tmw-capitulo-42
TMW - Capítulo 42
37477
42

Capítulo 42: Saltando por el Abismo

Traductor: Crowli

Capítulo 42: Saltando por el Abismo

Los síntomas de ser invadido por la energía de escarcha de la Pitón de Escarcha y el sobregiro de la fuerza vital de una persona por una Píldoras de Adelgazamiento de la Sangre eran los mismos que experimentaba Yi Yun.

La mayoría de las veces, la gente vomitaba sangre negra y mostraba un aspecto ceniciento y muerto. Aunque no era tan espectacular como el sangrado de los siete orificios, las pequeñas desviaciones no eran anormales. Después de todo, la constitución de cada persona era diferente.

Y según la impresión de Lian Chengyu, aunque Yi Yun tenía talento para las artes marciales, su cuerpo era demasiado débil. Su fuerza vital no era suficiente para la sobrecarga de la Píldoras de Adelgazamiento de la Sangre, por lo que entre los hombres que refinaban los huesos desolados, Yi Yun sería el primero en sucumbir.

"Ese pequeño esclavo, ha sucumbido tan rápido. Pensaba jugar con él otros dos días. Lástima que no haya podido estar a la altura". Lian Chengyu no creía que Yi Yun tuviera ninguna posibilidad de escapar de su destino.

La energía de escarcha de la Pitón de Escarcha no tenía cura. Para un plebeyo, era fatal. Ni siquiera Yi Yun, ni siquiera Lian Chengyu sería capaz de soportar la energía de escarcha de la Pitón de Escarcha o no habría necesitado sacrificar a tanta gente de la tribu para absorber el tóxico de escarcha.

Este tipo de tóxico de escarcha sólo podía ser eliminado por un Maestro del Cielo Desolado, ¡o incluso un Guerrero de Sangre Púrpura no se atrevería a tomar la esencia de huesos desolados de la Pitón de Escarcha!

Lian Chengyu estaba realmente preocupado por la inminente muerte de Yi Yun. Si Yi Yun moría en el momento en que Zhang Yuxian se marchara, ¿tal coincidencia haría sospechar a Zhang Yuxian?

Pero la preocupación de Lian Chengyu le hizo detenerse por un segundo; en el siguiente, continuó con su entrenamiento.

Sus movimientos eran suaves como de costumbre; nadie podía distinguir el más mínimo fallo.

Cuando terminó su serie de movimientos, Lian Chengyu se calmó lentamente. Cada movimiento se hizo con una atención precisa a los detalles.

Después de terminar, Lian Chengyu pensó de repente en algo. Las comisuras de su boca se curvaron. ¡Yi Yun le había dado una inspiración!

"No es gran cosa. ¿Y qué pasa si muere? No dejes que afecte al refinamiento de los huesos desolados", dijo fríamente Lian Chengyu.

"¡Por supuesto, el refinamiento de los huesos desolados está garantizado! El pequeño yo ya ha ordenado al resto que siga trabajando, pero... ¿qué debemos hacer con el cuerpo del pequeño bastardo? ¿Debería encontrar a unos cuantos hermanos, colgar al pequeño bastardo, y después de mutilarlo, alimentar a los perros?"

Zhao Tiezhu lo dijo con una sonrisa. La muerte de Yi Yun sería el castigo que merecía. Todavía le dolía el culo. Zhao Tiezhu había culpado irracionalmente de sus dolores anales a Yi Yun.

Lian Chengyu resopló fríamente diciendo: "Colgando el cadáver de Yi Yun para su mutilación, ¿quieres que toda la aldea lo vea? Cuando eso ocurra, la gente pensará que fuimos nosotros los que dañamos a Yi Yun. Cuando el Señor Zhang nos cuestione, ¿quién va a cargar con la responsabilidad?"

"Sí, el joven maestro Lian tiene razón", dijo inmediatamente Zhao Tiezhu. "El pequeño yo piensa demasiado simplemente. El joven maestro Lian es sabio después de todo".

"Bien, arrastra el cuerpo de Yi Yun a la casa de Jiang Xiaorou. Sería mala suerte que muriera junto al caldero de refinamiento". Recuerda, cuando traigas al pequeño bastardo, asegúrate de que realmente está muerto. Olvídalo, lo comprobaré yo mismo.”

A Lian Chengyu le pareció extraño que Yi Yun fuera capaz de revivir una y otra vez. Aunque estaba condenado a morir por el tóxico de la escarcha de los huesos desolados, Lian Chengyu todavía quería verificarlo para estar seguro.

"¿Jiang Xiaorou? Jaja, ¡me pregunto cómo se pondrá esa niña cuando vea a su hermano!" Dijo Zhao Tiezhu con una mirada emocionada.

Lian Chengyu sabía que con la relación de Jiang Xiaorou y Yi Yun, se desmayaría en el momento en que viera a Yi Yun.

Pero Lian Chengyu no sentía ninguna ternura por las mujeres. Este era el vasto desierto, plagado de asesinatos, tanto crueles como trágicos. Lian Chengyu quería que Jiang Xiaorou supiera cómo era el vasto desierto.

No iba a consentir a ninguna mujer, aunque le gustara.

Era una futura élite; quería hacer entender a las mujeres que era él, Lian Chengyu, quien las rescataba del sufrimiento. Fue él quien les dio comida para comer, un lugar donde quedarse.

Las mujeres debían aprender a apreciarle, a ser agradecidas y a servirle con reverencia. Cualquier mujer que él tratara bien era un gran regalo para ellas. Y cualquier mujer a la que tratara mal era su justo merecimiento. Sin él, todas esas mujeres habrían muerto en el vasto desierto.

Esto se debía al complejo de inferioridad de Lian Chengyu. Odiaba al mundo, y poco a poco se convirtió en un dictador intolerante. Quería convertirse en un dominador, dictando las vidas de todos a su alrededor.

...

Con Yi Yun en problemas, los hombres que estaban refinando los huesos desolados estaban convencidos de que había sido poseído. Ninguno de ellos se atrevió a tocar a Yi Yun.

No es una broma. Si Yi Yun moría, el espíritu podría cambiar de objetivo. ¿Y si poseía a uno de ellos?

Si no fuera por el caldero que tenían que manejar, todos habrían desaparecido hace tiempo.

El Yi Yun actual tenía la cara pálida y sangraba por las fosas nasales.

Hoy era realmente grande, ¡secar realmente los huesos desolados de una sola vez!

Yi Yun tuvo que agradecer a sus estrellas de la suerte que sus diminutos meridianos no se vieran desgarrados por tal cantidad de energía,

Al notar que el informante había regresado, Yi Yun supo que no podía seguir esperando aquí. No estaba en condiciones de volver a la aldea. No deseaba dejar su vida en manos de otros. El actual él no tenía forma de resistirse a Lian Chengyu.

"Necesito encontrar un lugar tranquilo y digerir rápidamente toda esta energía opresiva". Yi Yun pensó antes de levantar su cuerpo. Caminó hacia el abismo cercano.

En el fondo de este abismo estaba el Río Este del clan Lian.

El flujo de agua del Río Este era extremadamente turbulento. La cascada en la que Yi Yun había practicado anteriormente era una parte del Río Este.

"Chico... ¿Qué estás haciendo?" Al ver a Yi Yun caminar hacia el abismo, parecía que estaba a punto de saltar. Las caras de los hombres estaban blancas de miedo.

"¡Ha sido poseído por espíritus malignos! ¡Espíritus malignos!" El padre de Da Tou perdió la calma. Sintió que los ojos de Yi Yun no estaban enfocados, y adivinó que no sabía que estaba justo encima del abismo.

¡Saltar hacia abajo sería una muerte garantizada!

Y siguiendo la corriente del río Este, llegaría a una cascada. Si caía por la cascada, la muerte ya no sería una sorpresa.

"De... ¿Debemos detenerlo?" Un hombre tragó saliva y tartamudeó.

Pero nadie respondió. Bajo el cielo, sólo importaban sus vidas.

Ellos también podrían ser poseídos si entraban en contacto con Yi Yun.

"Este hermanito ya está gravemente herido, así que dudo que sobreviva. Es mejor cortar el sufrimiento prolongado, así que saltar no es una mala idea. Entonces... hermanito Yi, no te despediremos. Que tengas un buen viaje por el Purgatorio, no nos culpes de tu muerte". El padre de Da Tou se consoló y al mismo tiempo aconsejó a Yi Yun, esperando que no buscara venganza después de morir.

En ese momento, Yi Yun ya había llegado al borde del abismo. Ya había recuperado una pequeña cantidad de su Yuan Qi, pero la energía de su cuerpo seguía siendo extremadamente turbulenta. El calor surgía en todo su cuerpo, causando una incomodidad extrema.

El Yi Yun actual no era débil. Al contrario, tenía un suministro inagotable de energía. Saltar por el abismo hacia las olas le permitiría gastar la energía.

También era su mejor vía de escape.

Yi Yun no dudó. Con un solo paso, se dejó caer desde el acantilado.

Hu

Los hombres respiraron con frialdad. Incluso alguien con nueve vidas no sobreviviría a la caída con sus siete orificios sangrando,

"¡Splash!" Yi Yun cayó al río. El abismo tenía unos cincuenta metros de altura. Incluso siendo un Sangre Mortal de nivel cuatro, Yi Yun sintió el dolor de la caída. Después de todo, no estaba en las mejores condiciones.

Ya era invierno profundo, por lo que el agua del río estaba helada. Sólo gracias a la rápida corriente del agua se evitaba que ésta se congelara.

Yi Yun siguió la corriente. Sintió que las energías furiosas de sus meridianos se disparaban en todo su cuerpo.

Yi Yun contuvo la respiración y nadó a contracorriente.

Yi Yun sabía que se encontraba en ese estado porque había absorbido demasiada energía. Necesitaba consumir la energía que llevaba dentro, ¡o sus meridianos se desgarrarían por la oleada de energía!

Nadar era una buena manera de consumir la energía. Tenía que aguantar a pesar del dolor.

Si conseguía reducir la cantidad de energía hasta los límites de su cuerpo, podría recuperarse lentamente.

Yi Yun calculó que en una hora aproximadamente, llegaría a la cascada en la que había entrenado anteriormente.


Comentarios del capítulo: (0)


tmw-capitulo-43
TMW - Capítulo 43
37654
43

Capítulo 43: Sin ley, sin forma, sin vacío, sin yo

Traductor: Crowli

Capítulo 43: Sin ley, sin forma, sin vacío, sin yo

El flujo de agua se convirtió lentamente en una poderosa corriente de aguas tormentosas. Yi Yun sabía que se acercaba a la cascada.

Siguió ajustando su ritmo de respiración, manteniendo su cuerpo en su estado óptimo.

En la Tierra, la gente había buceado desde sesenta metros sin morir, en cuanto a la cascada del río Este, estaba a una altura de cien metros.

Aunque el nivel de forma física de Yi Yun era superior, nunca había recibido clases de buceo profesional. Además, no estaba en su mejor condición, por lo que era un gran desafío.

"¡Boom!"

Yi Yun pudo oír el sonido de la cascada que se estrellaba en la cuenca de inmersión. Los rápidos ya habían arrastrado a Yi Yun hacia delante.

Después de agitarse en el agua, Yi Yun sintió de repente un vacío bajo sus pies. La sensación instantánea de ingravidez abrumó a Yi Yun. Todo lo que vio desde arriba fue la blancura de las aguas torrenciales.

Con ello, cayó un centenar de metros por la cascada.

Desde lejos, los majestuosos acantilados parecían un gigante en posición de firmes. La cascada que fluía desde los acantilados parecía la espada del gigante. Con el gigante apoyado en la espada, la escena era extremadamente impresionante.

En cuanto a Yi Yun, ¡no era más que un pequeño punto negro rodando por la espada gigante a una velocidad impresionante!

"¡Splash!"

El gran chapoteo parecía un loto en plena floración.

El asalto de agua que experimentó Yi Yun después de resurgir fue tremendo. La poderosa fuerza atacó sus órganos y su cuerpo. Hizo que Yi Yun sintiera como si su cuerpo estuviera sobre un yunque, siendo forjado por un martillo.

Este fuerte golpe aflojó los músculos de Yi Yun. Aunque le causó un inmenso dolor en todo el cuerpo, siguió sintiendo una increíble sensación de bienestar.

Yi Yun contuvo la respiración y se lanzó hacia abajo.

Su cuerpo ardía. Cuanto más se adentraba en el agua helada, más cómodo se sentía.

Al hacerlo, se había sumergido tranquilamente a una profundidad que nunca había alcanzado.

Hasta que...

¡Llegó al fondo!

Era la primera vez que Yi Yun conseguía llegar al fondo.

En el fondo de la cuenca de inmersión había arena limpia y pura. La arena era como el jade pulido. Yi Yun se acurrucó en posición fetal y pareció quedarse profundamente dormido en el fondo de la piscina.

Parecía haber perdido la noción del tiempo. Después de un periodo de tiempo desconocido, Yi Yun sintió una sensación de frescor en su corazón. Le impedía asfixiarse aunque no pudiera respirar.

El calor de sus meridianos comenzó a enfriarse por el agua fría. El agua siguió ejerciendo su presión sobre los órganos de Yi Yun...

Yi Yun se sintió como si hubiera vuelto al cuerpo de su madre. Se sentía como un bebé en el vientre de su madre, aislado del mundo exterior...

Era como si un fuego ardiera en su cuerpo. El único pensamiento de Yi Yun era digerir esa energía lo más rápido posible. Si no, podría reventar sus canales y provocar un resultado devastador.

En la cuenca de inmersión de casi cero grados centígrados, la temperatura corporal de Yi Yun disminuyó rápidamente. Una persona en el aire a cero grados no moriría mientras se mantuviera despierta. Pero cuando está rodeada de agua a cero grados, no tardaría ni diez minutos en congelarse por completo.

La baja temperatura, la alta presión y la falta de oxígeno eran un entorno duro. Permitió a Yi Yun consumir rápidamente la energía de los huesos desolados dentro de su cuerpo. A medida que su cuerpo consumía la energía, la constitución de su cuerpo mejoraba y pasaba por una limpieza de médula.

A medida que el paso del tiempo fluía, era silencioso bajo el agua. No había el más mínimo movimiento en la cuenca de inmersión. Era como si Yi Yun hubiera entrado en una dimensión espacio-temporal completamente independiente. En esta dimensión, podía escuchar el lento pero persistente latido de su corazón.

"¡Dum! ¡Dum! Dum!"

Una y otra vez, el ritmo se espaciaba en intervalos como un péndulo.

Lentamente, parecía que el alma de Yi Yun había abandonado su cuerpo. Su último pensamiento en su mente había desaparecido. Yi Yun parecía haberse congelado.

Una persona que pierde la conciencia durante una inmersión profunda estaba condenada a morir.

Aunque Yi Yun había perdido la conciencia, el Cristal Púrpura de su pecho latía lentamente, enviando energía a cada parte del cuerpo de Yi Yun.

Yi Yun había entrado en un estado etéreo. ¡Cada célula de su cuerpo estaba absorbiendo la energía de los huesos desolados para combatir el frío y luchar contra la alarmante presión!

De hecho, incluso una habilidad superior como "Puño del Hueso del Tigre de la Costilla del Dragón " era incapaz de entrenar cada centímetro de carne y sangre. No importaba si era "Tigre Feroz Desciende la Montaña" o "Dragón que Sube a los Nueve Cielos", habría partes del cuerpo que se perderían.

Dondequiera que fallara, se convertiría en una debilidad del guerrero.

La única postura "Baile del Dragón en la Extensa Agua" podía utilizar la enorme presión del agua para, en teoría, entrenar uniformemente cada centímetro del cuerpo del guerrero.

Sin embargo, había un límite físico. No muchos podían practicar el "Baile del Dragón en la Extensa Agua" hasta el extremo.

Para poder templar cada centímetro de carne y hueso, había que entrar en un estado mental etéreo, o el cuerpo de una persona estará sometido a las regulaciones de la mente. Ésta utilizará conscientemente los órganos fuertes más utilizados. Por ejemplo, cuando una persona empuja una roca, utilizará inadvertidamente sus manos conocidas, y ejercerá presión.

Sólo vaciando la conciencia podrá cada célula resistir la presión y el frío de forma natural. Sólo entonces el cuerpo puede templarse completamente. En tal estado, el cuerpo de una persona seguirá sus instintos. Este era también el concepto de "Sin ley, sin forma, sin vacío, sin yo".

Entrar en este estado era extremadamente difícil. ¡Era aún más difícil lograrlo en las aguas profundas, ya que perder la conciencia era equivalente al suicidio!

Aunque Yi Yun había perdido la consciencia, el Cristal Púrpura de los Orígenes estaba distribuyendo energía a través de la sangre de Yi Yun. El cerebro, los meridianos y los órganos de Yi Yun se nutrían de la energía. El cuerpo de una persona necesitaba respirar porque el cuerpo necesitaba liberar energía a través de la respiración. Pero con el Cristal Púrpura de los Orígenes proporcionando energía, el oxígeno ya no era necesario.

En este estado, Yi Yun pasó, sin saberlo, todo un día y una noche bajo el agua.

Todos sus huesos, órganos y células estaban repentinamente vivos. Parecía que habían desarrollado su conciencia independiente.

Hasta bien entrada la mañana del segundo día, Yi Yun salió a flote lentamente. Era como un cuerpo ahogado flotando...

...

El Bosque de las Nubes era una de las veinticuatro tierras salvajes del Reino Divino Tai Ah. Aparte de las tierras maravillosas protegidas por las grandes tribus, poca gente transitaba por el páramo.

En el Páramo de las Nubes, además de los países maravillosos en los que se reunía la gente, ¡había otro lugar conocido como "Tierras Desoladas"!

Las Tierras Desoladas tenían un rico poder de desolación. ¡Y las bestias desoladas realmente fuertes se encontraban todas en medio de las "Tierras Desoladas"!

¡¡Un guerrero falto moriría definitivamente si entrara en las Tierras Desoladas!!

Pero... en ese momento, a lo largo de los límites de las "Tierras Desoladas" del Páramo de las Nubes aparecieron un anciano y una joven.

El anciano estaba vestido con una túnica amarilla. Su cuerpo tenía sobrepeso y tenía una tez rubicunda. Sólo sus ojos eran pequeños, lo que le hacía parecer feo.

En cuanto a la joven que estaba a su lado, tenía una figura delgada. Parecía tener diecisiete años. Sus cejas estaban curvadas por encima de un par de ojos delgados. Un par de pupilas tan claras como el agua de manantial residían dentro de esos ojos. Eran extremadamente claras.

La joven llevaba un conjunto de ropa de lino. Bajo las ásperas mangas, se podía ver un brazo tan blanco como una raíz de loto.

Esta chica tenía una piel blanca y delicada, con finos vasos sanguíneos que la atravesaban.

En general, una piel tan blanca con rojeces era muy hermosa. También era un símbolo de salud. Sin embargo, la piel de esta chica, aunque blanca, desprendía una sensación de debilidad.

Pero uno no pensaría eso sólo con ver la situación.

Las manos de jade de la joven estaban teñidas de rojo por la sangre. Y delante de la joven yacía una bestia feroz muerta del tamaño de una vaca. Esta chica la había matado sin ayuda.


Comentarios del capítulo: (0)