tg-capitulo-395
TG - Capítulo 395
29662
473

Sera divertido.

Capítulo 395: Sera divertido.

En el departamento en donde residía Amber, tanto Cithrel Como Aurora miraban la última proyección.

Un artículo formulado de tal forma que hizo parecer que las fotos antiguas de Serafín junto a Cithrel, en realidad era la prueba de una relación secreta.

La famosa cantante Serafín tenía una relación con una elfa de otro mundo y Aurora que estaba observando el artículo, vio que esa princesa y la psiónica se miraron.

“Estoy saliendo con una mujer encantadora.” Dijo Cithrel con una risa entretenida para aliviar la atmosfera y luego dando una media sonrisa, añadió. “Lo siento, debe ser molesto.”

Sus primeras palabras buscaban relajar a Amber, y su disculpa fue sincera.

Un rumor para una persona tan famosa podía ser muy dañino y ‘Serafín’, era literalmente una celebridad de fama mundial.

Era posible que su imagen fuera dañada, pero…

“En realidad, entre todos los rumores que he tenido a lo largo de mi carrera, este es el más agradable.” Dijo Amber y sin poder contener su risa, exclamó. “¡Soy la amante de una gran princesa!”

Estaba emocionada de verdad.

Tal vez eran por las fantasías de caballeros y princesas o quizás porque de Terra nova se escuchaban muchas historias, pero Amber estaba sonriendo entretenida.

“¿Para cuándo nuestra boda?” Preguntó Amber y con cierta mirada curiosa, dudó. “Cuando te conviertas en emperatriz, ¿me llamaran ‘emperatriz’ o seré una ‘concubina’?”

Si su primera pregunta era una broma, su última duda era algo sincera.

No obstante, para Aurora que observaba, no pudo evitar tener una expresión temblorosa.

¡Serafín con sus bromas sin saberlo estaba entrando a la boca de un lobo feroz!

“En realidad, podrías llamarte como desees e incluso inventar un nuevo título.” Respondió Cithrel y dando una sonrisa coqueta, murmuró. “Aunque te aviso que tengo otras amantes en mi vida.”

El caballero galante que había despertado le dio una mirada a Venali, que hizo que esa disciplina guardaespaldas se volviera completamente roja y entonces luego dio una mirada a Aurora.

“Ohhh…” Exclamó Serafín con mejillas completamente rojas y dando una mirada, murmuró. “Lo siento, solo estaba bromeando.”

Amber se estaba disculpando con Aurora y Venali.

“No. Yo no soy su pareja, ni amante, solo su amiga, aunque…” Respondió Aurora, dándole una mirada a Venali.

Básicamente estaba desviando toda la atención de sí misma a Venali, quien dio una mirada seria.

“Su Majestad puede tener las parejas que desee. Yo soy solo su sirvienta.” Respondió Venali con un tono tan solemne, que impresiono incluso a Aurora.

Luego todas se miraron y se rieron entretenidas.

Amber que estaba animada fue a la heladera a buscar unas cervezas y las trajo para todos, preguntando si deseaban vaso o deseaban beberla directamente.

“Como dije esta no es la primera vez que me ocurre.” Dijo Amber y con una sonrisa, empezó a proyectar otras noticias.

Una aventura con un fan, una aventura con un famoso actor, actriz, un guardaespaldas y el número de personas continuaba.

“Últimamente llama más la atención si estoy con mujeres. La razón es que estoy bastante con mi jefa de seguridad y mi manager u otras mujeres. Ya me ha dejado de afectar y no le doy importancia.” Comentó Amber con un tono simple mientras bebía y dando una sonrisa, alabó. “Aunque esta vez, la persona que creo este artículo fue un experto.”

Aurora que estaba leyendo algunos de esos artículos de aventuras no pudo evitar suspirar.

La imagen de Amber era bastante buena y no solo por las canciones sobre heroísmo, sino que por sus actividades recurrentes con organizaciones internacionales o conciertos de beneficencia.

A ella la conectaron con demasiados individuos y algunos hablaban de rumores que la conectaban con personas ricas para llegar a su posición.

Sin embargo, ninguno llego demasiado lejos y este nuevo artículo estaba llamando la atención bastante rápido por la forma que fue formulado.

“Esta es la primera vez que alguien habla de mí en este mundo.” Dijo Cithrel y con una sonrisa, reveló. “En Terra nova si alguien dice algo de la familia imperial es considerado delito. Es una ley vieja, pero sirve para mantener la ‘autoridad real’.”

¿Por eso estaba emocionada?

Si la persona que escribió este artículo supiera que la ‘elfa’ de la cual escribió, era la Princesa Heredera del Imperio Falion… ¿Cómo lo tomaría?

“¿Quieres encender aún más las redes?” Preguntó Amber animada.

Estaba viendo la sonrisa entretenida de Cithrel y estuvo claro que ella se estaba dejando llevar, pero a la persona que le acababa de preguntar, era nada más que el caballero galante.

Resultaba obvio que se uniría y fue por eso que asintió emocionada.

“Ven, vamos a sacarnos una foto. ¡Haremos que este rumor encienda las redes!” Anunció Amber y Cithrel se acercó rápido, pero esa psiónica miró a Venali y a Aurora y añadió. “Vengan, entre más mejor.”

Cithrel le hizo una señal a Venali, quien obedeció y se sentó a su lado, pero solo Aurora quedo dudosa.

“¿No creará problemas con tu manager?” Preguntó Aurora de forma curiosa.

No deseaba ser la persona aguafiestas, pero no quería que Amber se metiera en problemas por su culpa.

¿La estaba cuidando demasiado?

Le daba cierta importancia al trabajo y para alguien famosa, su ‘imagen’ era parte de su trabajo.

“No. Mi manager me ayuda en muchas tareas y se encarga de varios asuntos, pero con las redes sociales puedo hacer lo que desee.” Confesó Amber y ver que su preocupación era sincera, detalló. “Desde que comencé, la discográfica me trato muy bien. Aunque era una novata, me dieron un contrato de una gran estrella, me cuidaron y protegieron. Siempre sentí que alguien me cuidaba en secreto, pero ahora puedo protegerme sola.”

La estaba mirando de forma seria y está viendo a través de ella.

Pedirle a James que se encargara de una prometedora cantante no fue tan difícil y fue una de las pocas veces que utilizó la autoridad de la ‘segunda accionista’, pero ahora al verla lo entendió.

Ella había crecido en este ambiente y había madurado, hasta el punto de que había forjado su propia carrera y esa carrera estaba al nivel, que sería imposible ser derribada por algunos pocos rumores.

“Entiendo…” Murmuró Aurora dejándose llevar y acercándose a Serafín.

******

Un mensaje vino de repente a Alice que estaba en el ascensor.

Ya hace una hora había dejado atrás al idiota molesto que había estado quejándose todo el viaje de que su auto fue ensuciado con sangre.

Un auto que tal vez cambiaria a los días.

Había estado hablando con James para ver de dónde venía el contrato por la cabeza de la Primera Heroína y si era posible cancelarlo, pero ahora a leer las últimas noticias, dio un suspiro.

“De verdad son problemáticas.” Murmuró Alice sin poder evitarlo

Si el artículo de internet bien escrito podía causar un poco de revuelo, que imágenes y fotos de Serafín con esa misma elfa aparecieran, fue explosivo.

Una foto de Serafín siendo besada en la mejilla por Cithrel y al otro lado por su hermana, era una de las tantas fotos que estaba siendo tendencia en las redes.

Primero empezó abrazándose con Cithrel, con el título de ‘un amor entre mundos’ y luego una foto con Venali y esa misma princesa, diciendo ‘dos son mejores que uno’.

Tan solo para finalizar con la foto de su hermana y Cithrel besando cada lado de la mejilla, sin ningún título y con una canción.

‘Explorando’.

Una canción que hablaba de un par de mujeres que exploraban su sexualidad con la persona que le gustaba hasta que ambos aceptaban sus gustos y finalmente terminaban juntas… No era una canción muy seria y en este caso fue utilizada para darle ambigüedad a las fotos.

A una hora de subir las fotos, una de las publicaciones había obtenido más de diez millones de ‘me gusta’ y se había vuelto virales en la mayoría de las redes sociales.

Era normal para Serafín que en una de sus redes sociales había superado los mil millones de seguidores internacionales.

Con la bendición de la Diosa del Conocimiento, que permitía que los terrícolas entendieran todos los idiomas no era muy difícil que una estrella obtuviera una fama mundial.

“Si son un problema.” Murmuró Alice al salir del ascensor.

Ahora se estaba dirigiendo al departamento de Amber que estaba en el penúltimo piso de un edificio y al ver la seguridad en el área, su expresión se relajó un poco.

Debido a que ella era parte del grupo de Amber, la dejaron pasar hasta la puerta del departamento y tocó la puerta.

Tal vez el rumor de relación no tuviera importancia, pero el problema era que cualquier persona se daría cuenta de que Amber, estaba en una buena relación con las personas que estaban en la foto.

Y eso era debido a que esa cantante no tenía una ‘amiga’ con la cual bromeaba de esta forma.

Aurora tal vez pensó que esa psiónica había seguido con su vida, pero para Alice, no había avanzado demasiado.

“¿Ellas están aquí?” Preguntó Alice al ver que Venali era quien abría la puerta y al ver que esa elfa estaba vestida de mayordomo dio una expresión extraña.

“Si, ellas han estado bebiendo y divirtiéndose.” Respondió Venali sin cambiar de expresión y abriendo camino, añadió. “Puedes pasar.”

Alice se contuvo de preguntar la razón por la cual estaba vestido de mayordomo y entró al departamento, escuchando las risas que venían de la sala.

“Estoy impresionada, hay cientos de miles comentarios apoyando tus múltiples amoríos.” Bromeó Cithrel y viendo su reloj holográfico, contuvo su carcajada y leyó. “‘¿Alguien ha visto mi heterosexualidad? Acabo de perderla.’ Otro dice; ‘¿Es posible enamorarse de múltiples personas?’.”

Al escuchar esos mensajes, las tres se rieron a carcajadas y Alice vio a su hermana siendo una de ellas.

Había algunas botellas de cerveza mágica en la mesa cercana y tanto Amber como Aurora tenían las mejillas rojas.

Si bien Cithrel estaba un poco mejor, igualmente se estaba riendo a carcajadas.

Cada una de ellas se estaba dejando llevar por la atmosfera y estaban perdiendo sus restricciones.

“¿Alice quieres unirte?” Preguntó Amber con una sonrisa animada y haciéndole una señal para que se acercara, invitó. “Eres la última que me falta.”

¿Esa mujer sabía quién era ella?

Tal vez al saber la identidad de su hermana, entendía que ella era la sombra que siempre estuvo oculta bajo la Primera Heroína.

Después de todo, Aurora en esos tiempos había hablado con ella cuando la requería.

“No, gracias. No deseo crear problemas.” Respondió Alice con una excusa que seguramente usó su hermana.

“Es tímida.”

“Definitivamente es tímida.”

El comentario de Cithrel fue confirmado por Aurora, logrando que todas se rieran a carcajadas y Alice diera otra mirada a su hermana, tan solo para suspirar.

Su hermana se veía bastante feliz como para arruinarle el humor ahora, así que simplemente, lo dejo pasar y agitó su cabeza de forma evidente.

Sacando una bolsa papitas mientras escuchaba la risa de ese trío que se estaba dejando llevar, Alice buscó un lugar para sentarse.

“Creo que esto ni siquiera puede llamarse un escándalo.” Dijo Amber y con un tono pensante, confesó. “Mi mayor escándalo fue cuando algunos dijeron que me acostaba con el dueño de la Empresa Apicius… Lo dijeron debido a que Comedus Pictures y la empresa me ayudaban demasiado.”

Aurora tosió casi ahogándose con la botella de cerveza ante esa revelación y luego redirigió su mirada a Alice, quien dio una expresión extraña a su hermana que estaba imaginando cosas.

“Debió haber sido difícil.” Dijo Alice con calma.

Su hermana al escuchar ‘dueño de la Empresa Apicius’, apunto a ella, pero Alice sabía que no se trataba de ella, al menos de quien hablaba.

“Un poco, pero es normal. Hay demasiada malicia en este mundo y en ese escándalo, hubo afirmaciones maliciosas de otras estrellas. Todas terminaron despedidas y entraron a la lista negra de Comedus Pictures.” Reveló Amber y con una sonrisa, murmuró. “En realidad, el CEO James siempre que visitaba las instalaciones de la discográfica me preguntaba como la pasaba y si deseaba dar un concierto en Zerzura. Luego los rumores pasaron de amantes a que era su hija ilegítima.”

Otra vez Aurora fue quien se atragantó.

Su hermana intentó proteger a Amber, tratando de que no la pasara tan mal en este mundo de espectáculos y si algo tenía James, era que cumplía bien su trabajo.

Sin embargo, en el mundo del espectáculo, esa protección podía iniciar rumores de todo tipo y crear rivales o individuos celosos.

Era posible que James se encargara de ese escándalo sobre que era el amante de Serafín y lo hizo de una forma tal que nunca había llegado al oído de Aurora y para Alice, el segundo rumor también lo debió haber iniciado él.

Si había rumores de que ella era la hija ilegítima del CEO de la Empresa Apicius, nadie se atrevería a hacerle algo o cuestionarían la razón por la cual era favorecida.

“Por cierto, ¿te trató bien la empresa o hubo gente desagradable en Comedus o la Empresa Apicius?” Preguntó Alice con una mirada seria.

Hubo un pequeño silencio y tal vez debido a la seriedad con la cual preguntó, Amber lo pensó detenidamente.

“Cuando era novata, pero siempre termino bien para mí.” Respondió Amber de forma honesta y dando una mirada curiosa, cuestionó. “¿Por qué preguntas?”

Su pregunta había sido muy específica y solo apuntaba a todos lo que tuvieran en la Empresa Apicius, estuvo claro que Amber se dio cuenta.

“Porque mi humor ha sido pésimo hoy y deseaba desahogarme.” Respondió Alice y recibiendo una llamada, vio el nombre y añadió. “Si me disculpan, tengo que atender.”

James estaba llevando una empresa a su nombre y si bien por lo general no le gustaba relacionarse demasiado en ese asunto, ahora estaba lo suficiente malhumorada como para ‘limpiar’ la suciedad de esa empresa si era necesario.

Retirándose a un cuarto desocupado, ella dio una expresión seria al ver quien era la persona que llamaba.

“¿Qué deseas?” Preguntó Alice al ver al idiota proyectado dando una sonrisa.

“Alice... ¿Recuerdas lo que dije antes? Bueno, sucedió. Fueron a por un eslabón débil y ahora estoy en problema.” Contó Hermes y con una sonrisa, reveló. “Me dijeron que, si no atraía a alguien relacionado con Serafín, me cortarían el cuello… Alice, tengo miedo.”

¿Alguien ya se había movido?

Mirando la expresión de ese idiota que daba una mirada de temor y suplica de ayuda, Alice le dio una mirada y… Termino la llamada.

Silenciando su reloj holográfico, ella se giró para ver a su hermana en la entrada de la habitación.

“Vi tu mirada seria por la llamada.” Dijo Aurora y mirando atentamente, preguntó. “¿Sucedió algo?”

Había cortado antes de que su hermana pudiera escuchar lo que sucedía.

“Si, pero luego podemos hablarlo. No pasará nada con que sea luego.” Dijo Alice con una expresión simple y al recibir la mirada seria de su hermana, añadió. “Puedes seguir divirtiéndote.”

Su respuesta tan confiada y directa, hizo que Aurora diera una sonrisa.

“Entiendo. Vamos a la sala. Amber se le ocurrió unas ideas para algunas fotos y si bien tenemos el mayordomo, necesitamos la fotógrafa.” Pidió Aurora con una sonrisa.

¿Qué estaban planeando? Por la sonrisa infantil de su hermana estuvo claro que ni ella lo sabía.

Incluso ahora que se estaba divirtiendo por su cuenta, seguía pensando en no dejarla sola y por eso buscó darle el trabajo de ‘fotógrafa’, sabiendo que no aceptaría tomarse fotos con los demás.

“Ahora entiendo por qué Venali estaba vestido de mayordomo.” Murmuró Alice con cierto entendimiento.

Era posible que su hermana se arrepintiera una vez que dejara de ser afectada por la atmosfera, pero sería divertido ver ese momento.

Igual de agradable que escuchar que un director fue asesinado.

******

En el departamento de uno de los edificios más altos y prestigiosos de Los Ángeles, todo estaba en silencio.

“Lo intenté.” Murmuró un joven hombre mirando a los dos maleantes.

Musculosos y altos, esos individuos le dieron una mirada fría y al ver su expresión, la intención asesina emanó.

“Esperen. Ustedes me vieron. La llamé, le supliqué y ella me corto.” Dijo Hermes en voz alta y al ver que esos dos individuos se detenían, murmuró. “A diferencia de lo que el público cree, no pudo llamar a Serafín y solo a la encargada.”

Un murmullo dicho con una expresión honesta y tranquila, que hizo que ambos maleantes se miraran entre ellos.

Les estaba mintiendo descaradamente y él se rio de forma evidente al ver que esos dos grandullones creían en su palabra.

La ira cubrió el rostro de ambos y antes de que hicieran algo Hermes caminó a su heladera y sacó tres cervezas, dándole una a cada una.

Esos individuos con rápidos reflejos la aceptaron desconcertados de que sus cuerpos lo tomaran por reflejo.

“Por cierto, ¿qué hacen dos rangos A buscando a Serafín? ¿Y por qué vinieron a por mí?” Preguntó Hermes abriendo su cerveza y observando como esos dos maleantes dudaban, añadió. “Les di una cerveza, al menos respondan esa pregunta antes de torturarme o golpearme.”

¿Sus palabras tenían sentido para esos dos maleantes? ¿O era por otra razón?

Ambos se volvieron a mirar y dieron un suspiro al unísono, abriendo sus cervezas.

“Escuchamos que Serafín puede contactar con la Primera Heroína. Queríamos atraerla para matarla y ganar los treinta millones.” Confesó uno de los maleantes y tomando un trago, señaló. “Como la seguridad de Serafín es alta, se nos ocurrió la idea que de vez de ir a por ella directamente, ir por la persona con la cual trabajaba. Ya que eres el director, pensamos que puedes llamar y traer a Serafín a nosotros. Luego la usamos a ella como rehén para atrapar a la Primera Heroína.”

Sería muy problemático tratar de ir a por Serafín y más cuando tenía una alta seguridad a su alrededor.

Este plan era bastante intrigante y bueno.

Iban a por el director lo atrapaban y usaban para traer a Serafín y luego una vez que también la capturaran, la utilizaban para traer a la Primera Heroína.

“Escuchamos que eras un mujeriego que se la pasa en bares y que ni siquiera tienes guardaespaldas, así que no iba a ser tan difícil.” Añadió el otro hombre con un tono simple.

Se veían orgullosos, pero…

“¿Es posible que ustedes puedan pensar esa clase de plan? Digo, son dos idiotas que ni siquiera saben lo que les está ocurriendo ahora.” Dijo Hermes y viendo que ambos idiotas se miraban entre ellos sin entender, dio un suspiro y preguntó. “Hacen esto por dinero, ¿no? Si hacen un trato conmigo, les daré todo lo que necesitan.”

Un trato que los alejaría de la muerte y los haría que dejaran de ser usados por quien sea que fue la persona que los guio para ir a por él, usándolos como carne de cañón para tantear su seguridad.

No sabía lo que esperaba la mente maestra y era posible que pensara que él como todo famoso tenía una alta seguridad y, por ende, estos idiotas fallarían.

Sin embargo, independientemente de lo que la persona que lo guio pensaba, él dio una sonrisa.

“Será divertido.” Murmuró riéndose de forma malvada.

Ya se estaba aburriendo de este mundo de espectáculos y ahora que ‘ella’ estaba aquí, sin duda todo volvería a ser divertido.


mode_commentComentario de Evil_Warlord

Mañana vienen los capitulos de la historia paralela. Viene bastante agitado.


Comentarios del capítulo: (0)


historia-paralela-capitulo-72
Historia Paralela Capítulo 72
29669
474

¿Ya quieres empezar?

Historia Paralela Nuevo Comienzo Capítulo 72: ¿Ya quieres empezar?

En diferentes aulas, en un gran edificio de Zerzura, estaban estudiantes sentados en sus bancos prestando atención a sus profesores.

Debido a que esta sección era la sección holográfica, los profesores eran proyectados en el salón y hablaban de las materias que daban.

Muchos jóvenes nunca fueron a la escuela y era difícil categorizar las aulas por ‘grados’ siguiendo la modalidad de otros países, así que se crearon clases que englobaban a algunos jóvenes.

Dependiendo de su conocimiento iban a diferentes aulas y si bien se buscaba una educación ‘normal’ para los más jóvenes, en los adultos se miraba la eficacia.

Eso significaba que los más jóvenes eran puestos en grupos de su edad para que pudieran interactuar y tuvieran una educación normal con el ocio que implicaba en los tiempos libres, todo vigilados por los respectivos monitores de la escuela.

Mientras que los adultos eran dejados en las clases que necesitaban para oficialmente graduarse de la ‘secundaria’.

Aurora que caminaba por esos pasillos, no pudo evitar sentirse maravillada al ver como algunos jóvenes les prestaban atención a sus profesores.

Era una escuela temporal que fue construida de forma apresurada y gran parte de los profesores ni siquiera eran de Zerzura y enseñaban desde el extranjero, siguiendo los modelos de estudios dado por la escuela.

Aun así, ver a tantos jóvenes esforzándose fue impresionante y la hizo sentir, deficiente.

“Debí haber estudiado más…” Murmuró Aurora con un suspiro.

Estaba saliendo de rendir unos exámenes virtuales de la escuela a la que había ingresado y si bien se especializó en la administración pública y de gremios, eso no significaba que fuera fácil.

Agregando a todo eso, el estudio era muy especializado y solo gracias a que tocaba temas que ella realizaba, pudo responder las preguntas de algunos casos prácticos.

“¿De verdad me graduaré con un título? Sigo sintiendo que lo que me dan es demasiado perfecto para mí.” Murmuró Aurora mientras caminaba en silencio.

Lo hizo parecer como si estuviera hablando a través de un sistema de comunicación, pero en realidad apuntaba a su sistema, quien la inscribió.

—Sí. No es tan difícil encontrar una escuela que te dé lo que desees.

Su sistema dio la respuesta en forma de texto y Aurora dio una mirada extraña.

Por una parte, le hallaba sentido a que su sistema pudiera encontrarle un lugar en la escuela y más cuando era capaz de usar su reloj holográfico y prácticamente usar su identidad virtual si lo deseaba.

A la vez estaba curiosa de como hizo para conseguir que le enseñaran lo que ella necesitaba.

—Dinero. No solo para pagar la matriculación, sino que para que te dieran lo que necesitaras.

La respuesta tan simple de su sistema logró que Aurora parpadeara aturdida ante la normalidad de la respuesta.

Su sistema estaba conectado a su reloj holográfico y seguramente sabia como acceder a su cuenta bancaria.

“Qué bueno que no necesites dinero o si no me robarías todo.” Murmuró Aurora con una sonrisa y esperando por un momento la falta de respuesta, añadió. “Esa es una gran violación a mi privacidad.”

Su tono serio no ocultaba su sonrisa bromista y…

—Entiendo. Mi error.

Aurora se rio entretenida ante la respuesta tan simple de su sistema y la forma que asumía la ‘responsabilidad’ de su error.

En realidad, no le importaba, ya que su sistema era de gran ayuda en muchos momentos y ahora estaba bromeando, aun así, su sistema lo tomó de forma seria.

Deteniendo su hilo de pensamiento, sin preguntarse de la extrañeza y la autoconsciencia de su sistema para definir lo que era privacidad, ella siguió caminando.

En la entrada del edificio la estaba esperando su hermana con una bolsa de papitas y a su lado estaba Liam, que parecía incómodo ante el silencio.

“¿Cómo le fue jefa?” Preguntó Liam al verla llegar.

La sonrisa animada de trabajador profesional le causaba cierta incomodidad, pero la naturalidad de ese hombre para llamarla jefa, provocaba que ella no pudiera decirle que dejara de hacerlo.

“Bien. Mis notas no fueron excelentes, pero tampoco mediocres.” Respondió Aurora de forma misteriosa y mirando a su hermana, preguntó. “¿Cómo te ha ido a ti?”

“Fue fácil y aburrido. También le falta variedad, solo hablaba de dioses con inclinaciones positivas y los autores que elegía eran muy parciales.” Respondió Alice de forma indiferente.

Había ingresado a una modalidad teológica y si bien era posible que pensara en la facilidad, le agradaba a su manera.

Aunque Aurora pensó que su hermana estaba pidiendo cosas excesivas.

Eran adolescentes y claramente los profesores enseñarían sobre deidades con inclinaciones positivas y tratarían de alejar a sus estudiantes de las deidades peligrosas.

“Algún día encontrarás una profesora que pueda enseñarte bien.” Murmuró Aurora dando una media sonrisa.

Eso fue lo único que pudo decir en este momento, ya que no tenía ni menor idea de lo que enseñaría una especialidad en teología.

Viendo que su hermana volvía a sus papitas, Aurora desvió la mirada a Liam que seguía escuchando.

“¿Sucedió algo?” Preguntó con cierta curiosidad.

Liam se quedó en silencio y empezó a dudar sobre que decir.

Al ver que todavía no formulaba sus dudas, ella les hizo una señal a ambos y empezaron a caminar a una zona un poco alejada del centro de la ciudad.

El centro de la ciudad ya había sido construido y daba la imagen de ‘ciudad’ moderna, pero entre más se alejaban más desolado era el lugar y más construcciones se estaban llevando a cabo.

Especialmente en el norte, en donde estaban los barrios residenciales, el número de edificios estaba aumentando en gran medida y las construcciones que llevaban a cabo, eran numerosas.

Tras una gran negociación James había logrado comprar una gran cantidad de drones constructores y gracias al portal comercial que fue instalado, los materiales para las construcciones llegaban en grandes cantidades.

Ahora se estaban construyendo cientos de casas, expandiendo la infraestructura y básicamente aumentando el tamaño de la ciudad.

La defensa del último asalto todavía permanecía oculta a los ojos internacionales y como la ciudad no tenía tanta importancia a nivel mundial, no pasaba demasiado.

Pero era necesario para dar el sentimiento de debilidad que ahora necesitaban proyectar.

No obstante, la debilidad era una farsa y si uno miraba las construcciones y la expansión, entendería que James no se estaba conteniendo.

“Escuche que el portal comercial ha atraído a muchas organizaciones. Tener portales significa que la ciudad está conectado al mundo.” Contó Liam y dando una mirada, añadió. “También he escuchado que la ciudad se ha convertido en el principal punto de exportaciones de Sudan.”

Teniendo la ciudad ‘El Obeid’ como punto de negocio, el Señor de la Guerra Jasar el Pálido había logrado aumentar su poder rápidamente, usando el comercio de la Empresa Apicius.

Los refugiados en esa zona seguían llegando y si bien Zerzura estaba presente, era la iglesia quien llevaba a cabo todo tipo de trabajos en ese lugar.

No obstante, los señores que gobernaban esas áreas no iban a estar muy felices y era posible que en el futuro actuarán.

Era posible que esperan para que la Señora de las Bestias los debilitara antes de actuar en contra de ‘Jasar’… Para Aurora ese lado no tenía alta prioridad.

Melgar disfrazado de Jasar estaba haciendo un excelente trabajo y que pudiera traer nuevos ‘compañeros’ estaba permitiéndole ser aún más audaz y llevar a cabo la tarea que le daban de forma más precisa.

“¿Estás preocupado por ese tema?” Preguntó Aurora y con una sonrisa, añadió. “Primero deberíamos encargarnos del tema principal en el oeste. Luego nosotras veremos.”

Deliberadamente utilizó el ‘nosotras’ y la razón era que una vez que el trabajo de la Gran Señora de las Bestias terminara, Liam podía irse y no tenía necesidad de quedarse.

Viendo que volvía a estar en silencio, Aurora guio a su hermana a un terreno abierto en donde solo estaba ocupado con materiales.

“Según James aquí deberíamos construir nuestra futura residencia. Dice que desea que tengamos algo oficial y me pidió que viera lo que deseábamos.” Informó Aurora con una mirada seria.

El lugar era grande y ahora estaba vacío, pero en el futuro estaría ocupado por lo que sea que ellas desearan.

En ese sentido James era bastante serio al darle todo lo que necesitaban.

“Una gran cocina para que me hagan comida y una excelente biblioteca para descansar y leer libros.” Pidió Alice asintiendo de forma múltiple y con una mirada pensante, añadió. “Un laboratorio de alquimia para hacer salsas, también suena bien.”

Liam dio una expresión extraña como si no pudiera comprender como un laboratorio de alquimia fuera útil para crear salsas.

“Me gustaría un lugar grande para entrenar, también me gustaría tener una oficina para trabajar y si es posible que este equipado con artefactos para reunir energía mágica o psiónica.” Murmuró Aurora pensando en las posibilidades.

Si un edificio era denso con energía mágica era posible recuperarse más rápido del cansancio y eso significaba que tendría más tiempo para trabajar.

En cuanto a la energía psiónica, le sería útil para centrar su mente y estudiar el menor tiempo posible con la mayor eficacia.

“¿Pero qué serán?” Preguntó Liam y al recibir las miradas de ambas, dudó. “¿Un grupo de aventureros? ¿Mercenarios? ¿Un grupo de héroes? ¿O tomarán roles oficiales en la ciudad? Creo que, dependiendo de eso, este lugar puede convertirse, en su casa o en la sede de su gremio o grupo de mercenarios u héroes.”

“Oh.”

Eso fue lo único que salió de Aurora al escuchar todas las preguntas de Liam.

James le mencionó que estaría construyendo un lugar para que sea solo de ellas y le pidió que mencionara lo que necesitaba o la forma que lo quería, para construirlo a su gusto.

Por tal razón, se eligió un lugar grande y abierto para que su imaginación tuviera rienda suelta, pero Aurora no pensó demasiado en el tema.

Si era un funcionario con un rol oficial de la ciudad tener una oficina para trabajar desde aquí era un poco extraño, pero a la vez si deseaba ser un grupo de héroes o aventureros, este lugar se convertiría en su sede.

“Además, no solo tienen que pensar en ustedes, sino que en sus visitantes. Por ejemplo, ahora me tienen a mí como su subordinado, pero en el futuro es posible que otros se acerquen.” Dijo Liam y viendo que ambas estaban dando miradas en blanco, comentó. “Yo soy un trabajador que está siendo vigilado para no escapar, ¿pero César no es un invitado? Hay que tener en mente esa clase de situaciones.”

Aunque se llamó ‘subordinado’ luego menciono que ellas lo vigilaban para que no escapara, Aurora no pudo negarlo debido a que era cierto.

Por tal razón ese hombre estaba residiendo en una habitación dentro del edificio que actualmente ocupaban.

Y si alguien pensaba que ese imprudente hombre saltó de cabeza a territorio enemigo sin decirle a nadie, estuvo claro que era necesario mantener un ojo en él, para que no se ‘suicidara’ por su cuenta.

“Otros subordinados… Lo dudo.” Murmuró Aurora de forma honesta y dando una mirada pensante, precisó. “Aunque tengo que admitir lo de los visitantes. En vez de tener una sola habitación, sería bueno darle todo un departamento para más privacidad.”

A ella le gustaría tener un lugar para sí misma y era posible que Alice también pensara lo mismo.

Era difícil hablar de contratar otro subordinado, pero no podía negar que una situación como la de César, que estaba actualmente con el Anciano Kernen, podría volver a suceder.

También tenía que pensar en sus padres por si un día deseaban venir… Y eso eran los únicos visitantes que ahora mismo podía pensar.

En cuanto a que era lo que deseaba convertirse no tenía ni idea.

“¿Y qué quieres tú?” Preguntó Alice con una mirada indiferente.

¿Hizo la pregunta por qué Liam seguía mirando el área vacía como si también quisiera opinar?

“Una sección para construir todos los drones que pueda imaginar.” Respondió Liam con una sonrisa.

Aurora asintió pensando que era una buena idea y con cierta duda, recibió un mensaje de su madre.

Era el aviso de que fuera a reunirse para definir los últimos puntos para lo que estaba por venir.

Debido a que Liam había obtenido toda la información, ya habían arreglado cuáles eran la tarea y como actuarían.

Si bien Aurora estaba tratando de centrarse en las tareas posteriores, eso no significaba que no participaría en lo que sería la batalla principal.

La escala de la operación la dirigía su madre y era enorme hasta el punto de movilizar a bastantes paladines, pero a la vez era lo suficiente extensa y abarcaba movimientos del bosque mágico.

“¿Habías querido decir algo?” Preguntó Aurora a Liam.

Para ella estuvo claro que deseaba decirle algo y no sabía si quería hablarlo en privado o no, pero ahora solo estaba su hermana quien estaba distraída en sus papitas.

“Oh, si… También participaré en la misión, no sé si lo sabía, jefa.” Respondió Liam y con una sonrisa, añadió. “¿Tengo paga extra?”

¿Era eso de lo que deseaba hablar?

“He escuchado sobre el tema, pero según lo que recuerdo, iras con el grupo de Alice. Ella debería pagarte.” Dijo Aurora limpiándose las manos del asunto.

Esta vez no iban a ir juntas y ambas tenían diferentes misiones, en este caso Liam le tocaba ir con su glotona hermana.

“Te daré un pequeño bono, dependiendo del rendimiento en el trabajo.” Avisó Alice con calma.

Ambas sabían que ese no era el tema que ese hombre deseaba hablar, pero si no lo deseaba decir, no era necesario insistir.

Aurora llamando a un taxi, dio un suspiro pensando en lo que estaba por venir.

******

“Recuerden descansar bien para ese momento. No quiero errores.” Dijo Agatha mirando los diferentes oficiales y miembros líderes de su siguiente misión y al ver que asentían, añadió. “También tengan cuidado con lo que hablan. Si descubro que la misión fue comprometida, me encargaré de ustedes.”

Algunos individuos eran cardenales y paladines de la iglesia, otros eran oficiales de Zerzura o mercenarios de la Empresa Apicius, pero cada uno de ellos asintió de forma solemne.

Incluyendo a sus dos hijas que estaban en la mesa y su propio esposo.

“Pueden retirarse.” Ordenó Agatha agitando su mano de forma solemne.

Su esposo caminó a sus dos hijas y se las llevo poniendo su mano en sus cabezas, pero Agatha se quedó en la sala hasta que estuvo ‘vacía’.

Aurora le pidió ayuda y ella lo hizo a su propia manera, tomando el control de todas las fuerzas para moverse.

Esta misión haría que muchos temieran a Zerzura y dudaran provocar a la ciudad, pero sobre todo haría que nadie se atreviera a volver atacarla.

Al menos que desearan que ella volviera… Esa era la imagen que buscaba dar y para eso necesitaba hacer este trabajo bien.

“Has aceptado que tus hijas lideren sus propias misiones a pesar del peligro. ¿No es eso excesivo?” 

Una voz sonó a su lado y desde la esquina Melorrill dejo de utilizar los hechizos de ocultación que la mantuvo escondida de todos, incluso de su esposo que era un rango SS.

Agatha no le vio raro que ella estuviera aquí, pero miró al individuo encapuchado que ocultaba su figura esquelética.

“Ignóralo. Lo enviaron para vigilarme. Resulta que el Duque Kristoph me delató y Su Alteza Cithrel exigió que me vigilaran para que no causara problemas.” Informó Melorrill y con una sonrisa feliz, añadió. “Si fuera el Emperador, sería más fácil de ignorar, pero como es la princesa, tengo que aceptarlo. Ella es dura con los castigos.”

Para Agatha tenía sentido que vigilaran esa mujer.

Últimamente había estado bastante emocionada y era lo suficiente como para que eventualmente se soltara por completo.

El problema era el pánico que crearía que alguien de su tipo estuviera en este lugar, pero a Agatha no le importó.

“Xezor si deseas puedes ir a descansar, la mantendré vigilada por ti.” Señaló Agatha y estuvo segura de que vio al no-muerto suspirar aliviado, antes de que se retirara.

Dejo un agradecimiento antes de irse, pero era posible que vigilar a alguien tan volátil como Melorrill era complicado.

“En cuanto a tu pregunta… ¿Qué hacen los de tu tipo con sus hijos?” Preguntó Agatha con curiosidad.

“A todos mis hijos e hijas lo he dejado volar libre desde jóvenes.” Respondió Melorrill y con una sonrisa, añadió. “Pero mis hijos son fuertes.”

Los de su tipo eran naturalmente más fuerte y peligrosos, pero…

“Mis hijas también lo son.” Respondió Agatha con orgullo.

¿Debería preocuparse por Aurora o Alice?

Tenían dieciséis años y siempre recibió miradas o críticas de otros que conocían sobre sus hijas, diciéndole que era excesivo dejar que se arriesgaran.

¿Cómo dejo a su hija convertirse en una heroína y participar en la Calamidad No-Muerta? ¿Por qué dejo a su hija ir a cazar a las personas que ella tenía como objetivo de venganza?

Simplemente porque sus dos hijas eran fuertes y eran capaces de cuidarse a sí misma.

Mientras estuvieran bien las dejaría hacer lo que desearan, aunque eso significara que podrían meterse en problemas y si eso sucedía, ella como su madre iba a estar para apoyarlas.

“No puedo decir nada en contra esa respuesta.” Dijo Melorrill y sin ocultar su sonrisa, preguntó. “¿Entonces deseas ayuda? Estoy bastante aburrida.”

Se estaba ofreciendo voluntariamente para ayudarla y era posible que aceptara cualquier tipo de misión.

Era cierto que Melorrill podía ser volátil, pero la razón por la cual fue traída era por su fuerza y nadie podía dudar de ella.

“Sí. El bosque mágico se volverá agitado y un evento interesante sucederá, necesito alguien que se encargue de que el resultado sea como deseo. ¿Interesada?” Preguntó Agatha con una sonrisa y viendo que Melorrill estaba emocionada, añadió. “Verás a una linda tigresa, que le gustaría aprender a cambiar de forma como tú, pero más centrado al tamaño.”

“Oh… No digas más, estoy dentro.” Respondió Melorrill con una sonrisa.

Agatha soltó una pequeña risa.

Su hija le pidió ayuda y si bien ella trataba de ver un poco más lejos, todavía seguía teniendo la mirada de una niña y más que nada, de un rango S.

Alguien de su tipo al moverse debía hacerlo a lo grande.

Necesitaba hacerlo de una forma tan grande que aquellos que vivieran en este continente temieran ir en contra de Zerzura.

Bajarlos de sus pedestales en donde se creían reyes y mostrarles que en la liga que ellos estaban, eran insignificantes comparado en la liga que ella jugaba.

La caída de una Gran Señora de la Guerra y al mismo tiempo la pacificación del bosque mágico, que le daría control total a la futura gobernante, eran dos de sus tres objetivos para esta misión.

Agatha volvió a respirar hondo mientras la energía mágica de los alrededores era asimilada en su cuerpo.

“¿Ya quieres empezar?” Preguntó Melorrill con una gran sonrisa.

“¿Tú no?” Dudó Agatha y riéndose, murmuró. “Odio cuando se meten con mis hijas.”

Estaba enfurecida y pronto dejaría ver que su ira, no era una broma.


Comentarios del capítulo: (0)