<- Actualmente solo registrados A- A A+

RIW – Capítulo 15

Capítulo 15: El restaurante fue destrozado

 

“¡Mamá, he vuelto!” Tang Xiu sonrió sinceramente y no pudo evitar gritar en voz alta desde lejos, cuando vio las palabras del restaurante que estaba al lado de su casa.

Pronto, su sonrisa desapareció.

Su madre solía salir del restaurante para encontrarse con él cuando gritaba en voz alta, pero esta vez no lo hizo. En cambio, los vecinos de los alrededores suspiraron y le miraron con simpatía cuando escucharon su grito.

“¿Le pasó algo al restaurante?” Cuando vio las reacciones de los vecinos, corrió rápidamente hacia el restaurante.

Cuando Tang Xiu entró, vio que el restaurante estaba en ruinas. Comida, sopa y platos rotos llenaron todo el salón. Las mesas de comedor y las sillas fueron pateadas al suelo, las paredes y los pisos habían sufrido daños irreconocibles.

El sonido de ‘bang bang bang’ salía de la cocina, mezclado débilmente con el llanto.

Escuchando las voces en la cocina, la sangre de Tang Xiu hirvió instantáneamente, y una chispa de ira resplandeció en sus ojos.

“Black, por favor no aplastes más estas cosas, todo esto en la cocina son lo único que tenemos. Si los rompes, mi negocio se arruinara”. Cuando Tang entró en la cocina, vio a su madre sosteniendo el brazo de un hombre de mediana edad mientras lloraba. Le caían lágrimas por la cara.

“¿Ahora me pides misericordia? ¿Qué ha pasado antes? Te pedí que pagaras 5000Yuanes antes de mediados de este mes por la tasa de protección y ya es fin de mes, todavía no ha pagado. Tomaste mis palabras como un viento pasajero. ¡Sólo apártate, si no te doy una vida entera de lecciones inolvidables, nunca recordarás nuestras palabras en tu corazón!” El hombre de mediana edad levantó el brazo, empujó a Su Lingyun al suelo, y luego pateó el frente de la vaporera.

La enorme olla cayó al suelo, agua caliente y vapor salpicó por todos lados.

“¡Mamá, ten cuidado!” Viendo que el agua hirviendo y el vapor se dirigían hacia su madre, Tang Xiu corrió a la cocina para ayudarla a levantarse.

“Xiu, has vuelto. ¿Tienes hambre? ¡Voy a hacer algo delicioso para ti ahora!” Tras ser levantada por Tang Xiu, Su Lingyun salió del trance y luego dijo rápidamente.

En ese momento, recordó la situación del restaurante y se sintió un poco impotente.

Los siete matones que lideraba Black Three rompieron la vajilla. Su Lingyun no puede hacer ningún alimento para Tang Xiu, ni siquiera algo tan simple como un arroz con huevo.

Tang Xiu se sintió triste, viendo la mirada impotente y desesperada en los ojos de su madre.

En el corazón de Tang Xiu, Su Lingyun no sólo hacía el trabajo de una madre, sino que también desempeñaba perfectamente el papel de padre, cuidando de él de todas las maneras posibles.

Durante más de diez años, su madre ha estado trabajando duro. Ella levantó el cielo para que él pudiera vivir una vida despreocupada y tener un crecimiento saludable. Casi había olvidado el hecho de que no sólo su madre era una mujer, sino también una mujer impotente y solitaria.

Las viudas eran un tema de interés para muchos chismosos. Tang Xiu se sintió dolorido, pensando en el sufrimiento por el que ha pasado su madre a lo largo de los años.

Los ojos de Tang Xiu estaban rojos mientras abrazaba con fuerza el delgado cuerpo de su madre y decía: “Mamá, no tengo hambre, iremos a casa a cenar”.

“¿Irse a casa? ¿Quieres volver a casa? Si hoy no entregan más de 5000Yuanes, no podrán salir de aquí”, dijo fríamente el hombre de mediana edad, interrumpiendo la conversación entre ellos.

Al escuchar las palabras pronunciadas por el hombre de mediana edad, Su Lingyun se asustó y tembló. Ella abrazó a Tang Xiu en sus brazos y dijo temblando: “Hermano Black, este asunto no tiene nada que ver con mi hijo, por favor déjalo ir. ¡Dame un día, y a esta hora mañana, te entregaré los cinco mil Yuanes!”

“Hoy, puedes resolver este problema con 5000 Yuanes, pero mañana, puede que no sea este número”. Black Three miro una vez a Su Lingyun y dijo cínicamente.

“Hermano, recuerdo que antes sólo necesitábamos 2000 Yuanes para la tarifa de protección, ¿por qué subió a cinco mil este mes?” Inconscientemente, Tang Xiu se interpuso entre el hombre de mediana edad y su madre.

El hombre no esperaba que Tang Xiu de repente se levantase para hablar y se atreviese a cuestionar los cambios sobre la cantidad. Recordando la estúpida mirada en la cara del joven en el pasado, se quedó inmóvil durante un momento sin decir nada y luego lo miró sorprendido.

“Vete a la mierda. ¿Quién eres tú para interrogarnos?”. Viendo que Black Three parecía sentirse intimidado, un matón de pelo verde detrás de ellos gritó en voz alta, y levantó la mano, intentando abofetear a Tang Xiu.

Sin embargo, cuando la mano se acercó a la cara de Tang Xiu, un cristal roto voló bruscamente del suelo, golpeando sin piedad la muñeca del bravucón de pelo verde, empezó a salir sangre a borbotones de su herida.

El pobre matón de pelo verde sólo quería ser un poco más dominante, quien habría pensado que en vez de eso sería herido de esta manera, fue tan doloroso que ni una sola palabra salió de su boca.

El hombre de Pelo verde no podía lograr golpearlo, pero eso no significaba que Tang Xiu lo dejaría ir.

No importa cómo los estudiantes de la clase 10 intimidaron a los suyos. Tang Xiu nunca dijo nada, no porque tuviera buen carácter, ni porque fuera un cobarde, sino porque a sus ojos, nunca podrían hacerle daño.

Pero estos matones no eran lo mismo, no sólo destruyeron los esfuerzos de su madre, sino que también la empujaron a un callejón sin salida, dañándola física y psicológicamente, nada podría enfurecerle más que esto.

Lo más crítico fue que su madre era el único enredo emocional en el corazón de Tang Xiu.

Así que en el momento en que destrozaron el restaurante, Tang Xiu ya decidió matarlos, sin mencionar que su madre fue empujada al suelo.

El otro matón no fue capaz de reaccionar a lo que estaba sucediendo. Tang Xiu dio un paso al frente, apareciendo instantáneamente al costado del matón de pelo verde, dando una fuerte patada a su rodilla, y le pisó la cara, por lo que no pudo hablar.

Las acciones de Tang Xiu fueron demasiado rápidas, tan rápidas que cuando el otro matón se dio cuenta de lo que había pasado, el matón de pelo verde ya estaba en el suelo luchando durante un rato.

“Pequeño bastardo, ¿te atreves a vencernos, no quieres vivir?”

“¡Bastardo, quita tus pies de mi hermano, o arrancaré tu pata de perro!”

Viendo que Tang Xiu estaba golpeando a su propia gente, un grupo de matones se enfureció y corrió hacia él al mismo tiempo. Solo Black Three estaba en su sitio y no se movió, pero miro con curiosidad a Tang Xiu.

Black Three se había establecido en el área de la Calle Old River por más de veinte años; sabía todo lo que sucedía alrededor. Aunque el restaurante abrió sus puertas hace menos de seis meses, él lo sabía todo sobre el restaurante.

Según Black Three, Su Lingyun del restaurante era de las zonas rurales, tenía un hijo pequeño. Antes de abrir el restaurante, ella había hecho varios otros tipos de trabajo, como mover bolsas, recoger basura, o como vendedora, siempre y cuando pudiera conseguir dinero para ello, esta mujer se apresuraría a hacer el trabajo.

Hace un mes, un hombre con gafas de sol vino en busca de Black Three; le pagó 100 mil Yuanes para tratar con Su Lingyun y Tang Xiu.

Aunque Black Three sentían simpatía por Su Lingyun, él, después de todo, no tenía ninguna relación con ella. Al poder elegir entre Su Lingyun y 100 mil Yuanes, Black Three no dudo en elegir este último.

“¿Es Tang Xiu normal?” Viendo sus acciones, Black Three realmente pensó que el cerebro de Tang Xiu no tenía un problema, la forma racional en que hablaba, y también la forma despiadada en que golpeaba a sus hombres, “Definitivamente no es tonto…”

La comisión por parte del hombre de las gafas de sol por el acoso al restaurante fue sólo un cebo, intimidar a Su Lingyun también fue una trampa. El verdadero propósito era dirigir a la fuerza a Tang Xiu. Con el que querían tratar era con él; Black Three tenía que comprobar lo que era especial acerca de Tang Xiu.

“Tenemos siete adultos de nuestro lado, es un niño débil pero en realidad se atreve a tomar la iniciativa para atacarnos, ¡¿Quiere morir?!” Pronto, un hombre de Black Three agitó la cabeza, mirando a Su Lingyun.

Antes, Black Three nunca había mirado seriamente a Su Lingyun. Sólo sintió lástima por su situación, una persona digna de ser respetada. Mirando atentamente a Su Lingyun hoy, se dio cuenta de que era una belleza, más bella que la mayoría de las mujeres que había visto, lo que hizo que algún otro pensamiento destellara en su mente.

“Si Su Lingyun estuviera dispuesta a vivir conmigo, me habría resistido a tratar con ella, pero desafortunadamente ella era demasiado testaruda, y no estaba de acuerdo”. Pensando en la desesperada forma en que Su Lingyun se le resistió este mes, Black agitó la cabeza, un estallido de impaciencia surgió en su mente.

Cuando los otros cinco matones corrieron hacia Tang Xiu, él no mostró ningún tipo de miedo, pero de hecho, estaba encantado.

Tang Xiu hizo un movimiento con sus pies, el matón de pelo verde voló hacia arriba, corriendo directamente hacia los otros tres matones. Entonces Tang Xiu barrió con su otra pierna, pateando al tipo al suelo que intentaba atacarlo a escondidas. El tipo aterrizó en el agua hirviendo y empezó a sollozar dolorosamente.

Cuando el puño de la última persona estaba a punto de golpear la frente de Tang Xiu, este se mofó, mientras de repente estiraba dos dedos, empujando la muñeca de la otra persona, y congelando su puño en el aire.

Tratando sin esfuerzo con los cinco matones por su cuenta, Tang Xiu miró hacia el hombre de mediana edad, de aspecto negro y fuerte, y dijo congelado: “Black Three, las cosas en nuestro restaurante han sido casi totalmente destruidas por ti, ¡hablemos ahora de la compensación!”

 

 

Descarga:

9 Comentarios Comentar

  1. Ecle Chan

    Lector

    Nivel 13

    bien, bien, bien… te atreves a poner tus garras sobre su madre… [lo mira con una sonrisa brillante], ara, ara… sería malo convertirte en un prostituto eunuco de mil bestias espirituales que consumieron las pastillas del tío Bai, pero no solo esas… todas las que ha elaborado…

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.