ogs-capitulo-15
OGS – Capítulo 15
31316
15

Prólogo

Traductor: Paris_117

[Capo 7/???? pack de aniversario :D]

Edición por Paris_117

¿Mantener una amistad con chicas solo era un sueño imposible? 

En pocas palabras, yo, «León Fou Baltfault», soy alguien que reencarnó en el mundo de un juego otome. 

El mundo en el que reencarné es de un videojuego que jugué justo antes de mi muerte. La razón por la que estoy enfatizando esto es porque este mundo es irrazonable para los hombres. Después de todo, era un juego otome. 

Era como si el mundo fuese amable con las mujeres y que los hombres solo existieran para servirles. Hubiera preferido reencarnar en un mundo más indulgente para los hombres, un mundo de fantasía con espadas y magia. 

Aunque me reencarné, no me fue asignado ningún papel especial en particular. Yo era uno de los muchos otros por ahí, un mob. 

Con mi cabello e iris negros, no era una belleza ni alguien que se destacara. Me gustaba percibirme como un estudiante de preparatoria cuya compasión aún estaba en proceso de desarrollarse. 

Bueno, a pesar de haber dicho que yo era un estudiante de preparatoria, no existe algo como una escuela preparatoria en este mundo. Sin embargo, en este mundo de fantasía, había un lugar designado para la educación llamado academia. 

Ese juego otome la modeló en base a las escuelas preparatorias de Japón, y debido a eso, tenía muchos eventos que tenían lugar durante el segundo semestre. 

El festival académico era uno de ellos. 

“Ah, vamos a mover estos dos escritorios un poco más a la derecha.”

Solo estábamos nosotros tres trabajando en un aula vacía, mis amigos «Daniel Fou Darland», «Raymond Fou Arkin» y yo. Trajimos mesas y sillas mientras hacíamos los preparativos para el festival académico. 

Después de encontrar un comerciante, teníamos equipo suficiente para remodelar en serio el aula vacía y convertirla en una cafetería. 

Esta se encontraba en un nivel completamente diferente de las cafeterías improvisadas por los estudiantes en los festivales escolares, algo muy propio para del espectáculo de los nobles que asisten a la academia. 

No es que me desagradara el sentimiento avaro que evocaban aquellos arreglos improvisados, sino que hacer algo así sería mal visto en la academia. Para bien o para mal, esta era una academia a la que asistían los nobles ricos e influyentes. 

En la sociedad, uno tenía que actuar de acuerdo con lo que exigían las circunstancias. 

No había nada que pudiera hacer al respecto, y como realmente no podía hacer nada, gasté dinero para preparar una cafetería. 

Siendo particular en cuanto al diseño interior, preparé un juego de té, hojas de té y numerosos dulces para completarlo. 

“¡Hey, Daniel! ¡Ese juego de té es caro, así que ten cuidado!” 

Al oír que sostenía un costoso juego de té, Daniel tembló y se quejó ante mí. 

“¡No traigas un juego de té tan caro a la academia! Solo lograras que mis manos se sacudan por la ansiedad.” 

Raymond se puso las gafas y observó el interior del aula. 

“¿No gastaste demasiado? No creo que muchos estudiantes vayan tan lejos. Vamos a estar en números rojos.” 

Sacudí la cabeza como si no entendiera de qué hablaban los dos. Los dos se sintieron irritados por mi actitud. 

“¿En números rojos? ¿Y qué? Ahora soy rico. Después de todo, pude sacar mucho de los idiotas que estudian en esta academia. De alguna manera tengo que gastarlo, ¿no?” 

Raymond se sorprendió.

“Supongo que esa horrible naturaleza es propia de ti, ¿no es así León? Es solo que casi todos los estudiantes en la academia son tus enemigos.” 

Daniel me advirtió diciendo eso. 

“Será mejor que te des cuenta de que guardan rencor contra ti. Después de todo los que pensaron que ibas a perder en ese duelo con su Alteza, Julián, sufrieron una gran pérdida.” 

Lamentablemente, fue como Raymond había dicho. Yo era la persona más odiada en la academia. 

¿Cuál era la razón para eso? Golpeé al ex príncipe heredero, «Julián Rafua Holfault», y a los otros objetivos de conquista de ese juego otome en un duelo…

Me había irritado por su culpa, así que les quité la luz del día. 

Además, la batalla fue el foco de una apuesta entre los estudiantes. 

Tenía confianza en que ganaría, así que hice una apuesta con una gran suma de dinero. Ellos dos también apostaron, aunque a mi favor y por eso pudieron ganar dinero. Sin embargo, la mayoría eran idiotas que pensaban que Julián y los demás ganarían, algunos fueron tan lejos como para apostar con dinero prestado. 

También hubo tontos que apostaron todo lo que tenían. Esos tontos guardaron rencor contra mí una vez que gané contra Julián y los demás. 

—–Y ni siquiera es que hiciera algo malo, que triste.

Normalmente, habría sido un acto que en el peor de los casos provocaría mi muerte. Sin embargo, usé mi dinero y mis conexiones para superar la situación, y el resultado me dejó confuso–—Me elogiaron y me dijeron que había obtenido una promoción. 

Qué mundo tan extraño. 

Yo solo era un estudiante, pero también había sido nombrado oficialmente un Barón y un caballero por encima del sexto rango en la clasificación de la corte real. No era una situación en la que yo, que no quería un ascenso, pudiera ser feliz.

“No hay necesidad de adularme.”

Daniel bajó los hombros. 

“No te estábamos adulando.” 

Mientras mis amigos me hablaban de esas cosas, dos chicas entraron en el aula vacía. 

Estaba «Olivia», también conocida como Livia, que llevaba un vestido de mucama grueso que normalmente no usaba. Tenía una falda moderadamente larga que sostenía con las manos y se levantaba levemente mientras caminaba. 

Ella tenía el cabello de color beige y algo parecido a un corte bob. Tenía unos ojos azules claramente geniales, pero sobre todo, emitía esta aura cariñosa que podía aliviar a las personas. El diseño del atuendo se ajustaba alrededor de la cintura y las caderas, enfatizando en gran medida el área del pecho, lo cual era bastante magnífico. 

“¿Es raro?” 

Livia estaba mostrándonos su vestido y mientras parecía inquieta, despertaba en las personas el deseo de protegerla. Al parecer ella no era consciente de lo diabólica que lucía al presentarse vestida así, pero aun con ello, pensé que estaba bien caer presa de sus manos. Quizás ese era el poder de la «protagonista» en ese juego otome. 

‘¿—Acaso no luce encantadora?’

“Te conviene. Tampoco veo problemas con el tamaño.” 

Las mejillas de Daniel y Raymond se pusieron rojas al ver a Livia. 

Cuando sentí ganas de decirles que no la miraran así, Angie se adelantó de una manera digna detrás de Livia. Sus manos estaban detrás de su espalda mientras se expresaba.

“Enfatiza demasiado el pecho, ¿está bien eso? ¿Quizás algo más discreto sería mejor?” 

«Angélica Rafua Redgrave», también conocida como Angie, también vestía un traje de sirvienta.

Angélica era la hija de una familia de Duques, y era inesperado para ella llevar algo como un vestido de sirvienta. Sin embargo, parecía que también estaban pasando muchas cosas difíciles para la hija de una familia de alto estatus. 

“Parece que te estás acostumbrando al atuendo, Angie.” 

Mientras Livia parecía sorprendida, Angie explicó el por qué con una sonrisa. 

“Es porque ya había usado un vestido de mucama antes.” 

“¿Lo hiciste?” 

“Pasé dos años en el palacio real aprendiendo modales.” 

Al parecer las hijas de las familias importantes también lo tenían difícil. 

Tenía una mirada de voluntad fuerte y un brillo afilado en sus ojos. Sus iris rojos desprendían una sensación de poder, contrastando con las suaves miradas de Livia. 

Las dos realmente estaban en los extremos opuestos del espectro. Después de todo, ella era originalmente una rival en ese juego otome—–no, en realidad no es un rival, ella era el enemigo. 

Si Livia tenía el papel de la protagonista, entonces Angie era la «villana». 

Originalmente se suponía que debían competir entre sí por un hombre. En lugar de una rivalidad, quizás era más exacto decir que su relación era la de ser antagonistas. 

Livia era una plebeya, y su capacidad para inscribirse en una academia para nobles era algo realmente extraordinario. A diferencia de eso, Angie era una llamada mujer de primera clase de una familia de Duques. Originalmente, se suponía que las dos eran enemigas, pero ahora son íntimas amigas gracias a «cierta persona».

—Y no hablo de mí. 

Quien lo causó fue otra persona que ha sido reencarnada e este mundo.

“Angie, eres de una familia prestigiosa, ¿verdad? ¿Por qué tuviste que hacer eso?” 

“Hay muchas cosas que las hijas de familias nobles tienen que hacer. Mi posición en particular exige muchas cosas de mí. Dejando eso de lado, Livia ese atuendo parece convenirte bastante. La impresión de inocencia que desprende es bastante agradable.” Angie abrazó a Livia. 

“También me gusta un poco este uniforme.” Livia, mostrándose un poco tímida por ser abrazada, parecía encantada. 

Mientras las observaba a las dos… 

“Qué vista tan preciosa.” Murmuré mis pensamientos en voz alta. 

Como una especie de agua fría, esa escena alivió mi corazón, que había estado tan agitado por el infierno que es buscar pareja para casarme. Raymond también tenía la misma vista que yo, ya que sus gafas brillaban. 

“Que agradable.” 

Daniel asintió. 

“Muy agradable. ¿Estas chicas en verdad pertenecen a esta academia? ¿No estamos soñando?” 

Era comprensible que Daniel no pudiera creerlo. Las chicas de la academia, especialmente las chicas de la clase avanzada, eran crueles. No es broma, son muy crueles. Dejando eso de lado, esas dos también me estarán ayudando en la cafetería. 

Mientras que la academia fue modelada basándose en las escuelas preparatorias de Japón, las clases estaban más cerca del nivel de una universidad. Debido a eso, no era posible tener tareas divididas por clase, por lo que se dividían por grupos de personas.

Mientras los cinco estábamos trabajando en una cafetería, otros también trabajaban en grupos para llevar a cabo su propia exhibición. 

Angie nos miró. 

“León, ¿ustedes no van a usar uniformes?” 

“Lo haremos, pero esos tarados estaban actuando como siempre. Siguen esperando que yo obtenga ropa barata.” 

Livia intento disculparse una vez que respondí. 

“¿Hemos gastado nuestro presupuesto en estos trajes? Hmm, supongo que no debimos comprar trajes tan caros.” 

Daniel se rio de la inocencia de Livia. 

“No, no tendría sentido si los trajes fueran sencillos. Quiero decir, este tipo tiene mucho dinero para gastar.” 

Raymond también estuvo de acuerdo. 

“Este es su hobby. Le gusta gastar demasiado. Con esto, los otros grupos que hagan una cafetería se verán pobres en comparación. Efectos secundarios de un sobreesfuerzo.” 

Incluso Angie me miró con asombro. 

“Estás loco por el té, León. Hay muchos chicos así, pero tú eres el más loco entre ellos.” 

‘No estaba loco por el té. Simplemente me encantaron los gestos de mi mentor a la hora del té.’ Mi mentor es profesor en la academia y un caballero perfecto que daba cases de etiqueta a los chicos. Algún día ansió llegar a ser un caballero como él. 

“Todavía tengo un largo camino por recorrer.” 

“Excepto que esto no es una cuestión de cultivar habilidades, sino de cuánto tiempo y dinero estás dispuesto a invertir en el té.” Angie fue fría. “Incluso antes, nos dejaste atrás y te fuiste a comprar hojas de té con ese maestro.” 

Daniel y Raymond mostraron una expresión como si quisieran decir: “Debes estar bromeando”.

“Tú, no descuide tus obligaciones hacia ellas dos.” 

“Tengo tanta envidia que me dan ganas de atacarte mientras duermes.” 

No, en primer lugar, fui a comprar las hojas de té ese día por su bien. Dejando eso a un lado, desafortunadamente, no puedo desarrollar ninguna relación romántica con Livia o Angélica. 

Livia se sintió un poco abatida. 

“Los tres tomamos té ese día. El té era muy bueno, pero los dulces estaban tan deliciosos que recientemente he estado ganando—–” 

Angie abrazó a Livia. 

“Me gustarías incluso si te vuelves gorda, Livia. Estaría bien que ganes un poco más de peso.” 

Livia tenía los ojos llorosos. 

“Quiero una buena figura, como la que tienes, Angie.” 

“Me alegra oírte decir eso. Sin embargo, ¿no tienes buenas piernas, Livia?” 

“¿E-Eso crees?” 

Mientras las dos charlaban entre sí, Daniel y Raymond me enviaron una mirada llena de envidia. 

Bueno, no deberían haberlo hecho. Después de todo, esas dos eran las únicas con las que no podía salir. Realmente era algo que estaba fuera de mi control. El estatus social de esas dos es muy diferente del mío. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Los estudiantes se movían apresuradamente preparándose para el festival académico.

Fue triste ver que eran principalmente los chicos los que estaban ocupados, mientras que las chicas solo les daban órdenes. 

Sabía muy bien que esta escena provenía de un mundo que era delicado con las chicas y problemático para los chicos. Sin embargo, también había un ambiente impregnado de diversión en estos momentos antes del festival. 

El paisaje que difería de cómo es habitualmente la academia era refrescante y agradable. Pero alguien que gustaba de destruir paisajes tan agradables vino a mi cafetería. Era mi hermana mayor, la segunda hija, «Jenna». 

Mi hermana, que era una fanática de la ciudad, se sentó en una silla y se dejó caer sobre un escritorio. 

Detrás de ella estaba su amante—–un esclavo semi-humano que tenía orejas de gato, una figura alta, vestía un traje de clase alta y era su sirviente exclusivo. 

Era común que las chicas en la academia tuvieran esclavos como ella. Casi todas las chicas de la clase avanzada tenían amantes que las atendían. 

—–De hecho, esta es una vista lamentable.

Cuando estaba limpiando el interior de la cafetería con Livia, mi molesta hermana irrumpió y oculté mi incomodidad. 

“¿Qué deseas? Si estás aquí solo para molestar, entonces preferiría que regresaras por donde viniste.” 

Livia me advirtió sobre mi elección de palabras. 

“León, no puedes decirle algo así a tu hermana mayor.” 

Como si acabara de ganar un nuevo aliado, mi hermana levantó la cabeza y protestó. 

“¡Ella está en lo correcto! Deberías tratarme mejor. ¿Al menos puedes servirme un poco de té?” 

Qué actitud tan horrible la de ella. Sin embargo, este era un mundo donde las chicas tenían una posición fuerte.

Correcto, este es un mundo donde las mujeres dominaban a los hombres. Eso fue solo el comienzo de todo. 

“Como dije, apúrate y dime por qué estás aquí. Ahora mismo estoy ocupado.” 

Mi hermana comenzó a hablar con una actitud contrariada. 

“A decir verdad, tuve una pelea con una amiga mía.” 

Me sorprendió que mi hermana tuviera incluso una amiga cercana, pero me quedé callado al respecto. 

“¿Una pelea, dices? Si es así, entonces creo que deberías reconciliarte con esa persona.” 

Cuando Livia lo dijo con una sonrisa, mi hermana se echó a reír con desprecio. 

“Eso es inútil. Después de todo, nuestra lucha es por culpa de un hombre.” 

“¿U-Un hombre? Uumm—”

Tal vez no familiarizada con los asuntos entre chicas y chicos, Livia me miro en busca de ayuda. 

“¿Estaban compitiendo por un hombre?” 

“Verás, él es el heredero de una familia Vizconde, y será rico en el futuro.” 

“¿Será rico?” 

Después de escucharla, resultó ser que ese chico era el heredero de una familia Vizconde pero como había sido pobre hasta ahora, parecía que nadie miraba en su dirección. Sin embargo, su familia ocupaba un cierto territorio en el continente del Reino Holfault, donde se descubrió que el territorio era una mina de recursos. El país lo ayudaría a desarrollar una mina que estaría bajo su propiedad. En otras palabras, iba a tener una gran fuente de ingresos. 

Dado que ese era el caso, el chico que no había sido notado hasta ahora estaba siendo perseguido por chicas como si fuera una presa descubierta por animales carnívoros.

“Dado que posee ese territorio en el continente, definitivamente será rico en el futuro. Con un prospecto tan excelente como ese, no puedo evitar ir tras él.”

Livia escuchó su historia. 

“¿N-No tiene que ver con el amor? ¿Te gusta ese chico o—?” 

“Tales cosas son innecesarias para los matrimonios entre nobles. Lo que importa es la capacidad que tienen de ganarse la vida. El amor y el romance es algo que puedo disfrutar con «Meole» y con otros amantes. ¿No sabes que tener activos es importante?” 

¡—–No necesitaba saber eso! 

Quería meterle un puñetazo. Ella era una mujer, pero como era mi querida hermana, ¿no tenia permitido toCara? 

“Veo que estas tan podrida como siempre.” 

Dejando eso a un lado, esta era la primera vez que escuchaba el nombre del esclavo de orejas de gato detrás de ella, Meole. Aunque realmente jamás estuve interesado en él desde el principio, así que no me importaba. 

“De todos modos, ¿estás diciendo que esa persona trató de arrebatarte al chico al que aspirabas? Te haría bien romper relaciones con una persona así. Los que intentan perseguir al amor de otra persona son los peores.” 

‘El engaño, la infidelidad y el adulterio eran bastante malos, ¿no?’

Entonces, mi hermana respondió. 

“—–No es eso.” 

“¿Eh?”

“Mi amiga había apuntado a él desde el principio, pero como las condiciones ahora eran las adecuadas, me pregunté si también podría ir por él.” 

¡—–Así que quien esta tratando de robarlo es ella! Ella es la peor persona. 

“Tú eres terrible. No te voy a decirte nada más.” 

Mi hermana se opuso cuando dije eso.

“¿¡Por qué no me ayudas!? Si actuaras como intermediario entre mi amiga y yo, este asunto podría resolverse. Lo único que tienes a tu favor es tu fuerza, así que úsala para ayudar a tu preciosa hermana.” 

“¿Preciosa? Hey, busca la definición de precioso en un diccionario.” 

En primer lugar, ¿por qué me habría de importar resolver ese asunto? Cuando estaba a punto de preguntarle qué quería de mí… 

“Mira, eres fuerte, ¿verdad? Entonces, solo necesitas presentarte delante de mi amiga y el chico. Simple, ¿no?” 

‘¿—Planea usar mi poder para amenazar a su amiga y al chico? ¿Eso no la hacía peor?’

Livia le lanzo una advertencia a mi hermana mayor. 

“¡No puedes hacer eso!” 

“¿—–Por qué no?” 

Cuando mi hermana la miró, Livia se sorprendió y dio un paso atrás. Meole, que estaba en la parte de atrás, se cruzó de brazos e intimidó a Livia. 

“Uum—–”

Rápidamente me puse delante de Livia. 

“A pesar de lo que dije hace un momento, expresaré mi opinión—–Tú eres absolutamente repugnante. No voy a hacer nada para ayudarte. Además, no veas así a Livia. Priorizo a Livia sobre ti, y Angie no se quedaría callada si le pasara algo.” 

Mi hermana se estremeció luego de escuchar eso. 

“M-Mi error. Enfadar a la hija de un Duque no es motivo de risa. De todos modos, eres un hermano inútil y estúpido. Meole, vamos.” 

“Sí, mi lady.” 

No, era su historia la que no daba risa. Mi hermana mayor dejó el aula vacía. Livia se sintió aliviada.

“Eso dio un poco de miedo.” 

El chico de orejas de gato era un hombre delgado con una musculatura bien definida, haciendo que su mirada fuera aterradora pues su figura era alta y sus músculos desprendían una sensación de intimidación por lo que Livia no pudo evitar sentirse asustada. 

“No te preocupes por eso. Si hacen algo, dímelo. Los aplastaré de inmediato.” 

“Eso es exagerar un poco—–pero gracias por preocuparte.” 

Cuando vi la sonrisa de Livia, aparté mi mirada de ella. En ese instante, escuché el sonido de pasos frenéticos. El ruido provenía de Daniel y Raymond. 

“¡Esto es serio, León!” 

“¡E-Es el aula vecina!” 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Cuando los cuatro nos dirigimos hacia el aula vacía junto a la nuestra, la figura de Julián apareció. Estaba entregando folletos a las chicas que estaban ahí para ver. 

“Si tienen tiempo libre, por favor vengan. Le daré la bienvenida.” 

Las chicas se sonrojaron por la sonrisa de Julián. 

“¡Oh, está bien!” 

“Vendré. ¡Haré todo lo que pueda para venir durante los tres días del festival académico!” 

“¡V-Voy a gastar mucho dinero!” 

¿Hay algún tipo de propagandismo ocurriendo en este lugar? 

Con su sonrisa refrescante, Julián anunciaba su propia cafetería frente a las chicas. 

“¡Les damos la bienvenida a nuestra «cafetería princesa»!” 

¡—–Era una cafetería de princesas!

Daniel bajó los hombros. 

“Debería haber sido casi imposible que la habitación de al lado también fuese una cafetería.” 

Raymond siguió mirando en mi dirección. 

“¿Crees que lo están haciendo para molestarte, León? Creo que había personas en el comité ejecutivo que perdieron en esa apuesta del duelo. Pero aun así, esto es demasiado cruel.” 

Cuando Julián se fijó en mí, me miró con una sonrisa reveladora. 

¿Ese chico me odiaba? Qué casualidad. El sentimiento es mutuo. 

Su ondeante cabello azul marino parecía brillar. Como era de esperarse, podría decir que era el tipo de príncipe que sería un objetivo de conquista en un juego otome.

Él era demasiado hermoso para su bien, y por eso mismo destacaba. 

Bueno, Julián, que es el ex príncipe heredero, dejándolo solo con el estatus de príncipe, es el ex novio de Angie. 

Es un completo tonto que echó a Angie y eligió a una chica diferente. Originalmente, no se suponía que fuera Angie o esa chica, sino la protagonista de este mundo, Livia, a quien él elegiría. 

Las cosas se pusieron en desorden debido a esa chica. 

“Baltfault, parece que harás una cafetería. Yo, junto con algunos otros, también planeamos abrir una. Ven si puedes. Te damos la bienvenida.” 

Me ofendí ante la expresión triunfante del estúpido príncipe. 

Livia se sorprendió cuando Julián le entregó un folleto. 

“¿¡U-Un juego de té y dulces valen cuantos deas!?” 

Livia estaba a punto de colapsarse por el shock, así que me apresuré a sujetarla. Cuando tomé el folleto y lo examiné, había escrito en el algunos precios exorbitantes—–no, seamos claros, se acercaban al nivel de ser una estafa. 

Hablando en términos de mi vida anterior, se sentía como pagar té barato y dulces con diez mil yenes. Para empeorar las cosas, las opciones adicionales hacía que todo fuese aún más caro—–por lo que en cuestión de minutos, veinte mil a treinta mil yenes desaparecerían rápidamente. 

¡Incluso los bares de los hoteles no harían tales cosas! 

Daniel y Raymond estaban estupefactos. 

Creía que entre diez a veinte deas sería suficiente para un cliente, pero había sido descuidado. Esta era una academia a la que asistían hijas mimadas de familias nobles. Había mucha gente rica, así que estaba bien que los precios fueran más altos. 

Julián inclinó la cabeza al mirar a Livia. 

“¿Acaso es demasiado barato? Sin embargo, Marie dijo que este era un buen precio. Honestamente, me hubiera gustado ganar más.” 

Livia parecía haberse desanimado por la diferencia en sus percepción del dinero. 

“—–León, los nobles son increíbles. Nunca tendría el coraje de ir a una cafetería tan cara como esta.” 

“Tienes razón en sentirte así. Está bien que simplemente ignorases a estos tipos.” 

Ella se había criado fundamentalmente en un entorno diferente, por lo que sus diferencias en el sentido del valor —–no era algo que pudiera ignorarse con facilidad. 

No era algo que pudiese evitar dado que su percepción monetaria tenía una realmente enorme diferencia. 

Julián mostro una expresión de irritación. 

“Son precios bastante flojos. Sin embargo, Baltfault—–esta vez no perderé.” 

Julián se fue después de decir eso, pero lo seguimos para inspeccionar los movimientos del enemigo. 

¿Qué estaba diciendo, hablando de no perder en un festival académico? Qué tipo tan cómico. Parecía que tenía una habilidad especial para hacer que la gente se riera. Cuando entramos en la habitación tras él, Julián se sorprendió. 

“H-Hey, ¿por qué entraste?”

“Bueno, supongo que estoy explorando.” 

“¡Qué imprudencia!” 

“Voy a ser honesto, tenía curiosidad, así que decidí ver lo que estaban haciendo. Bueno, pueden mostrarme como es, ¿verdad?” 

Cuando empujé a Julián a un lado, me sorprendió la visión impensable que tenía ante mí. 

Desde el principio había tenido una corazonada, pero esto no era una cafetería. Tenían hermosos sofás alineados a lo largo de mesas bajas dentro de una habitación oscura. El lugar originalmente había sido un aula vacía, pero estaba lleno hasta el tope con un aura de clase alta, tal vez por todo el esfuerzo que se había puesto en su diseño interior. 

Dentro de la habitación se encontraban «Chris Fier Arkwright» y «Brad Fou Field» que estaban modelando algunos atuendos. Lo que llevaban era casi un traje. Sin embargo, la zona del torso estaba desabotonada. Llevaban camisas que combinaban con sus trajes negros. 

No pude evitar gritar. 

“¿No es este un club de anfitriones?” 

Chris, un joven serio con cabello azul y lentes, se fijó en mí y afiló su ya penetrante mirada. 

“Baltfault, ¿verdad?” 

Brad, que tenía su cabello morado largo y llevaba un traje llamativo, se cepilló el flequillo. 

“¿Estás aquí para inspeccionarnos como enemigos? Sigues siendo el mismo tipo astuto e inmundo.” 

Los inmundos eran ellos. En lugar de ser una cafetería, ¿no era esto realmente un club de anfitriones? 

“¡Todos ustedes están jugando de forma injusta!” 

Cuando dije eso, Chris mostro una expresión de éxtasis y se echó a reír. 

“No esperaba que dijeras esas palabras. Parece que fue la elección correcta seguir la sugerencia de Marie. Valió todo el esfuerzo solo para ver tu amarga expresión.”

‘¡Otra vez este chico! ¡Su personalidad es horrible!’

Julián hizo una declaración después de pararse frente a nosotros. 

“Nosotros seremos quienes ganaran durante este festival académico. Baltfault, no intentes huir cuando tu derrota sea evidente.” 

Julián realmente se alegró al intentar agitarme. ¿Estos tipos son idiotas? ¿Eran las cafeterías y clubes de anfitriones algo para competir? ¡En primer lugar, el campo de juego era diferente de la batalla anterior! 

Livia constantemente había inclinado su cabeza hacia un lado. 

“¿Um, esto es una cafetería? Siento que el ambiente es más parecido al de una taberna.”

Brad acercó su rostro a Livia para intimidarla. 

“¿La estudiante de honor está quejándose? Preferiría que no dieran ninguna queja sobre las sugerencias de Marie. Además, no estamos sirviendo alcohol. Sólo dulces y té. Sin embargo, dado que nosotros somos los que hacemos el servicio. Simplemente no entiendes la línea de pensamiento de Marie.” 

“Uumm, pero, algo no parece encajar.” 

Intervine entre Livia y Brad. 

“No te le acerques. Vas a ensuciar a Livia. Lárgate.” 

Cuando hice movimientos con las manos para espantarlo, apareció una arruga entre las cejas de Brad. 

“—–Realmente eres un chico irritante, ¿verdad?” 

¿No se avergonzaban estos tipos por ser los antiguos herederos de hogares prestigiosos? Realmente no diría que un club de anfitriones era el curso de acción adecuado para participar en el festival académico. 

Daniel, que miraba el interior de la habitación como si estuviera viendo algo inusual, se sorprendió por el menú en una mesa. 

“¡El cargo por servicio es de cien deas!” 

Raymond también estaba asombrado.

“E-Es algo caro para una cafetería...” 

Como intentando sorprendernos, la chica que parecía haber coordinado todo esto, vestimentas incluidas, una persona reencarnada, apareció detrás de unas cortinas. «Kyle» estaba a su lado. 

‘¿También planeaba participar como anfitriona?’

El nombre de esa chica era «Marie Fou Lafuan». Ella era la hija más joven de la familia del Vizconde Lafuan, y la mujer que había engañado a los herederos de prestigiosas familias nobles, incluyendo a Julián. 

Ella era una mujer extraordinariamente malvada para alguien que había reencarnado, algo que perfectamente pudo evitar. Tenía una constitución pequeña, cabello rubio y ojos azules. Tal vez ella era un demonio que vestía un lindo disfraz. Su largo cabello era suave y rizado, y tenía una figura delgada tan plana que podías llamarla una tabla. 

No puedo evitar sentirme molesto cada vez que la miraba–—–Me recordaba a mi hermana menor de mi vida anterior. 

“Por supuesto que es una cuestión de apariencia. Déjame decir esto. Todos, sin mencionar a Julián, originalmente iban a convertirse en herederos de familias prestigiosas. ¿No es natural pagar tanto para recibir sus servicios?” 

Chaquee mi lengua cuando vi a Marie en su vestido. 

“¿Eres la princesa del anuncio? ¿No eres la hija más joven de una familia Vizconde? Hacerte llamar princesa es—” 

La cara de Marie se puso un poco roja cuando me respondió. 

“M-Mi corazón es y será siempre el de una princesa.” 

A continuación, Brad dijo. 

“Marie, siempre serás nuestra princesa. Nuestra preciada mujer.” 

“Gracias, Brad. De todos modos, fue bastante grosero para un mob como tú, alguien con un papel menor, decir eso.” 

“Yo no miento. Después de todo soy un ser puro.”

“Si eres puro, entonces los asesinos son santos. Deja de bromear.” 

Quería darle un buen puntapié a esa mujer. 

Marie cepilló su suave cabello y luego nos habló. 

“Espero con ansias el día del festival académico. Sin embargo, como su cafetería estará vacía, la usaremos como sala de descanso. Ah, nos aseguraremos de pagarte. Así que, ve buscando un té adecuado para servirnos.” 

Incluso si ella no hubiera dicho eso, igual me habría encargado de escoger un té adecuado. Después de todo, no hacerlo sería insultar a mi mentor. 

En cualquier caso, un enemigo inesperado había aparecido junto a nosotros.  

[Pst: con las imagenes que acompañan las publicaciones, y ademas con algunas de las sugerencias que han dado muajajaja]


Comentarios del capítulo: (0)


ogs-capitulo-16
OGS – Capítulo 16
31699
16

Capítulo 16 - La Reina

Traductor: Paris_117

[Capo 9/???? pack de aniversario]

Edición por Paris_117

Al día siguiente, como preparativo para el festival académico, había estudiantes sosteniendo carteles anunciando su exhibición. 

“Muy bien, ¡también trabajaré duro!” 

Livia, sosteniendo un letrero hecho a mano, caminaba como siempre, aunque esto ya de por sí la diferenciaba del resto de los estudiantes en la academia. 

Ella estaba promocionando la cafetería de León. 

León y los demás estaban ocupados con los preparativos. Daniel y Raymond correteaban haciendo compras, y Angie era la representante de primer año de las chicas. Ella estaba ocupada ya que también tenía trabajo que hacer en el comité ejecutivo. 

La única que podía anunciar el café era Livia. 

Mientras ella caminaba por el patio, también había varios chicos que sostenían carteles de manera similar y promovían su exhibición. Entonces notaron a Livia. 

“¿Eh? Eres la estudiante de honor, ¿verdad?” 

Livia se asustó un poco y respondió a la voz que la había llamado. 

“A-Así es. Um, estoy anunciando una cafetería.” 

Los chicos comenzaron a hablar con ella mientras sonreían. Livia, que había estado alerta, bajó un poco la guardia. 

“¿Así que por allí hay una cafetería? Estamos estableciendo un puesto, así que ven a visitarnos cuando quieras comer. Te brindaremos un buen servicio.” 

“Sin embargo serán solo cosas como crepes. Tenemos algunas deudas, por lo que tenemos que darlo todo para ganar dinero.” 

“Se dijo que habría muchas cafeterías, por lo que su grupo debería esforzarse al máximo.” 

Una vez que el grupo de tres chicos reanudo su trabajo, Livia se calmó.

(Qué alivio. No sé qué habría hecho si hubieran tenido malas intenciones.)

Livia había recibido un permiso especial para inscribirse en la academia, pero ella no era una noble. Desde el punto de vista de las personas que la rodeaban, Livia era una forastera. Debido a eso, en el pasado ella había sido víctima de acoso escolar. 

Una vez más comenzó a caminar para hacer publicidad, y en seguida tropezó con un grupo de chicas. 

“¡Disculpen!”

Sin embargo, a diferencia de los chicos—–las chicas le dieron una mirada muy fría. 

Eran un grupo de tres chicas que parecían ser de la clase avanzada, a juzgar por el hecho de que tenían sirvientes exclusivos siguiéndoles. Ella las llamó porque charlaban mientras estaban sentadas en un banco, pero tomaron una muy mala actitud. 

“¿Qué quiere la estudiante de honor? Estábamos ocupadas.” 

“E-Estoy anunciando nuestra cafetería.” 

Livia reunió su coraje y promovió la cafetería de León. 

Las chicas se burlaron como si la estuvieran menospreciando. 

“¿No me digas que es la cafetería de Baltfault? Es imposible que vayamos. ¿Quizás te estás volviendo engreída solo porque les agradaste a esos dos recientemente? No te hagas una idea equivocada cuando solo unos pocos tipos te prestan atención. Plebeya creída.” 

A pesar de que a ella no le gustaba que la llamaran plebeya, Livia sentía que había una barrera entre ellas. 

Las otras dos chicas intervinieron. 

“Detente. Esta chica es la favorita de la hija de ese Duque.” 

“Es mejor no involucrarse. Si Baltfault se enoja, tu casa podría estar en peligro.”

El grupo de tres chicas se fue con sus sirvientes después de que las dos calmaron a la tercera y la arrastraron lejos. 

Livia estaba un poco triste, pero negó con la cabeza.

“¡Está bien, promocionare la cafetería en otro lugar!” 

Estaba un poco triste, pero todavía tenía a Angie—–y a León. 

No estaba tan sola como cuando había entrado en la academia y no conocía a nadie. 

(Estaré bien. Después de todo los tengo a ellos.)

Ahora los tenía a ellos dos. Sin embargo, eso también significaba que solo tenía dos personas con ella. 

Mientras ella continuaba con su publicidad, los chicos resultaron ser relativamente amables con ella. Lo que estaba sucediendo en ese momento fue increíble para Livia. Sin embargo, las chicas todavía eran frías con ella. 

La mayoría de las chicas se fueron al ver la cara de Livia. 

A pesar de que se sentía de mal humor, Livia pronto manifestó su disposición a promover la cafetería de León. 

“¿Estás promocionando una cafetería? Oh, entonces estás dando boletos gratis. ¿Todavía tienes uno?” 

“¡S-Si!”

—–Cuando ella se dio la vuelta, una chica la llamó con una sonrisa. 

La chica, a quien le entregó un boleto gratuito para un juego de té y dulces, tenía un hermoso cabello azul marino largo. 

Livia sintió envidia de su figura esbelta, y la forma en que se veía también parecía digna. 

“Tú eres la estudiante de honor, ¿verdad?” 

“Así es.” 

“Ya veo. Soy Cara… «Cara Fou Wein». Soy la segunda hija de una familia de Baronets, y estoy inscrita en la clase regular.” 

Las lecciones diferían entre la clase avanzada y la clase regular. Aunque actuaban juntas durante los eventos, por lo general trabajaban de manera separada. Debido a eso, esta era prácticamente su primera reunión, aunque se hubiesen cruzado en el pasado. 

Livia estaba encantada de que la otra parte se presentara, y por eso le explicó cortésmente la ubicación de la cafetería. 

“Mi nombre es Livia… Olivia. Estamos preparando una cafetería para el festival académico, así que, por favor, ¡asiste!” 

Ante lo cual—–

“También es donde está la cafetería de Julián, ¿verdad?” 

Algo desanimada Livia dejó caer los hombros. La cafetería que pertenecía al grupo de Julián era un poderoso rival para León. 

“Está bien. León también está preocupado por eso.” 

“Hmm~, eres bastante cercana al Barón Baltfault.” 

Livia se sorprendió al escuchar a León siendo referido como Barón Baltfault. 

(¿T-Tal vez estoy actuando demasiado familiar hacia él?)

A León no le importaba, pero eso no cambiaba las posiciones entre nobles y plebeyos. Livia sabía que había estudiantes a quienes no les gustaba la idea de que León y ella fueran más amables de lo necesario. 

Sin embargo, Cara parecía encantada. 

“Puede que solo sean rumores, pero escuché que podría ser una persona amable.” 

“¿Eh?”

“Después de todo, no hay nada que un Barón gane al estar con una plebeya. Ah, no estoy tratando de decir que es malo para ti estar con él. Es solo que podría ser más amable de lo que piensan los demás.” 

Livia estaba feliz después de escuchar las palabras de Cara. Le parecía que León estaba siendo reconocido.

“¡C-Cierto! León es una persona amable. Es amable, fuerte y realmente confiable. A veces termina yendo demasiado lejos, pero todos lo malinterpretan.” 

Era dudoso que León realmente fuese malentendido, pero Livia veía a León como un caballero. Él era su caballero ideal, amable, fuerte y que protegería a los demás. 

“Ya veo. Qué lindo.” 

Livia sonrió con satisfacción hacia Cara, que parecía estar actuando de forma insegura. 

“Correcto. Siento que tomé la decisión correcta al venir a esta academia gracias a León—– y Angie.” 

“Por Angie—–debes estar hablando de Angélica, la hija del Duque.” 

Cara entonces le hizo una pregunta a Livia. 

“Hey, ¿podrías hablar con el Baron durante el festival académico?” 

“Creo que puedo.” 

“Ya veo—–en ese caso, ¿podrías presentarme al Baron? Me gustaría que mediaras en el proceso.” 

“¿Presentarte? No creo que sea necesario, pero sí puedo ayudarte, supongo que lo hare.” 

A pesar de que Livia sentía curiosidad a que se refería con mediar, Livia asintió con una sonrisa. 

“Gracias. Definitivamente volveré a hablar contigo, así que estaré a tu cuidado cuando llegue ese momento.” 

—Cara se fue después de decir eso. 

Livia agitó su mano sin pensar demasiado en el asunto. 

[Pst: sip, sera un isekai xD]

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆ 

El día del festival académico había llegado. 

Los fuegos artificiales se elevaron hacia el cielo sobre la academia para indicar su comienzo. 

Humo blanco floto en el cielo antes de desaparecer.

Los invitados eran principalmente los involucrados con la nobleza. Había mujeres que buscaban rememorar los días de cuando eran estudiantes y habían traído a sus esposos, a sus hijos—–y a sus amantes. 

Era una imagen bastante extraña. 

Uno tras otro los invitados entraban por la puerta de la academia, pero había una mujer que observaba la conmoción. 

Tenía el cabello largo rubio platinado. Era una mujer con iris azules y ojos ligeramente caídos que transmitían una apariencia suave. A primera vista, parecía ser una mujer de unos veinte años. 

Llevaba un vestido que se ajustaba a su cintura y caía hasta sus tobillos, enfatizando el contorno de su cuerpo. Tenía grandes curvas y una cintura delgada. Era una mujer que tenía una figura glamorosa, pero daba una impresión suave y tierna. 

Miró a la academia donde también había invitados comunes que parecían encantados. 

“Oh, parecen estar divirtiéndose. Hay muchos puestos fuera.” 

Ella no se dirigía a nadie en particular. Sin embargo, un guardia vestido como uno de los invitados comunes le respondió. 

Para la gente que los rodeaba, no parecía que los dos estuvieran conversando. 

“—–Mi Reina, no es el momento de estar jugando. Si quería ver el festival académico, ¿no habría sido suficiente preparar una visita formal?” 

La Reina, «Milaine Rafua Holfault», tenía una sonrisa de fascinación que podría cambiar el tenso estado de ánimo de una habitación a uno más agradable. Como mujer, Milaine era la madre legitima de Julián y la Reina del Reino Holfault. 

“Sería aburrido si lo hiciéramos de esa manera. Necesito dar una firme advertencia al Barón que se burlo de mi lindo Julián.”

Varios guardias vestidos como invitados ordinarios fueron desplegados alrededor de ella. El guardia más cercano a ella suspiró. 

“Si nos da una orden, entonces nosotros...” 

Milaine mostro una alegre sonrisa. 

“Quiero confirmar algo con mis propios ojos. Me pregunto qué clase de chico es. Tengo muchas ganas de hacerlo.” 

La Reina Milaine se rio entre dientes, e hizo una petición al guardia. 

“Entonces, me gustaría llamar a una persona para que me guíe—–Angie. ¿Podrías traerme a Angélica?”

Cuando el guardia desapareció entre la multitud de personas allí mismo, Milaine sonrió mientras abría un folleto que los estudiantes estaban repartiendo. 

“—–Lo espero con ansia, Barón Baltfault.” 

Milaine, ocultando una sonrisa un tanto misteriosa detrás del folleto, miró los puestos alineados cerca de la entrada de la academia para pasar el tiempo hasta que llegara Angie. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

¿Qué estaba pasando? 

En este momento sentí un ligero escalofrío. Debe haber sido mi imaginación. Mi sentido de la percepción debió tener un pequeño desfase. 

Apresure mi paso y di instrucciones a todos mientras aplaudía. Hoy era la jornada inaugural del festival académico. Los preparativos para mi cafetería habían sido perfectos. 

“Bien, es el primer día del festival académico. Amigos, den todo lo que tienen. Además, las dos damas no deben olvidarse de tomar un descanso adecuado y disfrutar del festival académico.” 

Una vez que dije eso, Daniel y Raymond dieron una queja grosera. Los dos estaban a cargo de la cocina detrás de las cortinas. 

“¿Realmente esperas que trabajemos todo el tiempo?” 

“Entonces exigimos que hagas de este un trabajo a tiempo parcial.” 

En contraste, las chicas parecían tensas. 

“Angie, estoy nerviosa.” 

“Yo también soy inexperta en algo como atender una cafetería. Sin embargo, creo que será un poco divertido, así que—–” 

Cuando vi a las dos camareras aparentemente charlando divertidamente, la puerta se abrió y una campana instalada cerca de ella sonó. Mostré mi mejor sonrisa y me enfrenté al invitado. 

“Bienvenido a—–” 

“Angélica, has sido llamada por el comité ejecutivo.” 

Pensé que era un cliente, pero solo era un profesor ocupado quien estaba llamando a Angie.

Angie inclinó la cabeza. 

“¿Tienen negocios conmigo?” 

“Sí, dijeron que era urgente. Por favor dirígete pronto a la oficina principal.” 

Luego de dar el mensaje el profesor se fue. Angie estaba preocupada. 

“Lo siento. Me encargaré de este asunto rápidamente y volveré.” 

Habíamos establecido un estado de ánimo que tenía a todos contentos, y sin embargo ella fue llamada poco después. Qué lamentable debió ser para Angie. 

Livia apretó su puño. 

“¡Estaremos bien! ¡Haré lo mejor que pueda hasta que vuelvas, Angie!” 

De alguna manera ver la determinación de Livia la hacía parecer un poco divina.

Quería una fotografía de ella levantando sus manos en el aire para animar a todos. Más tarde le preguntaré a Luxon si puede hacer algo al respecto. 

Angie dejó escapar una sonrisa. Con esa sonrisa, ella comenzó a irse. 

“En ese caso, también haré todo lo posible para volver aquí lo más rápido que pueda. León, no hagas nada demasiado precipitado.” 

En este caso, ella quería que no les hiciese nada cruel a los clientes. De alguna manera había llegado a la conclusión de que iba a hacer eso. 

“¿No tienes fe en mí?” 

Angie se echó a reír. 

“Exageras demasiado rápido. Vuelvo enseguida.” 

Angie salió rápidamente del café. 

Livia se sorprendió de lo que vio más allá de la puerta. 

“¿E-Eh? León, puedo ver cómo se hace una fila.” 

Qué casualidad. También la podía ver. 

Había una larga fila que conducía hacia el aula vecina. 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

“Mi Reina, me preocuparé si dices algo tan absurdo.” 

La que se reunió con Angie mientras vestía un uniforme de sirvienta resultó ser Milaine, que parecía estar disfrutando del festival académico. 

Milaine se disculpó con Angie diciendo: “Mis disculpas”

“Sin embargo, por favor soporta con mi egoísmo por hoy. Para mí también fue muy difícil traerte hasta aquí y preguntarte esto. Se trata del Barón que has estado vigilando.” 

Al oír eso, Angie se quedó en silencio. Milaine abrazó a Angie mientras disfrutaba del ambiente del festival académico.

“¡Esta es mi primera vez en un festival académico! Además, hace mucho tiempo que no te veo con un vestido de sirvienta, Angie. Solo estoy acostumbrada a verte así ya que en el pasado estuviste estudiando bajo mí tutela.” 

“E-estoy muy agradecida por las muchas cosas que sucedieron en ese entonces.” 

Cuando Angie estudiaba en el palacio real, ella era prácticamente la asistente de Milaine. Sin embargo, ella cometió muchos errores en ese momento. 

En comparación a cómo ella era ahora en ese entonces no era más que una niña, por lo que tenía una personalidad feroz y muchos aspectos suyos eran muy extremos. 

(Recordar esos días es vergonzoso.)

Cuando era muy joven, no entendía el mundo, así que tomó la actitud equivocada y causó todo tipo de problemas para Milaine. Con sus recuerdos vergonzosos habiendo resurgido, Angie apartó su mirada de Milaine. 

Milaine parecía encantada de ver a Angie así. Dando a entender que la Reina se estaba burlando de ella. 

(No creo que toda mi vida alguna vez pueda ser rival para esta persona.)

Entonces, ella volvió su atención hacia su entorno. Los guardias de Milaine las vigilaban mientras se vestían como invitados, mezclándose con el festival académico. 

“En cualquier caso, la academia es increíble. Mi patria no tenía una.” 

Mientras que Milaine parecía estar divirtiéndose, Angie habló con ella. 

“¿Es así?” 

La Reina Milaine era una persona que originalmente venía de otro país, pero el matrimonio la llevó a permanecer en el país. Normalmente tendría una posición modesta, pero su ingenio le permitió obtener poder dentro del palacio real. El compromiso formal de Angie con Julián había sido gracias a la aprobación de Milaine. 

Milaine miró la cara de Angie.

“Parece que tu estado es mucho más pacífico de lo que fue en la ceremonia de otorgamiento del título. Definitivamente has mejorado.” 

(Parece que ella puede ver fácilmente la situación de otra persona. Qué persona más aterradora.)

Angie respondió mientras pensaba que ella no era rival para ese oponente. 

“Después de todo he estado disfrutando de mi vida estudiantil.” 

Milaine pensó un poco y luego hizo una pregunta. 

“¿Quizás podría ser a causa de León, con quien te reunirás después?” 

Angie se sonrojó un poco y respondió. 

“Ese no el caso. Dejando eso a un lado, ¿realmente vino de incógnito solo para conocer a León?” 

“Por supuesto que no. La degradación de Julián fue causada por su propia decisión, pero como su madre, me gustaría por lo menos decirle algunas palabras. También es un problema que haya elegido participar en el duelo tan rápidamente. Sin embargo, lo que no me agrada es lo que pasó. Fue tan cruel que no podía decir una palabra.” 

“Lo siento por mi representante.” 

Lo que hizo León durante el duelo fue tan cruel hasta el punto de que Angie se disculpó por ello. 

El había obligado a Julián y a los demás a ceder utilizando su poder abrumador, y para empeorar las cosas, llegó incluso a castigarlos. 

En ese momento, Julián era el príncipe heredero. Alguien que menospreciaba a una persona así mientras lo criticaba era algo que empeoraba la situación. Normalmente, algo así nunca sucedería. Si alguien hiciera eso por lo general recibiría un gran castigo. Sin embargo y por el contrario, León fue proclamado como el ganador y logró una gran hazaña. Pero, había algo más. 

(Parece que la Reina le está guardando un genuino rencor.)

Angie entendió que incluso si Milaine había tolerado las acciones de León frente al público, ella personalmente no podía perdonarlo. Después de todo, Julián era el hijo de Milaine. 

León le había dado una amarga experiencia a Julián. Y a pesar de ello, no había permitido que sus emociones la superaran. 

(Sin embargo, definitivamente es increíble. Es capaz de reprimir sus emociones hasta tal punto.)

Además, no cambia el hecho de lo generosa que era al perdonar a León frente al público. Esa era Milaine. 

“Dado que ha sido nombrado caballero del reino, de ahora en adelante también tendremos que asumir la responsabilidad de sus acciones. Eso es todo lo que voy a decir.” 

“Por favor, perdónalo por su lenguaje severo. León no puede evitarlo.” 

“Angie, te has vuelto amable. En el pasado, hablaba de cómo no escuchabas lo que dijera. ¿O tal vez el asunto con respecto a Julián todavía te está afectando?” 

“No puedo decir con certeza que no.” 

Al ver cómo seguía afectando a Angie, Milaine habló en tono amable. 

“Me disculpo como su madre. Lo siento, Angie. A fin de cuentas, me pregunto cómo se desvió ese chico del camino. Nunca tuvo ese tipo de comportamiento en el palacio real.” 

Milaine podría decir que cuando estaba en el palacio real, llegó a estar en guardia contra las mujeres que intentaban acercarse a él. 

“Según su Alteza, el aura de normalidad de un estudiante es agradable para él. También dijo que entendiéramos eso.” 

Milaine estaba preocupada cuando escuchó eso. 

“No puedo entender algo como la vida normal de los estudiantes. Después de todo nunca he estado en la academia. Sin embargo, según lo que escuché sobre la academia—–es un lugar cruel.” 

La crueldad a la que se refería Milaine era la actitud de las chicas. Las dos vieron a una chica peleando frente a un puesto.

“Espera, ¿esperas ganar dinero con algo como esto? Debería ser gratis.” 

“E-Eso va a ser un problema.” 

Las chicas salían de los puestos que dirigían los chicos sin pagar. Para empeorar las cosas, muchas de las chicas llevaban sus esclavos semi-humanos para obligarlos. 

Como alguien que venía de un país extranjero, esa era una visión muy extraña para Milaine. 

“Esto es realmente cruel…” 

“Qué vergüenza.” 

Las dos se dirigieron hacia la cafetería de León mientras miraban alrededor del festival académico. 

La expresión de Milaine se puso rígida al ver la cafetería. 

“Entonces, este es el lugar—–parece que a la cafetería vecina le está yendo muy bien.” 

Había una cafetería al lado que tenía una larga cola. En contraste, a pesar de que la cafetería de León tenía invitados, no había una fila. 

Angie estaba un poco confundida. 

(Tal vez podamos ver la exhibición de Su Alteza más tarde. No, espera, ya que estamos viajando de incógnito, ¿quizás sería mejor evitarlo? Su Alteza no podría calmarse si me viera con ella.)

Milaine agarró la mano de Angie. 

“Ahora, vamos y démosle algunos problemas a León. Tú también cooperarás, Angie.” 

“Err, um, hacerme cooperar es un poco irrazonable. Soy una camarera de este establecimiento.” 

“Estará bien. ¡Estará bien! Solo quéjate de que el té negro está tibio o algo así. Al menos haz que lo rehaga tres veces. Lo perdonaré después de eso.” 

Mientras Angie pensaba en que posiblemente ya hubiese suficientes invitados molestos, las dos entraron en la cafetería para encontrar una escena.

“¡El té negro esta tibio! ¡Hazlo de nuevo!” 

Le tiraron una taza a León, empapándolo de té. Su ropa estaba bastante maltratada y había rastros de otras sustancias en ella. En cualquier caso, se encontraba en una situación cruel. 

La expresión facial de León no era visible, ya que había agachado la cabeza. Parecía que Livia iba a llorar. 

“León, me encargaré de—–” 

Sin embargo, León detuvo a Livia con la mano, como si le dijera que retrocediera. Luego, se enfrentó a las estudiantes para disculparse. La otra parte era un grupo de estudiantes muy llamativas y sus seguidores. 

“Mis disculpas. Iré a preparar otro enseguida.” 

Después de decir eso, cuando León se agachó para recoger la taza quebrada, las chicas se levantaron y pisotearon la parte de atrás de su cabeza mientras sonreían. 

Daniel y Raymond miraban hacia abajo frustrados mientras observaban la situación desde la cocina. 

A pesar de tener un corazón frío, la academia era un ambiente especial donde las chicas tenían una posición dominante. Sabiendo eso, León no trató de mirarlas, ni intentó atraerlas. 

“Esto realmente es bueno. De todos modos, no vinimos aquí por las hojas de té, así que nos vamos. Ya que nos trajiste té y dulces tan poco apetitosos, no pagaremos, ¿ok? O mejor dicho, ¿no deberías ser tú quien nos pague?” 

La chica uso el tacón de su zapato de cuero y lo machacó en la nuca de León. Sus amigas y sus sirvientes exclusivos se rieron de él. 

Mientras León estaba siendo pisoteado, tomó una postura que era como si estuviera postrado. 

“La próxima vez por favor paguen.”

“¿Eh? ¿Cuánto dinero planeas estafarnos? ¡Incluso hay chicas que tuvieron que vender sus sirvientes exclusivos para pagar sus deudas! ¡Mete eso en tu cabeza!” 

En primer lugar, las deudas no eran responsabilidad de León, eran las circunstancias de las propias chicas las que las llevaron a vender a sus esclavos. 

En shock, Milaine ni siquiera podía dejar escapar una voz. Estaba demasiado sorprendida por la situación tan cruel. 

“¿Eh—–eh?”

Miró repetidamente a León y a Angie, deseando una explicación de lo que acababa de suceder. 

El cuerpo de Angie temblaba de ira. Dio un paso adelante y empujó a la chica que estaba pisoteando a León. 

“Espera, ¿qué crees que estás haciendo?” 

Cuando Angie la miró, la chica se tambaleó mientras que su sirviente exclusivo la sostenía.

León levantó la vista y Angie habló antes de que pudiera detenerla. 

“Esa es una actitud que no debería tener un cliente. ¿Qué les parece irse de aquí?” 

Cuando llegó Angie, las chicas en los alrededores estaban preocupadas, pero la chica que ella había empujado sonreía. No estaba asustada delante de Angie, la hija de un Duque.

“Bueno, si no es Angélica, con quien su Alteza Julián rompió su compromiso. ¿Qué pasa con ese atuendo? ¿No estás avergonzada de ello por ser la hija de una casa noble?” 

Angie resistió el impulso de chasquear su lengua. 

(Es la hija de una familia de Condes, ¿verdad? Además, alguien de una facción opuesta, que problemático.)

La hija del Conde no solo estaba siendo hostil hacia Angie, sino que era parte de una facción hostil. 

“¿Qué ocurre con esa expresión? ¿Acaso pensaste que te tendría miedo? ¡Qué engreída! En este momento, eres como—–”

Entonces, Livia se paró frente a Angie. 

“¡Por favor detén esto ya! ¡Primero eres cruel con León, y ahora con Angie—–vete de aquí!” 

Angie miró la cara de Livia. 

“Livia, tú—–” 

Sin embargo, una vena apareció en la frente de la otra chica. 

“¿—–No crees que te estás dejando llevar, insulsa plebeya?” 

“¿Eh?”

Livia retrocedió un paso ante esas palabras. 

“¿Crees que tu opinión importa? ¿Qué te da la tranquilidad de ser tan engreída? ¿Piensas que eres igual a una noble? ¿Crees que tienes el mismo estatus que nosotras solo porque eres la linda mascota de Angie?” 

“¿—–Mascota?”

Livia formo una mueca de asombro. 

Angie pensó en lo problemático que era ese asunto. 

“Es lo más lejos que llegaras. No seguiré tolerando tu actitud.” 

Sin embargo, la chica no guardó silencio. Continuó hablando sobre las ideas de Angie.

“¿Te acercaste a una plebeya porque tus amigas te abandonaron? Qué miserable para la hija de un Duque. ¿No dijiste algo durante una de las fiestas antes? Dijiste que los plebeyos eran solo números en una estadística. ¿No significa eso que realmente no te importan los plebeyos?” 

Livia se volvió lentamente hacia Angie. 

“Angie, tú—–” 

“N-No es lo que piensas. Yo—–” 

Tal vez pensando que ver a las dos en pánico era una graciosa imagen, la chica continuó…

“¡Los plebeyos no son personas! ¿No entiendes tu posición, ni un poco? Todo el mundo guarda silencio solo porque estás con una basura de caballero, que solo ha conseguido pequeñas hazañas, y la hija de un Duque. Gente como tú—–”

Entonces, una voz baja resonó dentro de la habitación. 

“Cierra ese agujero que llamas boca.” 

—–Fue león. 

La hija del Conde miró a León. 

“Pensar que tienes el descaro de ser engreído. ¿Sabes lo que significa hacerte enemigo de la familia de un Conde?” 

La chica hizo una señal con sus ojos hacia sus sirvientes exclusivos. Los sirvientes pisotearon la cabeza de León. 

“Hmph, qué engreído. Mi lady, parece que es necesario enseñarle a este hombre cierta disciplina.” 

Los sirvientes exclusivos se reunieron y miraron a León mientras sonreían. 

Mirando atentamente, Milaine levantó la voz mientras pensaba en lo que había sucedido hasta ahora. 

“¡Esto ha durado más de la cuenta! Ya no puedo mirar.” 

La atención de todos se concentró en Milaine, y la chica que había estado mirando a Angie enojada hizo una mueca de irritación. 

La expresión que mostro hacia Milaine no era la que alguien haría a la Reina de su país. 

“¿Cuál es tu problema, vieja?” 

“¿V-Vieja?"

Angie quería poner su mano sobre su cabeza. 

(¿Esta tonta no conoce el rostro de su propia Reina? Aunque, supongo que este no es realmente un lugar donde alguien esperaría que ella apareciera.)

A pesar de ser una hija de un Conde, el estatus de la chica era modesto. Ella era alguien que, por así decirlo, exageraba un poco su estatus. Sin embargo, ella, al contrario de León, no tenía obras con las que respaldarse. Por lo que al parecer era una chica que no entraría en el palacio real, no aprendía buenos modales a través de la instrucción y por tanto no conocía el rostro de Milaine.

Aunque Angie estaba a punto de advertirle a Milaine, la Reina lo soportó mientras su mejilla se contraía. 

“Voy a fingir que no escuché eso. Todas ustedes deben de pagar y luego irse. ¿No son todos estudiantes en la academia? No, en realidad, ¿¡no están todas avergonzadas como nobles!?” 

Las chicas en la cafetería se rieron desdeñosamente de las palabras de Milaine. No tenían la intención de detenerse frente a la persona ante ellas. 

“¿Eh? No te dejes llevar. ¿Sabes quién soy? Soy la hija del Conde de la casa Olfery. ¡Conoce tu posición! Que alguien eche a esta vieja.” 

Una vez que la chica ordenó a sus sirvientes exclusivos que lo hicieran, los semi-humanos rodearon a Milaine. 

Angie estaba llegando a los límites de su paciencia. 

“Todas ustedes. ¿Acaso no se dan cuenta de quién es—–?” 

Por lo cual, la cara de León entró en su campo de visión. 

Cuando este miró a Milaine y a Angie, su rostro se convirtió gradualmente en una sonrisa. Al principio se sorprendió, pero al darse cuenta de la situación, parecía que se iba a divertir. Su sonrisa, al igual que sus ojos formaron una media luna. Era como si estuviera proclamando que se iba a hacer justicia. 

(E-Esto no es bueno. ¿Por qué tuvo que ocurrir todo esto?)

Cuando Angie lo notó, León pateó a uno de los sirvientes que rodeaban a Milaine y envió su compañero a volar. León fortaleció su cuerpo usando magia y se lanzó a un ataque total, uno que podría herir incluso el robusto cuerpo de los semi-humanos. 

“¡Ten un buen vuelo, idiota~!” 

No solo los semi-humanos, incluso las chicas, Daniel y Raymond también estaban asombrados por su comportamiento. 

Livia mostro una expresión que parecía como si ya no supiera lo que estaba pasando. 

Daniel grito.

“¿¡E-Eres un idiota!? Si pones una mano en el sirviente exclusivo de alguien...” 

“¡Está bien! Todos ustedes deberían estar encantados. ¡Es hora de que comience la verdadera diversión!” 

Normalmente, la razón por la que los chicos no atacarían a los sirvientes era porque las chicas comenzarían a odiarlos. Sólo por esa razón. De esa manera los sirvientes exclusivos estaban protegidos. 

Sin embargo, en esta situación, León tenía una excusa para actuar como lo estaba haciendo. 

León conocía el rostro de la Reina. Vio el rostro de Milaine, la Reina, cuando pasó por la ceremonia de otorgamiento del título. Además, después de considerar el hecho de que estaba junto a Angie, él estaba convencido de que ella era la Reina.

“¡Váyanse al infierno!” 

León giró ambas manos hacia abajo, como un martillo, sobre otro semi-humano, empujando a su víctima sobre el duro suelo. Parecía que él no tenía una onza de misericordia. 

El siguiente semi-humano que intentó someterlo fue arrojado de manera similar al suelo. León había golpeado a tres personas en un instante, y luego apareció frente a Milaine, como para protegerla. 

“¡Sirvientes, deténganse! ¡Sepan quién es la persona a la que se están enfrentando! ¡Ella es la Reina del Reino Holfault—–Milaine! ¡Inclínense ante ella!” 

Esta vez era León el que sonreía hacia la hija del Conde, quien lo había pisoteado, y las otras. Había revelado la verdadera identidad de Milaine. 

Milaine estaba desconcertada. 

“¿Eh? ¿Qué? ¿Cómo?” 

Al ver lo preocupada que parecía Milaine, Angie se cubrió la cara con ambas manos.

“León—–tenías que decirlo.”

Él había arruinado sus intenciones de visitar de incógnito. Había golpeado a los sirvientes por la Reina, y luego trató de hacer que las chicas se inclinaran. 

León intimidó aun mas a las chicas. 

“¡Todos ustedes, prepárense! ¡Tendrán que aceptar su castigo y compensar el hecho de haber levantado sus manos contra la Reina! ¡No pienses que no sufrirás consecuencias solo porque eres la hija de un Conde!” 

Habiendo usado a la Reina como un pretexto para sus acciones, León se rio a carcajadas. 

Las chicas se quedaron quietas y no se movieron mientras sus bocas seguían abriéndose y cerrándose. Sus caras palidecieron. 

Milaine agarró el brazo de León. 

“León, espera. Estaba viajando de incógnito. ¡No puedo causar un alboroto en un lugar como este! Así que cálmate. Después de todo eres un buen chico. ¿Cierto?” 

Era un espectáculo extraño ver a una Milaine agitada tratando de calmar a León. 

Sin embargo, León no la escuchó. Sus ojos transmitían entusiasmo, tal vez por la emoción. 

“Le dejaré la decisión, mi Reina. Yo, León, estoy listo para tomar la iniciativa cuando sea el momento de castigar a estas personas. ¡De sus órdenes! ¡Tal vez podría matar a toda su familia para cortar el problema de raíz! ¡Espero su decreto! ¡Yo, León Fou Baltfault, haré mi mejor esfuerzo para derrotar a sus oponentes! ¡Para destruirlos, eliminarlos!” 

“¡Dije que es suficiente!” 

Milaine tenía los ojos llenos de lagrimas. 

Angie suspiró. 

(Está bastante entusiasmado con esto. Con esto ya me puedo imaginar lo que ha pasado hasta ahora.)

Muchas de las chicas en la cafetería que intentaron acosar a León ahora temblaban mientras miraban hacia abajo. 

La ropa de León estaba hecha jirones. Había señales de que había sido arrojado al suelo muchas veces, y la parte superior de la mesa también estaba bastante sucia. Había una montaña de porcelana rota en el bote de basura. Era obvio que estaban en la cafetería para vengarse de León. 

Milaine había planeado hacer algo similar, pero ella no sabía que las chicas en la academia ya estaban yendo más allá de lo que se proponía hacer, y se sintió sorprendida por ello. 

León dio una carcajada cuando apareció una excusa para golpear a las chicas. 

“¡La justicia prevalecerá! ¡Pisotearé sus casas con mi Arroganz!” 

Milaine se aferró a León con los ojos llorosos. 

“Te lo ruego, para. ¡Estaba equivocada, perdóname!” 

Livia agachó la cabeza y puso una cara de llanto debido a la situación demasiado intensa. 

Además, Daniel y Raymond habían salido de la cocina y habían atado a los sirvientes mientras ambos estaban sonriendo. 

“Intentaron herir a la Reina. Eso es un rotundo no.” 

“Un no definitivo. Es como lo que dijo León, ¿verdad? La justicia prevalecerá.” 

Los dos sonrieron mientras pensaban en lo que deberían hacer con los sirvientes exclusivos que normalmente despreciaban a los chicos. 

(Esto se está saliendo de control—–Necesito la ayuda de alguien.) 

Angie no sabía cómo podía resolver la situación por sí misma y estaba a punto de pedirle ayuda a otra persona. Entonces, ella miró la cara de Livia y esta también agachó la cabeza. 

(¿Cómo debo hablarle a Livia? Después de lo que dijeron, hice que Livia—–)


Comentarios del capítulo: (0)