oft-capitulo-27
OFT - Capítulo 27
37705
27

Capítulo 27: El Peligro Alrededor Asecha en Cada Esquina (2)

Traductor: Crowli

Capítulo 27: El Peligro Alrededor Asecha en Cada Esquina (2)

Xu Qing comprendió. Después de dar las gracias a Diente de Luan, guardó el objeto.

A partir de entonces, todos permanecieron atentos. Observaron atentamente su entorno mientras avanzaban rápidamente.

Comparado con el anterior, su viaje esta vez fue mucho más tranquilo.

Tal vez debido a la aparición de los lobos de escamas negras de ayer, la mayoría de las otras bestias feroces de la zona se habían dispersado.

Por ello, el Equipo Trueno no encontró ningún peligro en su camino. Así, llegaron al límite entre las profundidades y los bordes exteriores de la zona prohibida.

El terreno de esta zona no era sólo una selva. También había algunas colinas y arroyos. Sin embargo, el arroyo era negro y no potable.

Y en una parte del denso bosque, había un pequeño callejón oculto, y al final del mismo estaba el hermoso paisaje de un pequeño cañón.

Cuando Xu Qing y los demás entraron en el cañón, la vista que les recibió fue como la de otro mundo.

La parte superior de este lugar estaba cubierta con un grueso ratán, parecido a un techo, por lo que la luz del sol no podía penetrar en absoluto. Además, no había grandes árboles, pero había plantas y flores por todas partes.

Flores del tamaño de un puño con una variedad de colores diferentes llenaban todo el cañón. Estaban acompañadas de hierba que emitía una luz azul brillante.

Cada tallo tenía siete hojas.

Emitían luces que eran como las constelaciones, como si transformaran el tranquilo cañón en un pacífico cielo estrellado. Era una especie de belleza única.

Este era el punto de cosecha que el Equipo Trueno había descubierto, y cada uno de esos puntos de cosecha era secreto. Era la base de la supervivencia del equipo.

Cuando llegaron al lugar, al ver que la cosecha requería una técnica especial, no permitieron que Xu Qing participara. En su lugar, se repartieron y comenzaron su propia recolección. De esta forma, serían más rápidos y eficientes.

Xu Qing tomó nota de su técnica pero no participó a la fuerza. En su lugar, se sentó con las piernas cruzadas y practicó tranquilamente su técnica de respiración.

Después de la experiencia de la batalla de ayer, se dio cuenta de que su base de cultivo parecía haber aumentado mucho por el incesante entrenamiento. Ahora, había alcanzado el punto límite en el que podía intentar un avance.

Para prepararse para sobrevivir aún mejor durante la próxima crisis, Xu Qing no perdió el tiempo. Aunque estuviera en la zona prohibida, seguía haciendo circular el Arte de las Montañas y los Mares en su cuerpo, absorbiendo la energía espiritual de su entorno.

Con la aparición de la energía espiritual, el viento dentro del cañón se levantó.

El capitán Lei miró a Xu Qing, pero no lo detuvo. Era muy consciente de que la posibilidad de ser emboscado en el camino de vuelta era alta. En ese momento, cualquier aumento de fuerza era una oportunidad adicional de supervivencia.

No pasó mucho tiempo antes de que el cuerpo de Xu Qing emitiera gradualmente sonidos de golpes mientras recogían.

Como resultado, ráfagas de suciedad se derramaron por los poros de su cuerpo y fundieron la sangre de la capa exterior. Al combinarse con la expulsión de mugre, la carne y la sangre de todo su cuerpo absorbían rápidamente la energía espiritual, y se volvían cada vez más tenaces por el alimento.

El sonido se hizo cada vez más fuerte, pero de repente se detuvo tras alcanzar el límite. En este momento, hubo un rugido en la mente de Xu Qing.

Los vasos sanguíneos de todo su cuerpo se hincharon de repente bajo su piel. Al mismo tiempo, su carne y su sangre estaban llenas de energía espiritual, como si mantuviera una fuerza y una velocidad aún más sorprendentes que antes.

Todo ello se convirtió en un aliento penetrante que impregnó su cuerpo. Después de eso, la energía espiritual fuera de su cuerpo fluctuó y se extendió también en todas las direcciones.

El tercer nivel del Arte de las Montañas y los Mares.

Xu Qing bajó lentamente la cabeza y abrió los ojos.

Nadie podía ver la fugaz luz púrpura, pero no había alegría por el avance en sus ojos. Más bien, fue sustituida por una profunda duda.

Lo que vio cuando bajó la vista fue la sombra moteada de sí mismo bajo la luz del sol dispersa.

Había sentido algo raro cuando había estado cultivando hace un momento. Tras el proceso de separación del Arte de las Montañas y los Mares, la parte purificada de la energía espiritual nutría su cuerpo.

Pero inesperadamente, las sustancias anómalas... no fluyeron hacia el punto de mutación de su brazo. En su lugar... había fluido hacia su sombra.

Era como si la sombra se hubiera tragado la parte con las sustancias anómalas.

Sólo después de un largo rato, Xu Qing levantó la cabeza y suprimió todas sus dudas en el fondo de su corazón.

Miró al capitán Lei y a los demás que habían terminado de recoger y luego miró a lo lejos, a lo largo del final del cañón y en las profundidades de la selva.

Vagamente, pudo ver un edificio en algún lugar a lo lejos. Era como si hubiera un grupo de varios templos unidos en uno solo, sentados en silencio durante este tiempo y emanando un aire antiguo.

"Ese es un edificio de una época desconocida y el límite más lejano al que podemos llegar los carroñeros. No puedes pasar del edificio, pero si encuentras algún peligro cerca, puedes optar por refugiarte allí durante un tiempo".

Después de recoger su ración, el capitán Lei se acercó al lado de Xu Qing y siguió su mirada hacia el grupo de templos, hablando lentamente.

"¿Límite?" Xu Qing asintió con la cabeza.

"Así es. Alguien dijo que durante esa época, la razón por la que se formó esta zona prohibida fue porque el dios miraba estos templos. Algunos carroñeros también buscaron en el lugar, pero no había nada allí, excepto un tipo especial de piedra que aparecía a veces."

El capitán Lei extrajo una porción de la hierba de siete hojas que recogió y la guardó en otra bolsa de cuero.

"¿Cómo es que las piedras son especiales?" Preguntó Xu Qing con curiosidad.

"Si se muele hasta convertirla en polvo y se espolvorea sobre una cicatriz que no se haya formado hace mucho tiempo, puede eliminar la cicatriz. No dejará la más mínima marca. Sin embargo, es inútil para los carroñeros como nosotros. Sin embargo, algunas figuras importantes lo querrán ocasionalmente". Tras decir esto, el capitán Lei miró hacia Cruz y los demás.

En ese momento, Cruz, Fantasma Bárbaro y Diente de Luan también habían terminado de recoger. Bajo la disposición del capitán Lei, cada uno de ellos extrajo una porción y la colocó en la bolsa de cuero que sostenía el capitán Lei.

Al final, la hierba de siete hojas se repartió en cinco. El capitán Lei pasó entonces la quinta bolsa a Xu Qing.

"Esto es tuyo. A partir de ahora, todos se irán por separado. Dividiendo el equipo en individuos, hay más posibilidades de que alguno de nosotros consiga salir". Una vez que el capitán Lei terminó, miró a Xu Qing y le dio un mapa.

"Niño, el objetivo sobre mí es demasiado grande y seguramente seré el foco de atención de Sombra de Sangre. Además, con mi papel de capitán, tengo que protegerlos a todos también. Deberias salir lo antes posible y esperarme en el campamento".


mode_commentComentario de Crowli

5 Comentarios = 2 capítulos extra.


Comentarios del capítulo: (8)


sasasvnbasnbavsnbva

2

Gracias por los capítulos

1

Necesito más, gracias por los caps

1

oft-capitulo-28
OFT - Capítulo 28
37754
28

Capítulo 28: El Peligro Alrededor Asecha en Cada Esquina (3)

Traductor: Crowli

Capítulo 28: El Peligro Alrededor Asecha en Cada Esquina (3)

El capitán Lei habló con voz grave y salió del cañón bajo las silenciosas miradas de los demás compañeros, desapareciendo en la distancia.

Xu Qing quiso decir algo, pero antes de que pudiera, el capitán Lei se había marchado lejos.

Entonces Cruz dio una palmadita en el hombro de Xu Qing y también se marchó.

Fantasma Bárbaro y Diente de Luan fueron los últimos en marcharse. Ambos compartieron con él sus experiencias en detalle y luego se marcharon apresuradamente.

Xu Qing los miró en silencio, guardó la hierba de siete hojas y se volvió para mirar el grupo de templos en la distancia.

Poco después, Xu Qing se dio la vuelta e inhaló profundamente. Luego corrió hacia la entrada del cañón. Su velocidad se había vuelto claramente más rápida después de haber alcanzado el tercer nivel de Refinamiento Corporal, y desapareció de la entrada en un instante.

Xu Qing se movía ágilmente como un mono, corriendo a través de la jungla de la zona prohibida sin parar. No tomó el camino que habían utilizado, sino que siguió el mapa y dio un rodeo.

También hizo uso de las experiencias que había aprendido en su camino hacia aquí sobre cómo diferenciar los peligros. Aunque se encontró con unas cuantas bestias mutantes en el camino, se las arregló para ocuparse de ellas con éxito.

Al mismo tiempo, también prestó atención a su sombra bajo la luz del sol en muchas ocasiones. Un extraño resplandor brilló entonces en sus ojos.

Había probado cosas. Sin importar si era para absorber energía espiritual o cuando inhalaba profundamente, todas las sustancias anómalas brotaban lentamente en su sombra después de entrar en su cuerpo. Esto era igual a lo que había sentido cuando había atravesado antes.

Pensando en el pasado, se dio cuenta de que esto comenzó cuando el cristal púrpura liberó una corriente fría.

Después de alcanzar el tercer nivel del Arte de las Montañas y los Mares, se hizo aún más evidente.

Parecía que después de que el cristal púrpura consumiera la sombra del lobo de escamas negras... su sombra había mutado.

Esta extrañeza hizo que Xu Qing entrecerrara lentamente los ojos.

Se arremangó la manga izquierda y miró. Sólo había un punto de mutación en su brazo, y se había vuelto extremadamente tenue. Si no lo miraba de cerca, sería difícil notar cualquier rastro.

Si este desarrollo continuaba, las sustancias anómalas de su cuerpo serían cada vez menores hasta que su cuerpo alcanzara un estado de pureza perfecta.

Y esta perfección... Xu Qing la había visto antes en la hoja de bambú del Arte de las Montañas y los Mares. Sólo las personas extremadamente distinguidas del continente Wanggu, el lugar de origen de la raza humana, podían disfrutar de esta perfección.

"¿Es el efecto del cristal púrpura?" Xu Qing murmuró. Se puso en cuclillas sobre una rama, miró al cielo y se quedó aturdido durante un rato.

Mucho tiempo después, se tocó el pecho donde estaba incrustado el cristal púrpura y guardó silencio por un momento. Cuando volvió a levantar la cabeza, reprimió todas sus dudas hasta el fondo de su corazón. A continuación, su cuerpo se balanceó y se adentró en la selva, continuando su camino.

Aunque las sustancias anómalas ya no eran una amenaza para él por ahora, éste era sólo uno de los muchos peligros de la zona prohibida. Xu Qing seguía encontrando otros peligros en su camino.

Por ejemplo, ahora vio dos osos mutados cuyas auras superaban a la del Capitán Lei.

Cada uno de los lomos de los osos tenía una enorme araña de colores sobre ellos, con innumerables hilos que salían de los estómagos de las arañas y se clavaban en los cuerpos de los osos. Era como si estuvieran bajo el control de las arañas.

Esto hizo que los dos osos enfurecidos perdieran el control sobre sí mismos mientras corrían.

Los árboles fueron derribados por ellos. Cuando se encontraban con otras bestias mutadas que intentaban detenerlos, los osos también los destrozaban. Hacían gala de una gran brutalidad.

Si no fuera porque el objetivo que perseguían era un tigre rojo y no prestaban atención a Xu Qing, además del hecho de que Xu Qing también escapó rápidamente en el primer instante, la situación probablemente sería extremadamente peligrosa.

Estos no eran los únicos peligros en la zona prohibida.

Dos horas más tarde, cuando Xu Qing estaba comprobando los alrededores con cautela en lo alto de un árbol, vio una criatura viva desde lejos. Era una criatura que no parecía pertenecer al bosque.

Todo su cuerpo emitía un frío glacial, su tamaño era tan grande que parecía una montaña. Era una... medusa.

Todo su cuerpo emitía un brillo y flotaba en el aire sobre la zona prohibida.

Cuando la luz del sol atravesaba su cuerpo translúcido, se podía ver que había innumerables cadáveres de bestias mutantes en descomposición.

Un tremendo número de tentáculos se balanceaba, y cada uno de ellos tenía muchos ojos espeluznantes creciendo en él. Sin embargo, la mitad de estos ojos estaban cerrados.

En ese momento, la medusa volaba tranquilamente hacia las profundidades de la zona prohibida. Dondequiera que pasara, la parte de la selva que quedaba por debajo quedaría instantáneamente sellada por el hielo. Todas las existencias no podían escapar de la calamidad helada.

La fuerza de su aura superaba a la de Xu Qing en muchos aspectos, hasta el punto de que incluso los dos osos que Xu Qing había encontrado antes se sentían extremadamente frágiles ante esta medusa.

El cuerpo de Xu Qing se puso rígido con sólo mirarla de lejos. Entonces sintió un intenso peligro que surgía de las profundidades de su alma.

Sólo cuando la medusa desapareció, Xu Qing dio un suspiro de alivio. Su corazón se llenó de inquietud mientras miraba hacia la lejanía, a la zona de la selva que estaba sellada por el hielo. Parecía una línea recta que se extendía a gran profundidad.

"Si esta medusa volara en mi dirección..." Xu Qing jadeó.

Comprendió que, dado que su sombra podía absorber sustancias anómalas, tenía ventajas adicionales en este bosque de zona prohibida que tenía peligros acechando en cada esquina.

Sin embargo, esta ventaja sólo podía permitirle permanecer más tiempo en la zona prohibida.

A no ser que un día se hiciera más fuerte. Cuando eso ocurriera, esta ventaja se magnificaría infinitamente.

Poco después, cuando Xu Qing se marchó, se puso aún más nervioso dentro de la zona prohibida.

Así, el tiempo pasó lentamente. Muy pronto, el sol se puso, dejando sólo un poco de luz remanente iluminando la zona.

Más rugidos comenzaron a sonar en la selva. Xu Qing, que corría por el bosque, calculó en silencio la dirección indicada en el mapa. Sabía que si viajaba durante la noche, debería ser capaz de salir de la zona prohibida antes del amanecer.

Justo cuando estaba pensando en si debía viajar durante la noche, un estruendo sonó de repente desde una distancia lejana en la selva. También se oyó un agudo grito de agonía que le resultó muy familiar.

"¿Fantasma Bárbaro?" Los ojos de Xu Qing se entrecerraron al reconocer esa voz.

Inmediatamente se levantó de un salto y se acercó con cuidado. Su pequeña y delgada figura se movía ágilmente en la selva mientras se ocultaba. Era difícil que le descubrieran los demás.

Poco después, llegó al lugar donde había oído el grito y se escondió en la copa de un árbol. Miró hacia abajo y vio unos seis o siete cadáveres allí. Uno de ellos... ¡era Fantasma Bárbaro!

Todo su cuerpo era de color negro verdoso, claramente por la mutación. Su cabeza estaba separada de su cuerpo, y su estado de muerte era extremadamente horrible.

El enorme escudo de acero fino también estaba roto en dos, con una pieza más grande que la otra. En cuanto a la maza, estaba a un lado, cubierta de sangre.

Claramente, había ido a por todas antes de su muerte y luego pereció junto a sus enemigos al mutar.

Xu Qing guardó silencio y la pena surgió en su corazón. Entonces vio al capitán Lei no muy lejos, siendo rodeado y atacado por cinco personas. Su cuerpo también estaba adquiriendo un color verdoso, ¡y estaba a punto de mutar!

Esta escena hizo que las pupilas de Xu Qing se contrajeran. Entonces agarró con firmeza su barra de hierro y una aguda intención asesina surgió instantáneamente en su mirada.


Comentarios del capítulo: (1)


NOOOOOO, apenas lo acababan de presentar y ya murió, chale.

0