oft-capitulo-26
OFT - Capítulo 26
37704
26

Capítulo 26: El Peligro Alrededor Asecha en Cada Esquina (1)

Traductor: Crowli

Capítulo 26: El Peligro Alrededor Asecha en Cada Esquina (1)

"¿Qué es exactamente el cristal púrpura? Y esa sombra que poseía la intención de invasión maliciosa, ¿qué era también? ¿Tiene algo que ver con la desaparición de mi punto de mutación?"

Xu Qing no lo entendía. Mientras murmuraba para sí mismo y analizaba, el capitán Lei y sus compañeros volvieron uno tras otro. Todos ellos le miraron al pasar.

Xu Qing compuso sus pensamientos y hubo un brillo en sus ojos.

Independientemente de lo que fuera, ahora no era importante.

Tras descansar, le tocaba seguir luchando.

Xu Qing se levantó y limpió la barra de hierro en el cuerpo. Una vez que regresó el brillo frío, se apresuró a salir en el instante en que Cruz pasó junto a él.

Su velocidad era rápida, y se acercó inmediatamente a la manada de lobos que le perseguía.

Después, el sonido de la lucha y los chillidos que hielan la sangre se mezclaron, como si se tratara de una sesión de bautismo para el joven.

Bajo el resplandor disperso del atardecer, hizo que él, que había sobrevivido a la apertura de los ojos del dios y a la lluvia de sangre, mostrara la agudeza adquirida tras mejorar gradualmente.

Esta vez, persistió durante más tiempo.

El tiempo se paso lentamente con la incesante retirada del Equipo Trueno y la resistencia a la rotación.

Ahora, el sol poniente había desaparecido y la brillante luna colgaba en lo alto. La noche había caído en la zona prohibida, pero el sonido de la lucha continuaba.

Esto duró hasta que... su agotamiento llegó al extremo y todas las píldoras blancas se habían consumido. Justo cuando la concentración de sustancias anómalas en su cuerpo estaba a punto de alcanzar el punto crítico de mutación, llegó el amanecer.

La manada de lobos finalmente comenzó a retirarse.

Tras el rocío de los primeros rayos del sol de la mañana, el último lobo de escamas negras de la selva de la zona prohibida los miró con cansancio y desapareció en la distancia. Su entorno se tranquilizó lentamente.

En ese momento, todos estaban cubiertos por una gruesa capa de sangre y estaban tumbados en el suelo, jadeando.

Xu Qing no era una excepción. Incluso con el poder restaurador del cristal púrpura, la tensión psicológica seguía haciendo que todo su cuerpo estuviera agotado sin comparación.

"Finalmente... hemos sobrevivido". A un lado, Diente de Luan murmuró y se esforzó por sentarse. Cuando miró a Xu Qing, habló en voz baja.

"Gracias".

Fantasma Bárbaro también jadeaba y mostró a Xu Qing un pulgar hacia arriba.

Durante la noche de lucha, la duración del turno de Xu Qing superó a la del capitán Lei y a la de Cruz. Incluso podría decirse que sin él, uno de ellos podría haber mutado ya antes de que la manada de lobos se retirara.

Ahora, Xu Qing yacía mirando al cielo. Estaba cansado, pero al mismo tiempo, sentía una profunda duda desde el fondo de su corazón.

La tasa de acumulación de sustancias anómalas en su cuerpo era mucho más lenta que antes.

Incluso le hacía sentir como si las sustancias anómalas de su cuerpo desaparecieran por sí solas a veces.

Mientras todos descansaban, el capitán Lei se frotó el entrecejo. Su mirada seria recorrió a Cruz y a los demás antes de decir con voz ronca.

"Este incidente no puede haber ocurrido por casualidad. La continua persecución de los lobos de escamas negras parecía que algo los atraía. Así que, todos ustedes, saquen los objetos externos que hayan conseguido durante este tiempo. Inspeccionémoslos cuidadosamente. Sospecho que algo... o alguien es la causa de esto".

Al escuchar las palabras del capitán Lei, Cruz y los demás pensaron que también podía ser cierto. Por ello, todos empezaron a sacar sus objetos sucesivamente y comenzaron a revisarse.

A Xu Qing también le pasó algo. Mientras consideraba si la razón detrás de esto podría ser esa placa de metal en las pertenencias de Cuatro Caballos, Diente de Luan, que estaba al lado, de repente dejó escapar un grito de sorpresa y señaló hacia Fantasma Bárbaro.

Entre los objetos que Fantasma Bárbaro había obtenido había una caja de madera.

La caja de madera estaba rota y parecía estar corroyéndose por sí sola. Además, de ella emanaba un tenue aroma. Como estaba mezclado con el olor de la selva de la zona prohibida, no lo olieron más de cerca porque sería difícil de distinguir.

"¿Cómo se ha corroído esta cosa por sí sola?" Fantasma Bárbaro estaba asombrado.

El capitán Lei se adelantó inmediatamente y agarró la caja de madera antes de pasársela a Diente de Luan. Diente de Luan olfateó cuidadosamente y asintió con una expresión desagradable.

"¿Cómo has conseguido esto?" El capitán Lei miró a Fantasma Bárbaro.

"Lo compré el día que volví al campamento a uno de los vendedores ambulantes. Debe contener polvo repelente de insectos..." Fantasma Bárbaro se rascó la cabeza.

"Está hecho con las heces de los conejos mariposa. Al entrar en contacto con el mundo exterior, se autoencendería y atraería formas de vida de tipo escama... el lobo de escamas negras también se considera un tipo de forma de vida de tipo de escama".

Diente de Luan miró a Fantasma Barbaro y dijo lentamente.

Fantasma Barbaro se quedó boquiabierto.

De repente, la atmósfera de su entorno pareció congelarse. Incluso Xu Qing entrecerró los ojos.

Después de un largo rato, el capitán Lei sacudió la cabeza.

"Fantasma Bárbaro fue engañado. Para ser capaz de tendernos semejante trampa dentro del campamento, es fácil imaginar quién puede ser".

"¡Equipo Sombra de Sangre!" Cruz habló fríamente.

"Para que el Equipo Sombra de Sangre nos tendiera semejante trampa, sería difícil decir que no tenían una forma de escapar. Y nosotros no estamos en buena forma ahora mismo..." Diente de Luan dudó.

"Entonces, ¿continuamos hasta el punto de cosecha y completamos la misión, o nos retiramos en este momento? ¿Qué piensan todos?" El capitán Lei levantó la cabeza y miró a un lugar lejano mientras preguntaba lentamente.

Xu Qing se quedó pensativo pero no habló.

Los demás también establecieron contacto visual entre sí. Finalmente, fue Cruz quien habló con dificultad.

"Líder, no estamos lejos de nuestro punto de cosecha y todo el mundo ha perdido demasiado esta vez. Si volvemos con las manos vacías..."

El capitán Lei guardó silencio mientras miraba a Fantasma Bárbaro y a Diente de Luan. El primero bajó la cabeza en señal de culpabilidad, mientras que el segundo parecía reacio. Después de un rato, suspiró suavemente.

"Sigamos adelante. Cuando lleguemos al punto de cosecha, haremos todo lo posible por cosechar todo cuanto antes. Después, todo el mundo se dispersará y tomará una ruta diferente. Cada uno partirá por su cuenta y se reunirá en el campamento".

El capitán Lei tomó la decisión final. Tras un simple descanso, todos se adentraron de nuevo en la selva de la zona prohibida.

En su camino, Xu Qing caminó cerca de Diente de Luan. Entonces sacó el ámbar que había obtenido de la Montaña Gorda y le pidió consejo sobre qué objeto era.

Al ver el ámbar, Diente de Luan se sorprendió. Lo agarró y lo inspeccionó cuidadosamente antes de informar a Xu Qing de que el objeto era el aguijón del escorpión de cara fantasma.

Este escorpión era venenoso, pero eso no significaba que su veneno no pudiera ser neutralizado. También tenía grandes propiedades medicinales. Después de ser envenenado, podía hacer estallar el potencial del cuerpo del usuario en un instante, pero no podía mantenerse. Tras la erupción, el veneno debía ser desintoxicado inmediatamente. Por ello, era criado por la gente en su mayoría y tenía un valor considerable.


Comentarios del capítulo: (0)


oft-capitulo-27
OFT - Capítulo 27
37705
27

Capítulo 27: El Peligro Alrededor Asecha en Cada Esquina (2)

Traductor: Crowli

Capítulo 27: El Peligro Alrededor Asecha en Cada Esquina (2)

Xu Qing comprendió. Después de dar las gracias a Diente de Luan, guardó el objeto.

A partir de entonces, todos permanecieron atentos. Observaron atentamente su entorno mientras avanzaban rápidamente.

Comparado con el anterior, su viaje esta vez fue mucho más tranquilo.

Tal vez debido a la aparición de los lobos de escamas negras de ayer, la mayoría de las otras bestias feroces de la zona se habían dispersado.

Por ello, el Equipo Trueno no encontró ningún peligro en su camino. Así, llegaron al límite entre las profundidades y los bordes exteriores de la zona prohibida.

El terreno de esta zona no era sólo una selva. También había algunas colinas y arroyos. Sin embargo, el arroyo era negro y no potable.

Y en una parte del denso bosque, había un pequeño callejón oculto, y al final del mismo estaba el hermoso paisaje de un pequeño cañón.

Cuando Xu Qing y los demás entraron en el cañón, la vista que les recibió fue como la de otro mundo.

La parte superior de este lugar estaba cubierta con un grueso ratán, parecido a un techo, por lo que la luz del sol no podía penetrar en absoluto. Además, no había grandes árboles, pero había plantas y flores por todas partes.

Flores del tamaño de un puño con una variedad de colores diferentes llenaban todo el cañón. Estaban acompañadas de hierba que emitía una luz azul brillante.

Cada tallo tenía siete hojas.

Emitían luces que eran como las constelaciones, como si transformaran el tranquilo cañón en un pacífico cielo estrellado. Era una especie de belleza única.

Este era el punto de cosecha que el Equipo Trueno había descubierto, y cada uno de esos puntos de cosecha era secreto. Era la base de la supervivencia del equipo.

Cuando llegaron al lugar, al ver que la cosecha requería una técnica especial, no permitieron que Xu Qing participara. En su lugar, se repartieron y comenzaron su propia recolección. De esta forma, serían más rápidos y eficientes.

Xu Qing tomó nota de su técnica pero no participó a la fuerza. En su lugar, se sentó con las piernas cruzadas y practicó tranquilamente su técnica de respiración.

Después de la experiencia de la batalla de ayer, se dio cuenta de que su base de cultivo parecía haber aumentado mucho por el incesante entrenamiento. Ahora, había alcanzado el punto límite en el que podía intentar un avance.

Para prepararse para sobrevivir aún mejor durante la próxima crisis, Xu Qing no perdió el tiempo. Aunque estuviera en la zona prohibida, seguía haciendo circular el Arte de las Montañas y los Mares en su cuerpo, absorbiendo la energía espiritual de su entorno.

Con la aparición de la energía espiritual, el viento dentro del cañón se levantó.

El capitán Lei miró a Xu Qing, pero no lo detuvo. Era muy consciente de que la posibilidad de ser emboscado en el camino de vuelta era alta. En ese momento, cualquier aumento de fuerza era una oportunidad adicional de supervivencia.

No pasó mucho tiempo antes de que el cuerpo de Xu Qing emitiera gradualmente sonidos de golpes mientras recogían.

Como resultado, ráfagas de suciedad se derramaron por los poros de su cuerpo y fundieron la sangre de la capa exterior. Al combinarse con la expulsión de mugre, la carne y la sangre de todo su cuerpo absorbían rápidamente la energía espiritual, y se volvían cada vez más tenaces por el alimento.

El sonido se hizo cada vez más fuerte, pero de repente se detuvo tras alcanzar el límite. En este momento, hubo un rugido en la mente de Xu Qing.

Los vasos sanguíneos de todo su cuerpo se hincharon de repente bajo su piel. Al mismo tiempo, su carne y su sangre estaban llenas de energía espiritual, como si mantuviera una fuerza y una velocidad aún más sorprendentes que antes.

Todo ello se convirtió en un aliento penetrante que impregnó su cuerpo. Después de eso, la energía espiritual fuera de su cuerpo fluctuó y se extendió también en todas las direcciones.

El tercer nivel del Arte de las Montañas y los Mares.

Xu Qing bajó lentamente la cabeza y abrió los ojos.

Nadie podía ver la fugaz luz púrpura, pero no había alegría por el avance en sus ojos. Más bien, fue sustituida por una profunda duda.

Lo que vio cuando bajó la vista fue la sombra moteada de sí mismo bajo la luz del sol dispersa.

Había sentido algo raro cuando había estado cultivando hace un momento. Tras el proceso de separación del Arte de las Montañas y los Mares, la parte purificada de la energía espiritual nutría su cuerpo.

Pero inesperadamente, las sustancias anómalas... no fluyeron hacia el punto de mutación de su brazo. En su lugar... había fluido hacia su sombra.

Era como si la sombra se hubiera tragado la parte con las sustancias anómalas.

Sólo después de un largo rato, Xu Qing levantó la cabeza y suprimió todas sus dudas en el fondo de su corazón.

Miró al capitán Lei y a los demás que habían terminado de recoger y luego miró a lo lejos, a lo largo del final del cañón y en las profundidades de la selva.

Vagamente, pudo ver un edificio en algún lugar a lo lejos. Era como si hubiera un grupo de varios templos unidos en uno solo, sentados en silencio durante este tiempo y emanando un aire antiguo.

"Ese es un edificio de una época desconocida y el límite más lejano al que podemos llegar los carroñeros. No puedes pasar del edificio, pero si encuentras algún peligro cerca, puedes optar por refugiarte allí durante un tiempo".

Después de recoger su ración, el capitán Lei se acercó al lado de Xu Qing y siguió su mirada hacia el grupo de templos, hablando lentamente.

"¿Límite?" Xu Qing asintió con la cabeza.

"Así es. Alguien dijo que durante esa época, la razón por la que se formó esta zona prohibida fue porque el dios miraba estos templos. Algunos carroñeros también buscaron en el lugar, pero no había nada allí, excepto un tipo especial de piedra que aparecía a veces."

El capitán Lei extrajo una porción de la hierba de siete hojas que recogió y la guardó en otra bolsa de cuero.

"¿Cómo es que las piedras son especiales?" Preguntó Xu Qing con curiosidad.

"Si se muele hasta convertirla en polvo y se espolvorea sobre una cicatriz que no se haya formado hace mucho tiempo, puede eliminar la cicatriz. No dejará la más mínima marca. Sin embargo, es inútil para los carroñeros como nosotros. Sin embargo, algunas figuras importantes lo querrán ocasionalmente". Tras decir esto, el capitán Lei miró hacia Cruz y los demás.

En ese momento, Cruz, Fantasma Bárbaro y Diente de Luan también habían terminado de recoger. Bajo la disposición del capitán Lei, cada uno de ellos extrajo una porción y la colocó en la bolsa de cuero que sostenía el capitán Lei.

Al final, la hierba de siete hojas se repartió en cinco. El capitán Lei pasó entonces la quinta bolsa a Xu Qing.

"Esto es tuyo. A partir de ahora, todos se irán por separado. Dividiendo el equipo en individuos, hay más posibilidades de que alguno de nosotros consiga salir". Una vez que el capitán Lei terminó, miró a Xu Qing y le dio un mapa.

"Niño, el objetivo sobre mí es demasiado grande y seguramente seré el foco de atención de Sombra de Sangre. Además, con mi papel de capitán, tengo que protegerlos a todos también. Deberias salir lo antes posible y esperarme en el campamento".


mode_commentComentario de Crowli

5 Comentarios = 2 capítulos extra.


Comentarios del capítulo: (8)


sasasvnbasnbavsnbva

2

Gracias por los capítulos

1

Necesito más, gracias por los caps

1