<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 18

 

Capítulo 18: Montañas Cadáver Negro.

 

Al día siguiente…

Era el mediodía, y el sol ardía fuertemente por encima. El zumbido de las cigarras de algún modo hacía que el calor se sintiera aún más opresivo.

El poderoso Río Yan fluía desde estas montañas, las cuales eran totalmente oscuras y profundas. Todas esas cumbres de apariencia siniestra estaban cubiertas por árboles negros, por lo que era imposible ver el sol desde adentro. El rugido de bestias retumbaba ocasionalmente desde allí y llenaba de temor el corazón de los humanos que lo escuchaban.

Un viento siniestro recorría las montañas a pesar del calor, parecía chillar de un modo que causaba escalofríos al que tocara.

En la fuente del Río Yan se podían encontrar monstruos acuáticos que acechaban en las profundidades, sus escamas y sus garras resplandecían bajo la oscuridad. Un aura demoníaca llenaba el área, era obvio que el peligro acechaba por todos lados, del tipo capaz de traerle la muerte incluso a aquellos con artes energéticas profundas.

De momento, Yang Qi estaba de pie en la entrada a las Montañas Cadáver Negro y se maravillaba por el peligro que sentía.

—Aah… ¡así que estas son las Montañas Cadáver Negro!

Su primera impresión al verlas fue pensar que eran increíbles, claramente la obra de dioses o fantasmas.

Las montañas estaban a más de mil kilómetros de Fuerte Yan, y el camino a ellas estaba repleto de territorios inhóspitos y otros peligros que por lo general hacían que el viaje tomara medio mes. Pero con las artes energéticas y base de cultivo increíbles de Yang Qi, podía llevar a cabo el viaje en un día.

Entonces se sentó de piernas cruzadas, descansó un poco, y luego sacó un bolso de entre sus ropas que estaba repleto de píldoras de convergencia de energía. Eran reluciente y brillantes, con una superficie de color verde esmeralda y se veía la energía medicinal que daba vueltas adentro.

Las píldoras de convergencia de energía se habían inventado hacía muchísimo tiempo por algún experto santo. Su intención original era simplemente fortalecer el cuerpo, mejorar los meridianos y consolidar la longevidad. Consumir una de esas píldoras llenaría a una persona de tal modo que no tendría que comer por todo un día.

Los ingredientes eran muy variados, y contenían desde la quintaesencia del sol y la luna, hasta la energía espiritual de los Cielos y la tierra. Con el paso del tiempo, terminaron convirtiéndose en una forma de moneda, y reemplazaron el sistema previo de oro y plata.

Se podían usar para comprar todo tipo de cosas, desde armas a armaduras, desde sedas a sirvientes.

También poseían otra función común. Al ir a áreas remotas para cultivar, como lo que hacía Yang Qi ahora, permitían que no fuera necesario traer raciones de comida inconvenientes.

Tras consumir algunas de las píldoras de convergencia de energía, Yang Qi comenzó a circular su energía. Se pudieron escuchar sonidos de crujidos viniendo de sus músculos, sus tendones, huesos y ligamentos, a medida que la energía daba vueltas en el área a su alrededor, aplastaba las plantas y la vegetación cercana.

—Tengo diez días antes de tener que ir al banquete. Me pregunto si Yan Gufeng de verdad planea actuar contra mí; de cualquier modo, tengo que promover la gloria del clan. Y tengo que estar listo para enfrentarme un día a Yun Hailan y Song Haishan, para poder limpiar la humillación que me han causado… Diez días. Tengo diez días para avanzar a la séptima etapa de las artes energéticas.

¡Wuuush!

Sin vacilar un segundo más, activó sus artes energéticas defensivas y brincó a los árboles, se convirtió rápidamente en una figura borrosa que se dirigió a lo profundo de las montañas.

Su meta era llegar lo más rápido posible al nivel de Manifestación de Energía, eso aumentaría diez veces su poder de batalla. También podría usar su energía para formar objetos corpóreos, por lo que tendría acceso a artes energéticas como las Alas del Demonio Diabólico, y la Égida de la Deidad Infernal. Entonces hasta aquellos en la octava etapa tendrían problemas para lidiar con él.

En cuanto tuviera sus Alas del Demonio Diabólico, podría planear por el aire como si volara, por lo que para sus enemigos sería mucho más difícil enfrentarlo. Esto era evidente por la manera en la que había visto a Yan Feixia usando sus Alas de la Grulla Blanca, lo que le había permitido evadir fácilmente las flechas de las ballestas enemigas.

Y sus Alas del Demonio Diabólico sin duda alguna lo harían aún más ágil que las Alas de la Grulla Blanca. Debido a lo vastamente extraordinaria que era la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, ni siquiera Yang Qi sabía exactamente lo poderoso que sería.

Y si sumaba a eso la Égida de la Deidad Infernal para defenderse, sería casi imposible de vencer.

Eso sin siquiera mencionar que al llegar al nivel de la Manifestación de Energía también sería capaz de la telekinesis y de otras hazañas destacables. Al llegar a ese punto, cada pulgada de su cuerpo sería como un arma, su estilo de combate podría ser mucho más diverso y variado.

Este profundo bosque estaba densamente cubierto de imponentes árboles, la mayoría tenía decenas de metros de altura. El suelo del bosque estaba cubierto por una gruesa capa de hojas caídas. Y a medida que Yang Qi se adentraba, podía sentir las auras de poderosos engendros diabólicos que acechaban cerca.

No estaría a salvo ni aunque anduviera de puntillas.

Después de viajar un poco, se detuvo en la rama de un árbol para recobrar el aliento. En ese momento, pudo sentir un aroma desagradable detrás de él, y pudo sentir como una brisa en su nuca.

Al voltearse, vio que había una gigantesca víbora, más gruesa que su cintura y mirándolo con la boca bien abierta. El líquido que goteaba de sus colmillos dejaba claro que era una serpiente venenosa.

—Que tal… —dijo Yang Qi, saltó a un lado para evadir el ataque de la serpiente y aterrizó en otro árbol cercano.

Por la manea en la que sus pálidas escamas resplandecían, dejaban claro que era invulnerable a todo tipo de armas comunes. No solo eso, los ojos de la serpiente dejaban ver un rastro de inteligencia mientras miraba a Yang Qi, entonces abrió su boca y escupió una ráfaga de energía.

Era como una bala de energía tóxica del tamaño de una cabeza que salió disparada hacia Yang Qi con la velocidad de una flecha y generando un zumbido a su alrededor.

Sorprendentemente, esta serpiente estaba usando un arte energética extraña que contenía un veneno hiper tóxico. Esta enorme serpiente era un engendro demoníaco inteligente cuyas artes energéticas la colocaban más o menos en la quinta etapa.

Ya que los engendros diabólicos solían crecer a tamaños descomunales, desarrollaban todo tipo de artes energéticas únicas. La variedad de lo que eran capaces sobrepasaba a los humanos, y usualmente poseían las memorias de ancestros antiguos.

De acuerdo con las leyendas, hacía muchas generaciones, el continente entero había estado regido por demonios y diablos que mantenían a los humanos como esclavos. Esos demonios y diablos habían sido tan increíblemente poderosos que podían derribar montañas y llenar mares, y supuestamente eran los creadores originales de las artes energéticas.

Pero con el paso del tiempo, surgieron santos entre los humanos que alejaron a los demonios y diablos y abrieron el camino a la era moderna.

Sin embargo, muchas de las bestias salvajes de las montañas aún podían remontar el origen de sus linajes a tiempos primordiales, y hasta poseían memorias de una era antigua. Naturalmente, podían cultivar todo tipo de artes energéticas.

Al parecer, esta enorme víbora era un engendro demoníaco que poseía algunas de esas memorias antiguas.

—¡Bestia! —gritó Yang Qi, colocó sus manos frente a él y envió una onda de energía que destruyó completamente esa energía tóxica.

El asombro de la serpiente gigante era claramente visible en sus ojos, se daba cuenta de que este oponente en realidad estaba por encima de sus propias habilidades. En ese instante se enrolló e intentó escaparse al suelo del bosque. Sorprendentemente, era bastante inteligente, probablemente comparable a un niño de ocho o nueve años.

Sin embargo, justo cuando intentó escapar, una lanza hecha de energía verdadera la apuñaló directamente, y la mató ensartándola a un árbol en apenas un parpadeo.

Por lo general, la enorme fuerza vital de la serpiente le permitiría sobrevivir incluso si la ensartaban a un árbol. Pero la Lanza de la Deidad Infernal era demasiado fuerte y acabó con ella en un instante. Esa lanza no necesitaba veneno como el de una serpiente. Lo que contenía era la inconmensurable voluntad del infierno, una fuerza capaz de destruir el alma de todo ser vivo al que atacara, incluyendo la enorme serpiente.

Tras un momento, la energía verdadera que conformaba la Lanza de la Deidad Infernal se disipó, y la gran serpiente cayó al suelo. Yang Qi se agachó a un lado, y usó su energía verdadera para convocar una cuchilla afilada con la que empezó a despellejarla.

En apenas un rato, ya tenía el cuero de toda la serpiente.

Luego le sacó las entrañas hasta encontrar su vesícula biliar, la cual contenía una figura cristalina azul y un poco brillante que parecía una gema. Ese era justamente el núcleo demoníaco.

Cuando los engendros demoníacos llegaban a la quinta etapa de las artes energéticas, formaban de manera natural un núcleo demoníaco, el cual contenía la quintaesencia de su base de cultivo y sus artes energéticas.

Esos núcleos demoníacos se podían intercambiar en el mercado negro por píldoras de convergencia de energía, la cantidad dependía del nivel del núcleo en sí.

Esa era otra de las razones por las que las personas solían cazar bestias en las montañas; vender núcleos demoníacos era un negocio muy lucrativo. Lo mismo aplicaba a la cacería de otoño del Clan Yang, era una competencia entre los jóvenes; quien obtuviera la mayor cantidad de núcleos demoníacos sería recompensado por el clan.

La cacería de otoño usualmente traía cantidades de núcleos demoníacos con un valor medido en millones de píldoras de convergencia de energía, y también servía como un entrenamiento importante para los jóvenes y como una manera de evaluar su fuerza.

En lo que concernía a Yang Qi, conseguir algunos núcleos demoníacos no sería ningún desafío. Pero el clan ahora estaba en quiebra, así que cazar engendros demoníacos sería un gran método para ayudar a revertir la situación. Por lo general haría falta un grupo entero de jóvenes esforzándose mucho para acabar con una gran víbora como esta. Pero Yang Qi podía matarla de un solo golpe al usar el poder de su Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal.

Casi parecía como si la técnica estuviera específicamente diseñada para ser la desgracia de los engendros demoníacos.

También hacía que Yang Qi fuera capaz de cazar engendros demoníacos mucho más rápido que los expertos al nivel de un Maestro de Energía.

Después de matar a la serpiente y de recolectar su núcleo demoníaco, volvió a activar sus artes energéticas y se puso en movimiento entre los árboles.

Gracias a su sentido auditivo mejorado, también podía escuchar todo tipo de sonidos a su alrededor dentro de este bosque.

En un momento dado, su nariz se sacudió repentinamente, —Hm… parece que hay un grupo de lobos diabólicos de lomo plateado cerca. También huele a sangre.

Se bajó de un árbol y aceleró hacia un claro que había más adelante, hasta toparse con una decena de lobos que tenían un pelaje plateado brillante y que estaban haciendo pedazos varios cadáveres.

Lo inesperado era que los cadáveres eran de humanos, y muchos también tenían armaduras. También se veían varias armas dispersas en el área.

Al parecer eran aventureros como Yang Qi, pero habían caído a manos de los lobos diabólicos de lomo plateado.

Estas bestias eran mucho más peligrosas que la gran serpiente a la que se acababa de enfrentar Yang Qi. Estos viajaban en manadas, se regían bajo una jerarquía estricta, y se movían como el viento. Al alcanzar la madurez, este tipo de lobos podía desarrollar artes energéticas aterradoras, eran invulnerables a las armas convencionales.

Quien se encontrara con una manada de lobos diabólicos de lomo plateado estaría de cara a una tragedia; era peor que ofender a todo un clan aristocrático.

No solo eso, estos lobos tenían una inteligencia casi humana.

Al parecer algunos descendían de un sabio demonio muy famoso de la antigüedad, y aún contenían algunas de sus memorias en su sangre.

En cuanto Yang Qi llegó a la escena, todos los lobos diabólicos se detuvieron súbitamente y voltearon a verlo.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

12 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 1 mes

    Mmmm …. Me quedé con la duda de porque los núcleos esos se venden solo en el mercado negro….?????
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

  2. Luis Mariano

    Lector

    Nivel 13

    Luis Mariano - hace 1 mes

    gracias por el capitulo, me pregunto cuando termine este arco ¿se ira a esa escuela semi-inmortal?

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.