<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 124

 

Capítulo 124: Banquete Oficial.

 

El sol brillaba en lo alto del cielo, y Fuerte Yan estaba lleno de actividad.

Los oficiales locales se movían de un lado a otro por las calles, tocaban puertas y entregaban lámparas coloridas, decoraciones hermosas y fuegos artificiales a las personas comunes. Todos los hogares recibieron obsequios o píldoras medicinales.

Muchos de los visitantes de la ciudad aún no entendían lo que sucedía.

En un restaurante en particular había un grupo de personas que claramente era un grupo de héroes vagantes del mundo marcial y en este momento comían a gusto. Uno de ellos se percató de la conmoción en la ciudad y preguntó, —Oiga gerente. ¿Qué pasa aquí en Fuerte Yan? No es Año Nuevo ni tampoco es fecha de otros festivales. ¿Qué es toda la conmoción?

—Ah, no han oído, —respondió el gerente del restaurante—. El Tercer Joven Maestro del Clan Yang ha vuelto del Instituto Semi-Inmortal. Es un Usurpador de Vida, un estudiante de élite que ha recibido recompensas de la Dinastía del Ancestro Sabio! Es natural que el Clan Yang quiera decorar toda la ciudad con lámparas y estandartes coloridos. De hecho, habrá un banquete esta noche para todos los grandes clanes, eh, para los oficiales gubernamentales.

Aún era un gran cambio referirse a los clanes como oficiales gubernamentales, y el gerente de la tienda tuvo que corregirse a mitad de la frase.

Uno de los héroes vagantes del jianghu, un hombre con una gran barba, observó al gerente con un destello en sus ojos y dijo, —Con un Tercer Joven Maestro así, ¡es obvio que el Clan Yang es una potencia notable!

Las artes energéticas de este héroe eran profundas; aunque no llevaba ningún arma, tenía dedos gruesos y torcidos, y un aire barbárico que dejaba claro que podía desgarrar bestias salvajes en pedazos.

—Cierto, —añadió otra de las personas, un hombre corpulento de mediana edad—. Por aquí por estas zonas los Usurpadores de Vida son como dioses. Pero las cosas son distintas de dónde venimos. Dicho eso, los estudiantes de élite del Instituto Semi-Inmortal no se pueden menospreciar. Nuestro Templo de Primavera y Otoño no se puede comparar.

Este hombre tampoco llevaba armas, solo tenía un pergamino colgado de su cinturón, lo que lo hacía ver como un erudito estudioso. Las leyes en Fuerte Yan eran estrictias; quien cargara un arma tendría que registrar su nombre con las autoridades para poder entrar a la ciudad.

Estas reglas habían frustrado un poco a muchos héroes del jianghu.

La mayoría de aquellos que vagaban en el jianghu se encontraban en la cuarta etapa del nivel de las Artes energéticas, o quizás la quinta, y hacían todo tipo de trabajos para ganarse la vida. Obviamente ese tipo de personas no podían desafiar las fuerzas armadas del Clan Yang. Después de todo, el ejército estaba lleno de maestros.

—Calma, —dijo otro de los vagabundos del jianghu, un joven—. No estamos aquí para pelear con Yang Qi, solo para conseguir información. Esos discípulos que desaparecieron fueron vistos por última vez en Fuerte Yan, y es probable que hayan caído víctimas del Clan Yang. Ahora que Yang Qi ha vuelto, es la oportunidad perfecta para que Lord Lie venga y le interrogue personalmente. Para el insignificante Clan Yang sería buscarse la muerte herir a personas del Templo de Primavera y Otoño. Con respecto al Instituto Semi-Inmortal, como dice el viejo dicho: el agua distante no apaga el fuego cercano.

Este grupo de discípulos procedía del Templo de Primavera y Otoño. De hecho eran Maestros de Energía que simplemente se habían hecho pasar por vagabundos del jianghu.

Uno de lgrupo de se puso de pie y dijo, —Muy bien. Enviad un mensaje para notificarse a Lord Lie que el Clan Yang tendrá un banquete oficial esta noche, y que Yang Qi estará presente.

Poco después, un gavilán salió disparado por el aire y se fue volando al o lejos, con un pequeño mensaje en su pata derecha.

Mientras tanto, a cierta distancia de la ciudad se encontraba una región boscosa tan quieta como la muerte. Se podían ver muchos animales por el suelo, sus cuerpos se habían puesto totalmente negros por el veneno que los había matado.

En lo profundo de ese bosque había un área de niebla giratoria en el que hasta las plantas y la vegetación había muerto.

Ni siquiera las víboras podían lidiar con ese veneno, y se enterrabn en lo profundo de la tierra para evitarlo. Desfortunadamente, ni eso las podía salvar. La niebla venenosa se filtraba en la tierra y mataba todo, el área entera se convertía lentamente en un pantanto podrido.

Pero inesperadamente, había personas en esa área de niebla.

Eran luchadores experimentados en ropas negras, y que claramente no temían la energía mortal que los rodeaba. De hecho, ellos eran la fuente de ella.

—¿Lo escucharon? —dijo uno de ellos—. Yang Qi ha vuelto del Instituto Semi-Inmortal. Es la oportunidad perfecta para actuar. La única razón por la que no habíamos hecho nada aún al Clan Yang era porque estaba atrincherado en el Instituto Semi-Inmortal. Si acababamos con el clan en su ausencia, jamás descansaría hasta vengarse.

—Nuestro Templo de Peste Sombría ha perdido muchos miembros en Fuerte Yan, —añadió otro—, caídos a manos del Clan Yang. ¿Un insignificante magistrado de ciudad se atreve a enfrentarse a nosotros? Que chiste. Acabemos con ellos por completo. Si no lo hacemos la dignidad de nuestro templo quedará manchada por siempre.

—¿Pero no habrá repercusiones por matar a Yang Qi, un estudiante del Instituto Semi-Inmortal? ¿Qué hacemos con eso?

—¡Hmph! No esq ue el Instituto Semi-Inmortal pueda controlar todo el continente, ¿cierto? Nuestro Templo de Peste Sombría proviene del Continente Occidental. el Instituto Semi-Inmortal solo tiene influencia en el Continente Abundancia Exuberante. Además, somos como sombras. Golpeamos en la oscuridad y nos desvanecemos sin dejar rastro. Aunque quieran tomar represalias, no sabrán dónde encontrarnos.

—En ese caso, acabemos con todo el Clan Yang de una vez por todas.

—Esa no es mal aidea. Aunque nuestras órdenes eran matar a Yang Qi frente a los demás clanes de Fuerte Yan. Si inculcamos el temor en sus corazones, y les mostramos que no nos importan los estudiantes del Instituto Semi-Inmortal, seguramente se someterán a nosotros. Queremos controlar Fuerte Yan, no dejarla como un caparazón vacío.

—Nuestro líder ya pensó las cosas. Bueno, hacerlo todo de un solo golpe acabará con cualquier fuente de problemas. Muy bien, enviadle un mensaje al líder para informarle de la situación. Esta noche el Clan Yang será exterminado. Es una noche de alegría para ellos, pero como dice el dicho, ¡las grandes alegrías preceden el dolor! Pronto comenzará el juego.

Ahora que Yang Qi había vuelto a casa, todo tipo de maquinaciones entraban en acción.

Entre los muchos clanes forzados a hacerse vasallos, había todo tipo de actitudes. Pero ninguno podía negarse a asistir al banquete.

las horas pasaban, y el anochecer se apriximaba. Las lámparas iluminaron en poco tiempo toda la ciudad y se empezaron a lanzar fuegos artificiales.

Todos los ciudadanos comunes de la ciudad sentían la alegría y prosperidad.

Mientras tanto, una hilera de carrozas y carruajes procedía hacia el palacio real, los distintos clanes nobles y poderosos asistían al banquete para ver a este “dios” del Clan Yang, Yang Qi.

Muchos de los artistas de energía presentes jamás habían visto siquiera a un Usurpador de Vida.

La plaza principal de la plaza estaba repleta de mesas, todas llenas de comida y vino. El aire estaba lleno de música, y había danzas por doquier. Yang Zhan observó a los oficiales gubernamentales y suspiró satisfecho.

Aún recordaban muy bien como el Clan Yang había estado hacía no mucho en un gran predicamento.

Pero ahora eran una fuerza considerable. A pesar de que no eran gran cosa en todo el Continente Abundancia Exuberante, sí regían cientos y cientos de kilómetros de tierras. Algo que probablemente perduraría por generaciones.

Yang Qi permaneció sentado junto a Yang Zhan mientras los clanes venían a ofrecer saludos. Se podía ver una expresión profunda y sofisticada en su rostro; nada como el destructor de clanes del pasado.

El destructor de su propio clan se había convertido en un dios en apenas un año.

—«Así que este es Yang Qi. ¡Su aura es increíble! Tan profunda. Parece que cada uno  de sus movimientos fuera acorde al Dao de los Cielos.» —hasta los ancianos líderes de los clanes estaban impactados.

Una vez que todos se sentaron, Yang Zhan se puso de pie y se dirigió a la multitud con una estruendosa voz. —Damas y caballeros, mi hijo ha vuelto del Instituto Semi-Inmortal, y estamos llevando a cabo este banquete con la esperanza de que todos disfrutéis de nuestra alegría y satisfacción. Sentaros, comed y bebed a gusto.

—¡Felicidades Su Majestad!—respondieron los ministros al unísono.

A estas alturas los ancianos líderes del Clan Yang realmente respetaban y veneraban a Yang Qi. Y todos los miembros más jóvenes del clan eran aún más apasionados en su apoyo.

Sin embarfo, fue justo en este momento de júbilo que se escucharon unas risas punzantes que recorrieron el palacio real.

Todos voltearon impactados a ver lo que sucedía.

Zas. Zas. ¡Zas…!

Varias figuras sombrías descendieron de arriba repentinamente, casi como meteoritos. Y cuando golpearon el suelo en medio del banquete, salió disparado un campo de energía que destruyó muchas de las mesas y forzó a muchos invitados a saltar a un lugar seguro.

El banquete entero entró en caos de inmediato.

—¡Una emboscada! —gritó uno de los guardias del Clan Yang mientras se movía hacia adelante.

—Montón de pollos y perros. ¡Cómo se atreve un pueblerino a declararse rey por aquí! Tu imitación de un banquete real es como un montón de monos haciendose pasar por personas. Inaceptable.

Eran siete personas, y a la cabeza había un hombre de ropas doradas que se veía casi como una gran llamarada. La mirada de desdén en sus ojos era como la de un ministro imperial que visitaba zonas remotas y encontraba un montón de plebeyos.

—Alto, —rugió Yang Qi. Los guardias del Clan Yang dejaron de moverse de inmediato. Entonces se puso de pie y dio un paso adelante.

Sonrió fríamente y preguntó, —¿Quienes sois? Este es un día de celebración para el Clan Yang. ¿Qué os da el derecho de venir sin invitación y arruinar las festividades?

—¿Eres Yang Qi? —dijo el joven con un tono dominante—- ¿Estudiante de élite recien promovido en el Instituto Semi-Inmortal? Me da igual aunque lo seas. Soy Lord Lie del Templo de Primavera y Otoño. He venido a Fuerte Yan para investigar la desapareción de algunos compañeros discípulos. La última vez que se los vio fue aquí, y después de investigar, he llegado a la conclusión de que el Clan Yang estuvo involucrado. He venido hoy a condenar al Clan Yang por sus acciones bajo la autoridad de los ancianos del Templo de Primavera y Otoño, y para arrestrar a los perpetradores. Afortunadamente estás aquí hoy, así que ven conmigo.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.