slr-capitulo-310
SLR - Capitulo 310
33179
310

Capítulo 310 - Tártaro (10)

Traductor: KarlaRG

Brontes miró desde Yeon-woo hasta el reloj de bolsillo. Luego, chasqueo la lengua.

『No estás entregando este artículo a Lord Hades. 』

"Es una pertenencia personal".

『Hm. ¿Es así? 』 

Los ojos de Brontes se llenaron de arrepentimiento. Si tuvieran el reloj de bolsillo junto con la Piedra de Castitas, habrían ayudado mucho a Hades. 

『¿Puedo echarle un vistazo? 』

Sin embargo, como ahora estaba trabajando con Yeon-woo, tuvo que ayudarlo. Brontes extendió la mano. Yeon-woo asintió y le dio el reloj de bolsillo. Sus manos temblaban de nerviosismo.

Brontes examinó el reloj de bolsillo cuidadosamente. Había caído al estatus de Guai, pero el conocimiento de su vida pasada no había desaparecido. Debido a que era un dios herrero, no tenía que preocuparse por su nivel divino como otros dioses.

 『Hm.』

Brontes devolvió el reloj de bolsillo. Yeon-woo lo aceptó cuidadosamente y lo miró. Su garganta estaba ahogada y no podía hablar correctamente. "¿Qué piensas?"

『Dijiste que este reloj está roto, ¿correcto? 』

"Sí, así es".

『Estás equivocado. No está roto. 』

Los ojos de Yeon-woo se abrieron. "¿Entonces ...?"

『Sería más exacto decir que ha sido sellado. La mayoría de las funciones están bloqueadas. Parece que esto se hizo a propósito. 』

Los ojos de Yeon-woo se endurecieron. Sus preguntas finalmente estaban siendo respondidas. Como no podía entender qué le pasaba al reloj de bolsillo con sus Ojos Dracónicos, había estado perdido. Aunque tenía una cantidad sobresaliente de conocimientos en alquimia y magia después de completar la Piedra Filosofal, no podía entender el reloj. Simplemente asumió que su hermano había alcanzado un pico extraordinario. 

"Así que ese no fue el caso".

Se había acercado al reloj de bolsillo de la manera equivocada desde el principio. Si no estaba roto, tenía sentido que no pudiera averiguar qué hacer. Reparar y desbloquear requería conocimientos completamente diferentes. Sintió como si le hubieran quitado una venda en los ojos. Si solo hubiera sabido esto antes, habría encontrado una solución más rápidamente, pero aún así se sentía emocionado. 

"Entonces se puede reparar ... no, ¿desbloquear?"

『No. Es demasiado difícil. 』 

Brontes negó con la cabeza.

"¿Quieres decir que incluso alguien como tú no puede hacerlo?"

『No soy perfecto. Además, el hecho de que usaron la Piedra del Alma en primer lugar significa que son tan hábiles como yo. Asombroso. Parece el trabajo de un mortal, ¡pero su conocimiento es mayor que el de un ser sobrenatural! ¿Puedo preguntar dónde está la persona que hizo este artículo? 』 

Brontes parecía apasionado, como si su curiosidad por el destacado herrero fuera tan profunda como su deseo de venganza.

Yeon-woo sonrió irónicamente. Estaba orgulloso de que Brontes calificara a su hermano tan alto, pero también se sentía triste. Sabía que la función de desbloqueo de la que hablaba Brontes era el diario. Entonces, ¿cuáles eran las funciones selladas? Además, ¿por qué su hermano había puesto la piedra en el reloj de bolsillo?

Como si pudiera leer los pensamientos de Yeon-woo, Bronte lo miró y miró más de cerca el reloj de bolsillo. Luego, dijo, 

『Por supuesto, es porque no puedo desbloquearlo por mi cuenta. 』

Yeon-woo giró abruptamente la cabeza para mirar a Brontes.

『Hagamos un trato. Ya has aceptado la búsqueda de Lady Perséfone, ¿verdad? Ayúdanos a calmar el Tártaro como dice la búsqueda. Si lo haces, reuniré a mis hermanos y haremos todo lo posible para desbloquearlo. 』 

Básicamente le estaba diciendo que se apresurara a ir al Tártaro. 

『¿Cómo es eso? 』

Yeon-woo no tenía ninguna razón para negarse. "Acepto." Agarró el reloj de bolsillo y su corazón comenzó a latir más rápido.

* * *

[Búsqueda repentina / El deseo largamente sostenido de Perséfone]

[Descripción: (Omitido) En su camino para despejar las diez pruebas a petición de Perséfone, ha logrado encontrar las huellas de los tres Apóstoles de los hermanos Cíclope que desaparecieron durante su huida al Tártaro.

Sin embargo, solo has logrado encontrar al cíclope más antiguo, Brontes, y el enemigo se ha vuelto cauteloso contigo. Encuentra rápidamente a los otros dos cíclopes. Cuanto antes los encuentres, mayores serán tus recompensas.]

"¿El enemigo se ha vuelto cauteloso conmigo?" Los ojos de Yeon-woo se entrecerraron ante la información actualizada de la misión. ¿Significaba esto los Titanes y los Gigantes? Parecía que se habían dado cuenta de él después de que había logrado derrotar a los monstruos fantasmas.

『Probablemente sea la persona que está contactando al Tártaro desde el mundo exterior.』 

Brontes leyó los pensamientos de Yeon-woo y respondió.

Yeon-woo lo miró. "¿Sabes quiénes son?"

Brontes sonrió amargamente y negó con la cabeza. 

『No. Nos perseguían. Sin embargo, estoy seguro de una cosa. 』 

Sus ojos se volvieron sombríos. 

『Estaban cerca cuando los monstruos fantasmas atacaron. 』 

Brontes apretó los dientes. 

『Tiene que ser un traidor. Si no, esto no habría ocurrido. Así que... Ten cuidado. 』

Yeon-woo asintió. Brontes tenía razón: si los Titanes y los Gigantes hacían un movimiento, le dificultaría las cosas. Aparte de eso, interferir en una guerra entre dioses como mortal era una gran carga.

『No podíamos ocuparnos de algo como esto nosotros mismos, y ahora le estamos pidiendo ayuda a un mortal como tú. Qué humillante. 』 

Brontes desapareció en la Coleccion De Alma. Aparte de su vergüenza, necesitaba descansar porque se había agotado al usar su poder sagrado.

Yeon-woo extendió sus Alas de Fuego y comenzó a moverse de nuevo. Cuanto más los usaba, más se convertian sus Alas de Fuego en una habilidad.

[Has entrado en la 7ª puerta, 'Infierno de Grandes Soluciones'.]

[Has entrado en la 8ª puerta, 'Infierno de camas de hierro'.]

......

En la séptima puerta, vientos feroces giraban a su alrededor, y en la octava puerta, tuvo que pasar a través del hierro hirviendo. Los escenarios se estaban volviendo tan difíciles que incluso Yeon-woo no podía atravesarlos. Eran áreas verdaderamente peligrosas donde los altos rangos venían a entrenar.

Además, los ataques de sus enemigos se volvieron aún más directos mientras perseguían a Yeon-woo. Justo cuando la ventana de búsqueda había advertido, los Titanes y los Gigantes estaban comenzando a hacer su movimiento, y todo tipo de monstruos extraños comenzaron a aparecer. La fuerza de los monstruos fantasmas en el sexto juicio palideció en comparación con la de ellos.

También estaban formados por fantasmas, pero debido a que estaban conectados por una extraña sombra, era difícil lidiar con ellos. Algunos de ellos incluso tenían una pequeña cantidad de santidad.

"Incluso cuando están atrapados en las cárceles, los dioses siguen siendo poderosos ..." Yeon-woo se vio obligado a esforzarse cada vez más. Aunque los Titanes y los Gigantes estaban atrapados dentro del Tártaro, todavía eran dioses fuertes que habían luchado contra los olímpicos.

Justo en ese momento, un gran tentáculo de sombra voló hacia él, y la niebla ceniza que seguía a Yeon-woo como una cola se reunió frente a él como un escudo. Era un ejército de miles de almas.

¡Auge! ¡Auge!

El tentáculo de la sombra no pudo atravesar la niebla ceniza y fue alejado, destruyendo varios miles de almas en el proceso. Sin embargo, la Colección De Almas rápidamente repuso las almas.

Shanon y Hanryeong usaron sus habilidades distintivas Volcano y Torbellino de espada, arremetiendo contra el tentáculo de la sombra hasta que se separó de su cuerpo. Rebecca saltó y activó la magia. En lo alto del cielo, Boo levantó la Cuenta de Cristal para lanzar hechizos.

Nemesis se convirtió en uno con la oscuridad, y Nike se transformó en fuego para quemar el cuerpo del tentáculo. 

¡Auge!

"¡Caín, ahora!" Creutz gritó, sosteniendo el tobillo del monstruo con fuerza. Yeon-woo asintió y se lanzó hacia el ser golpeador. Activó cuatro de sus poderes y usó sus buffs.

[Héroe – Inflexible]

[Villano – Destruyendo]

Vigrid gritó como si se rompiera en cualquier momento cuando una luz brillante explotó.

[Ola de fuego]

[72 Bian – Yeol, Pa, Cham]

El monstruo se retorció para extinguir el fuego. Cada vez que se movía, la puerta temblaba como si se derrumbara, pero el fuego solo se hacía más grande.

No había forma de que el Fuego Sagrado de Nike perdiera ante un monstruo. Además, Yeon-woo le había agregado diferentes poderes: Aura, Onda de Fuego, Poder Mágico Dracónico, Poder Sagrado, Energía Demoníaca, 72 Bian y Sangre Venenosa Incapacitante. Su Cuerpo Dacónico Divino Demoníaco y el título bendecido por Mana' lo protegieron de cualquier efecto secundario.

El monstruo se derrumbó, incapaz de resistir el aluvión de ataques. 

¡Auge! 

Fue tan colosal que todo el escenario tembló.

"Haa ... Haa... haa ..." Yeon-woo bajó a Vigrid y jadeó. Todo su cuerpo se sentía caliente por el exceso de su Circuito Mágico. Su salud se agotó a un ritmo rápido. Justo en ese momento, el fuego salió disparado del cadáver del monstruo hacia Yeon-woo en forma de pájaro.

『¿Me fue bien? 』

"Sí. Buen trabajo".

『Jeje. ¡Nike es fuerte! 』 

Nike se posó en el brazo de Yeon-woo y dobló sus alas para flexionar sus músculos. Yeon-woo acarició la adorable cabeza de Nike y volvió la cabeza hacia la voz de Nemesis.

『Maestro. 』

"¿Qué?"

La voz de Némesis estaba llena de preocupación. 

『¿Qué pensaste de ese monstruo hace un momento? 』

"Fue fuerte".

『¿Es eso? 』

"Si no fuera por la diferencia en las propiedades, habría sido difícil".

『Tienes razón. Era algo que nunca hubieras podido derrotar en circunstancias normales. Incluso con todos nuestros poderes combinados. 』 

Nemesis continuó con voz pesada. 

『Se llama Medusa. Y en el Tártaro, hay muchos monstruos como ese deambulando. ¿Tienes que ir allí ahora mismo? ¿No sabes que mi maestro anterior tampoco pudo llegar tan lejos? 』

Yeon-woo asintió pesadamente.

Parecía que ese lugar era nuestro límite. Los monstruos que seguían apareciendo en la octava puerta nos hacían perder la esperanza. Cada puerta era lo suficientemente dura, pero los monstruos locos eran demasiados.

Prometimos que volveríamos y salimos del escenario oculto. Sentí que era una pena hacerlo porque quería ver la entrada del Tártaro a pesar de que no podía pasar por ella. Es uno de los pocos lugares de los dioses en el mundo inferior.

『Sé que crees que tienes que ganar el poder del Rey Negro y entiendo tu determinación de arreglar el reloj de bolsillo. Pero no es demasiado tarde para... 』 

Nemesis hizo todo lo posible para detener a Yeon-woo. El Tártaro era un lugar al que un mortal no podía acercarse, y sin embargo, Yeon-woo iba a desafiarlo sin ninguna preparación.

Él también quería ganar poder y desbloquear el reloj de bolsillo. Sin embargo, no era el momento. En comparación con los dioses, Yeon-woo era demasiado débil. Tartarus era un lugar que solo podía ser desafiado después de que despejara el cincuentenario piso.

Jeong-woo se había detenido en la octava puerta incluso con el apoyo de Arthia. Yeon-woo no tenía un equipo, y las cosas se habían vuelto aún más peligrosas ahora que los Titanes y los Gigantes lo habían descubierto. Incluso los incansables Shanon y Hanryeong ya se sentían agotados.

"No. Me voy". 

Yeon-woo negó con la cabeza. Esta oportunidad de encontrar pistas sobre su hermano fue difícil de conseguir. Incluso podría volver a encontrarse con su hermano. Si retrasaba esto, ¿quién sabía lo que podría suceder en el futuro? Además, si pudiera retrasarlo una vez, podría continuar retrasándolo aún más. No quería perder esta oportunidad. Además, Yeon-woo quería decirle algo a su hermano, y no se detendría hasta que lo hiciera. 

'Nunca'.

Yeon-woo absorbió a Medusa y al resto de los monstruos a través de la Espada Vampírica de Bathory, y siguió adelante. Nemesis miró a Yeon-woo con decepción.

Los ojos de Yeon-woo brillaban de ambición. 

"Tengo que conocerlo pase lo que pase".


Comentarios del capítulo: (1)


Gracias por los capitulos. Ya tengo ganas de leer el siguiente!

0

slr-capitulo-311
SLR - Capitulo 311
33192
311

Capítulo 311 - El Rey del Inframundo (1)

Traductor: KarlaRG

[Has entrado por la puerta 10, 'Infierno de oscuridad negra'.]

El camino hacia la última puerta era peligroso, especialmente cerca de la novena puerta, donde los Minotauros y los leones de Nemea casi diezmaron a Yeon-woo. Shanon y Hanryeong, que luchaban en primera línea, tuvieron que recuperar su resistencia en las sombras.

「Haa... Haa... qué maestro tan ridículo. 」

「Ha pasado un tiempo desde que luché tan locamente así. 」

Shanon y Hanryeong parecían mentalmente agotados. Teóricamente, podrían luchar para siempre sin ningún descanso, siempre y cuando se les proporcionaran fantasmas, pero debido a que una vez habían sido humanos, no podían ignorar el estrés mental de la lucha sin parar.

Era demasiado difícil lidiar con los monstruos enviados por los Titanes y los Gigantes, y tuvieron que lidiar con la prueba al mismo tiempo.

Aún así, Yeon-woo perseveró a pesar de que Nemesis ocasionalmente le pedía que regresara. Los otros subordinados de Yeon-woo no dijeron nada y se movieron de acuerdo con sus deseos porque podían sentir su desesperación por encontrar pistas sobre su hermano pequeño y ganar el poder del Rey Negro. Estaba tan desesperado por esas cosas que se empujó al límite sin cesar.

Sus subordinados no querían decepcionarlo, y al final, Nemesis se dio cuenta de lo que estaban pensando y ya no trató de detener a Yeon-woo. También quería las mismas cosas tanto como Yeon-woo. Su anhelo por su maestro anterior era tan grande que incluso soñaba con Jeong-woo.

"Por favor, bendícenos con tu espíritu y lava la oscuridad con luz..." Creutz plantó Zulfikar en el suelo y activó una barrera a su alrededor con una oración.

〈Barrera de Luz Sagrada〉

Era un hechizo que impedía que aquellos con malas intenciones se acercaran y desviaba los hechizos. Sin embargo, la barrera no podía ser transportada, por lo que tuvo que continuar recitando la oración mientras caminaban. Aún así, gracias a la barrera, pudieron descansar un rato.

Creutz estaba haciendo todo lo que podía mientras viajaba con Yeon-woo. Aunque debe haber sentido curiosidad por muchas cosas, no le preguntó a Yeon-woo como había prometido. Yeon-woo estaba empezando a entender su sinceridad, y su respeto por Creutz estaba creciendo.

"¿Están planeando mantenernos afuera hasta el final?" Yeon-woo miró la pesada oscuridad más allá de la Barrera de luz sagrada. Los jugadores tenían que caminar a través de la oscuridad brumosa de la décima puerta, infierno de oscuridad negra, para llegar al final. Eso no fue demasiado difícil para Yeon-woo, ya que podía usar la Conciencia para despejar la prueba.

Sin embargo, podía sentir una gran cantidad de monstruos al acecho en la oscuridad, incluidos los leones De Hidras y Nemea. Todos eran feroces y gigantescos. Sería como caminar hasta la muerte para tratar de pasarlos. Afortunadamente, el Miedo Al Tanino y Vision Infernal de Boo demostraron ser útiles para lidiar con ellos.

'De todos modos'. Yeon-woo se dio la vuelta. "¿Estas miradas también tienen que seguirme aquí?" 

Yeon-woo estaba harto de las miradas adicionales que aparecieron desde que entró en el escenario oculto. Anteriormente, podía sentirlos desde arriba, pero cuanto más se acercaba al Tártaro, podía sentir las nuevas miradas que venían de abajo. Cada mirada era desagradable y temible, y definitivamente eran de los Titanes y Gigantes. 

“Casi no puedo sentir las miradas desde arriba como las de Hermes y Atenea.”

Cuanto más fuerte creciera la energía del Tártaro, más débiles serían las miradas del mundo celestial. Aparte de aquellos con los que tenía canales, casi ningún dios o demonio podía ver a Yeon-woo correctamente.

[Agares se ríe de los otros dioses y demonios que se sienten frustrados por no poder verte.]

[Agares se acerca a un grupo de dioses y demonios que discuten el Tártaro y se burla de ellos.]

[La sociedad piadosa <Olympus>lo ignora.]

[La sociedad piadosa <Asgard>esta molesta por la presencia de Agares.]

.....

Agares parecía estar a la altura de sus viejos trucos. Yeon-woo simplemente lo deslizó lejos de la ventana de mensajes porque era molesto. Estaba girando su Circuito Mágico para recuperarse cuando Boo levantó la cabeza. 

Clack

Sus huesos chocaron entre sí.

"¿Encontraste algo?"

「Después de... Examinar... todas los... Fantasmas... aquí... 」 

Yeon-woo se había llevado todos los fantasmas de cada monstruo fantasma con él. Si no, sus subordinados ya se habrían desvanecido.

 「Es... Aparece... que los... otros Apóstoles... han pasado... éste... sentido. 」

"Ya veo." Yeon-woo se cepilló y se puso de pie. Boo había estado buscando rastros de los otros apóstoles, y confirmó que habían atravesado todas las puertas para cruzar al Tártaro. Si es así, no tenían tiempo que perder.

"¿Deberíamos movernos de nuevo?" Creutz leyó las acciones de Yeon-woo y detuvo la oración, suspirando pesadamente. Había círculos oscuros debajo de sus ojos.

* * *

Tan pronto como dejaron la Barrera de luz sagrada, las miradas de los monstruos comenzaron a enfocarse en ellos. Los otros jugadores que intentaron pasar ya estaban en sus estómagos, pero todavía estaban insatisfechos. Buscaban desesperadamente más presas.

Yeon-woo ya había recuperado a sus subordinados porque era imposible manejar a todos esos monstruos. Tuvo que moverse rápidamente mientras evitaba a los monstruos para llegar a su destino. 

"Corre".

Todos comenzaron a correr tan rápido como pudieron. Sobre la cabeza de Yeon-woo, La Vista Infernal de Boo se abrió para protegerlos.

¡Auge! ¡Auge!

* * *

[Has despejado el escenario oculto 'Diez Puertas'.]

[Has logrado un logro que no se logra fácilmente. El título 'Uno que ha soportado diez pruebas' ha sido creado.]

[Se proporcionará karma adicional.]

[Has adquirido 20,000 karma.]

[Has adquirido 30,000 karma adicional.]

[¿Te gustaría intentar la segunda etapa oculta?]

『Dios, vine aquí como jugador. 』 

El cíclope Brontes habló con voz conmovida mientras miraba la gran puerta de bronce frente a él. Finalmente había llegado a la entrada del Tártaro, el lugar al que había querido llegar sin importar el costo.

Yeon-woo frotó la puerta de bronce. Tenía el mismo mural que las puertas del Tesoro del Olimpo y el templo de Poseidón, pero tenía más detalles. Podía ver a los Titanes y Gigantes sumergiéndose en un abismo oscuro, cayendo de las nubes blancas después de ser golpeados por el rayo de Zeus. Hubo un ser que no quitó los ojos de Zeus, Poseidón y Hades incluso cuando cayó.

'Kronos'. 

La expresión del dios del tiempo y la muerte y el rey de titanes era más vívida que las otras expresiones. Parecía furioso y triste por la traición de sus hijos.

Después de las dos grandes guerras contra los Titanomaquia y los Gigantomaquia, los dioses del Olimpo encerraron a los Titanes y Gigantes. Seres como Kronos probablemente se estaban reuniendo más allá de la pesada oscuridad. Era una prisión llena de seres piadosos a los que los mortales ni siquiera podían acercarse.

Era uno de los pocos lugares donde los dioses y demonios podían moverse libremente sin su territorio sagrado, por lo que Yeon-woo no pudo evitar sentirse ansioso. Creutz estaba igual de preocupado. La décima puerta era un lugar horrible que era peor que todas las otras puertas combinadas. Incluso se sentía orgulloso de sí mismo por haberlo aclarado. Una sonrisa irónica se extendió por su rostro cuando de repente recordó lo que el Líder del Regimiento dijo una vez: nada era imposible si uno trabajaba lo suficientemente duro.

Yeon-woo examinó la puerta con sus Ojos Dracónicos y se volvió para mirar a Brontes. 

"¿Cómo puedo pasar esta puerta?"

No importa cuánto lo empujara, la puerta no se movería. Pensó que se abriría automáticamente porque había recibido la búsqueda de Perséfone, pero se mantuvo firmemente cerrada. Tenía sentido que no se abriera fácilmente, ya que estaba destinado a mantener a los criminales del Olimpo dentro. De lo contrario, los Titanes y los Gigantes ya lo habrían pateado.

『Hay una entrada lateral que solo Lord Hades conoce. Solo él y aquellos con su permiso pueden entrar. 』

"¿Puedes decirme dónde está?"

『Espera. 』 

Brontes cerró los ojos y murmuró un hechizo. La luz brilló a su alrededor. Cuando Brontes levantó la mano, algo parecido a una semilla de diente de león flotó sobre ella con un aura ceniza. 

『Afortunadamente, todavía funciona. 』

"¿Qué es?"

『Es un espíritu del Inframundo. Es una guía que toma prestada la fuerza de Lord Hades para guiar el camino hacia su ubicación. Nos lo dio y todavía es posible convocarlo. ¿Creía que yo vendría algún día? 』 

Brontes cerró su ojo lloroso, una expresión conmovedora en su rostro. Comenzó a hablar de nuevo, abriendo los ojos. 

『No nos quedemos aquí. Tenemos que irnos rápidamente. 』

Yeon-woo y Creutz comenzaron a seguir el espíritu. La puerta de bronce parecía infinitamente alta frente a ellos, y Yeon-woo continuó examinando los murales. Cada uno era diferente. Entonces, el espíritu hizo una pausa y desapareció. Un pequeño portal rojo apareció en la puerta.

Yeon-woo y Creutz se miraron sin decir nada. Luego, con un asentir, entraron en el portal. Cuando la luz se asentó, Yeon-woo se encontró solo bajo un cielo oscuro.

[Has entrado en la segunda etapa oculta, 'Tártaro'.]

[¡Advertencia! Esta es una prisión donde los criminales del Olimpo, los Titanes y los Gigantes, han sido encerrados. Está bajo la administración especial de la Mesa. Esta etapa es difícil para los jugadores, por lo que se recomienda un escape rápido.]

[Una mirada ominosa te está mirando.]

[Se acerca una maldición ominosa.]

[La búsqueda repentina (el deseo largamente sostenido de Perséfone) se ha actualizado.]

[Por favor, compruebe la ventana de búsqueda.]

Inexplicablemente, Yeon-woo se sintió arrastrado. Las miradas de los Titanes y Gigantes que habían sido algo bloqueadas por la puerta de bronce ahora estaban directamente sobre él. Podía sentir un poco de emoción dentro de las miradas: curiosidad, sorpresa, anhelo, envidia. Sin embargo, todas las miradas tenían una cosa en común: la desconfianza.

¿Qué habían visto para hacerles sentir esto hacia Yeon-woo? 

'¿Es posible?' 

Yeon-woo se dio cuenta de que las miradas no estaban enfocadas en él, sino en la Desesperación y el Dolor del Rey Negro.

『¿Por qué estás aquí?

『¿Por qué están sus rastros aquí?

Desde muy lejos, podía escuchar una voz que era débil, como un eco. Entonces, Yeon-woo se dio cuenta de que no estaba parado en una cresta de montaña, sino la cabeza de un enorme dios gigante.

Enormes ojos de docenas de metros de largo lo miraron.


Comentarios del capítulo: (0)