btth-capitulo-1-564
BTTH - Capítulo 1 564
33171
1564

Hun Huzi

Traductor: DeadEnd

BTTH - Capítulo 1 564: Hun Huzi

La cima de la montaña medicinal estaba cubierta por una nube. Una extraña fragancia medicinal se extendía, haciendo que el corazón de uno se sintiera imperturbable, como si estuviera en un lugar divino.

Había grupos de ingredientes medicinales reunidos como un mar en la cima de la Montaña Medicinal. Había un estadio incomparablemente enorme flotando en el aire sobre el mar de ingredientes medicinales. Había cuatro enormes calderos medicinales en las cuatro esquinas de la plaza. Una fragancia de píldora se elevaba lentamente de ellos mientras un humo se cargaba en la nube.

Había muchas figuras humanas de pie en este escenario flotante. Se emitían muchas conversaciones animadas. Sus ojos miraban hacia el norte. Había muchas sillas de piedra cuidadosamente dispuestas allí. Unas bonitas sirvientas se movían como mariposas por los dos lados de las sillas de piedra. Esas ágiles manos llenaban todas las copas de jade de las mesas de piedra.

"¡Swoosh swoosh!" https://www.skynovels.net/

Xiao Yan y Yao Lao se apresuraron a la cima de la montaña. Sus ojos barrieron alrededor. Estaban a punto de encontrar un lugar al azar para tomar asiento cuando el Anciano Wanhuo se levantó de una silla de piedra al lado. Se rió en voz alta: "Jefe de la Alianza Yao Chen, joven amigo Xiao Yan, por aquí, por favor".

"¿Yao Chen? ¿Xiao Yan? La Alianza de la Mansión del Cielo, ¿eh? Es inesperado que incluso esos dos hayan venido".

"Según los rumores, parece que este Yao Sheng fue una vez alguien del Clan Yao, pero posteriormente fue expulsado del Clan por alguna razón".

"¿Realmente ocurrió algo así? Hee, si esto es realmente el caso, ¿no significa que el actual Clan Yao lamenta profundamente su decisión?"

La risa del Anciano Wanhuo atrajo inmediatamente a muchos pares de ojos hacia la ubicación de Xiao Yan y Yao Lao. La actual Alianza Mansión del Cielo era extremadamente conocida y aparecía como el nuevo señor de las Llanuras Centrales. La mayoría de los presentes habían oído hablar del Jefe de la alianza de nombre y de su líder espiritual. Muchos susurros privados comenzaron a surgir.

Xiao Yan ignoró completamente estas diversas miradas. Todo lo que hizo fue simplemente mirar a Yao Lao.

"Ja, ja, es tal y como has dicho. Representamos a la Alianza de la Mansión del Cielo. Si no nos dan una buena posición, estarían despreciando nuestra alianza". Yao Lao se rió.

Xiao Yan sonrió al escuchar su explicación. Después, sus cuerpos parpadearon y aparecieron a poca distancia del Anciano Wanhuo. Encontraron una posición y se sentaron. Las afiladas sirvientas que estaban a su lado se apresuraron a servirles.

El Anciano Wangui les sonrió a los dos después de que se hubieran sentado. Los otros Ancianos que estaban a su lado, se sintieron un poco antinaturales. Estos Ancianos eran todos representantes de alto nivel del Clan Yao. Si Yao Chen hubiera seguido en el Clan Yao, habría tenido que saludarles nada más al verlos, pero la realidad actual les permitía comprender que probablemente serían ellos los que tendrían que saludarle...

¡El Jefe de la Alianza de la Mansión del Cielo era una posición comparable a la del Jefe del Clan Yao!

"No hay nada interesante que ver durante el inicio de la Ceremonia Medicinal. Se trata simplemente de algunos jóvenes del Clan Yao mostrando su habilidad. El evento principal de la Ceremonia Medicinal es después de eso..." Yao Lao miró el incomparablemente grande escenario de piedra que había debajo y se rió suavemente. Inmediatamente miró a Xiao Yan y dijo: "Si puedes salir victorioso en esa competición final, la posición de alquimista principal del continente te pertenecerá."

"En realidad no me importa mi posición, pero el Clan Yao es realmente muy arrogante. Sólo estoy planeando usar las habilidades de alquimista que el maestro me ha enseñado para mostrarles que sus acciones imprudentes y tontas de entonces han causado que el Clan Yao pierda un verdadero genio." Xiao Yan sonrió mientras respondía. Sus habilidades de alquimista ya habían superado a Yao Lao, pero la razón por la que era capaz de alcanzar tal logro era debido a las enseñanzas de Yao Lao. Si era capaz de salir victorioso en ese lugar, nadie dentro del Clan Yao se atrevería a impedir que Yao Lao dejara el nombre de sus padres en la tabla del Clan.

"Pequeño amigo..." Yao Lao sonrió mientras le reprendía. Sin embargo, su rostro estaba lleno de una expresión de satisfacción. Los cielos realmente le habían bendecido con un discípulo así.

"Aunque tus habilidades de alquimista ya han alcanzado el pináculo, no será un asunto fácil salir victorioso en esta Ceremonia Medicinal". La expresión de Yao Lao se volvió grave mientras decía: "Aquellos que pueden participar en la competición final entre alquimistas son básicamente los mejores individuos de este mundo. Sería imposible incluso encontrar alquimistas de este tipo dentro de la Torre Píldora..."

Xiao Yan asintió suavemente. Naturalmente, no pensaba que los que podían participar en la competición de alquimistas fueran individuos mediocres, pero cuanto más fuerte era su oponente, más interesado estaba en competir. Desde aquel divertido encuentro con otros durante la Reunión de Píldoras de entonces, Xiao Yan no había sido capaz de competir con otros en términos de refinamiento de píldoras medicinales en un entorno como este durante mucho tiempo...

Además, los oponentes esta vez serían mucho más fuertes que los oponentes de la Reunión de Píldoras.

El tráfico humano alrededor del escenario de piedra se expandió mientras Xiao Yan y Yao Lao conversaban. Posteriormente, varios ruidos se dispararon hacia el cielo. El zumbido de las voces hizo que incluso las nubes del cielo se dispersaran un poco.

Las voces se extendieron antes de que un sonido de gong sonara en el cielo. Muchos miembros del Clan Yao se levantaron rápidamente. Sus respetuosas voces se extendieron de forma poderosa.

"Bienvenido Jefe de Clan".

Las nubes del cielo se agitaron mientras el vasto y poderoso saludo reverberaba antes de separarse. Un Anciano de pelo blanco dio un paso adelante lentamente. Su mano se posó en el aire y emitió ondas de misteriosas fluctuaciones. El espacio parecía haberse solidificado en ese momento.

"¿El Jefe del Clan Yao?"

Una expresión grave pasó por los ojos de Xiao Yan mientras miraba a este Anciano de pelo blanco, que estaba lleno de una cálida amabilidad. Podía sentir un aura inusualmente poderosa que irradiaba del cuerpo del Anciano. Esta aura era mucho más fuerte que el aura del Anciano Wanhuo.

"Este es el Jefe del Clan Yao, Yao Dan. Actualmente es un Dou Sheng de siete estrellas..." Los ojos de Yao Lao eran un poco complicados mientras miraba al Anciano de pelo blanco. Independientemente de lo sucedido, la sangre del Clan Yao seguía fluyendo dentro de su cuerpo. Su corazón sintió cierta emoción al ver al Jefe del Clan Yao.

"Dou Sheng de siete estrellas..." Xiao Yan entrecerró los ojos. Esta debería ser la persona más fuerte dentro del Clan Yao. De hecho, era un poco más fuerte que el más fuerte de la Mansión del Cielo. La fundación de un Antiguo Clan era, de hecho, algo para envidiar.

"Ja, ja, los que han venido son invitados..."

El Jefe del Clan Yao, Yao Dan, reveló una cálida sonrisa en su rostro mientras estaba en el cielo. Acarició con sus manos a la multitud densamente poblada. Entonces, sus ojos saltaron de repente por encima de todos y se detuvieron en Yao Lao. Esos ojos parpadeantes contenían una emoción complicada.

Xiao Yan, que estaba sentado junto a Yao Lao, también sintió la mirada de Yao Dan. Su expresión no cambió, pero una luz negra parpadeó a su lado. El Rey del Norte apareció de nuevo. Sus ojos indiferentes miraron fijamente a Yao Dan. Era como una bestia salvaje, que de repente se volvía violenta y empezaba a matar si se le incitaba.

Yao Lao levantó lentamente la cabeza. Sus ojos miraron directamente a Yao Dan mientras sonreía débilmente. Juntó sus manos y saludó: "Saludos al Jefe de Clan Yao Dan".

"Yao Chen... todos nos hemos equivocado".

Los ojos de Yao Dan se centraron en Yao Lao antes de cambiar inmediatamente a Xiao Yan. Sus ojos se detuvieron en el Rey del Norte junto a Xiao Yan un dejó escapar un suave suspiro por una razón desconocida. Dio un paso adelante y apareció junto al asiento principal mientras muchos Ancianos del Clan Yao le daban una respetuosa bienvenida.

"Ja, ja, viejo Yao Dan, ¿estás finalmente dispuesto a salir de tu retiro?"

Yao Dan estaba a punto de sentarse cuando otra voz antigua y experimentada se propagó lentamente por el cielo. También había una fragancia medicinal extremadamente densa contenida en esta voz. Después, todos vieron una luz verde parpadeando en el horizonte lejano. En un par de respiraciones, un caldero medicinal de color verde pálido atravesó rápidamente el aire y llegó. En el caldero medicinal había un Anciano con una túnica de lino ordinaria. Llevaba en la mano un bastón hecho con ingredientes medicinales. Muchos frascos de jade colgaban de este bastón, emitiendo claros sonidos de repiqueteo mientras se agitaban.

"Anciano Shen Nong... es inesperado que haya aparecido un Anciano así.

La sorpresa brilló en los ojos de Yao Lao cuando vio a esta persona. Xiao Yan a su lado se sobresaltó antes de que pareciera haber recordado algo. La expresión grave de sus ojos se disparó. Aunque el nombre de este Anciano Shen Nong no era muy famoso, era un experto extremadamente Anciano dentro del mundo alquímico. Incluso Yao Lao sólo podía considerarse un subalterno en comparación con él. Era inesperado que esta persona, que había estado desaparecida durante muchos años, apareciera en este lugar.

"Es realmente digno de la Ceremonia Medicinal..."

Xiao Yan se lamió suavemente los labios. Su corazón de repente se puso a hervir. Ser capaz de competir con tal persona en términos de habilidades de alquimia era realmente algo que haría que el corazón de uno hirviera.

"Ja, ja, viejo amigo, realmente sigues vivo..." Yao Dan se rió suavemente, pero su expresión no era la menor sorpresa.

El Anciano Shen Nong se levantó del caldero medicinal. Agitó su mano y guardó el caldero. Sus viejos y experimentados ojos barrieron a su alrededor antes de detenerse en Xiao Yan. Dejó escapar una suave exclamación antes de reírse: "Hace muchos años que no salgo. Es inesperado que una nueva cara haya aparecido en las Llanuras Centrales. Una Fuerza Espiritual que ha alcanzado el Estado Celestial Perfecto a pesar de ser tan joven. Qué sorprendente..."

"Saludos al Anciano Shen Nong". Xiao Yan sonrió. Tranquilamente juntó sus manos y se rió delante de los muchos pares de ojos presentes.

El Anciano Shen Long sonrió mientras asentía. Estaba a punto de tomar asiento cuando de repente frunció el ceño y se dio la vuelta. Miró detrás de él. Una nube negra había surgido repentinamente a una velocidad impactante. En un abrir y cerrar de ojos, se había convertido en un hombre de mediana edad vestido de negro. Tras la aparición de esta persona, toda la plaza comenzó inmediatamente a emitir un zumbido bajo como el lamento de un alma.

"Hun Huzi del Clan Hun. He venido sin invitación. Esperemos que el Jefe del Clan Yao Dan no me lo tenga en cuenta". El hombre vestido de negro sonrió débilmente. Su voz firme se extendió por toda la plaza.

"Hun Huzi..."

Yao Lao, que estaba al lado de Xiao Yan, se estremeció al escuchar el nombre de esta persona. Un brillo frío surgió en sus ojos.


Comentarios del capítulo: (0)


btth-capitulo-1-565
BTTH - Capítulo 1 565
33218
1565

El comienzo de la Ceremonia Medicinal

Traductor: DeadEnd

BTTH - Capítulo 1 565: El comienzo de la Ceremonia Medicinal

"Hun Huzi... ¿el maestro lo conoce?"

La reacción de Yao Lao había sorprendido a Xiao Yan. Sus ojos escrutaron al hombre de mediana edad vestido de negro en el cielo mientras fruncía suavemente el ceño. Era otra persona del Clan Hun. Esta gente siempre aparecía de forma tan misteriosa...

"¿Todavía recuerdas el incidente de la Torre Pequeña de entonces? La persona del Clan Hun que se había escondido dentro de la Torre Pequeña de Píldoras, y al final, traicionó e hirió a su maestro antes de escapar finalmente..." La profunda voz de Yao Lao contenía un odio infinito.

"¿Esa persona es Hun Huzi?" El corazón de Xiao Yan se estremeció mientras exclamaba.

"Sí". Yao Lao asintió lentamente. Sus ojos observaron a Hun Huzi en el cielo mientras continuaba con una voz helada: "Esta persona tiene una posición extremadamente alta dentro del Clan Hun. Incluso Hun Mie Sheng no puede compararse con él. Inesperadamente, incluso él ha sido atraído por la Ceremonia Medicinal del Clan Yao..."

"Hun Huzi es relativamente importante para el Clan Hun. Si no me equivoco, él debe ser el cerebro detrás del malvado plan de recolectar tantas almas. Si podemos eliminarlo, sería equivalente a romper un brazo del Clan Hun".

Xiao Yan entrecerró los ojos al escuchar esta información. Un escalofrío pasó por sus ojos. Xiao Yan estaba muy contento de eliminar al Clan Hun. Si encontraba la oportunidad, intentaría ver si podía matar a este Hun Huzi...

"Sin embargo, no debes ser descuidado. Este Hun Huzi tiene un gran logro en términos de refinamiento de la medicina. De lo contrario, no habría sido seleccionado por el jefe de la Torre Pequeña de la Píldora en aquel entonces como discípulo. Sumando tantos años de entrenamiento, sus habilidades de alquimia probablemente ya han alcanzado un nivel profundo e insondable..." Yao Lao informó suavemente a Xiao Yan.

Xiao Yan asintió. Si uno describiera a alguien que pudiera alcanzar tal posición dentro del Clan como una persona mediocre, incluso un niño pequeño no creería esta descripción. Xiao Yan naturalmente no subestimaría a su oponente.

"Hun Huzi... ¿por qué ha venido este tipo? Nuestro Clan Yao no lo invitó".

"Hmph, el Salón de Almas ha estado capturando almas durante muchos años. Incluso ha atacado despiadadamente a los alquimistas y les ha arrebatado sus almas. Hun Huzi está definitivamente involucrado en ese asunto".

"¡No podemos permitir que una persona así participe en la Ceremonia Medicinal de nuestro Clan Yao!"

La aparición de Hun Huzi atrajo inmediatamente la intensa reacción de muchos Ancianos del Clan Yao. Muchas miradas furiosas fueron lanzadas hacia Hin Huzi mientras sonaban gritos severos.

El jefe del Clan Yao en el asiento del líder y el Anciano Wanhuo intercambiaron miradas entre sí. Descubrieron que ambos fruncían el ceño. Estaba claro que la llegada de Hun Huzi sin invitación había superado sus expectativas. El Clan Yao siempre había mantenido una distancia con el Clan Hun. Este antiguo Clan era mucho más antiguo que ellos. Independientemente de los cambios que habían sufrido los demás Clanes antiguos durante los últimos miles de años, sólo el Clan Hun seguía siendo misterioso y extraño. La aterradora fuerza que mostraba ocasionalmente hacía que uno sintiera miedo involuntariamente.

Añadiendo la misteriosa desaparición del Clan Ling y del Clan Shi, el Clan Yao, el Clan Lei y el Clan Yan empezaron a actuar con más cautela con los Clanes Hun y Gu. De ahí que sus corazones sintieran cierto desagrado cuando vieron que Hun Huzi había llegado sin ser invitado. Sin embargo, fue una suerte que comprendieran claramente la situación actual. Por lo tanto, sus rostros aún conservaban una sonrisa como anfitriones.

"Ja, ja, parece que los amigos del Clan Yao no parecen darme la bienvenida. Esto no parece coincidir con la reputación de gustar de entretener a los invitados..." Hun Huzi colocó sus dos manos detrás de él mientras estaba en el cielo. Sus ojos se desviaron hacia Yao Dan mientras se reía débilmente.

"Hun Huzi, mi Clan Yao no te ha invitado. Además, el actual Clan Hun y el Clan Gu no tienen relación con los otros Clanes antiguos. Estas acciones tuyas no son como antes. Incluso podría profundizar la duda que sentimos por el Clan Hun". El Anciano Wanhuo respondió con voz profunda.

"Precisamente porque no tenemos miedo de que profundicen su duda, he venido hoy..." Hun Huzi sonrió y dijo: "Esta Ceremonia Medicinal se considera la mayor reunión de alquimistas del continente. Ja, ja, yo también estoy interesado en la posición del mayor alquimista del continente. Si el Anciano Wanhuo tiene la capacidad de darme esta calificación, me iré inmediatamente".

"¡Arrogante!"

Las palabras de Hun Huzi provocaron inmediatamente que algunos Ancianos del Clan Yao gritaran furiosamente.

"Ja, ja, mi Clan Yao no está capacitado para darte el nombre del mejor alquimista del continente. Lo único en lo que uno puede confiar para obtener este nombre es su propia habilidad de alquimista..." Yao Dan se rió débilmente y dijo. "Ya que estás tan interesado en el nombre del mejor alquimista del continente, deberías quedarte aquí. Nuestro Clan Yao no es un Clan que menosprecie a sus invitados. Mientras obedezcas las reglas de mi Clan Yao, serás el invitado del Clan. De lo contrario... aunque seas el alquimista jefe del Clan Hun, tal vez tenga que intervenir y contenerte".

Una afilada intención asesina brilló en el Anciano rostro de Yao Dan cuando habló hasta este punto. El poderío de un jefe de Clan hacía que uno se sintiera silenciosamente asombrado.

"Jefe de Clan, ¿no es esto un poco inapropiado?"

Los Ancianos circundantes del Clan Yao se sobresaltaron cuando escucharon que Yao Dan permitía que este Hun Huzi se quedara atrás.

"La Ceremonia Medicinal es la actividad más grande dentro de nuestro Clan Yao. No podemos simplemente expulsar a nuestro invitado delante de tanta gente sin una razón. Eso llevaría a los demás a pensar que nuestro Clan Yao es prepotente. Aunque debemos tomar precauciones contra el Clan Hun, actualmente hay mucha gente reunida dentro de este Reino Yao. No me digas que alguien se atrevería a intentar algo inapropiado". Yao Dan agitó la mano y dijo con calma. "El Viejo yo le vigilará de cerca. Si hay algo malo, este Anciano yo le atacará personalmente y le matará".

Al escuchar la insistencia de Yao Dan, todos sólo pudieron asentir como respuesta.

"El jefe de Clan Yao Dan es realmente magnánimo..." Hun Huzi se rió suavemente. La comisura de su boca se curvó mientras una extraña sonrisa brillaba rápidamente en sus ojos. Su cuerpo se movió y apareció en una silla de piedra frente a muchos pares de ojos. Esta posición estaba casualmente a poca distancia de Yao Lao y Xiao Yan.

"Yao Chen, has aceptado a un buen discípulo. Aunque haya permanecido en las profundidades del Reino Hun, el nombre de tu discípulo sigue siendo extremadamente conocido". Los ojos de Hun Huzi se desplazaron hacia una silla de piedra antes de posarse en Yao Lao. Una extraña sonrisa apareció en la comisura de su boca mientras hablaba.

"¿Quién puede compararse con Hun Huzi, que ha traicionado a su maestro y destruido a su antepasado, en cuanto a ser infame?". Yao Lao sonrió y sacudió la cabeza mientras respondía.

"Ha, he sido miembro del Clan Hun desde que nací y poseo la línea de sangre del Clan Hun. El asunto de la destrucción de mi antepasado no tiene nada que ver conmigo. En cuanto a traicionar a mi maestro, ja, ja, nunca pensé en ese Viejo tonto como mi maestro..." Hun Huzi se limitó a sacudir la cabeza con cierta seriedad tras escuchar las burlas de Yao Lao. Sus dos ojos se estrecharon en un arco peligroso. Dijo despreocupadamente: "Yao Chen, deberías darme las gracias. Si no hubieras llamado mi atención en aquel momento, ya que quería que trabajaras para mi Clan Hun, tu alma habría sido destruida hace tiempo. ¿Cómo habrías encontrado el tiempo para esperar a que tu discípulo te rescatara? Ja, ja, pero no importa. Ya que has escapado, todo lo que tenemos que hacer es recapturarte. En ese momento, la Alianza de la Mansión del Cielo comprenderá por fin lo ingenua que es".

La expresión de Yao Lao se volvió sombría después de escuchar estas palabras. La expresión de Xiao Yan a su lado no cambió. Se rió suavemente pero no habló. Con un movimiento aleatorio de su manga, el Rey del Norte a su lado salió de repente disparado hacia delante. Apareció junto a Hun Huzi en un instante. Una patada afilada golpeó despiadadamente hacia Hun Huzi como una gran hoja afilada.

"Hmph".

El ataque, que había llegado de repente, sobresaltó incluso a Hun Huzi por un instante. No había esperado que Xiao Yan fuera tan despiadado. Xiao Yan no pronunció una sola palabra antes de simplemente atacar, pero Hun Huzi no era una persona ordinaria. Inmediatamente dejó escapar un frío resoplido. El espacio que le rodeaba se distorsionó mientras su figura desaparecía extrañamente. La siguiente vez que apareció, estaba sobre una silla de piedra en la distancia.

"¡Bang!"

La patada del Rey del Norte convirtió la mesa y la silla de piedra en polvo. Después de lo cual, dejó de moverse. Sus ojos eran indiferentes mientras miraba a Hun Huzi antes de volver al lado de Xiao Yan y quedarse quieto como una estatua.

Xiao Yan sostenía una copa de jade en su mano mientras una bonita sirvienta se acercaba obedientemente para llenarla con un fragante vino medicinal elaborado por el Clan Yao. Tomó un sorbo suavemente y de repente se rió: "Los individuos fríos que han traicionado a sus maestros deben permanecer lejos de mí..."

"Ja, ja, qué gran Xiao Yan..."

Una sonrisa apareció en el rostro de Hu Huzi mientras se sentaba en la silla de piedra a cierta distancia. Su sonrisa era densa y helada. Una fluctuación de energía aterradora se extendió lentamente desde su cuerpo mientras miraba fijamente a Xiao Yan, haciendo que las expresiones de muchos Ancianos del Clan Yao cambiaran.

"Hun Huzi, hoy es la gran ceremonia de nuestro Clan Yao. Las peleas están prohibidas. Los que rompan las reglas serán expulsados del Reino Yao". Yao Dan, que estaba sentado en el asiento del líder, adoptó una actitud pasiva mientras los dos trataban su conflicto. En ese momento levantó la cabeza y habló con voz débil.  https://www.skynovels.net/

"Ja, ja, ya que el jefe de Clan Yao Dan ha abierto la boca, naturalmente voy a escuchar".

La sonrisa en el denso rostro de Hun Huzi se endureció cuando escuchó esta orden antes de ensancharse inmediatamente. Sin embargo, el frío brillo dentro de sus ojos se hizo más denso. Este Anciano había elegido no hablar cuando Xiao Yan había atacado. En cambio, había elegido dar un paso adelante y mostrar su imparcialidad cuando Hun Huzi tomó represalias. Esto era claramente ser parcial contra él delante de tanta gente.

"Qué gran Clan Yao..." Hun Huzi rió fríamente en su corazón. La expresión de sus ojos también se volvió más extraña.

Yao Dan ignoró la expresión de Hun Huzi. Sus ojos barrieron lentamente a su alrededor. Sus ojos se detuvieron mientras barrían a Xiao Yan. Después, una voz indiferente se extendió lentamente. Fue como un trueno mientras resonaba alrededor de la cima de la montaña.

"Es la hora. ¡Que comience la Ceremonia Medicinal!"


Comentarios del capítulo: (0)