bu-capitulo-10
BU - Capítulo 10
31826
10

¿Reconoces esto?

Traductor: Leyond

¿Reconoces esto?

¡El fenómeno que causó el Cepillo del Emperador Celestial conmocionó a todos los demás en la Tierra Santa de la Ilusión Espiritual!

En el salón principal, todos miraban con incertidumbre. Todos sintieron la amenaza del Cepillo del Emperador Celestial y sus rostros se llenaron de conmoción.

¿Era esto un Artefacto Celestial?

Como era de esperar, fue realmente fuerte; solo un poco de presión los hizo sentir como si sus cuerpos estuvieran a punto de romperse y desmoronarse.

Si mostraba su poder, permitiendo que las leyes descendieran, ¿sería capaz de destrozarlo todo?

Algunas personas que menospreciaron la fuerza de la Tierra Santa de la Ilusión Espiritual instantáneamente se retractaron de sus pensamientos. Como era de esperar, un camello delgado que estaba a punto de morir aún era más grande que un caballo. Mientras la Tierra Santa de la Ilusión Espiritual pudiera activar este Artefacto Celestial, nadie podría quitarle su nombre como Tierra Santa.

Feng Luo, quien era el protagonista, estaba totalmente confundido.

Inyectó una gran parte de su Qi Verdadero, pero el Cepillo del Emperador Celestial no se movió en absoluto. Cuando estaba desesperado, el Cepillo del Emperador Celestial se movió solo.

¡El Cepillo del Emperador Celestial continuó absorbiendo su Qi Verdadero!

Incluso si su fuerza alcanzara el nivel de los varios líderes de la secta en la Tierra Dali, no podría soportar el consumo de un Artefacto Celestial.

En poco tiempo, Feng Luo ya no pudo soportarlo. Gritó, sorprendiendo a todos a su alrededor.

"¡Líder de la Secta, sálvame!"

Gritó Feng Luo, asombrando a todos a su alrededor.

¿No fuiste tú quien activó el Cepillo del Emperador Celestial?

¡Eres una víctima y el Cepillo del Emperador Celestial absorbió tanto que estás a punto de morir!

Entonces, ¿quién fue el que activó el Cepillo del Emperador Celestial?

Todos miraron a Luo Shui que salió del salón principal.

El salvador de la Tierra Santa de la Ilusión Espiritual fue el Artefacto Celestial, el Cepillo del Emperador Celestial, quien trajo de regreso durante la rebelión para reprimir a los que se rebelaron. Se las arregló para eliminar a los rebeldes y ayudó a hacer famosa a la Tierra Santa de la Ilusión Espiritual una vez más.

El prestigio de Luo Shui en la Tierra Santa de la Ilusión Espiritual no era algo con lo que nadie pudiera compararse.

Todos sintieron que el Cepillo del Emperador Celestial pertenecía a Luo Shui. Ahora que el Cepillo del Emperador Celestial estaba absorbiendo el Qi Verdadero de Feng Luo, ¡Luo Shui definitivamente podría resolverlo!

Pero en verdad, Luo Shui miró esas escenas y no tuvo ninguna solución.

El Cepillo del Emperador Celestial no estaba controlado por nadie. Hace 10,000 años, cuando lo trajo de vuelta, pudo controlarlo durante 50 años. Justo después de que pasaron los 50 años, el Cepillo del Emperador Celestial ya no estaba bajo su control, y simplemente permaneció silenciosamente en la Tierra Santa de la Ilusión Espiritual.

Solo la gente del Banco del Universo podía controlar el Cepillo del Emperador Celestial. Feng Luo quería atarlo; sólo uniéndolo podría uno controlarlo.

Y si…

Luo Shui pensó en algo aterrador y su rostro se puso blanco. ¿Estaba a punto de suceder lo que más le preocupaba en su corazón?

"¡Líder de la Secta, sálvame!" Gritó Feng Luo. Su hermoso rostro estaba retorcido y se veía realmente trágico.

Luo Shui vio la situación y se lanzó hacia adelante. Su Qi Verdadero retumbante era como llamas, formando un dragón en el aire que mordía el Cepillo del Emperador Celestial. Forzó a un lado al Cepillo del Emperador Celestial y rompió su conexión con Feng Luo.

Cepillo del Emperador Celestial se sacudió ligeramente en el aire.

¡Hong!

Las llamas se dispararon, causando que el dragón gigante que formó Luo Shui desapareciera instantáneamente. Se convirtió en una niebla que se extendió por el cielo, formando una gran onda de choque que se extendió en todas direcciones.

Como un tornado, atravesó decenas de montañas. Se arrancaron numerosos árboles y se dispararon pedazos de piedra al azar.

Esto fue solo un simple golpe de un Artefacto Celestial.

Feng Luo se salvó y preguntó con incertidumbre, "Líder de la Secta, ¿qué está pasando? ¿No se activó el Cepillo del Emperador Celestial?"

La expresión de Luo Shui fue solemne, "¡Alguien que puede activarlo ha venido!"

"¿Qué?" Feng Luo miró a Luo Shui confundido; su mente estaba llena de signos de interrogación.

Los otros ancianos de la Tierra Santa de la Ilusión Espiritual también estaban totalmente confundidos, no entendían de qué estaba hablando Luo Shui.

Aquellas personas que vinieron a ser espectadores preguntaron todos con curiosidad.

"Líder de la Secta Luo Shui, ¿qué está pasando?"

"Líder de la Secta Luo Shui, ¿no es el Cepillo del  Emperador Celestial activado por personas de la Tierra Santa de la Ilusión Espiritual?"

"Líder de la Secta Luo Shui, eres un superior, entonces, ¿puedes decirnos a nosotros los jóvenes qué está sucediendo?"

Surgieron muchas preguntas a la vez. ¿Todos querían saber cómo una ceremonia podía terminar así?

El Cepillo del Emperador Celestial comenzó a inquietarse y estaba descontrolado. ¿Qué quiso decir el líder de la secta Luo Shui?

¿Acaso… el Cepillo del Emperador Celestial no era de la Tierra Santa de la Ilusión Espiritual?

Luo Shui no respondió una sola pregunta, no tenía energía para preocuparse por nada más.

Los ojos del líder de la secta Luo Shui miraron los escalones frente al salón principal. Había 99 escalones que serpenteaban hacia arriba.

¡En ese momento, unos pasos se extendieron desde las escaleras!

¡Dong! ¡Dong! ¡Dong!

Los pasos eran realmente ligeros, al menos a los ojos de los demás; era el sonido que haría alguien sin ningún tipo de cultivo.

Pero para los oídos del líder de la secta Luo Shui, fue como un trueno en un día de verano.

Su rostro se contrajo y el mal sentimiento en su corazón se volvió cada vez más intenso.

En su corazón, una voz le dijo que lo que tenía que suceder llegaría al final.

Pero el líder de la secta Luo Shui no estaba dispuesto a admitirlo ni a creerlo.

No parpadeó mientras miraba los escalones de piedra. Apretó los puños y estaba extremadamente nervioso.

El líder de la secta, Luo Shui, quien era un gran experto hace 10,000 años, estaba realmente muy nervioso ahora. Todos no pudieron evitar mirar también.

Seguían siendo los mismos escalones de piedra.

La única diferencia era que los pasos se acercaban cada vez más.

¡Dong! ¡Dong! ¡Dong!

Los pasos aterrizaron en el suelo y todos pudieron escucharlos con mucha claridad.

Cada uno de ellos tenía una expresión diferente. Al ver cómo el líder de la secta Luo Shui estaba tan serio y nervioso, incluso asustado, nadie habló.

El Cepillo del Emperador Celestial flotó en el aire y absorbió la mayor parte del poder de Feng Luo. Apenas pudo permitir que su espíritu de artefacto se recuperara y esperar a que llegara su nuevo maestro.

Feng Luo se sentó en el suelo; estaba desprovisto de energía mientras jadeaba profusamente. Recuperó la energía que había perdido y frunció el ceño mientras miraba.

Quería ver quién estaba causando problemas, perturbando su día más importante.

Los discípulos de la secta interior, unos cientos de ancianos y diáconos, todos fruncieron el ceño mientras miraban. Sus corazones se llenaron de rabia.

Una Asamblea de Ilusión Espiritual fue destruida así; eso era simplemente absurdo.

¡Dong! ¡Dong! ¡Dong!

Al dueño de las pisadas no le importaba en absoluto. Mantuvo su velocidad original. Finalmente, ante la expectativa de todos, llegó al centro de la plaza.

Cuando Li Xiandao entró en la plaza, numerosas miradas se posaron en su cuerpo.

¡Frío!

¡Duda!

¡Choque!

Li Xiandao podía sentir todo tipo de emociones.

Luo Shui se paró frente a Li Xiandao entre todas estas personas.

Era un hombre de mediana edad, de pelo blanco, que parecía bastante guapo. Estaba un poco delgado y el aura que desprendía era extraordinaria.

Después de que Luo Shui vio a Li Xiandao, por alguna razón, dejó escapar un suspiro de alivio. Especialmente cuando vio que no tenía cultivo, la preocupación de antes desapareció.

"¿Quién es usted?" Luo Shui preguntó solemnemente. Sus ojos se calmaron una vez más, ignoró por completo a Li Xiandao.

Un mortal sin cultivo en absoluto, ¿por qué tenía que temerle?

Li Xiandao lo miró con calma y la voz de Seven apareció en su mente.

"Maestro, es él. ¡Hace 10,000 años, él fue quien me pidió prestado el Cepillo del Emperador Celestial!"

Li Xiandao sonrió mientras miraba a Luo Shui y dijo, "¡Soy alguien que te conoce desde hace 10,000 años!"

Luo Shui se echó a reír, "Tonterías. Eres un mortal y solo tienes 100 años de vida. ¿Cómo te atreves a decir que me conociste hace 10.000 años?"

La gente a su alrededor miró a Li Xiandao con expresiones burlonas.

Li Xiandao ignoró estas miradas mientras extendía los brazos y decía, "Está bien si no me reconoces, pero ¿reconoces esto?"

¡Weng!

Un reloj rojo apareció en su palma y emitió una luz diabólica, atrayendo muchas miradas.

Entre los cuales, la expresión de Luo Shui fue la peor.

Después de ver el reloj de Li Xiandao, su cuerpo se volvió suave. Sus pensamientos explotaron instantáneamente. Todas esas escenas de hace 10,000 años aparecieron en su mente como una presa que estalla y casi se cae al suelo.

"No, esto desapareció hace mucho tiempo, entonces, ¿cómo lo tendrías?" Luo Shui estaba desesperado. Sabía que estaba acabado.

En este día, finalmente llegó el castigo con 10,000 años de retraso.

Su alegría de antes solo lo estaba adormeciendo ahora.


Comentarios del capítulo: (0)