<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 11

 

Capítulo 11: Puño del Rey Invencible.

 

Yang Zhan se veía un poco pálido tras revelar el poderío del Puño del Rey Invencible. Estaba claro que era algo que solo podía hacer una vez, no varias.

Después de terminar la demostración, le explicó todos los detalles de la técnica a Yang Qi, incluyendo los gestos de mano y brazos necesarios, el método de cultivo, como circular apropiadamente su energía verdadera, y los detalles relevantes con respecto a sus meridianos. Solo pasó al siguiente tema tras confirmar que Yang Qi estaba completamente familiarizado con todo.

—El tiempo es muy limitado Qi’er. Tienes que aprovechar cada momento posible para entrenar. Yo trabajaré para descubrir quién es el que está detrás de los ataques al Clan Yang, también buscaré una manera de expulsar el veneno del cuerpo de tus hermanos.

Entonces llamó de vuelta al mayordomo, —¿Qué órdenes tiene Señor?

—Saca todo de los almacenes de tesoros. Haz un inventario completo de todos nuestros negocios y luego véndelos. Llévale todo a la mansión del magistrado de la ciudad y asegúrate de pagar por completo la deuda de la Píldora del Dragón Latente.

Yang Qi palideció por completo al escuchar eso y apretó sus puños con fuerza.

Él era un miembro del linaje directo del Clan Yang, un linaje increíblemente rico. Pero ahora él mismo estaba siendo el responsable de perder casi toda la fortuna familiar. Sedas, granjas, tiendas de ingredientes medicinales, tiendas de piedras espirituales, armerías, joyerías… todo estaba siendo entregado a la mansión del magistrado de la ciudad para compensar por la Píldora del Dragón Latente.

Yang Qi sabía muy bien lo que la Píldora del Dragón Latente podía hacer. Era una píldora medicinal de primera clase que supuestamente estaba refinada a partir de sangre de dragones. Tras consumirla, la sangre del consumidor ganaba rastros del poder de un dragón, lo cual incrementaba la fuerza física y la esperanza de vida.

El magistrado de la ciudad había adquirido dos hacía tiempo. Había usado una para ascender al nivel de Maestro de Energía, y la otra la había tenido en reserva en una recámara privada. Yang Qi había logrado sobornar de algún modo a los guardias para acceder a la recámara, robó la píldora, y luego se la entregó a Yun Hailan. Por supuesto, su intento de ganarse el afecto de la doncella había sido un fracaso absoluto y esta había terminado traicionándolo.

Tan solo una de esas píldoras bastaba para dejar totalmente seco al linaje directo del Clan Yang. Lamentablemente, no pasaría mucho tiempo antes de que los sirvientes, guardias y otros miembros del clan se quedaran sin manera de conseguir comida.

Después de todo, la mansión del Clan Yang era atendida por más de mil personas.

—No es gran cosa hijo, —dijo Yang Zhan mientras sujetaba el hombro de Yang Qi—. Mientras estemos vivos, todo el dinero que hemos perdido podrá recuperarse. Recuerda, la fuerza es lo más importante de todo. Pagaremos por esa Píldora del Dragón Latente y después encontraremos una manera de recuperar el dinero.

Yang Qi asintió y se fue, pero no dejaba de pensar una cosa. —«¡Voy a recuperar esa Píldora del Dragón Latente!»

A unas diez calles del Clan Yang, se encontraba otro complejo de edificaciones extensas con un enorme letrero sobre los portones principales que decía “Mansión Chen”.

Este era otro de los clanes más ricos y poderosos en Fuerte Yan, el Clan Chen.

En este momento, cuatro señores de clan se encontraban en medio de una conferencia dentro del salón de reuniones del Clan Chen. Eran los señores de los clanes Wang, Chen, Liu y Li.

El Señor Chen llevaba una túnica voluminosa y claramente poseía artes energéticas profundas. Varios anillos de energía concéntricos lo rodeaban allí sentado, eran una manifestación de su singular Arte Energética Tres Anillos, una técnica de primera clase.

Señores, ¿estáis al tanto de la situación con el Clan Yang? —dijo con calma.

—Por supuesto, —respondió el Señor Wang mientras tocaba con el dedo su posa brazos—. Tengo cierta certeza de cuál ha sido el resultado. Los expertos de las ramas subsidiarias del Clan Yang intentarán forzar a Yang Zhan a abdicar. ¿Vieron esa águila dorada de hace un rato? Eso significa que su consejo de ancianos líderes ya intervino en el asunto. Es difícil saber cuál fue la decisión final. Las ramas subsidiarias ya partieron de Fuerte Yan, por lo que no es tan fácil reunir más información.

—El Clan Yang es el que tiene el rango más alto entre los clanes aristocráticos, y la base de cultivo de Yang Zhan es la más alta entre nosotros. De eso no cabe duda. Pero las artes marciales de su tercer hijo han quedado destruidas. Y se vio a sus otros dos hijos siendo cargados de vuelta desde afuera de la ciudad; parece que fueron envenados. De acuerdo con mis informantes, el mayordomo del Clan Yang ha estado reuniendo su inventario y vendiendo negocios, también está en contacto con la mansión del magistrado de la ciudad. Si el Clan Yang ofrece compensación por lo robado, me temo que quedarán totalmente en la quiebra.

—Está claro que el Clan Yang está en declive, —dijo el Señor Liu—. Tomando en cuenta que todos tenemos nuestros asuntos que saldar con ellos, ¡por qué no unimos fuerzas para golpearlos ahora que están débiles! El único de su lado ileso es Yang Zhan. Hubiera sido perfecto si también lo hubieran envenenado con peste sombría.

El Señor Chen se rio de manera siniestra. —¡Hmph! Será envenenado tarde o temprano.

Los demás señores de clan se estremecieron al escucharlo.

—No me digas que…

—Si, —dijo el Señor Chen—. El Clan Chen ha formado una alianza con el Templo de Peste Sombría. —Se puso de pie y juntó sus manos. Entonces varias figuras enmascaradas y vestidas de negro aparecieron. La frialdad que emanaban dejaba claro que cultivaban artes energéticas basadas en el yin.

—Este es el emisario del Templo de Peste Sombría, Arhat de la Plaga. Sus artes energéticas y su base de cultivo ya llegaron a la cumbre de la octava etapa, por lo que puede comandar la Encarnación de la Mente. Está a punto de llegar al nivel de un Maestro de Energía.

Los demás señores de clan intercambiaron vistazos y terminaron por ponerse de pie de manera incómoda.

Arhat de la Plaga se rio de manera oscura y les causó escalofríos a todos los presentes.

—Existen motivos por los que hemos actuado contra el Clan Yang, —dijo—. Primero es el poderoso Yang Zhan. Alguna vez usó una planta de maestría aérea por lo que es el recipiente perfecto para crear una marioneta voladora maestra de plaga. En segundo lugar, está la misteriosa técnica marcial del Clan Yang, el Puño del Rey Invencible. Lo tercero y lo más importante, es que el Templo de Peste Sombría quiere llegar a Yang Susu, la hermana adoptiva de Yang Zhan y discípula del Instituto Semi-Inmortal. No podemos entrar al Instituto, pero si ponemos en peligro al Clan Yang, seguramente vendrá a ayudarles. Hace tiempo que adoptó el apellido Yang después de todo…

Dicho eso, Arhat de la Plaga volvió a reír de manera siniestra.

«Esto… se está convirtiendo en un conflicto entre dos sectas tiránicas enormes…?». Eso era lo que todos los señores de los clanes pensaban mientras intercambiaban algunas miradas incómodas.

Existían muchos clanes ricos y poderosos en el Continente Abundancia Exuberante, pero en general estaban por debajo de los magistrados de las ciudades, y estos a su vez estaban debajo de las grandes sectas. Solo la Dinastía del Ancestro Sabio tenía el poder para enfrentar las sectas.

—Compañeros señores de sus respectivos clanes, —dijo el Señor Chen—, ¡nos aseguraremos de que esta sea la caída del Clan Yang! Después de lidiar con Yang Zhan, las ramas subsidiarias serán mucho más fáciles de manejar. ¡Y el Templo de Peste Sombría se encargará del consejo de ancianos líderes! El Clan Chen y el Templo de Peste Sombría proveerán muchos beneficios a vuestros respectivos clanes.

—Y ahora… lo mejor será discutir los detalles de cómo proceder.

Así era como una conspiración empezaba a tomar forma.

***

Habían pasado varios días desde la reunión del Clan Yang. Las personas en Fuerte Yan se habían dado cuenta de que el mayordomo principal estaba desvalijando los negocios y entregando toda la riqueza del clan al magistrado de la ciudad. No tomó mucho tiempo para que todos supieran que el linaje directo del Clan Yang se encontraba en la quiebra. También era de conocimientos público el hecho de que Yang Qi estaba lisiado y que sus dos hermanos habían sido envenenados.

Todos hablaban sobre el declive del Clan Yang.

Dentro de la mansión del Clan Yang, muchos guardias, sirvientes y criadas se ponían nerviosos. Además de entregar la riqueza del clan, Yang Zhan envió agentes a investigar las circunstancias alrededor del envenenamiento de sus hijos y para buscar un antídoto.

Yang Qi solo podía verlo todo incapaz de ayudar. Lo único que podía hacera era seguir cultivando en reclusión. La única manera de poder ayudar a su clan y a su familia era hacerse más fuerte.

***

Esta era una noche clara, se podía ver un río de estrellas en el cielo que resplandecía de manera misteriosa.

Afuera de Fuerte Yan había una pequeña cadena montañosa que pocas personas visitaban, y en este momento se podía ver a Yang Qi corriendo a toda velocidad en medio de su entrenamiento. La energía daba vueltas a su alrededor mientras recorría el aire y generaba estruendos a su paso.

Ya era capaz de cubrir vastas distancias al viajar, podía recorrer alrededor de 500 kilómetros en un día, y 400 de noche. No solo eso, tanto sus artes energéticas como su fuerza física seguían avanzando.

Había pasado los últimos días viajando a diario a estas salvajes montañas que estaban a varios cientos de kilómetros de Fuerte Yan. Allí cultivaba la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal. Al fin y al cabo, el aura del despertar de un megamamut era tan fuerte que los expertos cercanos podrían notarla.

Tras unos cinco o seis días de cultivo, ya su energía verdadera pulsaba como a punto de volver a ascender.

Después de correr un buen rato, alcanzó un valle entre varias montañas.

Tenía como la forma de una botella gourd[i] y se lo veía bastante misterioso. No había ni bestias, ni serpientes, ni ningún tipo de sonido, la razón era justamente que el aura de la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal era tan demoníaca que los animales quedaban petrificados en su presencia. Ni las bestias más feroces se atrevían a moverse una vez que la sentían.

—Este lugar servirá, —murmuró Yang Qi. Plantó sus pies firmemente en el suelo como si fueran los de un mamut, extendió sus brazos como si fueran una trompa y emitió un grito que resonó por el valle y hasta causó algunos pequeños derrumbes.

—¡Mamut Divino Supresor Infernal! ¡Despierta megamamut!

Llevó sus artes energéticas al límite e hizo que el mamut de relámpagos enviara una corriente eléctrica por todo su cuerpo.

¡Crac!

Se escuchó como si un cascarón se estuviera abriendo y emergiera una mariposa.

Un aura majestuosa hizo erupción primero desde su cabeza y se extendió salvajemente por todos lados. Apenas se podía distinguir la figura de dos antiguos megamamuts detrás de él, eran salvajes y repletos de furia, como listos para aplastarlo todo a su paso.

Ya había despertado una segunda partícula.

Ahora Yang Qi tenía el poder de dos megamamuts antiguos.

Los antiguos megamamuts estaban muy lejos de los elefantes actuales. Podían desenterrar árboles enteros de manera casual con sus trompas. Tenían tres o cuatro veces el tamaño de los elefantes, y su grueso pelaje era invulnerable a todo tipo de armas. Su piel era como el cobre y sus huesos como el hierro, algunos hasta podían manipular la energía vital de los Cielos y la tierra para generar artes energéticas similares a las practicadas por los humanos. Debido a todo eso, eran capaces de dominar a todas las bestias diabólicas de la antigüedad.

De acuerdo a las leyendas, los megamamuts eran descendientes de los mamuts divinos.

Para un joven como Yang Qi, poder desatar el poder de dos antiguos megamamuts era demasiado aterrador.

La energía salía de todos sus poros, y la acompañaban sonidos penetrantes, como el zumbar de incontables abejas. Yang Qi cruzó sus brazos y la energía verdadera previamente invisible empezó a tomar una forma visible.

Se reunión en la palma de sus manos y luego salió de su cuerpo para hacerse corpórea rápidamente.

En apenas unos momentos, tomó la forma de una antigua lanza caótica.

Esta era la sexta etapa de las artes energéticas, el nivel de las Armas de Energía.

¡Tomar la energía y convertirla en un arma!

 


[i] Un gourd es un tipo de calabaza particular de Asia (por eso no lo traduzco como calabaza) cuya cáscara se suele usar para hacer botellas. Algunos probablemente la habrán visto. Ejemplo.


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

13 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.