Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

POT – Capítulo 284

Capítulo 284 – ¡Llamado de reunión de la Novena Cumbre!

 

–Si no lo cura, tampoco podrá vivir por mucho tiempo. Primero, su poder se desvanecerá y una vez que pierda su poder, su cuerpo será el próximo en desaparecer y finalmente su fuerza vital también se desvanecerá. Cuando esté verdaderamente y completamente muerto, se convertirá en un Fantasma y volverá al lado de su Maestro–, dijo Bai Su suavemente.

–La Tribu Frontera Norte también pertenece a Cielo Congelado. Si Zhuo Ge mata a Zi Che, ¿el Clan Cielo Congelado no tomará medidas?

Su Ming miró el capullo en su mano. El capullo se había endurecido por completo para entonces y se sentía como una roca de hielo en la mano.

–No… ¿No lo sabes?

Bai Su se sorprendió, miró si entendía algo. Lanzó una mirada a Zi Che y una mirada complicada apareció en sus ojos.

– ¿Qué?– Su Ming levantó la cabeza y miró a Bai Su.

–Hace tres meses, el Maestro de Zi Che notificó a la Puerta de la Montaña y lo expulsó de la segunda cumbre… Ya no es un discípulo del Clan Cielo Congelado…

Los ojos de Su Ming brillaron con una luz oscura y miró hacia Zi Che, que estaba sentado en la plataforma con una cara pálida pero decidida; no podía escuchar las palabras de Su Ming y Bai Su. En este momento, tenía que asegurarse de seguir curándose a sí mismo, o de lo contrario no podría luchar contra el poder de la flecha.

–Hace tres meses…

Su Ming lo entendió entonces. Esto sucedió durante los cinco días que estuvo fuera del Clan Cielo Congelado. Sin embargo, no había visto nada fuera de lugar de Zi Che.

Sin embargo, estaba claro que esto no era algo sin importancia para Zi Che.

–Si ese no fuera el caso, entonces no habría sido necesario que él bajara la cabeza avergonzado cada vez que veía a su hermana…– Bai Su suspiró suavemente.

Su Ming permaneció en silencio, mirando el capullo en su mano. Después de un largo rato, le dio un apretón.

– ¿Dijiste que este gusano no es algo de Cielo Congelado y que muere cuando está expuesto al frío?

La voz de Su Ming era tranquila. No se escuchó ningún indicio de emoción por su tono.

Bai Su asintió.

Su Ming se agachó y recogió un insecto que estaba tan rígido que parecía muerto. Una vez que lo sostuvo en su mano, una poderosa bola de fuego apareció abruptamente en la palma de Su Ming y envolvió ese insecto.

El cuerpo rígido de ese insecto tembló repentinamente dentro del fuego, luego volteó enérgicamente. Chilló y comenzó a moverse como si quisiera meterse en el cuerpo de Su Ming a través de su palma.

Sin embargo, antes de que pudiera entrar, el fuego en la palma de Su Ming se extinguió. Mientras soplaba el viento helado, Su Ming apretó el puño. Sonó un crujido y Su Ming relajó su agarre.

Bai Su contuvo el aliento cuando vio que el insecto negro en la palma de Su Ming se había hecho pedazos.

–Este insecto no estaba muerto, simplemente se durmió. ¡Se despertará una vez más cuando haga calor! –. Su Ming sacudió su muñeca y las piezas en su palma se dispersaron en el viento. –Ese es el caso del gusano y es lo mismo para el capullo.

La voz de Su Ming estaba helada. Una escena de sus recuerdos surgió ante sus ojos. Vio una cadena y en esa cadena había una figura ilusoria de una persona. ¡Había numerosas heridas cubriendo todo el cuerpo de esa persona y dentro de esas heridas había innumerables insectos negros que eran idénticos al insecto que acababa de sostener!

“Lei Chen…”

Su Ming cerró los ojos. No sabía si lo que vio en las cadenas de la Montaña Han era real o falso y todavía no podía decirlo ahora. Sin embargo, la aparición de estos insectos negros lo sacudió.

Nunca los había visto antes de desafiar las cadenas de la Montaña Han, por lo que existía la posibilidad de que solo fuera un producto de su imaginación o que fuera una mera ilusión, pero ahora que veía exactamente el mismo insecto, no había manera de que Su Ming creyera que lo había imaginado.

“Si es real, entonces ¿por qué la verdad es diferente de mis recuerdos…? Si es falso, ¿cómo podría existir algo de mi imaginación en el mundo real y exactamente en la misma forma?”

“¡Esto es una pista!”

Su Ming abrió los ojos y los suaves susurros de Bai Su cayeron en sus oídos.

–Déjame probar por Zi Che…– susurró, mirando directamente a Su Ming.

–No necesita hacerlo. Hay un método con el que puedo curar a Zi Che completamente sin ningún riesgo–, dijo Su Ming con calma. Su voz era fría y un resplandor rojo brillaba en su ojo derecho.

– ¿Qué método es ese?

Bai Su quedó desconcertada. Ella no entendió el significado detrás de las palabras de Su Ming.

–Matar a Zhuo Ge y destruir su Fantasma, luego el Aura Fantasma en la flecha que sobresale de la pierna de Zi Che desaparecerá naturalmente–. Una vez que Su Ming terminó de hablar, miró a Bai Su. –Conoces esta área mejor que yo. ¡Llévame a la Tribu Frontera Norte!

Bai Su se mordió el labio inferior y miró a Su Ming con asombro, pero todavía sacudió la cabeza con firmeza.

–Con tu poder, si vas solo a la Tribu Frontera Norte, definitivamente morirás. ¡No te llevaré allí!

–No estoy solo.

Su Ming se volvió y dejó escapar un aullido penetrante hacia el cielo. Ese aullido resonó en toda la novena cumbre, haciendo que los glaciares temblaran y retumbaran ruidosamente.

Cuando comenzó ese aullido, Hu Zi estaba bebiendo en su cueva con los ojos cerrados y una sonrisa tonta en la cara. Estaba a punto de abrazar su calabaza de vino e irse a dormir para tener suficiente energía para sus actividades nocturnas.

Sin embargo, en el momento en que estaba a punto de cerrar los ojos y comenzar a roncar, el aullido penetrante de Su Ming se disparó en su cueva. Ese aullido fue como un trueno retumbante, haciendo temblar la cueva y Hu Zi abrió los ojos. Los frotó con fuerza y ​​una mirada de sorpresa apareció dentro de ellos.

– ¿Qué pasa con el cuarto?

Pero no dudó, Hu Zi inmediatamente recogió su olla de vino y salió corriendo de su cueva antes de correr hacia la morada de la cueva de Su Ming.

Al mismo tiempo, alrededor de la mitad de la novena cumbre había un lugar donde florecían una gran cantidad de flores. Las hojas verdes cubrieron toda el área y crearon una escena en el hielo que parecía como si el tiempo hubiera viajado hacia atrás.

El segundo hermano mayor de Su Ming se sentó con las piernas cruzadas entre las flores, manteniendo una posición en la que el sol siempre brillaría a un lado de su cara. Había una sonrisa amable en su rostro y ante él, muchas de las plantas se balanceaban a pesar de que no había viento. Algunas de esas plantas crecían rápidamente y se entrelazaban entre sí como si trataran de tejer algo.

Había una intensa mirada de concentración en la cara del segundo hermano mayor. Sin embargo, en ese momento, el aullido de Su Ming reverberó en la novena cumbre. Hubo una cantidad sorprendente de intención asesina dentro de ese aullido. Las plantas que tejían algo ante el segundo hermano mayor se congelaron momentáneamente bajo esa intención asesina.

La sorpresa apareció en la cara del segundo hermano mayor. Levantó la cabeza y miró hacia donde se encontraba la cueva de Su Ming en la distancia.

– ¿Quién ofendió al hermano menor más joven ahora?

El segundo hermano mayor se puso de pie a un ritmo moderado y se dio unas palmaditas en la túnica antes de colocarse las manos a la espalda y caminar hacia la cueva de Su Ming con el sol brillando a un lado de su rostro.

Puede que sus pies parecieran pisar el suelo, pero en verdad, cada vez que aterrizaba, ¡se mantenían a una pulgada del suelo!

Del mismo modo, mientras el aullido de Su Ming viajaba a través de la novena cumbre, en el hielo ubicado en la posición a favor del viento de la novena cumbre, apareció una mirada en la oscuridad en el lugar que siempre se usaba como terreno de aislamiento.

Leves murmullos vinieron del interior del silencioso glaciar.

–Tal intención asesina… Si no lo libera, será difícil para él despejar su mente… Hermano menor más joven, es posible que desee ir a liberarlo, pero todavía no puedo salir…

Sin embargo, de repente, una roca de hielo que estaba a la altura de una persona se rompió de repente. El fuego se extendió desde el interior de esa grieta, como si estuviera quemando esa roca de hielo. En un instante, aparecieron más grietas en la roca de hielo y finalmente explotó.

En el momento en que explotó, ¡una mano negra se extendió desde el interior de la roca de hielo!

Una poderosa ráfaga de viento helado se extendió desde esa mano negra. Una vez que se estiró, presionó contra el piso de hielo a su lado y gradualmente, como si alguien estuviera saliendo, apareció un hombre cuya piel era completamente negra.

Ese hombre estaba medio desnudo. Cuando salió, cerró los ojos y se arrodilló sobre una rodilla en dirección a la mirada.

–Mis 300 esclavos detuvieron la matanza al mismo tiempo que lo hice en el pasado y se unieron a mí cuando me aislé aquí… Ahora, te he despertado, uno de los 300 esclavos. Ve y haz algo por mí.

– ¡Tus instrucciones, Joven Maestro!

El hombre abrió sus ojos grises. Dentro de esos ojos grises había locura despiadada. Si bien eso podría hacer que las personas sientan un escalofrío en sus corazones, también podrían sentir claramente la sed de sangre proveniente del hombre.

–Protege a mis hermanos menores y escúchalos. Si es necesario… ¡te permitiré lanzar las maldiciones prohibidas!

La mirada dentro de los glaciares de hielo desapareció gradualmente. Solo las palabras permanecieron flotando en el aire y mientras hacían eco con calma, irradiaban sed de sangre.

Ese hombre sonrió y se lamió los labios. Se inclinó y se levantó. En el momento en que dio un paso adelante, su cuerpo se convirtió inmediatamente en una capa de niebla negra que se arrastró por las paredes de hielo a su alrededor antes de desaparecer.

Al mismo tiempo, en la cima de la novena cumbre, Tian Xie Zi bostezó y estiró la espalda mientras salía de su cueva. Mientras caminaba, también se escucharon murmullos saliendo de sus labios.

Una vez que llegó a la cima de la montaña, respiró hondo, se tumbó de cara al suelo con ambas manos apoyando todo su cuerpo y comenzó a hacer flexiones. Una vez que hizo algunas de ellas, se puso de pie y una sonrisa de satisfacción apareció en sus labios.

–Hice diez hoy. ¡Esa es una más que el año pasado! ¡Eso es genial! ¡Eso es maravilloso! ¡Eso es maravilloso! Tian Xie Zi, eres demasiado increíble. ¡Eres la persona más fuerte que he conocido en mi vida!

–Tian Xie Zi, maldito cabrón, ¡estoy orgulloso de ti!

Con una sonrisa de satisfacción en su rostro, Tian Xie Zi murmuró para sí mismo por un momento antes de levantar la cabeza. Estaba a punto de soltar un rugido hacia el cielo, como solía hacerlo todos los días antes de volar en cierta dirección para entrenar su cuerpo por la mañana cuando se detenía.

En el momento en que abrió la boca para rugir, alguien lo hizo antes que él y dejó escapar un aullido penetrante. Ese aullido retumbó como un trueno y viajó en todas las direcciones, aturdiendo a Tian Xie Zi.

– ¿Hmm? Ni siquiera he gritado, ¿por qué hay sonido?

Tian Xie Zi parpadeó y levantó la mano para cubrirse la boca. Cuando escuchó que el sonido aún resonaba en el aire, rápidamente se agachó y miró hacia el borde del pico con el cuello estirado.

–El grito del cuarto es realmente desagradable. ¿Hmm? El tercero se apresura… ¡Ah! ¡El segundo también está pasando! ¡Bueno, voy a ser condenado! ¿Ese discípulo mayor mío aislado también se está uniendo?

– ¿Van a pelear? ¡Jaja, esto va a ser divertido!

Un destello emocionado apareció en los ojos de Tian Xie Zi. Rápidamente se arremangó las mangas con una mirada como si quisiera unirse.

Cuando el aullido de Su Ming resonó en el aire, Hu Zi fue el primero en aparecer en la plataforma fuera de la cueva de Su Ming. En el momento en que llegó a la plataforma, vio el miserable estado en que se encontraba Zi Che y una mirada enojada apareció inmediatamente en sus ojos.

–Maldita sea, ¿quién lastimó a mi gatito?

Pronto, el segundo hermano mayor caminó hacia ellos con las manos detrás de la espalda y una sonrisa amable en su rostro, pero en el momento en que vio la condición de Zi Che, esa sonrisa en su rostro desapareció.

–Hermano menor, ¿quién hizo esto?

Su Ming miró a Zi Che y dijo con calma: –Zhuo Ge, Berserker Flecha Negra de la Tribu Frontera Norte. Es el hijo de Zhuo Ya, Jefe de Guerra de la Frontera Norte.

– ¡Maldita sea, voy a joder su pajarito! ¡¿Cómo se atrevió a tocar a mi gatito?! –. Rugió Hu Zi.

–Esto… no es bueno…– El segundo hermano mayor negó con la cabeza y una leve sonrisa apareció una vez más en sus labios, pero esta vez, esa sonrisa tenía una cualidad aterradora.

–No vamos a joder a su pajarito. ¡Cortaremos su pajarito y nos lo comeremos!

La sonrisa en los labios del segundo hermano mayor se ensanchó.

Mientras Bai Su continuaba escuchándolos, su rostro se puso rojo y chasqueó la lengua con desagrado.

 

¡Por razones técnicas SolcarJ necesita los ingresos de los link acortados!

¡Úsalos, todos los ingresos serán reflejados en packs cada vez que cobre!

Capitulo 283
Bonus Pack
Capitulo 285

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.