<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 25

 

Capítulo 25: Lidiando con el Clan Chen.

 

Yang Qi envió a Chen Qing y a todo su séquito a volar con un solo movimiento de su mano. Chen Qing, uno de los jóvenes de la élite del Clan Chen, un individuo respetado y destacable, había sido derrotado fácilmente. Hasta su silla de manos había quedado destruida.

Yang Qi permaneció en su mismo sitio, se sacudió el polvo de los hombros y dijo, —Cómo te atreves a hablarme así basura. ¿El Clan Chen llama élite a escoria como tú? Me pareces completamente inútil.

En este momento, Yang Qi era el epítome de la fuerza y la dominancia.

El Clan Yang ya llevaba días en una mala posición. Debido a su estado tan débil, muchas de las otras fuerzas de Fuerte Yan habían estado haciendo todo lo posible para golpearlos mientras aún estaban débiles. Debido a eso, el trabajo de Yang Yunchong y Yang Hualong había sido mucho más difícil.

Así que Yang Qi decidió mostrar rápidamente una fuerza y dominancia tiránicas, debía darle a los demás en Fuerte Yan el mensaje de que al Clan Yang aún le quedaba vida, y que eran una potencia considerable.

Estaba completamente seguro de que lo sucedido hoy se divulgaría como el fuego por la ciudad. Y que los negocios del Clan Yang serían afectados positivamente debido a ello.

Y como era de esperarse, todos los demás en el área estaban impactados.

—¿Derrotado? ¿De verdad derrotaron a Chen Qing con un solo movimiento? Si acaso fue un movimiento, ¿o solo medio movimiento? ¿Cómo puede ser que la energía verdadera de Yang Qi sea tan fuerte? ¿Cuál es el nivel de su base de cultivo? La capacidad para herir a distancia solo se obtiene al llegar a la quinta etapa.

—Si… tampoco pude ver el nivel de su base de cultivo. Solo movió su mano, salió volando algo como una palma. Y miren lo que le pasó a Chen Qing y su séquito. El Clan Chen no va a dejar las cosas así. Chen Qing no es el único al que enviaron aquí hoy, ¿cierto?

—Bueno, yo digo que hagamos como dice el famoso dicho. Siéntate en la cumbre de la montaña y mira a los tigres luchar, entonces podrás quedarte con el botín cuando se cansen. Parece que Yang Qi no solo se recuperó, sus artes marciales también progresaron.

Aunque los jóvenes presentes estaban impresionados, seguían mirando con expresiones serias en sus rostros. Ya podían ver que Yang Qi era un oponente formidable, y sabían que podían beneficiarse al observar su conflicto con el Clan Chen.

Algunos de los sirvientes del Clan Chen estaban intentando ayudar a Chen Qing a ponerse de pie, y otros expertos del clan ya dirigían sus furiosas miradas hacia Yang Qi.

Poco después, un joven de unos veinticinco años apareció, y todos en el área se tensaron por su mera presencia.

—¿Qué pasa aquí? —dijo de manera abiertamente agresiva—. ¡Qué coraje Yang Qi! ¡Esta es una reunión organizada por la mansión del magistrado de la ciudad! ¡Cómo te atreves a causar problemas peleando tan despiadadamente aquí! Eso es un insulto para la dignidad del magistrado de la ciudad, ¡y sin duda alguna es digno de castigo!

Ese joven era aún más famoso que Chen Qing.

—Es el joven más importante del clan, Chen Miejin[i]. Supuestamente ha estado enamorado de las artes marciales desde su niñez, y hace tiempo que se lo ha declarado un genio debido a su potencial y su talento. Al parecer nunca se casó ni tiene hijos. Dicen que juró no casarse hasta llegar al nivel de un Maestro de Energía. Ya que ya está en la séptima etapa de las artes energéticas, está básicamente en el mismo nivel que Yang Honglie del Clan Yang.

Chen Miejin se veía como una imponente montaña o un estanque profundo, sus palabras eran incisivas, y su porte era del tipo que no aceptaba desafíos.

Había una pequeña sonrisa en su cara mientras hablaba, pero un destello de ansia asesina pasaba por sus ojos, y su tono era claramente agresivo. Especialmente al considerar que intentaba usar al magistrado de la ciudad como amenaza.

—¿Qué causo problemas a propósito? —respondió Yang Qi con calma—. Este Chen Qing intentó herirme con sus artes energéticas, yo solo me defendí. Si alguien está causando problemas… ese sería tu clan.

La sonrisa desapareció de los labios de Chen Miejin, y fue reemplazada por una frialdad helada. Su energía también empezó a surgir y continuó, —El Joven Chen Qing no hizo más que saludarte. ¡Tú te volviste loco y lo atacaste desprevenido! Sin embargo, estamos aquí en la mansión del magistrado de la ciudad por un banquete. ¿Por qué no esperamos a estar en la presencia del Magistrado de la Ciudad Yan antes de ofrecernos a practicar? Solo hazle kowtow a nuestro clan Chen y ofrece un obsequio de disculpas, quizás unas mil píldoras de convergencia de energía, entonces te perdonaré.

Los jóvenes presentes empezaron a hablar entre ellos al escuchar sus palabras.

—¡Oh! Quiere que haga kowtow como disculpa y ofrezca mil píldoras de convergencia de energía. ¡Esto causará un gran conflicto entre el Clan Yang y el Clan Chen! Todos saben que el Clan Yang ha quebrado por completo. Ni siquiera tienen suficientes píldoras de convergencia de energía para pagarle a sus sirvientes y guardias.

—Cierto. El otro día vi algunos cargamentos de carne y arroz dirigiéndose al Clan Yang. Están consumiendo comida de pobre. A los clanes ricos como nosotros nos basta con píldoras de convergencia de energía. Si no pueden ni permitirse las píldoras están acabados. Sus sirvientes los abandonarán pronto. Al fin y al cabo, las personas solo trabajan para los clanes ricos a cambio de las píldoras de convergencia de energía.

—El Clan Chen está siendo realmente agresivo e insultante. Pero de nuevo, el Clan Yang de verdad está en una posición fatal, es la oportunidad perfecta para patearlos en el suelo.

—¿Qué dices? —continuó Chen Miejin con sus manos en su espalda. Aunque se veía muy calmado, sus ojos ardían con ganas de matar. —Si no haces kowtow para disculparte entonces destruiré tus artes energéticas por segunda vez en tu vida. Entonces veremos si esa tía tuya del Instituto Semi-Inmortal tendrá más medicina espiritual para ayudarte.

—¿Destruir mis artes energéticas? —respondió riendo Yang Qi—. Claro. ¿Por qué no lo intentas? Es más, no solo tú. ¿Por qué no le dices al Señor de tu clan, Chen Dalei[ii] que también lo intente? Ah… pero seguro fallará.

El Señor del Clan Chen Dalei se encontraba en la cumbre del nivel de la Encarnación de Energía, y era increíblemente famoso. Ya había permanecido en su posición como señor del clan durante treinta años. Pero lo que Yang Qi acababa de decir era cierto. Después de derrotar en combate a ese simio blanco, su base de cultivo había alcanzado un punto en el que la única amenaza para él serían aquellos en el nivel de Maestro de Energía.

Por supuesto, todos los demás solo pudieron ver sus palabras como los desvaríos de un lunático. Aunque fuera aún más competente de lo que ya era, no habría manera de que se enfrentara a alguien tan poderoso. Simplemente estaba insultando directamente al señor del clan, así como a los demás expertos presentes del Clan Chen.

Palabras como esas eran suficientes para causar un gran conflicto entre los clanes Chen y Yang.

Todos en el Clan Chen empezaron a maldecirlo en voz alta.

—¡Maldita sea!

—¡Déjenlo lisiado! ¡Mátenlo! ¡Es obvio que se cansó de vivir!

—¡Qué humillación! ¡Cómo se atreve a insultar al señor de nuestro clan de ese modo! Nadie podría tomarse esa falta de respeto así nada más. Era de esperarse del Clan Yang. Yang Zhan es un animal, y lo mismo va para su hijo.

—¿Hmm? —Los ojos de Yang Qi se iluminaron y se pudieron escuchar sonidos de crujidos desde sus huesos y tendones. Pasó su mirada sobre los miembros del Clan Chen y dijo, —¿Quién fue? ¿Quién es el que dijo esas tonterías? ¿Quién insultó a mi padre? Que dé un paso adelante se inmediato y se ponga de rodillas. De lo contrario los convertiré en un clan de cadáveres. ¿Acaso los jóvenes del Clan Chen se cansaron de vivir?

—¡Tú! —dejó salir Chen Miejin casi incapaz de hablar. Su rostro se tornó aún más siniestro y helado y respondió, —Ya que claramente quieres morir Yang Qi, ¡te ayudaré! ¡Tornado del Tigre Dragón!

En ese instante apareció un tornado repleto de imágenes de tigres y dragones de viento detrás de él. Parecía que rebosaba el poder de esas bestias, y entonces hizo un movimiento con su mano frente a él.

¡Zas!

Una onda de energía llegó al instante justo frente a Yang Qi.

Tras esta se podía ver como si el aire se resquebrajara y el suelo quebrado, como si un enorme martillo estuviera desgarrando esa área. Si esa energía golpeaba a un humano probablemente lo haría pedazos.

Y poco después llegó, pero no hizo pedazos a Yang Qi, ni siquiera le dañó los huesos. Más bien fue como si golpeara alguna clase de campana y solo se escuchó un estallido sonoro que retumbó por todos lados. Yang Qi ni siquiera se movió.

—¿La Muralla de la Campana Dorada? —dijo Chen Miejin impactado.

Pero antes de poder decir más, Yang Qi llegó justo frente a él, se movió tan rápido que Chen Miejin ni siquiera tuvo manera de reaccionar.

La energía verdadera de Chen Miejin se quebró por completo, y salió volando hacia atrás con un chorro de sangre saliendo por su boca. Y mientras la Muralla de la Campana Dorada de Yang Qi se desvanecía, colocó su pie derecho sobre el abdomen de Chen Miejin, justo dónde yacía su dantian y su mar de energía.

—¿Cómo puede estar pasando esto? Estoy en la séptima etapa… —Chen Miejin se esforzaba por librarse, pero de nada le servía. El pie de Yang Qi era como de un mamut y le hacía imposible moverse.

—¿Qué tiene de especial la séptima etapa? —dijo Yang Qi fríamente—. Como dije, ni el Señor del Clan Chen Dalei podría herirme, sin mencionarte a ti. Tu Clan Chen fue el que empezó a insultarme. ¿No querías destruir mis artes energéticas? Bueno, te voy a devolver el favor. Destruiré tu mar de energía y me aseguraré de que vivas el resto de tu vida como un cualquiera.

Entonces levantó su pie bajo la mirada de todos, como listo para aplastar a Chen Miejin.

Si de verdad lo hacía realmente dejaría a Chen Miejin lisiado para siempre.

—¡Alto ahí! —gritó alguien con una voz poderosa. Entonces una figura corpulenta apareció en una gran armadura. Parecía un diablo fantasma[iii] de guerra, y era justamente el sargento mayor de la guardia del magistrado de la ciudad, Luo Hun.

Luo Hun había sido quien destruyó las artes energéticas de Yang Qi, de no ser por aquel relámpago, Yang Qi se hubiera visto forzado a pasar el resto de su vida como una persona común, en la total desgracia.

Las artes energéticas de Luo Hun y su base de cultivo estaban entre las más altas de todo Fuerte Yan; era aún más fuerte que algunos señores de clanes. También tenía un sobrenombre: El Diablo Fantasma Acorazado.

La razón era que siempre vestía esa armadura de hierro forjada al frío, fuera primavera, otoño, verano o invierno. Solo se la quitaba al bañarse, pero aparte de eso, no se la quitaba ni para dormir. Al parecer cultivaba alguna habilidad destacable que lo hacía tan feroz como un diablo fantasma.

Yang Qi ya se había dado cuenta desde antes que había estado mirando su conflicto con el Clan Chen.

Pero solo intervino finalmente en el momento más crítico.

Sin embargo, ante las palabras de Luo Hun, Yang Qi se rio fríamente y bajó su pie con fuerza. Al parecer quería que Luo Hun mirara como destruía el mar de energía de Chen Miejin incapaz de prevenirlo.

—¡Qué coraje! —gritó Luo Hun, y su rostro cambió dramáticamente al ver que Yang Qi iba a ignorarlo. Entonces las cejas de espada de Luo Hun se alzaron y sus ojos se helaron fríamente. Quien cruzara su mirada sentiría que debía apartarse si no quería sufrir un dolor agonizante. Era una habilidad que se podía obtener al nivel de la Encarnación de Energía, la Mirada Torrencial.

También dejó salir un rugido poderoso, con lo que surgió una ráfaga de viento, como si una bestia respaldada por un gran río se acercara rápidamente a Yang Qi.

 


[i] Chen Miejin. Mie significa “extinguir, exterminar”, y Jin significa “usar, agotar, terminar, acabar”.

[ii] Chen Dalei: Da significa “grande” y Lei significa “trueno, relámpago”

[iii] En chino es común combinar los caracteres de las palabras de seres mitológicos. Si quieren más información pueden revisar este video de Youtube, dónde Deathblade habla de los caracteres de inmortal, demonio, dios, diablo, fantasma. Por ejemplo, inmortal dios es simplemente un inmortal, un diablo fantasma es simplemente un diablo, etc… Sin embargo, en esta novela, voy a traducirlos de manera literal. Así que verán a Fantasmas Diabólicos, Dioses Demoniacos, etc… El autor a menudo tendrá juegos de palabras asociados a esa entidad en particular, así que creo que es importante incluir los dos caracteres en la traducción. Un ejemplo serían los diablos fantasmas, se suponen que sean diablos y fantasmas.


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

13 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 26

    Luis Rojas Valle - hace 3 meses

    Es hora de mostrarles lo mucho que se subestiman, gracias por el capítulo 😤😁👍🏽

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.