<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 128

 

Capítulo 128: Cuerpo Espiritual de Fantasma Diabólico.

 

A medida que Yang Qi masacraba cada vez más profundo en las montañas, un sinfín de esqueletos y zombis encontraban su fin a sus manos.

Abría incontables tumbas, y exterminaba prácticamente ejércitos de zombis y reyes cadáver de mil años. Por lo general los aterradoramente poderosos reyes cadáver de mil años acechaban en las montañas, esperando para desatar una ola de masacre sobre humanos inocentes.

Pero esta vez, Yang Qi estaba anticipándose a todo eso.

¡Kabuuuuuum!

Otra cumbre de montaña estalló y Yang Qi desató un torrente de energía verdadera destructiva.

Hacía tiempo que esperaba encontrar una oportunidad de ver exactamente lo destructivo que podía ser, y esta era la oportunidad perfecta. Finalmente podía desatar sus artes energéticas al límite y ver de lo que era capaz.

Cuando apenas era un Maestro de Energía, su Puño del Rey Invencible había sido capaz de levantar las aguas de un lago. Pero ahora era decenas de miles de veces más fuerte.

Ahora podía hacer pedazos montañas fácilmente.

Era como un dios de batalla invencible, y traía desastre a su paso. Las montañas se desplomaban. Y fuego sabio platino quemaba cada pizca de suciedad.

Hacía tiempo que había considerado limpiar estas montañas para hacer de Fuerte Yan un sitio más seguro, y ahora estaba sacando de raíz a los reyes cadáver de mil años y acababa con ellos uno por uno.

Mató a seis en apenas un día. El número de esqueletos y zombis que había erradicado era literalmente imposible de contar. Era como una moledora despiadada a la que ningún diablo demonio podía hacer frente.

Ahora tenía más de cien núcleos demoníacos zombis de Maestros de Energía en su anillo, y cientos en la octava etapa. Esos núcleos demoníacos eran prácticamente inútiles para él, pero servirían como una montaña de riqueza para su clan.

Gracias al fuego sabio platino que lo rodeaba, era como un faro de luz resplandeciente en la oscuridad de las montañas que lo rodeaban.

—«Oh dios mío, ¿seis reyes cadáver de mil años en un día? ¿Y todos eran Usurpadores de Vida? Si algo los hubiera provocado a atacar habría sido imposible para Fuerte Yan sobrevivir. De hecho, estoy yendo demasiado lento. Tengo que matar más, y más rápido.»

Así aceleró y extendió su fuego sabio platino en una descomunal esfera de cientos de metros de diámetro, la cual a su vez explotó para generar una lluvia de fuego.

Era algo que aparecía naturalmente con la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal; en los lugares donde la energía maligna abundaba, el fuego sabio platino podía hacer erupción para limpiarla.

La mayoría de los reyes cadáver pasaban su tiempo en hibernación y absorbían la energía aviesa y subterránea que necesitaban para cultivar sus nefastas artes. Solo salían de vez en cuando para cazar criaturas espirituales o humanos para absorber su sangre. Al fin y al cabo, si mataban humanos de manera demasiado indiscriminada, podían atraer la atención de las organizaciones poderosos y ortodoxas.

Un buen ejemplo de eso era la fuerza de vampiros forajidos de la Gruta del Demonio de Sangre. Hacía tiempo que habían sido exterminados por completo.

Yang Qi se quedó mirando como la lluvia de fuego sabio platino descendía, y luego suspiró al darse cuenta de que no había ningún rey cadáver en el área. Pero aun así valía la pena; mientras no hubieran reyes cadáver para liderar los ejércitos de zombis para atacar Fuerte Yan, su padre podría lidiar con la situación.

Así procedía cada vez más a las profundidades de las montañas…

Mientras lo hacía, sentía como su energía se acumulaba y lo llevaba cada vez más y más cerca a la Usurpación de Vida cuaternaria.

Un montón de voces llegaron repentinamente a sus oídos, como una muchedumbre de almas vengativas que gritaban al mismo tiempo.

—Regrésame mi vida… ¡regrésame mi vida…!

Las acompañaba la energía más siniestra imaginable. Hasta el aire parecía haberse vuelto maligno. Al mirar a la distancia, se percató de algo que parecía una neblina negra, esa era la fuente de los alaridos. En esa espesa niebla apenas se lograban distinguir un montón de rostros de fantasmas feroces.

Ya se estaba acercando a las zonas más profundas de las Montañas Cadáver Negro, un lugar de tanta maldad que pocas personas habían llegado nunca. Si un Maestro de Energía llegaba al lugar, su energía verdadera defensiva sería destruida al instante y se convertiría en zombi en pocos minutos.

La energía siniestra era tan profunda que distorsionaba el aire.

—«¡Así que tenía razón sobre las Montañas Cadáver Negro!» —Para alegría suya, las distorsiones delante de él le dejaban claro que de verdad había un pasadizo dimensional que llevaba a la fabulosa Dimensión Cadáver Celestial. Allí era dónde podría encontrar el agua de manantial de fuerza vital.

Entonces retrajo todo su poder mágico de vuelta a su cuerpo.

Se pudieron escuchar varios crujidos, y una armadura sagrada de platino cubrió su cuerpo, también ardía con unas llamas capaces de destruir toda la energía siniestra que se acercaba. Esta era la Coraza de la Deidad Infernal. Había sido de un color dorado oscuro antes. Pero se hacía más fuerte cada vez que usurpaba vida, así que había cambiado. Tomaba poco a poco el sagrado color platino para reflejar la gloria de la legión divina en los Cielos.

Así procedía cada vez más a las profundidades de las montañas…

Cada paso que daba requería más y más esfuerzo, la energía siniestra y las distorsiones salvajes se hacían más fuertes. Otros usurpadores de vida ordinarios tendrían problemas para resistir la energía, y gradualmente se verían forzados a retirarse.

Pero Yang Qi era distinto.

Los Mamuts Divinos convocaban los poderes supremos de la legión divina para suprimir el infierno. Esta simple energía siniestra no era nada.

—¡Destrúyete! —Movió su Lanza de la Deidad Infernal y apartó toda la energía siniestra mientras salía disparado hacia adelante.

Los fantasmas sollozantes y lamentos de los dioses que escuchaba a su alrededor de verdad hacían parecer que estuviera descendiendo al infierno.

Ya no se podía distinguir dónde quedaba le este, el sur, el norte o el oeste. Las direcciones habían perdido sentido. Pero gracias a su energía siniestra, podía sentir la fuente de la energía siniestra y acercarse lentamente al pasadizo que conectaba las Montañas Cadáver Negro con la Dimensión Cadáver Celestial.

No estaba muy familiarizado con las dimensiones alternas, a excepción del Mundo Cosmomenor que existía sobre el mar de nubes.

Pero mientras el portal que buscaba estuviera abierto, tenía confianza en poder encontrarlo.

—¡Regrésame mi vida!

Una ráfaga repentina de energía siniestra apareció de camino a Yang Qi, solo para ser bloqueada por una ola de fuego sabio platino.

Un fantasma diabólico había aparecido justo detrás de él entre la energía siniestra, una criatura enorme y totalmente negra con garras feroces. Se veía como si estuviera hecho completamente de humo, en vez de tener un cuerpo corpóreo.

—¡Un cuerpo espiritual de fantasma diabólico! —Yang Qi se dio cuenta al instante de que era un tipo de fantasma diabólico que tenía un cuerpo espiritual, no un cuerpo físico. Estos seres eran difíciles de exterminar, después de todo, las artes energéticas normales no podían herir sus cuerpos espirituales.

Solo las energías nobles y honradas con un calor intenso podían hacerle algo a los feroces y mortales fantasmas diabólicos como estos.

Debido a la energía siniestra tan intensa que había en las Montañas Cadáver Negro, algunos seres que habían muerto dejaban atrás sus almas, y estas con el paso del tiempo, ¡eran contaminadas y transformadas en fantasmas diabólicos!

En cuanto a este fantasma diabólico en particular, se encontraba en un nivel muy por encima de los reyes cadáver de mil años que había enfrentado hasta ahora. De hecho, era aún más poderoso de lo que Diablocalavera Rey de la Plaga había sido, y se acercaba al nivel de Jiang Fan.

Ya que su ataque sorpresa había fallado, se transformó de nuevo en una nube negra que pasó a tener la forma de una gigantesca garra de fantasma.

—¡Garra Fantasmagórica del Inframundo! —chilló.

La garras de fantasma estaba rodeada de unas llamas verdes oscuras, y creaba un vacío mientras avanzaba por el aire, sonaba como metal chocando contra metal.

Esta era una garra capaz de arrastrar a su víctima a las profundidades del inframundo para nunca más reencarnar.

Este era el poder de la Garra Fantasmagórica del Inframundo, un arte energética verdaderamente siniestra y feroz.

Yang Qi se dio la vuelta y arrojó la lanza de golpe, esta salió disparada como una flecha, como un dios furioso de la antigüedad, ¡como un sol ardiente!

¡Whoooosh!

La lanza atravesó por completo a la garra de fantasma, y el fantasma diabólico solo pudo gritar con frustración.

—¡Posesión de alma fantasma! —Unas fluctuaciones de alma hicieron erupción desde la criatura, y se convirtieron en un flujo de energía de un color verde enfermizo que logró atravesar de algún modo la armadura de Yang Qi y entró a su cuerpo en un parpadeo. Estaba claro que este fantasma diabólico estaba intentando poseerlo. Pudo sentir como un frío intenso lo abrumaba mientras la cosa intentaba tomar control de la energía verdadera en sus meridianos, y ponía su alma bajo ataque.

—«Todos los ríos corren al mar. Energía verdadera: ¡regresa!» —Se rio fríamente y atrajo toda su energía verdadera de vuelta a su mar de energía, al mismo tiempo que se llevaban a rastras al fantasma diabólico.

¡BUUUUUUUUM!

En cuanto el fantasma entró a su mar de energía, el Crisol del Fuego Infernal apareció, y el fantasma fue arrojado adentro. Entonces se escucharon siseos acompañados de gritos espeluznantes.

Al ser un cuerpo espiritual, el fantasma diabólico era básicamente una manifestación de energía de fuerza vital, muy parecido a energía verdadera heterogénea.

Para la mayoría de las personas, recibir un influjo de energía verdadera heterogénea generaría una desviación del cultivo, y posiblemente hasta una explosión del cuerpo. Y si un fantasma diabólico entraba en una persona, esta se convertiría en un monstruo.

Lamentablemente para este fantasma diabólico, ¡el Crisol del Fuego Infernal era la desgracia para todos los cuerpos espirituales!

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.