Swordmaster’s Youngest Son

Autor: 황제펭귄

SkyNovels


smys-capitulo-00
SMYS - Capitulo 00
28492
0

Prólogo

Traductor: KazutoAC

KAZUTO TRANSLATIONS

Capítulo 0 - Prólogo

Jin Runcandel a menudo tenía este pensamiento.

¿Estoy destinado al fracaso?

Este joven lleno de potencial aún no había cumplido los treinta. Él no siempre tuvo esta creencia en mente mientras crecía. Hubo un tiempo en el que tenía metas ambiciosas y grandes sueños como cualquier otra persona.

Por ejemplo, uno de esos casos fue el día en que sostuvo una espada por primera vez como el hijo más joven del Clan Runcandel.

Durante su infancia, Jin creía que su futuro tenía gran éxito, honor y fama, al igual que su padre y sus hermanos.

Sin embargo, Jin no tenía talento.

Durante generaciones, los miembros del Clan Runcandel se convirtieron en caballeros de 1 estrella a la edad de 13 años. En la larga historia de la familia que superó los 1000 años, no hubo un solo niño que no hubiera podido convertirse en un caballero de 1 estrella antes de cumplir los 14.

Un Runcandel promedio se convertiría en un caballero de 3 estrellas a la edad de 16 años, y luego viajaría por el mundo después de convertirse en un caballero de 5 estrellas antes de cumplir 20 años.

Pero Jin tenía 25 años cuando se convirtió en un caballero de 1 estrella.

Incluso un payaso sin ningún talento en absoluto podría lograr esta hazaña, siempre que se esforzara lo suficiente.

Debido a que habían visto los notables esfuerzos de Jin, sus hermanos lo desterraron sin matarlo. 

“Pero no es que no tuviera ningún talento. No fue eso en absoluto..."

Después de dejar a su familia, Jin se sorprendió al saber que su talento se encontraba dentro de un campo diferente al de la espada.

La Magia.

Jin era extremadamente talentoso en magia.

Mientras deambulaba sin rumbo fijo, accidentalmente se convirtió en discípulo de un mago, y dentro de los 3 años de entrenamiento, el Dios de las Sombras le ofreció un contrato.

Él estaba en un camino sólido para convertirse en el gran mago de su época. El Dios de las Sombras 'Solderet' era un ser que todos los magos anhelaban.

Por otra parte, Jin se enteró de que también estaba dotado con la espada de Solderet.

[Contratista, parece que alguien le guarda rencor desde su niñez. No has podido utilizar todo tu potencial debido a una maldición trivial. Esa podría haber sido la razón por la que estaba tan cautivado por ti.]

“Algo trivial.”

Así fue como Solderet describió la maldición que ha estado reprimiendo los talentos de Jin. Un mago de 9 estrellas fue la causa de la maldición en cuestión, que se llamó la "Ilusión de cuchillas".

No hace falta decir que Jin no sabía que había sido maldecido hasta que Solderet le informó.

Solderet disipó fácilmente la maldición que había estado atormentando a Jin. Las cadenas de color rojo sangre ocultos dentro del cuerpo de Jin fueron absorbidas por las sombras. 

[Ahora puedes convertirte en un espadachín mágico incomparable, Contratista. Te voy a estar observando con entusiasmo.]

Eso era cierto.

Siguiendo las palabras de Solderet, Jin recogió la espada que una vez había tirado. Con cada swing, estaba alcanzando nuevos niveles de dominio.

El mayor fracaso de la historia de los Runcandel, Jin Runcandel, ya no existía.

En una mano, magia.

En el otro, una espada.

En 10 años, se volvería tan poderoso que no tendría que esconderse de su clan, la familia que lo había dejado a un lado. Todo lo que quedaba por hacer era convertirse en el espadachín mágico más fuerte de la historia y gobernar el mundo. 

"Parece que realmente estoy destinado al fracaso."

¡Toser!

Jin escupió una bocanada de sangre. Sangraba por todas partes, incluidos los ojos, la nariz y los oídos.

La muerte se cernía sobre él.

Ni siquiera había tenido la oportunidad de utilizar su magia o el poder de Solderet.

Tres caballeros de 9 estrellas habían atacado la capital del Reino de Akin de improviso, y Jin había recibido una herida mortal durante su alboroto mientras dormía.

….. Mientras dormía.

Un solo caballero de 9 estrellas podría arrasar una nación del tamaño del Reino de Akin en medio día. Y dado que tres de ellos habían asaltado la ciudad capital, no había nada que Jin pudiera haber hecho.

Ni siquiera pudo reaccionar porque acababa de terminar de entrenar y se había quedado dormido por el agotamiento.

Qué muerte tan ridícula tuvo. Quería gritar de locura por lo absurdo, pero todo lo que escapó de su boca llena de sangre fue una risa delirante.

Estaba a las puertas de la muerte y nadie estaba a su lado.

Ni su maestro que se preocupaba por él, ni sus hermanos y familiares que lo habían dejado de lado, ni a una sola persona.

Incluso Solderet mostró ninguna respuesta. 

"¿Por qué... por qué los cielos se molestaron en darme una oportunidad solo para quitármela de inmediato?"

Y así, Jin Runcandel cerró los ojos.

Mientras que él no tenía ningún sentimiento persistente, tenía muchos remordimientos sobre su vida.


Comentarios del capítulo: (6)


F

0

Fx2

0

Fx3 espero por lo que le sigue. Gracias por el cap :3

0

smys-capitulo-01
SMYS - Capitulo 01
28497
1

La superstición de los Runcandel

Traductor: KazutoAC

KAZUTO TRANSLATIONS

Capítulo 1 - La superstición de los Runcandel

Waaah, uwaaah.

"¿Es normal escuchar el llanto de un bebé mientras uno se muere...?"

Jin pensó para sí mismo.

¿Estaba teniendo alucinaciones auditivas por la pérdida de sangre? ¿O era el hijo del vecino estaba llorando por el ataque de los caballeros de 9 estrellas?

Si fuera lo último, entonces fue desafortunado. El Reino de Akin caería hoy, por lo que no había forma de que un recién nacido pudiera sobrevivir a la destrucción. 

"Me encantaría salvarlo, pero no estoy en condiciones de ayudar a los demás. Mi cuerpo fue cortado por la mitad. Espero renacer en un mundo dichoso en lugar de uno miserable."

¡Waaaaaaah!

El llanto se hacía cada vez más fuerte. No le sorprendería si el bebé se muriera de asfixia por llorar a todo pulmón. 

"Qué muerte más patética. Ni siquiera pude salvar a un bebé frente a mí."

Su visión se llenó de oscuridad.

No había señales de que el bebé se detuviera. Mientras soportaba la vergüenza y escuchaba impotente, Jin se preguntó por qué no estaba muerto todavía.

No solo había recibido innumerables heridas mortales, su cuerpo había sido cortado en dos por la cintura. No había forma de que hubiera sobrevivido otros 10 segundos. Sin embargo, los lamentos nunca cesaron ... 

"¡Espera, el sonido viene de mi cuerpo!"

No podía entender lo que estaba pasando.

Jin fue el que soltaba esos gritos.

Hoy fue el 9 de septiembre de 1780.

El hijo más joven del clan de Maestros de Espadas, Jin Runcandel, Había nacido.

◆◆◆◆

Han pasado 100 días desde su renacimiento.

Jin ahora podía gatear hábilmente y no tenía más remedio que aceptar la verdad que se desplegaba ante él.

Había vuelto a nacer después de su muerte. No había otra explicación. Y no había forma de que pudiera explicárselo a los demás, ya que apenas podía formar palabras. 

"E incluso si le digo a la gente después de los 5 años, nadie creería que tengo 28 años de recuerdos en mi cabeza."

Simplemente lo descartarían como una broma o un engaño de un niño.

Si mencionara la historia detallada o los secretos de la familia, algunas personas podrían creerle. Sin embargo, las posibilidades de que lo trataran como un niño maldito eran extremadamente altas.

Por lo tanto, una vez más, Jin estaba destinado a vivir como el hijo más joven del terrible Clan Runcandel.

¡El niño más pequeño del Clan Runcandel!

Fue un privilegio increíble.

La mayoría de las personas que viven en el mundo considerarían haber nacido como el hijo más joven de los Runcandel como una bendición extraordinaria.

Sin embargo, Jin estaba en una pérdida. 

"Hubiera preferido volver a nacer en una familia normal."

En ese escenario, no le habría llevado 100 días aceptar la verdad sobre su situación.

Él volvió a nacer en la misma familia, como el mismo niño, el mismo día de su vida pasada. En otras palabras, lo más probable es que tuviera los mismos talentos que su vida anterior.

Habilidad con la espada y con la magia.

Sin embargo, los Runcandel odiaban la magia. El Clan Zipfel, el clan de magos, era el mayor enemigo de los Runcandel. 

"El hijo menor de los Runcandel otra vez. Me pregunto si la maldición que Solderet disipó todavía está sobre mí. ¿Cómo debería huir de esta familia y aprender magia esta vez?"

No había forma de que pudiera aprender magia sin salir de la Casa Runcandel.

Si la maldición que Solderet había disipado lo afectaba de nuevo, tampoco podría aprender a manejar la espada.

Mientras reflexionaba profundamente, los ojos de Jin comenzaron a cerrarse lentamente.

Su cuerpo no podía obedecer a su mente y resistir sus necesidades naturales. Y así, cayó en un sueño profundo.

◆◆◆◆

Ha pasado 1 año desde su renacimiento.

El tiempo corría lentamente, un día a la vez.

Jin estaba harto de pensar ahora en planes para el futuro. Su cuerpo nunca pudo resistir la tentación de una siesta, y estaba muerto de aburrimiento de vivir como un bebé incapaz de expresarse. 

"¡Quiero crecer más rápido! ¡Esto es tan frustrante! ¡No puedo hacer nada como estoy ahora! "

Todo lo que podía hacer fue beber leche de un biberón y quedarse dormido cuando llegara el momento. Y cada vez que hacía sus necesidades en pañales, Gilly, su niñera, venía a reemplazarlos. Fue una experiencia extremadamente vergonzosa para Jin, que tenía la mente de un hombre adulto.
Eso fue toda su agenda diaria durante todo el año.

Paso, Paso.

Cierta mujer entró en la habitación de Jin. Ella era la dueña de la casa, Rosa Runcandel.

Ella tenía el cabello de color ébano y una mirada penetrante que adornaba su nariz recta y puntiaguda. A pesar de su encanto seductor, parecía bastante astuta y abrumadora, lo que le valió el apodo de "Pantera Negra" por parte de los demás. 

"¿Se han terminado los preparativos, Gilly?" 

"Por supuesto, señora. Hoy es el día en que el joven maestro 'selecciona', así que he prestado especial atención a todo." 

"Bien. Entonces vayamos de inmediato."

Jin se dio cuenta de que hoy era su cumpleaños por su conversación.

Los hijos de la familia Runcandel pasan por un cierto ritual llamado "Selección" en su primer cumpleaños.

Era un ritual en el que los adultos colocaban docenas de artículos en el suelo e hicieron que el bebé se arrastrara hacia uno de ellos y agarrara el artículo.

Había una superstición de que cuando el niño "seleccionaba" un elemento, el elemento sería una representación del futuro y el destino del niño. Curiosamente, los Runcandel estaban obsesionados con esta superstición.

Rosa recogió a Jin y se trasladó al salón central del castillo.

En el centro del salón había un hombre con los brazos cruzados.

Era el padre de Jin, el caballero más fuerte de la era actual, Cyron Runcandel. 

"Padre."

Era la primera vez que Jin veía a su padre después de su renacimiento. Habiendo llegado al Reino Semidiós, Cyron rara vez estaba presente en el castillo.

Siempre estaba ausente librando guerras o entrenando en algún lugar remoto. 

"Y mis hermanos..."

Sus 12 hermanos también estuvieron presentes.

Si bien habían tratado a Jin como un insecto debilucho e inútil en su vida pasada, aún no habían cometido tales actos. Todos esperaban a Jin con amplias sonrisas en sus rostros.

Al recordar el sufrimiento por el que había pasado a causa de ellos, su pecho comenzó a sentirse estrecho. 

"Rosa, baja a Jin".

Su madre siguió las instrucciones de su padre. Cuando sus extremidades alcanzaron el frío suelo de mármol, un ligero escalofrío sacudió su cuerpo.
A dos metros de él se encuentran los artículos para el ritual de Selección.

Pudo ver un libro, dos monedas, un solo grano de arroz, junto con más de veinte tipos diferentes de espadas empaladas el piso del pasillo.
Jin solo tuvo que elegir un elemento entre todos estos. 

"Esto es una locura. No podía recordar el ritual de mi vida pasada porque era demasiado joven en ese entonces, pero ahora que lo veo en persona, es una locura. ¿De verdad planean hacer que un bebé se arrastre a través de innumerables espadas y agarre una por la hoja?"

En su vida pasada, Jin había elegido una espada. Dado que el libro, las monedas y el grano de arroz estaban escondidos entre las innumerables espadas, no fue una sorpresa que todos los niños de Runcandel hubieran seleccionado las armas. 

"Ahora, elige uno de ellos, hijo."

Los miembros de la familia Runcandel vieron a Jin gatear con gran anticipación.
Todos tenían curiosidad por ver qué espada elegiría el niño más pequeño. Ya sean espadas gemelas, una gran espada, una espada larga o una completamente diferente.

Cuando las miradas tensas se enfocaron en Jin, comenzó a arrastrarse hacia la espada que había seleccionado anteriormente.

La gente de todo el mundo probablemente no tenía idea de que los renombrados Runcandel hacían que sus hijos pasaran por un ritual tan ridículo cada vez.

Ugh. Jin estaba frustrado por no poder avanzar más rápido. Gatear estaba tomando tanto tiempo y tanta energía. 

"La espada que elegí inconscientemente en el pasado fue un gran inconveniente, pero esta vez, seleccionaré intencionalmente esa misma espada".

Badump. Badump. Podía sentir su pequeño corazón latiendo con poder.

Las armas se plantaron en círculo. El artículo que Jin quería estaba en el medio.

Mientras rodaba y gateaba, Jin pasó por la espada más cercana a él. Los ojos de todos los observadores en la sala se agrandaron.

Incluso si el niño fuera del famoso clan de maestros de la espada, los bebés casi siempre seleccionarían el elemento más cercano a ellos.

Sin embargo, Jin estaba zigzagueando a través del bosque de espadas, y los demás no pudieron evitar tragar saliva con cada uno de sus movimientos.

Todos estaban pensando lo mismo. 

"¿Podría estar... yendo por esa espada?"

Jin continuó desviándose a través de las espadas mientras las cejas de los rostros congelados de Cyron y Rosa comenzaron a temblar en respuesta a cada espada que rozaba. 

“Gah gah!”

Jin finalmente había elegido su espada. La sangre comenzó a gotear por los dedos que tocaban la hoja.

Las miradas de todos se movieron lentamente del bebé hacia la espada en cuestión, y las mandíbulas de los hermanos cayeron instantáneamente.
Todos creían que Jin había elegido casualmente esa espada, pero la verdad no podía ser más diferente. Se había arrastrado como un loco para alcanzar esta arma específica. Terminó agotando toda su energía, ya que controlar el cuerpo de un niño de 1 año no era sencillo, ni siquiera con la mente de un adulto. 

"Arrastrarme todo el camino hasta aquí intencionalmente fue tan agotador, entonces, ¿Cómo diablos elegí accidentalmente esta espada en mi vida anterior...?"

Su mano estaba tocando a Barisada.

Ese era el nombre de la espada y era el emblema del clan.

Durante muchas generaciones, esta espada solo pudo ser empuñada por los patriarcas Runcandel. Para ser más específicos, los patriarcas que habían sido reconocidos y aceptados por todos los miembros del Clan Runcandel.

El número de veces que Barisada ha sido "seleccionado" durante el ritual en la historia de Runcandel podría contarse con una mano.

Y cada niño que había elegido a Barisada creció hasta convertirse en el patriarca de la casa Runcandel. Todos los niños excepto el Jin Runcandel de su primera vida. 

"Jin eligió la espada del Fundador."

Cyron habló en tono solemne.

Algunas personas estaban vitoreando de alegría, y otras estaban haciendo todo lo posible por ocultar su disgusto.

De eso se trataba la superstición de Runcandel. 

“El ritual ha terminado. Y llevar a Jin al Castillo de la Tormenta."


Comentarios del capítulo: (2)


Gracias por el cap :3

0

grax por el capitulo.

0