awwp-capitulo-915
AWWP - Capítulo 915
32142
915

Capítulo 915: ¡La llegada de la estrella eterna!

Traductor: SolcarJ

Capítulo 915: ¡La llegada de la estrella eterna!

El megáfono había sido un compañero durante mucho tiempo de Wang Baole. Lo tenía cuando estaba en la Universidad Dao Etéreo. El megáfono había sido de gran ayuda en numerosas ocasiones en el pasado, y lo había perfeccionado y mejorado repetidamente. Al final, fue la falta de materiales adecuados lo que puso fin a sus repetidas actualizaciones. Lo había refinado hasta que ya no pudo refinarse más.

Wang Baole sostuvo el megáfono y lo miró durante mucho tiempo. Después de pensarlo un poco, lo dejó a un lado y comenzó a hurgar en su bolsa de almacenamiento nuevamente. Sacó tres espadas voladoras al final. Cada una era de un color diferente. Las espadas mostraban los signos clásicos de ser refinadas bajo el sistema de Armamento Darmico de la civilización del Ojo Divino. A pesar de que eran armas afiladas de noveno grado, no eran más que tesoros darmicos en el Reino Alma Naciente.

Habían sido severamente dañados, pero después de que Wang Baole llegó a la civilización del Ojo Divino, los usó como objetivos de práctica cuando aprendió el sistema de Armamento Darmico de la civilización del Ojo Divino y las había reparado.

Luego, también estaban las cinco monedas de cobre antiguas. También le habían sido de alguna ayuda, pero ahora simplemente eran un peso muerto. Wang Baole las había conservado debido a su apariencia única. Ahora que los había vuelto a sacar, aprovechó la oportunidad para echarles otro buen vistazo. Estaba a punto de dejarlos a un lado de nuevo cuando de repente dejó escapar un sonido teñido de sospecha.

"Algo no está del todo bien con estas monedas". Wang Baole se quedó paralizado momentáneamente. Acercó las monedas a sus ojos y las examinó con atención. Ya no podía recordar los detalles de cómo había obtenido estas monedas. Parecían provenir de la bolsa de almacenamiento del cuerpo de algún discípulo de la secta interior que había descubierto en las ruinas del Palacio de la Gran Expansión Dao, pero no estaba seguro. No había visto nada extraño en ellas en el pasado, pero ahora, como un cultivador perfeccionado del Reino Espíritu Inmortal, podía ver que había algo especial en estas monedas.

Especialmente... el material del que estaban hechas las monedas.

"¿Polvo de piedra galáctica?" Los ojos de Wang Baole se abrieron gradualmente. No se había encontrado con tal material cuando estuvo en la civilización del Ojo Divino, pero lo había visto vender en el mercado que era propiedad de la familia Xie. Sabía que este era un material precioso necesario para la elaboración de Estrellas Eternas. Valía una fortuna y era raro. Si uno tuviera que calcular su costo en base a las medidas estándar de la Federación en gramos, ¡un gramo de Polvo de Piedra Galáctica costaría al menos cientos de miles de Cristales Rojos!

El precio del Polvo de Piedra Galáctica aumentó exponencialmente después de los primeros diez gramos. Wang Baole sintió el peso de las cinco monedas en su mano. Creía que pesaban más de quinientos gramos.

A Wang Baole le preocupaba que pudiera haber cometido un error. Reprimió la intensa excitación que burbujeaba en su interior, se frotó los ojos apresuradamente y volvió a inspeccionar las monedas con cuidado. Finalmente, sus ojos se abrieron y su respiración se volvió irregular.

"¡Yo tenía razón! ¡Cielos, no sabía que era tan rico!" Wang Baole casi saltó en el aire de emoción. Miró a su alrededor instintivamente antes de deslizar las monedas con cuidado en su bolsa de almacenamiento. Luego palmeó la bolsa de almacenamiento y soltó un largo suspiro.

"No es seguro tener estas monedas conmigo. Es una pena que ahora no pueda moverme fácilmente. Si pudiera... escondería estas monedas con mi verdadera forma". Wang Baole todavía estaba rebosante de emoción. No estaba seguro de cómo había puesto las manos en las monedas en ese momento, pero ahora sabía su valor. Tenía mucha curiosidad por conocer el verdadero origen de las monedas.

"Fueron hechos a mano con un material tan costoso, por lo que debe haber algún otro uso para ellos". Wang Baole tuvo un pensamiento repentino. Podría haber otros tesoros invaluables en su escondite, tesoros cuyo valor no había podido discernir en el pasado. Abrió su bolsa de almacenamiento y comenzó a inspeccionar cada artículo del interior con cuidado.

Desafortunadamente, las monedas fueron la excepción a la regla. Wang Baole no logró encontrar nada más precioso que las monedas después de hurgar en su bolsa de almacenamiento.

Suspiró, luego sus ojos se posaron en las espadas voladoras y su megáfono. Tenía algunos materiales que podía usar para refinar artefactos en su bolsa de almacenamiento, pero no muchos. Solo pudo refinar un Artefacto Darmico. Después de pensarlo un poco, Wang Baole decidió dejar las espadas voladoras a un lado y levantó el megáfono.

"¡Tú eres!" En el nivel actual de cultivo de Wang Baole, con su habilidad para refinar artefactos darmicos, y en su ubicación actual, difícilmente le sería un problema refinar el megáfono. Solo iba a cambiar los materiales que habían entrado en el megáfono con algo más e imprimir un nuevo conjunto de inscripciones en él.

Debido al Fuego de Estrella Eterna de Wang Baole, el megáfono ganó la inesperada habilidad elemental del fuego. Para fortalecer esta habilidad al máximo, Wang Baole se tragó el megáfono y lo colocó en el Fuego de Estrella Eterna que ardía dentro de él.

El Fuego de Estrella Eterna dentro de su cuerpo había sido producto de la técnica de cultivo de Pequeño Wu. Esta fue la ayuda más poderosa que Wang Baole tenía actualmente cuando se trataba de refinar artefactos.

Él alimentó el megáfono con su Fuego de Estrella Eterna con cuidado. Entonces, Wang Baole echó otro vistazo a su bolsa de almacenamiento. El anillo de almacenamiento descansaba dentro, y otro tesoro increíble estaba allí.

Era... ¡el Arco Galáctico!

"Sin embargo, parece que no puedo trabajar con este arco. Qué pena". Wang Baole negó con la cabeza con pesar. Una vez que terminó la persecución del rayo, había probado el arco en su viaje de regreso. No importaba lo fuerte que hubiera tirado, la cuerda del arco simplemente no se movía. Según la evaluación de Wang Baole, tendría que estar al menos en el Reino Planeta antes de poder trabajar con el arco.

"Todavía tengo mi vaina intrínseca y los mosquitos dentro... sin mencionar las hebras hexagonales de la vaina. Sin embargo, la vaina se mantiene con mi verdadera forma". Wang Baole negó con la cabeza. Decidió no pensar en sus tesoros darmicos y en su lugar comenzó a considerar los poderes divinos que poseía.

Primero, está el Arte del Ojo Demoníaco... Tiene el poder de atar a mis enemigos y representar una amenaza para un cultivador del Reino Planeta. Si tuviera que realizar un ataque furtivo con éxito, podría matar a un cultivador del Reino Planeta con el Arte del Ojo Demoníaco. También puede absorber la energía espiritual de mis enemigos. ¡Cuantos más enemigos elimino, más poderoso me vuelvo!" Después de algunas deliberaciones, Wang Baole decidió que el Arte del Ojo Demoníaco sería su principal poder divino en la batalla.

"La siguiente es la Supernova... No es tan poderosa como los otros poderes divinos y es poco más que fuerza bruta. No es tan eficiente energéticamente y, por lo tanto, requiere más cultivo. Pero en el caso de que no haya otros movimientos mejores que hacer, la Supernova... ¡sería un ataque formidable con un daño increíble si gastara todo el cultivo que tengo!"

"Luego viene el Arte Oscuro. Debería evitar usar eso. En cuanto a las Escrituras Dao... debería evitar usar eso también". Wang Baole pensó en lo que había sucedido la última vez que recitó las Escrituras Dao y se estremeció levemente.

"Solo tengo algunos otros poderes y hechizos divinos, como el Dedo Nube de la Universidad Dao Etéreo, así como el Arco de Destello y el Pulso Electromagnético del Dominio del Rayo..."

Se perdió en la memoria por un momento. Luego, levantó su mano derecha. Un arco de relámpago apareció y comenzó a retorcerse debajo de sus uñas. Había comenzado como un hechizo de nivel de Reino Formación del Núcleo, avanzó lentamente al Reino Conducto del Alma y finalmente alcanzó el Reino Espíritu Inmortal. En esa coyuntura, el arco de relámpagos había adquirido un color diferente. ¡Ahora era de un color carmesí!

El aumento en la fuerza del arco de relámpagos y el cambio en su color fueron el resultado de que Wang Baole refinó y actualizó la técnica de cultivo. Con su nivel actual de cultivo, actualizar hechizos tan simples apenas tomó un momento y apenas representó un desafío.

"Parece lo suficientemente poderoso". Wang Baole tuvo una sensación del daño que el arco de relámpagos era capaz de causar. Levantó la mano derecha y chasqueó los dedos. Innumerables rayos carmesí aparecieron instantáneamente en las olas de calor que se elevaron a su alrededor. Se reunieron y formaron una esfera de relámpagos en su palma.

Podía sentir el poder que tenía. Si explotara, su explosión se extendería treinta metros en la distancia. La esfera de rayos se transformaría en una tormenta electromagnética. El daño desatado podría no rivalizar con el mar de rayos que la botella de los deseos le había traído como consecuencia de su deseo accidental, pero sería suficiente si quisiera matar a un cultivador del Reino Espíritu Inmortal perfeccionado.

–Si no puedo matarlo de un golpe, lo atraparé con el siguiente. Si dos golpes no funcionan, ¡lo golpearé con diez! – Wang Baole murmuró. Hizo un gesto con la mano y envió la esfera de relámpagos. La niebla apareció a continuación sobre sus dedos. Se reunió rápidamente y se transformó en la forma de un dedo. Una increíble ola de energía que superó con creces la de la tormenta electromagnética emanaba del dedo. ¡Parecía como si alguien acabara de soltar un sello que se había colocado sobre el dedo, y de él surgieron olas de intenso poder!

Wang Baole se sacudió cuando sintió el aura, y la duda y la conmoción parpadearon en sus ojos después de examinar el aura cuidadosamente.

"El Dedo de Nube puede ser un poder divino por el que la Universidad Dao Etéreo es famosa, pero en realidad no es tan poderoso. Sin embargo, parece ser más poderoso que la Supernova cuando se desata a mi nivel actual de cultivo. ¿Por qué es así?" La respiración de Wang Baole se aceleró después de sentir las ondas de energía espiritual liberadas por su Dedo Nube. ¡Solo había una forma de explicar esto!

Las técnicas de cultivo de la Universidad Dao Etéreo... ¡no son tan simples como parecen! Después de un momento de contemplación, Wang Baole decidió que iba a interrogar al patriarca de la Universidad Dao Etéreo en detalle cuando regresara a la Federación. Necesitaba saber si el patriarca había inventado estas técnicas de cultivo o si las había recuperado de algunas ruinas antiguas.

Con ese pensamiento en mente, Wang Baole comenzó a probar los diversos poderes divinos que había dominado desde que comenzó su viaje de cultivo. Se dio cuenta de que el Dedo de Nube era una excepción a la regla. Los otros poderes divinos no desataron un daño extraordinario. Algunos eran como la Supernova, donde tuvo que gastar una energía considerable a cambio de un poderoso ataque.

En pocas palabras, estos poderes divinos no fueron lo suficientemente refinados y, por lo tanto, no pudieron liberar todo el poder de un cultivador del Reino Espíritu Inmortal. Por cada 10% de cultivo que gastara, solo podría infligir un 12% de daño a su enemigo. En comparación, podría infligir un daño del 18% al 19% con el Dedo de Nube.

"Es una lástima que los poderes divinos, además del Arte del Ojo Demoníaco que obtuve en el Sueño Oscuro, tengan auras de Arte Oscuro excesivamente poderosas. También necesitaré estar en el Reino Planeta antes de poder intentar dominarlos". Wang Baole negó con la cabeza. Sus ojos brillaron un breve momento después.

"Sin embargo, todavía tengo un don intrínseco. Sus efectos pueden estar limitados en otros lugares, ¡pero debería poder optimizarlos en el Cementerio de las Estrellas!"

"Este don intrínseco es... una habilidad que adquirí cuando obtuve mi Alma Naciente Estelar... ¡la habilidad de amplificar mi poder a través de los planetas circundantes!"

"Cuanto más grande es el planeta, más poderoso soy. De manera similar, cuanto más cerca estoy del planeta, más poderoso también me vuelvo. De hecho, ¡me vuelvo más fuerte con más planetas a mi alrededor!" La idea de eso fue un gran impulso para la confianza de Wang Baole. Se sintió más seguro de sus posibilidades en el Cementerio de las Estrellas. Cuando estaba a punto de deliberar más sobre sus planes, la alarma cruzó repentinamente su rostro. Levantó la cabeza de golpe y miró hacia el cosmos distante.

Con la ayuda del Ojo de la Estrella Eterna, logró sentir una poderosa ola de energía espiritual que venía de esa dirección. Deslumbró con el brillo de una Estrella Eterna, su luz cegadora se encendió repentinamente y arrojó su brillo a través de la mitad de la civilización del Ojo Divino.

En el borde de la civilización del Ojo Divino y en el borde de este mar de luz, ¡dos figuras se materializaron gradualmente!

Uno era un hombre joven con una mirada arrogante en su rostro. El otro era... ¡un anciano vestido con túnicas doradas!

El anciano era como el sol. Cuando su forma se materializó en una forma distinta, pareció sentir algo. El anciano miró la Estrella Eterna en la que estaba Wang Baole.

Un ruido blanco explotó en la mente de Wang Baole cuando los ojos del anciano se posaron sobre él. La Estrella Eterna en la que estaba estalló instantáneamente, erigiendo una defensa exitosa contra la poderosa mirada del anciano. Eso no impidió que Wang Baole se estremeciera ante la mirada inesperada. Su cultivo se volvió inestable.


Comentarios del capítulo: (0)


awwp-capitulo-916
AWWP - Capítulo 916
32143
916

Capítulo 916: ¡Llega el Barco de la Estrella Caída!

Traductor: SolcarJ

Capítulo 916: ¡Llega el Barco de la Estrella Caída!

La breve mirada hizo que el corazón de Wang Baole se acelerara y su cultivo fuera hacia la inestabilidad. ¡Ese hombre era un cultivador del Reino Estrella Eterna!

Si uno buscara en todo el Dominio del Dao Infinito, uno encontraría a los cultivadores del Reino Planeta como figuras poderosas que se habían elevado por encima del resto. No importa a qué facción perteneciera ese cultivador, él o ella tendría un lugar en sus escalones superiores. Los cultivadores aún más poderosos del Reino Estrella Eterna en ese entonces... ¡fueron considerados naturalmente como los gobernantes y reyes!

Una civilización que tenía un cultivador del Reino Estrella Eterna sosteniendo el fuerte generalmente estaba a salvo de otras civilizaciones en el mismo Dominio Sagrado. Mientras la civilización no se opusiera a otras civilizaciones en el mismo dominio, estas últimas tampoco intentarían entrometerse fácilmente en las primeras. La Civilización Oro Violeta reinó supremamente en el dominio decimonoveno bajo el Dominio Sagrado del Dao Izquierdo y, sin embargo, una civilización tan poderosa tenía solo tres cultivadores del Reino Estrella Eterna. Por supuesto, eso no tuvo en cuenta el hecho de que el cultivo del patriarca de la civilización estaba casi en el Reino Dominio Estelar.

Esto solo sirvió para mostrar el estado que se le otorgó a un cultivador del Reino Estrella Eterna en el Dominio del Dao Eterno. En cuanto al cultivador de la Estrella Eterna que acababa de aparecer en la civilización del Ojo Divino, ¡no era el patriarca de la Civilización Oro Violeta, sino uno de los otros dos cultivadores restantes del Reino Estrella Eterna de la civilización!

Los cultivadores de las diversas sectas de la Civilización Oro Violeta se dirigieron a él como Daoista Lin Hai. No había traído consigo un gran ejército, solo había traído a una persona. No había viajado por el cosmos, pero había gastado recursos considerables para adquirir la capacidad de teletransportarse a través del Dominio Sagrado.

Echó un vistazo al Ojo de la Estrella Eterna de la civilización del Ojo Divino después de su aparición. La mirada en sus ojos era fría. No pareció prestar mucha atención al Ojo de la Estrella Eterna. En cambio, se quedó donde había aparecido y habló con frialdad.

– ¡Da un paso adelante, Señor de la Secta Espíritu Celestial!

Su voz no era fuerte, ni retumbaba con poder, pero se extendió por toda la civilización del Ojo Divino y estalló como un trueno ensordecedor en las mentes de todas las entidades vivientes de la civilización.

Incluso Wang Baole, que estaba en el Ojo de la Estrella Eterna, escuchó esas palabras en su cabeza. Una mirada oscura descendió sobre su rostro. Había predicho que la Civilización Oro Violeta enviaría un cultivador del Reino Estrella Eterna a la civilización del Ojo Divino, pero aun así no pudo mantener la compostura cuando su predicción se hizo realidad.

–Un cultivador del Reino Estrella Eterna...–, murmuró Wang Baole para sí mismo. Dejó de vigilar tan de cerca lo que estaba sucediendo fuera de la Estrella Eterna y comenzó a observar desde la distancia. También comenzó a repasar sus planes, contemplando si debería hacer algún cambio. En ese momento, las palabras del Daoista Lin Hai se habían extendido por toda la civilización del Ojo Divino.

Todos los cultivadores de la civilización del Ojo Divino se estremecieron cuando escucharon esa voz. No importaba lo que hubieran estado haciendo un momento antes. Incluso el patriarca de la Secta Justicia Soberana Divina no se salvó. Su cuerpo tembló cuando su respiración se hizo irregular, y levantó la cabeza instantáneamente, mirando hacia los cielos sobre la civilización del Ojo Divino. ¡Un segundo sol... había aparecido!

No fue el único que observó esa escena. En el momento en que el Daoista Lin Hai descendió sobre la civilización, numerosas personas en la civilización del Ojo Divino miraron hacia arriba y vieron la peculiar vista en el cielo. En los cielos despejados, donde solo debería haber estado un sol, ¡apareció un segundo sol!

Cuando el miedo y la inquietud se extendieron por la población, el Señor de la Secta Espíritu Celestial desató toda su velocidad y se alejó corriendo. No tuvo tiempo para convocar a los cultivadores del Reino Espíritu Inmortal en su secta. En cambio, corrió solo y finalmente llegó ante el Daoista Lin Hai después de quince minutos. A su llegada, inmediatamente apretó los puños en señal de saludo y se inclinó profundamente.

– ¡Su humilde joven Yuan Lingzi saluda al estimado Daoista Lin Hai!

– ¡Señor de la Secta Espíritu Celestial, admitirás tus errores!– El que habló no fue el Daoista Lin Hai, sino el apuesto joven que estaba vestido con lujosas túnicas y estaba de pie junto a él. Era obvio que este joven era muy respetado en la Civilización Oro Violeta. A pesar de que estaba simplemente en el Reino Espíritu Inmortal perfeccionado, habló con confianza y sus palabras fueron agudas y llenas de desaprobación. No parecía tener ningún respeto por el Señor de la Secta Espíritu Celestial.

El Señor de la Secta Espíritu Celestial estaba furioso, pero no se atrevió a ofender al cultivador que tenía delante. Por lo tanto, bajó la cabeza y habló apresuradamente.

–Estimado Discípulo Dao, encontramos dificultades inesperadas durante nuestra batalla con la civilización del Ojo Divino. Pero el resultado de la guerra se mantuvo sin cambios. ¡Hemos obtenido un puesto para el cementerio de estrellas! – El Señor de la Secta terminó su discurso, luego ahuecó sus puños hacia el inexpresivo Daoista Lin Hai. Informó todo lo que había sucedido desde que su secta había llegado a la civilización del Ojo Divino, incluidos los problemas que habían encontrado y cómo habían resuelto esos problemas. No se atrevió a ocultar nada del Daoista Lin Hai.

Sabía que el Discípulo Dao solo estaba preocupado por su ubicación en el Cementerio de las Estrellas. En cuanto al Daoista Lin Hai... sus preocupaciones probablemente eran por la muerte del Anciano de Derecha. Después de todo... ¡la familia Xie estaba involucrada en el asunto!

El joven suspiró aliviado en privado cuando escuchó la respuesta del Señor de la Secta. No le importaba nada más. Ni siquiera le importaba si la Secta Espíritu Celestial era aniquilada. Lo único que le importaba era la ubicación del Cementerio de las Estrellas. A pesar de su estatus en la Civilización Oro Violeta, tuvo que luchar duro por esta oportunidad. Iba a determinar su futuro.

Después de recibir su respuesta, permaneció en silencio. Luego miró a su alrededor y comenzó a estudiar la civilización del Ojo Divino. No pensaba mucho en este lugar, que parecía empobrecido en sus ojos. Si no fuera por el hecho de que la marca de la Estrella Caída solo podría transferirse a la civilización del Ojo Divino, creía que nunca habría puesto un pie en esta civilización.

Mientras se burlaba en privado con desdén, el Señor de la Secta Espíritu Celestial le dio al Daoista Lin Hai un relato completo de lo que había sucedido en la civilización. Este último escuchó el relato completo y luego asintió levemente. Había una mirada insondable en sus ojos cuando se dio la vuelta y miró el Ojo de la Estrella Eterna.

– ¿Tiene amigos o familiares aquí? Si no lo hace, simplemente podemos matarlo. Cuando todo este fiasco termine, refinaré el Ojo de la Estrella Eterna y lo aplastaré.

–Long Nanzi no parece tener familia en la civilización del Ojo Divino. Tiene algunos amigos, pero la mayoría de ellos pertenecen a la Secta Justicia Divina Soberana... Aunque hay una cosa. Si matamos a este hombre, la familia Xie... –. El Señor de la Secta Espíritu Celestial se volvió hacia el Daoista Lin Hai después de un momento de vacilación. Ésta era una pregunta que tenía que hacer. Era lo que se suponía que debía hacer un subordinado. Tenía que darle a su superior la oportunidad de demostrar su sabiduría.

–La familia Xie tiene especial interés en seguir las reglas. No pueden hacernos nada si tenemos cuidado y no revelamos ninguna debilidad. Ese anciano tuyo de derecha era un tonto. Merecía morir. Además... el que se involucró en su muerte es solo un miembro joven de la familia Xie. El padre de Xie Haiyang se ha metido en problemas con un hombre poderoso, y su hijo está corriendo tratando de encontrar a alguien que conozca a ese hombre. No tiene tiempo para un humilde cultivador del Reino Espíritu Inmortal –, dijo fríamente el Daoista Lin Hai antes de girar la cabeza hacia el joven que estaba a su lado.

–Xing Ling, prepárate durante este período. El Barco de la Estrella Caída llegará pronto aquí.

El joven, Xing Ling, respondió de inmediato afirmativamente y con gran deferencia. El Señor de la Secta Espíritu Celestial llevó al Daoista Lin Hai al campamento de su secta. Este último se colocó en el campamento, liberando su cultivo y suprimiendo el Ojo de la Estrella Eterna en el que Wang Baole estaba instantáneamente. El resplandor de la Estrella Eterna se desvaneció considerablemente y Wang Baole se puso instantáneamente en guardia.

El tiempo pasó de manera constante. Durante ese tiempo, Wang Baole no se atrevió a intentar de nuevo la vigilancia a la Secta Espíritu Celestial. Independientemente, atrapó al patriarca de la Secta Justicia Soberana Divina entrando al campamento, aunque no vio a este último irse. Debe haber sido convocado por el cultivador del Reino Estrella Eterna y después de eso permaneció en el campamento de la Secta Espíritu Celestial.

La tensión comenzó a aumentar en toda la civilización del Ojo Divino después de la llegada del cultivador del Reino Estrella Eterna. La población en general no estaba acostumbrada a su llegada y se apoderó del miedo. En cuanto a Wang Baole, no escapó ileso. Sabía que el cultivador del Reino Estrella Eterna había liberado su cultivo intencionalmente. Su objetivo era intimidar, queriendo que Wang Baole se lo pensara dos veces antes de actuar.

"¡Sin embargo, no sabe lo que tengo como mi carta de triunfo!" Wang Baole entrecerró los ojos mientras miraba el campamento de la Secta Espíritu Celestial, que estaba estacionado en la distancia. Estaba sintiendo un estrés considerable en este momento, pero después de un análisis, llegó a la conclusión de que su plan era factible.

"¡No creo que él también pueda abordar el barco!"

"¡Mientras él no pueda abordar el tablero y yo sí, él no puede hacerme nada incluso si mato al prodigio de su civilización y le robo el sello justo ante sus ojos!" Wang Baole entrecerró los ojos. Esta fue una aventura arriesgada, pero nada se podía ganar en esta vida sin correr algún riesgo.

"Mi verdadera forma está en el ataúd, y este anciano no debería poder encontrarlo. El ataúd no es un ataúd cualquiera, después de todo. Esto significa que incluso si pierdo la pelea, ¡solo me quedaré corto como avatar!" La determinación apareció en los ojos de Wang Baole después de un momento de contemplación. Él había tomado una decisión. ¡Iba a seguir adelante con su plan y arrebatar la presa del tigre directamente de sus fauces!

Pasaron otras dos semanas... En ese tiempo, la Civilización Oro Violeta, la civilización del Ojo Divino y Wang Baole se habían preparado por completo. Ahora, solo esperaban a que se activara la entrada al Cementerio de las Estrellas. Más allá de la civilización del Ojo Divino, el barco espiritual con el que Wang Baole se había topado... ¡había entrado en la civilización del Ojo Divino en silencio!

No avanzó más en la civilización y, en cambio, estaba flotando en sus fronteras. El número de prodigios en el barco había aumentado de las tres docenas iniciales aproximadamente a incluir otra docena. Ahora había casi cincuenta pasajeros a bordo del barco. El barquero de papel miró hacia arriba cuando el barco se detuvo en el cosmos. Miró en la dirección del campamento de la Secta Espíritu Celestial, levantó su mano derecha y comenzó a gesticular lentamente en la misma dirección. El sonido del llanto, una llamada de convocatoria, comenzó a llenar el cosmos...

No hubo palabras, solo el sonido del llanto en la invocación reverberando a través del cosmos. De hecho, no todos pudieron escuchar esta llamada. El patriarca de la Secta Justicia Soberana Divina, que poseía el linaje de la familia real, podía, y el Daoista Lin Hai podía. El Señor de la Secta Espíritu Celestial y todos los demás no sintieron la llamada en absoluto.

Wang Baole ya había abordado el barco antes. Esa podría ser la razón por la que ahora era la tercera persona en la civilización del Ojo Divino en escuchar la invocación. ¡Con un impulso del Ojo de la Estrella Eterna, envió su Conciencia Divina a través del cosmos y vio el recorte de papel humanoide en el barco espiritual!

"¡Esta aquí!" ¡Wang Baole se animó!


Comentarios del capítulo: (0)