tg-capitulo-391
TG - Capítulo 391
29603
469

Cuidar.

Capítulo 391: Cuidar.

En una pequeña oficina, las proyecciones de diferentes criminales pasaban.

Los detalles de los historiales eran bastante minuciosos y no solo se trataba de la fuerza, sino que de los gustos y de la personalidad.

Cada uno de esos informes estaba siendo leído por Nicole, quien estaba anotando cada negocio que ellos realizaban.

Viendo cuáles eran sus métodos para ocultarse, como trabajaban y cuáles eran las consecuencias de esos trabajos.

Algunas actividades ilegales eran obvias, pero otras actividades eran bastante nuevas ante los ojos de Nicole.

“No sabía que se podía traficar con bestias salvajes… Es ilegal mover bestias mágicas desde las amazonas a otra parte del mundo. Ni hablar de las bestias en la cordillera.” Murmuró Nicole sorprendida por este nuevo mundo.

Antes el ‘tráfico de vida salvaje’ reunía varios millones y más cuando se trataba de las pieles de animales en peligro de extinción, pero ahora al ser bestias mágicas había más ganancias de lo que ella imaginaba.

No solo se vendían a las mismas bestias mágicas, sino que algunas bestias protegidas por leyes imperiales eran objeto de caza.

Una de las razones por la cual las organizaciones criminales eventualmente regresaban a zonas cercanas a las amazonas o a la cordillera.

Alice fue quien le mencionó este tipo de negocios, diciendo que ‘entre más protegida la carne de una bestia, más deseaban comerla algunos’.

Tal vez esa glotona estaba pensando en comida, pero técnicamente no mentía, en cuanto a la idea general.

Los elementales al morir dejaban motas de polvo o cenizas que contenían una gran cantidad de energía mágica y, sobre todo, representaba la afinidad del elemental, materializado.

Tal elemento era usado por alquimista para crear elixir capaz de aumentar la afinidad de un mago, para crear círculos mágicos del tipo defensivo o de ataque e incluso por herreros para sus armas y armaduras, otorgando afinidad a un elemento o resistencia a ese elemento.

Debido a que en muchos lugares los ‘elementales’ eran tratados como una ‘raza mágica’, su caza estaba estrictamente prohibida, pero mientras hubiera demanda, habría un negocio.

Nicole dio un suspiro al darse cuenta de que había pensado en la tarea de manera muy superficial.

La Reina del Norte ya le dio fecha para la reunión e iba a ser en la ciudad de Río de Janeiro en Brasil.

Un área portuaria y superpoblada significaba que habría muchos negocios ilegales los cuales podía controlar y, por ende, bastantes organizaciones que deseaban tomar territorio.

“Un área con bastante potencial…” Murmuró Nicole entendiendo que el lugar no iba a ser simple.

Las grandes ciudades tenían restringidos los movimientos espaciales o la mayoría de ellos estaban registrados en los radares.

En este mundo donde existía los anillos espaciales capaces de guardar una gran cantidad de objetos, ‘contrabandear’ entre países no era tan difícil.

Fue por eso razón que se buscaba restringir los movimientos espaciales evitando de esa forma que las personas llevaran de un lugar a otro, objetos en cantidades masivas.

En la mayoría de los casos los países lo hacían para que los comerciantes no evitaran pagar impuestos y si bien era imposible de detener, todos los países se tomaban su tiempo para intentarlo.

Fue por esa razón que traficar por barco de una manera más ‘clásica’, era algo más normal y más cuando se pensaba en tráfico de bestias mágicas o ‘tráfico humano’.

Escuchando que alguien tocaba la puerta de su oficina, Nicole permitió que entrara y Ersin lo hizo.

“Escuche de la Reina del Norte que estabas trabajando duro, pero estoy impresionada.” Dijo Ersin al caminar entre las proyecciones y con una sonrisa, comentó. “Pensé que te lo habías tomado muy a la ligera, ahora veo que estoy equivocada.”

Entre algunas proyecciones estaban los criminales nuevos y antiguos que actualmente se encontraban en Río de Janeiro.

Las nuevas pandillas, mafias y cualquier individuo que realizaba negocios en la ciudad… Estaba utilizando la información del imperio, que era impresionante, así que obtuvo todo esto.

“En realidad lo hice, pero fue una amiga quien me abrió los ojos… También me dio una paliza.” Murmuró Nicole, sin contener su media sonrisa.

Pensó que tomar el control iba a ser un trabajo que sería fácil y que solo necesitaba miedo y fuerza, pero fue Alice quien le hizo ver que estaba equivocada.

“Lo bueno es que estás mirando más profundamente. Eso me agrada.” Respondió Ersin y sentándose en el sofá, preguntó. “Pero, ¿Qué harás? ¿Continuarás? ¿O te rendirás?”

Nicole se quedó pensando.

¿Podía hacerlo? Ahora que veía todo detalladamente y entendía que esta magna obra no era un juego de niños, dudaba.

Y fue esa duda que la empujaba a saber sus límites, a encontrar de lo que era capaz y que era lo que necesitaba dejar para avanzar, lo que mantenía su deseo de seguir.

“A veces hay cosas que no puedes lograr, incluso con una gran fuerza.” Señaló Ersin y con una risa, murmuró. “Si no fuera de esa forma, yo hubiera llegado a este mundo hace tiempo.”

¿Quién era? Esa pregunta pasa rápidamente por su mente y Nicole se mantuvo mirando a esa elfa, perdida en los ojos blancos.

Sentía una confianza abrumadora en su fuerza, pero también captó algo más.

“¿No crees que lo logre?” Preguntó Nicole y manteniendo su mirada, dudó. “¿No deseas que encuentre el equilibrio entre mi objetivo y mis valores?”

Ersin dio una encantadora sonrisa a su pregunta y estuvo claro que fue atrapada.

“¿Tu amiga te ayudó a darte cuenta?” Cuestionó Ersin y riéndose suavemente, explicó. “Esta misión no es más que una broma. Lo que buscaba de ti era que controlaras una ciudad, solo amplifique al extremo la dificultad porque tomaste a la Reina del Norte.”

Prácticamente estaba tomando esta tarea como una broma para ella y solo esperaba que lo consiguiera hasta un punto, tal vez controlando una ciudad… Y ese sería un gran logro.

¿Cuántas personas lograban unificar todas las organizaciones criminales de una ciudad y luego mantenerlas?

Problemas con traiciones repentinas, controlar la lealtad, mantener los negocios, repeler a los rivales y luego cuidarse de las autoridades locales.

“Y no, no dudo sobre que lo habrías logrado antes. De una forma negativa, pero lo lograrías. Después de todo, si usabas a la Reina del Norte, los criminales se arrodillarían ante ella. Por algo es llamada ‘Reina’.” Detalló Ersin y mirándola detenidamente, añadió. “Pero si vas por ese camino, no solo aprender sobre el equilibrio sería difícil, sino que podrías ser corrompida con bastante facilidad.”

Decían que el poder corrompe… En este caso el poder, vendría a ser la autoridad para controlar toda una organización y dependiendo de cómo formara esa organización, podría terminar siendo capaces de ordenar a sus subordinados como deseara.

Ahora solo tenía a María bajo su mando y si Nicole fuera sincera, cuando pensaba que esa asesina estaba en su control total, la incomodaba.

“Y lo más importante para ti… ¿Por qué intentas hacer esta tarea? Para probarte a ti misma y aprender, es suficiente tomar una ciudad.” Dijo Ersin con una mirada curiosa.

Estaba en lo correcto.

En esta tarea podría aprender a limitar sus valores con respecto a sus objetivos y una vez que lo aprendiera y se pusiera un objetivo propio, podría tener mayor oportunidad de alcanzarlo.

Se podía decir que estaba en una encrucijada, pero Nicole no podía oculta que esa colosal misión era algo que la atraía.

No era por ambición, sino que se trataba de que era un objetivo demasiado grande para ella… Y eso hizo querer intentarlo.

Una montaña necesitaba ser escalada, un enemigo poderoso necesitaba ser superado… Eso para ella significaba ser imparable.

“¿Por qué Víctor creó el Imperio Sudamericano?” Preguntó Nicole, logrando tomar de sorpresa a Ersin.

¿Era por qué lo tomó como una tarea colosal? ¿Deseaba el poder y la autoridad? ¿Quería el prestigio? ¿O quería ver si era capaz?

Para Nicole que estuvo al lado de ese individuo, no pudo encontrar ninguna razón que lo motivara.

Sus ‘Guardias de las Sombras’ le brindaba una fuerza numérica que no sería una broma en ningún lado y su propio poder, era tanto su autoridad como su prestigio.

Sin embargo, conquistó todo un imperio y tomó responsabilidades que seguramente no le interesaba.

Después de todo, para Nicole ese individuo no parecía ser alguien que le importara su gente y sus ciudadanos.

“Esa es una excelente pregunta, que no está en mí responderla.” Replicó Ersin y riéndose bastante divertida, señaló. “Debería preguntársela personalmente.”

Nicole no se esperó ninguna respuesta, así que no tuvo problemas al asentir cómodamente, ya que esa respuesta fue más de lo que había esperado.

Había una razón detrás de crear un gran imperio y llevarlo a la prosperidad y estuvo claro que no era tan simple como parecía.

“Me prepararé para la reunión de la Reina del Norte. Creo que necesito dar este paso antes de pensar en cualquier otro tema.” Dijo Nicole de forma honesta.

Pensar en las posibilidades no tenía sentido si no era capaz de dar el primer paso y lo bueno era que Alice estuvo muy pendiente de ella y Nicole tenía alguien con quien hablar cuando tenía dudas.

Aunque María era una criminal más profesional a la cual preguntar, esa glotona daba buenos consejos.

******

Alice levantó la mirada para ver a su amiga que acababa de llegar.

“¿Y cómo fue todo?” Preguntó al ver que su hermana estaba animada.

“Bien… Fue trabajo. Simplemente me estaba poniendo en orden con su itinerario y comprendiendo mi rol de guardaespaldas de una celebridad.” Respondió Aurora con una sonrisa.

A pesar de que el rol de guardaespaldas en realidad era una farsa, Aurora se lo estaba tomando seriamente y era posible que Amber le hubiera explicado todo, aceptando esa seriedad.

Alice como alguien que había pasado bastante tiempo con su hermana, sabía que se tomaba con cierta seriedad su trabajo y ese rasgo era algo muy natural en ella.

De cierta forma, que lo mostrara significaba que se estaba dejando conocer y para los días que llevaban en este lugar era agradable de ver.

“Por cierto, Amber pronto tiene que ir a trabajar en su película. ¿Quieres ir?” Preguntó Aurora y rápidamente, detalló. “No necesitas leer informes o tomarlo como un trabajo, sino que será para explorar este mundo del cine.”

Junto a sus palabras se rascó las mejillas dando una media sonrisa algo tímida.

¿No deseaba estar sola? Era posible que Cithrel la estuviera acompañando y esa princesa seguramente estaba tomando el papel para ayudar a su amiga, a reconectarse con una antigua conocida.

Así que la razón era otra.

“¿No deseas que esté aburrida? Sabes que no necesitas llevarme para ningún lado, para mí está bien quedarme aquí.” Respondió Alice con calma.

En vez de acompañar y estar en su pequeña farsa, ella prefirió quedarse en el hotel, leyendo un libro y comiendo sus papitas.

“Lo sé, pero… Me siento culpable por haberte traído.” Respondió Aurora de forma honesta y dando un suspiro, comentó. “Siempre eres la que me sigue y aceptas todo lo que hago, ayudándome. Muy pocas veces te dejas llevar.”

No solo se trataba de las misiones o trabajos, sino que las actividades que ambas realizaban y en el cual Alice siempre la seguía, a pesar de que algunas veces, estaba con personas que ni siquiera le importaba.

Ahora era un ejemplo claro, de Aurora tratando de reconectarse con alguien de su pasado y aunque lo hizo de una forma curiosa, estaba queriendo seguir adelante a su manera.

Sin embargo, en esta clase de lugar estaba ella, quien no tenía ninguna relación con las personas que se reunían, más que haberlo visto como un tercero.

“Si quieres puedes volver a Zerzura o puedes hacer algo que te anime.” Añadió Aurora rascándose la mejilla.

Alice se rio suavemente, disfrutando ver a su hermana preocuparse por ella.

“¿Deseas que te deje sola con esa pervertida? Ya has reunido a bastante pervertidos, creo que debo cuidarte.” Precisó Alice y al ver que Aurora estaba roja ante su broma sorpresa, ella declaró. “No necesitas preocuparte por mí. No tengo nada que me atraiga como para que me mueva.”

Dejando de lado sus primeras palabras, ella estaba siendo honesta.

Excepto visitar restaurantes por la ciudad, ante sus ojos no había nada más que le llamara la atención y era posible que si volvía a Zerzura, prácticamente hiciera lo mismo.

“Además, ¿has pensado lo que harán con lo de la Primera Heroína? Hasta que no definan bien la situación, muchos creerán que la Primera Heroína está aquí.” Añadió Alice y con un tono serio, declaró. “Me quedaré aquí por ahora.”

Todavía recordaba que tras que la Primera Heroína volviera a aparecer algunos pagaron para buscar cualquier información de ella y el problema era aquellos que pagaron, ofrecieron una gran cantidad de dinero.

Liam estaba trabajando en Zerzura y seguía con su red de información, pero él le ayudo a contactar con una red de información local, pero hasta ahora no consiguieron nada de información.

“Ni hablar de la búsqueda de Cithrel.” Murmuró Alice con calma.

A veces Cithrel hablaba con Aurora delante de ella y no tenía problemas de contar sobre la búsqueda, ya que dio la impresión de que no le interesaba… Y esa era la verdad.

Incluso si supiera algo, no la ayudaría y solo actuaría como una observadora, pero eso no significaba que no supiera el peligro de sus acciones.

“Cithrel cree que tiene la llave para la torre mágica. Pero han pasado demasiados años desde que ese individuo desapareció. ¿No crees que alguien ya ha encontrado la misma ‘llave’?” Preguntó Alice y con una sonrisa al ver la preocupación de su hermana, precisó. “Pero tener la llave, no significa que pueda entrar… ¿Crees que la torre mágica de un individuo que asesinó a dioses es un tesoro que cualquiera pueda tomar?”

Para Alice estaba claro que Cithrel tenía más información que no decía y que mantenía en secreto y tal vez una de ellas era relacionada con ese lugar.

Sin embargo, lo que podría tener una princesa de otro mundo que era la sobrina de la aprendiz del ‘Enemigo de la Humanidad’ no era algo que cualquiera pudiera obtener.

Veinte años habían pasado desde que ese individuo había desaparecido y ese era tiempo suficiente como para que otros descubrieran la ‘llave’, pero eso no significaba que hubieran podido usarla.

“Lo tendré en cuenta y se lo advertiré a Cithrel.” Respondió Aurora con un tono solemne.

Alice dio una sonrisa al verla actuar tan seria.

“En cuanto a tu oferta de ir al cine… En realidad, no me interesa demasiado, pero iré.” Añadió Alice y en voz baja, murmuró. “Técnicamente también soy su guardaespaldas, así que debo dar la apariencia de que trabajo.”

Ambas eran los guardaespaldas al menos de forma oficial, así que necesitaba mantener una apariencia.

Aunque si fuera sincera, no era como si fuera un problema y más cuando la discográfica, era parte de una empresa que a su vez pertenecía a la Empresa Apicius.

“Además, te debo cuidar de esa pervertida.” Dijo Alice con una sonrisa bromista y algo seria.

La expresión de Aurora tembló con bastante vergüenza y Alice se rio.

Ver a su hermana reaccionar de esa manera, era sin duda divertido… Y una razón por la cual era agradable seguirla.


Comentarios del capítulo: (0)


tg-capitulo-392
TG - Capítulo 392
29636
470

Un gran estudio.

Capítulo 392: Un gran estudio.

La Empresa Apicius era la segunda empresa más grande del mundo.

Siempre se decía lo mismo y era algo que todos sabían, pero para algunos era difícil conocer los límites de que cuán grande era la empresa.

‘Comedus Pictures’ era una gran compañía productora y distribuidora de cine con sede en Hollywood.

Bajo su control había desde empresas menores de revistas, canales televisivos, estudios de diferentes tipos, y una lista bastante grande de diferentes empresas centradas en el entretenimiento.

Tal masiva empresa era uno de los más grandes estudios de entretenimiento no solo de Estados Unidos, sino que a nivel mundial y tal estudio pertenecía a la Multinacional Apicius.

Aurora que observaba, no pudo evitar estar nerviosa al caminar por el enorme estudio de esta gigantesca empresa y ver los carteles de programas televisivos importantes.

Estaba en la parte de los estudios de canales televisivos conocidos y dentro de cada edificio, que estaba encantado con magia espacial se encontraban set de grabación de programas en vivo o estaba comenzando las grabaciones de diferentes series.

“La magia ha revolucionado el entretenimiento. Ahora no es necesario viajar a otro país, con magia de ilusión pueden crear escenarios de cualquier lugar. Es por eso que los magos de ilusión son muy solicitados.” Contó Amber mientras caminaba por el área y con una sonrisa, murmuró. “Este estudio es uno de los más grandes. Cada edificio está encantado con magia espacial y sus espacios internos son extendidos. Permitiendo que se pudiera grabar de múltiples formas.”

¿Cuánto se gastaba para crear este enorme estudio?

Esa pregunta no era importante cuando estuvo claro que por lo gigantesco que era este lugar, que las ganancias eran enormes y el problema era que Aurora no se podía quitar la idea de incomodidad.

Comedus Pictures pertenecía a la Empresa Apicius y ella era la segunda accionista de esa empresa… Todavía seguía creyendo que era una broma y si fuera sincera, prefería ignorar todo ese tema.

Hace tiempo que la convirtieron en la segunda accionista de una forma, que sin duda era extraña y de una manera tan tranquila, que las personas normales dudarían al escucharla.

“Hay muchas personas.” Murmuró Cithrel bastante impresionada y notando que Venali observaba a una elfa caminando con una bestia mágica, añadió. “Y bastante diverso.”

¿Qué hacia una elfa en este lugar? Aurora estuvo seguro de que había visto esa mujer en algún anuncio de una serie conocida.

El problema era que esa bestia mágica también le parecía conocida.

“¿No es el acompañante en una serie de policía?” Dudó Aurora con cierta seriedad, al recordar de donde venía.

La bestia mágica era un lagarto, tan alto como un humano y de unos tres metros de longitud, pero con escamas de color negro y blanco… Era imposible no reconocer a una bestia mágica tan especial.

“Je… Sí, estás acertada.” Respondió Amber y caminando un poco más, señaló un cartel de la entrada de uno de los estudios.

La elfa estaba vestida como policía y se encontraba sosteniendo una pistola, mientras que a su lado el lagarto llevaba un chaleco especial grabado con el logo de policía.

La portada de una serie policiaca que incluía bestias mágicas en las fuerzas.

“En los últimos años ha habido una tendencia de añadir bestias mágicas. Tal vez es porque la Empresa Apicius tiene buena relación con el bosque mágico. Dicen que esta serie es bastante famosa en Zerzura.” Reveló Amber y dándole una señal para que la siguieran, añadió. “Yo he trabajado con una banda de gorilas y bonobos. Mi próximo concierto será con ellos, así que si quieren pueden venir a verlos.”

Aurora que sintió la mirada y la emoción de esa mujer no pudo evitar dar una sonrisa y asentir.

Hace tiempo la recordaba cómo alguien más tímida y callada, pero ahora estaba actuando animada y se dejaba llevar.

También era diferente a cuando actuaba en público, en este momento se podía decir que era un poco infantil y eso era agradable.

Volviendo a caminar, los guardias de seguridad patrullaron el área y otras veces los drones sobrevolaban el estudio, dejando en claro que la seguridad era alta.

Amber introdujo varios estudios de diferentes series o programas de televisión y tal como mencionaba, en algunas de ellas había bestias mágicas en el reparto.

La mayoría de ellas eran bestias mágicas que tenían una gran inteligencia como los bonobos, pero otras veces eran de otro tipo de bestia mágica.

Y lo increíble era que esos individuos eran tratados como actores y tenían su propio ‘séquito’; un grupo de personas que estaba para ayudarlos.

“Cuando llegue me mencionaron que el ‘séquito’ es una muestra de autoridad. Algunos prefieren la cantidad y otros la ‘calidad’. Algunos actúan como guardaespaldas, como en mi caso.” Contó Amber y bajando la voz, murmuró. “También hay que tener cuidado, si una mujer lleva muchos hombres… Digamos que los rumores son muy dañinos.”

Amber volvió a dar una sonrisa y avanzaron.

La industria del entretenimiento no era algo tan agradable y no solo había rivales maliciosos, sino que individuos ricos que tenían poder o poderosos usuarios de habilidades que creían que podían hacer lo que desearan.

“Debes haber soportado bastante.” Dijo Cithrel con un tono calmado.

¿Estaba curiosa? Por la mirada de esa princesa, estaba claro que ella estaba deslumbrada por este nuevo ‘mundo’.

No solo queriendo saber todo lo bueno y lo brillante, sino que deseando conocer la oscuridad.

“En realidad, no. Mi discográfica pavimenta el camino para mí e incluso cuando fui una novata en este mundo, ellos quitaron todas las piedras en mi camino y evitaron que pasara malos momentos.” Respondió Amber con un tono algo serio y dando un suspiro, añadió. “Pero he escuchado que las novatas la pasan mal.”

Aurora desvió la mirada ante las primeras palabras y dio un suspiro para sí misma.

Recordaba que había visto películas bastante crudas de este mundo y de lo que las mujeres y hombres jóvenes que deseaban entrar a esta industria, hacían o eran obligados a hacer.

Así que estuvo algo alegre de que Amber no la hubiera pasado tan mal y ella estaba pensando en agradecerle a James, que, en su momento, cumplió su petición para cuidar a su conocida.

“¿No es mejor ir set de grabación? ¿El director no te regañará por llegar tarde?” Preguntó Aurora cambiando de tema.

Esa jovencita le estaba dando una guía y la estaba acompañando por todo el estudio explicando detalle a detalle, pero Aurora no había olvidado que en realidad estaban para acompañarla al trabajo.

“Le dije al Director que llegaría tarde. Además, mis escenas pueden ser realizadas al final, hoy no se grabará algo importante.” Reveló Amber con calma y al sentir la mirada de Aurora, dio una media sonrisa y murmuró. “Pero podemos ir.”

¿Había visto su expresión algo seria? Esto podía ser una farsa, pero Aurora no podía evitar tomarse en serio su trabajo y no deseaba crearle problemas a Amber.

No obstante, esa psiónica continúo caminando, tomando la delantera y por sus hombros temblorosos estuvo claro que estaba aguantando su risa.

Aurora también dio una sonrisa dándose cuenta de que su preocupación estaba saliendo de forma inconsciente.

“Por cierto, aunque es tarde para preguntar… ¿De qué se trata la película en la que actúas?” Preguntó Cithrel con una mirada curiosa y sin contener su emoción, cuestionó. “¿Cuál es tu papel?”

Para alguien que venía de visita de otro mundo y que había estado durante un tiempo en este lugar, estuvo claro que el mundo del entretenimiento le llamaba la atención y no era la única.

Enanos, humanos y elfos se habían convertido en actores y actrices, mientras que otros entraban en el mundo del modelaje o de la música.

Tras la guerra europea-demoniaca, los terranovense en general se habían convertido en el foco de atención y para algunos negocios, era indiscutible el atractivo.

Los terrícolas deseaban ver elfos dentro de sus películas y los terranovense les interesaba toda esta industria, ahora Cithrel estaba mostrando esa emoción e incluso Venali que siempre estaba en silencio, daba una mirada curiosa.

“Se llama ‘Entre Nosotros’, trata de dioses que están en la tierra conviviendo con los mortales.” Reveló Amber de forma clara.

Esa premisa hizo que Cithrel diera una mirada sorprendida y parpadeara bastante atraída, pero quien fue cautivada con mayor fuerza fue Alice.

Si antes estaba actuando como una observadora silenciosa que solo comía papitas, ahora no pudo evitar dar una mirada a Amber.

“Una idea curiosa.” Murmuró Alice con una expresión honesta.

“Lo es. El Director ha dirigido algunas películas antes, pero su anterior película fue un éxito desde el estreno y ha sido nominada para varios premios.” Contó Amber bastante animada a causa de que Alice hablara y con una sonrisa, reveló. “En esta película no soy la protagonista, mi papel es de una diosa benevolente que tiene la autoridad de la ‘Música’.”

El papel de una diosa… Aurora estuvo segura de que sus fans iban a amar este papel de ella.

“La trama se trata de una mujer que escucha la voz de otra persona en su cabeza. Esa voz se presenta como su sirvienta y viene a despertarla, ya que resulta que la protagonista es una diosa que ha sido sellada y al no recordar su vida pasada, convive con los mortales.” Narró Amber y sin contener su emoción, preguntó. “¿Le gustaría participar? El Director es bastante amigable y permisivo, un poco estricto en las escenas de actuación y bastante excéntrico, pero creo que le agradara tener algunos ‘extras’.”

Aurora negó de inmediato con la cabeza y Alice se hizo la despistada como si no estuviera escuchando, dejando a Cithrel y Venali.

La princesa tenía una gran sonrisa en su expresión y estuvo claro que estaba emocionada, pero se controló.

“Aunque estoy curiosa, prefiero no crear problemas en tu trabajo.” Respondió Cithrel, siendo bastante respetuosa.

Sabía que si aceptaba podría crearle problemas a Amber e incluso molestando a sus compañeros en el trabajo.

Si bien Aurora y Alice estaban como guardaespaldas, esa princesa y Venali estaban como visitantes, una cosa era ver los alrededores y otra era inmiscuirse en la obra.

“Comprendo lo que piensas.” Replicó Amber y dando una sonrisa, añadió. “Igualmente no tienen que preocuparse. Mi manager avisó de que vendría con unas amigas… O conocidas.”

Se avergonzó un poco al decir ‘amigas’, pero inmediatamente se corrigió con algo de timidez e hizo una señal para que se movieran.

Aurora se rio en voz baja y pudo ver que Amber se ponía más nerviosa.

Esa forma de actuar o la forma que se avergonzaba, le recordaba un poco al pasado y no fue de una mala manera como había esperado.

Caminando con un mayor ánimo, en grupo pasaron las diferentes secciones y en un momento, varios jóvenes se atrevieron acercarse y se tomaron unas fotos con Amber, antes de retirarse y ser advertidos por esa famosa cantante sobre las fotos.

“Ellos parecen ser novatos, así que tuve que advertirle sobre las fotos. En este lugar está prohibido que los trabajadores de cualquier grado, se saquen fotos con las estrellas.” Explicó Amber y al ver curiosidad, detalló. “Esta regla fue puesta, ya que algunas veces las fotos son vendidas, pero yo creo que se debió por algunas estrellas… Cuyas actitudes son ‘peculiares’.”

El grupo se miró entre ellos ante esas palabras y Amber, se dio cuenta de lo que podían pensar.

“Oh, no se preocupen por nosotros. Tenemos pase ‘VIP’ y cualquier famoso mantendrá su imagen pública delante de ustedes.” Añadió antes de instarlos a que la siguieran.

Imagen pública… Dejaba en evidencia que en lo personal esas ‘estrellas’ podrían ser muy diferente.

Para Aurora no era tan extraño cuando había héroes que le gustaba mantener una imagen pública que resultaba ser muy diferente a la vida personal y de cierta forma era normal… Era su trabajo mantener y crear sus imágenes.

Caminando por los diferentes edificios, pasaron los almacenes y luego se encontraron con una entrada a otra sección del estudio.

Esta vez la entrada tenía el logo de ‘Entre Nosotros’ y tras entrar, vieron decenas de escenarios diferentes y mixtos.

Algunas eran calles famosas replicadas con sus edificios, otros eran acantilados montañosos y cada uno de ellos estaba excelentemente diseñado y estuvo claro que era de un gran valor.

Aurora pensó en que no era mentira de que la Empresa Apicius y especialmente ‘Comedus Pictures’, le estaba concediendo bastante libertad al director.

Los diferentes escenarios que estaban por el área eran impresionantes y si bien el número de personas no era tan alto, cuando llegaron al centro Aurora dio una mirada sorprendida al gran escenario principal.

Habían replicado una escuela, convirtiéndola en un gran escenario y gracias a sus partes móviles, era capaz de grabar en diferentes lugares solo teniendo que mover algunas paredes o pasillos.

“Al parecer ahora están grabando una escena en la escuela…” Murmuró Amber y con una sonrisa, señaló. “Ahí está el director.”

Llevando un traje de alta calidad, un hombre de cabello negro estaba observando una cámara de grabación y estaba hablando con los otros trabajadores.

En ese momento que todos miraron, ese individuo levantó su mirada y Aurora pudo ver los ojos rojos de ese individuo observando a Cithrel, Venali, Amber y luego un poco a ella.

Era posible que alguien pudiera confundirlo con un modelo o un actor famoso y eso era debido a la atmosfera que liberaba y su figura… Incluso Aurora no pudo negar que en cuanto a apariencia resaltaba entre todas las personas que había visto.

La mirada en ella duró un breve momento, pero ese hombre al mirar a la última persona del grupo que tenía una bolsa de papitas en sus manos, dio una gran sonrisa.

Y…

“¡Alice!” Gritó el director con una gran sonrisa y sin importarle la gente, empezó a correr a este lugar.

La sonrisa, la atmosfera animada que emanaba y su mirada divertida dejaba ver que conocía a la glotona y el problema era que resultaba imposible relacionarla con la persona que saludaba.

Alice no llevaba ninguna de esas emociones y ella hizo crujir la bolsa de papitas mientras que sus ojos y su aura revelaban… Molestia.

No, era más que molestia.

Tras la sorpresa, la molestia estuvo, pero al ver a ese individuo dejo ver ira y Aurora pudo sentir una pizca de sed de sangre.

Al instante siguiente, esa glotona trató de ocultar todas las emociones, pero incluso en este punto, la molestia fue visible para Aurora que la conocía demasiado bien.

Nunca la había visto de esta manera y para Aurora, esta era la primera vez que una persona hacia que su hermana sintiera tantas emociones en tan poco tiempo.

Y ella no pudo ocultar su curiosidad.


mode_commentComentario de Evil_Warlord

Capítulo de hoy, mañana sin falta viene el otro… Estará interesante. Psdt: Ayer no hubo un capítulo y la razón es simple: Escribo un capítulo por día y a veces esos capítulos pueden ser tan largos que es imposible terminarlo en un día, lo que hace que el otro día lo complete. Si publico uno, ustedes se acercan a mi reserva y en algún momento me atraparan, así que para evitar ese problema no subo. En fin, disfruten el capitulo de hoy.


Comentarios del capítulo: (0)