Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

POT – Capítulo 198

Capítulo 198 – ¡Si Ma Xin!

 

– ¡Si Ma Xin!

Han Cang Zi retrocedió unos pasos más y el odio apareció en su rostro.

Fang Shen se quedó allí atónito. Mientras miraba a la persona familiar pero desconocida ante él, su corazón se encogió de dolor. Conocía la fuente de las heridas de Fang Mu, pero fingió no saberlo. ¿Qué más podría hacer además de eso…?

Él solo fingió no saber y realizó el acto de que había hecho todo lo posible para curar las heridas de su hijo. Sabía que solo así podría existir la posibilidad de que Fang Mu se recuperara algún día.

–Soy Fang Shen, líder de la Tribu Este Tranquilo. Saludos, Sir Si Ma… –. Fang Shen bajó la cabeza y cargó con dolor en su corazón mientras hablaba con respeto.

Esa mirada gentil permaneció en el rostro de Fang Mu, como si no viera el odio en el rostro de Han Cang Zi. Ignoró a Fang Shen, que estaba de pie al lado. Caminó hacia Han Cang Zi y una vez que estuvo a su lado, levantó la pálida barbilla de Han Cang Zi con su mano derecha.

– ¡La Campana de la Montaña Han es mía, Fang Mu es mío y tú también eres mía! ¡Ahora iré a ver quién es el que se atrevió a tomar lo que me pertenece!

Mientras Fang Mu hablaba, una mirada oscura apareció en su rostro. Con un movimiento de su brazo ya no le prestó atención a Han Cang Zi y caminó hacia la cima de la Montaña Este Tranquilo por las escaleras.

Mientras avanzaba, los escalones de las escaleras estarían cubiertos por una capa de aire helado. Cuando llegó a la cumbre, el Anciano de la Tribu Este Tranquilo solo lo miró antes de que un escalofrío recorriera su cuerpo de inmediato y rápidamente se levantó para inclinarse hacia Fang Mu.

–Saludos, señor Si Ma.

Fang Mu no habló. Pasó junto al anciano de la Tribu Este Tranquilo con una expresión oscura. ¡Se paró al borde de la montaña y miró hacia la Ciudad Montaña Han!

Sin escuchar su orden, el Anciano de la Tribu Este Tranquilo no se atrevió a ponerse de pie. Después de que se inclinó por un período prolongado de tiempo, las otras personas a su alrededor vieron esto y se sorprendieron. También se inclinaron y no se atrevieron a enderezarse.

Justo en el momento en que Fang Mu se paró en la cima y dirigió su mirada hacia Su Ming sentado en la Campana de la Montaña Han en la Ciudad Montaña Han, el rayo dentro del cuerpo de Su Ming estalló con una luz penetrante y un fuerte golpe. Un cambio que hizo temblar el cuerpo de Su Ming surgió de su interior.

Esos eran delgados relámpagos de arcos de rayos. La apariencia de estos rayos que nadaban alrededor de su cuerpo no fueron atraídos a Su Ming desde su entorno, sino un producto de su cuerpo después de que el Rayo Terrestre y el Rayo del Vacío chocaron implacablemente entre sí y se fusionaron. ¡Después de refinarlo continuamente, finalmente hizo que una parte de él le perteneciera por completo!

¡Lo que él refinó no fue un rayo, sino la fuente que creó el poder del rayo!

Él refinó el Rayo Terrestre y el Rayo del Vacío. Solo durante el instante en que chocaron entre sí, estos dos materiales obtendrían sustancia para el refinamiento y solo entonces tendría éxito.

El Rayo Terrestre surgió a través de sus órganos y el Rayo del Vacío llenó su cerebro y la parte superior de su cráneo. Cuando estos dos rayos que no eran perceptibles a simple vista se fusionaron y produjeron una fuerza impactante, los rayos aparecerían naturalmente fuera del cuerpo de Su Ming.

El temblaba. ¡El rayo en su cuerpo finalmente fue refinado por completo y se había convertido en su Artefacto Origen del Despertar!

Sin embargo, fue durante este momento que el corazón de Su Ming dio un vuelco y el asombro reemplazó todas las emociones dentro de él. Había pensado que estaba refinando un rayo, pero una vez que tuvo éxito, ¡vio algo increíble en su cuerpo!

Un rayo llenó su cuerpo, pero no le causaría ningún daño. Creó un sentimiento dentro de él como si estuvieran a punto de fusionarse y convertirse en parte de él. Podía sentir que también había arcos de rayos nadando fuera de su cuerpo. ¡Unos crujidos resonaron en el cielo y la marca de un rayo apareció en el centro de sus cejas!

¡Él tuvo éxito!

Con éxito convirtió el rayo en su Artefacto Origen. Un relámpago retumbó en el cielo. A medida que el sonido se extendía, parecía que había innumerables personas rugiendo en el cielo, ¡felicitando a Su Ming!

Una sensación que lo hizo sentirse poderoso se elevó dentro del corazón de Su Ming, pero no pudo disipar la conmoción que sintió en ese momento. Después de un largo rato, reprimió con fuerza ese sentimiento y abrió los ojos. En el momento en que lo hizo, la pequeña espada verde se detuvo abruptamente y cortó hacia afuera horizontalmente, atravesando el centro de las cejas del Jefe de Guerra de la Tribu Este Tranquilo, que había estado lanzándole ataques incesantemente. Le disparó en la cabeza con un poco de sangre y el Jefe de Guerra de la Tribu Este Tranquilo tembló antes de caer muerto.

Al mismo tiempo, numerosos rayos salieron del cuerpo de Su Ming y cargaron contra las otras cuatro personas. Los cuatro estaban completamente envueltos en una niebla negra, pero antes de que pudieran esquivarlos ya habían sido bombardeados por el poder del rayo.

Una de las cuatro personas explotó al instante, mientras que las otras tres tosieron sangre. Una vez que cayeron hacia atrás, la pequeña espada verde los alcanzó y con un solo golpe, las cabezas de las tres personas volaron de sus cuellos.

Un escalofrío apareció en la calmada mirada de Su Ming. Nunca tomaría la iniciativa de provocar a otros, pero una vez que alguien lo acosara, ¡definitivamente no mostraría piedad!

Después de matar a los cuatro de una vez, Su Ming miró hacia la Tribu Este Tranquilo. Tenía el presentimiento de que había una persona mirándolo desde la Montaña Este Tranquilo. En el momento en que miró, su mirada chocó con la de Si Ma Xin en el aire entre la Montaña Han y la Montaña Este Tranquilo.

En el momento en que sus miradas chocaron, Fang Mu tembló donde estaba parado en la Montaña Este Tranquilo. Una gran cantidad de relámpagos apareció instantáneamente alrededor de todo su cuerpo y viajó del suelo a través de sus pies. Sus pupilas se encogieron.

– ¡Lo subestimé!

En el momento en que Su Ming se encontró con la mirada de Si Ma Xin, su cuerpo se cubrió de inmediato con una capa de escarcha sobre la Campana de la Montaña Han. Una gran cantidad de aire helado se extendió desde el interior de su cuerpo y estaba cubierto por una fina capa de hielo. Incluso si el hielo fue destruido instantáneamente por los arcos de rayos y desapareció, un escalofrío recorrió su cuerpo.

Su Ming se levantó lentamente y en el instante en que se enderezó, el relámpago en el cielo dejó escapar un estruendo y se reunió a su alrededor, como si fuera a desvanecerse en un instante.

“Refiné un rayo y lo volví a mi Artefacto Origen… Mi Artefacto Origen está atrapado entre un estado de ser una ilusión y ser real. Su verdadera forma descansa en mí… Sin embargo, en el momento en que se extienda, causaría que el Rayo Terrestre y el Rayo del Vacío se fusionen con una palabra… “

Un destello apareció en los ojos de Su Ming. Levantó su mano derecha cuando llegaron los rayos del cielo y se aferró al aire en dirección a los numerosos rayos.

El cuerpo de Su Ming quedó inmediatamente cubierto por los numerosos rayos. Los ruidos retumbantes sacudieron los cielos y la tierra. Finalmente ya no había ningún rayo en el cielo. Todo se había reunido en Su Ming y se había convertido en una gigantesca bola de relámpagos.

La luz que brillaba en todas las direcciones parecía un sol hecho de rayos.

Cuando Fang Mu vio esto en la Montaña Este Tranquilo, su rostro se volvió aún más solemne.

– ¡¿Cual es su nombre?!

El Anciano de la Tribu Este Tranquilo dudó por un momento antes de hablar en voz baja. –Señor, su nombre es Mo Su… Despertó después de lograr una gran finalización en el Reino Solidificación de Sangre y recibió el título… Divino General del Despertar…

Una mirada penetrante apareció en los ojos de Fang Mu. Se paró en la montaña y levantó su mano derecha antes de señalar hacia una montaña estéril en la distancia.

– ¡Arte de Berserker Cielo Congelado, Nueve Creaciones!

Su voz era tranquila, pero cuando sus palabras viajaron a los oídos del Anciano, el Anciano de la Tribu Este Tranquilo sintió que su corazón se sacudía.

“¡¿Nueve creaciones?! ¿Sir Si Ma ha logrado controlar este Arte Berserker hasta este punto?”

De repente, el aire frío apareció de la nada en la montaña que Fang Mu señaló. Ese aire frío envolvió instantáneamente toda la montaña y en un abrir y cerrar de ojos, se convirtió en una montaña de hielo.

Un retumbar que sacudió la tierra resonó en el aire. La montaña de hielo tembló y una capa de hielo se desprendió de la montaña en perfectas condiciones y flotó hacia el cielo.

Hablando con mayor precisión, esta era una montaña de hielo que no tenía nada dentro. El interior de la montaña estaba vacío, pero su forma era exactamente la misma que la montaña en el suelo.

Mientras flotaba, la montaña de hielo vacía cargó hacia la Montaña Han con un fuerte estallido, ordenado por el dedo de Fang Mu, irrumpiendo hacia donde estaba Su Ming y cayendo sobre él.

Toda la Montaña Han tembló. Muchas rocas se desprendieron y cayeron, junto con muchos edificios que instantáneamente se hicieron añicos.

Su Ming tembló. La bola gigante de relámpagos a su alrededor flotó hacia arriba y se estrelló contra la montaña de hielo vacía en el aire.

Cuando sus rayos y la montaña de hielo entraron en contacto, un gran «boom» que sacudió el cielo y la tierra reverberó en el aire y se convirtió en una ola de sonido que se extendió en todas las direcciones.

La montaña de hielo estaba envuelta por un rayo. Cuando tembló, inmediatamente se convirtió en innumerables fragmentos. Sin embargo, en el momento en que se hizo añicos, la bola de rayos alrededor de Su Ming también desapareció.

Cuando desaparecieron los rayos y el hielo, Su Ming parecía como si estuviera congelado. Todo su cuerpo estaba cubierto de capas de hielo. Aunque el hielo se rompió poco después, la cara de Su Ming estaba increíblemente pálida. Cuando el hielo en su cuerpo desapareció, él tosió una bocanada de sangre.

La sangre también estaba helada. Cuando tosió la sangre, se convirtió en granos de hielo que se dispersaron en el viento.

Sin embargo, todavía había rayos que giraban detrás de Su Ming. Se extendieron como si trataran de fusionarse sin descanso una vez más. El símbolo del trueno también apareció en el centro de las cejas de Su Ming.

Sin embargo, el símbolo del rayo tenía numerosas ramas extendiéndose. Su forma era incompleta, pero aún se veía increíblemente similar a los rayos que la gente veía en el cielo.

Además de esas chispas de relámpagos en su cuerpo, también estaba la armadura formada por la niebla negra. Esa armadura cubría todo su cuerpo, incluida su cara. Solo se podía ver su mirada indiferente mientras miraba a Fang Mu, que lo miraba de manera similar desde la Montaña Este Tranquilo.

–Lo que es mío está aquí. Si te atreves a tomarlo, entonces debes pagar un equivalente… ¡No importa dónde estés, te encontraré!

Fang Mu habló lánguidamente. La túnica hecha de niebla púrpura en su cuerpo estaba desapareciendo rápidamente. Él vino a este lugar personalmente con un propósito: quería ver quién era la persona que se atrevió a tomar lo que le pertenecía. Ahora lo había visto.

–Es una pena que este cuerpo solo pueda proporcionarme suficiente poder para un golpe… pero si estás herido con solo un golpe, entonces… Eres demasiado débil. No eres digno de que yo venga aquí.

–Pero me gustaría ver si aún te atreves a tomar lo que me pertenece después de experimentar mi ataque.

Fang Mu sonrió levemente. Cuando su voz resonó en el aire, la túnica púrpura en su cuerpo se disipó por completo. Se sentó con las piernas cruzadas y una vez que miró a Su Ming, cerró los ojos. Una vez que los abrió una vez más, había desconcierto en sus ojos.

Si Ma Xin se había ido.

La tierra estaba en silencio. Solo las cuatro cabezas de la bestia feroz continuaron atacando y mordiéndose en el cielo.

Su Ming guardó silencio. ¡Podría decir que la otra persona en este momento era Si Ma Xin!

“Él es realmente fuerte…”

Su Ming levantó la cabeza y miró a la bestia de nueve cabezas en el cielo. Un destello apareció en sus ojos y lentamente flotó en el aire. Una vez que llegó a la cima, miró las cabezas que fueron tomadas por la voluntad de Si Ma Xin.

“¡Pero no puedes… impedirme… tomar lo que te «pertenece»!”

Una vez que controló las dos cabezas, Su Ming pudo decir que una vez que se hizo cargo de cuatro cabezas, podría quitarle la Campana.

 

 

 

 

 

***************

Para unirte a la tribu entra en el grupo de WhatsApp dando click aqui

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.