<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 129

 

Capítulo 129: Corrupción de Horda Diabólica.

 

—«Qué fantasma diabólico tan poderoso.»

El fantasma diabólico tenía un sinfín de maneras para intentar escapar del Crisol del Fuego Infernal, pero ninguna le servía. El fuego sabio platino carcomía lentamente al espíritu vengativo, y convertía la energía siniestra que lo conformaba en pura quintaesencia de fuerza vital, la cual pasaba a verterse a las partículas de Yang Qi.

Este cuerpo espiritual de fantasma diabólico era equivalente a un Usurpador de Vida cuaternario.

Fuera lo que fuera que había sido esa criatura en vida, quizás no habría sido gran cosa si se hubiera convertido en zombi después de morir, ya que sería poco más que un cuerpo carnal.

Pero en vez de eso, se convirtió en un fantasma diabólico, lo cual era totalmente distinto. Su alma no se había disipado, algo que solo ocurría con seres increíblemente poderosos. Obviamente había sido alguien muy poderoso antes de morir.

Yang Qi exhaló lentamente y se quedó observando la energía siniestra que ondulaba a su alrededor. El fantasma diabólico había intentado poseerlo, pero él le había volcado las cosas por completo. De hecho, el beneficio que recibía era comparable a la Energía Inmortal Nueve Yang que había absorbido antes en el Mundo Cosmomenor.

—«Así que parece que estos fantasmas diabólicos buscan cuerpos de sangre y hueso para poseerlos o parasitarlos. Quizás debería abrirme a ellos, como dice el viejo dicho, invita el lobo a casa. Una vez adentro podre encerrarlos con mi Crisol del Fuego Infernal. Me puedo beneficiar de estos fantasmas diabólicos igual que de la Energía Inmortal Nueve Yang. De hecho, si consigo suficientes probablemente pueda llegar a la Usurpación de Vida cuaternaria, ¡o quizás incluso la quinaria! Entonces las únicas personas capaces de causarme problemas en el Instituto Semi-Inmortal serían los Legendarios.»

Así que se preparó para proceder entre esa energía siniestra ondulante hacia lo que sabía que era la Dimensión Cadáver Celestial.

Pero se detuvo justo antes de empezar a avanzar. —«Tengo que hacerme más fuerte antes de entrar a este aspecto tan extraño del espacio-tiempo. ¿De lo contrario como podría tener confianza en poder defenderme?»

Así que retrajo su energía verdadera y la ocultó en la región de su dantian. También extinguió el fuego sabio y apenas dejó una pizca de energía defensiva. Luego estimuló su flujo sanguíneo y envió unos pulsos fuertes de energía por todos lados.

En ese momento se pudieron escuchar súbitamente los alaridos de múltiples fantasmas, fue algo casi inmediato. Casi como si acabara de arrojar sangre en aguas infestadas de tiburones, unas esferas de ondulantes de fuego fantasmagórico aparecieron por todos lados.

Algunas tenían el tamaño de un puño, y obviamente eran fantasmas diabólicos muy débiles.

Pero había una tan grande como una montaña, una gigantesca llamarada con un nivel de poder similar a Jiao Wufeng.

Un fantasma diabólico que como mínimo, ¡era tan poderoso como un Usurpador de Vida quinario!

—¡Qué cuerpo carnal tan encantador! ¡Que energía de sangre tan fuerte! Si lograra usar esa cáscara podría llegar a un nivel de cultivo mucho más alto. —La gran masa de fuego fantasmagórico que parecía una montaña empezó a pulsar con fluctuaciones mientras tomaba una apariencia diabólica. Esta criatura parecía tener tanto poder como para tumbar la estrellas, y forzar a los demás fantasmas a postrarse en veneración.

La imagen diabólica parecía cubrir toda la creación frente a Yang Qi.

¡Crac! ¡Crac!

A medida que la imagen diabólica se acercaba, la energía verdadera alrededor de Yang Qi se despedazó y la criatura entró a su cuerpo.

—¡Alma Diabólica Imperecedera!

Unos niveles de poder increíbles se apoderaron del cuerpo carnal de Yang Qi y le arrebataron el control de sus meridianos.

Era casi imposible concebir el poder de este fantasma diabólico; claramente era aún más fuerte que Jiao Wufeng. De hecho, a Yang Qi le parecía que probablemente había usurpado vida seis veces.

En cuanto el fantasma diabólico entró a su cuerpo, pudo sentir como su alma se estremecía a punto de ser expulsada de su propio cuerpo. Hasta su sangre parecía haberse congelado debido a la energía verdadera helada del fantasma diabólico.

—«¿Mordí más de lo que puedo masticar?» —pensó. El peligro que le presentaba este fantasma diabólico era casi incomprensible. Pero no resignaría tan simplemente a la condena eterna.

—¡Soy como una deidad infernal! ¡Aplasto a los diablos bajo mis pies y ordeno a todo tipo de fantasmas! —Mientras hablaba, su voz parecía rebosar con energía verdadera, y su Crisol del Fuego Infernal apareció.

El fantasma diabólico empezó a reír de manera siniestra. —Ah, así que era un truco chiquillo. ¿Invitar al lobo a casa con la esperanza de someterme? Lamentablemente para ti, todos tus planes serán inútiles. ¡Yo cultivo el Alma Diabólica Imperecedera! Ninguna energía verdadera ardiente puede herirme. ¿De qué secta provienes? Llegar a la Usurpación de Vida no es cualquier cosa. Lástima que tendré que tomar tu cuerpo y suprimir tu alma por siempre.

—«¿Alma Diabólica Imperecedera?» —pensó Yang Qi sorprendido. De hecho, ya había oído de este tipo de arte energética durante su tiempo en el Instituto Semi-Inmortal. Era algo cultivado comúnmente entre los fantasmas diabólicos con cuerpos espirituales.

Los fantasmas diabólicos de la antigüedad temían muchas cosas, el fuego, la luz del sol, la energía de sangre, bestias salvajes y la energía verdadera ardiente. Hasta que un día surgió un genio espectacular entre los fantasmas diabólicos, un ser que empezó a ser conocido como el Emperador Fantasma Yama. Este eventualmente creó un arte energética para el Dao de fantasmas, el Alma Diabólica Imperecedera. Cualquier fantasma diabólico que la cultivara ya no temería al fuego ardiente o a la energía de sangre dorada.

De hecho, incluso fantasmas diabólicos recién nacidos que cultivaran la técnica podían moverse bajo la luz del día. Al final, muchos Grandes Sabios del pasado distante unieron fuerzas para derrocar al Emperador Fantasma Yama y su técnica se perdió en las arenas del tiempo.

Pero aquí estaba la técnica, de vuelta en el mundo; a manos de un enorme fantasma diabólico.

—«Mamut Divino Supresor Infernal, tan firme como una montaña…» —En ese momento, ciertas habilidades en las que había trabajado mucho se volvieron increíblemente relevantes. Había derrotado su diablo interno, obtenido la iluminación del golpe rápido, y ganado una confianza suprema. Aunque este fantasma diabólico había entrado a su cuerpo con el Alma Diabólica Imperecedera, ya había llegado a un estado en el que no sentía ni alegría, ni dolor ni temor.

En cuanto el fantasma diabólico entró a la región de su dantian, un dios apareció, un ser con una cabeza elefantina y un cuerpo humano. ¡Un mamut divino!

No solo eso, se podía distinguir que justo detrás del mamut divino había un Portal Infernal.

—¿Qué es eso? ¿Un mamut divino? —el fantasma diabólico simplemente no podía creer lo que veía.

¿Cómo podría creerse que encontraría un arte energética de dioses dentro de este humano? Aunque el Emperador Fantasma Yama había sido un Gran Sabio, comparado a los incontables diablos del infierno; no era nada.

Los Grandes Sabios del pasado distante eran poco más que santos que dominaban el mundo de los hombres. No eran nada comparado a la inigualable legión divina que existía en su misterioso plano de existencia.

Los fantasmas diabólicos temían a los mamuts divinos que eran creación de la legión divina. Estas entidades existían en la mitología y en las memorias heredadas de los fantasmas diabólicos.

—Correcto. Un mamut divino que puede suprimir los infiernos. El mayor nivel de fuerza de la legión divina de los Cielos. Cultivas el Alma Diabólica Imperecedera, ¿una insignificante técnica creada por el Emperador Fantasma Yama? Estás soñando si crees que algo así se puede comparar a mi arte energética de clase divina. —Un montón de fuego sabio surgió por todos lados al instante.

El enorme fantasma diabólico chilló repentinamente, —¡Diablos y fantasmas! ¡Venid y ayudadme a consumir el cuerpo carnal de este humano!

En ese momento todos los fantasmas diabólicos del área arremetieron hacia él.

Un fuego fantasmagórico color verde esmeralda titilaba en toda esa energía siniestra que lo rodeaba, miles y miles de diablos siniestros intentaban entrar al cuerpo de Yang Qi.

Yang Qi sentía una inmensa presión sobre él, algo que nunca antes había sentido.

De verdad estaba invitando al lobo a su casa.

Hace muchos años, los famosos Grandes Sabios solían verse asediados por hordas de diablos y monstruos cuando lograban su Dao.

En este momento, Yang Qi recibía el mismo trato. Aunque estos monstruos no venían de más allá de los Cielos, y Yang Qi no estaba al mismo nivel que un Gran Sabio.

Era una batalla a muerte, solo un lado podía salir vivo.

Un sinfín de fantasmas entraba a su cuerpo, llenaban sus meridianos y se movían hacia la región de su dantian, ocupaban sus puntos de acupuntura e invadían sus cinco vísceras y seis entrañas, hasta ocupaban su cerebro…

Yang Qi se vio completamente abrumado por los fantasmas diabólicos en un abrir y cerrar de ojos.

Eran millones y convirtieron su cuerpo en un infierno viviente mientras usaban sus técnicas de cultivo para arrebatarle su energía, su sangre y su fuerza vital. Hasta una experta como la Hija Sagrada Muchasflores se vería impotente en una situación como esta.

Solo un Legendario podría quizás resistirse.

Pero el hecho de que una horda de fantasmas estuviera convirtiendo su cuerpo en un infierno estaba en línea con la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal. El aura de los incontables fantasmas diabólicos recorría sus meridianos e intentaba transformar su energía verdadera en algo completamente maligno. Fue entonces que algo despertó en lo profundo de Yang Qi.

—¿Intentan corromperme con una horda diabólica? ¡Los ejecutaré a todos!

Levantó la cabeza y rugió… plap plap plap plap… las numerosas partículas en su interior empezaron a desatar su poder una tras otra. El fuego sabio platino lo envolvió al instante.

Inesperadamente, ¡estaba ascendiendo a la Usurpación de Vida cuaternaria!

Algunos de los fantasmas diabólicos más pequeños se prendieron en fuego y se unieron a la quintaesencia de su fuerza vital, lo que a su vez fortalecía la energía verdadera de Yang Qi.

El poder de Yang Qi estalló con intensidad en pocos instantes, un río de fuego sabio platino recorría su cuerpo y arrasaba con tanto fantasma diabólico se topaba.

La horda de fantasmas que acababa de entrar a su cuerpo pasaba a ser el combustible necesario para convertirse en un Usurpador de Vida cuaternario. Era prácticamente como si estuviera sentado cómodamente en el Mundo Cosmomenor, con la Energía Inmortal Nueve Yang fluyendo por su cuerpo.

—¡No! ¡Tengo que salir de aquí! ¡No puedo morir!

Los fantasmas diabólicos empezaron a intentar escapar en medio de fuertes aullidos, lamentablemente para ellos, se toparon con que la piel de Yang Qi estaba completamente sellada y les hacía imposible escapar.

¡Sello del Diablo-Dios!

¡No iba a dejar que ninguno de estos fantasmas diabólicos se escapara!

El más grande de los fantasmas diabólicos, el que poseía el Alma Diabólica Imperecedera estaba allí en su mar de energía y se esforzaba inútilmente contra el mamut divino. Pero una sola inhalación de su gigantesca trompa fue todo lo que hizo falta para arrastrar al fantasma diabólica hacia el Crisol del Fuego Infernal.

Entonces la tapa se cerró de golpe sobre él. ¡BAM!

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.