sl-capitulo-59
SL– Capítulo 59
28653
60

Capítulo 09 - Salvador

Traductor: Paris_117

Edición por Paris_117

Cha Haein miró al monstruo que se acercaba desde la oscuridad, y comenzó a formarse un nudo en su estómago. 

'No puedo... ¿sentirlo?'

Si no estuviera mirando directamente a la hormiga, le habría costado saber que estaba allí. Cha Haein solo se había sentido intimidada dos veces por ese nivel de poder mágico, y una de ellas era con la hormiga mutada frente a ella. La otra... 

'… con el Cazador Sung Jinwoo.’

El sentimiento era similar al abrumador temor y asombro que había experimentado unos días antes, cuando Jinwoo había revelado sus colmillos en presencia del Cazador más fuerte de Japón. 

'¿Qué pasaría si ese hombre estuviera parado frente a ella como su enemigo?'

*Estremecimiento* 

La respiración de Cha Haein se contrajo, y un escalofrío le recorrió la espalda.

‘...’

El mero pensamiento de un enemigo que poseyera un poder tan grande como el de Jinwoo fue suficiente para estremecer la cara de Cha Haein. La aparición de esa hormiga mutada desconocida suponía un problema para el equipo de Cazadores coreano, que ya estaba agotado de luchar contra la Reina.

"Esa cosa..."

"Algo está mal con ese monstruo." 

"Se siente realmente aterrador." 

Aunque no podían percibir el peligro tan agudamente como Baek Yoonho o Cha Haein, los otros Cazadores comenzaron gradualmente a darse cuenta de que algo estaba mal. 

*Glup* 

A medida que la hormiga mutada se acercaba lentamente, la atmósfera del equipo se volvía cada vez más tensa. 

'¿Qué debemos hacer?'

Mah Dongwook comenzó a ponerse ansioso. Al enfrentarse con una situación inesperada, Mah Dongwook sabía que era su responsabilidad, del líder, hacer una rápida decisión. Especialmente cuando se presentaban momentos como ese. 

‘Es solo un monstruo, así que deberíamos deshacernos de el... pero...’

Pero... 

¿Por qué sentía tanto miedo? 

Mientras vacilaba, la hormiga mutada se acercaba cada vez más. Sus silenciosos movimientos le provocaron al equipo piel de gallina. 

'No podemos perder el tiempo en este lugar.’

Pero en el momento en que Mah Dongwook finalmente suprimió su sensación de temor y entró en razón, el ser que tenía delante se había desvanecido. 

"¡¿Dónde?!" 

Con los ojos bien abiertos, Mah Dongwook escudriñó frenéticamente a alrededor. Los otros Cazadores hicieron lo mismo. 

"Detrás..." El camarógrafo descubrió primero la ubicación de la criatura, y gritó: "¡Detrás de nosotros!" 

Los Cazadores giraron en shock. La hormiga había pasado por alto al grupo a una velocidad imposible, y ahora estaba de pie frente al cadáver de la Reina. 

'¿Paso entre nosotros?'

'Pero ¿Cómo...?'

Los Cazadores coreanos comenzaron lentamente a darse cuenta de lo que Baek Yoonho había estado viendo con sus «Ojos de Bestia» todo ese tiempo. 

*Ba-dump* *Ba-dump* *Ba-dump* 

Los latidos de sus corazones se aceleraron, y su respiración se volvió irregular. 

‘...Eso no es un monstruo ordinario'

El sudor frío comenzó a formarse en la frente de Mah Dongwook. La hormiga mutante no había prestado atención a los Cazadores, sino que estaba mirando a la Reina muerta. Luego levantó bruscamente la cabeza. 

“¡¡Kiiiiiiiiiiieeeeeehhhhhhk!!”

La hormiga lanzó un chillido aterrador que sacudió toda la cueva. 

*Sthund* 

El Camarógrafo fue el primero en perder la fuerza en sus piernas cayendo al suelo. 

*Sthund* 

*Sthund* 

Luego, los Cazadores cayeron de rodillas uno por uno, abrumados por la presión ejercida por el grito. Incluso Mah Dongwook, desconcertado, se dobló bajo la presión. 

'¿Solo… de solo un chillido?'

“¡¡¡Eeeeeeeeeeeeeeeeeeehhhhhhkkkk—–!!!”

[Paris_117 no sé ustedes, pero yo me estoy imaginando los gritos de los Nashgul… referencia súper cultísima xD]

Cuando el interminable chillido de la hormiga mutada finalmente cesó, solo Cha Haein quedó en pie, mientras sus piernas temblaban violentamente, como si se fuese a derrumbar en cualquier momento. Ni siquiera podía pensar en atacar a ese monstruo. 

Solo entonces la hormiga mutada comenzó a mostrar interés en los Cazadores, y sus intenciones eran claramente hostiles.

'¡¡…!!'

Los ojos de Cha Haein se abrieron. La cara de la hormiga mutada se distorsionó cuando se volvió hacia los Cazadores, casi como si estuviese sintiendo pena e ira por la muerte de la Reina. Cha Haein colocó su mano sobre la empuñadura de su espada. Sin embargo, la hormiga se movió un paso más rápido que la habilidad de Cha Haein para desenfundar su espada. 

*¡Woosh!* 

En un abrir y cerrar de ojos, la hormiga había desaparecido y reapareció de nuevo frente a la cara de Cha Haein instantáneamente. Cha Haein quedó sin aliento, pero no pudo reaccionar a tiempo para defenderse. 

*¡Slam!* 

"¡Aaaaakh!"                                                                       

La hormiga la golpeó en un costado de la cabeza, entonces Cha Haein se estrelló contra la pared y después se derrumbó, inmóvil y sin fuerza. 

*Ba-dump* 

Un solo golpe había dejado inconsciente a Cha Haein. Ninguno de los otros Cazadores pudo ocultar su sorpresa ante esta visión. Porque…

'¿El miembro más fuerte del grupo, fue derribado de un solo golpe?’

Pero desafortunadamente no tenían tiempo para estar sorprendidos. Acababan de presenciar la ridícula fuerza del enemigo y los Cazadores sabían por experiencia que cuanto más esperasen, menos posibilidades tenían de sobrevivir. 

Mah Dongwook, el Tanque, reaccionó primero. 

"¡HUAH!" 

Mah Dongwook agarró a la hormiga por detrás y fortaleció sus brazos. El enorme tanque apretó el cuerpo de la hormiga con una fuerza con la que podría arrancar de raíz un roble. Las gruesas venas en el cuello y los antebrazos de Mah se abultaban debajo de su piel. Desgraciadamente...

"¡Ahhhhhh!" 

Cuando la hormiga aumento un poco su fuerza, pudo arrancar sencillamente los brazos de Mah Dongwook. 

El tanque Rango S cayó de rodillas. 

"¡¡No!!" 

Baek Yoonho se lanzó hacia adelante. Si no distraía a la hormiga, Mah Dongwook que estaba completamente indefenso sin sus brazos, moriría. Apretó los dientes. Cabello blanco brotó de todo su cuerpo, y sus uñas se alargaron en garras afiladas. El Rango S ahora tranformadobestia saltó sobre la hormiga mutante.

*Flash* 

La hormiga desapareció de nuevo. 

'¿Dónde…?'

Incluso con sus «Ojos de Bestia», era prácticamente imposible para Baek Yoonho ver los movimientos de la hormiga. Entonces, escuchó un grito detrás de él. 

"¡Aaakk!" Era Choi Jongin, quien había estado preparando un hechizo. El mago de Rango S gritó y cayó... 

Las largas garras de la hormiga mutante habían dejado una herida diagonal en su pecho que sangraba mientras caía. A solo cinco pasos, Lim Taegyu había estado ocultando su presencia, buscando una oportunidad de atacar a la hormiga mutante.

'¡No voy a fallar a esta distancia!'

Lim Taegyu estaba lleno de confianza cuando atacó a la hormiga. 

*¡Woosh!* 

Sin embargo...

*Sujetar* 

Los ojos de Lim Taegyu se abrieron en shock. 

'¡Qué!'

La hormiga había agarrado fácilmente la flecha en pleno vuelo y la aplastó con sus garras. 

*¡Crack!* 

El arquero preparó rápidamente su siguiente disparo, pero antes de que pudiera, la hormiga apareció frente a él. 

“...Mierda." 

*¡Slam!* 

Lim Taegyu fue golpeado en la cara y mandado a volar. 

Baek Yoonho intentó atacar a la hormiga por detrás, pero el monstruo se giró rápidamente y agarró la cabeza de Baek, golpeando al Cazador como una bestia contra el suelo. 

*¡Boom!* 

El cuerpo de Baek Yoonho se contrajo. La hormiga levantó la cabeza del hombre para golpearlo contra el suelo de nuevo, cuando... 

“¡Uaaagh!”

Mah Dongwook había embestido a la hormiga. La hormiga rodo por el suelo brevemente antes de recuperarse. 

El enorme tanque, al que solo unos momentos antes le faltaban los brazos, ahora estaba ante el monstruo con un cuerpo completamente intacto. La hormiga mutante derribó rápidamente a Mah Dongwook de nuevo, y rápidamente derribo a los otros Cazadores también. Sin embargo, los humanos que deberían tener heridas grabes se recuperaban completamente y aunque los Cazadores que estaban heridos continuaron apuntando a la hormiga inmediatamente.

La hormiga ahora sabía que había un sanador en alguna parte, y comenzó a escanear la cueva en busca del molesto humano. 

Min Byunggu se mantuvo en calma.

Confiaba en su única habilidad, «Camuflar», para protegerse. 

Al igual que «Sigilo», «Camuflar» ocultaba por completo al usuario; el único inconveniente era que el usuario no podía moverse mientras mantenía esa habilidad. Pero para un sanador, esto era más que suficiente. Todo lo que tenía que hacer era curar continuamente a sus compañeros mientras se escondía sin moverse de lugar. 

Con una fuente desconocida curando a sus enemigos derribados, la hormiga mutante decidió cambiar su estrategia. La hormiga identificó al humano de aspecto más resistente entre los Cazadores, en este caso, Mah Dongwook, y entonces agarró a Mah por las piernas y levantó al tanque en el aire. 

'¿Qué está tratando de hacer?'

Min Byunggu miró ese ataque desconcertado. 

La hormiga procedió a eviscerar lentamente a Mah Dongwook. Y Min Byunggu continuó usando sus hechizos para curar al Cazador mientras eso ocurría. No tenía elección. En el momento en que dejase de curarlo, Mah Dongwook morirá. 

Con el sudor que goteaba de su frente, Min Byunggu continuó lanzando sus hechizos de curación. La hormiga aprovechó la oportunidad para localizar cuidadosamente la fuente del poder mágico responsable de la curación... y volvió la cabeza bruscamente hacia la ubicación de Min Byunggu. 

'No puede ser' La sorpresa de Min Byunggu solo duró un momento. Cuando el sanador parpadeó, la hormiga había desaparecido de su vista.

'¿Qué rayos…?'

'¿A dónde se f....?'

"¡¡¡BYUNGGU!!!" Baek Yoonho gritó fuertemente. 

En ese instante: 

*¡Slash!*

"¡Cogh!" 

Min Byunggu tosió sangre. Un gran dolor ardía en su abdomen y cuando miro de qué se trataba vio un agujero abierto en su estómago. El brazo negro de una hormiga sobresalía del agujero. Levantando la cabeza, Min Byunggu se encontró con los ojos de Baek Yoonho. 

"Hyung... corre..." 

"¡BYUNGGU!" 

Baek trató de levantarse, pero dado que sus piernas aún estaban heridas, no pudo reunir la fuerza para pararse.

*¡Cruch!*

La hormiga comenzó a devorar la cabeza del sanador. 

*¡Cruch, cruch!*

"¡WAAAAHHHHHH!"

Con lo último de su fuerza, Baek Yoonho se puso de pie y cargó contra la hormiga. Pero la hormiga arrojó a un lado el cadáver sin cabeza de Min Byunggu y agarró el cuello de Baek Yoonho con una mano. El Cazador agitó su cuerpo con todas sus fuerzas, pero no pudo aliviar el agarre de la hormiga en su cuello. 

Entonces la hormiga mutante abrió su boca: 

"Hyung... corre... hyung... corre.” 

“¿¿…??" Baek Yoonho abrió los ojos de par en par en shock. 

La hormiga estaba imitando perfectamente la voz de Min Byunggu. A pesar de que las palabras sonaban entrecortadas, la voz de la hormiga era idéntica al punto de que podrían confundirlos. 

"Corre... hyung." Después de repetir las últimas palabras del sanador durante un rato, la hormiga se encontró con los ojos de Baek Yoonho. 

"Todos ustedes... débil.” 

Un lenguaje familiar salió de la boca de la criatura mágica. Carecía de entonación y matices, pero sin lugar a dudas era coreano. 

"¿Qué diab…?" Baek Yoonho no podía creer lo que estaba oyendo. 

"Nosotros... perdimos a nuestra Reina... incluso si los matamos a todos... no es suficiente... pido... retribución ¿quién es tu rey?" 

“¿...Rey?" pregunto Baek asombrado.

La hormiga apretó su agarre en el cuello de Baek Yoonho. 

"¡Kuagh!” 

"¿Dónde... está tu rey?" 

Baek Yoonho buscó desesperadamente una respuesta. Con el miembro más fuerte del equipo coreano, Cha Haein inconsciente, necesitaban que alguien les diera tiempo, aunque fuera solo un poco. Un solo rostro emergió en la mente de Baek Yoonho. La cara provenía de un integrante del equipo japonés que había abandonado a los Cazadores coreanos, y estaba a punto de retirarse: el Cazador más fuerte de Japón, Goto Ryuji. 

"Fuera... afuera.”

"Afuera…" [Paris_117 Afueeeeeeeheeeera~ afuera tu no existes solo adentro~ cof, cof… perdón… sigan con su lectura]

La hormiga levantó la cabeza, como si estuviese buscando algo. Después de unos momentos, volvió a abrir la boca con voz satisfecha. 

“... Ya veo... alguien fuerte.” 

Como si ni siquiera valiera la pena terminar con Baek Yoonho, la hormiga tiró a Baek Yoonho sin esfuerzo y salió disparada a una velocidad aterradora. 

“¡Cogh, cogh!”

En el suelo, Baek Yoonho se tomó un tiempo para recuperar el aliento antes de examinar su entorno. Este no era el momento de estar recostado, antes de que la hormiga regresara, tenían que encontrar una manera de escapar. Desafortunadamente... 

* Shashashashasha… * 

Mientras estaban ocupados luchando contra la hormiga mutante, el resto del ejército de hormigas había regresado a su colmena. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

"Hmm.” 

Goto Ryuji enfundó su espada. Una montaña de cadáveres de hormigas rodeaba al hombre. A simple vista, había al menos un centenar de ellas; ese era el poder del Cazador más fuerte de Japón. 

"Parece que ya casi hemos terminado.” 

"Sí señor." 

Admirando a su líder, los Cazadores japoneses asintieron. Con él a su lado, parecía que vivirían para luchar otro día. 

"Señor, me comunican que somos los únicos que faltamos de retirarnos.” 

El Cazador había recibido noticias del cuartel general y se lo había informado a Goto Ryuji. El asintió y luego volvió su mirada hacia la playa. 

"Es hora de irn...." 

Goto Ryuji no llegó a terminar su frase. 

*¡Swish!* 

Porque una sola hormiga mutante había aparecido de la nada, y ahora estaba de pie ante ellos. 

‘...’ Con una sola mirada, Goto se dio cuenta de la fuerza del nuevo enemigo. 'Esta no es una hormiga ordinaria.’

"¡Goto-san!" 

Goto ahuyento a sus compañeros que corrieron para ayudarlo. 

"Lo derrotare solo."

Sus compañeros solo serían un obstáculo frente a ese poderoso enemigo. Se sentía más cómodo estando solo. El resto del equipo confiaba en Goto, por lo que siguieron sus órdenes sin preocuparse y retrocedieron. Con una expresión enfocada, Goto desenfundó su espada. 

"Para ser una hormiga, seguro emites una presencia feroz.” 

La hormiga mutante también había reconocido la fuerza de Goto, porque la hormiga no se movió de su lugar. 

Si hubiese hecho algún movimiento, Goto planeaba cortarla instantáneamente en cien pedacitos con su espada. 

De repente, la criatura mágica hormiga abrió su boca, "¿Eres tú... el rey?" 

"¿Rey?" Los ojos de Goto se abrieron. [Paris_117 ejejeje, es gracioso porque es japonés xD]

Y pensar que una hormiga hablaba su idioma... Aunque era bien sabido que las criaturas mágicas con inteligencia podían comunicarse en su propio idioma, no parecía del todo imposible que una criatura mágica aprendiera el lenguaje humano.

 Goto sonrió ampliamente.

'Rey…'

Si el Presidente de la Asociación, Matsumoto, lograse construir su imperio de Cazadores, Goto sería el único digno de sentarse en su trono. 

"Sí. Soy el Rey.” 

“Kekeke”

Al escuchar la respuesta que quería, la hormiga mutante reveló completamente su poder mágico. 

*¡Woooosh!* 

Goto se dio cuenta de que lo que había sentido anteriormente era solo la punta del iceberg. Ahora, ante el verdadero poder de su enemigo, el Cazador más fuerte de Japón temblaba de miedo. [Paris_117 entonces Cel sintió el verdadero terror xD]

'¿Qué, qué es esto…?'

La presencia aterradora de la hormiga causó que un escalofrío recorriera la columna vertebral de Goto y que los pelos de su nuca se erizaran. Ya había sentido algo así una vez en el pasado. 

‘¿¿...Sung Jinwoo??'

*¡Slash!* 

La hormiga se movió, y en el mismo instante, la cabeza cercenada de Goto cayó al suelo. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

"¡Ahhhhh!" 

Los Cazadores coreanos estaban rodeados de hormigas. Mah Dongwook, Lim Taegyu, Choi Jongin e incluso el camarógrafo de Rango A luchaba contra el ejército de insectos. 

Sin embargo, había oleada sobre oleada de enemigos. 

“Haaa, Haaa, haaaa”

Todos los demás sonidos se habían detenido y lo único que Baek Yoonho podía escuchar era su propia respiración entrecortada. 

'¿Hasta aquí llegamos?'

Baek Yoonho limpió un poco de sangre que goteaba en sus ojos. Sin su único Sanador, no tenían forma de superar el número del enemigo. Solo podían luchar hasta que se quedaran sin aliento. 

Pero incluso en ese momento, no podía darse el lujo de rendirse, pues había perdido a dos personas importantes para él en esa isla: este lugar tenía sus tumbas y no quería agregar la suya. 

"¡AHHHHH!" 

Él arranco la cabeza de otra hormiga, pero incluso más hormigas la reemplazaron rápidamente... 

"¡Kiieehhk!" 

"¡Kiieehhk!" 

Acabando con hormiga tras hormiga, Baek Yoonho apoyó la espalda contra la pared. De esa manera, al menos no estaría rodeado por todos sus flancos. 

“Haaa, haaa…”

Después, levantó la cabeza y buscó a los otros Cazadores. En el mar de hormigas, no pudo encontrar a los Cazadores que luchaban a su lado hace unos momentos. 

No. 

Rechazó rápidamente la posibilidad en su cabeza... Mordiéndose los labios, Baek Yoonho de repente saltó ante una presencia que sintió detrás de él. Se giró, listo para golpear... pero detuvo su puño, porque la cosa detrás de él no era una hormiga.

'¿Qué… qué es esto?'

Era un «soldado» vestido con armadura negra de cuerpo completo. Esa era la primera vez que veía algo como eso, pero recordó haber escuchado sobre «eso» en la explicación de Park Huijin quien había estado involucrada en el incidente del Portal Rojo. 

'Esto es definitivamente...'

Baek Yoonho exclamó sorprendido, "¿Por qué está esto aquí?" 

Y en ese momento, una voz familiar resonó desde el soldado. 

“«Intercambio»"

◆◆◆◆◆◆ Un año antes de que la alianza de Cazadores coreano-japoneses arribase a la isla. ◆◆◆◆◆◆

La Reina de las hormigas había comenzado a preocuparse.

‘~Debemos dejar esta isla.’

'~Esta isla es ahora se encuentra totalmente sin vida, además de nosotros.’

Ella había convertido a su colonia en un reino, y miles de sus hijos corrían enloquecidos por toda la isla. Pero eso también significaba que había miles de bocas que alimentar, y ahora, sin que le quedara nada, sus hijos habían comenzado a recurrir al canibalismo. 

'~Esto no puede seguir así.’

No, ella no permitiría que sus hijos murieran así. Ellos debían abandonar ese pequeño espacio que habían hecho suyo, decidiendo irse a un lugar nuevo, lleno de vida, con presas, y construirán un nuevo reino allí. Si el primer paso era dominar esta isla que ahora les pertenecía completamente, ese sería el segundo paso. 

Pero la Reina también los recordaba. Los intrusos... los poderosos intrusos, que habían pisado la isla muchas veces en el pasado. Había logrado derrotarlos cada una de esas ocasiones, pero cada victoria era costosa. Un número incontable de sus hijos habían sido sacrificados en cada batalla. 

'~ ¿Y si se topan con esos mismos enemigos en las nuevas tierras?'

'~ ¿Podrían vencerlos nuevamente?'

Necesitaba Soldados más fuertes. El soldado más fuerte posible, más fuerte que nadie, más fuerte que cualquier otra cosa. Y así, la Reina decidió tomar el control de su evolución y crear al soldado más fuerte que fuese posible. Medio año después, ella había reunido toda la energía mágica y la fuerza vital que tenía en ella, y dio a luz a un ser completamente nuevo. El soldado más fuerte, una criatura nacida con el único propósito de ser la máquina de matar perfecta.

Nacido de su abrumador deseo de crear un soldado increíblemente fuerte, combinado con la orden que había golpeado incesantemente su cabeza, para matar a todos los humanos, un monstruo que desafiaba el sentido común había sido creado. Ese monstruo había nacido con una habilidad natural: «Glotonería» Mientras consumía a sus oponentes podía absorber su poder mágico y adquirir el conocimiento de cada cosa que comía. 

‘~Quiero volverme más fuerte.’

Desde su nacimiento, había sido poseído por un hambre voraz, impulsado por un deseo insaciable de volverse más fuerte. Comenzó a consumir incluso a sus propios hermanos, pero la Reina simplemente miraba fascinada. Lo que ella quería y lo que su creación quería era lo mismo: que él se hiciera infinitamente poderoso, y ella estaba encantada de que él se fortaleciera día con día.

Ella se encontraba verdaderamente maravillada pues «él» ya había superado su propio poder y pronto «él» sería imparable, conduciría un nuevo ejército de soldados a nuevas tierras y los conquistaría para su reino. 

‘~Solo un poco más de tiempo…’

◆◆◆◆◆◆ En la actualidad ◆◆◆◆◆◆

Una vez más, había intrusos en la isla. En menor número, pero mucho más poderosos que cualquiera que hubiese llegado anteriormente. Pero esta vez, la Reina se burló de ellos. Porque ella ahora lo tenía a «él», y esta sería la oportunidad perfecta para probar su poder. Ella lo envió, junto con sus guardias reales. 

«Él» completó fácilmente su primera misión. Pero cuando regresó con la Reina, ella había sido asesinada. «Él» se enfureció con su muerte. Pero, afortunadamente, aún quedaban muchos hombres fuertes en la isla que serían el blanco de su ira. 

Su primer objetivo, el rey de los humanos había muerto rápidamente. Luego sistemáticamente a cabo con los que acompañaban a ese rey. Uno por uno fue eliminado. Uno de ellos gritó antes de ser asesinado: 

"¿¡Qué demonios eres!?" 

Después de devorar al humano se detuvo un momento a pensar. Sus pensamientos se habían vuelto más complejos, como resultado de su habilidad de «Glotonería». Ahora poseía la capacidad de razonar. Entonces «él» comenzó a cuestionar su propia existencia.

'~Entonces ¿Qué soy?'

La respuesta era simple: «él» era un soldado de la Reina. Pero eso había sido antes. Ya no era tan simple, pues la Reina estaba muerta. “Él» debía liderar la colonia en las batallas. Solo había una palabra que él sabía para describir esta existencia. 

‘…Rey.’

«Él» entonces pensó ‘Si matas al rey, te conviertes en el rey’

La lógica era clara. Dado que había derrotado al rey humano, ahora cumplía con los requisitos para volverse rey.

*¡Cruch!*

Él mordió la última cabeza humana restante. El rey y sus seguidores ahora estaban todos muertos. 

Ahora era el momento para acabar con el resto. De repente, levanto su cabeza en dirección al nido. Una enorme aura de magia, como un furioso tifón, había surgido de donde yacía el cadáver de la Reina. 

‘... ¿Un rey?’

Intuitivamente consciente del poder que amenazaba incluso a los suyos, el recién bautizado Rey de las hormigas corrió hacia la cámara de la Reina. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

¿Qué clase de calamidad era esa? Unos minutos antes, la emisora había tenido un ambiente de celebración como el de una boda. Pero ahora, se sentía tan sombrío como la sala de un funeral. 

"¿Qué está pasando... ahí dentro?" 

La transmisión en vivo que se mostraba por televisión de los espectadores repentinamente sido interrumpida cuando una extraña hormiga monstruo había aparecido. Incapaces de comprenderlo, comenzaron a llamar por teléfono a la estación llenos de ira exigiendo explicaciones.

*Riiiiiiing~*

*Riiiiiiiiiiing~*

*Riiiiiiing~*

El equipo coreano apenas había acabado con la reina, y ahora, todos los teléfonos estaban sonando, ya que los espectadores con pánico e ira exigían saber qué había ocurrido en la isla de Jeju. 

Un empleado se acercó cuidadosamente al director e hizo una reverencia antes de hablar en voz muy baja. 

"Um señor... nos inundarán las llamadas de los espectadores si no reanudamos la transmisión.” 

El director miró al empleado con disgusto. Y este se encogió ante la fulminante mirada. 

"¿Y qué? ¿Quieres que emita una transmisión en vivo a todo el país una escena en la que todos nuestros Cazadores de Rango S son asesinados por una sola hormiga desconocida?"

"Er, n-no señor..."

El director impacientemente ahuyentó al empleado, antes de cerrar la puerta de su oficina y darse la vuelta en su silla. 

La transmisión se había interrumpido justo cuando la extraña hormiga alada se había acercado al equipo: antes de que Cha Haein casi fuera asesinada de un solo golpe, y el resto del equipo había sido devastado por el monstruo. No era una sorpresa que los espectadores sintieran curiosidad por el resultado de la pelea, pero desafortunadamente, la estación no podía mostrar como a Mah Dongwook le destrozaban los miembros y como Min Byunggu era devorado vivo. 

Enterró la cabeza en sus manos y gimió.

"Oh dios... se acabó. Se acabó..."

Habían apostado el destino de su compañía en esta transmisión. Y estaban a punto de ser arruinados por esta sola hormiga. 

“Se acabó..."

Todos en la sala miraban a su alrededor con inquietud. El temor estaba escrito en el rostro de todos, y un pesado silencio llenaba el aire. 

"¿Qué diablos?" El director de producción, que había continuado monitoreando sin palabras la transmisión incluso cuando habían salido del aire, de repente dejó escapar una expresión de asombro. Entonces corrió a la oficina del director. 

"¡D-director!"

"¿…Qué?" 

"Hay alguien, un Cazador, acaba de aparecer en la escena en este momento.” 

"No tienes que informar cada vez que aparece un Cazador en la pantalla, no tiene sentido.” El director ni siquiera levantó la cabeza de su regazo mientras hablaba. 

"¡P-pero!" 

"Se acabó." El director cortó la frase antes de que pudiera continuar. 

El productor abrió la boca, como para protestar de nuevo, luego la cerró, antes de regresar a la sala de transmisión y subir el volumen. 

"¡Kiieeehk!"

"¡Kiehk!"

En un instante, la habitación se llenó con los gritos de hormigas moribundas. Los empleados inmediatamente se pusieron en marcha y comenzaron a amontonarse alrededor de la pantalla del televisor. 

"Oh Dios mío." 

"¡Están... están muriendo por todas partes!" 

"¿Dónde está el director? ¡Tenemos que conseguir al director!" Desde el interior de su oficina, el director miró a la pared con una expresión en blanco en su rostro. 

"Se acabó. ¿Ah?..." El ruido repentino de la sala de transmisión llamó su atención. Entonces se asomó hacia afuera, para ver a todo el personal abarrotado alrededor de la televisión, mirando la transmisión con anticipación.

'¿Qué diablos?'

Lenta y laboriosamente, se levantó de su silla, antes de dirigirse a la televisión encendida. Los empleados se separaron cuando él se acercó. 

Por lo que parecía una eternidad, solo pudo mirar la escena que se desarrollaba ante sus ojos. 

"Oh, Dios mío—–" El silencio parecía prolongarse para siempre, pero entonces... 

"¿Por qué están parados por aquí? ¡Reanuden la transmisión inmediatamente! ¿Quieren ser los responsable de que los espectadores se pierdan esto? “

El director de producción rápidamente trató de disuadir al director repentinamente revitalizado. 

“¡Un momento, un momento, espere un momento! Director, si comenzamos esta transmisión ahora, tendrá que ser en tiempo real, ¡sin demora! ¿Y si todo vuelve a salir mal?”

"No importa. Comienza la transmisión en vivo.” 

"¿Qué? ¿Está seguro?" 

“¿Qué importa si ocurre una emergencia? Ya hemos cortado la emisión. Incluso si todo sale mal, no podríamos estar en una peor situación de la que tenemos ahora.” 

"Bueno... eso es cierto, pero..." El director de producción buscó una excusa que nunca llegó. Sin embargo, rápidamente reanudo con la emisión. 

Un nuevo Cazador había sido repentinamente captado por la cámara. No sabían si era coreano o japonés; no, ni siquiera sabían si era un Cazador. Pero por el momento, nada de eso importaba. Él estaba ganando, era la mejor esperanza de la estación. Con una expresión sombría en su rostro, el director asintió. 

"Pase lo que pase, tenemos que reanudar la transmisión.” 

Agarró la silla más cercana y se sentó junto al director de producción. 

“El destino de nuestra estación está en sus manos.” 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

"Lo hice." 

Incluso cuando estaba a punto de colapsar, no se arrepentía. 

'¿No todos sueñan con esto cuando son niños?'

Ser un héroe. 

Aunque tales sueños pudieran ser imposibles, por lo que se conformaría con volverse el ayudante de un verdadero héroe. Durante el tiempo en que se había convertido en un alto ejecutivo de la estación de radiodifusión y un operador de cámara muy respetado, había pensado que su oportunidad había pasado.

Pero luego se convirtió en un Cazador de Rango A y comenzó su nueva carrera como Cazador, y, naturalmente, llegó a este punto. Gracias al camarógrafo, el mundo podía ver, por primera y probablemente por única vez, la incursión de un Portal de Rango S y la derrota de un jefe de Clase S. 

‘Soy yo el que capturo todo eso en video. Sí, yo.’

Eventualmente, todas las hormigas se extinguirían. 

'Este será mi legado.’

El mundo vería cómo los Cazadores Rango S se sacrificaron para limpiar Portal de Rango S, a través de su cámara. Para un camarógrafo de primera Clase, era suficiente. 

‘Todos mis esfuerzos, todo el tiempo que pasé estudiando cinematografía, todas las incursiones en las que participé como Cazador, valieron la pena solo por esto.’

Una cara brilló en su mente y sintió un poco de arrepentimiento. 

'Papá...'

Su padre, que había trabajado incansablemente para cuidar de su madre afectada por el cáncer y aun así mantener a la familia. Su corazón se rompió al darse cuenta de que nunca volvería a ver a su padre. 

*¡Crack!* 

Entonces pudo escuchar un sonido repugnante cuando una hormiga le desgarró el hombro. La sangre brotó de su brazo, pero no sintió dolor; Ya había perdido la sensación en ese brazo. 

"Me las he arreglado para sobrevivir tanto tiempo como un tanque, pero supongo que este es realmente mi límite.” 

Sus piernas se doblaron y cayó al suelo de rodillas. 

*Sthund*

Todo lo que podía pensar era en su padre. 

'¿Cuál fue mi última conversación con él? Maldita sea. Si hubiese sabido que esto pasaría, habría cancelado mis citas cuando él vino a Seúl, solo para pasar un poco más de tiempo hablando con él.’

Ahora es demasiado tarde para lamentarse cualquier cosa. El camarógrafo levantó la vista para ver las terribles mandíbulas dirigiéndose hacia su cara. Había agotado toda su magia. 

'Papá... lo siento.’

Las lágrimas rodaron por su mejilla mientras cerraba los ojos. 

*¡Crack!* 

Una hoja fría y plateada, pasando a través de la cabeza de la hormiga como cuchillo caliente sobre mantequilla. Y un líquido repugnante salpico por toda su cara mientras el sonido de un exoesqueleto siendo destrozado resonó en sus oídos. 

‘¿Huh?’

Todavía estaba vivo. Abrió los ojos de repente. Delante de él había una hormiga con un largo collar rojo alrededor del cuello. 

'¿Qué? ¿Esta hormiga acaba de matar a la otra hormiga?'

Parpadeó varias veces cuando se dio cuenta de que no era una hormiga lo que estaba delante de él. Un soldado, envuelto en una armadura negra que llevaba un penacho rojo brillante, sacó su hoja plateada de la cabeza de la hormiga, que cayó inerte al suelo. 

*Sthund*

'¿Qué...? ¿Cómo puede... ser....?'

Cuando el soldado negro se hizo a un lado, un joven hombre con una cara vagamente familiar se acercó a él. 

"Abre la boca." 

"¿Disculpe?" 

Antes de que pudiera comprender lo que estaba sucediendo, el joven hombre lo forzó a abrir sus mandíbulas y vertió un misterioso líquido en su garganta. Se sintió extrañamente refrescado mientras tragaba.

“Cogh, cogh” 

El camarógrafo casi se atraganta con el líquido, pero aun así se las arregló para tragarse todo lo que tenía en la boca. Entonces se cubrió la boca y pregunto.

“¿...Quién eres tú?"

No hubo respuesta cuando el joven hombre se volvió hacia las hormigas. 

"¿Qué planeas hacer?" 

El camarógrafo se puso de pie, y luego se detuvo en shock.

'Espera un minuto... ¿Cómo pude ponerme de pie?' Miró hacia abajo para observar todo su cuerpo. ‘Ahora que lo pienso, mis brazos también se sienten mucho mejor.’

No se lo estaba imaginando después de todo; desde que ese extraño joven lo obligó a tragar ese misterioso líquido, su condición comenzó a mejorar rápidamente. 

'¿Qué me hizo él? ¿Qué había en ese líquido?'

De repente, recordó dónde había visto su rostro. 

‘¡No me digas que él era...!’

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Jinwoo miró tranquilamente a su alrededor. 

‘…’

Formo una mueca al tomar nota de la situación. 

Cuando había ido a mirar (y sin querer participar) la sesión de entrenamiento de Rango S unos días antes, había decidido que por si acaso, ocultaría a uno de sus soldados dentro de la sombra de Baek Yoonho. 

‘Estoy realmente contento de haber hecho eso. Realmente cortaron la transmisión antes de que pasara lo peor.’

Jinwoo había dado prioridad al miembro más débil del grupo, el camarógrafo de Rango A, pero el resto del equipo coreano no se encontraba en mejor forma. Las hormigas los tenían rodeados, y sin lugar a dudas, casi todos habrían sido asesinados en unos minutos más.

'Ahora ¿Qué debería hacer...?'

La forma más fácil de eliminar todas las hormigas era obvia: saca a Tusk y dejar que las destruyera a todas con una bola de fuego gigante. Desafortunadamente, esa bola de fuego no discriminaría realmente entre las hormigas y los Cazadores Rango S, lo que significaba que era igual de probable que matara a los Cazadores junto con las hormigas. 

Se requeriría una opción más... precisa. Jinwoo reflexionó brevemente sobre la pregunta antes de darse cuenta de la solución. 

"¡Iron!" 

El enorme Tanque de sombra se dio una palmada en el pecho mientras daba un paso adelante como diciendo ‘¡Déjemelo a mí!’, contuvo el aliento y dejó escapar un rugido que resonó dentro de toda la cámara.

“¡ROOAAAAAAARR!”

*Ring~*

[Iron usó la habilidad «Rugido de Provocación»] 

El efecto fue inmediatamente visible. Todas las hormigas que habían estado atacando a los Cazadores se giraron hacia Iron y lo envistieron. 

"Bien hecho."

Jinwoo le dio una palmada a Iron en la espalda y sacó las dagas gemelas que había adquirido del rey demonio. 

[Has equipado la «Daga del Rey Demonio»]

 La hoja del par de dagas azules brillaba bajo la tenue luz de la cámara. 

"¡Kiiieeehhk!"

"¡Kiieehk!"

Cientos de hormigas se arrastraban por el suelo, gritando mientras cargaban hacia la posición de Jinwoo. En un abrir y cerrar de ojos, Jinwoo desapareció de la vista. 

*¡Woooosh!*

Hubo un destello, y una docena de hormigas cayeron al suelo, sin patas. 

Luego, de la nada, aparecieron cien de sombras con diferentes formas, y los sonidos de armas y mandíbulas, explosiones y garras, y los chillidos de las hormigas que gritaban mientras morían, llenaron la cámara. 

Mientras tanto Baek Yoonho quien se encontraba en mejor estado que los otros Cazadores, aprovecho la oportunidad y le ayudo a los demás a moverse hasta un rincón seguro lo más alejado de la batalla. Afortunadamente todos seguían vivos. El camarógrafo se unió a ellos.

Gracias a Jinwoo, aunque más precisamente, gracias a las invocaciones de Jinwoo que detuvieron los ataques de las hormigas, el resto de los Cazadores pudieron retirarse a un lugar seguro. 

"Hooo, hooo, hooo... " Mah Dongwook jadeó mientras se desplomaba contra la pared con un brazo alrededor del hombro de Baek Yoonho.

"¿Qué está pasando? ¿Quién está luchando ahora mismo?" 

Los ojos de Mah Dongwook miraron hacia adelante pero estaba tan herido que no podía ver bien. Baek Yoonho hizo una mueca al darse cuenta de lo mal heridos que estaban todos. 

Puso su mano en la de Mah Dongwook. 

"Mah... está bien ahora. Todo estará bien ahora." 

“...” 

La atención de Baek Yoonho se volvió hacia Jinwoo. Aunque los otros Cazadores probablemente no lo supieran pero Baek Yoonho tenía una idea aproximada de lo poderoso que podía ser Sung Jinwoo. Y aunque no alcanzaba a ver quién peleaba, incluso antes de que Baek Yoonho lo distinguiera, podía adivinar de quién se trataba. 

'¿Cuánto poder tiene Sung Jinwoo ahora?'

Sintió alivio al ver a Jinwoo y esos soldados negros moverse hacia el enjambre de hormigas. 

‘Por favor, ayúdanos.’

Efectivamente, Jinwoo comenzó a destrozar a las hormigas que casi habían matado a Baek y los otros Rango S como si fueran muñecos de papel. 

"¡Kiiieeehhk!"

Los gritos de las hormigas mientras morían a una velocidad incomparable se volvieron vertiginosos.

'Está todo bien ahora.’

Le había dicho eso a Mah Dongwook, pero no necesariamente había querido tranquilizar al tanque. Había querido tranquilizarse a sí mismo. En este momento, solo Sung Jinwoo se sentía más confiable que los 20 Cazadores japoneses combinados. Tenían esperanza otra vez. 

‘... Al parecer ya no es necesario que este parado aquí.’

Baek Yoonho se sentó junto a Mah Dongwook con una sonrisa. Aunque su orgullo estaba un poco herido, sin embargo, todo lo que podía hacer por el momento era quedarse quieto y mirar a Sung Jinwoo. Señaló al camarógrafo, luego le hizo un gesto para que prestara atención a Jinwoo. 

"Deberías mantener la cámara enfocada en el. Verás algo increíble pronto.” 

‘Sigh…’ para el camarógrafo, su trabajo estaba lejos de terminar. Lo que había sucedido dentro del Portal Rojo y después en la incursión del Gremio Hunters... esta sería la oportunidad de ver por sí mismo el «poder» del que tanto había escuchado hablar todo ese tiempo.

"¡Sí señor!" 

El camarógrafo asintió con entusiasmo. Hizo lo mejor que pudo para mantener su cámara apuntando a Jinwoo. El trabajo del grupo de asalto en esa incursión tal vez había terminado, pero su trabajo aún tenía un largo recorrido por delante. 

*Glup*

Tragó saliva cuando vio a las hormigas rodeando a Jinwoo. 

"¡Kiiieeehhk!"

Entonces, de repente, hubo un grito de los monstruos, y pedazos de hormigas cayeron al suelo por montones. 

Jinwoo miró a su alrededor. El número de hormigas había disminuido significativamente pues ya había acabado con casi la mitad de las hormigas en esta cámara. Se sentía sorprendentemente cómodo y en comparación con los pisos más altos del Castillo Demoniaco, esto estaba siendo increíblemente más sencillo. 

‘Supongo que aceleraré las cosas un poco, ¿eh?’

Miró los cuerpos a su alrededor y apretó los puños. 

"«Surjan»"


Comentarios del capítulo: (1)


Gracias por el capítulo!

0

sl-capitulo-60
SL– Capítulo 60
28654
61

Capítulo 10 - El poder de Sung Jinwoo

Traductor: Paris_117

Edición por Paris_117

Un escalofrío recorrió la espalda del camarógrafo mientras intentaba comprender lo que sucedía ante él. 

‘¿Qué es todo esto? ¿Qué está pasando?’

A pesar de encontrarse en lo más profundo del nido, aire frío cruzo a través de la cueva. Y mientras sentía que el interior de la cámara comenzaba a volverse un poco silencioso… Repentinamente, incontables chillidos resonaron en la caverna y unas manos negras parecidas a sombras se levantaron del suelo como tentáculos, agarrando los cuerpos que cubrían el suelo. 

*¡Jadear!* 

Un jadeo escapó de los labios del camarógrafo y sus ojos se abrieron de par en par cuando vio la escena que se desarrollaba frente a él. Parpadeó una y otra vez, sin estar completamente seguro de si su vista lo había traicionado. Durante una fracción de segundo, se dio cuenta de lo absurdo del momento; era un Cazador de Rango A, y estaba siendo sorprendido por lo que contemplaba. ¿Qué podrían estar pensando los espectadores en la televisión? 

Regreso de sus pensamientos inmediatamente cuando las manos negras emergieron completamente del suelo y comenzaron a girar como nubes negras y, para su emoción y horror, se condensaron en formas humanoides. 

'¿Es esta una de las habilidades de las hormigas?'

Cientos de ellos se levantaron del suelo simultáneamente, como una alfombra de sombra. A simple vista, las criaturas parecían ser hormigas, pero estaban envueltas en un humo negro. Era difícil decir si estaban hechos de algo sólido o gaseoso, lucían como estatuas talladas en hielo seco. 

El camarógrafo sintió que su corazón latía tan deprisa que le era difícil respirar. Miró hacia Baek Yoonho, cuya atención estaba firmemente centrada en Jinwoo, con la boca abierta. Aunque no parecía tan nervioso como el camarógrafo, incluso él no pudo evitar mirar en shock lo que le rodeaba. 

‘¿¿Todos ellos... son invocaciones??’

A diferencia del camarógrafo y Baek Yoonho, quienes ya estaban sin habla, Jinwoo estaba feliz de ver a sus nuevos soldados en la sombra.

‘Bien. Parece que los Soldados de Sombra pueden manejar la situación, así que no tendré que hacer nada por mí mismo.’ Jinwoo pensó para sí.

Felizmente envió las «Dagas del Rey Demonio» al inventario. 

‘Vallan, y no dejen a ninguno con vida.’

"¡Kiiieeehhk!"

Con la misma intensidad con que las hormigas habían abrumado a los Cazadores, la nueva ola de Soldados de Sombra se estrelló contra el resto de las hormigas, barriéndolas en una masa negra que empequeñecía lo que antes se sentía como un enjambre sin fin. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

"¡¡WOAAAAH!!"

El grito de júbilo resonó en la sala de transmisión, cuando incluso el director se puso de pie y aplaudió. 

"¡Está ganando! ¡Sí! Jaja, ¡Demonios sí!" 

La inquietud fue reemplazada por la alegría y alivio en la mente del director al ver a las hormigas ser rechazadas con facilidad. Si no fuera por el hecho de que todos estaban mirando la transmisión, le habría dicho al director de producción que lo cortara y se lo enviase. Soló mirando a este misterioso Cazador, sintió como si un ancla invisible que colgaba de su cuello, hubiera sido removida, y por primera vez en años podía moverse con total libertad.

Cuando el director había visto inicialmente a Min Byunggu ser asesinado por esa monstruosa criatura mágica, sintió que el cielo se había derrumbado. Pero ahora, viendo al nuevo Cazador, el director no podía dejar de sentirse esperanzado de que el equipo de Cazadores de Corea pudiera escapar de la isla de Jeju con su ayuda. 

'¡Solo eso haría que la misión fuera un éxito en este punto!'

El equipo de Cazadores de Corea ya había logrado su objetivo principal de matar a la hormiga Reina, lo que significaba que solo sería cuestión de tiempo antes de que toda la colonia fuese eliminada pues no tenían forma de reproducirse. 

'Y el equipo japonés...’

El director sintió una oleada de furia al pensar en esos bastardos de cola amarilla. Habían abandonado claramente al equipo coreano, escapando en secreto y dejando que los Cazadores coreanos murieran. 

‘Obviamente no vamos a pagarles lo que planeaban pedir a cambio de su ayuda después de esto. Demonios, es más, deberíamos pedirles reparaciones en este punto.’

Después, se forzó a olvidar al equipo japonés y a pensar en los aspectos positivos. El equipo de Cazadores coreanos estaría bien. Y como un bono adicional, los derechos de vídeo se venderían como pan caliente. La cara del director se iluminó mientras pensaba en las ganancias. 

'¿De dónde vino esta enorme ola de suerte?'

Mientras el director miraba con satisfacción, un empleado irrumpió por la puerta. 

"¡Director!" 

El director se estremeció, y se levantó de su asiento. 

"¿Ahora qué ocurre?"

Sintió que su cara se sonrojaba y su corazón latía cada vez más rápido. 

'Por un momento, me sentí como si estuviera en un sueño. Tal vez esto sea demasiado bueno para ser verdad. Tal vez debería evitar hable para poder seguir disfrutando de este sentimiento de felicidad. ¡Gah! Me estoy volviendo loco...'

Notó que el empleado sudaba y temblaba. Agitó las manos con impaciencia. 

"Bueno, vamos, ¿qué es?" 

"¡Descubrimos quién es el misterioso Cazador!" 

Los ojos del director se abrieron de sorpresa. 

"¿¡Qué!?" 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

En la Sede de la Asociación de Cazadores.

El Presidente de la Asociación de Cazadores, Go Gunhee, agarró el sofá con fuerza y se inclinó hacia el televisor. El doctor privado al lado de Go Gunhee miró al Presidente de la Asociación con nerviosismo. 

"Señor Presidente..." 

*¡Crack!*

Go Gunhee soltó el brazo del sofá ahora arruinado y miró al doctor tímidamente. 

"Lo siento, parece que me he sobresaltado un poco..." 

'Pero, ¿cómo podría no emocionarme al ver esto?' Mientras observaba a Jinwoo desgarrar sistemáticamente a las hormigas, sintió que su corazón latía con fuerza. ‘Hmm... Ojalá pudiera estar en la incursión también.’

"Presidente de la Asociación, cálmate. Demasiada tensión no es buena para su corazón.”

Go Gunhee asintió en silencio, casi como un niño regañado. La única razón por la que se le había prohibido explícitamente permanecer en el Centro de Comando de Operaciones era debido a la cantidad de estrés que su corazón probablemente habría soportado. Ni siquiera se le había permitido ver la transmisión por sí mismo y la Asociación lo había obligado a retener a un médico en espera, por si acaso. 

'Tal vez ni siquiera deberíamos haberle permitido ver la transmisión.’

El médico lamentó su decisión por un momento, pero sonrió y sacudió la cabeza mientras observaba la cara del Presidente de la Asociación. Go Gunhee quien parecía inconsolable hasta la llegada de Jinwoo, pero ahora, sonreía como un niño en Navidad. 

‘No puedo creerlo.’

Colocó con cuidado las manos en el brazo del sofá, cuidando de no romper nada. Sus manos temblaban de emoción, y agarrarse del sofá lo calmó un poco. 

‘¿Cómo pudo llegar ahí el Cazador Sung Jinwoo?’

Sentía curiosidad por su misteriosa aparición desde el principio puesto que la isla debería estar inundada de hormigas gigantes, así que ¿Cómo era posible que apareciera sin que nadie lo notara? Aun así, en este momento era algo que apenas importaba. Lo importante era que él estaba allí, que estaba ganando y que gracias a él, había esperanza otra vez. 

De repente, los ojos de Go Gunhee se abrieron completamente al ver a Jinwoo crear soldados de sombra a partir de los cuerpos de las hormigas caídas. 

"Él nos mintió ¿cierto?” 

Jinwoo había dicho que podía llamar a 100 invocaciones, pero, por lo que mostraba la transmisión, parecía más de 300. Aun así, Go Gunhee no se sentía particularmente molesto, de hecho, una sonrisa flotaba en sus labios mientras veía a Jinwoo pelear. 

'Dijo que no se unirías a la Asociación de Cazadores porque quería luchar contra criaturas mágicas.’

Go Gunhee en este momento pudo entender un poco el por qué había dicho eso anteriormente.  

"Con ese tipo de habilidad, ¿cómo podrías tener miedo de luchar?"

De hecho, no parecía que Jinwoo estuviera asustado o nervioso en absoluto, sino que estaba disfrutando. Al menos lo suficiente como para emocionar a Go Gunhee.

'Pero… ¿Por qué Jinwoo, quien claramente quería luchar contra las criaturas mágicas, se había excluido de la incursión desde un principio?'

Go Gunhee lo pensó por un minuto, antes de negar con la cabeza. Fuese cual fuese, la razón de Jinwoo obviamente tuvo que haber sido extremadamente importante. Nadie que pudiera estar tan emocionado dentro de un Calabozo declinaría ser parte del equipo de ataque sin ninguna otra razón. 

'Me pregunto ¿Qué podría haber sido tan importante?'

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

*¡Bang!*

*¡Bang!* 

Jinah, que había estado estudiando en su habitación, escucho el ruido confundida y salió a la sala de estar. 

"¿Mamá?"

"Oh, l-lo siento querida. ¿Está demasiado alto el televisor?" 

Jinah negó con la cabeza vigorosamente. 

Aunque hubiera preferido el silencio para estudiar, no quería molestar más a su madre, tan pronto después de regresar del hospital. Jinah estaba segura de que su madre ya tenía problemas para escuchar la televisión pues había bajado el volumen hasta ser apenas perceptible con tal de permitirle estudiar. 

"No, no, está bien. ¿Qué pasa? ¿El televisor se descompuso?”

"No lo sé. De repente solo dejo de funcionar.”

"¿Qué pasa con Jinwoo-oppa?" 

"Oh, él está justo a…” Su madre se dio la vuelta y luego se quedó paralizada mientras hacía un gesto hacia el espacio vacío. "¿A dónde fue él? Él estaba aquí hace un minuto.”

Jinah inclinó la cabeza y se dirigió al cuarto de su hermano. 

"¡¡Hermano!! ¿Dónde estás?" 

Rápidamente corrió al baño, en vano. Jinah buscó cuidadosamente en la casa, pero, de alguna manera, no pudo encontrar rastro alguno de Jinwoo. Desconcertada, se volvió hacia su madre.

 "¿Qué estaban viendo antes?"

"El asalto a la isla de Jeju.”

“…”

Una repentina inquietud recorrió su cuerpo ante las palabras de su madre. Ahora que lo notaba el edificio completo estaba muy ruidoso a comparación de hace unos momentos. 

'De ninguna manera...'

Jinah corrió a su habitación y sintonizo la transmisión en vivo en su teléfono. 

Justo en ese momento un grito de júbilo estallo desde los apartamentos a su alrededor. Simultáneamente, la emisión se cargó en su teléfono y sus ojos se agrandaron mientras miraba la pantalla, congelada por el shock. 

"¿¡Hermano!?"

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Jinwoo, quien había masacrado a todas las hormigas en la cámara de descaso de la Reina, volvió a guardar sus sombras. Por el momento, la cámara de la Reina se encontraba a salvo, pero varias hormigas se dirigían a su ubicación desde todos los rincones de la isla, y era probable que la cámara viera fuertes combates pronto. 

'En ese caso, debería darle prioridad a que los Cazadores encuentren un lugar más seguro. Hmm… Pero primero, necesito lidiar con los que están heridos. '

Jinwoo se acercó a los Cazadores que estaban juntos en un rincón. Aparte del camarógrafo y Baek Yoonho, todos los demás parecían estar en muy mal estado. Cha Haein todavía estaba inconsciente, y los otros tres tenían varias heridas aparentemente graves. 

Jinwoo se acercó a Baek Yoonho. 

"¿Dónde está Min Byunggu?" 

La cara de Baek Yoonho se puso rígida ante la pregunta. Él simplemente sacudió su cabeza ligeramente. 

“Ya…Veo…” 

Sin decir nada más, Jinwoo se acercó a cada uno de los Cazadores heridos y sacó una poción, vertiéndola cuidadosamente en sus bocas. Tuvo que curarlos uno por uno, ya que la poción desaparecería en cuanto dejara sus manos. 

"Urgh...” 

Uno por uno, cada uno de los Cazadores a los que Jinwoo sanó comenzaron a levantarse. 

"Que...” 

Lim Taegyu estiró cautelosamente la parte superior del cuerpo, sorprendido por su extraordinario estado. 

“¿Qué rayos…?”

Del mismo modo, Choi Jongin y Mah Dongwook sintieron que su condición mejoraba instantáneamente y pronto se sintieron igual a como estaban antes de que la batalla comenzara. 

“Cogh, cogh…”

“Hmm…”

Choi Jongin se volvió hacia Jinwoo con la confusión y curiosidad escritas en su rostro. 

"¿Cazador Sung Jinwoo…? ¿Cómo puedes estar aquí?"

"Antes de hablar, deberíamos dejar este lugar" dijo Jinwoo.

"Ah..." 

Choi Jongin asintió y miró alrededor de la cueva. Todavía estaban en las cámaras de descaso de la Reina, la parte más profunda del Calabozo. Jinwoo tenía razón. Este no era un lugar para hablar. 

"¡Cazador Sung!" Mah Dongwook, que había recuperado la vista, tomó la mano de Jinwoo y la sostuvo entre las suyas. "Luchaste contra esas hormigas, ¿verdad? ¡Gracias! ¡Muchas gracias por esto!" 

Jinwoo sintió una leve sensación de vergüenza ante la alabanza. 

"Deberíamos al menos salir de aquí primero.” 

"Si, tienes razón.”

'Bien, ahora entonces, por último…'

Hizo una pausa mientras se acercaba a Cha Haein. Sus cejas se fruncieron, y su corazón se hundió en su pecho. 

'¡Algo no está bien! Su presencia es muy débil... está en peor condición de lo que creía’

Un presentimiento ominoso lo inundo mientras sacaba una poción y la vertía en su garganta. Sus peores temores se confirmaron cuando apareció un mensaje del Sistema. 

*Ring~*

[Dado que la fuerza vital restante es inferior al 10% la poción no tendrá efecto.]

Jinwoo maldijo en silencio mientras trataba de levantar su cuerpo inerte. Cuando la levantó del suelo, notó que la sangre brotaba de la parte posterior de su cabeza donde había colocado su mano. Él rápidamente cubrió la herida. 

'¿Esa bastarda hormiga mutante hizo eso...?’

Del equipo de Cazadores de Corea, solo Cha Haein había sido herida de muerte, y había sido precisamente por su fuerza, en relación con el resto del equipo. Esa hormiga alada se había ocupado de eliminar a Cha Haein de inmediato porque había reconocido que ella era la única amenaza real entre ellos. Los otros Cazadores sobrevivieron simplemente porque había estado jugando con ellos. 

La cara de Jinwoo se endureció al sentir una cólera creciente. [Paris_117 siiiiii ¡¡nadie toca a la waifu y sale impune!!]

'De cualquier forma...'

Cha Haein estaba gravemente herida y tendría que ser su prioridad. Pero antes tendrían que salir de la isla y llevarla a un sanador lo antes posible. 

"Tenemos que darnos prisa.” 

Jinwoo se puso de pie con Cha Haein en sus brazos y comenzó a salir de los túneles tan rápido como pudo. Los otros Cazadores siguieron su ejemplo. De repente, Jinwoo se detuvo y suspiró profundamente. 

‘…’

Baek Yoonho pudo adivinar el por qué Jinwoo se giró hacia él y le entregó a Cha Haein. Avergonzado, la levantó en sus brazos.

"Déjame a ayudar"

Jinwoo miró a los Cazadores, moviendo levemente la cabeza hacia Baek Yoonho, y habló con firmeza.

"Escuchen, bajo ninguna circunstancia, vaya por delante de mí. Será más rápido de esta manera.”

"Pero Sung Jinwoo, ¿quieres decir...?" 

Choi Jongin comenzó a hablar, pero fue inmediatamente disuadido por Mah Dongwook. 

“Choi Jongin, deja que explique la situación primero.” Aunque Mah Dongwook no había podido verlo, desde el principio, podía decir de manera intuitiva, que Jinwoo había creado a los soldados que surgieron de los cadáveres de las hormigas. 

Sin embargo, Baek Yoonho hablo. 

"Cazador Sung Jinwoo.” 

Jinwoo se volvió para mirar a Baek Yoonho. 

"Sé lo fuerte que eres, probablemente lo sé mejor que nadie de los presentes. Pero aún...” Su rostro mostraba una expresión seria. "Has convocado demasiadas invocaciones ¿cierto?"

Jinwoo parpadeó confundido.

'¿Qué? ¿Qué tipo de problema plantearía eso?' Como si Baek Yoonho pudiera leer la mente de Jinwoo, comenzó a explicar un poco frustrado.

“En este punto debes estar exhausto por haber gastado gran cantidad de energía ¿cierto? ¿Qué pasará si te quedas sin maná?”

'Ah. Así que eso es lo que quiso decir.’

Jinwoo asintió cuando comprendió lo que trataba de decirle, antes de sonreírle maliciosamente a Baek Yoonho. Evidentemente, otros magos tendrían que gastar una gran cantidad de maná para realizar sus invocaciones. Afortunadamente, ese no era un problema para Jinwoo. 

'Ahhh... aun así, probablemente no debería explicar que mis Soldados de Sombra no usan maná. ¿Qué tan anormal sería eso?'

"Bueno, honestamente, mis invocaciones usan una cantidad muy pequeña de maná. Así que no hay que preocuparse.” 

"¿Qué?" 

Tanto Baek Yoonho como el camarógrafo exclamaron con sorpresa simultáneamente. Incapaz de ocultar su sorpresa, Baek Yoonho miró a Jinwoo con asombro. 

'¿Qué tipo de poder es este? ¿Puede convocar a todas estas criaturas sin consumir demasiado maná? ¿Cuál sería entonces su punto débil?'

Jinwoo se volvió hacia la salida. 

'Bueno, explicarlo tomaría demasiado tiempo.’

Era hora de que Jinwoo saliera. Podía decir que las hormigas pululaban y llegarían a su ubicación dentro de la cueva muy pronto. Con los Cazadores heridos a cuestas, no podía relajarse y luchar tranquilamente. 

‘Wow, aún queda un gran número de ellos...’

Dado que tenían a alguien en condición crítica, no podían darse el lujo de tardar demasiado. Así que Jinwoo activó su habilidad, «Dominio de Monarca» y bajo sus pies el suelo se oscureció y la oscuridad comenzó a irradiarse desde él. Justo cuando terminó sus preparativos, sintió una ominosa presencia acompañada por una ráfaga de viento. 

Jinwoo se giró para quedar de frente a donde venía la presencia, con una expresión curiosa en su cara. 

‘... ¿Oh?'

Esa no era una hormiga ordinaria. Estaba mezclado con el maná de las otras hormigas, pero en comparación, era increíblemente vasto y poderoso. 

‘Así que es él.'

El aterrador Rey Hormiga dio un paso adelante, reconociendo la presencia de Jinwoo. No había duda. Este era la criatura que había destruido al equipo de Cazadores Coreano. Lentamente, sin prisas ni precauciones, el rey de las hormigas se acercó a Jinwoo. 

"Este humano... es fuerte." 

Jinwoo se sorprendió al escuchar la voz de la hormiga, sin embargo no lo mostró, en lugar de eso simplemente miró al rey de las hormigas en silencio. 

Después el Rey Pregunto:

"Eres tú... ¿El rey de los hombres?”

"¿Oh? este insecto puede hablar.” 

Jinwoo habló en voz baja, con un ligero indicio de condescendencia, y el rostro de la hormiga se distorsionó por la ira. Recordó el poder especial que la Reina de las hormigas le había dado «Glotonería» le concedía el poder de hacerse más fuerte por la ira. En el momento en que libero toda su energía, su cuerpo repentinamente aumento de talla. Su altura que era la misma que la de Jinwoo aumento hasta ser 1.5 veces más alto.

Rugió mientras liberaba su maná, inundando la cámara con su energía. 

"¡Kiiiiiieeeeeehhk!"

Se paró derecho, frente a Jinwoo, y miró a su oponente. 

Jinwoo no mostró ni sorpresa ni miedo, sino que simplemente se rio. 

"Jajaja. Ahora finalmente actúas como insecto." 

Entonces el líbero su propia energía.


Comentarios del capítulo: (1)


Gracias por los capítulos!!

0