Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

POT – Capítulo 286

Capítulo 286 – ¡Tribu Frontera Norte!

 

Su Ming se detuvo, mientras que Hu Zi dio unos pasos a su lado. Con su calabaza de vino en la mano, sus ojos se contaminaron gradualmente con sed de sangre. En cuanto al segundo hermano mayor, tenía las manos detrás de la espalda y se encontraba cerca de manera relajada. Fue una pena que el sol estuviera cubierto por las nubes. Pero incluso si la tierra seguía siendo brillante, no hacía calor.

Aproximadamente 10 mil pies delante de Su Ming y el resto de ellos estaban muchos edificios grandes construidos sobre una gran extensión de nieve. A medida que el viento soplaba, la nieve sería levantada del suelo.

Justo ante Su Ming había dos estatuas gigantes. Estas dos estatuas fueron talladas en la imagen de fantasmas maliciosos que luchan entre sí. Un aura atroz y asesina se extendió sin restricciones desde dentro de las dos estatuas y llenó toda el área con ella.

Detrás de las dos gigantescas estatuas fantasmales maliciosas había hileras e hileras de casas ordenadas. Estas casas estaban todas hechas de hielo y conectadas en una línea larga e ininterrumpida. Con solo una mirada, fue difícil encontrar el final de esa línea.

Esta era una tribu más grande que una ciudad. El enorme tamaño de la tribu no se debía a lo grandiosa que parecía, sino a su longitud. Parecía interminable, extendiéndose lejos en la tierra lejana.

¡Si alguien se parara en el cielo por encima de la tribu y mirara al suelo, entonces podrían ver que los edificios dentro de la Tribu Frontera Norte se colocaron de una manera que formaron una flecha en la vasta e interminable llanura de nieve!

¡Era como una flecha gigantesca marcada en la tierra que pertenece a la Tribu Frontera Norte!

Debajo de las llanuras había capas sobre capas de nieve que continuaban hundiéndose. La capa más inferior, que tocaba la tierra enterrada bajo las llanuras de nieve, tenía la menor cantidad de nieve.

Si una persona pudiera ver más allá, más allá de las llanuras nevadas, encontraría indicios de verde creciendo en el suelo, que también se encontraba mucho más abajo que las llanuras nevadas. Si esa persona pudiera ver aún más lejos, encontraría pájaros volando y flores floreciendo.

¡Esta llanura de nieve era como un barranco que separaba el invierno y el verano!

La Tribu Frontera Norte existía dentro de esta tierra, una tierra que hacía parecer que la Gran Tribu Cielo Congelado estaba ubicada al sur, pero en realidad era un lugar que estaba ubicado al norte en los mapas que detallaban la topografía de la Tierra Mañana del Sur… La tribu se quedó aquí defendiendo la puerta norte de la Gran Tribu Cielo Congelado.

–Esta es solo una parte de la Tribu Frontera Norte en las Grandes Llanuras Congeladas. Hay otra parte de la Tribu bajo de las llanuras de nieve… –. Bai Su dijo suavemente.

–La Tribu Frontera Norte ha conservado las costumbres de Predicación Fantasma. Todos sus Berserkers tienen el pelo muy largo. Si luchan contra los extraños, los que mueren perderán la cabeza. Si pelean entre ellos, la persona que pierde tendrá una opción. Puede elegir cortarse la cabeza o cortarse el pelo.

–Por eso, si una persona tiene el cabello muy largo, significa que rara vez pierde. También podría ser que… nunca ha perdido antes–, susurró Bai Su, mirando a Su Ming. Una vez que terminó de hablar, dudó por un momento.

–Su Ming, les sugiero a todos que usen capuchas… Si lo hacen, creo que podría ser más fácil para todos ustedes.

En el momento en que Bai Su terminó de hablar y antes de que Su Ming pudiera decir algo a cambio, el segundo hermano mayor le dio a la niña una mirada de aprobación. Luego se volvió hacia Su Ming.

–Discípula menor, ¡esta muchacha es muy buena! Pero muchacha ya he hecho los preparativos para esto hace mucho tiempo–. El segundo hermano mayor sonrió gentilmente y levantó su mano derecha para sacar una serie de capuchas negras de su pecho.

–Ejem, como discípulos de la novena cumbre, no tenemos necesidad de ocultar nuestras caras, de hecho, está por debajo de nuestra dignidad ocultar nuestras caras, pero…– Una mirada severa apareció en la cara del segundo hermano mayor cuando miró a Su Ming y Hu Zi

–Tenemos que ser considerados con nuestro Maestro. Ya es viejo y su mente no puede reaccionar lo suficientemente rápido como para que él formule mentiras, así que tenemos que encontrar una excusa para él, ¿no?

–No nos preocupa mostrar nuestras caras, pero para nuestro Maestro, para nuestro viejo, tenemos que soportar esta vergüenza y usar la capucha.

Hu Zi parpadeó, luego asintió con la cabeza firmemente en comprensión.

–Tienes razón. Ah… esto es para el Maestro. Estamos haciendo esto para el Maestro. Segundo hermano mayor, puedo soportar esto. ¡Lo soportaré! –. Mientras hablaba, tomó una capucha y se cubrió la cabeza, que solo dejaba ver sus ojos. Se rio por lo bajo.

–Tercer hermano, lamento que tengas que pasar por esto…– El segundo hermano mayor palmeó el hombro de Hu Zi con una expresión conmovida en su rostro.

–Segundo hermano mayor, estamos haciendo esto por el Maestro, ¡este insulto no es nada!– Hu Zi dejó de reírse y una mirada resuelta apareció en sus ojos.

–Todos somos buenos discípulos del Maestro. Hermano menor más joven, ¿qué hay de ti? –. El segundo hermano mayor le entregó una capucha a Su Ming.

Su Ming lo tomó con una expresión extraña en su rostro, pero aún así se cubrió la cabeza sin decir una palabra.

Bai Su abrió mucho los ojos donde estaba parada a un lado. Sintió de repente que nunca había llegado a comprender la novena cumbre tan claramente como lo hizo en ese momento.

“¿Qué son estas personas…?”

Bai Su se frotó el centro de las cejas. Había pensado que convencer a estas personas para que usaran una capucha sería difícil, pero el extraño desarrollo le hizo pensar de repente que era demasiado joven e inexperta en comparación con estas personas.

–Maestro, para ti, sufriremos esta injusticia, pero lo hacemos voluntariamente porque somos tus buenos discípulos. Te amamos…

El segundo hermano mayor levantó la cabeza e infló el pecho antes de ponerse la capucha. Les guiñó un ojo a Su Ming y Hu Zi, luego arrojó la capucha sobrante como si no lo hiciera intencionalmente y cargó hacia la Tribu Frontera Norte en un largo arco.

Hu Zi pisoteó el suelo con el pie derecho y cuando la nieve se dispersó en el aire, se lanzó tras su segundo hermano mayor.

– ¡Encuentra un lugar seguro y espérame!

Su Ming echó un vistazo a Bai Su y saltó al aire para perseguir a su segundo hermano mayor y Hu Zi. Los tres eran como estrellas fugaces que viajaban en el cielo y su destino… ¡era la Tribu Frontera Norte!

Bai Su se quedó allí y los miró a los tres. Ella permaneció en silencio por un momento antes de sentarse con las piernas cruzadas. Había indicios de preocupación junto con una mirada complicada en su rostro.

En el cielo, los tres discípulos de la novena cumbre se acercaron rápidamente a la Tribu Frontera Norte, uno al lado del otro.

–Segundo hermano mayor, ¿el Maestro está realmente detrás de nosotros?– Una mirada emocionada y salvaje apareció en los ojos de Hu Zi cuando preguntó suavemente.

–Por supuesto, el Maestro es incluso más rápido que nosotros. Además, cuando salimos de la novena cumbre, lo vi mirándonos de blanco con mis propios ojos–, susurró el segundo hermano mayor en voz baja.

–… Yo también lo vi…– ofreció Su Ming en un susurro.

– ¡Jaja! Entonces no hay error al respecto. Dejé una capucha para el Maestro. Podemos matar tanto como queramos hoy. Mataremos a ese pajarito, e incluso si es un asunto serio, ¡el Maestro está allí para mantener la línea! ¡No hay nada de lo que tengamos miedo!

El segundo hermano mayor también se había emocionado claramente. Sus ojos brillaron.

– ¿Cómo los mataremos?– Hu Zi se quitó la capucha y se lamió los labios.

–Tercero, cuarto, te diré la regla de la novena cumbre hoy. ¡Esto es lo que nuestro primer hermano mayor me dijo en el pasado! –. El segundo hermano mayor miró a Su Ming y Hu Zi.

– ¡Mata a aquellos que han dañado incluso una sola planta de la novena cumbre!

– ¡Mata a aquellos que han dañado incluso a un solo seguidor de la novena cumbre!

– ¡Mata a todos los Berserkers de la Tribu de la persona que dañó incluso a un solo discípulo de la novena cumbre!

–La novena cumbre nunca causará problemas, pero si alguien nos provoca, ¡usaremos el asesinato para decirles que la novena cumbre no es alguien a quien puedan ofender! ¡Es por eso que buscaremos a Zhuo Ge y si alguien nos detiene, morirán! –. Hubo un aura asesina dentro de las palabras del segundo hermano mayor y su voz era tan fría como el hielo.

Hu Zi respiró hondo y luego se colocó la capucha sobre la cabeza. Una luz roja como la sangre apareció en sus ojos. Sin embargo, después de un momento de vacilación, se volvió para mirar a su segundo hermano mayor mientras volaba hacia adelante.

–Segundo hermano mayor, ¿por qué no me ayudaste cuando fui intimidado la última vez? Eso no se ajusta a las reglas de la novena cumbre–. Hu Zi estaba muy insatisfecho.

– ¡Si no me miraras todas las noches yo también te ayudaría!– El segundo hermano mayor sacudió la cabeza y suspiró profundamente.

Su Ming no habló. La luz verde brillaba en el centro de sus cejas y el aura asesina en su ojo derecho se extendió por todo su cuerpo, haciéndole parecer una flecha llena de intenciones asesinas. Con una sola carga, voló a la vanguardia de los tres.

Mientras avanzaban, ¡La distancia entre ellos y la Tribu Frontera Norte se hizo más corta!

Al mismo tiempo, en el lugar donde Bai Su se había sentado detrás de ellos, había lanzado algún Arte desconocido y su cuerpo se desvaneció gradualmente hasta que parecía casi invisible y era tan imperceptible como un espectro.

Sin embargo, en ese momento, los ojos de Bai Su se abrieron de golpe y casi gritó de sorpresa.

Una capa de humo negro había aparecido ante ella. Ese humo negro llenaba el aire y avanzaba a través de las llanuras de nieve. En el lapso de un respiro, había recorrido 10 mil pies y ya estaba lejos de ella.

–Sssh, no hagas ruido…

La causa del grito retenido de Bai Su fue la vieja voz que cayó en sus oídos. Pronto, vio a un anciano vestido con túnicas blancas saliendo de las llanuras de nieve a su lado.

Ese viejo tenía la espalda doblada y caminaba hacia ella con pasos ligeros. Cuando estaba ante Bai Su, se llevó el dedo índice a la boca e hizo un sonido de silencio.

Una expresión extraña apareció inmediatamente en la cara de Bai Su. ¡Había visto a este viejo antes y sabía que era el Maestro de Su Ming, Tian Xie Zi!

Tian Xie Zi bajó la cabeza y levantó la capucha que el segundo hermano mayor había arrojado mientras murmuraba por lo bajo.

–Esos mocosos seguramente son astutos, al menos sabían traer capuchas con ellos. Parece que no son tontos, después de todo. Incluso me dejaron uno… ¡Espera! ¿Me vieron?

El Tian Xie Zi de túnica blanca se cubrió la cabeza con la capucha mientras continuaba murmurando, luego se dio la vuelta para mirar la aturdida Bai Su. Una sonrisa apareció en su rostro.

–Oye, debes ser esa joven compañera de mi cuarto discípulo. Entonces… ¿me veo bien?

Bai Su estaba aturdida. Ella asintió instintivamente con la cabeza.

Una mirada de satisfacción apareció de inmediato en la cara de Tian Xie Zi de túnica blanca. Se dio la vuelta y caminó en la dirección que Su Ming y los otros dos habían tomado hacia la Tribu Frontera Norte.

En el instante en que Su Ming y los otros dos llegaron a 10 mil pies de distancia de la Tribu Frontera Norte, la gente dentro los notó. Sin embargo, el trato dado a Su Ming y a los otros dos por esta tribu fue completamente diferente en comparación con las otras tribus con las que Su Ming se había encontrado en el pasado.

Si se tratara de cualquier otra tribu, alguien habría volado hace mucho tiempo para detenerlos.

Sin embargo, la Tribu Frontera Norte no era así. Cuando notaron que Su Ming y los otros dos se acercaban, solo unos pocos miembros de la Tribu dejaron de hacer lo que estaban haciendo y levantaron la cabeza para mirar el cielo con frialdad. La mayoría del resto decidió ignorarlos.

En un instante, Su Ming y sus hermanos llegaron a la puerta formada por las dos estatuas. Con una sonrisa, el segundo hermano mayor dio un paso adelante y envolvió su puño en su palma para inclinarse hacia los miembros de la Tribu Frontera Norte que los miraban con frialdad pero no decían una sola palabra.

–Soy Gong Sun Hu de la tercera cumbre del Clan Cielo Congelado, me gustaría conocer al hermano Zhuo Ge. Por favor, díselo en mi nombre.

Las personas que los miraban fríamente desde detrás de la puerta de la Tribu Frontera Norte continuaron en silencio.

El segundo hermano mayor sacudió la cabeza.

–Todos ustedes son demasiado groseros. Esto no está bien…

Mientras hablaba, dio un paso adelante. En el momento en que su pie aterrizó, la tierra tembló repentinamente y una gran cantidad de nieve se disparó en el aire. Se borró todo el cielo y la tierra, causando que los miembros de la Tribu Frontera Norte que los habían estado mirando fríamente cambiaran drásticamente sus expresiones.

– ¡Danos a Zhuo Ge! ¡Cualquiera que intente detenernos, muere! –. Hu Zi levantó sus brazos y una gigantesca hacha de batalla se materializó en su mano izquierda. Tomó un gran trago de la calabaza en su mano derecha y cargó.

 

¡Por razones técnicas SolcarJ necesita los ingresos de los link acortados!

¡Úsalos, todos los ingresos serán reflejados en packs cada vez que cobre!

Capitulo 285
Bonus Pack
Capitulo 287

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.