<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 27

 

Capítulo 27: Hostilidad del Magistrado de la Ciudad.

 

—«Qué lástima» —Pensó Yang Qi. Ahora que Yan Feixia estaba aquí, sabía bien que no podría seguir peleando contra Luo Hun.

Aunque eso también era algo bueno. Si mataba a Luo Hun, entonces provocaría la ira del magistrado de la ciudad, y podría forzar al Clan Yang a ir a la guerra contra el Clan Yan.

Y no había ni que mencionar que el Clan Yang no estaba realmente listo para algo así. El magistrado de la ciudad y el Clan Yan en sí habían pasado generaciones acumulando su poder, y el Clan Yang no estaba ni cerca de poder reunir una fuerza capaz de hacerles frente. El linaje de Yang Zhan no estaba en una posición capaz de conseguir la victoria contra el Clan Yan.

Yang Qi empezó a pensar en otros planes de inmediato. —«Solo espera a que mi base de cultivo avance un poco más. Cuando llegue al nivel de la Encarnación de Energía ya no habrá nada de qué preocuparse. Sin duda alguna podré destruir a cualquier oponente, incluso a un Maestro de Energía. Lo mejor por ahora será mantener la relación con el Clan Yan. Tomando en cuenta que salvé a Yan Feixia, lo más probable es que el magistrado de la ciudad no actúe por ahora contra el Clan Yang.»

Desde que empezó a cultivar la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, había empezado a pensar las cosas con más claridad y a ser más flexible.

—Déjeme explicar Señorita, —empezó Luo Hun mientras bajaba la cabeza. —Yang Qi ha dejado lisiado a uno de los jóvenes de otro clan aristocrático. Esto es una mancha para la reputación de todo Fuerte Yan, así que me tomé la libertad de darle una lección.

Yan Feixia permaneció en silencio mientras pensaba por un momento, entonces respondió. —Muy bien. Ya el asunto está acabado. Puedes retirarte Luo Hun. Este es un problema entre los Clanes Chen y Yang, así que la mansión del magistrado de la ciudad no tiene por qué involucrarse. ¿Entendido?

—Si Señorita, —dijo Luo Hun. Quien comprendió al instante lo que pensaba. Un conflicto entre los Clanes Yang y Chen los debilitaría a ambos, lo que fortalecería el control del Clan Yan sobre Fuerte Yan.

—«Bueno, sin duda alguna es discípula del estimado Instituto del Dragón Verdadero,» —pensó Yang Qi mientras asentía con admiración—. «De ahora en adelante no debería subestimar a Yan Feixia.»

Aunque le había salvado la vida, los intereses del clan estaban por encima de eso, tanto para el Clan Yan como para el Clan Yang. Era normal que hiciera todo lo posible por los intereses de su familia. Estaba claro que los discípulos del venerable Instituto del Dragón Verdadero no podían tomarse a la ligera.

Era obvio que el hecho de que Yang Qi hubiera dejado lisiados a algunos de los jóvenes de élite del Clan Chen sería reportado con rapidez, y seguramente estallaría un conflicto abierto entre los dos clanes.

—Muy bien, —dijo Yan Feixia—. El hecho de que hubiera un conflicto el día de nuestro banquete parece indicar que la mansión del magistrado de la ciudad no está siendo un buen anfitrión. Adelante por favor. —ondeó su mano y continuó—, Luo Hun, escolta a estos miembros del Clan Chen de regreso a su hogar

—Si madame, —Luo Hun le dirigió una mirada particular a Yang Qi antes de irse, con un resplandor de sed de sangre en sus ojos mientras se lamía los labios. Luego se llevó a un grupo de guardias de la ciudad a escoltar a las personas del Clan Chen.

Los demás jóvenes importantes entraron a la mansión.

Yan Feixia esperó a Yan Feixia y entonces empezó a caminar a su lado, —Hermano Yang, parece que tu base de cultivo sigue ascendiendo sin parar. ¡Felicitaciones!

Aunque no lo demostraba, estaba muy sorprendida por lo que acababa de suceder. Aunque ya había sido increíble que Yang Qi en la sexta etapa derrotara al hombre de negro en la séptima, el hecho de que procediera a hacerle frente a Luo Hun quien estaba en la octava etapa demostraba aún más lo mucho que había avanzado. Parecía que alguien al nivel de un Usurpador de Vida tenía que estarlo ayudando.

Yang Qi solo movió su mano como si nada ante sus felicitaciones. —Ah, no es nada especial. ¿Qué tiene de asombroso un ascenso ocasional? Señorita Yan, ¿logró descubrir la verdad sobre quienes estaban tras el incidente con el Templo de Peste Sombría? Resulta que algunos de los miembros de mi Clan Yang también fueron atacados. Parece que están trabajando junto al Clan Chen, lo que me hace preguntarme si planean derrocar al Clan Yan de su posición como líderes de Fuerte Yan.

—¿El Templo de Peste Sombría? ¿Junto al Clan Chen? ¿Estás seguro? —Los ojos de Yan Feixia titilaron por un momento, pero luego volvieron a la normalidad. Asintió y continuó, —Bueno, definitivamente tengo que reportarle el asunto a mi padre para que se investigue más. Al fin y al cabo, es él quien supervisa los asuntos en Fuerte Yan, no yo. Yo volveré al Instituto del Dragón Verdadero pronto para continuar con mis estudios.

—«Esta Yan Feixia no es una chica simple,» —pensó Yang Qi con una pequeña sonrisa en el rostro. Aunque el Clan Chen estuviera trabajando con el Templo de Peste Sombría, el Clan Yan y la mansión del magistrado de la ciudad probablemente no harían nada al respecto. Esperarían a que los Clanes Yang y Chen se enfrentaran. Una vez que se aclarara el humo, el Clan Yan tendría la justificación perfecta pare recoger lo que quedara de ambos clanes y absorber sus riquezas y poder.

En este momento, muchos magistrados de ciudades a lo largo y ancho del Continente Abundancia Exuberante estaban intentando establecer sus propias naciones. Un ejemplo era Yun de Mar, la cual ya se había convertido en el Estado de Yun. Era obvio que Yang Qi se preguntaba si Yan Gufeng tenía planes similares. Si Fuerte Yan se convertía en el Estado de Yan, entonces el Clan Yan sería su familia real.

Luego sonrió y se olvidó del asunto del Clan Chen.

Los jóvenes talentosos de los demás clanes aristocráticos se dieron cuenta de que Yang Qi y Yan Feixia charlaban como si fueran viejos amigos. Eso sumado a la muestra de poderío que este acababa de demostrar solo sirvió para reforzar el hecho de que probablemente no serían más que extras durante este banquete y poco más. Esto no solo les hizo suspirar por dentro, pero ya que la mayoría de ellos tenía sus ambiciones, los celos por Yang Qi en sus corazones solo se fortalecieron.

Llegaron al salón del banquete después de poco tiempo, y estaba repleto de actividad. Había hermosas mujeres por todos lados danzando y cantando, y se servían exquisiteces.

El regente supremo de Fuerte Yan, Yan Gufeng, estaba sentado alto y erguido al frente de la recámara, se veía como un emperador que inspeccionaba a los oficiales de su corte a medida que los jóvenes entraban.

Quienquiera que fuera tocado por esa mirada, sin importar lo arrogante o genio que fuera, se veía forzado a bajar su cabeza de manera sumisa.

Ver tales reacciones hizo que Yan Gufeng asintiera con satisfacción. Pero luego alcanzó a ver a Yang Qi, y su penetrante mirada se dirigió a él en un intento de analizar como fluía su energía verdadera.

Yang Qi se estremeció, alzó la mirada y se topó con la de Yan Gufeng.

Se sintió como si el brillo del sol y la luna cursaran dolorosamente por sus meridianos, y una inmensa presión se cernió sobre él, tanto psicológicamente como en sus artes energéticas.

—«Oculto por el infierno, tan críptico como los Manantiales Amarillos…» —murmuró consigo mismo.

La Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal se activó al instante, lo que hacía que Yan Gufeng solo pudiera ver un vacío en el interior de Yang Qi. No tenía manera alguna de percibir el flujo de la energía verdadera en su interior.

—¡Hmph!

Yang Qi escuchó repentinamente un bufido explosivo en su cabeza que le estremeció la mente. Era Yan Gufeng, y la hostilidad en ese sonido no podía ser más evidente.

Yang Qi podía ver que su demostración de fuerza afuera de las puertas había provocado una respuesta rencorosa de parte de Yan Gufeng.

Sin embargo, pretendió no darse cuenta y simplemente dejó que Yan Gufeng se quedara mirándolo. Hasta colocó una sonrisa descuidada en su rostro.

Así pasó un momento, y entonces Yan Gufeng apartó la mirada. Observó a su alrededor a los jóvenes de élite y ondeó su mano de manera dramática. —Saludos a todos.

—Saludos exaltado Magistrado de la Ciudad… —respondieron al unísono.

Todos los jóvenes podían sentir el poder que ondulaba desde su persona, el poder de la novena etapa de las artes energéticas, el de un Maestro de Energía.

Cada palabra y acción de su parte podía influenciar los corazones y mentes de otros, y un solo movimiento de su mano dejaba claro que era el líder de muchos hombres, un experto que había practicado su cultivo hasta la cumbre del nivel de las artes energéticas.

—«El nivel de un Maestro de Energía es increíble,» —pensó Yang Qi—. «Pero después de eso está el nivel de un Usurpador de Vida. ¿Me pregunto qué tan aterrador será eso? Supuestamente hay niveles aún más altos después de la Usurpación de vida. ¿Me pregunto cómo serán?» —En ese momento en el que experimentó la mirada de Yan Gufeng y sintió su hostilidad también pudo sentir lo profundas que eran sus artes energéticas y su base de cultivo.

Yang Qi podía derrotar en combate a expertos en la octava etapa. Pero la novena, el nivel de un Maestro de Energía, era de una profundidad comparable al océano. El nivel era completamente distinto a la octava etapa.

Esos eran los verdaderos grandes maestros de las artes energéticas.

—Este banquete está tomando lugar para evaluar personalmente a los prodigios de Fuerte Yan. No hay razón para que se contengan en la competencia que está por venir. —Los ojos de Yan Gufeng una vez más se dirigieron a Yang Qi mientras miraba a la multitud. A estas alturas, no había ni manera de que no se diera cuenta de lo asombroso que era Yang Qi, y que ninguno de los demás jóvenes eran rivales para él.

Había estado anticipando la competencia de artes marciales. Pero ahora su interés se había disipado por completo.

—Feixia, debo atender algunos asuntos. Tú encárgate del banquete. —Dicho eso, Yan Gufeng se puso de pie y se fue.

Los jóvenes de élite reunidos se pusieron de pie y respondieron. —Cuídese Magistrado de la Ciudad.

Cada uno de ellos se sentía vacío por dentro. Yang Qi se había robado el espectáculo antes de que el banquete siquiera empezara. No podía haber algo más deprimente que ser relegado al segundo plano.

Algunos de los jóvenes más desanimados solo se quedaron sentados unos minutos antes de simplemente despedirse de Yan Feixia y retirarse.

Yang Qi permaneció sentado observando fríamente.

Yan Feixia tampoco mostró ninguna reacción. Después de que los jóvenes empezaron a retirarse uno tras otro, el ambiente en salón del banquete se volvió de todo menos animado.

Llegado cierto punto, Yan Feixia levantó repentinamente su copa hacia Yang Qi para brindar. —Hermano Yang Qi, parece que realmente te has robado el espectáculo. Al irse, los demás jóvenes de Fuerte Yan admiten que no pueden luchar contra ti. Dentro de poco serás conocido como el prodigio más importante en Fuerte Yan.

—Fuerte Yan no es más que un lugar diminuto, —respondió—, no es gran cosa. No soy más que un sapo al fondo de un pozo que no ha visto el amplio mundo. Señorita Yan, usted estudia en el Instituto del Dragón Verdadero, uno de los lugares de aprendizaje más importantes en todo el Continente Abundancia Exuberante. ¿Qué tipo de genios ha visto allí? Quizás pueda ayudarme a entender un poco mejor el mundo.

Yang Qi rechazaba sus elogios, pero al mismo tiempo buscaba información.

—Uhm. Bueno hay algunos genios a tu nivel en el Instituto del Dragón Verdadero. Después de todo, el instituto produce individuos espectaculares, capaces de dominar el mundo y a todos en él. Si tienes la oportunidad Hermano Yang Qi, deberías ir allí y ver si hay lugar para ti.

Yan Feixia no podía ocultar el orgullo que sentía con respecto al Instituto del Dragón Verdadero, algo típico entre sus estudiantes.

Justo cuando Yang Qi estaba pro preguntarle más cosas sobre el lugar, un viejo entró de prisa… este era nada más y nada menos que el mayordomo del Clan Yang.

—Tercer Joven Maestro, ha ocurrido algo terrible. El Clan Chen ha juntado un ejército de expertos y en este momento se dirigen a la mansión del Clan Yang. Los otros dos Jóvenes Maestros no podrán retenerlos. Su padre está en un momento crítico de su cultivo. ¡Tiene que volver a ayudar a coordinar la defensa!

—¿Qué? —dijo Yang Qi mientras se ponía de pie—. ¿El Clan Chen ya está actuando? Sí que se toman los asuntos del clan seriamente. —Luego juntó sus manos hacia Yan Feixia y dijo, —Hay una situación importante en mi clan, así que me temo que no podré seguirla acompañando. Ya me retiro.

—Buena suerte, Hermano Yang, —dijo Yan Feixia con una pequeña sonrisa en el rostro.

¡SWISH!

Yang Qi se desvaneció.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

10 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 27

    Luis Rojas Valle - hace 3 meses

    Se vienen lo bueno jaja no son nada más que piedra de pulir para Yang Qi 😈👍🏽

  2. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 23

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    Bueno llegaron más rápido de lo pensado…..hora de matar algunos insectos que están en el camino….

  3. kalexama

    Lector

    Nivel 1

    kalexama - hace 2 meses

    Yan Feixia esperó a Yan Feixia-esta mal esta parte, sería bueno arreglarlo

  4. Adrian Garcia

    Lector

    Nivel 44

    Adrian Garcia - hace 2 semanas

    ains… que pena que no sirvan siquiera para pulir un poco de lo insignificantes que son…

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.