lhp-capitulo-953
LHP - Capítulo 953
44728
953

Capítulo 953: El rey real y el rey falso Hoja Dorada (3)

Traductor: SolcarJ

No era de extrañar que el Rey Hoja Dorada se sintiera frenético.

Las palabras que el Rey Hoja Verde le acababa de decir le hacían sentir como si alguien le hubiera palmeado de pies a cabeza, hasta el punto de que incluso el color de su ropa interior ya no era un secreto.

Para una persona que nunca antes había conocido saber tanto sobre él... Para empeorar las cosas, ¡ni siquiera sabía quién era la otra parte! el inmenso miedo que sentía de esta situación desconcertante lo dejó increíblemente frenético.

– ¿Quién soy yo? ¡Soy el Rey Hoja Dorada!– Zhang Xuan lanzó sus mangas con ira y bramó. –Sólo detén esa lucha sin sentido y confiesa. ¿Por qué te haces pasar por mí?

– ¿Imitándote? ¡Maldito seas!– La respiración del Rey Hoja Dorada se aceleró.

–Rey Hoja Verde, como has visto, mi versión es mucho más detallada que la suya.

Sin prestar atención al Rey Hoja Dorada, Zhang Xuan dirigió su atención al Rey Hoja Verde y dijo con tristeza: –Sin embargo, no tiene sentido seguir con este asunto. ¡A este paso, nos convertiremos en el hazmerreír de este grupo de Maestros Titulares! ¿Por qué no lo hacemos así entonces? Todavía tengo algunos asuntos con ellos que no es conveniente que el resto de ustedes conozcan, así que permítanme terminar de interrogarlos en privado primero. Si todavía tienes algunas reservas hacia mí, puedes sellar el área completamente para que nadie pueda escapar. Esta misión me fue confiada por los superiores, y se trata de un gran secreto de nuestra raza. ¡Debe lograrse sin importar el costo!

El objetivo de Zhang Xuan no era realmente convencer a los demás de que él era el Rey Hoja Dorada.

Era inviable hacerlo. Después de todo, el verdadero Rey Hoja Dorada estaba parado frente a él.

Lo que intentaba hacer era ganar tiempo. Mientras pudiera confundirlos lo suficiente como para ganar tiempo a solas con los maestros, eso sería suficiente.

– ¿Quieres interrogarlos en privado?– el Rey Hoja Verde frunció el ceño.

–Tenga la seguridad de que hay tanta gente estacionada afuera. No hay forma de que puedan escapar. Después de terminar mi interrogatorio, saldré a comparar testimonios con ustedes una vez más para probar mi verdadera identidad–. Zhang Xuan agitó su mano despreocupadamente.

– ¿Sobre qué desea interrogarlos?–, el Rey Hoja Verde preguntó dudoso: – ¿Por qué no podemos quedarnos aquí para escuchar?

–Como dije, esto concierne a un gran secreto de nuestra raza. Debido a la gran responsabilidad que tengo, pagué un alto precio por evitar el sello por adelantado. Ninguno de ustedes será capaz de asumir la responsabilidad si algo sale mal en la misión y afecta nuestro gran plan–. Dijo Zhang Xuan con un agudo brillo en sus ojos.

– ¡No escuches sus tonterías! Sólo está cambiando de tema...–, argumentó el Rey Hoja Dorada.

Sin embargo, antes de que pudiese terminar sus palabras, Zhang Xuan se giró y miró fríamente al Rey Hoja Dorada, como si quisiera hacer pedazos al estúpido que tenía ante él. – ¿Cambiando de tema? ¡Cómo te atreves! Durante muchos años, nuestros miembros de la tribu han sufrido después de que ese maldito Kong shi nos echara. No fue fácil para nosotros encontrar una oportunidad para levantarnos una vez más, y tú... ¡Déjame preguntarte esto! Si algo sucede, ¿crees que un simple Rey como tú puede enfrentar las consecuencias?

Bajo la gran presión de la mirada de Zhang Xuan, el Rey Hoja Dorada tartamudeó.

En aquel entonces, después de que su Tribu Demoníaca de Otro Mundo fuera expulsada del continente principal por Kong shi, se habían visto forzados a entrar en el siniestro y oscuro campo de batalla de otro mundo. Durante muchos años, los miembros de su tribu habían considerado el regreso al continente principal como su objetivo final. ¡Si realmente arruinara este asunto, no podría pagar por sus pecados aunque muriera diez mil veces más!

Justo cuando estaba perplejo, el Rey Hoja Dorada de repente escuchó un mensaje telepático del Rey Hoja Verde. –Hermano Yin, ¿sabes quién es?

En lo más profundo de su corazón, el Rey Hoja Verde aún confiaba en la persona con la que había venido aquí.

–No me frustraría tanto si supiera quién es–, gritó exasperado el Rey Hoja Dorada.

Después de un momento de vacilación, el Rey Hoja Verde dijo: –Olvídalo, vámonos por ahora. En cualquier caso, los de los alrededores son nuestros hombres, así que no hay forma de que pueda escapar. Si, por casualidad, sus palabras son verdaderas, eso será un pecado extremadamente pesado para nosotros. ¡No podemos permitirnos el lujo de correr el riesgo!

Desde el principio hasta el final, nunca había creído que Zhang Xuan fuera el verdadero Rey Hoja Dorada. Sin embargo, el hecho de que la otra parte hubiera podido señalar los defectos de cultivo del Rey Hoja Dorada y el increíblemente puro Zhenqi de Matanza que la otra parte había aprovechado indicaba que la otra parte no era una figura ordinaria.

Si el otro partido era un emisario enviado por sus superiores y tenía una misión que cumplir, estarían en serios problemas si obstaculizaran su misión.

–Esto...

El Rey Hoja Dorada estaba en un dilema.

Dudas llenaron su mente.

Tan enojado como estaba por haber sido imitado, considerando el hecho de que la otra parte fue capaz de mantener una actitud intrépida ante él y tener una comprensión tan profunda de él, era muy probable que la otra parte tuviera algún tipo de respaldo.

–Independientemente de si él se ha hecho pasar por ti o si tú te has hecho pasar por él, ese es un asunto que podemos resolver internamente. Mientras tengamos tiempo suficiente, será fácil para nosotros resolver el problema. Si realmente se trata de eso, podemos hacer que ambos ejecuten sus movimientos más fuertes, y a través de los movimientos, deberíamos ser capaces de saber quién es el verdadero–, dijo el Rey Hoja Verde.

–Al menos por el momento, creo que no deberíamos interferir con la misión de la otra parte. Esto podría muy bien implicar instrucciones de los superiores, y no seremos capaces de soportar las consecuencias si algo sale mal.

A los ojos de la mayoría de los Demonios del Otro Mundo, eran Reyes estimados que tenían un gran poder. Sin embargo, ellos mismos sabían que su posición no valía la pena en absoluto.

Incluso dentro del Estrato Rey, estaban entre los más débiles.

– ¿Estás diciendo que debemos irnos por el momento?– preguntó el Rey Hoja Dorada.

–De hecho, creo que deberíamos irnos por el momento. ¿No te especializas en formaciones? Si todavía estás preocupado, puedes poner una formación alrededor del área para que no puedan escapar. Una vez que haya terminado su interrogatorio, podemos seguir decidiendo cómo tratar el asunto. No te preocupes, viniste conmigo, y confío más en ti que en ese tipo–, dijo el Rey Hoja Verde.

El Rey Hoja Dorada dudó un breve momento antes de asentir con la cabeza.

–Está bien entonces.

Lo que dijo el Rey Hoja Verde tenía sentido. En términos de pureza y fuerza zhenqi, la otra parte era igual o incluso superior a él. Si se peleaban y luchaban aquí, había una buena posibilidad de que acabasen dañando a los Demonios del Otro Mundo de la zona y destruyendo la base que habían construido cuidadosamente, afectando así a su gran plan.

Los superiores habían pagado un precio astronómico por evitar la barrera. Si lo arruinaran todo por un asunto menor como ese, ¡se convertirían en los pecadores de la Tribu Demoníaca del Otro Mundo!

Como dice el refrán, la falta de paciencia para lo trivial puede frustrar el esquema mayor.

La Tribu Demoníaca del Otro Mundo había esperado demasiado tiempo por esta oportunidad. No podían permitir que fracasara por su culpa.

Al ver que tenía la aprobación del Rey Hoja Dorada, el Rey Hoja Verde suspiró aliviado. Volviéndose hacia Zhang Xuan, cerró el puño y dijo: –Ya que vas a interrogarlos, te esperaremos fuera. Discúlpenos, pero sólo podemos darle una hora como mucho.

–Um, está bien–. Asintiendo, Zhang Xuan se giró y agitó las manos, indicando que se fueran.

El Rey Hoja Verde y el Rey Hoja Dorada se miraron el uno al otro antes de salir. Sin embargo, antes de que pudieran llegar lejos, de repente oyeron la voz de un maestro indignado desde dentro de la sala.

– ¿No dijiste que eres el Director de la Academia de Maestros de Hongyuan, Zhang Xuan, disfrazado y que nos vas a liberar? ¿Cuándo te convertiste en el Rey Hoja Dorada?

El que habló fue Lu Feng.

Ese tipo tenía una idea muy arraigada de que Zhang Xuan era un demonio de otro mundo. Sabiendo que era imposible que él mismo matara a este último, deseaba aprovechar esta oportunidad para crear una grieta entre los Demonios del Otro Mundo para que pudieran destruirse unos a otros.

"Tú..." Oyendo esas palabras, Zhang Xuan casi derramó sangre y se desmayó.

No había sido fácil para él disipar las dudas de esos pocos, y el éxito estaba a la vuelta de la esquina. Sin embargo, ese tonto de repente le había echado esta farsa encima. ¿Tu intención es verme muerto?

Como el anterior Director de la Escuela de Boticario de la Academia de Maestros de Hongyuan, ¿cómo puedes ser tan descerebrado?

Zhang Xuan se sentía verdaderamente enfurecido por las estúpidas acciones de Lu Feng, pero aún podía entender la razón por la que este último lo haría.

Hacía sólo un momento que había insistido en que era un Maestro Titular, pero al momento siguiente, de repente, estaba tratando de convencer a los demás de que él era el Rey Hoja Dorada, e incluso había presentado un argumento relativamente convincente. En cualquier caso, eso convenció aún más a Lu Feng de que él era de hecho un Rey Demoníaco de Otro Mundo, y esto lo impulsó a hacer uso de esta oportunidad ideal para agitar las luchas internas entre ellos.

Zhang Xuan se sentía tan enfadado que podía explotar, pero sabía que no era el momento de perder la calma. Volviéndose rápidamente, vio que el Rey Hoja Verde y el Rey Hoja Dorada se habían detenido en sus pasos y dirigieron miradas dudosas hacia él.

– ¿Director de la Academia de Maestros de Hongyuan? ¿Zhang Xuan?

– ¿Liberarlos? ¿Qué está pasando?

El dúo miró a Zhang Xuan con ojos agudos, aparentemente intentando ver a través de su disfraz.

–Esto...

El cuerpo de Zhang Xuan se endureció mientras su cerebro giraba rápidamente en acción. Un momento después, se rió en voz baja y tranquilamente contestó: –En efecto, soy el Director de la Academia de Maestros de Hongyuan, Zhang Xuan.


mode_commentComentario de SolcarJ

Hey queridos chicuelos, chicuelas, chicueles, aquí SolcarJ de regreso a SkyNovels.
Únanse a mí en WhatsApp y Telegram. Allí están mis otros seguidores con quienes podrás disfrutar de charlas amenas sobre casi cualquier cosa.
También estoy yo… en vivo y en directo!

https://chat.whatsapp.com/CNGkN5G2QNU7MFIDSy8dAm

https://t.me/+foHWOxmTVvwyMWQx

Reacciones del Capítulo (1)


Comentarios del capítulo: (0)


lhp-capitulo-954
LHP - Capítulo 954
44729
954

Capítulo 954: Confía en Zhang Xuan.

Traductor: SolcarJ

– ¿El Director de la Academia de Maestros?

* ¡Hong Long! *.

Al enterarse de que un humano, el Director de una Academia de Maestros, se había colado en sus filas, disfrazado de uno de los suyos, las caras del Rey Hoja Verde y del Rey Hoja Dorada se oscurecieron cuando una poderosa fuerza surgió de sus cuerpos. Miraron fríamente a Zhang Xuan como un águila mirando a su presa, aparentemente preparada para hacer un movimiento en cualquier momento.

Desde el principio, la identidad de la otra parte había sido muy dudosa. Si la otra parte fuera realmente un maestro, tendrían que matarlo en el acto.

Ignorando a los dos que iban a hacer un movimiento, Zhang Xuan volvió su mirada hacia Lu Feng e instó ansiosamente: –En verdad, soy el Director Zhang. Mira, van a hacer un movimiento hacia mí, así que puedes creerme ahora, ¿verdad? ¡Así que, date prisa y dime esa cosa! ¿Realmente pretenden llevarse el secreto a sus tumbas?

– ¿Esa cosa?– Lu Feng estaba desconcertado.

Desde el principio hasta el final, la otra parte había estado hablando de cómo quería rescatarlos. La otra parte no había dicho nada sobre 'esa cosa'!

– ¡Permita presentarlos a los dos!

Sin prestar atención a la expresión estupefacta de Lu Feng, Zhang Xuan se volvió hacia el Rey Hoja Verde y el Rey Hoja Dorada y dijo: –Este es el Director suplente de la Academia de Maestros de Hongyuan, medio maestro de 7 estrellas Lu Feng...

– ¿Director suplente?– el Rey Hoja Verde y el Rey Hoja Dorada se miraron y fruncieron el ceño.

–De hecho, ¡soy Lu Feng! Mátame si quieres, pero no me sacarás nada de la boca–. Lu Feng se levantó y levantó su mirada con orgullo.

– ¿Qué hace aquí un Director suplente de una Academia de Maestros?– Los dos Reyes estaban desconcertados.

– ¿Matarte? ¿Por qué iba a matarte? ¡Estoy aquí para salvarte! ¿No te dije que soy tu Director? ¡Confía en mí!– Dijo en serio Zhang Xuan.

El Rey Hoja Verde y el Rey Hoja Dorada se miraron el uno al otro antes de darse cuenta de ello, y se rieron a carcajadas.

– ¡Ja, ja, ja! Ciertamente. ¡Puedo testificar que él es su Director!

–Yo también puedo responder por eso. Hemos estado dudando de su identidad desde el principio, y parece que ahora tenemos una respuesta...

Hacía tiempo que habían oído hablar de la obstinación de los maestros; ni siquiera la muerte podía abrirles los labios. Lo más probable es que la otra parte estuviera tratando de hacerse pasar por su director con la esperanza de ganar la confianza de la otra parte para descubrir más de sus secretos.

De hecho, era una broma en sí misma para la otra parte ser el Director de una Academia de Maestros.

¿Tendría tal apariencia el Director de una Academia de Maestros? ¿Empuñaría el Director de una Academia de Maestros un Zhenqi de la Matanza tan puro?

¡Qué chiste!

Además, considerando la elevada posición del director, ¿por qué descendería a la Galería Subterránea y buscaría la muerte?

Y lo que es más importante, dado que Lu Feng era el Director suplente, ¿cómo podría traicionar a su propio líder, pronunciando su nombre en voz alta para que lo oyeran?

¡Era evidente que la otra parte estaba tratando de sembrar la discordia entre ellos!

¿Para tratar de usar un engaño tan pobre con nosotros? ¡Todavía eres demasiado joven, hijo mío! Somos reyes demoníacos de otro mundo; ¡es absurdo que pienses que tales pequeñas artimañas podrían funcionar con nosotros!

Escuchando las palabras de los dos, Zhang Xuan suspiró aliviado. –Mira, incluso ellos han testificado a mi favor...

En la situación anterior, habría parecido sospechoso no importa cómo tratara de explicarlo. Como ese era el caso, debería admitirlo con franqueza.

De esta manera, los confundiría aún más, forzándolos a repensar toda la situación y a llenar las incongruencias de la historia con su rica imaginación.

También sucedió que la identidad de Lu Feng era bastante sensible, y eso también funcionó a su favor. Al dejar caer estas insinuaciones, no fue muy difícil para él guiar a la otra parte en la dirección que quería.

Por lo que parece, estaba funcionando bastante bien.

Por otro lado, Lu Feng todavía no tenía ni idea de que había sido usado, y gritó furiosamente a Zhang Xuan: –Humph, ¿quieres que te crea? Sigue soñando.

– ¿Por qué eres tan terco? Ya te he probado mi identidad una y otra vez, pero no lo creerás...

Con un amargo suspiro, Zhang Xuan miró a los dos Reyes y se encogió de hombros impotente.

El Rey Hoja Verde frunció el ceño. –En mi opinión, no hay necesidad de pasar por tantas dificultades para acercarse a ellos. Sólo hay que quemarlos en la rejilla, y cuando su piel se abra por el calor intenso, tirarlas a la caverna de hielo. ¡Repite el ciclo unas cuantas veces, y no hay manera de que sean capaces de mantener su coraje!

El Rey Hoja Dorada también asintió con la cabeza. –Ciertamente. Esos bribones deben ser tratados severamente para hacerlos hablar. ¿Qué columna vertebral o dignidad? No son más que meras palabras. Sólo desgástalos por unos días, y creo que lo derramarán todo obedientemente.

–Um. Si no funciona, probaré tu método–. Zhang Xuan hizo un gesto con la mano y dijo: –Sin embargo, por el momento, todavía tengo otros métodos que probar. Deberías irte por ahora.

– ¡Muy bien!– el Rey Hoja Verde y el Rey Hoja Dorada asintieron antes de abandonar la zona.

* ¡Jiya! *.

La puerta se cerró, dejando a Zhang Xuan solo con los otros maestros una vez más.

– ¡Mátanos, picanos, has lo peor que puedas! ¡No esperes que te digamos una palabra!

–Ciertamente. Ya hemos vivido lo suficiente de todos modos; ¡lo peor que puede pasar ahora es la muerte!

– ¡Debes estar soñando si crees que los maestros nos someteremos a ustedes, demonios del otro mundo!

Oyendo que Zhang Xuan iba a interrogarles, los maestros endurecieron el cuello con orgullo.

Los Maestros Titulares podrían morir, ¡pero no podrían someterse a otra raza!

Este era el resultado final en sus corazones, así como la dignidad y el honor por los que habían vivido.

Viendo sus expresiones, Zhang Xuan agitó la cabeza.

Su actitud fue en verdad admirable, ¡pero él estaba realmente ahí para salvarlos!

Después de un momento de vacilación, Zhang Xuan suspiró profundamente y dijo:

–Sé que ninguno de ustedes me cree, pero deberían ser muy conscientes de que sólo te espera un destino si esperas aquí. O mueres o sufres un destino peor que la muerte. Sin embargo, si me sigues, puedo sacarte de aquí. En cuanto a si soy Zhang Xuan y el Director de la Academia de Maestros de Hongyuan o no, siempre podemos hablar de eso una vez que estemos a salvo.

Viendo la sinceridad en los ojos de la otra parte, que contrastaba profundamente con el salvajismo reflejado en las miradas de los Demonios del Otro Mundo, los maestros se miraron dudosos unos a otros.

Viendo que el grupo empezaba a vacilar, Zhang Xuan siguió adelante. –Si quisiera matarlos, ¿creen que alguno de ustedes podría detenerme en su estado actual? Considerando que soy el Director de Hongyuan, tampoco hay necesidad de interrogarte. ¿Hay algún secreto que valga la pena que me tome tantas molestias?

–Esto...– La multitud se quedó en silencio. Incluso el hostil Lu Feng abrió la boca varias veces pero no pronunció una sola palabra de protesta.

La otra parte tenía razón. Si intentaba matarlos, no había necesidad de que malgastara su aliento con ellos. Si pretendía obtener valiosa información de ellos, le habría ido mucho mejor torturándolos que siendo amigo de ellos. ¿Podría la otra parte realmente estar allí para salvarlos?

–Aunque no me creas, seguro que reconoces esto, ¿verdad?– Viendo que sus palabras finalmente funcionaban, Zhang Xuan suspiró aliviado. Moviendo su muñeca, una señal apareció en su mano.

¡Sello del Director!

– ¿Esto es... un Sello del Director Impecable? ¿Cómo puede ser posible...?– Al ver el sello, Lu Feng quedó atónito.

Como anterior Director suplente de Hongyuan, conocía bien los diversos niveles del Sello del Director. El símbolo en las manos de la otra parte era claramente el legendario Sello del Director Impecable! Se decía que sólo uno que había obtenido el reconocimiento de todos los Maestros y estudiantes de la academia podía formarlo. Debido a la imposibilidad de hacerlo, nunca antes había aparecido en la historia.

Sin embargo, para que apareciera en las manos de Zhang Xuan... ¿Cómo era posible?

– ¿Sello del Director Impecable? ¿Qué significa eso?

Los otros maestros no estaban muy seguros de su significado, así que se miraron unos a otros confundidos.

–Es...– Lu Feng dudó un momento antes de explicarles todo.

–¿Es un Sello de Director que se forma al ganar el reconocimiento de cada maestro y estudiante en la Academia de Maestros?

–Si él posee el Sello del Director Impecable, ¿no significa eso que incluso todos los predecesores confían en él? Si ese es el caso, ¿qué derecho tenemos a dudar de él?

– ¿Podría haber matado al verdadero Director Zhang Xuan y robado su ficha?

– ¡Eso es imposible! el Sello del Director se forma reuniendo las voluntades de los maestros y estudiantes para el Director. ¡Si el Director es asesinado, las voluntades reunidas comenzarán a disiparse!

******

Después de escuchar la explicación, las miradas de todos se volvieron hacia Zhang Xuan una vez más. Aunque todavía albergaban algunas reservas hacia él, ya no se resistían tanto a la idea de seguir sus órdenes.

–El tiempo no está de nuestro lado, así que no tengo el lujo de explicártelo todo ahora. Si confías en mí, sígueme y te sacaré de aquí–. Viendo que los otros ya no tenían tanta hostilidad hacia él, Zhang Xuan asintió hacia dentro. –Sólo tenemos una oportunidad. Sólo viviendo puedes matar a más demonios del otro mundo en el futuro y proteger a la humanidad. El valor y la rectitud son buenos rasgos, pero sólo bajo las circunstancias correctas. ¡Si te quedas aquí, tu sangre sólo será usada como tributo por los Demonios del Otro Mundo para traer aún más de sus hombres de tribu!

–Esto...– Oyendo esas palabras, las caras de todos se congelaron.

La otra parte tenía razón. También habían oído que la razón por la que los Demonios del Otro Mundo les habían perdonado hasta ahora era usarlos como tributos para eludir el sello, de modo que los Demonios más poderosos del Otro Mundo pudieran venir a este lado.

Si permanecieran allí, ese sería el destino que les esperaba. No sólo su sacrificio habría sido en vano, sino que habrían dañado potencialmente a más humanos.

El maestro más anciano del grupo preguntó: – ¿Cómo pretendes escapar? ¡Escucharemos tus órdenes!

– ¡Incluso si nos mientes, será mucho mejor que quedarte aquí!

Los otros maestros también asintieron con la cabeza.

–Um, el plan es simple. Todo lo que necesito que hagas ahora es que no te resistas, y te llevaré a un espacio plegado–, dijo Zhang Xuan.

Ya había pensado en cómo podría escapar con los Maestros Titulares.

Claramente sería imposible sacarlos de la base del Demonio del Otro Mundo discretamente dada la seguridad en el área. Como tal, la única forma era moverlos al Nido de la Hormiga Reina de Diez mil Colmenas y encontrar una forma de escaparse él mismo.

– ¡Muy bien!– Los demás se sorprendieron cuando oyeron que tenían que entrar en un espacio plegado, pero sabiendo que el tiempo era limitado, asintieron apresuradamente.

De hecho, esta era la mejor solución que tenían a mano.

– ¡Muy bien, adelante!

Moviendo su muñeca, Zhang Xuan sacó el Nido de la Hormiga Reina de Diez mil Colmenas antes de extender su conciencia hacia ellos.

Los otros maestros también aflojaron su guardia mental, sin resistirse a la atracción de Zhang Xuan.

* ¡Hu! *.

Con un ligero zumbido, unos cuarenta maestros desaparecieron de la habitación, entrando en el Nido de la Hormiga Reina de Diez mil Colmenas.

Devolviendo el Nido de la Hormiga Reina de Diez mil Colmenas a su anillo de almacenamiento, Zhang Xuan suspiró aliviado.

Era ciertamente frustrante tratar con esos maestros obstinados cuando estaban en su contra, pero al final, estaba claro que sus corazones estaban alineados con la humanidad, y los esfuerzos que estaban dispuestos a hacer por la humanidad eran dignos de respeto. Pase lo que pase, sintió que debía salvarlos.

"Ahora... ¿cómo salgo?"

Habiendo puesto todo en el Nido de la Hormiga Reina de Diez mil Colmenas, todo lo que quedaba para Zhang Xuan era encontrar una forma de salir de este lugar.

Echando una mirada a través de las ventanas, vio que los dos Reyes estaban de hecho vigilando el área desde afuera. Además de eso, había varias formaciones adicionales establecidas alrededor del área. En caso de que Zhang Xuan intentara abandonar el área abruptamente sin una razón válida, bien podría encontrarse linchado al momento siguiente.

"Pude persuadirlos para que se fueran antes, discutiendo a la fuerza mi camino, pero tan pronto como noten que faltan los Maestros Titulares, ¡seguramente se darán cuenta de que algo anda mal y me derribarán!" Zhang Xuan frotó su glabela con frustración.

No había forma de que pudiera explicar la desaparición de los Maestros Titulares a los dos Reyes, y tampoco había forma de que los dos Reyes le creyesen. La única forma en que podía sobrevivir en esta situación era huyendo discretamente, pero... ¿cómo podía huir dada la estrecha guardia que había en el pasillo?

Finalmente, Zhang Xuan tomó una decisión. Parece que tendré que confiar en mis medios como un oráculo del alma!

Había sopesado sus opciones, y parecía que la mejor y posiblemente única manera de salir de esta situación era huyendo en su forma de alma.

Después de decidirse, se sentó en el suelo y sacó su alma de su glabela sin dudarlo.

Después de eso, metió su cuerpo físico en su anillo de almacenamiento antes de llevar discretamente su anillo para huir por la puerta.

Esta era la misma situación que en la Cordillera Nubes de Niebla. Quizás, haciendo uso de la intangibilidad e invisibilidad de su alma, podría escabullirse discretamente.

¡Vida o muerte, dependería de esto!


mode_commentComentario de SolcarJ

Hey queridos chicuelos, chicuelas, chicueles, aquí SolcarJ de regreso a SkyNovels.
Únanse a mí en WhatsApp y Telegram. Allí están mis otros seguidores con quienes podrás disfrutar de charlas amenas sobre casi cualquier cosa.
También estoy yo… en vivo y en directo!

https://chat.whatsapp.com/CNGkN5G2QNU7MFIDSy8dAm

https://t.me/+foHWOxmTVvwyMWQx

Reacciones del Capítulo (1)


Comentarios del capítulo: (0)