smys-capitulo-20
SMYS - Capitulo 20
32610
20

¿Qué es incluso el ojo de la mente? (3)

Traductor: KazutoAC

KAZUTO TRANSLATIONS

Capítulo 20 – ¿Qué es incluso el Ojo de la Mente? (3)

Sierra Camaro duró aproximadamente un minuto más que Edington, pero aún no logró herir o desgastar a Jin.

Después de ella estaba David McChi, pero el combate de Jin contra él terminó de manera similar a sus dos anteriores. Sin embargo, David fue algo más tenaz que Sierra y Jin tuvo que ejercer más fuerza que antes, por lo que su oponente terminó con una costilla rota.

Una simple fractura puede ser tratada fácilmente por el equipo médico de Runcandel. Siempre que las lesiones no sean fatales, —como miembros amputados o órganos vitales dañados— el equipo médico puede curar completamente a la víctima en un instante. 

"Urgh, Eso fue esclarecedor, Joven Maestro. ¡Gracias por tu orientación! ¡Urgh!"

Jin se estremeció cuando vio a David perder el conocimiento y caer, mientras mantenía una sonrisa en su rostro y un pulgar hacia arriba.

Solo... ¿Cuántos más de estos lunáticos cerebro de músculos hay en este loco clan? Incluso si Jin fuera el superior de David, ninguna persona cuerda sonreiría y mostraría gratitud al hombre que acaba de destrozar una de sus costillas.

Además, no fue una declaración forzada. David estaba realmente agradecido desde el fondo de su corazón. Jin ocultó su malestar y asintió levemente en respuesta. 

«Bueno, ahora que lo pienso, solía comportarme de la misma manera mientras aprendía y entrenaba magia con mi maestro antes de mi regresión. No debería estar juzgando a David en este momento.»

El maestro de Jin, —Que era dos años menor que él— no era un maestro cualquiera.

Una vez quemaron a Jin con rayos durante horas y horas para "enseñarle magia de rayos", y también lo enviaron a volar en el aire durante un día entero para "enseñarle magia de viento". Y estuvieron riendo todo el tiempo.

Cada vez que sucedía algo como esto durante su entrenamiento, Jin agradecía a su maestro con una sonrisa en su rostro como el actual David. El deseo de "volverse más fuerte" a veces puede convertir a los humanos en maníacos con cerebro de músculos. 

«Realmente no estaba pensando en ese entonces, ¿verdad?»

Swoosh, swoosh. 

Jin movió ligeramente su espada de madera, esperando a su próximo oponente. 

"Soy Mesa Milkano, joven maestro." 

"Soy consciente de tu nombre. Eres la segunda hija de la familia Milkano." 

"Es un honor que me recuerdes. No seré tan fácil de tratar como los otros cadetes a los que te enfrentaste antes que yo. Hoy, definitivamente te derrotaré, joven maestro."

"Lo espero con ansias. "

Mesa se posicionó y se preparó para la batalla. Luego, con calma, comenzó a rodear a Jin sin mostrar ninguna abertura. No es de extrañar que fuera la más fuerte de los cadetes de la clase para principiantes de Garon.

Ella no se estaba comportando de la misma manera que cuando atacaba sin piedad a Bellop.

Mesa miraba a Bellop con desprecio y atacaba sin considerar las consecuencias. Sin embargo, Jin era un oponente completamente diferente en comparación con Bellop, por lo que cambió completamente su actitud y enfoque del duelo. 

«Mesa Milkano. Recuerdo que, en mi primera vida, aprobó todos los exámenes y calificaciones requeridas para graduarse como cadete, y rápidamente fue enviada a la casa principal como un caballero guardián. Sin embargo, nunca interactué con ella personalmente, así que no recuerdo bien los detalles de su vida.»

Ella era el ejemplo perfecto de una élite.

A pesar de que no había visto a través de la verdadera fuerza de Bellop, Mesa seguía siendo una luchadora extremadamente talentosa.

Jin había peleado contra Mesa un total de siete veces hasta ahora. Había perdido las dos primeras veces y ganó las cinco restantes. Y cada vez, la diferencia en sus habilidades y fuerza se hacía cada vez más amplia.

Y a través de sus duelos contra personas talentosas como Mesa, Jin se dio cuenta de lo impresionante que era su don con la espada, —un don que nunca llegó a usar y experimentar en toda su extensión en su primera vida debido a la maldición "Ilusión de cuchillas". 

«Todavía tengo que enfrentarme a seis oponentes más después de Mesa. Pero contener mi fuerza y energía mientras me enfrento a Mesa es una mala idea. Necesito derrotarla en una confrontación directa para sembrar el miedo en la cabeza de mis próximos oponentes.»

Su combate contra Edington, Sierra y David fueron meros aperitivos.

Los duelos contra las verdaderas élites de la clase de entrenamiento para principiantes comenzaron con Mesa. Y para Jin, de 14 años, derrotarlos a todos de frente en sucesión sería exigente y agotador.

Por lo tanto, Jin estaba planeando plantar un "concepto erróneo" en las mentes de los otros cadetes durante su duelo contra Mesa: que nunca podrían ganar contra Jin en una batalla frontal. 

«Tener un choque frontal, sin dejar de verse relajado y tranquilo todo el tiempo. Esos son los dos puntos clave que debo tener en cuenta durante este entrenamiento.»

Esta vez, Jin fue el primero en hacer un movimiento.

Sus ataques consistieron en los más básicos de puñaladas y cortes. No se añadió ni un solo movimiento irregular o extraño. Mesa esquivó fácilmente sus ataques y evitó sus ataques, pero a medida que continuaba la ofensiva, sus pensamientos se volvieron complicados y pesados. 

«¿Por qué el joven maestro solo está usando ataques tan básicos?»

Si bien sus ataques eran estándar, cada movimiento era pesado y agudo. Las manos y muñecas de Mesa se estaban entumeciendo por detenerlos a todos.

Sin embargo, esa no era la razón por la que su mente estaba aturdida. 

«¿Cuándo empezará a hacer todo lo posible?»

«Tuvo la oportunidad de enviar mi espada a volar en este momento, pero no lo hizo.»

«Definitivamente lo está haciendo a propósito. Pero por qué…»

Mientras Mesa atormentaba su cerebro, Jin continuó blandiendo su espada de madera con una expresión serena. Incluso cuando Mesa torció su cuerpo para escapar de su secuencia de ataques básicos, todavía se adhirió a los fundamentos. 

«¿El me está mirando hacia abajo?»

¡Ugh! 

Mesa apretó los dientes y pisoteó el suelo con el fin de estabilizar su postura. 

"¡Bien, permíteme entretenerte, Joven Maestro!"

Una vez que Mesa arregló su postura y agarró su espada de madera con fuerza, sus preocupaciones se desvanecieron. Ella también comenzó a usar solo los ataques más básicos para enfrentar a Jin.

Pronto, todas las técnicas sofisticadas y los movimientos complejos desaparecieron por completo de su duelo. Cada uno de ellos se turnaba para atacar y defender. Se había convertido en una pelea extremadamente simple.

Una simple batalla de fuerza bruta.

Mesa estaba bastante segura y orgullosa de su fuerza física. No estaba siendo engreída, ya que había aprendido los conceptos básicos de la manipulación del aura en el castillo Milkano antes de llegar al Clan Runcandel.

¡Bang, skrrrt! ¡Boom! 

Sonidos explosivos resonaron en todo el campo de entrenamiento cuando las espadas de madera de los dos luchadores se golpearon entre sí. Esta batalla de fuerza bruta ya había durado más de cinco minutos. Los otros cadetes solo pudieron ver el duelo con los ojos muy abiertos.

Huff, huff.

Alguien estaba ahora sin aliento. Era el sonido de Mesa jadeando. 

«¿Estoy... siendo rechazada en términos de fuerza física?»

Incluso Mesa sabía que no podría ganar contra Jin en este combate.

Pero ella creía que su fuerza física superaba la de él, si no igual. Mesa no podía aceptar que fuera rechazada por alguien más joven que ella.

Todavía no era consciente de la brecha entre la gente común y la gente de ascendencia Runcandel, —Quienes poseen cuerpos bendecidos.

“¡Haaah!”

Mesa de repente gritó en voz alta mientras balanceaba su espada de madera. Ella estaba tratando de recuperar el control total de sus emociones, pero terminó siendo la causa de su derrota.

Jin no evitó el golpe que contenía la totalidad de la fuerza de Mesa y lo recibió de frente.

Mesa había esperado que él retrocediera para esquivar su ataque, por lo que planeaba correr rápidamente hacia adelante para asestar el golpe final después de su balanceo.

Pero incluso si Jin recibió su ataque frontal de frente, Mesa tenía un plan de respaldo. Ella soltaría su espada en el último momento, agarraría su brazo con la espada, balancearía sus piernas hacia arriba y agarraría su cuello y hombros en un estrangulamiento triangular frontal.

En otras palabras, esta fue la carta de triunfo de Mesa. Incluso Garon consideró que su plan era razonable.

Sin embargo, la situación no se desarrolló de la manera que Mesa había esperado.

¡Crack!

"¿Eh......?"

La espada de madera que estaba balanceando hacia abajo con toda su fuerza se hizo añicos cuando la espada de Jin la golpeó en un movimiento hacia arriba.

«¿Cómo? No es como si el joven maestro Jin hubiera usado aura hace un momento...»

Mientras Mesa se hacía la pregunta inconscientemente, la espada de madera de Jin ya había llegado a su cuello, esperando a unos milímetros de su piel.

Pheww.

Jin exhaló profundamente y arregló su aliento.

"... Es mi pérdida, joven maestro." 

"Ese fue un gran duelo, Mesa Milkano."

Mientras respondía con calma, la frente de Jin estaba empapada de sudor.

Mesa luego desvió su mirada hacia su espada rota. Esto no fue ni un truco ni una ilusión. Jin tampoco había usado aura. Entonces, ¿por qué su espada de madera fue la única que se rompió? 

«¡Maldita sea!»

Mientras observaba a Jin dirigirse a un lado del campo de entrenamiento para obtener una nueva espada de madera, Mesa finalmente se dio cuenta de la razón detrás de este fenómeno. 

"Ya no puedo usar este."

Todos los espectadores creían que el duelo entre Jin y Mesa fue de fuerza bruta sin complejidad ni técnicas elaboradas.

Sin embargo, había una verdad oculta dentro de la batalla.

Mientras Jin y Mesa intercambiaban golpes uno tras otro, el chico había apuntado al centro de la espada de Mesa en cada ocasión.

Por otro lado, los ataques de Mesa habían afectado toda la superficie de la hoja de madera de Jin.

La resolución de Jin de romper la espada de Mesa, contra la resolución de Mesa de enfrentarlo en una batalla frontal. La rotura de la espada de madera de Mesa no fue de ninguna manera una coincidencia.

Ella había creído que se trataba de una batalla de "fuerza bruta", pero en realidad, era una batalla de "precisión".

No hubo una gran diferencia en su fuerza y resistencia. Sin embargo, la causa de su pérdida fue la diferencia en su precisión y persistencia. 

«¿Es esto humanamente posible?»

Mesa se preguntó mientras se mordía el labio inferior.

Unos segundos más tarde, llegó a la conclusión de que de hecho era posible lograr tal hazaña. Siempre que uno fuera más hábil que su oponente y predijera el desarrollo de la batalla, sería fácil de lograr.

Sin embargo, nunca pensó que sería posible lograrlo aquí, ahora mismo. A pesar de estar en la clase de entrenamiento del famoso clan Runcandel, seguía siendo la clase de entrenamiento para "principiantes". Se suponía que nadie tenía la habilidad suficiente para lograrlo.

«Entonces, ¿esto es lo que significa ser un Runcandel? ¡Tendré que dedicarme a mi entrenamiento y la próxima vez definitivamente…!»

Mesa regreso a su asiento.

Incluso si uno esperaba perder, experimentar la derrota siempre dejaba un sabor amargo en la boca. El corazón de Mesa estaba lleno de dolor por la derrota, pero también de gratitud por haber aprendido una lección importante de Jin.

Después de su duelo con Mesa, Jin se enfrentó a los seis cadetes restantes. Sin embargo, fue capaz de ganar sin mucha dificultad. Nadie más se enfrentó a él de frente como Mesa. Por lo tanto, ninguno de ellos pudo robarle el control sobre el flujo de la batalla a Jin.

Cuando el oponente final cayó ante Jin, los otros cadetes tragaron saliva.

En sus ojos, Jin había derrotado fácilmente a todos los rivales después de Mesa.

Sin embargo, no fue tan fácil como parecía.

Después de haberse enfrentado a diez cadetes extremadamente talentosos uno tras otro, Jin estaba algo sin aliento después de su batalla final. 

«Genial, todavía me queda algo de energía.»

Jin no había hecho de Mesa un ejemplo solo para ahorrar su energía tanto como fuera posible porque temía no poder derrotar a los diez cadetes.

Incluso si no hubiera plantado un concepto erróneo en las mentes de los otros retadores al romper la espada de Mesa, aún podría haberlos derrotado a todos.

"Excelente trabajo, joven maestro. Con esto, se le permitirá asistir a la clase de entrenamiento intermedip a partir del próximo año. Felicidades."

"Huff, huff… Gracias, Garon. Estaré a tu cuidado hasta el próximo año."

"¿Deberíamos terminar la sesión de entrenamiento de la mañana ahora? Es casi la hora del almuerzo."

" ¿Cuánto falta para la hora del almuerzo?"

" Quedan unos diez minutos. ¿Ocurre algo?"

"Hay una persona más a la que quiero enfrentarme."

Garon se congeló ante las palabras de Jin y miró a los ojos del chico.

"¿A quién tienes en mente?"

Jin volvió lentamente su mirada hacia los cadetes.

En una esquina del grupo había un niño sentado con una expresión en blanco, rascándose la cabeza. 

"Bellop. Bellop Schmitz."

Todas las miradas de los cadetes se volvieron hacia Bellop en un instante.

Los ojos de Garon se abrieron de par en par cuando el nombre escapó de la boca de Jin.

«... ¿Ha visto el joven maestro a través del talento oculto de Bellop?»

La persona en cuestión estaba mirando a su alrededor, estupefacta. Él y los otros cadetes no tenían idea de por qué Jin lo había elegido.

"Levántate. Ven y pelea conmigo."

Jin arrojó suavemente una espada de madera hacia el sorprendido niño. 

"¿J-Joven Maestro? Yo... Um, yo—" 

"¡Bellop Schmitz!"

Jin de repente gritó su nombre, a lo que Bellop instintivamente se puso de pie. 

"No puedes sobrevivir dentro de este clan si sigues actuando de esa manera. Ven aquí. Voy a despertar tu cabeza adormilada."


Comentarios del capítulo: (0)


smys-capitulo-21
SMYS - Capitulo 21
32611
21

¿Qué es incluso el ojo de la mente? (4)

Traductor: KazutoAC

KAZUTO TRANSLATIONS

Capítulo 21 – ¿Qué es incluso el Ojo de la Mente? (4)

Bellop se paró frente a Jin, apretando el mango de su espada de madera mientras el sudor frío corría por su rostro. Sus ojos seguían mirando alrededor mientras se limpiaba la frente con la manga.

No había recibido tanta atención desde que se convirtió en cadete guardián, lo que explicaba su inquietud.

Los otros cadetes espectadores pudieron ver el alma de Bellop escapando por su boca mientras la mirada fija en Jin continuaba.

Todos no pudieron evitar recordar las palabras que el chico Runcandel le había dicho al cobarde.

"No puedes sobrevivir dentro de este clan si sigues actuando de esa manera."

«¿Por qué el Joven Maestro me dijo esas cosas...?»

¿Es porque soy demasiado débil? ¿O porque soy demasiado tímido? Tales preguntas pasaron por la mente de Bellop. 

«¿Está el joven maestro Jin tratando de humillar a Bellop ya que pone de los nervios al joven maestro?»

«¿Le está advirtiendo a Bellop que no sobrevivirá en el Clan Runcandel porque es un debilucho?»

«El joven maestro Jin es más cruel de lo que pensaba...»

Todos los cadetes estaban de acuerdo.

A pesar de eso, Los ojos de Jin estaban fijos en Bellop y apretó la espada con más fuerza. 

"Bellop."

"¡Oh! S-Sí, joven maestro."

RISA DISIMULADA

Algunas risas desdeñosas reprimidas resonaron entre los espectadores. Pero los cadetes que reaccionaron inmediatamente corrigieron sus expresiones y actitud, ya que temían que Garon los castigara.

Sin embargo, no importa Garon, incluso Jin no les dio una mirada y mantuvo sus ojos en Bellop. 

"Ya he perdido mucha resistencia al entrenar contra diez cadetes."

"Sí, joven maestro".

Apenas recuperando el sentido, Bellop respondió respetuosamente. 

"Y todavía estás ileso". 

"Sí."

"A pesar de eso,"

Jin comenzó a caminar hacia Bellop antes de continuar con su frase. 

"Probablemente soy más fuerte que tú en este momento. Excluyendo a Garon, lo más probable es que gane contra cualquiera de los presentes en un último duelo."

Bellop no supo cómo responder a eso, por lo que simplemente asintió en silencio. 

"Esa es la razón por la que quiero pelear contigo ahora mismo". 

"Joven Maestro, todavía no entiendo lo que... ¡Urgh!"

¡Thud!

Jin instantáneamente redujo la distancia entre los dos. Su espada de madera voló hacia el hombro de Bellop, pero este último de alguna manera logró evitar el golpe en el último segundo, a pesar de su pánico juego de pies.

Después de eso, los ataques continuaron sin parar, como un río que fluye sin fin. Bellop detuvo y evitó la espada mientras se retiraba. 

"Buenos movimientos". 

"Muchas gracias— ¡Urgh!"

¡Shwoop!

Jin de repente agarró un puñado de arena en el campo de entrenamiento y lo esparció en la cara de Bellop. Mientras Bellop trataba de resistir el impulso de cerrarse y frotarse los ojos, apretó su espada de madera y se mantuvo firme. 

"¡¿J-Joven Maestro... ?!"

Pero Jin no respondió y se lanzó hacia Bellop nuevamente, agarró su camisa y golpeó con la pantorrilla el muslo de su oponente. Cuando resonó el impacto, Bellop dejó escapar un profundo gemido y cayó al suelo. 

"No te llamé aquí para tener un entrenamiento. Como dije, quiero 'pelear' contigo."

Jin se acercó al Bellop que estaba sentado, quien apenas podía abrir sus ojos irritados y mirar al chico Runcandel. 

"También dije que "probablemente" ganaría. Que "lo más probable es que le gane a cualquiera aquí en un último duelo". Eso significa que no estoy 100% seguro de ello. Límpiate la cara."

Bellop usó su camisa para limpiarse la arena de su rostro y ojos. 

"... ¿Eso significa que el oponente contra el que no estás seguro de ganar soy yo, Joven Maestro?" 

"Finalmente, estamos en la misma página. Esto no es un entrenamiento, es una pelea real. Así que es hora de que borres esa expresión de incredulidad y me mires con seriedad. Podría haberte matado innumerables veces mientras estabas en el suelo." 

"Joven maestro" 

"Pero la única razón por la que no di el golpe final todavía es porque estoy mostrando misericordia, porque eres incapaz de comprender mis intenciones. Levántate. No voy a ser fácil contigo de nuevo."

Su tono era demasiado lúgubre para que esto se considerara una broma de mal gusto.

Jin se dio la vuelta y comenzó a ensanchar el espacio entre ellos una vez más. Bellop bajó la cara y dejó escapar un profundo suspiro, antes de levantarse y empuñar su espada de madera.

Los cadetes que estaban observando hasta ahora comenzaron a preguntarse si Jin estaba realmente trastornado.

No importa cuán tonto y cobarde fuera Bellop, el Joven Maestro estaba yendo demasiado lejos… o eso pensaban algunos de los observadores.

Algunos incluso esperaban que Garon interviniera y detuviera el baño de sangre que estaba a punto de comenzar.

A pesar de ello, el instructor solo se paró a un lado, observando atentamente la escena ante sus ojos.

Al ver su falta de mediación, la frustración creció en los corazones de los cadetes a medida que se desanimaban. Simultáneamente, la ira brilló en sus ojos. un caballero de 7 estrellas, —Quien también resultó ser un instructor de esgrima del clan— no pudo detener a Jin Runcandel.

Entonces, ¿Qué demonios podrían hacer los humildes cadetes por su cuenta? Nada en absoluto.

Sin embargo, no pudieron evitar que se formara la ira. Ira e insatisfacción de que el más fuerte de la clase de entrenamiento —Jin Runcandel— pudiera permitirse intimidar al más débil de la clase, Bellop.

¡¿Dónde se había ido la dignidad y el honor de los Runcandel?! ¡¿El acto de arrojar arena a un cadete mucho más débil que uno mismo también formaba parte de la gloria de los Runcandel?!

Todos los rostros de los espectadores se contrajeron de furia y desesperación al ver los dos extremos enfrentarse.

Sin embargo, al momento siguiente, todas sus expresiones se derrumbaron en shock y asombro.

¡Beam!

La espada de madera de Bellop estaba brillando con aura. Era pálido y tenue, pero de todas formas un aura verdadera. Incluso con esa pequeña cantidad de aura, el poder cortante de un espadachín aumentaría de manera exponencial y se volvería fatal. 

"¿A-Aura...?"

El más débil de la clase, el eterno perdedor. Ese chico de repente estaba empuñando Aura, por lo que los cadetes estaban sorprendidos y confundidos.

A este ritmo, uno de los dos luchadores podría morir durante este duelo. 

"¡Instructor! ¡Debemos detenerlos! ¡Esta es una clase de entrenamiento, no un campo de batalla!"

"Instructor Gar…"

"¡Instructor de esgrima, Garon Altemiro!"

Jin se volvió hacia Garon y gritó a todo pulmón. 

"Sí, joven maestro". 

"Debes mantener en secreto lo que ves hoy y llevártelo a la tumba. No se puede informar a ningún otro Runcandel de este incidente."

"Entiendo."

Mientras tanto, Bellop apagó el aura que cubría su espada de madera.

Sin embargo, su rostro ya no estaba teñido de miedo. Parecía desanimado pero furioso. 

"¿Es esto lo que realmente deseas que suceda, Joven Maestro?" 

"Entonces puedes usar Aura. En ese caso, no deberías reprimirte y aprovecharlo al máximo."

Jin contra Bellop.

Los dos se quedaron mirando fijamente. Todos los cadetes que se quejaban cerraron la boca y vieron el inevitable enfrentamiento mientras un sudor frío les corría por las mejillas.

Bellop fue el primero en hacer un movimiento. Instantáneamente cruzó el campo y apareció ante Jin con movimientos sorprendentemente ágiles.

¡Crash!

Jin bloqueó el fuerte golpe de madera de Bellop.

Cuando sus espadas se enredaron, la batalla se detuvo cuando se convirtió en una de fuerza. Las venas de sus brazos se hincharon cuando sus músculos se contrajeron, y las espadas de madera temblaron bajo las fuerzas de empuje iguales. 

"Si quisieras batirte en duelo conmigo, has cometido un grave error, joven maestro".

¡Scrrrrrt!

La espada de madera de Jin comenzó a resbalar y a resquebrajarse cuando Bellop cubrió su espada con aura una vez más. 

"¡Deberías de haberme desafiado... antes de batirte en duelo con los demás!"

¡Quebrar!

La espada de Jin se rompió bajo la presión. Inmediatamente, el tiempo se ralentizó para Bellop y los otros cadetes durante el corto instantáneamente cuando la brillante espada de madera de Bellop se clavó en el hombro de Jin.

La espada de madera había atravesado completamente el hombro y estaba a punto de llegar al corazón de Jin. Cuando vio que la hoja se hundía más y más profundamente, Jin vio cómo la expresión de Bellop se torcía en desesperación.

Desesperación por haberse ido por el lado equivocado del Runcandel más joven.

Además, desesperación por acabar con el joven maestro Jin que lo había cuidado bien durante tanto tiempo. Los ojos inocentes de Bellop estaban llenos de pensamientos tan desesperados. 

"¡Como si te fuera a dejar!"

¡Bang!

Un fuerte golpe repentino golpeó el costado de la espada de Bellop. La técnica de combate cuerpo a cuerpo Runcandel, Desvió de Ataque. Fue la fuerte palma de Jin.

Mientras la espada volaba, el retroceso sacudió el cuerpo de Bellop. Habiendo perdido el blanace y el equilibrio, Jin rápidamente lo agarró por detrás y lo estranguló. 

 “_¡Keuk!_”

Los otros cadetes no se dieron cuenta de lo sucedido en ese breve momento, omitiendo algunos cadetes de primera clase como Mesa Milkano. 

«¡¿Qué carajo ?! ¿Eres de verdad? ¡Él es un maniaco!»

Mesa no podía creer lo que vio. Aunque su pelea con Jin la había asombrado antes, no podía compararse con el impacto que recibió al ver los movimientos sobrehumanos actuales de Jin. 

“_¡Urgh!_”

Bellop no pudo hacer otra cosa que luchar por respirar mientras se atragantaba por detrás. Cuando los otros cadetes se pusieron de pie para detenerlo, Jin soltó sus brazos.

Mientras tosía y jadeaba por aire, Bellop se dio la vuelta para mirar a Jin con una mirada de disgusto. 

"¿Porque te detuviste? Dijiste que no volverías a ser fácil. ¡No te detengas, joven maestro! Ganaste esta pelea, ¿No es así? ¿Estás satisfecho ahora? ¡¿Es divertido jugar con los demás, ¿eh?!"

La rabia contenida de Bellop estalló.

Jin negó con la cabeza. 

"No lo es."

"¡Si no es divertido, entonces por qué...!"

"Tener que empujarte más allá de tus límites también es insoportable para mí. Insoportable y agonizante." 

"¡Qué es lo que sabes de mí! ¿Por qué me atormentas de esa manera? 

"No sé mucho acerca de ti. Pero hay una cosa que sé. Ser considerado... es algo que solo puedes permitirte una vez que te hayas convertido en una figura extremadamente poderosa."

Bellop se congeló. Luego recordó las palabras que Jin le había dicho antes del comienzo de la pelea.

No puedes sobrevivir dentro de este clan si sigues actuando de esa manera.

"Probablemente te hayas dado cuenta hace un momento, pero eres más débil que yo. También eres más amable que yo. Me gusta ese aspecto tuyo. Pero no puedes sobrevivir en este infierno siendo un lamebotas."

Mientras Jin hablaba, los otros cadetes ni siquiera podían pronunciar un sonido.

En consecuencia, el llanto y los sollozos entre lágrimas de Bellop resonaron a su alrededor. 

"Bellop. Bellop Schmitz. Mírame. Levanta la cabeza y mírame a los ojos."

Él levantó la cabeza y sus miradas se encontraron.

"Realmente deseo desde lo más profundo de mi corazón que..."

Jin hizo una pausa y puso su mano sobre el hombro del niño.

"Obtengas suficiente poder y fuerza para proteger ese corazón bondadoso y amable tuyo, junto con los demás aquí. Por último, lo siento."

Bellop asintió ante sus palabras. En realidad, parecía más como si estuviera negando con la cabeza. No importa. Fue una mezcla de ambos movimientos.

Por lo tanto, Jin no pudo averiguar si era una afirmación o una negación. El chico con lágrimas corriendo por su rostro caminó hacia los otros cadetes.

De repente, los sirvientes que llevaban grandes ollas de platos toscos aparecieron en el campo de entrenamiento. 

"¿Eh…? El ambiente parece un poco... ¿Deberíamos volver más tarde, Instructor Garon? ¿Joven maestro Jin?"

Mientras los sirvientes dudaban sobre qué hacer, Bellop habló.

"Por favor, consiga su servicio por su cuenta hoy, joven maestro."

Jin se rio entre dientes con torpeza. 

"Bien. De hecho, también traeré tu porción hoy."

◆◆◆◆

Cuando la hora del almuerzo llegó a su fin, Garon se acercó en silencio a Jin antes de que comenzara la sesión de entrenamiento de la tarde. 

"Entonces, has despertado a Bellop Schmitz. El niño tiene talentos sobresalientes, pero su corazón y su mente estaban un poco débiles, así que no estaba seguro de qué hacer... Le estoy agradecido, Joven Maestro. Debe haber sido un gran estímulo para él."

"Garon."

"Sí."

"No corras la boca sin pensar. ¿Le desperté? ¿Su corazón y su mente? No importa cuáles fueran mis intenciones, debe haber sido una experiencia traumática para Bellop."

"Tus acciones y comportamiento de hoy fueron dignos de un Runcandel. Por favor, no se preocupe demasiado por eso. No es más que un cadete guardián. Él no es digno de tu compasión, futuro maestro."

Jin miró a Garon, antes de dejar escapar una pequeña mueca de desprecio. 

"Instructor de esgrima de los cadetes guardianes, Garon Altemiro. El único campo en el que puedes juzgarme y evaluarme es el manejo de la espada. No sobrepase sus límites y guarde esas opiniones impertinentes para sí mismo."

Garon sintió que se le encogía el estómago cuando Jin expresó su punto. 

«Los Mercenarios del Rey Negro que conocí una vez lo describieron como un joven señor supremo... y, efectivamente, es un depredador aterrador.»

Garon sonrió e inmediatamente bajó la cabeza. 

"Mis más sinceras disculpas, Joven Maestro. Como ha ordenado, llevaré a la tumba los acontecimientos de hoy."


Comentarios del capítulo: (1)


Que pena que tarden tantisimo en sacar capitulos, esta genial.

0