Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

POT – Capítulo 301

Capítulo 301 – Su (2)

 

Para algunas personas, el viento en la tormenta de nieve sonaba como una canción triste que resonaba en la inmensidad de las llanuras. Así fue para Bai Su. Se ajustó la piel alrededor de su cuello con más fuerza y su aliento salió en bocanadas blancas.

También hubo algunos que no registraron el sonido del viento como si estuviera de luto. En cambio, para ellos sonaba como si alguien suspirara. Así lo escuchó Su Ming. Caminó por el suelo y pisó la nieve. Mientras escuchaba el sonido del viento junto con los crujidos que llegaban debajo de sus pies, continuó caminando hacia adelante.

Los dos no caminaron a un ritmo rápido, ni hablaron entre sí. Simplemente dieron la bienvenida a la nieve y el viento en sus caras mientras caminaban gradualmente en la distancia.

El viento era fuerte y la nieve caía fuertemente. Mucho cayó del cielo, sobre sus hombros, su ropa y su cabello.

–Tú… también caminaste así en la tormenta de nieve con ella en el pasado, ¿verdad? – Después de un largo rato, la suave voz de Bai Su llegó a los oídos de Su Ming.

–Todavía preguntas sobre eso–. Su Ming no se detuvo. Simplemente siguió caminando y cuando habló, sonó como si estuviera suspirando.

– ¿No debería haberlo hecho? – Bai Su dio unos rápidos pasos hacia adelante para caminar junto a Su Ming antes de girar la cabeza hacia un lado para mirarlo.

Su Ming permaneció en silencio por un momento antes de hablar en voz baja. La nostalgia apareció en sus ojos. –Ella y yo caminamos de esta manera hace muchos años.

Bai Su bajó la cabeza y preguntó en un susurro: – ¿Somos realmente así, ella y yo?

–Mm, excepto por algunos detalles–. La voz de Su Ming flotaba en el viento.

– ¿Es esta cosa? – Bai Su se detuvo y sacó dos artículos de su seno. Luego, justo ante Su Ming, los colocó en los lóbulos de sus orejas. Una sonrisa apareció en sus labios cuando miró a Su Ming, quien se había dado vuelta para mirarla.

En el momento en que Su Ming vio el par de aretes colgando de las orejas de Bai Su, se estremeció y una mirada aturdida apareció en sus ojos. Ese par de aretes era algo que pertenecía únicamente a Bai Ling en sus recuerdos.

Bai Su, de pie bajo la noche llena de nieve y viento mientras usaba los aretes cuando la nieve flotaba entre ellos, arrojó a Su Ming a un estado distraído. Le hizo sentir como si hubiera regresado a ese momento particular al pie de la Montaña Oscura, al momento parte de esos hermosos años en su vida.

–Su Ming, ¿no dijiste que caminarías en círculos conmigo…?

Una mirada tímida apareció en la cara de Bai Su, pero mantuvo la cabeza recta y no la bajó. En cambio, mantuvo su mirada en Su Ming mientras hablaba suavemente.

En el momento en que dijo esas palabras, Bai Su claramente sintió que Su Ming se había congelado en la tormenta de nieve, incluso su mirada también parecía haberse helado.

Cuando lo vio actuar de esta manera, Bai Su se sintió extremadamente complacida consigo misma. Ella se había estado preparando para este día durante mucho tiempo.

“Solo un poco más…”

Justo cuando Bai Su se sentía complacida consigo misma, Su Ming cerró los ojos y suspiró suavemente. Cuando los abrió una vez más, sus ojos estaban tranquilos y se dio la vuelta para caminar hacia adelante.

Bai Su abrió mucho los ojos, luego pisoteó con descontento antes de alcanzarlo rápidamente.

En ese mismo momento, en un rincón de la tribu temporal construida por el Clan Mar del Oeste para la subasta, había una tienda claramente mucho más extravagante entre las docenas de tiendas instaladas allí y dentro de esa tienda, Si Ma Xin de repente abrió los ojos mientras él se sentó adentro. Un toque de sorpresa brilló brevemente en sus ojos.

“No hay duda de esto… ¡Justo ahora, por un momento, sentí una Semilla Berserker mostrando signos de floración! Esa Semilla Berserker se encuentra en las llanuras nevadas más allá de la tribu… Las fluctuaciones de esa Semilla Berserker fueron tan fuertes que superó a las de todos mis Niños Berserker anteriores. ¡Esa persona es definitivamente Su Ming!”

“Bai Su, si tengo éxito o fracaso ahora depende completamente de ti…”

Si Ma Xin había renunciado originalmente al uso de Bai Su para plantar una semilla Berserker en Su Ming. Había pensado que sería muy difícil tener éxito, por eso había instigado el incidente con Zi Che y quería usar la Tribu Frontera Norte para matar a Su Ming. Sin embargo, no esperaba que el asunto terminara así.

Hacia Bai Su, solo sintió un profundo arrepentimiento y odio, pero no se atrevió a ofenderla. Después de todo, él todavía necesitaba su ayuda para entrar a la Cueva Cielo Congelado. Había pasado bastante tiempo y todavía no había recibido noticias al respecto, pero ninguna noticia era también una forma de esperanza para él.

Originalmente había tomado la decisión de que, si aún no había obtenido el derecho de ingresar a la Cueva Cielo Congelado antes de que la Caza del Chamán en Niebla del Cielo y Su Ming tampoco se hubieran convertido en su Niño Berserker, entonces tendría que unirse a la Caza del Chamán en Niebla del Cielo y obtener esas cabezas de chamán primero.

Sin embargo, si pudiera lograr una de esas cosas, entonces no necesitaría unirse a la batalla. En cambio, podría centrar toda su atención en hacer los preparativos para entrar a la Puerta del Cielo. Los repentinos signos de la semilla en flor esta noche hicieron que el corazón de Si Ma Xin saltara de alegría al instante.

Se puso de pie y levantó las solapas de la tienda. Mientras miraba el mundo a lo lejos, la emoción y la anticipación aparecieron en sus ojos.

–Bai Su, eres mi esposa destinada. ¡Si me ayudas a hacer que esto suceda, entonces juraré ahora que me casaré contigo! – Si Ma Xin murmuró y apretó los puños. Una vez que respiró hondo, se obligó a calmarse antes de volver a sentarse en la nieve.

Su Ming continuó caminando sobre la llanura de nieve en la tormenta de nieve. Una vez que Bai Su lo alcanzaba, todavía sintiéndose descontenta, ocasionalmente lo fulminaba con la mirada, furiosa mientras varios pensamientos corrían por su cabeza.

En ese momento, ella no sabía que, Si Ma Xin estaba mirando ese lugar particular de la tribu no muy lejos, esperando ansiosamente.

El tiempo pasó y pronto era medianoche. La luz de la luna se dispersó debido a la nieve que flotaba desde el cielo, pero en un instante, la luz se fusionaría una vez más, haciendo que los demás sintieran que sus ojos les estaban jugando una mala pasada.

–Ya es tarde. Si no tienes nada más que hacer, regresa–. Los pasos de Su Ming vacilaron y se dio la vuelta para mirar a Bai Su.

Bai Su guardó silencio. Ella no habló.

Su Ming regresó al camino por el que vino originalmente y caminó hacia allí mientras el viento y la nieve soplaban en el aire.

– ¡Su Ming! – Bai Su gritó de repente mientras estaba parada allí.

En el instante en que Su Ming se dio vuelta para mirar, Bai Su rápidamente se adelantó y lo abrazó, enterrando su cabeza en su pecho. Su Ming guardó silencio por un momento antes de levantar los brazos y sostener los hombros de Bai Su.

Ella levantó la cabeza y lo miró. Había una mirada complicada y un significado oculto que no podía describirse en sus ojos mientras lo miraba.

–Si continuamos caminando en la nieve así, ¿caminaremos… hasta que nuestras cabezas se pongan blancas…? – Bai Su murmuró suavemente y su voz sonó como si hubiera viajado a través del tiempo. Cuando cayó en los oídos de Su Ming, el dolor apareció en sus ojos.

Al mismo tiempo, Si Ma Xin tembló donde estaba sentado en su tienda de campaña en la esquina de la tribu. La emoción brilló en sus ojos y era tan brillante que podía rivalizar con la luz de la luna.

Su corazón se aceleró contra su pecho. Podía sentir que el aura de la Semilla Berserker se estaba haciendo más fuerte en las llanuras de nieve en la distancia. Solo un poco más y estaría completo.

Ese sentimiento no solo lo excitó, sino que también le hizo sentir ganas de tirar la cabeza y reír hacia el cielo.

“Su Ming, Su Ming, podrías estar fortaleciéndote día a día, pero tienes demasiada confianza en ti mismo. El corazón de Bai Su siempre estará conmigo. ¡Ella cumplirá mis deseos tal como se lo he pedido!”

“¡Todavía vas a terminar convirtiéndote en mi Niño Berserker!” Si Ma Xin miraba las llanuras de nieve en la distancia con emoción y esperaba.

En las llanuras nevadas, Su Ming miró a Bai Su mientras su voz resonaba en sus oídos. El dolor en sus ojos se hizo más fuerte y cerró los ojos en silencio.

La mirada complicada en el rostro de Bai Su se hizo más prominente. Mientras lo miraba, la vacilación y la incertidumbre se elevaron dentro de ella.

–Deja que esto termine, Bai Su. No eres ella. No te hagas las cosas más difíciles –. La voz ronca de Su Ming cayó en sus oídos.

Abrió los ojos y se pudo ver el dolor junto con la pena dentro de ellos. Levantó su mano derecha y en su palma había un puñado de nieve.

–Colócalo en tu mano y deja que se derrita. Cuando la nieve se convierta en agua, seguirás siendo tú y no serás ella.

Bai Su miró la nieve en la palma de Su Ming sin comprender. Después de un largo rato, por una razón que ni siquiera se conocía a sí misma y ​​como si estuviera controlada por alguna fuerza sobrenatural, susurró suavemente.

–Su Ming, ¿todavía recuerdas nuestra promesa…?

En el momento en que dijo esas palabras, la mano de Su Ming tembló visiblemente.

–Pero tú… no cumpliste nuestra promesa…–. murmuró Bai Su, luego se alejó unos pasos y miró a Su Ming.

La nieve en la palma de Su Ming se había derretido en agua. Miró a Bai Su y, con una sonrisa amarga, asintió con la cabeza.

Cuando Bai Su vio a Su Ming actuar de esta manera, de repente sintió una punzada de dolor en el corazón y se encontró incapaz de enfrentarlo. Se tambaleó hacia atrás y se alejó más y más, hasta que ya no pudo verlo en sus ojos.

Dentro de la tribu, la risa de Si Ma Xin se elevó en el aire. Estaba de pie en su tienda con una mirada extática que no podía ocultarse bajo su emoción. Podía sentir claramente que la Semilla Berserker en las llanuras de nieve se había formado con éxito. Incluso podía sentir una débil conexión entre él y esa Semilla. ¡Esa conexión le dio la sensación de que, con solo un pensamiento, podría determinar si esa Semilla Berserker vivía o moría!

“¡Su Ming, Su Ming, al final todavía terminaste siendo mi Semilla Berserker!” Mientras Si Ma Xin se reía a carcajadas, salió de su tienda y se dirigió hacia las llanuras de nieve. ¡Quería ver cómo se veía Su Ming ahora mismo con sus propios ojos!

Mientras se dirigía hacia allí, Si Ma Xin se detuvo de repente, porque vio a Bai Su tambaleándose hacia adelante en esa llanura de nieve como si acabara de perder su alma. Con alegría fluyendo dentro de él, Si Ma Xin caminó hacia Bai Su.

– ¡Su’er, lamento haberte hecho sufrir! – Si Ma Xin estaba a punto de abrazar a Bai Su, pero ella instintivamente se alejó de su abrazo. Había una expresión complicada en su rostro y ella permaneció en silencio.

–Originalmente quería ir a conocer a mi nuevo Niño Berserker, Su Ming, pero tú eres más importante que él. Me quedaré a tu lado y que venga a saludarnos.

Si Ma Xin estaba demasiado emocionado y, por lo tanto, no se molestó en cómo Bai Su se veía en ese momento. En cambio, en su mente, dio la orden para que esa Semilla Berserker viniera a ellos.

Sin embargo, en el momento en que dio esa orden, la expresión de Si Ma Xin comenzó a cambiar gradualmente, de esa emoción alegre a la incertidumbre, luego de la incertidumbre al desconcierto y de repente, su expresión cambió drásticamente.

Su Ming estaba sentado en la llanura de nieve mientras miraba la nieve que caía del cielo. No había una pizca de dolor en su rostro, solo una calma que parecía el agua quieta en un antiguo pozo. Sacudió la cabeza suavemente.

–Bai Ling, le di una oportunidad y esta fue su elección… De ahora en adelante, no importa cuánto se parezca a ti, incluso si se parece tanto a ti que se ha convertido en ti, no podrá afectar mi corazón…

–Ha terminado, junto con mi primer… cambio de corazón.

Su Ming bajó la cabeza y, con un gesto de su mano derecha, apareció el tablero de dibujo. Había pasado mucho tiempo desde que comenzó el cambio y ahora, por primera vez desde entonces, dio la vuelta al tablero y luego miró la figura de sí mismo y la hierba que había dibujado bajo sus pies. A los ojos de Su Ming, la imagen en el tablero de dibujo… cambió.

La imagen de sí mismo en el dibujo levantó su pie y la hierba que lo atrapaba se liberó al hacerlo. Luego caminó sobre él, como una ráfaga de viento que no dejó rastros…

Cuando la imagen cambió, el aura característica de una transformación se extendió abruptamente desde dentro de Su Ming. Su cabello flotaba en el viento y una mirada envejecida que parecía haber visto algo del mundo apareció en sus ojos. En ese momento, la nieve a su alrededor también parecía moverse hacia él.

Por primera vez, en la Imagen de la Luna de Sangre y la Montaña Oscura en su cuerpo, la nieve comenzó a caer…

¡La imagen era de la luna de sangre y la montaña oscura cubiertas de nieve!

 

Botones con publicidad:

Capitulo 300
Bonus Pack
Capitulo 302

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.