smys-capitulo-19
SMYS - Capitulo 19
32609
19

¿Qué es incluso el ojo de la mente? (2)

Traductor: KazutoAC

KAZUTO TRANSLATIONS

Capítulo 19 – ¿Qué es incluso el Ojo de la Mente? (2)

«¿Qué es incluso el ojo de la mente?»

Cada vez que terminaba su entrenamiento con Luna, Jin nunca dejaba de hacerse esta pregunta. Continuó reflexionando sobre esto durante días y semanas desde el inicio del entrenamiento, por lo que le dolía la cabeza y la frustración crecía en su interior.

Esta vez, su preocupación duró hasta el día siguiente.

El entrenamiento de Luna definitivamente tuvo algún tipo de efecto y objetivo. No había forma de que el famoso "genio entre genios" le hiciera practicar tanto sin motivo alguno. 

«Hm, mi cuerpo se siente pesado. Debe ser porque pasé toda la noche haciéndome esa pregunta. Refresquemos mi cabeza durante el entrenamiento matutino y dejemos de preocuparnos por un tiempo.»

«¿La hermana mayor Luna también hizo el mismo entrenamiento que le estaba ordenando a Jin cuando tenía 14 años?» Mientras se dirigía al campo de entrenamiento de Garon, Jin pensó en el pasado de su primera hermana.

Como estaban separados por 19 años, él no había visto su crecimiento y desarrollo. Pero había escuchado que durante su pubertad, ella era una niña bastante problemática. 

«De cualquier manera, la hermana mayor debe estar obligándome a hacer este entrenamiento porque cree que puedo descubrir el significado y el objetivo detrás de él.»

◆◆◆◆

7 AM.

Los cadetes guardianes se estaban reuniendo en el campo de entrenamiento. Hoy estarían haciendo sparring, por lo que había un estado de ánimo extraño entre todos.

Los resultados de los encuentros fueron muy importantes para sus puntuaciones y evaluaciones generales.

Y tener puntuaciones más altas les otorgaría mayores salarios y la posibilidad de convertirse en un caballero guardián con un trato especial. No era de extrañar que los cadetes estuvieran nerviosos. 

«Qué atmósfera tan pesada y competitiva. Sus miradas muestran que no dudarían en vencer a cualquier oponente medio muerto. En cuanto a Bellop… SUSPIRO

Jin dirigió su atención a la esquina, donde Bellop estaba cuclillas.

Como era de esperar, el niño cobarde miraba a su alrededor con ojos nerviosos. Le recordó a Jin a una pequeña presa que apenas había escapado de su depredador y se había escondido en un pequeño agujero. 

«¿Qué diablos le pasa? En realidad, ¿Cómo diablos pasó el examen para convertirse en un cadete guardián?»

Después de aprobar el examen, Bellop probablemente debe haber sido llamado "genio" por muchos fuera del Jardín de Espadas. Entonces Jin no podía entender la razón detrás de su timidez. 

«Hm... Puede ser que alguna vez creyó que era un genio, pero descubrió que había genios mucho mejores y más fuertes que él aquí, lo que le hizo perder la confianza. ¿O simplemente nació de esta manera…?»

Cuando sus pensamientos llegaron a ese punto, Jin negó con la cabeza. 

«Ya estoy lo suficientemente ocupado pensando en el significado del entrenamiento de la hermana mayor. No tengo el tiempo ni la energía para averiguar cuál es su trato. ¡Sólo debo hacerlo de modo que no quede expulsado, lo que debería ser más que suficiente!»

Garon llegó al campo de entrenamiento y los cadetes inmediatamente se pusieron en fila. Después de un simple calentamiento y ejercicio físico, Garon anunció el orden de los encuentros y el horario. 

“¡Habrá tres rondas de encuentros! Cambiarás de oponente cada vez. Y los diez ganadores más notables podrán desafiar al joven maestro Jin uno a la vez."

"¡Sí, Instructor!"

No había un solo cadete en la clase de Garon que pudiera derrotar a Jin. Por lo tanto, cada vez que había una sesión de sparring, Jin peleaba varios duelos más que los demás. 

"Garon, ¿Cuándo podré pasar a la clase de entrenamiento intermedio?"

A partir de la clase de entrenamiento intermedio, el instructor era un caballero veterano del clan en lugar de un instructor invitado como Garon. Además, durante las lecciones, a los estudiantes se les permitió usar aura y espadas reales, lo que todavía estaba prohibido en la clase de principiantes.

Jin ahora quería pasar a la siguiente etapa. 

"Madame Rosa declaró que, si el joven maestro Jin gana contra diez oponentes hoy, se le permitirá unirse a la clase intermedia a principios del próximo año." 

"¿Es eso cierto?"

Si bien la historia hasta ahora los había menospreciado, todavía eran cadetes guardianes del Clan Runcandel.

Fueron los diez mejores cadetes que ganaron sus otros encuentros para arrancar. Enfrentar a los diez consecutivamente no sería tan fácil para Jin.

Los cadetes Runcandel estaban en un nivel completamente diferente en comparación con los cadetes de las academias de esgrima y los aprendices mercenarios de otras naciones. 

¡Edington, Mark! Ustedes serán el primero. ¡Prepárense!"

Dos chicos con expresiones decididas se enfrentaron en el centro del campo de entrenamiento. Una vez que llegó la señal de Garon, comenzó el combate. Jin observó sus movimientos sin mucha preocupación. 

«Todo el mundo lo está haciendo bastante bien.»

Sus movimientos eran flexibles y ágiles, pero poderosos. A pesar de verse nerviosos, estaban calculando con calma sus acciones y escaneando a sus oponentes. No en vano eran cadetes Runcandel.

¡Swoosh, swoosh! 

Aunque empuñaban espadas de madera, cada oscilación estaba cortando el viento. Incluso con la falta de bordes afilados, un golpe limpio aplastaría por completo la cabeza de un humano común. 

"Urgh!”

¡Crack! 

El chico llamado Edington aterrizó su espada de madera en el flanco de su oponente. Cuando resonó el sonido de una costilla rompiéndose, Mark se agachó en el lugar y tembló de dolor.

El equipo médico de los Runcandel, —que estaba esperando a un lado del campo de entrenamiento— colocó al niño herido en una camilla. 

"Ganador, Edington. Tómese un descanso allí y permanezca en espera. Los siguientes son Phils y Sierra..."

Y así, siguieron nueve partidos. El décimo fue entre Bellop y una chica llamada Mesa Milkano.

Jin prestó mucha atención al encuentro de Bellop. 

«Bellop parece estar centrado en la defensa como de costumbre.»

Por otro lado, Mesa lo atacaba sin piedad. Como una de las mejores cadetes de la clase de entrenamiento para principiantes, su fuerza era evidente.

Pero Jin estaba acostumbrado a esta vista. No era la primera vez que veía uno de los encuentros de Bellop. 

"¡Lucha contra mí, Bellop Schmitz! ¡Deja de correr y pelea conmigo como un hombre!"

Mesa lanzaba provocaciones mientras agitaba salvajemente su espada de madera.

De repente, Jin notó que los movimientos de Bellop eran "mejores de lo esperado"... Entonces se dio cuenta de que era el resultado del desarrollo de sus "ojos". 

«Bellop, ese idiota. No solo está siendo rechazado. ¡Se lo está poniendo fácil!»

Jin se levantó instintivamente.

Parecía que Bellop apenas estaba bloqueando los ataques de Mesa en el último momento, pero Jin pudo ver que los movimientos de Bellop eran algo relajados. 

«Durante este intercambio, donde sus espadas chocaron veinte veces, Bellop tuvo la oportunidad de contraatacar tres veces. Tampoco fueron por casualidad. Bellop guio sus movimientos para crear esas oportunidades él mismo. ¿Entonces por qué?»

«¿Por qué no se defiende?»

Mientras Jin se devanaba los sesos, los otros cadetes estaban esperando a que Mesa diera el golpe final.

Ellos no creían que hubiera nada que aprender de una batalla tan unilateral, especialmente porque Bellop estaba en el lado receptor. 

«¿…Podría ser…?»

Jin observó de nuevo a Bellop con atención. Analizó cómo Bellop evitó y paró los ataques, junto con su expresión.

En general, no se veía bien. Sus ojos nerviosos mostraban dolor y su mandíbula apretada mostraba cómo quería salir de esta situación lo antes posible.

Sin embargo, sus movimientos fueron mucho mejores que los de Mesa. Si bien parecía que lo estaban rechazando, sus acciones fueron despreocupadas a veces. Mientras lo deseara, podía darle la vuelta a ella en cualquier momento.

No obstante, no contraatacó, una discrepancia que confundió a Jin.

Aparte del chico Runcandel, los demás eran completamente ajenos a las acciones de Bellop.

Pronto, Jin descubrió el origen de esta discrepancia. 

«No tiene miedo de que lo golpeen o sienta dolor.»

No había ninguna razón para que un humano sintiera miedo debido a otro ser que obviamente era "más débil" que ellos. Y desde la perspectiva de Jin, Bellop era más fuerte que Mesa. 

«Está preocupado por lastimar a su oponente. Por eso está siendo tan pasivo en esta pelea.»

Aparte de eso, no había otra forma de explicar este extraño combate. 

«Conociendo su personalidad, no se confía demasiado en sus habilidades y no se muestra fácil con ella a propósito. Simplemente no sabe qué hacer, y solo puede defenderse sin atacar, lo que terminó pareciendo que se lo está poniendo fácil.»

Cuando los pensamientos de Jin llegaron a una conclusión, la espada de madera de Bellop fue apuñalada en el suelo. Mesa inmediatamente voló hacia adelante y lo golpeó en la barbilla con la rodilla. 

"Alto. Ganador, Mesa. Espera allí."

"Sí, Instructor."

Estos encuentros continuaron durante otras dos horas, y finalmente fue el turno de Jin. Entre los 24 ganadores, Garon seleccionó los 10 primeros. 

"Por favor prepárate, joven maestro." 

"Bien."

Mientras Jin estaba en el centro del campo de entrenamiento, los ojos de los cadetes brillaron. Era el hijo menor del Runcandel al que tendrían que servir, y un monstruo extremadamente hábil.

Según los cadetes, poder presenciar las habilidades de Jin fue lo más destacado de las sesiones de combate. 

"Edington, Sierra, David, Mesa... Te enfrentarás al joven maestro Jin en ese orden."

Jin agarró su espada de madera y se enfrentó a su primer oponente. 

«Hm, entonces necesito derrotar a diez cadetes.»

Su puntaje más alto hasta ahora fue ocho.

Al aumentar ese número en dos, se le permitiría asistir a las clases intermedias que sus hermanos estaban tomando para el próximo año.

Si esto fuera una verdadera batalla a muerte en lugar de un combate, fácilmente podría derribar a veinte de ellos sin dudarlo... Pero durante un combate, no podría usar el poder espiritual y la magia.

Solo podía usar la pura habilidad con la espada para ganar. Además, no podía matar a sus oponentes. 

«Incluso los idiotas Tona entraron en la clase intermedia el año pasado.»

No hace falta decir que los gemelos ingresaron a la clase intermedia más rápido que Jin, no porque fueran más hábiles que él.

Si bien podían dominar a Jin cuando llegó por primera vez al Jardín de Espadas, su hermano menor podría convertirlos fácilmente en harapos durante los entrenamientos un año después. Sin embargo, salieron con sus otros hermanos en 'comisiones' y lograron logros, lo que les permitió avanzar a la clase intermedia.

Además, Jin creía que todavía había algunas cosas más que podía aprender de la clase para principiantes hasta hace poco. Y habiendo visto a través de los movimientos de Bellop hoy, Jin se dio cuenta de que había tomado la decisión correcta de quedarse un poco más. 

"Si me lo permites, Joven Maestro Jin." 

"Sí, Edington. Estaré a tu cuidado."

¡Swoosh! 

Edington se lanzó hacia Jin y blandió su espada de madera. Un ataque sorpresa. Había calculado que, si no tomaba el control del duelo desde el principio, nunca ganaría contra Jin.

Sin embargo, eso fue un mal movimiento.

Mientras observaba la espada de madera volar hacia su pecho, Jin se empujó hacia adelante en lugar de esquivarla. Pero en el último momento, se hizo a un lado, pisoteó el pie de Edington y blandió su espada hacia el cuello de su oponente.

Sea como fuere, Edington no se había convertido en un cadete guardián de Runcandel por pura suerte. Giró su cuerpo por reflejo y evitó el ataque de Jin. 

“¡Urgh!” 

Pero no fue una evasión perfecta. La espada de Jin golpeó la oreja de Edington en lugar de su cuello antes de cortar el aire detrás. 

«Fallé, pero no estuvo mal.»

Después de haber puesto cierta distancia entre ellos, Edington apretó su espada con fuerza. Pero debido a la lesión, sus tímpanos zumbaban y su sentido del equilibrio empeoró por un momento.

Si Jin se enfrentara a un solo oponente, podría haber esperado para que Edington se recuperara.

Pero tenía otros nueve encuentros para pelear. Jin apareció de repente ante Edington y puso fin al primer duelo.

Como había perdido el sentido del equilibrio, Jin podía derrotar fácilmente a Edington sin lastimarlo demasiado. 

"... Es mi pérdida, joven maestro." 

“Buen juego, Edington Wez. Haga que el equipo médico le revise la oreja." 

"Si, muchas gracias." 

“¡El siguiente, Sierra! Empiece el combate de inmediato."

Con el grito de Garon, se inició el segundo duelo. 

"Estaré a tu cuidado, joven maestro Jin." 

“Del mismo modo, Sierra Camaro.”

La segunda pelea no terminó tan rápido como lo hizo con Edington. Los diez ganadores que Garon había elegido se ordenaron del más débil al más fuerte.


Comentarios del capítulo: (0)


smys-capitulo-20
SMYS - Capitulo 20
32610
20

¿Qué es incluso el ojo de la mente? (3)

Traductor: KazutoAC

KAZUTO TRANSLATIONS

Capítulo 20 – ¿Qué es incluso el Ojo de la Mente? (3)

Sierra Camaro duró aproximadamente un minuto más que Edington, pero aún no logró herir o desgastar a Jin.

Después de ella estaba David McChi, pero el combate de Jin contra él terminó de manera similar a sus dos anteriores. Sin embargo, David fue algo más tenaz que Sierra y Jin tuvo que ejercer más fuerza que antes, por lo que su oponente terminó con una costilla rota.

Una simple fractura puede ser tratada fácilmente por el equipo médico de Runcandel. Siempre que las lesiones no sean fatales, —como miembros amputados o órganos vitales dañados— el equipo médico puede curar completamente a la víctima en un instante. 

"Urgh, Eso fue esclarecedor, Joven Maestro. ¡Gracias por tu orientación! ¡Urgh!"

Jin se estremeció cuando vio a David perder el conocimiento y caer, mientras mantenía una sonrisa en su rostro y un pulgar hacia arriba.

Solo... ¿Cuántos más de estos lunáticos cerebro de músculos hay en este loco clan? Incluso si Jin fuera el superior de David, ninguna persona cuerda sonreiría y mostraría gratitud al hombre que acaba de destrozar una de sus costillas.

Además, no fue una declaración forzada. David estaba realmente agradecido desde el fondo de su corazón. Jin ocultó su malestar y asintió levemente en respuesta. 

«Bueno, ahora que lo pienso, solía comportarme de la misma manera mientras aprendía y entrenaba magia con mi maestro antes de mi regresión. No debería estar juzgando a David en este momento.»

El maestro de Jin, —Que era dos años menor que él— no era un maestro cualquiera.

Una vez quemaron a Jin con rayos durante horas y horas para "enseñarle magia de rayos", y también lo enviaron a volar en el aire durante un día entero para "enseñarle magia de viento". Y estuvieron riendo todo el tiempo.

Cada vez que sucedía algo como esto durante su entrenamiento, Jin agradecía a su maestro con una sonrisa en su rostro como el actual David. El deseo de "volverse más fuerte" a veces puede convertir a los humanos en maníacos con cerebro de músculos. 

«Realmente no estaba pensando en ese entonces, ¿verdad?»

Swoosh, swoosh. 

Jin movió ligeramente su espada de madera, esperando a su próximo oponente. 

"Soy Mesa Milkano, joven maestro." 

"Soy consciente de tu nombre. Eres la segunda hija de la familia Milkano." 

"Es un honor que me recuerdes. No seré tan fácil de tratar como los otros cadetes a los que te enfrentaste antes que yo. Hoy, definitivamente te derrotaré, joven maestro."

"Lo espero con ansias. "

Mesa se posicionó y se preparó para la batalla. Luego, con calma, comenzó a rodear a Jin sin mostrar ninguna abertura. No es de extrañar que fuera la más fuerte de los cadetes de la clase para principiantes de Garon.

Ella no se estaba comportando de la misma manera que cuando atacaba sin piedad a Bellop.

Mesa miraba a Bellop con desprecio y atacaba sin considerar las consecuencias. Sin embargo, Jin era un oponente completamente diferente en comparación con Bellop, por lo que cambió completamente su actitud y enfoque del duelo. 

«Mesa Milkano. Recuerdo que, en mi primera vida, aprobó todos los exámenes y calificaciones requeridas para graduarse como cadete, y rápidamente fue enviada a la casa principal como un caballero guardián. Sin embargo, nunca interactué con ella personalmente, así que no recuerdo bien los detalles de su vida.»

Ella era el ejemplo perfecto de una élite.

A pesar de que no había visto a través de la verdadera fuerza de Bellop, Mesa seguía siendo una luchadora extremadamente talentosa.

Jin había peleado contra Mesa un total de siete veces hasta ahora. Había perdido las dos primeras veces y ganó las cinco restantes. Y cada vez, la diferencia en sus habilidades y fuerza se hacía cada vez más amplia.

Y a través de sus duelos contra personas talentosas como Mesa, Jin se dio cuenta de lo impresionante que era su don con la espada, —un don que nunca llegó a usar y experimentar en toda su extensión en su primera vida debido a la maldición "Ilusión de cuchillas". 

«Todavía tengo que enfrentarme a seis oponentes más después de Mesa. Pero contener mi fuerza y energía mientras me enfrento a Mesa es una mala idea. Necesito derrotarla en una confrontación directa para sembrar el miedo en la cabeza de mis próximos oponentes.»

Su combate contra Edington, Sierra y David fueron meros aperitivos.

Los duelos contra las verdaderas élites de la clase de entrenamiento para principiantes comenzaron con Mesa. Y para Jin, de 14 años, derrotarlos a todos de frente en sucesión sería exigente y agotador.

Por lo tanto, Jin estaba planeando plantar un "concepto erróneo" en las mentes de los otros cadetes durante su duelo contra Mesa: que nunca podrían ganar contra Jin en una batalla frontal. 

«Tener un choque frontal, sin dejar de verse relajado y tranquilo todo el tiempo. Esos son los dos puntos clave que debo tener en cuenta durante este entrenamiento.»

Esta vez, Jin fue el primero en hacer un movimiento.

Sus ataques consistieron en los más básicos de puñaladas y cortes. No se añadió ni un solo movimiento irregular o extraño. Mesa esquivó fácilmente sus ataques y evitó sus ataques, pero a medida que continuaba la ofensiva, sus pensamientos se volvieron complicados y pesados. 

«¿Por qué el joven maestro solo está usando ataques tan básicos?»

Si bien sus ataques eran estándar, cada movimiento era pesado y agudo. Las manos y muñecas de Mesa se estaban entumeciendo por detenerlos a todos.

Sin embargo, esa no era la razón por la que su mente estaba aturdida. 

«¿Cuándo empezará a hacer todo lo posible?»

«Tuvo la oportunidad de enviar mi espada a volar en este momento, pero no lo hizo.»

«Definitivamente lo está haciendo a propósito. Pero por qué…»

Mientras Mesa atormentaba su cerebro, Jin continuó blandiendo su espada de madera con una expresión serena. Incluso cuando Mesa torció su cuerpo para escapar de su secuencia de ataques básicos, todavía se adhirió a los fundamentos. 

«¿El me está mirando hacia abajo?»

¡Ugh! 

Mesa apretó los dientes y pisoteó el suelo con el fin de estabilizar su postura. 

"¡Bien, permíteme entretenerte, Joven Maestro!"

Una vez que Mesa arregló su postura y agarró su espada de madera con fuerza, sus preocupaciones se desvanecieron. Ella también comenzó a usar solo los ataques más básicos para enfrentar a Jin.

Pronto, todas las técnicas sofisticadas y los movimientos complejos desaparecieron por completo de su duelo. Cada uno de ellos se turnaba para atacar y defender. Se había convertido en una pelea extremadamente simple.

Una simple batalla de fuerza bruta.

Mesa estaba bastante segura y orgullosa de su fuerza física. No estaba siendo engreída, ya que había aprendido los conceptos básicos de la manipulación del aura en el castillo Milkano antes de llegar al Clan Runcandel.

¡Bang, skrrrt! ¡Boom! 

Sonidos explosivos resonaron en todo el campo de entrenamiento cuando las espadas de madera de los dos luchadores se golpearon entre sí. Esta batalla de fuerza bruta ya había durado más de cinco minutos. Los otros cadetes solo pudieron ver el duelo con los ojos muy abiertos.

Huff, huff.

Alguien estaba ahora sin aliento. Era el sonido de Mesa jadeando. 

«¿Estoy... siendo rechazada en términos de fuerza física?»

Incluso Mesa sabía que no podría ganar contra Jin en este combate.

Pero ella creía que su fuerza física superaba la de él, si no igual. Mesa no podía aceptar que fuera rechazada por alguien más joven que ella.

Todavía no era consciente de la brecha entre la gente común y la gente de ascendencia Runcandel, —Quienes poseen cuerpos bendecidos.

“¡Haaah!”

Mesa de repente gritó en voz alta mientras balanceaba su espada de madera. Ella estaba tratando de recuperar el control total de sus emociones, pero terminó siendo la causa de su derrota.

Jin no evitó el golpe que contenía la totalidad de la fuerza de Mesa y lo recibió de frente.

Mesa había esperado que él retrocediera para esquivar su ataque, por lo que planeaba correr rápidamente hacia adelante para asestar el golpe final después de su balanceo.

Pero incluso si Jin recibió su ataque frontal de frente, Mesa tenía un plan de respaldo. Ella soltaría su espada en el último momento, agarraría su brazo con la espada, balancearía sus piernas hacia arriba y agarraría su cuello y hombros en un estrangulamiento triangular frontal.

En otras palabras, esta fue la carta de triunfo de Mesa. Incluso Garon consideró que su plan era razonable.

Sin embargo, la situación no se desarrolló de la manera que Mesa había esperado.

¡Crack!

"¿Eh......?"

La espada de madera que estaba balanceando hacia abajo con toda su fuerza se hizo añicos cuando la espada de Jin la golpeó en un movimiento hacia arriba.

«¿Cómo? No es como si el joven maestro Jin hubiera usado aura hace un momento...»

Mientras Mesa se hacía la pregunta inconscientemente, la espada de madera de Jin ya había llegado a su cuello, esperando a unos milímetros de su piel.

Pheww.

Jin exhaló profundamente y arregló su aliento.

"... Es mi pérdida, joven maestro." 

"Ese fue un gran duelo, Mesa Milkano."

Mientras respondía con calma, la frente de Jin estaba empapada de sudor.

Mesa luego desvió su mirada hacia su espada rota. Esto no fue ni un truco ni una ilusión. Jin tampoco había usado aura. Entonces, ¿por qué su espada de madera fue la única que se rompió? 

«¡Maldita sea!»

Mientras observaba a Jin dirigirse a un lado del campo de entrenamiento para obtener una nueva espada de madera, Mesa finalmente se dio cuenta de la razón detrás de este fenómeno. 

"Ya no puedo usar este."

Todos los espectadores creían que el duelo entre Jin y Mesa fue de fuerza bruta sin complejidad ni técnicas elaboradas.

Sin embargo, había una verdad oculta dentro de la batalla.

Mientras Jin y Mesa intercambiaban golpes uno tras otro, el chico había apuntado al centro de la espada de Mesa en cada ocasión.

Por otro lado, los ataques de Mesa habían afectado toda la superficie de la hoja de madera de Jin.

La resolución de Jin de romper la espada de Mesa, contra la resolución de Mesa de enfrentarlo en una batalla frontal. La rotura de la espada de madera de Mesa no fue de ninguna manera una coincidencia.

Ella había creído que se trataba de una batalla de "fuerza bruta", pero en realidad, era una batalla de "precisión".

No hubo una gran diferencia en su fuerza y resistencia. Sin embargo, la causa de su pérdida fue la diferencia en su precisión y persistencia. 

«¿Es esto humanamente posible?»

Mesa se preguntó mientras se mordía el labio inferior.

Unos segundos más tarde, llegó a la conclusión de que de hecho era posible lograr tal hazaña. Siempre que uno fuera más hábil que su oponente y predijera el desarrollo de la batalla, sería fácil de lograr.

Sin embargo, nunca pensó que sería posible lograrlo aquí, ahora mismo. A pesar de estar en la clase de entrenamiento del famoso clan Runcandel, seguía siendo la clase de entrenamiento para "principiantes". Se suponía que nadie tenía la habilidad suficiente para lograrlo.

«Entonces, ¿esto es lo que significa ser un Runcandel? ¡Tendré que dedicarme a mi entrenamiento y la próxima vez definitivamente…!»

Mesa regreso a su asiento.

Incluso si uno esperaba perder, experimentar la derrota siempre dejaba un sabor amargo en la boca. El corazón de Mesa estaba lleno de dolor por la derrota, pero también de gratitud por haber aprendido una lección importante de Jin.

Después de su duelo con Mesa, Jin se enfrentó a los seis cadetes restantes. Sin embargo, fue capaz de ganar sin mucha dificultad. Nadie más se enfrentó a él de frente como Mesa. Por lo tanto, ninguno de ellos pudo robarle el control sobre el flujo de la batalla a Jin.

Cuando el oponente final cayó ante Jin, los otros cadetes tragaron saliva.

En sus ojos, Jin había derrotado fácilmente a todos los rivales después de Mesa.

Sin embargo, no fue tan fácil como parecía.

Después de haberse enfrentado a diez cadetes extremadamente talentosos uno tras otro, Jin estaba algo sin aliento después de su batalla final. 

«Genial, todavía me queda algo de energía.»

Jin no había hecho de Mesa un ejemplo solo para ahorrar su energía tanto como fuera posible porque temía no poder derrotar a los diez cadetes.

Incluso si no hubiera plantado un concepto erróneo en las mentes de los otros retadores al romper la espada de Mesa, aún podría haberlos derrotado a todos.

"Excelente trabajo, joven maestro. Con esto, se le permitirá asistir a la clase de entrenamiento intermedip a partir del próximo año. Felicidades."

"Huff, huff… Gracias, Garon. Estaré a tu cuidado hasta el próximo año."

"¿Deberíamos terminar la sesión de entrenamiento de la mañana ahora? Es casi la hora del almuerzo."

" ¿Cuánto falta para la hora del almuerzo?"

" Quedan unos diez minutos. ¿Ocurre algo?"

"Hay una persona más a la que quiero enfrentarme."

Garon se congeló ante las palabras de Jin y miró a los ojos del chico.

"¿A quién tienes en mente?"

Jin volvió lentamente su mirada hacia los cadetes.

En una esquina del grupo había un niño sentado con una expresión en blanco, rascándose la cabeza. 

"Bellop. Bellop Schmitz."

Todas las miradas de los cadetes se volvieron hacia Bellop en un instante.

Los ojos de Garon se abrieron de par en par cuando el nombre escapó de la boca de Jin.

«... ¿Ha visto el joven maestro a través del talento oculto de Bellop?»

La persona en cuestión estaba mirando a su alrededor, estupefacta. Él y los otros cadetes no tenían idea de por qué Jin lo había elegido.

"Levántate. Ven y pelea conmigo."

Jin arrojó suavemente una espada de madera hacia el sorprendido niño. 

"¿J-Joven Maestro? Yo... Um, yo—" 

"¡Bellop Schmitz!"

Jin de repente gritó su nombre, a lo que Bellop instintivamente se puso de pie. 

"No puedes sobrevivir dentro de este clan si sigues actuando de esa manera. Ven aquí. Voy a despertar tu cabeza adormilada."


Comentarios del capítulo: (0)