sl-capitulo-57
SL– Capítulo 57
28539
58

Capítulo 07 - La incursión da inicio.

Traductor: Paris_117

Edición por Paris_117

"Ah... A-alguien ¡S-sálveme…!" Eun Ji-min logró suplicar mientras ella retrocedía. Por más que lo intentara, no podía huir. Era como si tuviera pesas de hierro encadenadas a los tobillos. Ella empezó a llorar. 

El asesino miró a su alrededor. Para su gran placer, no había nadie cerca que pudiera notarlos. No había cámaras de seguridad en ese oscuro callejón, razón por la cual lo haría en ese lugar. Su presa estaba delante de él, llorando, incapaz de moverse. 

‘Es por eso que amo este barrio.’ Él suspiro. El hombre le mostro una sonrisa maliciosa mientras empujaba el cuchillo hacia el estómago de la joven. En ese momento, una mano broto desde la oscuridad y atrapó el cuchillo por la hoja.

“¿¡Qué!?” 

El asesino en serie levantó la vista y vio a un hombre parado frente a él. Por la capucha de su sudadera que cubría la mayor parte de su rostro en la oscuridad solo podía ver su barbilla. Se quedó mirando la hoja y la mano que la sostenía. 

'¿Este tipo... está usando guantes o algo?'

Ni una gota de sangre había caído de la mano que sostenía la hoja. 

"¿Qué demonios eres tú?" 

El asesino en serie movió sus brazos varias veces, esforzándose para tratar de soltar el cuchillo del agarre del hombre, pero cuando el cuchillo no se movió, soltó el mango. Rápidamente se dio la vuelta y corrió. 

"Tú, pequeña mierda extraña..." 

El asesino en serie miró hacia atrás varias veces mientras corría, y cada vez, el extraño hombre estaba cerca suyo, siguiéndolo. 

'¿Qué demonios pasa con este bastardo...?'

En pánico, el asesino en serie cambió de planes y cambió de dirección, atrayendo a su oponente hacia el terreno vacío donde intentaba llevar a la joven. Como ese imbécil estaba protegiendo su mano con algo, estaría bien si lo atacaba de otra manera. 

Cuando llegó a su destino según lo planeado, el asesino en serie desaceleró ligeramente, permitiendo cuidadosamente que la distancia entre los dos se redujera. 

En un solo momento, ahora se redujo a un solo paso. 

"¡Mira esto hijo de P*ta!" 

El asesino en serie de repente se dio la vuelta, sacando el destornillador que había escondido en su manga. Lo empujó brutalmente hacia el pecho del hombre extraño. 

"¿Me quieres? ¡Toma esto!" 

*¡Smash!*

La mano que sostenía el destornillador, con la que había golpeado inofensivamente el pecho del extraño hombre, tembló por el impacto. 

'¿Qué rayos era eso tan duro? ¿Un traje de esgrima? ¿O acaso lleva algo debajo de su camisa?’ El asesino se preguntó incrédulo.

"Tú, ¿qué diablos estás usando debajo de eso?" 

Si el asesino hubiera sido capaz de sentir algún tipo de energía mágica, o tal vez si tuviese un poco más de ingenio en su cabeza, no habría hecho una pregunta tan tonta. Había atacado a ese hombre dos veces, pero aun así, la palabra «Cazador» no le había pasado por la cabeza: parecía inadecuado para un oponente tan silencioso. 

Un bajo gruñido surgió por debajo de la capucha. 

"También tengo una pregunta que hacerte." 

Era la voz de Jinwoo. Sin esfuerzo, tomó el destornillador del asesino y lo tiró al suelo. 

"¿Por qué estás haciendo esto?" Jinwoo le preguntó. 

Por un momento, el asesino se quedó inmóvil, como si la pregunta lo hubiera tomado por sorpresa.

"¿Por qué quieres que te explique? ¿Acaso quieres sermonearme?" 

"Nop. Me preguntaba si tenías alguna razón para ello.” 

El asesino en serie resopló con desprecio. Había pensado que Jinwoo estaba tratando de ser el héroe cuando de repente apareció salvando a esa chica. 

'Todo es sólo para presumir. ¿No? Este hombre de seguro es un idiota'

El asesino fantaseaba felizmente, pensando que su noche podría terminar bien después de todo. 

"¿Por qué? Bueno, ahora si realmente tuviera que dar una razón.... ¿Porque es divertido?"

"¿Divertido?"

“Cuando veo a alguien más débil que yo, solo quiero atormentarlos… Hahahaha… ¿Ah?" La risa quedo ahogada en su garganta y fue reemplazada por un grito. "¡¡Aaaaaaaarrrrgghhhhhh!!" 

Se desplomó en el suelo y se agarró a su tobillo izquierdo donde su tendón había sido desgarrado y sangraba profundamente. Cuando miró a su atacante, vio su cuchillo en la mano de Jinwoo. 

"¿Cuándo recogiste eso? ¡Tiraste eso al piso!" 

La figura sombría de Jinwoo frente a él desapareció por un momento. 

"¡Aaaaaaaaaaaaaarrrrgghhhhhh!"

Esta vez, fue su tobillo derecho. El asesino rodó por el suelo, incapaz de pararse con los dos tendones cortados. Jinwoo comenzó a buscar en sus bolsillos y sacó tanto su teléfono celular como su billetera. 

"¡Tú! ¡¿Qué estás haciendo, maldito hijo de P*ta?!" 

Ignorando sus gritos, Jinwoo caminó tranquilamente alrededor de su cuerpo colapsado y llamó a una ambulancia mientras miraba cuidadosamente la identificación del hombre. Habiendo completado su inspección, devolvió el teléfono celular y la billetera al asesino, que estaba temblando en el suelo. 

"Para la medianoche de mañana, te habrás entregado a la policía.” 

"¿Qué?" Pregunto asombrado el asesino.

"Hazlo. Si quieres vivir.”

'Ya he dicho todo lo que necesitaba decir.’

Jinwoo había puesto a un Soldado dentro de la sombra del asesino en serie antes de levantarse. Le dio al soldado de sombra una orden similar a su ultimátum. 

‘No sé cuán paciente será una «Alto orco» sombra, pero la segunda parte de la orden debería ser su especialidad.’ Le dio al «Alto orco» sombra su encomienda. ‘Hasta que desobedezca mi orden, lo quiero vivo.’

Debería estar vivo, para reflexionar sobre sus errores, para que sus pecados pesen sobre él. 

"¿Qué... qué demonios eres?" Preguntó el hombre por segunda vez. 

Jinwoo no respondió. Lentamente, salió de la parcela vacía donde estaba el asesino en serie temblando de dolor y miedo. A lo lejos, escuchó el gemido de la sirena de una ambulancia. Después de alejarse lo suficiente de la escena, miró a su alrededor y al ver que no había nadie, se quitó la capucha. 

"Uf…" 

El soldado oculto en la sombra del asesino envió una señal de su nueva habilidad, notificándole que podía intercambiar posiciones con ella. 

«Intercambio de Sombra»

"Eso es conveniente, no era una Piedra rúnica de alta calidad por nada.” 

Jinwoo había visto la utilidad de «Intercambio de Sombra» muchas veces recientemente. Sonrió alegremente, pensando en las posibilidades. '¿Qué pasa si el tiempo de enfriamiento se pudiera reducir aún más? ¿Qué tan útil podría ser la habilidad?' Incluso ahora no podía decirlo con seguridad. 

Decidió tomar su camino de regreso a casa. 

'¿Qué es esto?' Mientras miraba hacia el cielo, vio que la luna ya había alcanzado su cenit.

'Hmmm... Ahora que lo pienso, ¿ya es mañana?'

La incursión conjunta coreano-japonesa de la isla de Jeju estaba a la vuelta de la esquina. Si incluso aunque él no participaba se sentía un poco nervioso por la Incursión, ¿cómo se sentirían los miembros de la incursión? 

En este momento, Jinwoo recordó los rostros de los miembros que conocía y se encontró deseando en lo profundo de su corazón por su regreso seguro. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

En ese momento, Goto Ryuji estaba de pie en el dojo dentro de la Asociación de Cazadores de Japón. Estaba rodeado de Cazadores de Clase S, dos por delante y uno por detrás. Goto Ryuji, respiro hondo, y abrió lentamente los ojos.

“¡Taha!” 

Los Cazadores, sintiendo la oportunidad de atacar, todos cargaron agresivamente hacia él a la vez, pero... 

*¡Slam!* 

Los tres Cazadores cayeron al suelo. 

"¡Ah, buen trabajo!" 

"¡Como se esperaba de ti, Goto!" 

"Parece que todavía no estamos a tu nivel..." 

Los tres Cazadores que yacían en el piso de madera del dojo, se pusieron de pie de un salto. Por supuesto, eso era realmente porque Goto Ryuji se había contenido. Sin decirles nada se inclinó en silencio ante ellos como una señal de respeto por su diligente trabajo.

'Bueno, entonces ciertamente no hay problema con mi condición física.’

Esa fue la mejor manera de reconciliar los acontecimientos de los últimos días. El simple hecho de pensar en su incursión conjunta y cómo Japón pronto se tragaría a Corea, era suficiente para mejorar su estado de ánimo. 

Goto Ryuji se quedó de pie dentro del dojo, que ahora estaba vacío pues los otros tres Cazadores se habían ido. Pero había algo flotando en su mente que lo molestaba... Sung Jinwoo. 

'¿Quién es él realmente?'

Recordó su lucha de entrenamiento, y de repente sintió un sabor amargo en su boca.... Goto se arrastró lejos de sus pensamientos. 

‘Bueno, no importa de todos modos.’

Sung Jinwoo no participaría en la subyugación, y el plan del presidente avanzaría sin problemas. Por supuesto, si por casualidad Corea perdiera a sus Cazadores de Clase S en ese lugar, Japón no tendría más remedio que tomar la «iniciativa». Y para brindar un servicio excelente, del cual se exigirá a cambio la debida compensación de Corea... Cuando esto ocurriera...

'¿Qué podría hacer Sung Jinwoo solo?'

Si Sung Jinwoo era un Cazador increíblemente fuerte, o si solo había sido engaño suyo, era bueno para Japón que no participe en la incursión del día siguiente. Parecía que no tenía nada de qué preocuparse. 

'Mañana es el día de la batalla.’

En el dojo vacío iluminado por la luna, Goto sonrió silenciosamente.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

"¡Estaré a su cuidado!" El director de la estación de televisión se inclinó ante su camarógrafo. Esto normalmente sería un acto improbable, pero el hombre que estaba frente al director no era un camarógrafo ordinario. Era un Cazador Rango A; un profesional. 

"El futuro de nuestra estación depende completamente de esta Incursión.” 

Para obtener una licencia de transmisión, había utilizado la mitad de todo el presupuesto anual de transmisión. La competencia para esa filmación había sido tan feroz. Pero una decisión tan audaz era fácilmente justificable en este caso. 

Los Portales de Rango S eran extremadamente raros... 

En los últimos 10 años, solo un puñado había sido descubierto. Además, incluso cuando uno era creado, por lo general era imposible llevar equipos de grabación dentro. En otras palabras, esta sería probablemente la primera y la última oportunidad que tendría el público de ver una Incursión de Clase S en acción, asumiendo que la tragedia que ocurrió en la isla de Jeju no se repitiera en ningún otro lugar. Además de todo eso, estarían transmitiendo en vivo en lugar de grabar para un programa, y solo tendrían un retraso de 10 minutos. 

¿Qué porcentaje del rating podría estar viendo su transmisión durante la incursión? ¿70 por ciento? ¿80?

Además de eso, si incluían los potenciales beneficios de vender la grabación más tarde a otros países, invertir la mitad del presupuesto podría ser reembolsado muchas veces.

'Es decir, mientras la Incursión no falle.’

Nadie elegiría ver el vídeo de los Cazadores alto Rango de Corea devorados por las hormigas. No, lo más importante, no podrían transmitir si eso sucediera. El director estaba poniendo todas sus esperanzas en el éxito del cuarto intento de subyugación de la isla de Jeju. 

Continuó inclinándose. 

No era gran cosa bajar la cabeza varias veces al hombre que filmaría ese tipo de situación. De hecho, si lo deseaba, el director se arrodillaría ante él. 

"¡Se preocupa demasiado señor!" 

El camarógrafo tranquilizó al ansioso director. Antes de convertirse en Cazador, se había ganado la vida con una cámara, y había estudiado su oficio diligentemente. No tenía la menor intención de arruinar la transmisión, pues se trataba de algo que toda la nación estaría viendo. Ahora que estaba de vuelta trabajando en su antiguo oficio, lo daría todo. 

'Voy a ganar dinero con mi profesión una vez más. Después de todo me pagara un porcentaje de lo que se gane con esta transmisión.’

Ya estaba ganando una gran cantidad de dinero como un Cazador de Rango A, pero aun así, este era un premio tentador para él. Si jugaba bien sus cartas, podría ganar grandes sumas de dinero, y tal vez incluso fama al nivel de los participantes de Rango S. 

'¿Podría convertirme en el Cazador de Rango A más famoso de Corea?' Con ese agradable pensamiento, una sonrisa se mostró en los labios del camarógrafo.

"Por cierto, no fue sorprendente que el Presidente de la Asociación autorizara esta transmisión, ¿cierto? No creo que el hombre esté haciendo esto por dinero, es demasiado astuto.” 

El director asintió con la cabeza y respondió. 

"El dinero que utilizamos para comprar los derechos se distribuirá entre los Cazadores que participan en la operación.” 

"¿Entonces por qué...?" 

"¿Por qué nos permitirían grabarlo?" 

El director terminó la frase en lugar del camarógrafo. Hizo una pausa, antes de responder con cuidado.

"Creo... creo que es para consolar el corazón de la gente.” 

La Asociación de Cazadores Coreana ya había sufrido tres derrotas a manos de las hormigas. Debido a esos sucesivos fracasos, habían perdido la fe y la confianza de la gente. Habían caído en una desesperada impotencia y creían que los Cazadores no podían ganar contra las hormigas. Esta sería naturalmente, una oportunidad para revertir ese deprimente punto de vista. 

‘Puedes comprobarlo con solo mirar cualquier foro en Internet en estos días.’

El Presidente de la Asociación quería ir un paso más allá. Estaba llevando una cámara para que la gente supiera el momento en que se conseguiría la victoria. Esto significaba que el Presidente estaba absolutamente decidido a no permitir que el ataque terminara en derrota. 

El camarógrafo asintió ante la explicación del director. Miró el reloj que llevaba atado a la muñeca y se levantó, con expresión seria. 

"Es la hora. Me pondré en camino director." 

Una última vez, el director se inclinó suavemente ante el camarógrafo. 

"¡Buena suerte, Señor Cazador!" 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

El helicóptero que transportaba a los Cazadores de Clase S comenzó a subir. 

El silencio Reinaba a bordo. Los Cazadores más fuertes de Corea llenaban el interior. 

“…”

“…”

El siempre sonriente Mah Dongwook, Choi Jongin que siempre estaba lleno de gran confianza, y Baek Yoonho, un hombre con una disposición siempre positiva. Todos y cada uno de ellos mostraban una expresión sombría.

El camarógrafo reviso por última vez los controles del equipo de grabación. Llevaba una cámara montada en la cabeza, una que no impediría sus movimientos. 

‘Por supuesto, si la cámara fuese más grande me había sido imposible moverme libremente.’

El helicóptero se dirigía a la isla de Jeju, en este momento, quizás el lugar más peligroso del mundo. El camarógrafo, pensando en su destino, no podía hacer otra cosa más que tragar saliva. Sin importar cómo intentara mantener la calma, no podía escapar del miedo que se estaba filtrando dentro de él. 

Lo mismo era cierto incluso para los Cazadores Rango S. Para aliviar la tensión, Baek habló a su amigo cercano: 

"Hey hermano, no esperaba verte aquí.” 

Min Byunggu le devolvió la sonrisa. 

“Sin mi curándole constantemente el hermano Baek sería el primero en morir. Después de todo, lo primero que hace Hyung cuando ve a una criatura mágica es saltar sin pensar.” 

"Oye, ¿por qué siempre puedes hablar así? ¿Desde cuándo me abalanzo sobre una criatura mágica?"

Los Cazadores se echaron a reír ante la pequeña conversación de los dos hombres. 

Min Byunggu era el único sanador de Rango S en Corea. Cada uno de ellos había recibido con agrado la noticia cuando supieron que regresaba de su retiro para ayudarlos en la incursión. Tener un sanador en el grupo era una gran diferencia, especialmente uno tan grande como Min Byunggu. Podrían pelear sin preocuparse por las lesiones. Cuando la conversación entre los Cazadores ayudo a aliviar la tensión, Cha Haein, quien estaba sentada al lado de Baek, preguntó en voz baja. 

"Señor Baek, ¿Hablo con Sung Jinwoo antes de venir?”

"¿Sung Jinwoo?" 

"Sí.” 

Baek Yoonho negó con la cabeza. "No, no lo he hecho. ¿Por qué?" 

"Ah... Por nada importante, debo haberme equivocado."

 Mah Dongwook se echó a reír. 

"Hoho, parece que al fin hemos llegado." 

Los Cazadores giraron su mirada en la dirección que él estaba señalando. Delante de ellos, una mancha negra apareció en el horizonte. Fuera de la puerta de vidrio del helicóptero, la tierra reclamada por los terribles monstruos hormigas yacía ante ellos.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Las hormigas mutantes comenzaron a volar por el aire una vez que vieron el helicóptero. 

*Vuuuoonn*

*Vuuuuuuoonnn*

[Paris_117 ustedes disculparan pero no se me ocurrió otra cosa :C]

Tal vez el número de hormigas mutantes era bajo, pues los Cazadores solo pudieron ver siete hormigas aladas en vuelo cuando se acercaron para interceptar el helicóptero. 

"Yo me encargaré.”

Choi Jongin, el único Cazador de Clase Mago de largo alcance del equipo, se acercó a la puerta abierta y salió al exterior.

"¡Mueran! «Lanza de Fuego»" 

Cuando se completó el casteo, siete llamas onduladas se transformaron en lanzas ardientes y perforaron a cada una de las hormigas. 

*¡Josh!*

Tratar de matar a una hormiga en un disparo se podía decir que sería difícil acabar con ellas, pero era suficiente para quemar sus alas.

Las hormigas incapacitadas cayeron impotentes al suelo. Choi Jongin miró fríamente a las hormigas y apretó el puño con satisfacción. Sin embargo, aún era demasiado temprano para probar el sabor de la victoria. Choi Jongin se dio la vuelta y le preguntó a Mah Dongwook. 

"¿Qué tal le va al lado de Japón?" 

Más hormigas en el suelo notaron al equipo que se acercaba y comenzaron a moverse. Era hora de ponerse serios. 

*Bzzt*

Mah Dongwook sintonizó el receptor en su oído. Estaba a cargo de liderar el equipo ofensivo coreano esta vez. 

"Dicen que han desembarcado en la isla justo ahora…” 

*¡Booooooooooooooooooooom!*

Una tremenda explosión en la distancia le impidió terminar su frase. 

*¡Booom!*

*¡Kaboom!*

Como si esa fuera la señal, se escucharon numerosas explosiones en toda la isla, y el paisaje pronto fue salpicado de pilares de humo ondulante. La cuarta operación de subyugación estaba oficialmente en marcha. 

Lim Tae-kyu, el Maestro del Gremio Reaper, frunció el ceño mientras escudriñaba el suelo desde el helicóptero. Miles de hormigas, todas las cuales habían salido del túnel en respuesta a las explosiones, se dispersaron en cuatro grupos. Avanzaron hacia las regiones del este, oeste, norte y sur de la isla. 

"Asqueroso, absolutamente asqueroso de ver.” 

"Creo que son todas las que había en los túneles han salido."

“... Probablemente tengas razón." 

Las olas continuas de hormigas que partían desde el nido poco a poco disminuyeron hasta convertirse en un goteo, y al final todo lo que quedó fue un gran agujero en el suelo. Era la entrada a la colonia de hormigas. El tamaño de la entrada era tan grande que podría acomodarse fácilmente múltiples carriles como un túnel de carretera. 

Habría una hormiga Reina esperándolos en la parte más profunda del nido. Solo había un objetivo para este equipo. La erradicación de esa Reina. 

"¡Todos!" 

Justo antes de bajarse del helicóptero y entrar en la colonia, Mah Dongwook, grito por encima del estruendo de las aspas del helicóptero, llamó a todos los miembros de su equipo, así como al vacilante camarógrafo. Todos los que estaban participando en la operación se reunieron alrededor. 

“En los cientos de simulaciones que realizamos, los Cazadores japoneses pudieron resistir durante aproximadamente una hora. Tenemos que matar a la Reina en esa hora sin ninguna duda.”

No había necesidad de mencionar qué pasaría si fracasaban. A diferencia de las tres primeras operaciones, no había posibilidad de escapar. Estarían varados en el nido. Mah Dongwook miró las caras de los miembros del equipo, uno por uno, y cada uno asintió de nuevo a su vez con una sombría determinación. 

"Estos son los mejores compañeros que podría haber pedido.” 

A menos que se repitiera una catástrofe como la isla de Jeju, era probable que nunca tuviesen otra oportunidad para armar un equipo igual. Mah Dongwook se sentía honrado de ser el líder de este equipo. Después de que todos tomaron un momento para reunir su resolución, Mah rompió el silencio una vez más. 

"Vámonos." 

En total, siete Cazadores saltaron del helicóptero. Seis miembros del grupo de asalto y un camarógrafo. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

"¿Cuánto tiempo ha pasado desde que entraron esos idiotas?", Preguntó Goto. 

"Dame un minuto.” 

Originalmente, era responsabilidad de Goto ponerse en contacto con el centro de control. Pero ahora un Cazador diferente, a quien Goto había delegado generosamente la responsabilidad de llevar el voluminoso equipo de comunicaciones, estaba transmitiendo las respuestas. 

"Han pasado un poco menos de 10 minutos.” 

"10 minutos.” 

Entonces, había llegado el momento de comenzar a replegarse. Goto observó brevemente sus alrededores antes de reunir al resto de su escuadrón para abandonar la isla de Jeju. Los cuerpos de las hormigas masacradas estaban apiladas en grandes montículos. Si bien el objetivo del equipo japonés consistía en distraer a las hormigas del equipo coreano era meramente superficial, Goto no pudo evitar sentirse satisfecho con el trabajo que habían realizado. En lugar de intentar reducir los números del ejército de hormigas, se centraron en ganar tiempo y en asegurar su eventual retirada, pero aun así habían logrado un gran nivel de éxito. 

‘Pueden ser un rival difícil para Corea, pero no son nada para nosotros.’

Un rincón de la boca de Goto se levantó en una sonrisa. Casualmente, sacó de su camino un cadáver de hormiga e inmediatamente se preparó para dar la orden de retirada. Era hora de hacer la transición al verdadero objetivo del equipo japonés.

De repente, 

"Oye, Goto-san.”

"¿Hmm?" 

El Cazador a cargo de las comunicaciones tenía las cejas fruncidas de preocupación. 

"No me puedo comunicar con el equipo tres.” 

'¿Un fallo técnico? ¿Justo en este momento?'

No es raro que una máquina que haya pasado por varias inspecciones fallase en un momento antes o durante un trabajo importante. El punto de llegada asignado al tercer escuadrón era en la región sur de la isla. No estaba lejos del primer escuadrón, el escuadrón de Goto, que había aterrizado al oeste y continuó hacia el sur. 

"¿Qué tan lejos está de nuestra ubicación actual a la última ubicación conformada del equipo tres?" 

"Podemos llegar allí en 10 minutos a nuestra velocidad actual.” 

Más cerca de lo esperado. Dejados a su suerte, el tercer escuadrón no recibiría la orden de retirada y se quedaría estancado en la isla, posiblemente sufriendo grandes bajas. 

“...” 

No podían permitirse perder a cinco Cazadores de Rango S, especialmente considerando que el siguiente paso era una operación en solitario por parte de Japón. El tercer escuadrón estaba formado por sus mejores Cazadores, ya que su zona de aterrizaje en el sur era la más cercana a la entrada de la colonia de hormigas. Perderlos sería un golpe devastador para Japón. 

'Bueno, estoy seguro de que no es nada y todo va a estar bien. Pero... '

Debía tratarse de algún tipo de error. Después de un momento de pensamiento, Goto tomó una decisión. 

“Por ahora, vamos hacia allá. Ojalá volvamos a establecer contacto antes de llegar allí.” 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

En el momento en que Jinwoo se detuvo, un familiar timbre electrónico sonó. 

*Ring~* 

[Distancia a completar: 10Km] 

[Distancia actual: 10km]

[Has terminado de correr 10Km] 

A diferencia de la primera vez que había realizado la Misión diaria, Jinwoo ni siquiera estaba sofocado. Habiendo repetido la Misión diaria durante meses, se sentía como una parte natural de su vida. Pronto el mensaje de finalización fue acompañado por la notificación de recompensa. 

'Estado'

De los 3 puntos de la recompensa diaria, Jinwoo puso 2 puntos en agilidad y el último en fuerza. 

[-Estados-

Fuerza: 219                            Resistencia: 200

Agilidad: 230                                     Inteligencia: 250

Percepción: 200                      (Puntos de estado disponibles: 0) 
Disminución de daño físico: 46%]

Al ver que las estadísticas terminaban en un '0', Jinwoo sonrió. 

'Si solo tuviera 1 punto más...'

Desafortunadamente, no podía ganar más puntos ese día. Aun así, no pudo evitar sonreír, mirando las estadísticas uniformemente elevadas. 

‘Bien.'

Después de elevar su inteligencia hasta 250, volvió concentrarse en las otras estadísticas para evitar que cualquier estadística individual fuera demasiado baja. 

‘Las cinco estadísticas son indispensables.’

Esa fue la conclusión a la que había llegado después de todo este tiempo. El aumento de cualquiera de los cinco nunca lo había decepcionado. 

‘Por eso…’

A menos que ocurriesen circunstancias imprevistas, decidió mantener las estadísticas equilibradas por el momento. Jinwoo cerró la ventana de estado con una cara de satisfacción y se tomó un momento para observar su entorno. Aunque era un vecindario tranquilo, la cantidad de personas que caminaban por la calle era extremadamente baja esa mañana. Aunque no era una sorpresa para él. Jinwoo sacó su teléfono celular y miró la hora.

'Como pensé'

Era hora de la incursión de la alianza Corea-Japón. La nación entera estará pegada a sus televisores. Jinwoo se dio la vuelta y comenzó a regresar por donde había venido. Había completado su carrera diaria, pero el camino a casa fue un poco más corto de lo habitual. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

La operación iba sin problemas.

El equipo de Mah Dongwook había llegado a lo más profundo de la colonia sin ninguna dificultad, como había asegurado la estrategia de Japón. El interior del nido era similar a un Calabozo de tipo cueva. La diferencia clave es que las paredes de la colonia no estaban revestidas con piedras iridiscentes para iluminar el camino.

‘...’

*Gulp*

Aunque tenía bastante experiencia dentro de los Calabozos, la boca del camarógrafo se había secado. Estaba siguiéndolos desde la parte trasera del grupo, mientras que en el frente, Jongin había conjurado una llama para iluminar al resto de los Cazadores. 

La cámara montada en la cabeza del camarógrafo había sido puesta junto con una lámpara para proporcionarle iluminación pero era como una vela comparada a la magia del Cazador de la Clase S en el esfuerzo por combatir la oscuridad. 

Con solo la lámpara, solo podía ver unos pocos metros delante de él. 

"Está demasiado tranquilo..." 

Mah Dongwook asintió con la cabeza mostrándose de acuerdo con las palabras de Choi Jongin. 

“Hmm.” 

Mah Dongwook, quien se encontraba en el frente como el líder y tanque, tenía el deber de proteger a Choi Jongin. Enfocando su mirada, miró cautelosamente en todas direcciones. Su habitual carácter alegre no se veía por ninguna parte. Baek Yoonho también era diferente de su yo habitual. Desde el inicio de la operación, cuando entraron en la colonia, abrió sus «Ojos de Bestia» para asegurarse de que ni siquiera el más mínimo goteo mágico pasara desapercibido. Min Byunggu y el camarógrafo también parecían desconcertados. 

Solo Cha Haein caminaba silenciosamente con sus manos en la empuñadura de su espada y una expresión en blanco en su rostro como de costumbre. 

"Ahí..." Choi Jongin pronunció con inquietud, señalando el área justo delante. 

"Huh." 

"Emm..." 

Los Cazadores observaron a su alrededor en silencio y en shock. Interminables huevos de hormiga cubrían las paredes y los techos. En cada uno de ellos, una larva oscura se retorcía dentro de su cáscara translúcida. Frente a esa antecámara de desove, el aire cargado de melancolía y almizcle de hormigas, solo se podía percibir una emoción: el desagrado. 

"¿No crees que sería bueno que solo queme esto?" Dijo Choi Jongin, incapaz de ocultar la repulsión en su voz. 

Mah Dongwook se rio por primera vez desde que había entrado al nido. 

"Me gustaría, pero no tenemos tiempo de sobra, así que dejémoslo por el momento.” 

Incluso si todos los huevecillos hubieran eclosionado, solo pasaría un año antes de que dejaran de ser un problema. El verdadero alivio solo vendría con la muerte de su madre. 

"…Ahí viene" Advirtió Baek Yoonho, señalando un punto en la oscuridad más adelante. 

Pero antes de que pudiera hablar, Cha Haein ya había desenfundado su espada. Mah Dongwook llevó un escudo tan grande como su cuerpo hasta su barbilla y se preparó para lo que se avecinaba. 

*Shashashashasha…*

Un destacamento de unas diez hormigas apareció al unísono. Dado que habían evolucionado a partir de las criaturas nacidas en la isla de Jeju, sus ojos se habían acostumbrado en la oscuridad de las cavernas. 

"¿Son la guardia real de la Reina?" 

Jongin negó con la cabeza. "No, creo que simplemente están protegiendo el lugar de desove.” 

"Entonces esto no será difícil.” 

No era necesario decir que ni siquiera se trataba de un guardia del jefe, sino un monstruo normal, quienes no tenían ninguna posibilidad contra el poder de fuego de los ataques de Rango S. 

Mah Dongwook, que era muy consciente del poco tiempo que tenían para terminar su trabajo, atacó primero. 

"¡Vamos!" 

Los Cazadores siguieron su ejemplo. Las llamas salieron de las puntas de los dedos de Choi Jongin y las flechas disparadas por Lim Taegyu dividieron el aire. La escaramuza terminó en un instante, como había adivinado Mah Dongwook. 

"¡Kieehk!" La cabeza de la última hormiga cayó al suelo mientras sus mandíbulas aún chirriaban de rabia. 

Cha Haein quitó el líquido azul-verdoso de su espada. Mah Dongwook habló como para confirmar lo que todos estaban pensando. 

"El hecho de que el lugar de desove esté aquí..." 

Choi Jongin terminó el pensamiento. “... significa que la cámara de la Reina está cerca.” 

Mientras que cada uno de ellos estaba realizando una verificación de último minuto en su equipo, el camarógrafo, que estaba capturando imágenes de los lugares de desove, de repente gritó. 

"¡Joder!" Los seis Cazadores todos miraron hacia él. "Lo siento, lo siento.” 

Se inclinó disculpándose, olvidándose de todas las personas que estaban viendo la transmisión a través de la cámara en su cabeza. Baek Yoonho se acercó al camarógrafo, cauteloso, pero curioso. 

"¿Qué hay allí?"

"Oh, nada..." El camarógrafo se rio tímidamente en un inútil esfuerzo por ocultar su vergüenza y señaló una esquina. "Hay una enorme pila de huevos allí, y uno de ellos es mucho más grande que los otros.” 

“¡...!" 

Las pupilas de Baek Yoonho se dilataron cuando enfocó su mirada hacia donde estaba apuntando el camarógrafo. Era cierto. Mientras que la mayoría de los huevos que se encontraban alrededor eran aproximadamente del tamaño de una rueda de bicicleta, el huevo al que se refería era del tamaño de un ser humano... 

‘No, espera.’

Con su forma ovalada alargada, parecía como si una hormiga mutante completamente desarrollada pudiera emerger de ella en cualquier momento. 

'¿Eso realmente es un huevo de hormiga?’

“¿Qué demonios pudo salir de allí?”

Min Byunggu, que acababa de acercarse al monstruoso huevo, se sorprendió de manera similar. Baek Yoonho, cuyo rostro se había oscurecido mientras lo observaba, de repente cambió su expresión y abofeteó a Min Byunggu en la espalda con una sonrisa radiante. 

"Sólo tenemos que matar a la Reina. No nos preocupemos por otra cosa." 

“... Sí.” 

Min Byunggu se dio la vuelta y regresó con los otros Cazadores. Baek lo siguió pero se volvió para ver por última vez el huevo. 

'Es algo simplemente absurdo...'

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

'Es algo simplemente absurdo...'

Goto Ryuji no podía creer lo que veía. 

"¡Ack!" 

"¡Ugh...!" 

Los otros Cazadores o se quedaron en shock o respiraron nerviosamente. Goto Ryuji miró a su alrededor y frunció el ceño. Habían encontrado a los Cazadores del tercer escuadrón exactamente en el lugar donde perdieron contacto con los otros escuadrones. Los 5 de ellos estaban ahí, sin cabezas. 

La impactante imagen de sus cinco compañeros tendidos en el suelo muertos y sin cabeza, dejo un shock mental en los Cazadores restantes. 

‘...’

Goto se frotó la sien mientras se acercaba para examinar los cadáveres de los Cazadores. 

'No fueron cortados por una cuchilla.’

Las cabezas de los Cazadores habían sido arrancadas. 

'¿Cuánto poder debería tener una mordida para destruir sus gargantas en jirones de esa manera?'

Mientras Goto aún se tambaleaba por las implicaciones de lo que estaba viendo, un Cazador se acercó a él y escupió enojado. 

"Estas p*tas hormigas, como se atreven..." 

Goto negó con la cabeza. "No fueron las hormigas. Al menos.... ninguna de las que hemos visto." 

"¿Qué?"

"Lo que sea que haya sido, vino solo.” Respondió Goto.

"P-pero, ¿Cómo es posible?" 

Goto tragó saliva. 

Sin importar cómo lo mirara, no había señales de una pelea alrededor de los cuerpos. 

Si las hormigas los habían abrumado con números y el tercer escuadrón hubiese sido aniquilado, entonces los cuerpos de las hormigas muertas y otros signos de batalla debían haber permanecido. Pero no había tales signos, solo las heridas en los cadáveres de los Cazadores.

A juzgar por las posiciones de los miembros del escuadrón caído, parecían haber sido golpeados por un solo enemigo. 

‘¿Qué podría hacer esto a los Cazadores elite de Japón...?’

Lo único que podría lograr algo así es el jefe de un calabozo de Clase S. Goto tomó el transmisor del Cazador que estaba a su lado y trató de reunir fuerzas en su voz. 

"Es Goto.” 

“~Si, por favor hable”

"¿Dónde está la Reina? ¿Ella dejó el nido?” 

“~Déjeme confirmarlo”

El operador en el otro extremo de la línea, verificó las medidas provenientes de una cámara de detección de energía mágica conectada a un satélite en la órbita baja de la Tierra. Era tecnología a la que solo los Estados Unidos, Japón y China tenían acceso. Pero China realmente había obtenido el suyo a través de la ingeniería inversa de una versión robada de lo que Estados Unidos tenía, por lo que las versiones más vanguardistas aún pertenecían a los Estados Unidos y Japón. 

La ubicación de la Reina, que estaba siendo monitoreada por Japón en tiempo real con dicha tecnología de vanguardia, provino del receptor. 

“~No, señor Goto. La Reina aún está dentro de la caverna. Ah, los Cazadores coreanos están entrando en la habitación de la Reina mientras hablamos.”

"¿Qué?" 

Goto se levantó repentinamente. Sintió que su corazón caía. 

'¿No fue la Reina?'

El aliento de Goto se hizo corto y entrecortado cuando su pulso comenzó a acelerarse. 

Las cosas iban terriblemente mal. Las palabras salieron de su boca, casi con desesperación. 

"Tenemos que dar la orden de retirada... Dígales a todos los Cazadores japoneses que abandonen la isla de inmediato.” 

“~Sí señor. Entendido”


Comentarios del capítulo: (1)


Gracias por el capítulo!

1

sl-capitulo-58
SL– Capítulo 58
28540
59

Capítulo 08 - El siniestro poder de una sola hormiga

Traductor: Paris_117

Edición por Paris_117

Cuando Goto cortó las comunicaciones, su expresión se oscureció. 

'¿Acaso nos perdimos de algo?'

Durante la planificación de la operación, hicieron una serie de planes de contingencia para contrarrestar cualquier situación que impidiese que la misión tuviera éxito. Sin embargo, la masacre completa de un escuadrón de cinco Cazadores de élite había ido mucho más allá de las expectativas de cualquiera. 

'Espera un minuto...'

De repente, un recuerdo surgió en la mente de Goto Ryuji. Un extraño evento que había ocurrido cuatro meses antes. La hormiga Reina, que era observada 24 horas durante cada día, repentinamente mostro una pérdida masiva de su energía mágica emitida. Había sido más de la mitad de su fuerza habitual. 

El equipo de investigación encargado del asunto hizo algunas predicciones muy optimistas, especulando que era una señal de que la Reina estaba llegando al final de su vida. Sin embargo, la Reina, había recuperado lentamente su poder mágico, haciendo que la caída del poder fuera aún más confusa. 

'Sólo le tomó un mes, ¿verdad?' Debido a ese resultado inesperado, esos investigadores se vieron obligados a cerrar la boca.

"Señor Goto.” La voz de uno de sus compañeros de equipo trajo a Goto al presente. 

"Hm.”

El compañero de equipo, que había estado examinando los cadáveres del tercer escuadrón, se levantó lentamente. Goto recordó que este no era el momento adecuado para distraerse mientras especulaba. 

'¿Habremos  entrado muy profundo en tierra firme…?

* Shashashasha… * 

Cientos de hormigas aparecieron detrás de ellos, levantando sus cabezas hacia los Cazadores como si se estuvieran lamiendo la boca con anticipación. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Mientras tanto.

El equipo coreano ya había entrado en la sala de la Reina, la llamada cámara de sueño de la Reina, solo 15 minutos después de haber ingresado al nido de hormigas. 

'Si se necesita una cantidad similar de tiempo para volver...'

Todavía tendrían 30 minutos para completar la operación antes de la marca de una hora. Asumiendo que pudieran acortar el tiempo pues ya estaban familiarizados con el terreno, el tiempo restante tendría que ser «más que suficiente»

‘Muy bien.'

Después de haber consultado su reloj, Mah Dongwook asintió con satisfacción. Hasta ese punto, todo había ido de acuerdo al plan, y lo único importante era averiguar cómo lograrían completar la misión. Baek Yoonho usó sus «Ojos de Bestia» para evaluar la cantidad de enemigos que se encontraban en la oscuridad por delante.

"La Reina está en la parte de atrás, y hay ocho guardias frente a ella.” 

Los guardias de la Reina eran incomparablemente más fuertes que la hormiga promedio. Frente a este tipo de enemigos hubiera sido demasiado para que Mah Dongwook se enfrentara solo, teniendo que soportar los ataques tanto de los guardaespaldas como de la Reina. A partir de eso, necesitarían un tanque de reserva para aliviar su carga. Entonces el Cazador echó un vistazo rápido a su alrededor. 

"Cazadora Cha.” 

"Sí." 

"¿Puedes manejar los ataques de los guardias mientras me concentro en la Reina?" 

"Por favor, déjamelo a mí.”

Cha Haein respondió en corto y sonrió. Durante su tiempo de incursión con el Gremio Hunters, ella había asumido el papel de Tanque principal. Por lo que, asumir el papel de tanque seria pan comido. 

Mah Dongwook miró a los miembros del equipo. Todos los presentes eran Cazadores extremadamente hábiles y la meticulosa planificación de cualquier detalle solo habría resultado en una pérdida de tiempo. 

"Vamos.” 

Tan pronto como Mah Dongwook se volvió hacia las hormigas, Choi Jongin formó una gigantesca esfera de luz y la arrojó contra el techo de antecámara de sueño, llenando de luz toda la caverna. 

“¿Qué?” 

Frente al enorme tamaño de la esfera de luz de Choi Jongin, el camarógrafo no pudo evitar jadear sorprendido. Susurró rápidamente en el pequeño micrófono al lado de sus labios.

"He estado involucrado en muchas incursiones como Cazador de Rango A, pero nunca había visto una magia de iluminación como esa. Realmente digno del mejor Cazador Clase Mago en Corea.” 

Su voz estaba siendo transmitida a los espectadores de todo el país a través de su micrófono. Acababa de escuchar que el rating para la transmisión había excedido el 80%. 

Mientras se sentía extremadamente motivado, el hombre intentó acercarse aún más a la escena para obtener un mejor Angulo, pero Min Byunggu, quien estaba de pie detrás de él, tiró de su hombro.

"¡Gah!" Debido al fuerte agarre, el camarógrafo se volvió impotente hacia Min Byunggu. Le dolía más el hombro que su boca que había quedó abierta de asombro. 

'¿Cómo puede un sanador ser tan fuerte...?'

El camarógrafo ni siquiera tuvo tiempo de sorprenderse por la fuerza del Rango S Clase Mago, porque se encontró cara a cara con Min Byunggu, que tenía un aspecto completamente diferente al que tenía cuando estaba intercambiando bromas con sus compañeros en el helicóptero. 

“Aquí es donde se encuentra el jefe de un Calabozo Rango S. Nadie puede responsabilizarse por su vida en esta situación.” 

En shock por la voz enojada de Min Byunggu, el camarógrafo ni siquiera pudo dar una respuesta adecuada y simplemente asintió repetidamente. 

"Si entiendes, quédate detrás de mí. Ahora empezará el combate real.” 

El poder comenzó a desbordarse del Cazador de Rango S… que incluso siendo un sanador, que debía tener la capacidad de combate más débil entre todas las Clases, podría mostrar una fuerza abrumadora suficiente para dominar incluso a los Cazadores de Rango A. eso demostraba claramente la increíble brecha entre los dos Rangos. ¿Qué podría intentar un simple camarógrafo de Rango A en un lugar donde personas tan monstruosamente  poderosas combinaban su fuerza para luchar?

Por primera vez desde que había Despertado, el camarógrafo se sintió impotente. Se movió para colocarse detrás de Min Byunggu. Como uno hubiera esperado, "Aquí viene.” 

Una hormiga más grande que las demás notó a los Cazadores, y comenzó a avanzar hacia ellos con sus seis patas.

"Así que, esa es la Reina..." 

Baek Yunho no pudo evitar tragar saliva. Los rostros de los otros Cazadores también se mostraban un poco nerviosos. 

¡La majestuosidad de la Reina era abrumadora! 

Después de haberse deslizado por el muro defensivo que había estado lleno con miles de hormigas, se convirtieron en los primeros Cazadores en ver a la Reina con sus propios ojos. 

'El día de hoy, cortaré la línea de vida de estas jodidas hormigas.’

Baek Yoonho estaba emocionado con la idea de matar a ese insecto de gran tamaño. Sin embargo, había algo más que necesitaba ser atendido primero. La mirada de Baek Yoonho, que había estado fija en la Reina por un tiempo, se movió hacia abajo. 

'Primero, tenemos que encargarnos de ustedes.’

Había ocho hormigas caminando frente a la Reina… Lo primero que tenían que hacer para alcanzar a la Reina era deshacerse de los guardias. 

"¡Haaah!" 

Como si leyera la mente de Baek Yoonho, Mah Dongwook, en el papel de tanque principal del equipo, tomó la delantera. Venas abultadas aparecieron en su cuello. 

"¡Hormigas! ¡Vengan a morir!" 

En respuesta al grito ensordecedor, los guardias, cuyo sistema auditivo estaba mucho más desarrollado que sus ojos, corrieron hacia Mah Dongwook con sus dientes y sus garras claramente visibles. Mah Dongwook le lanzo una mirada a su equipo.

“¡Cazadora Cha, ahora!”

Cha Haein, quien se estaba distanciando de Mah Dongwook, sacó una larga espada de la vaina en su cintura. Sujetándola firmemente con ambas manos, la empujó al suelo con todas sus fuerzas. 

‘Habilidad «Temblor de provocación».’

*¡Crack!* 

Una onda circular de poder mágico se extendió desde la espada incrustada en el suelo. Los guardias de la Reina, que estaban apuntando a Mah Dongwook, se dieron la vuelta para atacar a Cha Haein. 

'¡Ahí lo tienes!'

Mah Dongwook miró a los guardias que estaban junto a él, como se dirigían hacia Cha Heain. Él bombeó sus puños ante su movimiento de llamar la atención de los guardias. 

Entonces era su turno. Mah Dongwook estaba de pie frente a la Reina, que estaba moviendo su enorme cuerpo hacia Cha Haein. 

"Tu oponente soy yo.” 

La Reina rugió al enemigo que le estaba impidiendo el paso. 

"¡Kiiieeehhk!"

Fue un chillido tan terrible, que la presión habría hecho sangrar a cualquier tanque normal, pero no tenía sentido contra el mayor tanque de la nación, Mah Dongwook. 

"¡AHHHH!" 

El inmediatamente activo su Habilidad «Grito de Provocación».

A diferencia de Cha Haein, quien empleó una habilidad con área de efecto, la habilidad de objetivo de Mah Dongwook estaba dirigida hacia la Reina. La gigantesca hormiga detuvo su chillido y enfocó su mirada en el enorme hombre. El «Grito de Provocación» había funcionado con éxito. 

'¡Excelente!' 

Ahora, el objetivo de Mah Dongwook era resistir los ataques de la Reina hasta que sus compañeros derrotaran a todos los guardias, para que después acudieran a ayudarlo contra el jefe. Mientras levantaba un masivo escudo hasta su barbilla, sus ojos mostraban una resolución inquebrantable. Como siempre lo hacía, lanzo una plegaria en su corazón. 

‘Dame el poder para protegerme y proteger a mi equipo.’

*¡Kaboooom!* 

Justo en ese momento, el sonido de las explosiones rugió en su espalda, señalando el inicio de la batalla contra la Reina Hormiga, donde se decidiría el destino de tantas personas. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

 “Abuelo, ¿No vas a mirar? Dijeron que los Cazadores estarían en la televisión hoy. " 

" Abuela, no me interesa.” 

"No seas así... en la televisión, decían que realmente podían derrotarlos esta día, así que veamos juntos.” 

"Mph. Siempre dicen lo mismo cada vez. Ya dije que no me interesa.” 

Luego el anciano se giró bruscamente hacia ella y siguió hojeando su periódico. Pero incluso detrás de él, su esposa pudo escuchar el sonido de un chasquido de lengua.

"Tsk, tsk, tsk. Todos estos malditos periódicos están llenos de cosas sobre los Cazadores también.” 

La anciana cerró las puertas con cuidado mientras escuchaba los gruñidos de su marido. 

"Ojalá..." 

Hasta hace dos años atrás, su esposo era un hombre que había seguido las noticias en la isla de Jeju y apoyaba a los Cazadores más que a nadie. Después de todo, había perdido a su único hijo por las hormigas de la isla de Jeju. Su desesperación fue tan profunda que lo hizo sentir como si todo el mundo se derrumbara a su alrededor, pronto se convirtió en una fuerte rabia contra las criaturas mágicas. 

Cada vez que se realizaba una operación de subyugación, su esposo donaba dinero a la Asociación de Cazadores para apoyar a los Cazadores. Cada vez, antes del día de la expedición, se ponía tan nervioso hasta el punto de que no podía dormir en absoluto. Pero, como dice el refrán: cuantos mayores son las expectativas, mayor es la decepción. 

Y fue entonces que la tercera expedición para la cual la Asociación había dicho que comprometería todo su poder, tuvo grandes pérdidas sin lograr nada, su esposo quedó aturdido durante varios días. Desde entonces, había perdido todas las esperanzas, y no había hablado de Cazadores ni una sola vez. 

"Whew..." 

Una vez más, la anciana suspiró y agarró el control remoto sentándose en la sala de estar. Tan pronto como encendió la televisión, un comentario ferviente vino del presentador de la transmisión. 

[~ ¡Los orgullosos Cazadores de nuestra República de Corea acaban de dar el primer paso en el ataque de la hormiga Reina!~]

La lucha de los Cazadores estaba a punto de comenzar. La anciana sostuvo sus manos frente a su pecho, mientras veía la televisión con un corazón lleno de nerviosismo. Cuando los Cazadores resultaron heridos, ella desvió la mirada con tristeza y aplaudió feliz cuando aterrizaron sus ataques. 

"¡Oh mí! ¡Oh mí!"

[~ ¡Ah, ah! ¡Finalmente! ¡La primera hormiga ha caído!~]

Eso marcó el comienzo. Los monstruos hormiga, que parecían temibles mientras luchaban contra los Cazadores, cayeron uno por uno. Cada vez que un monstruo era asesinado, todo el edificio se sacudía con gritos y víctoreos. 

"¡Oh mí! ¡Oh mí!"

[~ ¡Solo quedan cuatro! ¡Solamente cuatro más! ¡Ya se las han arreglado para disminuir su número a la mitad!~]

En ese momento, los ojos de la anciana se llenaron de lágrimas. Primero, ella estaba agradecida por los Cazadores que estaban arriesgando sus vidas para proteger a la gente. Entonces, ella recordó la cara de su hijo que había saltado de alegría cuando lo habían aceptado en una operación importante en la isla de Jeju. 

[~ ¡Quedan dos guardias más! ¡Dos guardias más y podremos golpear a la Reina! ¡Estamos cerca del éxito en esta incursión!~]

Fue en ese entonces cuando.... 

*¡Slam!* 

La puerta de la habitación se abrió y un anciano de cara roja salió corriendo. 

"Querido..." 

Sin responder a su llamada, el anciano miró en silencio a la pantalla del televisor con ojos rojos. Con los puños apretados, temblando de emoción, observó los acontecimientos que se desarrollaban con aliento. 

[~ ¡Hemos matado a todas las poderosas hormigas guardaespaldas! ¡Ahora la única hormiga que queda es la Reina! ¡Una vez que maten a la Reina, las hormigas no podrán hacer nada más que desaparecer!~]

[~ ¡Los Cazadores han empezado a atacar sin darle un momento de descanso!~]

Cuando la televisión mostró a los cinco Cazadores corriendo detrás de Mah Dongwook, que se había mantenido bien contra la hormiga Reina hasta ese momento, el viejo, sin saberlo, derramó gruesas lágrimas. Y levantó las manos.

“¡¡Aaaaaaaaaah~!!"

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

En la emisora. El director gritó de felicidad ante las ovaciones que llegaban desde todo el país.

"¡Director, acabamos de superar el 85%!" 

“¡Sí!” 

El director apretó los puños. El rating era del 85%. Ese sería un récord que no se rompería incluso si Corea del Sur llegara a las finales de la Copa del Mundo. Y considerando los beneficios que vendrían del extranjero y que seguirán llegando en el futuro... 

‘¡Es el premio gordo!’

Se dejó caer en su silla y se frotó la cara con ambas manos. Otros miembros del personal en la sala de transmisión suspiraron de alivio cuando vieron al director, que no pudo ocultar la alegría en su rostro. La pantalla de transmisión continuó mostrando a los Cazadores del equipo coreano golpeando a la hormiga Reina de una manera llamativa. 

¡USA, China, Rusia y Francia! ¡En este momento Corea del Sur se uniría a la lista de países que habían limpiado exitosamente un Portal de Rango S!

El director sacó un pañuelo y se frotó la frente, que brillaba con sudor frío. 

'¡Si, muy bien! ¡Excelente!'

La Reina estaba al borde de la muerte, y todo lo que quedaba para los Cazadores era dar el golpe final y escapar del nido a salvo. Sin embargo…

"Kyaaaaaaaaahhhhhhhhh"

"¡Qué diablos!" 

El productor redujo el volumen apresuradamente, pero no antes de que el director sobresaltado se volviera y se acercara hacia él. 

"Productor Nah, ¿qué fue ese sonido justo ahora?" 

"Oh, esto es... es del video original que viene de la isla de Jeju, y parece que provino de la hormiga Reina.” 

"¿La Reina hizo ese ruido?" 

Actualmente había un ligero retraso entre la transmisión y la fuente original de vídeo. No sabían lo que sucedería durante la incursión, por lo que no podían permitirse transmitirla en tiempo real. El director, que estaba viendo el video, sonrió con satisfacción y ordenó. 

"No es como si pudiéramos transmitir el rugido fantasmal de esa criatura mágica en este momento de victoria histórica. ¿Puede editar esta parte o bajar un poco el volumen?" 

"En seguida señor.”

El productor Nah asintió y el director le puso la mano en el hombro derecho para animarlo. 

En ese momento. Un miembro del personal se apresuró a entrar en la habitación con una expresión horrible en su rostro. 

“¡Director, productor Nah!” 

El director giro la cabeza. Según su experiencia, nunca había habido una ocasión en la que las buenas noticias proviniesen de un empleado con esa expresión. Un sentimiento vagamente ominoso pasó por su mente incluso antes de escuchar el informe. Después de orar rápida y fervientemente para que su corazonada estuviera equivocada, especialmente considerando lo importante que era el día, el director le preguntó al empleado con cuidado. 

“¿Qué pasa…?" 

Sin embargo, no había manera de que un presentimiento tan ominoso se equivocara. El miembro del personal habló con voz desconcertada. 

“¡En este momento, están diciendo que todos los Cazadores japoneses se están retirando de la isla de Jeju!” 

“¡¡¡¡ ¿QUÉ COSA? !!!!” 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Mah Dongwook animó a su equipo. 

"¡Sólo un poco más! ¡Empujemos un poco más aquí!" 

Como él había indicado, la hormiga Reina estaba a punto de colapsar. La cabeza de la Reina estaba cubierta con cientos de flechas disparadas por Lim Taegyu, haciéndola parecer un puercoespín. Otra flecha voló hacia el ojo de la Reina, y la Reina gritó y sacudió la cabeza con dolor. [Paris_117 ¿y de donde saco esos cientos de flechas? ¿Tiene un carcaj infinito como Legolas o que pezzzz?]

"¡Kieeeeeek!"

Poco después de recuperar sus sentidos, la Reina arrojó veneno por toda la habitación. 

*¡Splash!* 

Como era un ataque muy amplio, la piel de los Cazadores que no pudo evitarlo comenzó a tornarse negra, antes de ser restaurada rápida y eficazmente por las habilidades de sanador de Min Byunggu. 

"¡Kieeek!" 

Enojada por el hecho de que su ataque venenoso no funcionó, la hormiga gigante mordió a Mah Dongwook con sus dientes como de sierra, quien estaba de pie frente a ella. Gracias a que uso su habilidad de «Fortalecimiento» para proteger todo su cuerpo, Mah Dongwook pudo soportar el terrible ataque de la Reina. 

Mientras Mah Dongwook estaba comprando tiempo bloqueando un lado de las mandíbulas con su escudo y el otro lado con su mano izquierda, una enorme bala de fuego se clavó en el lado de la Reina. 

*¡Kaboom!* 

Era la magia de Choi Jongin. 

"¡Kieehk!" 

Aprovechando la oportunidad creada mientras la Reina estaba aturdida, Baek Yoonho, quien ya se había transformado en su forma de bestia, rápidamente se puso encima de ella y le arrancó una de sus mandíbulas con sus propias manos. 

*Rasgar* 

"¡Kieehk!" 

Después de un ligero aterrizaje en el suelo, Baek Yoonho exhaló una respiración entrecortada. Ahora estaba seguro. 

'La Reina está acabada.’ 

Gracias a su experiencia, sabía que finalmente había llegado el momento en que el líder de los monstruos que habían teñido esta tierra de negro con la sangre de tantas víctimas, muriera. 

'Sólo un poco más y todo habrá terminado.’ Mientras pensaba eso, emociones abrumadoras surgieron de las profundidades de su corazón. Sin embargo, en el siguiente momento, la Reina levantó la cabeza hacia el cielo.

"¡¡Kiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa—–!!"

El grito desgarrador resonó en todo el nido de hormigas. Los ojos de Baek Yoonho temblaron. 

'¿Qué es? ¿Un chillido de furia? ¿De agonía?'

Baek Yoonho estaba seguro de que el grito que escuchó se sentía ligeramente diferente de cualquiera de esas posibilidades. Ese grito parecía como un grito de auxilio. 

'¿Está llamando a alguien?'

Tan pronto como pensó eso, se dio cuenta de lo que estaba sucediendo y un escalofrió corrió por su espalda. 

"¡Debemos derribar a esa cosa ya!" 

Justo antes de que Baek Yoonho avanzara, Cha Haein saltó con gracia en el aire, y con un poderoso giro hacia abajo con su espada, golpeó a la hormiga Reina por última vez. 

*¡Slash!*

La cabeza de la Reina cayó al suelo ante los pies de Cha Haein. 

*Sthund*

El camarógrafo, que estaba viendo a las los Rango S luchando mientras contenía la respiración, levantó sus manos en señal de victoria, con lágrimas en los ojos. Ese era el momento donde finalmente bajaba la cortina en una pesadilla que duró cuatro años. 

"Haa, haa." 

Mah Dongwook, mientras respiraba de forma agitada, le dio al equipo un pulgar hacia arriba. Cha Haein dio un suspiro de alivio, mientras Choi Jongin se arreglaba las gafas sonriendo, y Lim Taegyu apretó los puños. Todos expresaron la alegría de la victoria a su manera. Entre todos ellos, solo Baek Yoonho se estremecía ante la ominosa sensación que se había alojado en su pecho. 

"Oye Hyung, nos hemos convertido en el séptimo equipo del mundo en limpiar una puerta de Rango S, así que, ¿por qué te ves tan...?”

"Espera.” 

Fue en ese momento. Mah Dongwook, que estaba en contacto con el centro de control, de repente puso una expresión sombría. 

No había tiempo para estar absorto en las celebraciones. Mah Dongwook gritó apresuradamente a los miembros del equipo que estaban descansando a su alrededor. 

“Me acaban de decir que las hormigas vienen hacia aquí porque los Cazadores japoneses se han retirado. ¡Tenemos que salir de aquí!" 

"¡¿Qué?!" 

"Pero ¿No nos quedaba algo tiempo?" 

"Olvídate de una hora, ¿me estás diciendo que 20 Cazadores Rango S japoneses no pudieron detenerlas ni siquiera por 30 minutos?" 

Mah Dongwook estaba tan confundido como los demás. 

"Tampoco estoy seguro... la Asociación dijo que lo están investigando, pero Japón cortó todas las comunicaciones.” 

"Esos asquerosos bastardos..."

Choi Jongin escupió una maldición, preguntándose en silencio si el equipo externo habría renunciado a ocupar sus posiciones tan fácilmente, pero la ira era un lujo reservado para los vivos. Para poder escapar, Mah Dongwook tenía que mantener sus emociones bajo control y evitar que su equipo se dejara llevar por la agitación. 

"¡Todos dense prisa!" 

Inmediatamente, cada miembro del equipo comenzó a correr hacia la entrada de la cámara de sueño de la Reina. Pero, poco después, Baek Yoonho dejó de moverse.

"Ah..." 

"¿Hyung?" 

Al darse cuenta de que Baek Yoonho se había detenido, Min Byunggu, quien estaba corriendo justo detrás de él, también se detuvo y, finalmente, todos los miembros del equipo se detuvieron. Baek Yoonho, quien se había detenido sin aviso, comenzó a temblar con los ojos fijos en un solo punto.

"Esto, esto no puede ser..." 

Delante de él estaba la visión de algo que él creía era inconcebible. Mientras miraba la sombra que se acercaba, de repente recordó el enorme huevo que habían visto en la sala de incubación. 

'Esto... ¿es este el poder de una sola criatura mágica...?'

Baek Yoonho se puso pálido. Los otros Cazadores, que se habían estado preguntando qué ocurría, pronto se dieron cuenta de la situación y se apartaron de la entrada. 

“¿Qué es?” 

“¿Ya han regresado las hormigas?” 

En medio de la confusión de los Cazadores, una sola hormiga alada caminaba lentamente hacia en la oscuridad ellos desde la parte más lejana del nido de hormigas.


Comentarios del capítulo: (1)


Gracias por los capítulos!!

1