Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

POT – Capítulo 324

Capítulo 324 – ¿No estás convencido?

 

–No es necesariamente algo bueno para ti saber más de algo…– Su Ming se paró al filo de la espada y las palabras de su Maestro antes de irse aparecieron en su cabeza.

Eso fue lo que dijo Tian Xie Zi cuando Su Ming le preguntó sobre las diez estrellas fugaces.

Su Ming finalmente entendió lo que quería decir ahora. Realmente no era necesariamente algo bueno saber más de algo. En ese momento, la única cosa que ocupó su mente la mayor parte del tiempo fue la escena de los Páramos del Este moviendo el Mar Muerto.

En su mente, vio el continente rápidamente viajando bajo el cielo. Vio cordilleras subiendo y bajando. Incluso podía ver algunas tribus, pero en un abrir y cerrar de ojos, las cadenas montañosas ante sus ojos se desmoronaron. El suelo se volcó en el aire como si fuera levantado. Muchas personas murieron y resultaron heridas y al mismo tiempo, el Mar Muerto negro se extendió y ahogó todas las señales de vida.

Tian Lan Meng se sentó junto a Su Ming, también se había callado. Podría estar pensando en algo, pero su mente también podría estar en blanco.

Pasó el tiempo y pronto llegó la primera noche. El cielo se oscureció, pero Su Ming pudo ver una línea blanca en la distancia. Era como si todavía fuera brillante en ese lugar.

Los discípulos del Clan Cielo Congelado en la espada comenzaron a moverse después de meditar durante todo un día. Las personas cercanas entre sí formaron grupos de tres a cinco. La risa resonó en el aire, como si estuvieran usando este tipo de método para calmar sus mentes antes del comienzo de Caza del Chamán en Niebla del Cielo.

La risa apareció en la parte superior de Cielo Congelado. Mirándolos, a las personas que no sabían la verdad, Su Ming ya podía imaginar lo que sucedería una vez que todas estas personas supieran de la verdad. Entonces… ¿cuántos de ellos podrían reírse? ¿Cuántos de ellos podrían luchar en la próxima batalla…?

Justo cuando Su Ming miró hacia los discípulos del Clan Cielo Congelado, también vio a algunas personas de la Puerta del Cielo sentadas al filo de la espada y cada una de ellas estaba distanciada de manera bastante uniforme.

El anciano sentado en la punta de la espada tenía una expresión tranquila en su rostro, pero ocasionalmente fruncía el ceño. Su Ming podía sentir que la mente del viejo tal vez no era tan tranquila como sus palabras y cómo se presentaba a sí mismo.

–Él sabe la verdad… quizás los nueve de la Puerta del Cielo saben la verdad.

Cuando Su Ming evaluó a Jing Cheng Rong, que estaba sentado en la parte superior de la espada, ese viejo de repente abrió los ojos y miró a Su Ming con una mirada como un rayo.

Su Ming cerró los ojos. Podía sentir la mirada del viejo caer sobre él como agujas afiladas. Después de un tiempo, ese sentimiento desapareció lentamente.

– ¿Te llamas Su Ming?

Una vieja voz apareció de repente en los oídos de Su Ming. Cuando Su Ming abrió los ojos, vio de inmediato que Jing Cheng Rong todavía no había desviado su mirada y todavía lo estaba mirando, pero esa mirada penetrante ya no estaba allí.

Su Ming asintió con la cabeza.

–Ven a mi lado–. Jing Cheng Rong miró a Su Ming y su voz hizo eco en los oídos de Su Ming. El método en el que envió su voz a Su Ming era diferente al de Tian Lan Meng, pero los efectos fueron similares.

Su Ming dudó por un momento antes de ponerse de pie. Tian Lan Meng lo miró a su lado, pero ella no habló.

Su Ming avanzó y pasó junto a la multitud. Cuando pasó junto a sus compañeros discípulos, escuchó su risa y sus voces, algunas de las cuales sonaban muy cerca de él y otras muy lejos, escuchó los diferentes sonidos de respiración provenientes de aquellos que estaban meditando y continuó escuchando todas estas cosas. hasta que viajó una larga distancia y llegó a la punta de la espada gigante. Había llegado ante Jing Cheng Rong.

La distancia entre ellos anteriormente no estaba realmente muy lejos, o de lo contrario habría sido difícil para los dos verse. Sin embargo, Su Ming todavía necesitaba bastante tiempo para caminar.

–Siéntate–. Jing Cheng Rong miró a Su Ming y habló con voz ronca.

La punta de la espada se colocó justo antes del espacio que se extendía interminablemente ante ellos. También era el lugar donde los silbidos eran más fuertes. De hecho, mientras estaba allí, Su Ming incluso podía sentir el viento soplando contra su rostro y sentir el poder de la espada atravesando el espacio con esa velocidad intensa.

Jing Cheng Rong era la única persona sentada allí y había un espacio vacío de unos cien pies a su alrededor. Sin ser convocado, a nadie se le permitió entrar al área.

Su Ming no habló y se sentó junto al viejo. En el momento en que se sentó, tuvo una sensación como si una enorme ráfaga de viento soplara contra él, haciendo que su respiración se acelerara y su cuerpo se desgarrara apareció dentro de él. Esa sensación llegó demasiado repentinamente y Su Ming incluso tuvo la sensación de que la enorme ráfaga de viento estaba a punto de volar su cuerpo, como si estuviera a punto de ser arrancado de la espada gigante.

Su cabello estaba despeinado y revoloteaba rápidamente detrás de él. Su Ming no podía quedarse sentado. Una vez que se tambaleó unos pasos hacia atrás, apareció un brillo en sus ojos y con un pisotón en la espada, evitó que su cuerpo se alejara. Su rostro estaba enrojecido cuando dio unos pasos hacia adelante una vez más y regresó al lugar donde originalmente quería sentarse; lo hizo muy despacio.

En el momento en que se sentó, esa sensación como si estuviera siendo destrozado apareció una vez más, pero esta vez, Su Ming estaba preparado. Los sonidos de golpes vinieron de su interior y aunque lo hizo lentamente, se sentó.

Mientras estaba sentado allí, el cuerpo de Su Ming tembló. Toda la sangre circulaba rápidamente en su cuerpo, el poder del Despertar dentro de él también se activó, e incluso su conciencia divina eligió extenderse a su alrededor. En ese momento, su cuerpo había comenzado automáticamente a resistir el poder de la ráfaga de viento, incluso sin su control.

– ¡Esto es lo que significa entrenar tu cuerpo al refinarlo! – Cuando Jing Cheng Rong vio a Su Ming sentarse, el elogio apareció en sus ojos.

–Incluso si llevas veinte aros de hielo increíblemente pesados, es como mucho un entrenamiento superficial–. El elogio en los ojos del anciano desapareció y fue reemplazado por desprecio.

Su Ming tenía problemas para respirar y no podía hablar, pero había una mirada dudosa en sus ojos. Este fue el método que se le ocurrió y este método de hecho le permitió soportar velocidades mucho mayores rápidamente. De hecho, una vez que se movía a toda velocidad, podía superar la velocidad de Cielo Congelado por una corta distancia.

– ¿No estas convencido? Te dejaré tener la oportunidad de probarte a ti mismo–. Jing Cheng Rong dejó escapar un resoplido frío y de repente levantó su mano derecha para agarrar el hombro de Su Ming antes de arrojarlo a un lado.

Las acciones del viejo fueron demasiado rápidas y Su Ming no pudo esquivarlas. ¡Solo sintió que su visión se volvía borrosa y con ese lanzamiento, lo arrojaron de Cielo Congelado!

De hecho, la fuerza de ese lanzamiento no solo arrojó a Su Ming de la espada, sino que también fue expulsado de la pantalla protectora de luz fuera de la espada gigante. Le hizo separarse instantáneamente de la espada y ser arrojado a la oscuridad, la ráfaga loca de viento estaba silbando hacia él.

Solo en ese momento alguien en la espada gigante notó lo que había sucedido, e inmediatamente soltaron gritos de sorpresa.

En el instante en que Su Ming fue arrojado de Cielo Congelado, los sonidos retumbaron inmediatamente en todo su cuerpo. Esa espada viajó tan rápido que en un abrir y cerrar de ojos ya había cubierto otra distancia de 100 mil pies. Una vez que Su Ming pudo ver claramente su entorno, vio que la empuñadura de la espada pasaba en un instante y la ráfaga de viento que apareció a medida que pasaba lo voló, lo que le impidió quedarse quieto.

La ira apareció en los ojos de Su Ming. No ofendió a ese viejo, pero aun así hizo tal cosa. Sin embargo, no tuvo tiempo de reflexionar sobre eso. La espada estaba a punto de desaparecer aún más en la distancia. Los sonidos retumbantes comenzaron inmediatamente en el cuerpo de Su Ming. Todos los aros de hielo se rompieron instantáneamente en ese momento y su velocidad alcanzó un estado aterrador. Cargó hacia la espada que se alejaba.

Con su velocidad, podría superar esa espada si fuera por una corta distancia. Como si se hubiera deformado en el espacio, apareció a 1000 pies detrás de la espada. El viento rasgó el cuerpo de Su Ming y apareció rojo en sus ojos. Cargó hacia adelante una vez más y cuando reapareció una vez más ya había alcanzado la espada, pero solo estaba en la empuñadura de la espada. La sangre salió de la boca de Su Ming. Luego, con un paso, atravesó la capa protectora y aterrizó en el extremo de la empuñadura de la espada que volaba rápidamente. En el momento en que aterrizó, Su Ming tosió una gran bocanada de sangre y su rostro se puso completamente blanco.

Se limpió la sangre en las comisuras de la boca y caminó con enormes pasos hacia adelante. Cuando pasó, todas las miradas de las personas que lo miraban se llenaron de asombro y respeto y se alejaron para abrirle un camino. Justo ahora, habían visto a Su Ming alcanzar la espada desde atrás con sus propios ojos.

Sin embargo, la espada era demasiado grande, por eso solo unos pocos vieron el proceso completo. Su Ming cargó y en un momento ya había recorrido 100 mil pies de distancia para pararse una vez más en la punta de la espada. Jing Cheng Rong se sentó allí y miró a Su Ming con frialdad.

– ¿Todavía no está convencido? ¿Crees que eres realmente genial para alcanzar la espada?

– ¿Qué es exactamente lo que constituye el refinamiento del cuerpo? – Su Ming miró al viejo y dejó escapar un largo suspiro.

–Dejar que tu cuerpo soporte más peso y luego volverse más liviano cuando activas tu velocidad es extremadamente tonto. ¿Cómo te hace eso diferente de una hoja? ¿O tal vez quieres ser como una hoja y volar lejos cuando sopla el viento, como la hoja, porque eres ligero?

–Pero incluso una hoja no puede durar mucho en el viento. Un poco más y se desgarrará. De hecho, una vez que se encuentra con el viento en contra y estas dos ráfagas de viento chocan entre sí, la hoja se destruirá instantáneamente, ¿me crees? Cuanto más rápido vas, más rápido mueres, ¿me crees? – El viejo escupió fríamente.

Su Ming levantó la cabeza en estado de asombro.

–Si no fuera por Bai Cang Zai, no me habría molestado en iluminarte. ¡Ven aquí y siéntate! –. Con el ceño fruncido, Jing Cheng Rong le gritó a Su Ming.

Su Ming permaneció en silencio por un momento antes de caminar al lado del anciano y se inclinó hacia él con el puño envuelto en la palma de su mano, luego se sentó respetuosamente a su lado.

En la parte más oriental, al borde de la Tierra de Mañana del Sur, había un acantilado que parecía una escalera. Ahora, una gran parte del acantilado ya estaba cubierta por agua de mar oscura. Cuando Jing Cheng Rong le enseñó a Su Ming, el agua de mar estaba liberando una presencia extraña. La superficie del mar no estaba en calma. Las olas subían y bajaban.

Había entre siete y ocho personas con túnicas rojas parados en la única parte del acantilado que quedaba. Los rostros de estas personas estaban pálidos y había Tótems muy coloridos en sus rostros. Uno de ellos se agachó y miró detenidamente las olas que golpeaban el lugar a unos 100 pies debajo del acantilado.

–Simplemente se elevó otros diez pies… En poco tiempo, este acantilado estará cubierto por agua de mar y una vez que lo esté, una gran parte del Mar Muerto se moverá a nuestras tierras….

En el momento en que esta persona habló en voz baja, inmediatamente, los rugidos llegaron desde el interminable y negro Mar Muerto ante ellos. Pronto le siguieron las olas que aumentaban de tamaño y desde el mar a lo lejos, una cola que tenía aproximadamente 1000 pies de tamaño salió disparada del mar antes de golpear la superficie del Mar Muerto, haciendo que aparecieran más olas.

Más colas golpeando contra el mar como estas aparecieron más lejos… ¡y se contaban por cientos!

Los rostros de los chamanes de allí se pusieron pálidos. Uno de los viejos que tenía los ojos cerrados los abrió lentamente en ese momento.

–Puedo sentir su miedo… Estos caimanes de almas que deberían quedarse en las profundidades del Mar Muerto se vieron obligados a venir aquí debido a su miedo… Las profecías de la Montaña del Reino Berserkers no son una leyenda antigua. Se hizo realidad… –, murmuró el viejo.

Levantó su mano derecha y la agitó hacia el cielo, e inmediatamente, una mancha de luz salió volando de su palma y cargó hacia el mar oscuro. Una vez que viajó lejos en la distancia, la mota de luz explotó, causando que un área de varios cientos de miles de pies dentro del Mar Muerto se ilumine instantáneamente.

–Es decir….

La multitud de inmediato dejó escapar gritos de sorpresa y sus expresiones cambiaron drásticamente.

 
 

Botones con publicidad:

Capitulo 323
Bonus Pack
Capitulo 325

 
 
 
 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.