tmw-capitulo-45
TMW - Capítulo 45
37703
45

Capítulo 45: Nacimiento de las Nubes Púrpuras

Traductor: Crowli

Capítulo 45: Nacimiento de las Nubes Púrpuras

En el Páramo de las Nubes, había poca gente, mientras que la desolación y las bestias salvajes estaban por todas partes, lo que daba lugar a muchas tribus pequeñas.

En esta situación, reunir a todas las pequeñas tribus para un examen requería mucha mano de obra y recursos.

Aunque el Reino tenía una larga historia, el número de selecciones de guerreros celebradas en el vasto desierto podía contarse con una mano.

No hace falta decir que nacer en el vasto desierto era una tragedia. No sólo había falta de recursos, sino que incluso un prodigio no sería notado por los demás. Así que era imposible salir adelante en la vida.

El Reino Divino Tai Ah lo sabía, pero nada podía ayudar a la situación. Además del Bosque de las Nubes, ¡incluso algunos prodigios de los 108 estados podrían pasar desapercibidos!

A lo largo de los años, un número desconocido de prodigios de las tierras vírgenes había muerto en vano. O bien murieron de hambre, por enfermedad, por caer al vacío mientras recogían hierbas o por ser devorados por las bestias.

Los que podían llegar a ser grandes hombres acababan muriendo como mendigos. Incluso después de morir, no se les daba un entierro adecuado y simplemente se les enterraba bajo tierra. A veces se erigía un palo de madera como lápida, como la de Yi Yun. Sin embargo, estas lápidas se descomponían y se derrumbaban al cabo de unos años. Una vez que los que recordaban a los muertos morían también, su presencia en el mundo se borraba.

Nacer pobre y morir sin dejar rastro; ése era el destino de la gente del desierto. Lian Chengyu lo comprendió profundamente, lo que provocó su visión distorsionada de la vida.

El anciano gordo dijo: "Nuestro viaje aquí tiene tanto algo como nada que ver con la selección del Reino Divino Tai Ah. Para decirlo más concretamente, la razón por la que estamos aquí y la repentina selección de guerreros por parte del Reino Divino Tai Ah son probablemente causadas por el mismo incidente."

"¿Oh?" Esto había evocado el interés de la joven. Un par de ojos largos y delgados se agitaron suavemente mientras sus largas pestañas captaban la débil luz del sol.

"Hace cinco meses, un extraño fenómeno ocurrió en el Bosque de las Nubes. Era un día con el cielo despejado, pero en un par de segundos, todo el cielo del Páramo de las Nubes, una región de cientos de miles de kilómetros, se cubrió de espesas nubes."

"¡Y lo más extraño fue que las nubes eran de color púrpura!"

"La nube púrpura cubrió todo el Páramo de las Nubes. Este tipo de fenómeno era simplemente sorprendente. Incluso los astrónomos del Reino Divino Tai Ah declararon esa noche como un fenómeno astronómico, y lo nombraron: "¡Nacimiento de las Nubes Púrpuras!"

"Este fenómeno había ocurrido de nuevo hace dos meses. Fue aún más espectacular, cubriendo los objetos celestes y enmascarando el mundo!"

"Este Nacimiento de las Nubes Púrpuras alarmó al Reino Divino Tai Ah; pero para los plebeyos del Bosque de las Nubes, no sabían nada. Como el fenómeno ocurría de noche, con su vista normal, les sería difícil distinguir los colores en la noche. Tampoco sabían que las nubes púrpuras habían cubierto todo el Páramo de las Nubes, ni que el Nacimiento de las Nubes Púrpuras había causado un desorden de Yuan Qi en los confines del Páramo de las Nubes."

"¡En ese momento, incluso en las partes más profundas del Páramo de las Nubes, las bestias desoladas que permanecieron dormidas durante cientos de miles de años se sobresaltaron!"

"Sólo hay unas pocas posibilidades de que ocurra un fenómeno así".

"Primero, podría ser el nacimiento de algún tesoro. Sin embargo, el Reino Divino Tai Ah utilizó brújulas de tesoro hace cinco meses para buscar en el Bosque de las Nubes. Aunque las brújulas del tesoro no podrían encontrar la ubicación exacta del tesoro, podrían confirmar la existencia de un tesoro dentro de un gran espacio."

"Pero la brújula del tesoro no tuvo ni una sola reacción. Eso significaba que, o bien no había ningún tesoro, o bien el tesoro era tan misterioso que el detector no podía detectarlo. Si fuera esto último, ¡sería difícil de imaginar! Un tesoro así sería capaz de provocar una tormenta de sangre en las tierras".

"La segunda posibilidad es que un señor solitario de la raza humana haya hecho un gran avance. O podría haber sido una antigua bestia desolada que causara el caos. Sin embargo, tal posibilidad es extremadamente improbable; aunque el Páramo de las Nubes es extenso, sería una mota cuando se considera bajo el telón de fondo del mundo entero. No tiene nada de especial, por lo que un señor recluso o una antigua bestia desolada probablemente no elegiría este lugar."

"En cuanto a la tercera posibilidad, las probabilidades son menores. Son leyendas puramente de oídas, no tiene sentido hablar de ellas. Te he traído aquí, al Páramo de las Nubes, uno fue por ese fenómeno, ¡pues quién sabe si habrá algún tesoro que una tus meridianos Yin!"

"Maestro..." la chica suspiró débilmente. Aunque estaba conmovida, no podía soportar ver a este gordo anciano corriendo por todas partes por la más mínima posibilidad de curarla de su enfermedad terminal.

Pero ella sabía que su enfermedad terminal era una maldición, aunque los rumores mencionan que una antigua emperatriz había logrado unir sus meridianos a través de sus propios poderes, después de todo era un rumor.

¡Tales rumores probaban la dificultad de unir los meridianos de esta enfermedad terminal!

El anciano gordo conocía los pensamientos de Lin Xintong y sonrió: "De acuerdo, venir aquí por un fenómeno así para enriquecer tu experiencia es una necesidad, incluso si no hay resultados de ello. Este fenómeno que ocurrió dentro del Reino Divino Tai Ah hizó que la familia real Tai Ah se alarmara. Además del Reino Divino Tai Ah, ¡incluso los reinos vecinos se habían colado en el Bosque de las Nubes para investigar!"

"En los últimos meses, el Reino Divino Tai Ah había enviado al Jin Long Wei, buscando la causa del fenómeno. Ansiaban que fuera la revelación de algún tesoro. Ya que los Jin Long Wei estaban en el Páramo de las Nubes, bien podrían hacer una selección de guerreros".

Tras el monólogo del anciano gordo, la chica comprendió de repente. No era de extrañar que los Jin Long Wei hubieran trazado un mapa detallado, que incluía incluso las pequeñas tribus de mil casas del Bosque de las Nubes.

"Muy bien, pongámonos en marcha. Después de pasar esa montaña, pasaremos por el clan tribal Lian, y luego nos detendremos en el clan tribal Tao. Esa es una gran tribu de más de cien mil hogares. Podemos descansar allí".

Justo cuando el anciano gordo terminó de decir eso, su corazón dio un vuelco y dejó escapar un silencioso "eh".

"Maestro, ¿qué ocurre?"

"En la cascada de delante hay alguien. Parece un caso de ahogamiento. Vamos a echar un vistazo", dijo mientras empezaba a avanzar por el denso bosque. Aunque sus pasos parecían lentos, cada paso suponía una gran distancia, como si el suelo bajo sus pies se hubiera contraído en longitud.

Lin Xintong también le siguió. Había gente que vivía en la cima, y no interferiría en los sufrimientos de los millones de personas de este mundo. Pero si se encontraran realmente, interferirían salvando vidas.

...

Yi Yun no sabía cuánto tiempo había estado bajo la cuenca de inmersión. Desde la noche anterior, después de absorber toda la energía de los huesos desolados de una sola vez, Yi Yun había saltado a la cuenca de inmersión, entrando en un estado de trance de cultivo. Hasta el momento, Yi Yun no había despertado del todo; era como si siguiera en un sueño.

La energía de los huesos desolados ya había sido digerida completamente por el cuerpo de Yi Yun, ¡no quedaba ni una gota!

Su cuerpo había entrado de nuevo en modo de inanición.

Aturdido, Yi Yun sintió que una suave mano le agarraba por el cuello, levantándole...

El cuerpo de Yi Yun era ligero; se sentía como si estuviera tumbado sobre una suave hierba, y las suaves manos le presionaban el pecho.

"¡Puah!"

Yi Yun escupió un bocado de agua. Esta agua no era clara, sino turbia. Estaba mezclada con las impurezas de Yi Yun resultantes de su cultivo corporal.

"¿Eh?"

La chica que había salvado a Yi Yun no reveló ninguna expresión de aversión, sino que fue de sorpresa. Como Maestra del Cielo Desolado, supo inmediatamente lo que significaba escupir tal agua.

Después de que Yi Yun se despertara y recuperara la visión, le costó abrir los ojos por la brillante luz del sol.


Comentarios del capítulo: (0)


tmw-capitulo-46
TMW - Capítulo 46
37723
46

Capítulo 47: Gorroneando una comida gratis

Traductor: Crowli

Capítulo 47: Gorroneando una comida gratis

Yi Yun sabía que era una persona normal. Incluso hace sólo dos meses, este cuerpo era tan débil que ni siquiera podía sostener un pollo. El anciano gordo ya fue muy eufemístico al decir "extremadamente normal".

Yi Yun estaba preocupado, si el anciano gordo había abierto el Ojo del Cielo, ¿no podría ver lo que hay dentro de su corazón?

"Constitución normal, nacido pobre, sin embargo..." El anciano gordo reflexionó. Miró a la cuenca de inmersión detrás de Yi Yun, y un pensamiento relampagueó en su mente.

Tocó todo el cuerpo de Yi Yun, poniéndole la piel de gallina.

Qué hace este viejo, ¿no sabe que era impropio tocarse entre hombres?

"Ahora lo entiendo. Este chico debe haber comido algún alimento atesorado, y ha entrenado su cuerpo en la piscina profunda. La energía violenta de la comida atesorada fue neutralizada por el agua fría de la piscina. Así, accidentalmente templó todo su cuerpo, ¡permitiéndole alcanzar tal estado!"

Las palabras de este anciano dejaron a Yi Yun sin palabras. Este anciano era demasiado bueno, aunque su conjetura no era totalmente exacta, de hecho estaba muy cerca de la verdad.

"Ser capaz de obtener tal logro a esta edad seguro que no es fácil. Aunque es porque tuviste algo de suerte al comer algún tesoro, en cuanto al futuro... dudo que haya más. Pero, ¡todavía no es fácil!"

Las palabras del anciano gordo hicieron que Yi Yun pusiera los ojos en blanco. ¿Era un cumplido o un insulto?

"Oye, chico, supongo que debe ser el destino el que te haya encontrado...", dijo el anciano gordo mientras se llevaba la mano al pecho, como si estuviera tomando algo.

Los ojos de Yi Yun se encendieron, ¿son estos los primeros indicios de un pastel en el cielo? ¿Podría ser que el anciano le hubiera apreciado, y estuviera planeando darle algún manual de técnicas o esencia de huesos desolados? ¡Incluso las píldoras mágicas servirían!

La mano del anciano era gruesa y gorda. Llevaba un llamativo anillo de jade en el pulgar. No tenía el aspecto seco de los ancianos normales.

Habiendo agarrado algo, su gordo puño estaba cerrado con fuerza. Como un bollo blanco al vapor, lo colocó en la palma de Yi Yun y lo soltó suavemente.

¡Huala, Huala!

Unas cuantas monedas de bronce cayeron en las manos de Yi Yun. Las monedas de bronce estaban todavía calientes por el calor del anciano gordo.

¿Monedas de bronce?

La mente de Yi Yun se llenó de vergüenza y depresión.

"Toma esto y compra algunos dulces". El anciano gordo sonrió mientras agitaba sus manos, con un aire de generosidad. La chica vestida de lino que estaba a su lado sonrió suavemente. Habían tratado a Yi Yun como a un niño.

"¡Qué carajo!" Yi Yun miró las veinte monedas de bronce que tenía en la mano, con mil "vete al carajo" rondando por su cabeza.

En este mundo, los mortales utilizan el oro, la plata y el bronce como moneda. Pero en el Bosque de las Nubes, el oro y la plata eran sólo una forma auxiliar de pago. La verdadera moneda era la comida, la armadura y las armas.

Este anciano era evidentemente un experto, pero aún así debía llevar algo de monedas en este mundo.

Los lingotes de plata eran una gran denominación en el mundo de los mortales. Era imprescindible tener monedas de bronce para la típica posada o puesto de comida.

Así que no era una sorpresa que el anciano tuviera monedas de bronce.

Pero...

Pero para los expertos, no sólo las monedas de bronce, sino incluso el oro y la plata tenían poco valor para ellos. Si querías dar, ¡al menos da unos lingotes de oro!

Yi Yun se quedó sin palabras.

En realidad, tener tales pensamientos para conseguir algo de la nada era una vergüenza. Como dice el refrán, "la pobreza conoce a los hombres con extraños compañeros de cama".

Con sus recursos de entrenamiento gastados, todavía estaba en el reino de los Meridianos. Aunque tener un Cuerpo Templado era genial, pero sin estar en el Reino de la Sangre Púrpura, no se atrevía a cazar en el vasto desierto. Sin cazar, ¿cómo iba a comer? ¿Se supone que sólo voy a comer gachas de grano?

E incluso para las gachas de grano, Jiang Xiaorou siempre había dejado los granos para él, mientras que ella sólo bebía el agua de las gachas.

Si Yi Yun se muriera de hambre, también haría que Jiang Xiaorou se muriera de hambre.

Yi Yun se sintió ridiculizado, pero aun así recogió las monedas de bronce. También podría haberlas tomado. Después de todo, si se las daba a Jiang Xiaorou, ella podría cambiarlas a la tribu o a otras personas por algo de comida.

En efecto, no había pastel en el cielo.

Además, el anciano gordo sólo lo consideraba un niño, por lo que darle unas monedas de bronce por dulces era para divertirse.

Aunque tenía un Cuerpo Templado, como su constitución era media, no era nada especial ya que había alcanzado ese estado a través de los tesoros.

Era pequeño, pobre y carente de fuerza. Además, era un total desconocido para el anciano, ¿por qué le iba a dar éste algún beneficio?

Simplemente le parecía divertido jugar con él, y le estaba tomando el pelo.

"Digo anciano, ¿a dónde vas?" Yi Yun trató de entablar conversación.

Al fin y al cabo, no había nada malo en conocer al anciano.

"Vamos al clan tribal Tao".

El anciano gordo no se molestó en mantenerlo en secreto.

"El clan tribal Tao..." Yi Yun sabía que el clan tribal Tao era un gran clan cercano al clan tribal Lian, ¡y era el dueño del clan tribal Lian!

La fabricación de armas y armaduras del clan tribal Lian se suministraba al clan tribal Tao.

Este dúo de ancianos y jóvenes era obviamente gente con habilidades. Tenían la capacidad de cruzar el Bosque de las Nubes sin ninguna duda; era admirable.

Yi Yun recordó de repente que, al hablar con el clan tribal Lian, Zhang Yuxian había mencionado que había ocurrido algo en el Bosque de las Nubes. También había mencionado que varios VIPs pasarían por el clan tribal Lian, impidiendo al Patriarca del clan tribal Lian cualquier descuido.

Por lo que parece, ¡este anciano y la joven eran VIPs!

El anciano gordo ya estaba planeando marcharse. Pero justo antes de dar una zancada, de repente sintió hambre. Miró al sol y se frotó la papada diciendo: "Es hora de comer algo. El paisaje aquí no está mal. Hay una montaña y el agua está limpia. Comamos aquí".

"¿Comer?" Al oír esa palabra, Yi Yun sintió de repente... hambre, mucha hambre.

Después de haber comido gachas durante dos meses consecutivos, había estado utilizando hierbas y la esencia de huesos desolados como fuentes de energía, pero había digerido toda la energía que había absorbido anoche en las aguas profundas.

Era como si el cuerpo de Yi Yun estuviera vacío por dentro.

"Eh, discípula, vamos a comer", llamó el anciano gordo a Lin Xintong.

Lin Xintong asintió y miró a Yi Yun, diciendo "Hermano pequeño, ¿por qué no te unes a nosotros?".

"¿Eh?" Yi Yun se quedó atónito. Estaba explotando de felicidad. Sintió que la voz de la chica era extremadamente conmovedora, "Eso... No tienes que hacer eso..."

Aunque Yi Yun había dicho eso, ya estaba buscando un lugar para sentarse.

Este anciano y la joven deben ser de un nivel excepcional, la comida que comen no puede ser tan mala...

¡Cualquier plato sería muy propicio para el cultivo!

El anciano gordo planeaba encender un fuego; sin embargo, al ver que Yi Yun planeaba alargar su estancia, lo despreció con desdén. Pero como su discípula ya le había invitado, sólo podía aceptarlo.

Tocó el anillo de jade de su mano derecha y sacó tres faisanes desflecados como un mago. Los atravesó con un palo y lo colocó junto al fuego.

El anillo de jade del anciano era como la bolsa de Doraemon. En poco tiempo, sacó un montón de botellas y tarros llenos de especias.

Yi Yun sintió envidia. Al principio había descartado el anillo del anciano como una actuación mágica, pero el objeto era un tesoro que podía contener los objetos más grandes.

Parece que era similar a los legendarios "anillos interespaciales".

"Hehe, cuenta con tus estrellas de la suerte, chico. No mucha gente ha probado mis habilidades culinarias!" Diciendo esto, el anciano se frotó las manos y empezó a asar un faisán.

Sólo entonces Yi Yun se dio cuenta de que no se trataba de un faisán corriente. Parecía un faisán, pero en su interior había enormes cantidades de energías. Esto se debió a que Yi Yun pudo ver los puntos de luz que flotaban del faisán. Esta energía era muy pura, provocando fácilmente la envidia.

Yi Yun sintió que su lengua salivaba. ¡Era algo muy bueno!

No había comido carne en dos meses, así que al ver este faisán rollizo que consistía en energía pura, ¿cómo no iba a salivar?

No podía esperar a asar el faisán y a que se le bajara el estómago.

Pero rápidamente, Yi Yun se sintió deprimido al ver el método de asado del anciano.

Las "habilidades culinarias" del viejo eran... ¡demasiado terribles de ver!


Comentarios del capítulo: (0)