Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

POT – Capítulo 13

Capítulo 13 – ¡Motivo asesino!

 

En el momento en que Su Ming levantó la cabeza, sus ojos estaban inyectados en sangre. Todo su cuerpo brillaba locamente con una luz roja sangre e iluminaba toda la caverna de fuego.

Todo su cuerpo seguía temblando. A medida que la sangre se movía alrededor de su cuerpo, su corazón latía cada vez más rápido como si fuera a romperle el pecho. Solo sirvió para hacer que su rostro se torciera aún más.

Estaba en un momento importante en su entrenamiento, por lo que no pudo detenerse abruptamente. Sin embargo, él sabía y claramente escuchó todo lo que había sucedido antes.

Vio con sus propios ojos, el pequeño mono corriendo para atraer a los dos forasteros para protegerlo.

Su Ming nunca antes había estado tan enojado. El pequeño mono era su único amigo en el bosque. Con los años, había venido a tratar al pequeño como a una familia. La locura dentro de sus ojos hizo que las venas del cuerpo de Su Ming saltaran y sonidos ardientes reverberaran por todo su cuerpo.

Las cinco venas de sangre que se manifestaron en su cuerpo ahora emitían un brillo penetrante. Dentro del resplandor rojo estaba la sexta vena de sangre que estaba a punto de manifestarse por completo. Parecía que estaba a punto de salir de su capullo.

– ¡Este maldito segundo nivel!– Rugió Su Ming. Había sido gentil en sus intentos anteriores de manifestar esa vena de sangre. Incluso si no tuvo éxito, no hubo graves repercusiones.

Sin embargo, la vida del pequeño mono ahora estaba en peligro y Su Ming se ponía más ansioso con cada segundo que pasaba. Dio todo lo que tenía y controló la sangre en sus venas, obligándola a moverse de la forma en que deberían hacerlo como Practicantes Berserker. Enfocó toda su sangre hacia la sexta vena de sangre.

Hubo un fuerte estallido y Su Ming tosió sangre. Su cuerpo entero tembló cuando su rostro se puso pálido. Un movimiento tan imprudente fue tabú para los practicantes Berserker. Era importante para ellos llegar a cada nuevo rango sin problemas y de manera constante. No podían avanzar imprudentemente.

El sonido retumbante no era tan fuerte para el mundo exterior, pero Su Ming sintió que el mundo se había estrellado en su cabeza. El sonido seguía haciéndose eco.

“¡Maldición!”

Su Ming miró a la entrada de la cueva. Era como si todavía pudiera ver la impotencia, el miedo y la resolución del pequeño mono.

No había tiempo para dudar. ¡Su Ming una vez más controló la sangre en todo su cuerpo e intentó abrirse paso por segunda vez!

Más sangre salió de su boca y cayó por la barbilla al suelo…

¡La tercera vez… cuarta vez… quinta vez!

Durante su quinto intento, Su Ming tosió una gran bocanada de sangre. Su rostro se volvió completamente ceniciento, pero en su rostro también había una fuerte intención asesina. Con toda esa sangre en su rostro, Su Ming parecía horrible.

Inmediatamente se levantó y en el momento en que se puso de pie, hubo un fuerte golpe en su cuerpo. La sexta vena de sangre se había manifestado completamente.

A medida que la sexta vena de sangre se formó por completo, un aura totalmente diferente en comparación con el primer nivel del Reino Solidificación de Sangre surgió desde el interior del cuerpo de Su Ming. ¡No había viento, pero el aura le sopló el pelo y la sexta vena de sangre se movió rápidamente sobre su piel como si estuviera viva!

¡Era el segundo nivel del Reino Solidificación de Sangre!

Sin esperar a que su cuerpo se acostumbrara al segundo nivel, Su Ming corrió a una velocidad más rápida que antes, y su velocidad aumentó al menos una vez. Agarró el arco y el cuerno a su lado y en un abrir y cerrar de ojos, desapareció.

Rápidamente salió por el pequeño agujero. Cuando llegó afuera, estaba nevando fuertemente y el sol estaba a punto de ponerse. Ya estaba anocheciendo afuera.

“Uno de ellos es un segundo nivel en el Reino Solidificación de Sangre… el otro en el tercer nivel…”

Los ojos de Su Ming estaban inyectados en sangre y fríos. No importa cuán fuertes fueran sus enemigos, Su Ming no sentía miedo. ¡Solo sintió un fuerte impulso de matar!

Ya había olvidado cómo se sentía el miedo. En el momento en que el pequeño mono fue capturado, los dos Berserkers de la Tribu Montaña Negra se convirtieron en sus enemigos mortales.

¡Su Ming tendría que estar muerto si no murieran por sus manos!

No importaba si se estaba precipitando en el fuego. No tenía nada que ver con la imprudencia. ¡En cambio, era una cuestión de supervivencia! Si el fuego no dejaba de arder, entonces él se convertiría en cenizas.

Su Ming no lo dudó. Corrió hacia adelante a toda velocidad. Era miembro de la tribu Berserker. Había estado jugando y recolectando hierbas alrededor de las montañas desde que era joven. Estaba familiarizado con estas partes de la tierra y era aún mejor para rastrear las respuestas en todo el lugar.

Mientras corría, mantenía sus ojos en el suelo. Se limpió la sangre de las comisuras de la boca y las manos. Después de un rato, vio algunas huellas de aspecto desordenado en las hojas secas por delante. Agarró unas ramitas rotas y las miró. La intención asesina en sus ojos se hizo aún más fuerte. Tiró las ramitas y cambió de dirección.

Su Ming continuó corriendo a toda velocidad y maximizó todo el potencial de su cuerpo. En el camino, encontró muchos otros rastros e incluso un charco de sangre.

Había algunos rastros de pelaje rojo en el charco de sangre. ¡Era del pequeño mono!

Sin embargo, la sangre ya comenzaba a secarse, una clara señal de que las dos personas atraparon al pequeño mono allí y se habían ido hace bastante tiempo.

“No puedo ponerme al día…”

Los ojos de Su Ming se oscurecieron. Apretó los puños y sus ojos se llenaron de ira.

“Son de la Tribu Montaña Negra, así que seguramente regresarán a su tribu… Si ese es el caso… ¡todavía hay un atajo desde aquí hasta la Tribu Montaña Negra!”

Su Ming se dio la vuelta y saltó hacia adelante, desapareciendo suavemente en el bosque nevado.

“¡Más rápido!”

Su Ming corrió rápidamente como si estuviera volando por el bosque. Sin embargo, todavía sentía que su velocidad era demasiado lenta. Mientras viajaba, dejó sus huellas en la nieve. Justo cuando estaba a punto de dar otro salto hacia adelante, la nieve frente a él voló desde el suelo.

Una pequeña criatura que parecía un zorro pero estaba completamente cubierta de piel blanca y tenía los cuernos de un ciervo salto de la nieve. Su velocidad fue tan rápida que casi llegó a Su Ming en un instante.

¡Mapache de visón!

Su Ming no disminuyó la velocidad. Cuando la pequeña criatura saltó de su escondite, giró su puño derecho hacia ella.

Anteriormente, la fuerza de Su Ming no habría sido suficiente para matar a una bestia salvaje con un solo golpe. Sin embargo, ahora era un Berserker en el segundo nivel del Reino Solidificación de Sangre. Ya tenía seis venas de sangre manifestadas y estaba controlado por una cantidad casi ilimitada de sed de sangre. Esto causó que no solo su velocidad sino también su fuerza aumentaran exponencialmente.

El golpe cayó directamente sobre el cuerpo del mapache de visón y dejó escapar un grito. Entrecerró los ojos, queriendo cambiar su rumbo en el aire, pero Su Ming se adelantó y cortó a la criatura con el cuerno en la mano izquierda. Se había equipado con él en algún momento durante el encuentro.

Salió sangre fresca de sus heridas. La pequeña criatura luchó y lloró en la nieve. Su sangre manchaba la nieve con un tono sangriento carmesí.

Fue un corte limpio. Su Ming miró al mapache de visón muerto y bajó el cuerpo. Levantó su mano derecha mientras respiraba profundamente. Después de eso, comenzó a controlar su sangre. Su cuerpo emitió una luz roja como si se hubiera fusionado con la sangre en el suelo. Las seis venas de sangre se manifestaron en el cuerpo de Su Ming.

Puso su mano derecha lentamente sobre la criatura muerta y un brillo extraño apareció en sus ojos. Una de las venas de sangre en su cuerpo comenzó a retorcerse extrañamente como si cobrara vida. Se arrastró a lo largo de su brazo derecho hasta su palma y dentro del cuerpo de la pequeña criatura.

De repente, la carcasa muerta comenzó a temblar. Su pelaje se cayó y su cuerpo comenzó a marchitarse rápidamente. En un abrir y cerrar de ojos, se convirtió en huesos. En el mismo momento, briznas de niebla blanca surgieron de su cuerpo para crear una imagen de su antiguo yo. Pero era una imagen vaga, como si desapareciera tan pronto como soplara el viento.

Esta fue la primera vez que Su Ming había lanzado el Devorador de Espíritus. Según la información que obtuvo sobre el hechizo, generalmente necesitaría refinar el espíritu antes de devorarlo. Sin embargo, Su Ming no tuvo tiempo. Abrió la boca y aspiró la forma espiritual del mapache de visón.

El cuerpo de Su Ming tembló. Podía sentir que acababa de obtener fuerza adicional, pero también estaba desapareciendo rápidamente. No tardaría mucho en desaparecer por completo y su fuerza volvería a la normalidad.

Su Ming no se demoró. Inmediatamente salió corriendo. Esta vez, su velocidad era un poco más rápida que antes y estaba aumentando. Se volvió más y más como el viento.

Mientras el viento soplaba por sus oídos, solo había un pensamiento en la cabeza de Su Ming. Tenía que ponerse al día con la otra parte, detenerlos y luego salvar al pequeño mono.

En cuanto al método, no era una persona imprudente para empezar, así que ya tenía un plan.

Una hora después, la fuerza adicional que obtuvo Su Ming desapareció, pero le permitió cubrir más distancia. Ya había dejado Montaña Llamas Negras y estaba cerca de la Tribu Montaña Negra.

Estaba en una pequeña colina que parecía una pendiente. Si se parara allí, podría ver muy por delante y su visión periférica también aumentaría.

Cuando estaba cerca de su destino, los ojos de Su Ming se volvieron feroces. Mantuvo su mirada en Montaña Llamas Negras y muy pronto vio sus objetivos. ¡Aparecieron dos figuras y una de ellas sostenía a un inmóvil Pequeño Hong!

Su Ming se quedó allí y sacó una pequeña botella con la mano derecha. Había una pastilla roja dentro de la botella. Una vez que se aseguró de que no tenía sangre fresca en las manos, Su Ming sacó la píldora y la sostuvo en la mano.

¡La píldora era su carta de triunfo!

Él estabilizó su respiración y sacó su arco. Sus ojos estaban tranquilos, casi como el agua muerta. Las dos personas se acercaban a él, con solo unas pocas millas entre ellos. Lo habrían visto si hubieran prestado atención.

Las dos personas eran grandes y corpulentas. Se veían fuertes. El hombre que sostenía al pequeño mono solo llevaba un delgado trozo de piel a pesar de que era invierno. Su parte superior del cuerpo estaba desnuda. Había una niebla blanca saliendo de su cuerpo como si estuviera dispersando el frío con la energía emitida por su sangre.

Su Ming solo lo miró antes de enfocarse en la otra persona. También era grande en su constitución con varias lanzas largas colgadas sobre su espalda. Era un poco más bajo que su compañero. Sin embargo, Su Ming podía sentir que su Qi era mucho más fuerte que su compañero y mucho más fuerte que el suyo.

Esta persona era poderosa.

Su Ming entrecerró los ojos y levantó el arco antes de apuntarlo hacia el segundo hombre.

Justo cuando Su Ming miraba a la persona, el hombre también vio a Su Ming. Sus ojos se volvieron fríos y feroces.

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.