefició de la alianza, mientras que la fuerza de la alianza aumentó una vez más. Era la primera vez que una facción de las Llanuras Centrales era capaz de atraer a una de las tres grandes Tribus de bestias mágicas a una alianza. El alcance de la Alianza de la Mansión del Cielo se había extendido a las Bestias Mágicas de la Región de las Bestias.

Después de regresar a la alianza, Xiao Yan también había mencionado a un pequeño número de individuos de alto nivel que la Tribu del Antiguo Dragón del Vacío había acordado una alianza, haciendo que todos los expertos se alegraran. La Tribu del Antiguo Dragón del Vacío seguía siendo una existencia relativamente misteriosa y poderosa incluso a los ojos de mucha gente dentro de las Llanuras Centrales. El poderío del Antiguo Dragón del Vacío en su apogeo seguía grabado en la memoria de algunos. Esta alianza fue una noticia impactante para la Mansión del Cielo.

Esta alianza, que ayudaría a la Mansión del Cielo, no requirió mucha discusión. Casi se acordó en el acto. Sin embargo, esta impactante noticia no fue anunciada. Mantener oculto a un aliado tan poderoso permitiría a la Alianza de la Mansión del Cielo sorprender a los demás. Además, esto también les permitiría proporcionar a la Tribu del Antiguo Dragón del Vacío algún tiempo para recuperarse.

Sin la provocación de la Sala de Almas, la vida de Xiao Yan había vuelto a ser inusualmente libre después de haber regresado a la alianza. Cai Lin había estado en un retiro durante muchos años. Ahora que había regresado con Xiao Xiao, ambas, madre e hija, permanecían dulcemente unidas. Xiao Yan se sintió impotente al verlas. Tampoco podía interferir en los asuntos de la alianza. Por lo tanto, sus días eran bastante relajados. Durante estos días libres, dedicó toda su atención al entrenamiento y a la energía de los Nueve Misteriosos Relámpagos Dorados dentro del cuerpo de la Pequeña Yi.

Xiao Yan codiciaba esta fuerza, pero no se atrevía a absorberla fácilmente. Por lo tanto, estudió esta cosa día y noche durante este período de tiempo, pero los Nueve Misteriosos Relámpagos Dorados no se volvió más suave a pesar de estudiarlo incansablemente. En su lugar, se aglomeró gradualmente en una perla de rayo dorado del tamaño de un puño mientras Pequeña Yi lo refinaba con la Llama Loto de Purificación Demoníaca.

Esta perla de rayo dorada flotó sobre la mano derecha de la Pequeña Yi después de que se formara. Independientemente de los métodos que Xiao Yan o la Pequeño Yi utilizaron, fueron incapaces de refinarlo. Usar la Llama Loto de Purificación Demoniaca para quemarla ferozmente básicamente no hizo nada. Xiao Yan se sentía extremadamente impotente ante tal situación. Todo lo que pudo hacer fue renunciar a tales pensamientos antes de permitir que la perla de rayo dorada volviera al brazo de la Pequeña Yi.

Después de que Xiao Yan no hubiera podido resolver el asunto de la perla del rayo dorado, había acabado teniendo aún más tiempo libre. Durante este periodo, había aceptado una misión de Yao Lao y había dirigido a una sección de expertos de la alianza para reafirmar las ubicaciones de las sucursales de las salas de la Sala de Almas que se habían encontrado. Sin embargo, durante el mes de búsqueda, descubrió que estas salas se habían quedado vacías. Las almas y toda la esencia de alma que había en su interior ya no estaban allí. La Sala de Almas probablemente había esperado que la alianza actuara así y había abandonado decididamente todas las salas de las ramas que habían sido descubiertas.

Xiao Yan no podía hacer nada más con esta situación. Después de haber experimentado el asunto de la Sala del Hombre destruida en aquel entonces, parecía que la Sala de Almas se había vuelto más sabia.

Después de una serie de búsquedas inútiles, Xiao Yan destruyó estas sucursales de salas antes de regresar con todos con las manos vacías. Sin embargo, Yao Lao sonrió débilmente debido a este resultado. No estaba demasiado sorprendido.

"Basándonos en la información que hemos obtenido, la Sala de Almas ha renunciado a las sucursales de salas que hemos descubierto. Las cosas de su interior también han sido eliminadas. Sin embargo, lo que me confunde es por qué la Sala de Almas se ha retirado claramente, incluso si sólo les preocupa que la alianza destruya estas sucursales de salas". Dentro de un pabellón de piedra en el reino de las estrellas, Yao Lao miró a Xiao Yan, que acababa de dirigir un grupo de vuelta, y explicó lentamente su razonamiento.

Xiao Yan asintió ligeramente. Algunos de las ramas sucursales eran extremadamente pequeños. Era imposible despertar el interés y la campaña para destruirla, pero incluso estas pequeñas salas de sucursales habían sido despejadas hasta que sólo quedaba polvo. Se habían limpiado demasiado.

"Ya he enviado a alguien a la Región de las Bestias para solicitar la ayuda de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas para investigar este asunto. Ellos son grandes en número y tendrán un tiempo mucho más fácil de investigar las cosas en comparación con nosotros. Debe haber un motivo oculto para la Sala de Almas..." Yao Lao informó a Xiao Yan con voz profunda.

"Definitivamente hay un motivo para todo lo anormal. Esta Sala de Almas... me pregunto qué es lo que están planeando hacer". Xiao Yan frunció el ceño. Podía percibir vagamente que el motivo de la Sala de Almas esta vez era bastante importante.

"No tiene sentido hacer conjeturas al azar. Debemos esperar a los resultados finales de la investigación". Yao Lao negó con la cabeza. La sensación de sólo poder esperar era realmente terrible.

Xiao Yan asintió. De repente, miró a Yao Lao mientras preguntaba suavemente: "Maestro, la Ceremonia Medicinal del Clan Yao está a punto de comenzar, ¿verdad?".

La mano de Yao Lao, que acababa de levantar una taza de té, tembló de repente al escuchar estas palabras. Se quedó callado por un momento antes de asentir. "En un mes".

La expresión de Yao Lao se complicó tras su respuesta. Nunca había regresado después de haber dejado el Clan en aquel entonces. Ahora, necesitaba volver de nuevo. Antes de que sus padres murieran, había prometido entrenar con gran esfuerzo y grabar los nombres de ambos en la tabla del Clan.

La tabla del Clan era para los servicios meritorios dentro del Clan Yao. Sólo aquellos que poseían grandes logros dentro del Clan podían dejar sus nombres en ella. Todos los miembros del Clan Yao veían esto como la meta de su vida. Esto no era diferente para Yao Lao en aquel entonces.

Yao Lao llevaba muchos años vagando solo por el continente. Aunque había obtenido algunos logros, comprendía que no le sería fácil cumplir la promesa que había hecho a sus dos padres tras regresar al Clan Yao. Algunos de esos compañeros del Clan Yao harían sin duda todo lo posible por detenerle.

Las manos de Yao Lao, que sostenían la taza de té, se apretaron lentamente después de pensar en que lo detendrían.

Xiao Yan sonrió al ver la complicada expresión de Yao Lao. Dijo: "Maestro, puedes hacer lo que quieras con la tabla del Clan. Deja todo lo demás a este discípulo..."

La voz de Xiao Yan se calmó lentamente, pero contenía una intensa confianza y su determinación.

Cuando había sido un joven en aquel entonces, Yao Lao había desplegado sus alas para proteger cuidadosamente al joven con aspecto de águila. La tierna águila había crecido gradualmente durante su viaje y se había elevado hasta el cielo. Bajo las alas de esta tierna águila, nadie podría herir a su maestro, que estaba en su ocaso...

Los ojos de Yao Lao se humedecieron al mirar al joven sonriente. La expresión de satisfacción en su rostro se hizo aún más densa. Ensanchó la boca antes de emitir finalmente un suave e impotente suspiro: "Pequeño testarudo..."

Xiao Yan sonrió. Levantó la cabeza y miró al cielo del sur. Se rumoreaba que el Clan Yao tenía el mejor alquimista del continente. Él realmente quería experimentar personalmente...


Comentarios del capítulo: (0)


btth-capitulo-1-560
BTTH - Capítulo 1 560
33044
1560

Ceremonia Medicinal del Clan Yao

Traductor: DeadEnd

BTTH - Capítulo 1 560: Ceremonia Medicinal del Clan Yao

Un mes pasó rápidamente de forma tranquila. Este mes fue tan tranquilo como uno podría imaginar. Incluso con la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas ayudando a investigar la Sala de Almas, los resultados no habían sido extremadamente felices. La Sala de Almas parecía haber disminuido el tamaño de su facción esta vez. Aunque los espías de la Tribu Pitón Serena Nueve Tierras Profundas fueron capaces de encontrar algunas sucursales de la Sala de Almas, no pudieron aventurarse más profundamente debido a las defensas que se habían reforzado más de diez veces.

La Alianza de la Mansión del Cielo se sintió un poco presionada por esta situación, pero les fue imposible reunir sus fuerzas para destruir todas las salas de las sucursales. Todos sabían que esta guerra terminaría con la eliminación de una de las partes de las Llanuras Centrales. Esta parte podría ser la Sala de Almas o podría ser la Alianza de la Mansión del Cielo.

Ninguna de las partes se atrevió a hacer esta apuesta. Por lo tanto, todo el mundo sólo podía observar y esperar en este momento.

El día en que se celebraría la Ceremonia Medicinal del Clan Yao llegó lentamente bajo la acumulación de esta tranquila presión...

La montaña principal en el Reino de las Estrellas

"Está bien si sólo Xiao Yan y yo nos dirigimos al Clan Yao esta vez. La alianza debe prestar atención a la Sala de Almas en todo momento. Todos deben vigilar cuidadosamente la tierra de la alianza para poder manejar cualquier cambio inesperado". Las nubes flotaban sobre la montaña principal mientras Yao Lao miraba a los altos mandos de la alianza y se reía.

Aunque estaban un poco preocupados por el hecho de que Xiao Yan y Yao Lao se dirigieran solos al Clan Yao, Feng zun-zhe y los demás sólo pudieron asentir con la cabeza después de que Yao Lao insistiera.

"Cuiden bien de la alianza". Xiao Yan miró a Cai Lin, que sostenía a Xiao Xiao, mientras hablaba.

"Sí". Cai Lin asintió ligeramente. Con su fuerza actual, aparte de Xiao Chen y el Ancestro de la Torre Píldora, nadie en la alianza la superaba. Xiao Yan se sintió más seguro con su permanencia en la alianza. https://www.skynovels.net/

"Ja, ja, de acuerdo. Todos, no hay necesidad de enviarnos más lejos". Yao Lao se elevó lentamente hacia el cielo mientras se reía de todos. Posteriormente, se dio la vuelta y se apresuró a salir del Reino de las Estrellas. El cuerpo de Xiao Yan parpadeó detrás de él y le siguió rápidamente.

El Clan Yao estaba situado en la Cordillera Shenglong, que estaba enclavada en el extremo sur de las Llanuras Centrales. Desde cierto punto de vista, esa zona podía considerarse fuera de las Llanuras Centrales. Por lo tanto, parecía extremadamente lejana.

Sin embargo, la altura de una montaña no era importante. El factor principal era quién vivía allí. Este era también el caso de esta cordillera. Aunque la cordillera de Shenglong se consideraba una región salvaje, ya que estaba llena de insectos venenosos y bestias feroces poco comunes en las Llanuras Centrales, esta zona seguía siendo bastante animada debido al Clan Yao. Además, esta cordillera estaba llena de muchos ingredientes medicinales raros. Muchos alquimistas viajaban esta gran distancia para encontrar los ingredientes medicinales que necesitaban para refinar una píldora en esta cordillera. Por lo tanto, esta cordillera de Shenglong era bastante animada.

La Ceremonia Medicinal era el evento más importante del Clan Yao. No se celebraba en un día fijo. Cambiaba en función de cómo se desarrollaban los distintos acontecimientos. En resumen, esta Ceremonia Medicinal era algo similar a la Reunión de Píldoras de la Torre de Píldoras. Desde cierto punto de vista, podría considerarse una reunión de los mejores alquimistas del continente.

Sólo esta reunión revelaría quiénes eran los alquimistas de mayor rango en este continente.

Aparte de los miembros del Clan Yao, los que podían unirse a la Ceremonia Medicinal eran gurús alquimistas de las Llanuras Centrales, que presumían de gran reputación y habilidades como alquimistas. Sin embargo, normalmente se invitaba a muy pocos individuos. Después de todo, los alquimistas que podían llamar la atención del Clan Yao eran existencias tan raras como una pluma de fénix o un cuerno de unicornio.

Sin embargo, esto no impidió que la Ceremonia Medicinal fuera grandiosa. La única razón de esta grandeza era nombrar al mejor alquimista del continente.

El reino de las estrellas estaba extremadamente lejos de la Cordillera Shenglong, donde se encontraba el Clan Yao, pero el largo viaje sólo les llevó medio día a Xiao Yan y Yao Lao. Por lo tanto, la Cordillera Shenglong, cubierta de niebla, apareció ante sus ojos al atardecer.

"Qué energía natural tan densa. Este Clan Yao realmente ha encontrado un buen lugar..."

Incluso Xiao Yan alabó involuntariamente la Cordillera Shenglong después de llegar aquí por primera vez. Las nubes que se agitaban en el aire sobre la cordillera no eran ordinarias. Se habían formado a partir de la energía natural. Uno se entrenaba más rápido si lo hacía en este lugar.

"Esta cordillera fue alimentada por un antepasado del Clan Yao durante un par de siglos para facilitar esta fertilidad". Los ojos de Yao Lao escudriñaron esta cordillera familiar pero extranjera con una expresión complicada. Era la primera vez que volvía desde que se marchó en aquel entonces. Suspiró suavemente y comenzó a descender lentamente. Finalmente, aterrizó cerca de un arroyo en la parte más profunda de la cordillera. Había un arco de piedra de unos cuantos miles de metros de altura que se alzaba silenciosamente en el lado opuesto del arroyo. Un aura antigua se extendía desde el arco.

En el centro del arco había un espacio distorsionado. Esta era la entrada al Reino del Clan Yao. Había un flujo continuo de personas que bajaban volando desde el cielo o desde lo más profundo de las montañas. Esta gente aterrizaba fuera del enorme arco de piedra. Entonces sacaban una ficha de jade y la entregaban a unos guardias que llevaban las túnicas del Clan Yao antes de que se les permitiera entrar.

"Vamos. Esta Ceremonia Medicinal es el mayor evento del Clan Yao. A algunas de las fracciones cercanas que dependen del Clan Yao se les permite entrar y observarla. Este periodo de tiempo es muy animado para el Clan Yao". Los ojos de Yao Lao barrieron aquellas figuras que entraban por la puerta espacial antes de hablar.

"Sí".

Xiao Yan asintió ligeramente. Su cuerpo parpadeó y apareció fuera del arco. Un par de figuras estaban allí como estatuas. Sus ojos afilados se dispararon mientras gritaban. "Esta es un área importante del Clan Yao. No están autorizados a entrar sin autorización. ¿Quiénes son ustedes?"

Los ojos de estas pocas personas eran extremadamente agudos. Consiguieron identificar que Xiao Yan no pertenecía a una facción cercana con sólo una mirada, porque incluso los jefes de las facciones que venían presentaban una expresión humilde. Sin embargo, la apariencia calmada de esta persona frente a ellos no mostraba ningún respeto o temor por el Clan Yao.

Las figuras humanas que iban y venían por el profundo arroyo se detuvieron. Sus ojos eran curiosos mientras miraban a Xiao Yan y Yao Lao.

"Alianza Mansión del Cielo mi maestro, Yao Chen, ha sido invitado a participar en la Ceremonia Medicinal".

Xiao Yan miró a los pocos. Su pie se adelantó suavemente mientras un aura monstruosa surgía repentinamente de él. Obligó a esos pocos individuos a retroceder. Aquellas personas de las diversas facciones vecinas inhalaron inmediatamente un aliento frío. Sólo los jefes con mayor experiencia revelaron una expresión de comprensión. Las conversaciones privadas comenzaron a extenderse inmediatamente.

"Es realmente Yao Chen, de la Alianza Mansión del Cielo. ¿No significa eso que esta persona es Xiao Yan, que derrotó al jefe de la Sala de Almas? Es inesperado que incluso él haya venido".

"Se rumorea que Xiao Yan es el campeón de la Reunión de Píldoras de la Torre de Píldoras. Posee un logro extremadamente alto en términos de habilidades alquímicas".

"Hee, en términos de Dou Qi y combate, es probable que sea muy fuerte. Sin embargo, si quiere comparar las habilidades alquímicas en la puerta del Clan Yao, realmente está pidiendo sufrir..."

"Eso es difícil de decir, difícil de decir..."

Las expresiones de esos pocos guardias cambiaron ligeramente después de escuchar las suaves voces circundantes. El nombre de Xiao Yan era extremadamente conocido incluso entre estos antiguos Clanes. El declinado Clan Xiao todavía se las arreglaba para producir un individuo tan sobresaliente. Esto era un milagro.

Xiao Yan los miró a todos, pero no sintió ganas de encontrar una falta en ellos. Lanzó al azar una ficha de jade. Un guardia la recibió y la estudió por un momento antes de suspirar aliviado. Un pilar de luz salió disparado y golpeó la gran puerta. Apareció una fluctuación espacial que le dio una sensación de distorsión.

"Señores, por favor... habrá alguien que les guíe a los dos hacia el Clan una vez que entren".

Esta vez, estos guardias parecían mucho más respetuosos. La fuerza siempre era honrada en este mundo. La fuerza de Xiao Yan era comparable a la de los Grandes Ancianos de su Clan Yao. No se atrevieron a ofenderle.

Xiao Yan asintió. Se dio la vuelta y miró a Yao Lao detrás de él. Yao Lao inhaló una profunda bocanada de aire y asintió lentamente. Después, ambos se movieron y se precipitaron en el espacio distorsionado al mismo tiempo.

Su visión se deslumbró ligeramente después de entrar en la fluctuación espacial. La cordillera frente a ellos se convirtió en exuberantes llanuras verdes. Había muchas bestias de aves enormes con alas de miles de pies de tamaño descansando en el suelo verde.

"Señores, por favor, vengan por aquí".

Xiao Yan y Yao Lao acababan de aterrizar cuando un miembro del Clan Yao con armadura se acercó rápidamente. Los condujo hacia un enorme pájaro. En este momento, ya había un par de cientos de figuras de pie en él. El pájaro estaba muy animado.

Xiao Yan, que había experimentado un proceso similar en el Clan Gu, estaba familiarizado con tal situación. No charló con nadie. En su lugar, él y Yao Lao se dirigieron a un lugar con menos gente y estudiaron en silencio la enorme llanura.

El enorme pájaro agitó sus grandes alas después de que los dos subieran a bordo. Finalmente, agitó un viento salvaje mientras silbaba hacia el cielo. A continuación, voló rápidamente hacia las partes más profundas del Reino del Clan Yao.

Este vuelo continuó durante una media hora. Sólo entonces Xiao Yan sintió que la velocidad del enorme pájaro disminuía. Sus ojos miraron a la distancia y vieron una parte de la nube. Una imponente montaña que penetraba en la nube apareció en su vista. Era vagamente posible ver grupos de grandes salones y edificios en la enorme montaña. Innumerables columnas de humo se elevaron lentamente hacia el cielo, llenando el aire con una rica fragancia de píldoras.

El gran pájaro rodeó la gran montaña antes de aterrizar finalmente en una plaza. Xiao Yan y Yao Lao descendieron lentamente. Yao Lao miró el entorno familiar y se quedó un poco distraído.

Xiao Yan no interrumpió el estado de distracción de Yao Lao. Se puso tranquilamente al lado de Yao Lao con las dos manos delante de él en las mangas. Sus ojos se entrecerraron e ignoró por completo las extrañas miradas que lo rodeaban.

Las dos figuras que se encontraban en la plaza parecían excepcionalmente deslumbrantes ante la gente que iba y venía. Por lo tanto, después de un par de minutos, una risa anciana algo familiar se transmitió lentamente al oído de Yao Lao y Xiao Yan.

"Me preguntaba quién es el que no conoce las reglas. En realidad, son ustedes dos... sin embargo, Yao Chen, este anciano está realmente un poco sorprendido de que alguien como tú, que fue expulsado del Clan, posea la cara de volver..."

Los pasos de los individuos de alrededor se ralentizaron. Miraron al anciano, que se acercaba lentamente con una fría sonrisa. Todos ellos retrocedieron sabiamente.

"Yao Wangui..."

Xiao Yan relajó lentamente sus dos manos que habían sido insertadas en su manga. Levantó los ojos y miró a aquel anciano algo familiar. Su voz era tranquila mientras la comisura de su boca se alzaba en un arco de hielo.


Comentarios del capítulo: (0)