Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

POT – Capítulo 5

La demostración de apoyo me hace subsistir en un mundo salvaje y andar por senderos desconocidos, poro los encuentre fortuitos estan entre los peligro gracias Syaoraxk  por acompañarme en esta aventura salvaje.

SolcarJ

 

Capítulo 5 – ocurrencias extrañas

 

Debajo de la Montaña Oscura, prácticamente todos los miembros de la tribu se reunieron en el centro viendo los La Su’s participar en la Iniciación.

En ese momento, la estatua gigante flotando en el aire tembló y se escuchó un rugido. El sonido llegó demasiado repentinamente, aturdiendo a todos los miembros de la tribu momentáneamente.

Los ojos del anciano brillaron y rápidamente dio un paso adelante. No miró la estatua del Dios Berserker, sino que dirigió su mirada inmediatamente hacia el cielo. Su mirada se volvió solemne.

Para entonces, muchos miembros de la tribu habían notado la anormalidad y levantaron la cabeza hacia el cielo.

Cuando lo hicieron, vieron nubes de humo negro formándose en el aire a una velocidad enloquecedora. El humo se reunió desde todas las direcciones y rápidamente se formó un torbellino. El torbellino cubría al menos la mitad del cielo y la totalidad de la Montaña Oscura. Incluso si la cordillera era enorme, aún podían ver y decir que algo anormal estaba sucediendo en la tierra.

Una vez que se formó el torbellino, comenzó a moverse lentamente y dejó escapar rugidos atronadores que reverberaron por los alrededores. Dentro del torbellino, había numerosos rayos que viajaban en arcos. Mientras crepitaban en el torbellino, retumbaron.

– ¡¿Han regresado nuestros antepasados ​​Berserker?!–, exclamó alguien de la Tribu Montaña Oscura. Todos se arrodillaron, sus miradas llenas de reverencia y miedo. Se volvieron hacia el cielo y adoraron.

Los únicos que estaban de pie eran el anciano y los líderes de la tribu. Además del anciano, los otros líderes parecían alarmados.

La velocidad del torbellino se hizo más rápida. Después de un tiempo, un tifón comenzó a barrer la tierra. Afectó toda el área alrededor de la Montaña Oscura.

La estatua flotante tembló violentamente como si no pudiera soportar la presión que resultó del torbellino.

Al otro lado de la Montaña Oscura, había una tribu del mismo tamaño. El nombre de la tribu era Montaña Negra. En ese momento, todos los miembros de la tribu quedaron estupefactos cuando una estatua del Dios Berserker del tamaño de 100 pies apareció ante ellos en el aire.

El color de la estatua era completamente negro y no tenía características humanas. Parecía un lagarto y seguía temblando como si estuviera a punto de desmoronarse. Debajo de la estatua había un anciano delgado y marchito que vestía una camisa negra de manga larga hecha de tela de saco. Su mirada era oscura y sus pensamientos desconocidos.

Lo mismo sucedió dentro de las otras tribus cerca de la Montaña Oscura e incluso dentro de algunas tribus que estaban ubicadas más lejos.

Nadie sabía lo que estaba sucediendo y cómo surgió el torbellino, ni siquiera el anciano de la Tribu Montaña Oscura. Se había olvidado de pensar en Su Ming, quien entró en la estatua del Dios Berserker para adorar.

Cuando la tenue luz apareció dentro de la estatua del Dios Berserker en el asentamiento de la Tribu Montaña Oscura, ocupó todo el espacio. Bañaba toda el área con su extraña luz. Su Ming estaba estupefacto. Vio temblar varias estatuas de los alrededores, como si se despertaran después de un largo sueño. Era casi como si tuvieran cuerpos físicos.

Vio que las estatuas, que eran aterradoras, temblaban furiosamente mientras se bañaban en la luz como si no pudieran soportarlo.

La estatua del Dios Berserker fue creada a imagen de un híbrido entre un hombre y una bestia, algo así como una quimera. En su mano izquierda sostenía un enorme dragón, y en su derecha una lanza. Sin embargo, el aura salvaje que Su Ming sintió antes se había convertido en miedo. Su Ming se quedó preguntándose si lo estaba imaginando.

La mente de Su Ming estaba en blanco. No sabía lo que estaba pasando y no sabía qué hacer. Él solo se quedó allí, aturdido.

Todo su cuerpo también estaba cubierto por la luz que emitía el pedazo de piedra en su cuello. Le hacía parecer que se había fusionado con el espacio. A medida que la luz se hizo más brillante, el mundo dentro de la estatua del Dios Berserker quedó completamente contaminado por el color del trozo de piedra.

Su Ming sintió algo rompiéndose en su cabeza. Era como si una barrera acabara de romperse por una fuerza invisible. Causó que su cuerpo temblara y en su cabeza, vio una imagen extraña.

Era una gran llanura. Su Ming miró hacia abajo desde donde estaba en el aire. Lo que vio fue cientos y miles de personas apareciendo en la tierra. No podía ver el final de la multitud. Parecía no tener fin.

– ¿Dónde… es esto?– Murmuró Su Ming. Esta escena lo conmocionó por completo y lo hizo incapaz de pensar.

La gente se dividió en dos multitudes. Todos se arrodillaron en el suelo y levantaron las manos para adorar al cielo. También estaba el sonido de tambores desolados retumbando en el aire. Formó una melodía que pareció resonar con el alma y cautivó a todos los que escuchaban.

Alrededor de Su Ming había cientos de gigantescas estatuas del Dios Berserker. Cada estatua era única en sí misma y todas ellas irradiaban un aire de salvajismo antiguo. Sus cuerpos parecían estar hechos de carne como si tuvieran vida.

¡Ellos también se arrodillaron sobre una rodilla y levantaron sus manos en adoración hacia el cielo!

Su Ming levantó la cabeza y vio…

En el punto más alto del cielo había dos personas que solo podían llamarse el pináculo de la humanidad. Su Ming no podía ver sus caras, pero con solo una mirada, pensó que estaba mirando la gloria del cielo, y que era solo una hormiga debajo de sus pies.

¡Eran como dioses reales!

Uno de ellos tenía el pelo largo y morado. Levantó su mano derecha y la agitó hacia el cielo. Inmediatamente, el mundo experimentó un cambio. En un instante, el día se convirtió en noche y las estrellas brillaron en el cielo. Mientras la persona agitaba su mano, las estrellas parecieron ser atraídas por una fuerza y ​​cayeron del cielo. Se reunieron al lado de la persona de cabello púrpura y formaron un río de estrellas.

El hombre señaló una dirección con su mano derecha y el río de estrellas hizo una explosión monstruosa antes de acelerar hacia sus oponentes. La escena era similar al colapso del cielo y los poderes de todo el cielo pertenecientes a una persona.

El hombre de púrpura bajó su mirada de repente durante la explosión, y mientras miraba a la multitud, sus ojos se encontraron con los de Su Ming.

Su Ming podía sentir su mente siendo atacada. Hubo una gran fuerza que lo empujó, y fue expulsado del mundo aparentemente ilusorio.

Su Ming tembló, su vista estaba cubierta por la oscuridad. Después de un largo tiempo, recuperó la conciencia y se encontró aún dentro de la estatua del Dios Berserker. No había luz a su alrededor y parecía que todo estaba en su imaginación.

La respiración de Su Ming fue rápida y superficial. Todo su cuerpo estaba empapado en sudor. Miró el pedazo de roca que colgaba de su cuello. Todavía era negro y emitía el más mínimo calor, pero no había nada más inusual en ello.

– ¿Fue una ilusión… o fueron los recuerdos de la estatua…? Justo ahora… era como los escritos en el pergamino. Ese era el poder de controlar las estrellas y los cielos… –. Después de un largo rato, Su Ming salió de su sorpresa… Su mirada estaba llena de incertidumbre y sus pensamientos estaban en un desastre. Se quedó en silencio por un momento. Luego se levantó y se inclinó una vez más hacia la estatua, preparándose para partir.

Sin embargo, justo cuando estaba a punto de inclinarse, escuchó un sonido chirriante ante él. Vio una pequeña grieta en la cara de la estatua, que pareció crecer cuando Su Ming bajó aún más la espalda.

La estatua daba la impresión de que no podía resistir a Su Ming inclinándose ante ella. Era como si Su Ming se inclinara y lo adorara, la estatua se rompería. Su Ming respiró hondo ante esta extraña visión. No tenía ninguna duda al respecto. ¡Lo que vio no fue una ilusión!

En el momento en que la estatua se rompió, hubo un murmullo bajo que reverberó en su cabeza. Esos murmullos bajos hicieron que los ojos de Su Ming se iluminaran en éxtasis. Este sonido era lo que había estado esperando; ¡Las formas de entrenar en Artes Berserker para aquellos que habían alcanzado el Reino Solidificación de Sangre!

Era imposible pasar por los caminos a través de la tradición oral. La única forma era obteniéndolo de la estatua del Dios Berserker. Por lo tanto, la presencia de tal estatua era de extrema importancia en una tribu, ya que estaba relacionada con su supervivencia.

Cuando los bajos murmullos desaparecieron, el cuerpo de Su Ming también desapareció dentro de la estatua y reapareció en medio de la Tribu Montaña Oscura. Cuando apareció, vio que todos los miembros de su tribu, incluido el anciano, tenían la cabeza levantada hacia el cielo. Sintió que su corazón latía con fuerza contra su pecho y siguió sus miradas hacia arriba.

El torbellino gigante seguía girando, dejando escapar sonidos retumbantes.

–Su Ming, ven a mi lado–. Su Ming escuchó la voz del anciano cerca. El tenía miedo. Podía sentir la anormalidad en el aire y sabía que tenía algo que ver con el pedazo de roca que colgaba de su cuello. Sin embargo, no se atrevió a decirlo en voz alta. Caminó hacia el anciano con temor y se paró detrás de él.

En poco tiempo, la escena en el cielo desapareció gradualmente y volvió a la normalidad. Nadie preguntó si Su Ming tuvo éxito ya que no había luz de su turno, lo que solo podía significar un fracaso.

Los restantes La Su’s entraron a la estatua para adorar una vez más tan pronto como el cielo volvió a la normalidad. Cuando terminaron, se sabía que dos niños poseían el Cuerpo Berserker a la edad de 16 años durante ese ritual de Iniciación.

El anciano se llevó a los dos niños, ya que iban a ser miembros importantes de la tribu. Aprenderían sobre diversas experiencias al entrenar en los Caminos de los Berserkers.

Los otros La Su’s se fueron decepcionados. Su Ming volvió en silencio, pero su corazón latía cada vez más rápido. Quería contarle todo al anciano, pero en algún lugar de su mente sabía que era un asunto demasiado serio para ser discutido. Especialmente porque la estatua del Dios Berserker se había roto por esto.

Su Ming entró en su casa mientras pensaba en ello.

El anciano miró la espalda de Su Ming desde lejos, perplejo.

Su Ming volvió a su casa apresuradamente y se sentó en su cama de madera. Miró la piedra negra y desigual en su pecho, su mirada era incierta. Después de un rato, extendió la mano para quitarse el collar pero dudó. Se levantó y cerró la puerta con un bloque de madera. Si alguien decidiera entrar, lo sabría y tendría tiempo para prepararse.

Después de eso, se sentó y sostuvo la roca en su mano, observándola cuidadosamente.

“¿Qué es esta piedra? Pequeño Hong lo encontró, por lo que podría haber sido porque el viento era demasiado fuerte y se reveló después de que todas las hojas se volaron. Entonces Pequeño Hong lo recogió…”

El corazón de Su Ming latía furiosamente contra su pecho. Tenía la sensación de que acababa de conseguir un tesoro.

“Incluso la estatua del Dios Berserker se rompió antes… Me pregunto de dónde Pequeño Hong consiguió esto. ¿Hay más de estos?”

Su Ming se lamió los labios, sus ojos llenos de emoción.

No poseía el Cuerpo Berserker y no podía heredar las formas de entrenar en Artes Berserker, ¡pero esto me permitió obtenerlo!

Su Ming respiró hondo y sofocó su emoción. Luego, concentró toda su energía en el pedazo de roca.

El tiempo pasó y Su Ming se cansó. Sostuvo el pedazo de piedra en su mano y se durmió en su cama.

La piedra comenzó a emitir un brillo muy tenue una vez más.

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.