Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

SM – Capítulo 204

 

Capítulo 204: Complexión del Señor Soberano.

 

Yang Zhan estaba extremadamente contento, pero también profundamente tranquilo. Su espíritu combativo pulsaba debido al nivel más alto al que habían llegado sus artes marciales, y hasta su aura era varias veces más fuerte que antes.

Derrotar el espíritu de batalla de un asura había sido como participar en cien combates feroces y lo había beneficiado profundamente, tanto a sus artes marciales como a sus artes energéticas.

Yang Qi asintió. —Correcto Padre. Has absorbido la cantidad adecuada de energía vital. Un poco más y habrías acabado demonizado y convertido en un guerrero maniático. Por supuesto, podría haber purificado la maldad en ti si eso sucedía. Ahora solo debería tomarte unos meses formar los vestigios de energía verdadera y llegar a la Usurpación de Vida quinaria.

—¿Qué? —dijo Yang Zhan asombrado—. ¿La Usurpación de Vida quinaria? ¿Vestigios de energía verdadera? Imposible. Normalmente toma cien años cada ascenso al nivel de Usurpación de Vida. ¿Cómo podría lograrlo en pocos meses cuando a otros les has tomado cientos de años?

—Debido a la Pagoda del Gran Emperador, y a la carne y la sangre del asura. Ni siquiera los cuatro institutos tienen acceso a recursos como estos.

—Exactamente, —añadió Lu Wangxian—. Cómo podría alguien refinar la carne y la sangre de una entidad en la Transformación de Perpetuidad? ¿Y quién más podría usar la Pagoda del Gran Emperador? Mi padre dudaba de permitirme lidiar contigo Hermano Yang. Pero cambió de opinión al escuchar que el rector te dio la Pagoda del Gran Emperador como recompensa.

Al igual que el Pontífice de la Flama, el Señor del Templo Primavera-Otoño temía profundamente al Príncipe Heredero.

Pero las noticias sobre la Pagoda del Gran Emperador le habían hecho cambiar de opinión. Al final decidió esperar a ver qué sucedería. Además de dejar que su hijo se involucrara con Yang Qi, también le envió obsequios a Yun Hailan.

No había más opción que intentar mantenerse seguro jugando sus cartas en ambos lados.

Por supuesto, Yang Qi entendía bien la situación y no se oponía. Obviamente no tenía sentido pedirles que arriesgaran sus vidas por él.

—Muy bien, todos. Sigamos con nuestro cultivo. Asegúrense de absorber la energía vital lenta y cuidadosamente. —Yang Qi se sentó de piernas cruzadas, colocó las palmas de sus manos en el suelo frente a él, y envió su energía verdadera al Ojo de Abundancia Exuberante.

¡BOOOOOOOM!

Una gran fuerza diez veces más poderosa que la de todos los demás juntos salió disparada. En ese instante, la enorme conglomeración de carne y sangre empezó a pulsar con más violencia que nunca y enviaba corrientes de energía de sangre con apariencias de dragones hacia lo alto del cielo, allí era atrapada y filtrada por la Pagoda del Gran Emperador, luego se enviaba a Yang Qi a través del Ojo de Abundancia Exuberante.

Yang Qi pudo sentir de inmediato que este poder divino sura era decenas y decenas de veces más poderoso que las llamas suras con las que había lidiado antes.

En respuesta a eso, un gran número de partículas se agitaron en su interior. Cuarenta despertaron de golpe y proveían energía verdadera de megamamuts que parecía capaz de derribar montañas enteras.

Afortunadamente, todo sucedía dentro del a Pagoda del Gran Emperador. De haber ocurrido algo así en el exterior, los niveles de energía verdadera que recorrían el área acabarían con Fuerte Yan y acabarían con incontables personas.

Pero adentro de la pagoda, el Ojo de Abundancia Exuberante controlaba la fuerza y enviaba ondas de poder opuesto para bloquearla.

De hecho, no se filtró ni una pizca de energía verdadera, por lo que Yang Qi podía usarla toda en su cultivo.

Con cada onda de energía, Yang Qi podía sentir que su propia energía verdadera se cristalizaba y sus huesos, su carne y sangre pasaban por grandes transformaciones.

Con el poder adicional de los cuarenta megamamuts sumado a sus doscientos sesenta previos, ahora había llegado a un total de trescientas de esas antiguas bestias. Algo impresionante considerando que la trompa de apenas una de esas criaturas tenía suficiente fuerza para drenar un río y disparar el agua al aire para crear una tormenta en un área de cincuenta kilómetros. El poder de trescientas de esas criaturas definitivamente era comparable a un Legendario.

De hecho, los Legendarios ordinarios como Flama Cielomedio apenas mostrarían un tercio del poder de Yang Qi.

¡BOOOOOOOM!

A medida que ese poder surcaba el cuerpo de Yang Qi, este enviaba más de su energía verdadera hacia los símbolos mágicos de bronce que formaban el Ojo de Abundancia Exuberante. Debido a eso, la formación de hechizos se activó por completo, junto a las magias protectoras. Al mismo tiempo, la carne y la sangre de arriba enviaba más corrientes de energía verdadera color sangre hacia Yang Qi.

Con ese proceso, la energía de Yang Qi seguía fortaleciéndose, fluía por sus venas, arterias, meridianos, la región de su dantian y hasta sus huesos.

Repentinamente sentía que cada vez más partículas estaban por despertar.

Su carne, su sangre, y sus huesos se transformaban con cada momento que pasaba, y hasta sus puntos de acupuntura cambiaban junto a las divinidades nacientes que existían adentro. Todo su ser estaba experimentando unos cambios devastadores.

Era una ráfaga de poder repentina y sin precedentes. Lo que era aún más sorprendente, el duendecillo dorado en su apertura ancestral también estaba despertando.

Esta empezó a rebosar una luz dorada sin previo aviso, y una gran cantidad de texto apareció, esto era nada más y nada menos que una nueva técnica.

—«¿Qué es esto…?

En este momento, Yang Qi sentía como si su mente fuera un mar de oscuridad interminable, y justo en medio había una masa de luz resplandeciente. Al examinarla de cerca, quedaba claro que eran una infinidad de palabras, nada más y nada menos que los salones celestiales, el hogar de la legión divina.

Abajo, en el vacío oscuro e infinito había incontables planos, tantos que eran como la arena en el mar. Pulsaban con energía diabólica que parecía indicar que eran infiernos, el hogar de las hordas de diablos.

La luz y la radiancia definían a la legión divina en los Cielos.

La oscuridad y las penumbras definían a la horda de diablos en el infierno.

Los dioses y los diablos eran entidades eternas dentro del universo, y los conflictos y las guerras entre ellos nunca terminaban. El interminable espacio-tiempo. Planos interminables. Todo temblaba como si estuvieran evolucionando.

Un poder majestuoso hizo erupción repentinamente desde las profundidades de la luz y la radiancia de los salones celestiales. Esa luz se encontró con la oscuridad, y en ese momento el poder empezó a tomar forma física.

La figura era imposible de distinguir mientras era formada, pero obviamente tenía una cabeza elefantina y un cuerpo humano.

A medida que la luz y la oscuridad se involucraban la una con la otra, un poder descomunal pulsaba por doquier. Después de lo que pareció el paso de millones y millones de años, la figura se convirtió en un espíritu divino que dio un paso adelante, y todos los Cielos y la tierra volvieron al caos-primigenio, las masas de oscuridad quedaron atrapadas bajo sus pies.

Poco después, el caos de la oscuridad empezó a ceder, y la luz y la radiancia de la legión divina se alzó en superioridad.

Yang Qi repentinamente se daba cuenta de lo que sucedía. —«Ese es el cuerpo de un mamut divino. Esta es una magia para templar el cuerpo…

A medida que miraba, recibía la iluminación de parte del duendecillo dorado, una técnica que involucraba mejorar el cuerpo físico. Esta era una técnica ortodoxa usada para progresar hacia el nivel Legendario, algo absolutamente necesario para lograrlo.

Después de llegar al nivel Legendario, el cuerpo literalmente estallaba, los puntos de acupuntura, meridianos, y hasta el mar de energía volvían al caos-primigenio. Luego, a partir de la técnica del portador, el caos-primigenio se remodelaba de nuevo en un cuerpo. Por ejemplo, si se cultivaba la Espada de la Llamarada Cósmica hasta la cúspide, y luego se llegaba la primera transformación Legendaria, la Transformación de Forma y Sangre, se adquiría el Cuerpo Espada de Llamarada Solar.

Pero la técnica que el duendecillo dorado le daba estaba muy por encima del Cuerpo Espada de Llamarada Solar, tanto que ni se podría medir la diferencia.

En la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, el tipo de cuerpo de mamut divino otorgado por la legión divina era conocido como la Complexión del Señor Soberano, recibía su nombre del mismísimo regente supremo de todos los seres vivos, a quien a menudo era referido simplemente como el Señor.

La legión divina usó su propio poder y quintaesencia para crear a los mamuts divinos encargados de suprimir los infiernos y subyugar a las hordas diabólicas. Debido a eso, la luz y la radiancia alcanzaron la supremacía en el universo. La Complexión del Señor Soberano era increíblemente poderosa. EN este momento, Yang Qi no recibía más que una diminuta fracción de lo que obtendría la nivel Legión divina. Y aun así, la comprensión que recibía de esos misterios era suficiente para transformar sus meridianos y obtener los aspectos iniciales de la Complexión del Señor Soberano. Poco después, las transformaciones empezaron a extenderse en su sangre, Yang Qi podía sentir los cambios a un nivel subestructural. Unas diminutas motas de fuerza vital aparecían adentro, como personas diminutas, diablos, dioses, fantasmas, inmortales, bodhisattvas, reyes y emperadores. Estas eran las auras y poderes más grandes en la existencia.

A medida que esas diminutas entidades se propagaban, se organizaban de acuerdo a un orden perfecto y predeterminado.

Los huesos, los ligamentos, y la médula de Yang Qi vibraban mientras se conectaban mutuamente, y a medida que su sangre fluía, parecía estar viva, llena de símbolos mágicos.

¡Zas!

En ese momento, una hendidura vertical apareció en la frente de Yang Qi, algo parecido a un ojo. Era el ojo de los Cielos, abstruso, poderoso, y lleno con el poder de estrellas y planos, capaz de traer la vida o la destrucción.

A comparación de esto, el Ojo de la Ira del Príncipe Heredero no era nada.

Este ojo único estaba asociado a la Complexión del Señor Soberano, y era conocido como el Ojo del Señor.

Cuando un mamut divino abría su Ojo del Señor, hasta el dios diabólico más poderoso de las profundidades de los infiernos no se atrevería a moverse. Representaba el pasado, el presente, y el futuro del mundo, y al regente más poderoso en su existencia. Era el poder del Señor.

Cuando el Señor decía que algo existiera, jamás sería destruido.

Cuando el Señor decía que algo debía desaparecer, jamás volvería a aparecer.

Cuando el Señor tomaba le control, controlaba el universo entero.

Este ojo era un obsequio del Señor en persona, presentado a los mamuts divinos por parte de la legión divina, usado para derrotar la oscuridad, para ver a través de todos los planos y los infiernos, y para derrotar a los dioses diabólicos.

Por supuesto, a pesar de haber formado el Ojo del Señor, Yang Qi no podía desatar todo su poder. Tendría que esperar a llegar al nivel Legendario.

Cuando eso sucediera, su Complexión del Señor Soberano se consolidaría, y lo volvería casi indestructible.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.