Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

PMG: Capítulo 74 – Confrontación

Capítulo 74 – Confrontación

 

Parecía que Lin Feng no había oído a Wen Ren Yan. En realidad, no le importaba lo que decía. Lin Feng estaba acostumbrado a las personas que hablaban grandes, pero al final no tenían la fuerza para igualar su arrogancia.

 

“Han Man, ¿es él quien te lastimó?”, preguntó Lin Feng a Han Man. Wen Ren Yan fue precisamente la persona que había lo había atacado y herido.

 

“Sí” dijo Han Man, mientras asentía con la cabeza. Luego susurró en los oídos de Lin Feng: “Wen Ren Yan ni siquiera está cerca de la fuerza de Tu Fu. Así que ahora que Tu Fu se ha convertido en un discípulo principal, él está actualmente ocupando el primer lugar dentro de los discípulos de élite. Es fuerte y tiene un temperamento feroz. No tengo prisa por vengarme de él. Creo que, en poco tiempo, definitivamente serás capaz de derrotarlo”.

 

¿Era fuerte?

 

Un discípulo de élite que había roto hasta el tercer Reino de Ling Qi podría ser clasificado entre los mejores discípulos sin dificultad. Aquellos que habían roto a través del cuarto Reino de Ling Qi y eran lo suficientemente poderosos como para luchar contra los discípulos principales de la secta. Si Wen Ren Yan hubiese atravesado el cuarto Reino de Ling Qi, definitivamente no habría permanecido como un discípulo de élite y se habría convertido en un discípulo principal. Así que en ese momento estaba muy probablemente en el pico del tercer Reino de Ling Qi. No habría tenido un gran avance hasta el cuarto Reino.

 

Un cultivador de ese nivel era de hecho muy poderoso, pero eso no significaba que él era invencible y podía provocar a quien deseaba. Lin Feng estaba seguro de que, si tenía que luchar con él, entonces sería capaz de ganar. Y si no era capaz de luchar contra él, entonces podría retirarse ileso.

 

“No hay necesidad de discutir más. Esta es la única oportunidad que te daré. Incluso si eres un genio, puedo quitarte la vida en cualquier momento. Ahora arrodíllate delante de mí.”

 

 

 

Wen Ren Yan pensó que él era el más fuerte y su arrogancia era clara. Realmente no sabía cuán grande era el mundo. Pensaba que debido a que Lin Feng recién se había convertido en un discípulo de élite, era débil y podía ser intimidado. Para Wen Ren Yan, que incluso se atrevería a luchar contra algunos de los discípulos principales, no era más que un insecto. Aunque Lin Feng entendía mucho sobre las fuerzas, estaba demasiado lejos de él. No habría ningún problema para derrotarlo con un solo pensamiento.

 

Wen Ren Yan tenía un espíritu muy fuerte. De ninguna manera sería más débil que la fuerza de la espada de Lin Feng. Wen Ren Yan tenía una fe inquebrantable en la fuerza de su espíritu.

 

“No hay necesidad de pensarlo”, dijo Lin Feng mientras sacudía la cabeza. Y luego, mientras le daba una fría sonrisa, dijo: “Aunque quieras que me arrodille y te pida misericordia, no tengo ninguna razón para obedecerte.”

 

Todo el mundo estaba estupefacto por las palabras de Lin Feng. Era agresivo, y no se retiraría sin importar a quién se enfrentará. Él realmente tenía el comportamiento de un emperador.

 

Wen Ren Yan fue el discípulo de elite mejor clasificado. Era respetado por todos y temido por su fuerza. ¿Qué pensaba de Lin Feng? Él sólo se convirtió en un discípulo de élite y no era mejor que esos insectos llamados Discípulos Ordinarios.

 

“Jeje. Muy bien… Muy bien…” Wen Ren Yan tenía una sonrisa maligna que estaba llena de odio. Sus azules ojos emanaban una fuerte intención asesina que hacía temblar a otros discípulos.

 

“¡Esto es terrible! Wen Ren Yan se ha vuelto furioso…”

 

Algunos discípulos de la multitud sabían que se había convertido en una situación muy peligrosa. Tenían mucho miedo de Wen Ren Yan. Nadie se atrevía a provocarlo por su fuerza, y ​​también, por su temperamento.

 

De igual forma, Lin Feng también percibió el aire frío que emanaba del cuerpo de Wen Ren Yan. Sin embargo, no lo hizo de la misma manera. Sentía que había una intención diabólica y malvada en sus ojos.

 

“Wen Ren Yan, ¿qué piensas hacer? No estás en la Arena de la Vida y la Muerte”, dijo Liu Fei mientras se movía delante de Lin Feng para bloquear el camino.”

 

 

Wen Ren Yan dijo que Liu Fei era suya y declaró que nadie más podría intentar un romance con ella. De hecho, no se conocían desde hace mucho tiempo, pero Liu Fei ya había llegado a comprender qué clase de persona realmente era. Parecía fuerte y confiado en el exterior, pero era como una serpiente venenosa. No tenía el honor y la moral que los demás.

 

Liu Fei todavía quería que Lin Feng fuera al Santo Patio de Xue Yue. Por lo tanto, no deseaba que muriera debido a su situación actual. En la opinión de Liu Fei, Lin Feng no era débil, pero nunca podría luchar contra Wen Ren Yan. Si luchaba contra él, seguramente moriría.

 

“Eres mía y, sin embargo, proteges a este joven, ¿no tienes miedo de hacerme enojar?”

 

Wen Ren Yan parecía horriblemente malvado en ese momento. Parecía que sus ojos azules podían matar si los mirabas demasiado tiempo. Ellos revelaron claramente sus intenciones asesinas.

 

“Nunca he dicho que era tu novia o tu propiedad. Deja de soñar. Nunca estaría en una relación con un tipo como tú. En realidad, es lo contrario. Lin Feng es mi novio. Si lo tocas, nunca te dejaré ir.”

 

Liu Fei estaba mirando fijamente a Wen Ren Yan con una expresión extremadamente seria.

 

“Oh mí, así que es así. Liu Fei admite que es la novia de Lin Feng. ¡Qué bastardo afortunado! ¡Capturó el corazón de la chica más hermosa dentro de la Secta Yun Hai!”

 

Todo el mundo estaba mirando a Lin Feng y estaban llenos de envidia y celos.

 

Han Man, que todavía estaba herido, estaba mirando a Lin Feng con ojos revelando una inmensa cantidad de respeto. Parecía que verdaderamente lo adoraba y reverenciaba. Sabía que Lin Feng no sólo tenía un cuerpo poderoso, sino que su corazón era el más fuerte que jamás había visto.

 

¡Los Discípulos Principales nunca habían sido capaces de conquistar el corazón de Liu Fei, y de repente ella admitió ser la novia de su hermano jurado! ¡Qué gran noticia!

 

Lin Feng no tenía idea de lo que estaba pasando, y había sido confundido por toda esta situación. ¿Cuándo había ocurrido todo esto? ¿Cuándo se habían convertido en pareja?

 

Lin Feng observó a la multitud que los rodeaba. Lo miraban con malos ojos. Maldita sea, esa chica……………… una vez más le había causado problemas.

 

“Bueno, tendré que matarlo”, dijo Wen Ren Yan, que parecía aún más furioso que antes.

 

“¿Te atreves?” Gritó Liu Fei furiosamente.

 

“En la Secta Yun Hai, no hay nada que yo, Wen Ren Yan, no me atreva”.

 

Wen Ren Yan entonces soltó una risa malvada como si no se preocupara por nada en el mundo.

 

“¿Es eso así? Ya veremos eso, dijo una voz firme y estable”.

 

Una silueta que había aparecido en la distancia de repente se disparó hacia la cueva de los discípulos de élite.

 

“Qué presuntuoso. Wen Ren Yan, ¿crees que eres el patriarca de la secta?” dijo una voz que se reía fríamente. El hombre que acababa de llegar estaba mirando a Wen Ren Yan con una mirada llena de desprecio y de ira.

 

“Xue Yue, esto no es de tu incumbencia y no requiere que te involucres.”

 

Wen Ren Yan también estaba mirando al hombre con desdén en sus ojos.

 

“Wen Ren Yan es realmente presuntuoso y audaz! ¿Cómo se atreve a desobedecer a un anciano?”

 

Algunos discípulos que estaban observando la escena estaban sorprendidos. Xue Yue era un anciano de los discípulos ordinarios. No había muchos dentro de los discípulos de élite que se atrevieran a faltarle el respeto.

 

“Pfff, Lin Feng y sus amigos vinieron a recibir su certificado de discípulo de élite y sus nuevos trajes de discípulo y de repente amenazas con matarlo. ¿Qué pensaría la gente de nuestra Secta Yun Hai? Soy un anciano, ¿cómo no me importaría?”

 

“De hecho, este territorio está bajo mi control, así que no tienes nada que hacer aquí”.

 

Una voz helada se oyó dentro de la cueva, y luego un hombre de mediana edad con un indigo chang pao apareció de repente de las sombras.

 

“Anciano Lu…” dijo Wen Ren Yan al hombre que llevaba el indigo chang pao. También era un Anciano. Él fue responsable de dar los certificados de discípulos de elite, así como la túnica a los nuevos discípulos. También estuvo a cargo de los rankings de las élites.

 

Lu Yuan asintió con la cabeza hacia Wen Ren Yan de una manera amistosa, pero no fue tan amable con Xue Yue.

 

“Xue Yue, debes quedarte donde perteneces. ¿Qué estás haciendo aquí causando problemas?”

 

“¿Qué quieres decir?”, Preguntó Xue Yue mientras miraba a Lu Yuan.

 

“¿Que quiero decir? Este es mi territorio. No necesitamos que te preocupes por nuestros asuntos.”

 

“¿Dices que, dentro de tu territorio, Wen Ren Yan puede matar a otros discípulos como quiera, incluyendo a otros discípulos de élite?”

 

“Incluso si mató a unos débiles, ¿a quién le importaría? Aquí los débiles no merecen vivir y sólo los fuertes pueden sobrevivir. Xue Yue, estás causando muchos problemas al estar en este lugar.”

 

Todo el mundo estaba sorprendido. No hubieran pensado que el asunto entre Lin Feng y Wen Ren Yan llevaría a una discusión entre dos ancianos de la secta. Sin embargo, las palabras del Anciano Lu fueron duras y crueles.

 

De acuerdo con el anciano Lu, Lin Feng era inferior a Wen Ren Yan por lo que incluso si él fuera asesinado por él, no sería un problema en absoluto. Incluso decía que Lin Feng no merecía vivir. Qué risible.

 

Lin Feng también entendió lo que el Anciano Lu quería decir. Aunque lo había hecho sonreír, su corazón se hizo más frío que el hielo.

 

 

Se había convertido en un discípulo de élite y tenía que venir a recoger su certificado y sus ropas, pero el que estaba a cargo de darle estas cosas terminó diciendo que no era lo suficientemente fuerte y merecía morir por ser inferior a Wen Ren Yan. ¿Qué se supone que significa eso?

 

 

En cuanto a Xue Yue, la primera vez que Lin Feng lo había visto fue cuando el Protector Bei había pasado la responsabilidad de proteger el Pabellón Xing Chen sobre él. Era claramente uno de los amigos de confianza del Protector Bei.

 

 

“Anciano Xu”, dijo Lin Feng de repente. Xue Yue se volvió y lo miró.

 

“Gracias” dijo, mientras sonreía.

 

 

Lin Feng luego miró a Wen Ren Yan y Lu Yuan y dijo: “Anciano Lu, Lin Feng vino a recoger su certificado y nuevas túnicas de discípulo”.

 

Lu Yuan miró a Lin Feng con una mirada de desdén. Luego miró a Wen Ren Yan. No sólo era

Wen Ren Yan muy fuerte, su trasfondo también era aterrador.

 

Como apreciaba a Wen Ren Yan, también decidió que sería el enemigo de Lin Feng.

 

“Anciano Lu, Lin Feng vino a recoger su certificado y nuevas túnicas de discípulos”.

 

Lin Feng dijo incluso más fuerte que antes. Sonaba muy estricto y firme.

 

“Realmente no sabes con quién estás hablando”, dijo Lu Yuan mientras miraba a Lin Feng, y grito: “¡Piérdete!”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.