Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

POT – Capítulo 204

Capítulo 204 – Mi Marca Berserker, Mi Alma

 

El tiempo pasó sin el conocimiento de Su Ming. Se sentó dentro de la cueva, habiendo olvidado todo por completo. Incluso había olvidado su objetivo de ingresar al Clan Cielo Congelado. Lo único débil en su mente era perseguir sus recuerdos con una mente vacía.

Esa nostalgia se extendió por sus ojos y se convirtió en una sonrisa en sus labios, pero al mismo tiempo, también hubo dolor.

No podía diferenciar qué tipo de emociones estaban dentro de él en ese momento. La mano derecha de Su Ming dibujó en su cuerpo y resaltó los contornos de Montaña Oscura: todas las plantas en sus recuerdos, las casas y las cercas familiares.

–Mi marca Berserker, mi alma…– murmuró Su Ming.

Su dedo índice derecho goteaba sangre viscosa mientras dibujaba sobre su cuerpo.

Montaña Oscura, la tribu, el bosque, las casas… y las hogueras que parecían arder. Todos estos fueron momentos hermosos. Sin embargo, la tribu no tenía gente, solo había desolación dentro.

Pasaron los días y la imagen de sangre de Montaña Oscura y la tribu se fue completando gradualmente. La niebla roja y las nubes cayeron afuera y dentro del cuerpo de Su Ming mientras continuaban apareciendo en la imagen.

Finalmente, todo el poder del Despertar en su cuerpo se convirtió completamente en niebla roja. Una vez que se fusionó con su marca Berserker, la marca que cubría la mitad de su cuerpo parecía haber ganado un alma y estar viva.

¡La montaña, las plantas, las casas y todo lo que había en ella se mostraba claramente en el cuerpo de Su Ming, formando una imagen gigantesca que se convirtió en su Marca!

¡Una marca de su hogar!

En ese momento, Su Ming no sabía que este tipo de marca complicada era increíblemente rara en la Tribu Berserker. No pertenecía a ninguna de las tres categorías de cielo, tierra y mundo de las nueve alteraciones. Si Tian Xie Zi no se hubiera ido, lo vería y definitivamente se sorprendería.

Debido a la complejidad de la Marca de Su Ming, se clasificaría como una Marca mixta y al Berserker le resultaría difícil aumentar su poder, terminando como una broma, o aumentaría su poder y una vez que lo hiciera, su potencia explotaría de una manera impactante.

Después de unos días, el dedo índice derecho de Su Ming se detuvo por un momento. Sus ojos se abrieron una vez más. Levantó su mano derecha lentamente y el poder del Despertar surgió dentro de él con una fuerza explosiva. A medida que se extendió por todo su cuerpo, la verdadera presencia del Despertar surgió de su interior.

Esa presencia superó con creces a todos aquellos dentro del Reino Solidificación de Sangre. Incluso creó una presencia intimidante que podría dominar a todos aquellos en el Reino Despertar. El cabello de Su Ming se movió sin viento. Mientras estaba sentado, la niebla roja en todo su cuerpo desapareció gradualmente. ¡Lo único que quedaba era la Marca del Hogar que llenaba toda la parte superior de su cuerpo!

En su rostro, la marca mostraba Montaña Oscura, mientras que en su pecho estaba su tribu. La tribu se extendió sobre su pecho y a su alrededor estaban las plantas. La marca era increíblemente clara.

–Los Berserkers despiertos no entrenan las venas de sangre. Solo entrenan sus Marcas… La Marca es su fuerza y a través de la Sangre Berserker en sus venas, pueden mostrar habilidades notables… –. murmuró Su Ming.

Todo lo que sabía sobre el Despertar se lo contó su mayor a lo largo de los años desde que era joven.

–Hay cuatro etapas en el Reino Despertar… Se divide en la etapa inicial, la etapa intermedia, la etapa avanzada y la gran finalización del Reino Despertar. Irrumpir en el Reino Sacrificio Óseo a través de una gran finalización es mucho más difícil que llegar al Reino Despertar a través del Reino Solidificación de Sangre.

Su Ming levantó su mano derecha y tocó la marca en su rostro.

–Hay muchas personas en el Reino Despertar que no pueden ingresar al Reino Sacrificio Óseo durante toda su vida. No pueden refinar su Hueso Berserker y solo pueden desvanecerse con el tiempo, dejando el mundo arrepentidos.

Su Ming levantó la cabeza y sus ojos brillaron intensamente. Su Marca Berserker brilló con una llamarada roja como si se moviera sobre su cuerpo. Un poder que claramente solo estaba en la etapa inicial de Despertar, pero que ya podía aturdir a aquellos en las etapas medias y avanzadas de Despertar al salir del cuerpo de Su Ming.

La cueva tembló. Incluso las montañas alrededor de la cueva temblaron. Soltaron ruidos sordos y una gran cantidad de polvo se dispersó en el aire, convirtiéndose en un anillo que rodó hacia afuera desde la montaña.

“Despertar con 999 venas de sangre… En este momento, el poder que tengo…” Su Ming levantó su mano derecha y la apretó lentamente delante de él. –Me pregunto cuál es la diferencia entre yo y aquellos en la etapa avanzada del Reino Despertar…

Tomó un respiro profundo. En el momento en que abrió la mano derecha, una campanada sonó inmediatamente a su alrededor, ¡y una campana antigua del tamaño de su palma apareció en su mano!

¡Esta campana era la Campana de la Montaña Han!

Mientras miraba esta campana, una sonrisa fría apareció en los labios de Su Ming.

“Si Ma Xin, con el nivel actual de mi poder y este tesoro, me pregunto cuál es la diferencia entre nosotros…”

Su Ming agitó el brazo y una vez que guardó la antigua campana, su cuerpo se balanceó hacia adelante y la puerta de la cueva se hizo añicos al instante. Cuando se convirtió en una cantidad incontable de escombros que cayeron hacia atrás, Su Ming salió tranquilamente.

Detrás de él, la pequeña espada verde dejó escapar un alegre silbido. Rodeó a Su Ming y finalmente se arrastró hacia el centro de sus cejas con un destello, escondiéndose en forma de una marca de espada.

He Feng estaba temblando. Siguió a Su Ming como un sirviente con extrema ansiedad. Había sido testigo de cada momento del despertar de Su Ming. A partir de ahora, su reverencia hacia Su Ming había alcanzado su punto máximo.

Su Ming pisó el aire y caminó hacia el cielo desde el suelo. Se quedó allí, pero no hizo circular su poder intencionalmente. Su poder parecía haber perdido peso y parecía haberse convertido en uno con el cielo. Podía ascender al cielo a voluntad.

El viento en el aire era muy fuerte. Se podía escuchar gemir mientras pasaba volando. Movió el cabello de Su Ming e hizo que las túnicas verdes que llevaba una vez más bailaran en el aire.

Su destino era la Ciudad Montaña Han ubicada en la distancia.

La expresión de Su Ming era tranquila mientras levantaba su mano derecha para tocar el centro de sus cejas.

–Todavía faltan algunas partes en mi Marca Berserker…– murmuró. En el momento en que terminó de dibujar su marca basada en su hogar, entendió que su marca estaba incompleta.

– ¡Puedo reparar mi Marca durante el Despertar, cuando mi Marca esté completa, entonces habré alcanzado una gran finalización en el Reino Despertar!

Su Ming bajó su mano derecha del centro de sus cejas. La Marca de la Montaña Oscura en su rostro desapareció gradualmente junto con la Marca del Hogar debajo de su ropa.

A menos que usaran todo su poder, aquellos que habían Despertado no revelarían fácilmente sus Marcas Berserker.

“No hay necesidad de apresurarse por mi Marca Berserker. ¡Ahora mismo, necesito ingresar al Clan Cielo Congelado y obtener el mapa de regreso a casa!”

La luz brilló brevemente en los ojos de Su Ming antes de que se calmaran una vez más. Se dio la vuelta y echó una mirada a He Feng.

He Feng inmediatamente se estremeció cuando Su Ming lo miró. Instintivamente puso una mirada halagadora en su rostro y rápidamente se inclinó antes de hablar en voz alta.

–Maestro, felicidades por el Despertar y dibujar tu Marca Berserker. Maestro, naciste para ser extraordinario, eres un hombre brillante y guapo con un potencial impactante. Con solo un vistazo, puedo decir que eres diferente de los demás, definitivamente te levantarás por encima de todos en el futuro y con uno…

He Feng no estaba acostumbrado a decir todas estas cosas. Algunas de sus palabras no lograron transmitir sus pensamientos, pero aún estaba claro que su miedo hacia Su Ming en ese momento era completamente diferente al anterior.

La diferencia en su poder causó una forma de subyugación que hizo que He Feng suprimiera todos sus pensamientos internos. Cuando vio a Su Ming frunciendo el ceño mientras hablaba, He Feng dejó de hablar inmediatamente y puso una expresión conmovida. Estaba a punto de usar otro método para entrar en los buenos libros de Su Ming cuando las palabras de Su Ming llegaron a sus oídos.

–Eso es suficiente. Vuelve.

He Feng asintió de inmediato. La mirada conmovida en su rostro cambió instantáneamente a la de adoración. Su cuerpo se convirtió en una voluta de humo verde que se arrastró hacia el cuerpo de Su Ming y desapareció. Sin embargo, Su Ming no sabía que actualmente había todo tipo de emociones en el corazón de He Feng.

Esas emociones no se debieron a que Su Ming se volviera más fuerte, sino a sí mismo.

“He Feng, ¿has olvidado cómo ser flexible, aunque lo aprendiste desde que eras joven? Es solo adulación. No es difícil. Definitivamente puedo acostumbrarme a esto. Cuando haga feliz a este chico, será más fácil negociar “

He Feng tomó una decisión en su mente.

“Pero el poder de este chico es demasiado alto ahora. Sus cambios a lo largo de los años son demasiado grandes. Ja… tengo la culpa de hacer el juicio equivocado. Si supiera que su poder sería tan anormal, entonces no lo habría molestado”.

He Feng estaba un poco preocupado mientras permanecía en el cuerpo de Su Ming.

“Tengo que mejorar nuestra relación. No puedo confiar solo en los halagos. Se está volviendo cada vez más inteligente. En poco tiempo ya no le seré útil. Tampoco será tan amable como para dejarme ir tan fácilmente… especialmente cuando su poder continúe fortaleciéndose. Tarde o temprano sabrá que los Cuerpos Espirituales como el mío aumentarán el poder de los Artefactos encantados si somos colocados en ellos y refinados dentro”.

Una vez que He Feng pensó en eso, se aterrorizó de inmediato.

“No tengo otra opción. Tengo que cambiar mis planes y hacerle saber lo útil que soy”.

Mientras pensaba He Feng, Su Ming se convirtió en un largo arco en el aire y cargó hacia su destino, la Ciudad Montaña Han.

Ya había hecho todos los preparativos. Lo que le quedaba era que volviera a la Ciudad Montaña Han y entrara en el Clan Cielo Congelado.

“Pocos han visto cómo me veo en la Ciudad Montaña Han. Incluso si me despertaba allí, todavía me las arreglaba para ocultar mi rostro, nunca me revelé”

“Pero debería haber algunos que me reconocieran como Mo Su de la Tribu Este Tranquilo, pero eso no es un problema”

“Han Cang Zi dijo una vez que el Clan Cielo Congelado solo aceptará a Han Fei Zi como discípulo esta vez… entonces, si quiero entrar, tendré que seguir mi plan anterior. ¡Tengo que presumir y sorprenderlos!”

La expresión de Su Ming era tranquila. Despertar en la Montaña Han era en realidad solo parte del plan para crear una oportunidad de que él ingrese al Clan Cielo Congelado.

Mientras reflexionaba sobre sus pensamientos, la respetuosa voz de He Feng apareció de repente en sus oídos.

–Maestro, tengo otra morada en la cueva…

Su Ming continuó cargando. No se molestó por He Feng.

–Um, Maestro ya he decidido ofrecerte esta morada de la cueva como un regalo felicitándote por el Despertar… No hay mucho en la morada de la cueva, solo algunas monedas de piedra. Los obtuve usando varios métodos en el pasado…

Su Ming continuó ignorándolo. Su velocidad aumentó cuando miró en la dirección donde estaba la Ciudad Montaña Han.

He Feng esperó un momento, cuando vio que Su Ming todavía no estaba tentado, se rió amargamente y apretó los dientes.

–Maestro, no se trata solo de una cueva. Tengo dos… hay monedas de piedra escondidas dentro de las cuevas.

– ¡Tres! ¡Maestro, tengo tres!

–Cuatro… Maestro, solo me quedan cuatro moradas de cuevas…

Mientras He Feng continuaba hablando, se puso cada vez más ansioso.

– ¿Dónde está? –, Preguntó Su Ming sin prisa mientras seguía avanzando.

Cuando escuchó esta pregunta, He Feng sintió que una carga se levantaba de sus hombros. Sin embargo, no pudo evitar sentir que le dolía el corazón, pero tenía que mejorar su relación. Tenía que entrar en los buenos libros de Su Ming, por lo tanto, rápidamente derramó los lugares.

“Una vez que vea las monedas de piedra, definitivamente se sorprenderá y me preguntará dónde las encontré. Cuando llegue ese momento, será mi turno de mostrarle lo útil que soy”.

Cuando He Feng lo pensó, gradualmente se sintió satisfecho.

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.