<- Actualmente solo registrados A- A A+

RIW – Capítulo 5

Capítulo 5: Protegeré a esta familia

 

“Xiu’Er, ¿tuviste una pesadilla?” Su Lingyun fue despertada de su sueño por el miserable chillido y su corazón se apretó al ver que Tang Xiu estaba empapado de sudor.

El inmenso dolor casi hizo que Tang Xiu perdiera el conocimiento, y gastó una enorme cantidad de esfuerzo para controlar gradualmente su respiración. Viendo la mirada nerviosa y preocupada de la cara de su madre, Tang Xiu dudó un rato antes de asentir ligeramente para reconocer su conjetura.

Tang Xiu no quería contarle a nadie sobre los asuntos relacionados con el Mundo Inmortal. Una persona ordinaria no tendrá ningún problema, pero si él hubiera escondido un tesoro, entonces el problema caería sobre ellos, así que no quería ponerlos en peligro.

Aunque Tang Xiu creía que su madre no le haría daño, temía que las personas que quisieran hacerle daño se valieran de su madre o perturbaran su tranquila vida.

“Pequeño bribón, sigues siendo deshonesto cuando duermes, mira la cantidad de sudor que tienes, te hace oler mal. Iré a buscar agua tibia para limpiarte el cuerpo”. Su Lingyun observó a su hijo durante un rato antes de sonreír y marcharse.

Después de comprobar que su madre se había ido a un lugar más lejano, Tang Xiu se derrumbó e inhaló una bocanada de aire fresco, ya que no pudo evitar gritar miserablemente de nuevo con dolor. Sin embargo, su cara estaba llena de deleite.

“¡Tiránico, es realmente tiránico! El Arte Celestial del Génesis Cósmico que vino de la antigua era del Mundo Inmortal, que carece de energía celestial, en realidad recupera energía del sol, la luna y las estrellas para su propio uso. Inicialmente carecía de la calificación para cultivar este Arte, pero afortunadamente cultivé subconscientemente el Arte Celestial del Génesis Cósmico cuando estaba paralizado después de vomitar sangre y caer inconsciente. Esto apenas cumplió con los requisitos del Arte Celestial del Génesis Cósmico, dándome la cualificación para cultivarlo. De lo contrario, ¡no habría podido cultivar esta misteriosa técnica de cultivo basada en el estado mental que tengo cuando estoy despierto y el cuerpo frágil que poseo! ¡Estoy de verdad de suerte!”

Sintiendo un hilo de energía estelar, y también una fuerza vital débil pero distinta que recorría su cuerpo, Tang Xiu fue incapaz de contener su alegría.

Pero en el siguiente caso, la sonrisa en la cara de Tang Xiu se congeló momentáneamente al entrar en un profundo pensamiento.

El dolor angustioso de hace un momento había dejado una profunda huella en Tang Xiu. El dolor era similar a la Tribulación del Corazón al sufrir la Tribulación de la Divinidad en el Mundo Inmortal – La Tribulación Demoníaca. Tang Xiu no deseaba experimentar más este tipo de dolor.

El único punto débil fatal de este Arte fue que el cultivador debe poseer un físico substancialmente fuerte para soportar la abundancia de energía del universo.

El creador del Arte Celestial del Génesis Cósmico había enfatizado una y otra vez que si los cultivadores deseaban cultivar la primera etapa del Arte -Cuerpo Tiránico de las Estrellas- tendrían que preparar suficientes hierbas medicinales raras, minerales, y también órganos internos de bestias feroces tales como esencia de sangre, tendones y muchos más para fortalecer el cuerpo.

El cultivo del Cuerpo Tiránico de las Estrellas incluye el entrenamiento de la resistencia, el endurecimiento de la piel, el crecimiento de los músculos, el fortalecimiento de los huesos, el fortalecimiento de los tendones, el fortalecimiento de los órganos y la mejora de la circulación sanguínea. Fue creado para emular la constitución del cuerpo de la raza Demoníaca para resolver el problema de la desventaja de tener una constitución débil del cuerpo para la raza de los Dioses. Cada pequeña parte del proceso de cultivo requiere diferentes e innumerables materiales raros.

El Arte Celestial del Génesis Cósmico requiere que el cultivador tenga una constitución corporal fuerte. Incluso si el progreso del cultivo para esta técnica era rápido, si la fuerza de la constitución del cuerpo no alcanzaba los requisitos, el cultivador explotaría y moriría en el acto por absorber demasiada energía estelar.

“No fue fácil para mí regresar a la Tierra, no quiero simplemente explotar y morir. Yo quería cultivar el Arte Celestial del Génesis Cósmico cuando estaba en el Mundo Inmortal, porque era un mundo caótico de matanza y necesitaba un cultivo fuerte para mantener mi vida. Sin embargo, el mundo en la Tierra presta más atención a la ley y la armonía, no hay necesidad de que yo tenga una alta destreza de combate”

Tang Xiu se calmó gradualmente después de un breve momento de deleite y, al mismo tiempo, decidió firmemente abandonar la idea de cultivar el Arte Celestial del Génesis Cósmico.

Una de las razones era que podía correr el riesgo de auto explotarse si seguía cultivándolo. Otra razón era que el recuerdo de su amante y amigos cercanos que se unieron para tratar con él era demasiado doloroso.

“Ya que no hay necesidad de que yo posea una alta destreza de combate y hay peligro en cultivar el Arte Celestial del Génesis Cósmico, podría cultivar otras técnicas de cultivo” Tang Xiu se sintió más a gusto después de dejar la enorme carga que había llevado durante cien años en el Mundo Inmortal.

Como nieto del Maestro de la Secta Santa en el Mundo Inmortal, Tang Xiu poseía innumerables técnicas de cultivo y habilidades marciales pertenecientes a la Secta Sagrada del Pájaro Bermellón, y también había comprado e intercambiado innumerables legados y técnicas secretas.

Tang Xiu incluso fue a asaltar todo el Mundo Inmortal sólo para desarraigar técnicas de cultivo y habilidades marciales después de convertirse en uno de los pocos expertos supremos en el Mundo Inmortal. Por lo tanto, las técnicas de cultivo y las habilidades marciales que Tang Xiu podía elegir eran simplemente demasiadas.

Arte del Zafiro Dorado, Arte de la Llama de Zafiro, Arte del Corazón Congelado…

Otras personas pueden preocuparse por la falta de técnicas de cultivo y habilidades marciales, pero Tang Xiu se preocupaba por cual elegir para entrenar.

“Xiu’Er, lo siento, no debería haber abofeteado a tu tío ahora mismo. Aunque ayudó a liberar mi ira, puede haber causado que te echaran de la Escuela Secundaria de StarCity”. Cuando Su Lingyun regresó después de traer un cubo de agua, Tang Xiu todavía estaba preocupado por los asuntos relacionados con su cultivo, así que cuando vio la expresión fruncida en su cara, pensó que estaba preocupado por el problema relacionado con su escuela.

“Mamá, está bien, lo hecho, hecho está. Está bien incluso si perdemos a este pariente, o de lo contrario siempre sufriremos humillación sin razón”. Viendo la culpa en la cara de su madre, Tang Xiu no tuvo más remedio que esconder sus emociones mientras le sonreía y la consolaba.

“Pero…”

“Mamá, no nos preocupemos por las cosas que aún no han ocurrido, tal vez pueda seguir estudiando en la Principal Escuela Secundaria de StarCity. Incluso si no puedo permanecer allí, ¿la Séptima Escuela Secundaria de StarCity debería estar dispuesta a aceptarme, supongo? Para entonces tendríamos que ver si mamá está dispuesta a seguir gastando dinero en mí”. Su Lingyun quería decir más, pero fue interrumpida por Tang Xiu.

“¡Pequeño bribón, eres el único hijo que tiene mamá, cómo no voy a estar dispuesta a gastar dinero en ti!” Después de mirar intensamente a su hijo y darse cuenta de que realmente no tenía ninguna intención de culparla o resentirse con ella, Su Lingyun se relajó subconscientemente.

Cuando Su Lingyun estaba ayudando a Tang Xiu a limpiarse el cuerpo, este todavía se estaba devanando los sesos con las técnicas de cultivo y las habilidades marciales para entrenar, y no notó nada inapropiado. Sin embargo, sólo cuando sintió que le bajaban los pantalones y que una fresca brisa le rozaba la ingle, recobró el sentido común.

“¡Mamá, lo haré yo mismo, vete a dormir a un lado!” Tang Xiu se subió los pantalones a la velocidad de la luz mientras arrebataba la toalla caliente de las manos de su madre y exclamaba con la cara enrojecida.

“Pequeño bribón, yo fui la que te dio a luz, qué parte de tu cuerpo no he visto antes”. Su Lingyun se estaba riendo y regañando a Tang Xiu al mismo tiempo, pero no insistió en ayudarlo a limpiarse el cuerpo, sino que se dio la vuelta para empacar sus cosas. “Xiu’Er, el doctor me dijo que no había ningún problema con tu cuerpo, y que la repercusión de hace un año se había curado milagrosamente. ¿Cómo te sientes?”

“Después de tirar algunos bocados de sangre a la casa del tío, siento que todo mi cuerpo se ha aflojado, y mi mente está más activa ahora, mi intelecto desorientado del pasado también parece haberse enderezado. Mamá, tengo la sensación de que podré recuperar el primer puesto del grupo que solía pertenecerme”. Bajo la mirada nerviosa de Su Lingyun, Tang Xiu habló con su cara llena de emoción.

Él entendía naturalmente lo que le preocupaba a su madre, por lo que hablaba de acuerdo con su proceso de pensamiento. Por supuesto, lo que Tang Xiu había dicho no era exactamente mentir a su madre, sino más bien encubrir la verdad con buenas intenciones.

Después de que su alma regresó a su cuerpo, Tang Xiu se había dado cuenta de que tenía muchos coágulos de sangre acumulados por todo su cuerpo, y sabía que era la repercusión del accidente.

Inicialmente, Tang Xiu quería darle a Su Shangwen una paliza espantosa cuando activó el Arte de la Ignición del Origen, pero cuando tomó acción, de repente recordó que ahora estaba en la Tierra, donde la paz mundial tiene prioridad, y no en la vil matanza del Mundo Inmortal. Su Shangwen era sólo un pariente al que odiaba y no un enemigo asesino, así que Tang Xiu recuperó mucha energía y la utilizó para eliminar todos los coágulos de sangre de su cuerpo.

Por lo tanto, la repercusión en el cuerpo de Tang Xiu no sólo se curó milagrosamente, sino que se debió a que se curó a sí mismo. En cuanto a sus estudios, Tang Xiu ya había recuperado su intelecto inicial después de que su alma regresó a su cuerpo, y junto con los diez mil años de conocimiento erudito y habilidades divinas, si no hubiera obtenido el más alto rango en toda su grupo entonces habría pasado diez mil años en el Mundo Inmortal en vano.

Después de asegurarse de que no había problemas con el cuerpo de Tang Xiu, Su Lingyun fue a hacer los procedimientos ambulatorios.

Cuando llegaron a casa e hicieron una limpieza sencilla, Tang Xiu no tuvo más remedio que ir a la escuela debido a la insistencia de su madre.

“Xiu’Er, tu tío no debería haberte hecho las cosas demasiado difíciles ya que aún somos parientes consanguíneos. Si realmente no puedes quedarte en la Escuela Secundaria Principal de StarCity entonces mamá tratará de meterte en la Segunda Escuela Secundaria de StarCity. En el peor de los casos, aún existe la Séptima Escuela Secundaria de StarCity”. Antes de entrar en el recinto escolar, Su Lingyun estaba arreglando el uniforme de Tang Xiu, ya que era reacia a separarse, mientras hablaba con voz suave.

“Mamá, lo entiendo. Me concentraré en mis estudios y no pensaré en otras cosas, porque todavía te tengo a ti”. Tang Xiu abrazó ligeramente a su madre. Con una voz delicada, dijo: “Tienes que cuidar tu cuerpo también, o me distraería”.

Tang Xiu se giró y se fue después de decir sus líneas, dejando a Su Lingyun allí con los ojos aparentemente rojos.

“Es un niño tan cariñoso, que de repente no estoy acostumbrada”. Sintiendo el gran cambio de su hijo, una sensación de satisfacción comenzó a brotar mientras se sentía profundamente conmovida.

Lo que Su Lingyun no sabía era que Tang Xiu no había ido muy lejos. Al llegar a un punto de inflexión en el edificio de la escuela, se aseguró de que su madre no pudiera ver su figura antes de esconderse en una esquina a la velocidad del rayo, mirándola en silencio.

Cuando Tang Xiu vio que había lágrimas en el rabillo de los ojos de su madre con una cara llena de sonrisa y deleite, la nariz de Tang Xiu se agrió cuando dos rayas de lágrimas surgieron incontrolablemente.

Nadie podía imaginar lo profunda que era la relación entre Tang Xiu y Su Lingyun, incluida la propia Su Lingyun.

Separados y anhelando por diez mil años.

En sus diez mil años en el Mundo Inmortal, Tang Xiu siempre estuvo pensando en su madre, y ella fue también el demonio interior más grande de su corazón. Por mucho que lo intentara, no podía dejar de anhelarla.

Tang Xiu no ha visto a su madre desde hace diez mil años, pero en su corazón, su madre y él habían estado juntos durante innumerables reencarnaciones. Su Lingyun siempre sería su madre, y Tang Xiu siempre sería su único hijo en cada reencarnación.

Afortunadamente, los diez mil años en el Mundo Inmortal habían permitido que Tang Xiu tuviera un fuerte control sobre sus emociones. O bien, junto con el hecho de que se sentía deprimido por haber sido traicionado y dañado por su amante y amigos cercanos, Tang Xiu habría abrazado a su madre y llorado amargamente cuando regresó a la Tierra.

“Mamá, tú fuiste la que protegió a nuestra familia durante los últimos diecisiete años. ¡De ahora en adelante, déjame proteger a esta nuestra familia!” Tang Xiu pensó en silencio mientras la figura de su madre se alejaba y desaparecía entre la multitud.

Descarga:

8 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.