Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

POT – Capítulo 388

Capítulo 388 – ¿Dices que soy maliciosa?

 

La expresión de Madame Ji era feroz, haciendo que el tatuaje en su rostro se volviera cada vez más aterrador. La apariencia de ese bebé y la mirada oscura en sus ojos hicieron que pareciera que Madame Ji tenía cuatro ojos mirando a Su Ming.

Levantó las manos y movió los dedos de manera extraña. Muy pronto, aparecieron ondas distorsionadas ante ella. Cuando esas ondas se extendieron, Madame Ji dejó escapar un chillido penetrante.

–La Tribu Chamán Impregnación Fantasma siempre ha ofrecido espíritus vivos como sacrificios desde las generaciones pasadas. ¡Como la única Esposa Fantasma, ofrezco mi cuerpo para invocar el espíritu sagrado de mi tribu! –. La voz aguda de Madame Ji zumbó en los oídos y sonó como huesos rechinando uno contra el otro y capas de ecos surgieron a su alrededor.

En el instante en que dijo esas palabras, las pupilas de Su Ming se encogieron. Claramente vio que el vientre hundido de Madame Ji en su cuerpo seco comenzaba a moverse, como si hubiera algo en él que se arrastraba como si estuviera en un agujero y también se estaba hinchando rápidamente.

En ese momento, ¡Madame Ji parecía haberse convertido en una mujer embarazada!

Estaba continuamente aspirando una gran cantidad de aire y su barriga se hinchó aún más, eventualmente, parecía que había estado cargando durante diez meses. Sin embargo, en comparación con el estado marchito en las otras partes de su cuerpo, su vientre hinchado la hacía parecer aterradora.

Las venas aparecieron en el estómago hinchado de Madame Ji y en su vientre había protuberancias del tamaño de un puño cada una. Todos comenzaron a aparecer por todo su vientre y una risa estridente salió de la boca de Madame Ji. Miró a Su Ming con ojos que ardían asesinamente.

–Mi esposo, Ji Yun Hai fue sellado por tus manos, mi Atracción de almas fue inútil para ti, mi Maldición también fue ineficaz. Desde que me casé con Ji Yun Hai, nunca me lastimé. Como no puedo matarte, dejaré que mi bebé… Dejaré que el espíritu sagrado de mi tribu, Niño Fantasma, ¡te mate!

El vientre de Madame Ji se hizo más grande y un tono extraño se filtró en su risa. Presionó su mano izquierda contra su vientre hinchado y agarró el aire con su mano derecha.

Inmediatamente, un tambor de juguete apareció en sus manos y una vez que lo soltó, ese tambor flotó a su lado.

El vórtice en el cielo sobre Su Ming se disipó y la restricción impuesta sobre él también se debilitó rápidamente. Miró a Madame Ji y habló lentamente. –Tú, mujer maliciosa. ¡No solo mataste a tu propio esposo, sino que también estás usando a tu propio hijo para lanzar un hechizo!

– ¿Maliciosa? –. Madame Ji se rio a carcajadas y el odio en su risa fue increíblemente fuerte. Miró a Su Ming y dijo chillonamente: – ¿Soy maliciosa? Eso es solo porque no has visto a una persona verdaderamente maliciosa. La tribu Impregnación fantasma puede ser misteriosa porque siempre nos hemos apartado del mundo. Pero ahora, soy la única que queda de mi tribu. Todos los demás miembros de mi tribu están muertos y todos fueron asesinados por Ji Yun Hai cuando los usó para experimentar con su Maldición en el pasado…

–Desde las personas mayores que no tenían una pizca de poder chamanico en ellos hasta los recién nacidos. ¿Alguna vez has visto a los ancianos arañando sus pechos y arrancando sus corazones para comerlos solo para que puedan liberarse del sufrimiento? ¿Alguna vez has visto bebés recién nacidos llorando de dolor mientras se pudren y mueren?

– ¿Alguna vez has visto el dolor de todos los hombres de una tribu a los que se les salen los huesos de la carne? ¿Alguna vez has visto a todas las mujeres de la tribu obligadas a ver a su propia familia sufrir de esta manera, pero incapaces de controlar su propia lujuria? ¿Solo reír tontamente, coquetamente y abalanzarse sobre el enemigo de tu tribu, que hizo que todos los miembros de tu tribu sufrieran tan terriblemente, mientras lloraban y separaban tus piernas y empujaban tus caderas con lujuria?

–No has visto nada de esto antes, ¿qué derecho tienes para decir que soy maliciosa? –. Madame Ji gritó estridentemente. La agitación y el odio aparecieron en su rostro, junto con el dolor y la agonía. Levantó su mano derecha y agarró el aire una vez más y esta vez, lo que apareció en su mano fue un arco de juguete, que flotaba junto al tambor.

–¿Soy maliciosa? De hecho, soy maliciosa, pero toda mi malicia se debe a Ji Yun Hai, ¡todo es por él! Mató a todos los miembros de mi tribu solo para poder experimentar con su Maldición. En ese momento, lloré mientras movía mi cuerpo contra él. Lo odio, me odio a mí misma. Le supliqué ayuda a los cielos, le pedí ayuda a todos los dioses y espíritus, mientras alguien me ayudara, podría sacrificar todo…

–Pero nadie me ayudó. Los dioses y los espíritus cerraron los ojos y se alejaron con frialdad. Nubes oscuras aparecieron en el cielo y usaron la lluvia para lavar todo rastro de lo sucedido. Cuando terminó esa pesadilla, todos los hombres de la tribu estaban muertos y vi entre ellos a mi esposo, mi padre, mi madre y mi hija recién nacida…

– ¡¿Puedes entender ese tipo de dolor?! Pero esa pesadilla no terminó en ese punto, Ji Yun Hai usó un hechizo en todas las mujeres de la tribu para que mostraran signos de embarazo.

–No solo quería usar mi tribu para probar su maldición recientemente refinada, sino que también se interesó por el espíritu sagrado de mi tribu, el espíritu sagrado de la tribu de impregnación fantasma a la que hemos estado ofreciendo sacrificios durante varias generaciones, el ¡Niño fantasma!

– ¡Quería usar un método diabólico y obligar a todas las mujeres a dar a luz al Niño Fantasma para poder usarlo para soportar el poder de su Maldición y hacerla aún más fuerte! –. Madame Ji nunca había dicho estas cosas a nadie antes y las había escondido en su corazón por muchos años.

En ese momento, ella estaba luchando para tratar de matar a Su Ming y se vio obligada a este punto. Debido a esto, en su ataque de locura, debido a que Su Ming la llamó maliciosa, ella le derramó todas las palabras en su corazón.

–Todos murieron. Mi hermana mayor, mi madre, todas mis hermanas de la tribu tuvieron el estómago abierto por Ji Yun Hai y como no estaban embarazadas con el Niño Fantasma, murieron… ¿Por qué crees que estoy viva? Es porque estaba embarazada con éxito del niño fantasma. Se necesita mucho tiempo para llevar al Niño Fantasma, por eso no morí. Fui llevada por Ji Yun Hai… ¡Él quería esperar el nacimiento del Niño Fantasma!

–Me convertí en su juguete. La razón por la que soy tan lasciva es porque las Maldiciones que él plantó en mí han aumentado con los años. Me convertí en el espécimen de su Maldición.

– ¡¿Entonces estoy considerada entre las personas maliciosas del mundo?! ¡Fui pura en el pasado! ¡Creía que el cielo siempre sería azul! ¡Creía que las nubes oscuras solo durarían un momento! Pero la verdad es que el azul en el cielo también es una forma de opresión.

–Por eso pensé en todo lo que podía para complacer a Ji Yun Hai y eventualmente, después de usar todos los métodos que tenía a mi disposición, finalmente encontré su debilidad. ¡Después de sesenta años completos, cuando nació el Niño Fantasma, lo maté! Lo convertí en una marioneta, pero el precio fue que mi Hijo Fantasma se disipó. Solo queda una pista en mi cuerpo y se convirtió en un Hechizo que no quería usar.

–Originalmente pensé que todo terminaría en el momento de su muerte. Originalmente pensé que sería libre y podría buscar una nueva vida, me instalaría en un rincón remoto y viviría el resto de mis días…

– ¿Pero, sabes qué? ¿SABES…? Me acostumbré a este tipo de estilo de vida. Ya estoy acostumbrada a los placeres de la lujuria. He cambiado… ya no soy yo. Ya no soy mi yo pasado…–. Las lágrimas cayeron de los ojos de Madame Ji. Mientras gritaba a Su Ming, levantó su mano derecha y esta vez, un cráneo de bebé apareció en su palma.

Ese cráneo era rojo sangre y flotaba junto al pequeño tambor y el arco y la flecha del juguete.

Las palabras de Madame Ji cayeron en los oídos de Su Ming. Las restricciones impuestas a su cuerpo habían desaparecido por completo, pero una expresión de conflicto apareció en su rostro. Por las expresiones de Madame Ji y su voz, él podía decir que lo que ella dijo era muy probable que hubiera sucedido.

Vagamente, parecía poder ver una figura pura e inocente que había desaparecido en los pasajes del tiempo de pie detrás de Madame Ji.

–No fue nadie más quien me hizo esta cicatriz en la cara, lo hice yo. Cada vez que no podía controlarme, lo abría y arruinaba mi propia cara para que no sanara, pero es inútil… es inútil… No puedo controlar mi propio cuerpo… Todo esto se debe a ¡Ji Yun Hai!

Madame Ji parecía haber perdido la cabeza. En ese momento, con su enorme barriga y los ojos llenos de odio, miró a Su Ming.

– ¡Te mataré, luego absorberé tu carne y esencia para hacerte soportar mi sufrimiento! Hijo fantasma, mi bebé, nace. Elige tu ruta. Si eliges ayudar a mamá, entonces… ¡mátalo! –. La voz aguda de Madame Ji de repente se volvió gentil. Se acarició la barriga y el dolor instantáneo apareció en su rostro, briznas de niebla negra se extendieron repentinamente de su estómago.

Cuando apareció la niebla negra, el vientre de Madame Ji comenzó a hundirse rápidamente. En un abrir y cerrar de ojos, el grito de un bebé sonó y justo ante los ojos de Su Ming, esa gran cantidad de niebla negra se reunió y se convirtió en un bebé negro frente a Madame Ji.

Había un cuerno negro en la cabeza del bebé y patrones dorados en su rostro. En ese momento, abrió la boca, revelando dientes afilados, luego se arrastró hacia el lugar con el pequeño tambor, el arco y la flecha y el cráneo de bebé.

Un escalofrío espantoso inmediatamente envolvió el área cuando apareció el Niño Fantasma. Sin embargo, estaba claro que este Niño Fantasma estaba incompleto. Su cuerpo se estaba disipando rápidamente y el frío también desaparecía rápidamente, permitiendo que la temperatura normal volviera. Fue justo como dijo Madame Ji, este Niño Fantasma fue solo la sombra que quedó después de que se disipó en el pasado.

Su Ming suspiró y dio un paso adelante para atacar a Madame Ji. Levantó su mano derecha y una luz tenue brilló. Entonces justo cuando una gran cantidad de poder se extendió desde el cuerpo de Su Ming:

El Niño Fantasma dio un rápido salto hacia adelante y apareció junto al cráneo del bebé, luego, una vez que lo agarró, abrió la boca y lo mordió. Sonidos crujientes reverberaron en el aire y él aplastó el cráneo del bebé con su mordisco. Cuando se tragó el cráneo, levantó la cabeza y con los ojos brillando sombríos, miró hacia Su Ming, saliendo disparado.

– ¡Mátalo! –. Mientras Madame Ji gritaba chillonamente, el Niño Fantasma ya se había acercado a Su Ming.

Sonidos retumbantes resonaron en el aire y Su Ming se vio obligado a retroceder. La sangre goteaba de las comisuras de su boca. El niño fantasma era invisible. Todos los ataques de Su Ming se sintieron como si acabara de atacar el aire. Sin embargo, eso no fue todo. La fuerza que golpeó el aire había aparecido en su propio cuerpo con un método que Su Ming no podía entender.

Nunca antes había visto un Hechizo tan extraño. Cuando se retiró, un brillo apareció en sus ojos. No era como si no tuviera ningún movimiento asesino para objetos invisibles. ¡Levantó su mano derecha rápidamente, luego dibujó una línea hacia el Niño Fantasma!

Una línea: ¡Obliteración Berserker!

Este fue el primer estilo que Su Ming había creado él mismo. ¡También fue el Arte más fuerte entre todas las habilidades divinas que poseía! En este momento, cuando había llegado a la etapa intermedia del Reino Sacrificio Óseo, el poder de los cuatro Huesos Berserker en su cuerpo se activó primero. En el instante en que terminó el golpe, una voz antigua reverberó en el aire, ¡y pertenecía a la propia Canción del Dios Berserkers de Su Ming!

Esa voz se extendió, llena de un poder majestuoso. Cuando Su Ming dibujó esa línea, el Niño Fantasma dejó escapar un agudo grito de dolor. Si hubiera estado en su mejor estado, podría haber estado bien, pero ahora era una manifestación de una pista de lo que quedaba de él en el pasado.

Se estaba disipando lo suficientemente rápido para comenzar y ahora, se había topado con la Obliteración Berserker de Su Ming que podría cortar el espacio en sí. Esa línea cayó sobre su cuerpo.

También fue en ese momento que sufrió por la conmoción cuando se reveló la identidad de Su Ming ya que la canción del Dios Berserker reverberó en el aire y su ropa se desgarró debido a la poderosa fuerza que emanaba de su cuerpo, revelando su marca Berserker.

–Eres… ¡Eres un Berserker!

Debido a las heridas sufridas por su hijo fantasma, Madame Ji tosió una gran bocanada de sangre y su expresión cambió drásticamente.


Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.