<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 3

 

Capítulo 3: La Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal.

 

—«Fallar para triunfar, romper para fundar. Inigualable bajo los Cielos…»

El duendecillo dorado en la frente de Yang Qi seguía repitiendo las mismas palabras una y otra vez. Y mientras lo hacía, Yang Qi se esforzaba por comunicarse con él, pero no recibía más respuesta que las mismas palabras.

El duendecillo había llegado a él a través de esos relámpagos, casi como alguna especie de dios o espíritu, y lo llenaba con una sensación de misterio y grandeza indescriptibles.

Era como tener a su lado a un maestro todo poderoso y casi invencible todo el tiempo.

Ya una vez había visto personalmente al magistrado de la ciudad de Fuerte Yan, quien había cultivado las artes energéticas hasta la novena etapa, el nivel de un Maestro de Energía. El magistrado de la ciudad era un hombre con una autoridad e influencia increíbles, sin embargo, el poder que Yang Qi sentía en el duendecillo dorado sobrepasaba incluso eso.

Mientras intentaba conectarse al duendecillo, un montón de símbolos textuales salieron repentinamente de este, acompañados de imágenes físicas. Estas estaban siendo vertidas directamente al mar de consciencia de Yang Qi, y se revelaron como una técnica de artes energéticas.

La Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal

—«Usa la energía para convocar a dios, quien luego se convierte en un mamut; cada acción y movimiento de uno tendrá el poder de un megamamut; formado a partir de ochocientas cuarenta millones de partículas, el hogar de ese poder; si todas las partículas despiertan, uno podrá ser como un mamut divino, capaz de volcar mares y ríos, derribar las estrellas del cielo, devorar soles y lunas… con tan solo pensarlo…»

Que el texto apareciera repentinamente en su mente sorprendió tanto a Yang Qi que casi se para de un brinco.

—¿Qué técnica es esta? Está en un nivel completamente distinto a las artes energéticas que cultivamos en nuestro Clan Yang. Debe estar millones de veces por encima de las nuestras…

La verdad era que las artes energéticas que el Clan Yang practicaba se consideraban bastante avanzadas en el área. El padre de Yang Qi; Yang Zhan, ya había llegado a la octava etapa, el nivel de la Encarnación de Energía, y era conocido como uno de los maestros más importantes en Fuerte Yan, el único encima de él era el magistrado de la ciudad.

—«¿Mamuts divinos?» —pensó Yang Qi—. «Mamuts divinos… De acuerdo a los rumores, existe otro territorio muy lejos… al oeste del Continente Abundancia Exuberante, con un clima muy caliente. Supuestamente, allí veneran a los elefantes y mamuts como dioses. Incluso he oído historias de que hay un lugar al oeste con un infierno interminable y las personas usan a los mamuts divinos para suprimirlo y aplastarlo. Quizás la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal sea alguna gran técnica del oeste.»

La verdad era que Yang Qi no era ningún niño rico hedonista. En realidad, era uno de los jóvenes más capaces de su generación. Su base de cultivo siempre había sido bastante buena, tanto que estaba al borde del nivel de Erupción de Energía, ya casi era capaz de usar el Puño Divino de Cien Pasos. Lamentablemente, su juicio se había visto nublado por el amor, y terminó en su estado actual debido al engaño de Yun Hailan.

Pero por lo general, era bastante inteligente y bien informado.

Por tanto, pudo darse cuenta de inmediato de que la técnica que el duendecillo dorado le había impartido era extraordinaria. La mayoría de las artes energéticas involucraban circular la energía y reunirla dentro de los meridianos. Sin embargo, esta Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal era distinta. Veía el cuerpo como algo compuesto por ochocientas cuarenta millones de partículas diminutas, cada una de ellas era un megamamut durmiente. Cuando todo ese poder era despertado y combinado, sería suficiente para arrancar las estrellas del cielo.

—«Mamut Divino Supresor Infernal,» —pensó Yang Qi—, «Parece que los mamuts divinos son tan poderosos que pueden aplastar y suprimir un infierno interminable. ¿Qué nivel de poder es ese? Supongo que he terminado sacando provecho de este desastre mío. Obtuve una habilidad increíble con potencial para llevarme mucho más allá de mi nivel anterior. De verdad es un caso de fallar para triunfar, romper para fundar. Inigualable bajo los cielos…»

Y sin dudar más, empezó a cultivar de acuerdo a los métodos de la técnica.

Mientras lo hacía, incontables hebras de energía vital empezaron a circular a través de su cuerpo, y estas hicieron que el mamut de relámpagos dentro de la región de su dantian se agitara por la emoción. Una energía vital empezó a salir de allí, haciéndole reducir su tamaño lentamente. En tanto, esa energía entraba al cuerpo carnal de Yang Qi y empezaba a transformarlo.

Mientras Yang Qi permanecía allí sentado con sus ojos cerrados, podía sentir como su cuerpo cambiaba, y podía escuchar sonidos como de crujidos. Todos sus meridianos dañados estaban siendo reparados lentamente, así como su mar de energía. De hecho, conforme el proceso continuaba, se hacían más fuertes que antes.

Por lo general, la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal era una técnica de nivel supremo increíblemente difícil de cultivar. Hasta personas inusualmente inteligentes con talentos innatos espléndidos serían incapaces de lograrlo sin algún tipo de iluminación externa. Sin embargo, tras ser golpeado por los relámpagos, Yang Qi había recibido un mamut de relámpagos en su interior, y cada vez que circulaba su energía, parte de ella era absorbida por esta entidad. Gracias a eso, su cultivo ahora era mucho, mucho más rápido que el de una persona normal. Un día de cultivo para él serían como diez años de esfuerzo para otros.

Con el paso del tiempo, Yang Qi pudo sentir el poder que se acumulaba en su interior, y sentía como sus artes energéticas eran restauradas. Mientras avanzaba a pasos agigantados, su mente empezó a dar vueltas, activa con teorías del por qué sucedía todo esto.

—Las personas dicen que los más grandes expertos pueden provocar reacciones de los Cielos durante su cultivo. A veces incluso caen relámpagos contra ellos. Será que algún gran experto fue atacado por los relámpagos, se convirtió en un duendecillo dorado, ¿y luego cayó sobre mi junto a los relámpagos para residir en mi frente? ¿Será que el mamut de relámpagos es una representación de su energía vital y sus artes energéticas?

El duendecillo parecía existir en un estado entre físico y algo formado por energía vital. Era casi como un espíritu o un dios, y era algo que Yang Qi no podía controlar. Después de impartirle la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, se quedó en silencio e inmóvil, casi como si estuviera en un estado de hibernación y recuperación.

Intentó comunicarse con él varias veces más, pero no consiguió ninguna respuesta aún después de múltiples intentos.

Entonces Yang Qi decidió concentrarse por completo en dominar la nueva arte energética que se le había otorgado, y absorber así al mamut de relámpagos.

El poder del mamut de relámpagos era aterrador, de hecho, Yang Qi no tenía la menor idea de cómo sería su base de cultivo si lo lograba absorber todo.

Llegado a cierto punto durante la meditación de Yang Qi, la chica sirviente de afuera despertó y volteó con sorpresa a verlo.

—¿Está despierto Joven Maestro?

Apenas el día de ayer, había estado medio muerto y sin aliento. Pero ahora, a pesar de que aún se lo veía envuelto en todo tipo de vendajes, parecía estar animado y lleno de energía.

—¿Qué sucede Pequeña Yan? —respondió Yang Qi con calma—. No te preocupes, ¡aún no estoy muerto!

—Joven Maestro, su padre ordenó que fuera a verlo tan pronto fuera posible apenas despertara. —La Pequeña Yan apenas tenía doce años, y era una niña tan encantadora y dulce como se pudiera uno imaginar. Llevaba mucho tiempo sirviendo a Yang Qi, y siempre lo había considerado una buena persona. Al fin y al cabo, nunca se había metido con ella del mismo modo en el que la mayoría de los jóvenes maestros se metían con sus sirvientes. También era uno de los jóvenes más talentosos en Fuerte Yan. Pero ahora acababa de sufrir una gran calamidad, y había llevado al clan al borde de la bancarrota. Él mismo había acabado como lisiado.

—Muy bien, iré a ver a mi padre. —Yang Qi se puso de pie, justo para descubrir que el dolor que lo había abrumado hasta ahora ya se había esfumado en su mayor parte. Todo lo contrario, sentía como si rebosara poder. Aún así, intentó hacerse ver tan débil como si apenas pudiera mantenerse erguido.

—Joven Maestro, —dijo la Pequeña Yan claramente preocupada—, escuché que ha perdido sus artes energéticas… si se siente débil, por qué no…

—No te preocupes Pequeña Yan. ¿Desde cuándo dejo que las personas se metan conmigo así nada más? Aquellos que me han herido serán castigados, y el clan volverá a recuperar su vitalidad…

La Pequeña Yan asintió con vigor y respondió, —Muy bien, le creo Joven Maestro.

A medida que Yang Qi avanzaba a través de los corredores laberínticos del Clan Yang, podía escuchar lo que los demás susurraban sobre él. La mayoría lo maldecían por actuar como un niño rico caprichoso y hedonista que acababa de traer ruina a su propio clan.

Tales charlas no le molestaban. Si realmente hubiera perdido sus artes marciales, sin posibilidades de recuperarse, seguramente habría caído en la desesperanza. Pero ahora que podía cultivar la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, tenía esperanza de restaurar sus artes marciales. Lo que era aún mejor, su progreso tendría una velocidad increíble y sería aún más poderoso que antes.

Ahora, lo que tenía era esperanza y anticipación. La idea de cultivar la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal hasta la cumbre llenaba su mente, por eso podía andar con la cabeza en alto, con plena confianza de que podría limpiar su nombre y restaurar la gloria y el honor de su clan.

Después de llegar al salón oficial de los negocios, pudo ver que su padre estaba allí de pie, tan alto y erguido como una montaña

Se le acercó, se puso de rodillas de inmediato y le dijo, —Padre, he sido un mal hijo y le he traído grandes problemas al clan. No sea blando con mi castigo por favor…

En el rostro de Yang Zhan apareció una sonrisa cuando vio que su hijo se encontraba en buen estado de ánimo y no se veía en lo absoluto abatido. —¿Qué haces aquí tan pronto? ¿Ya te recuperaste de tus heridas? Ya sé lo sucedido tras la historia de esa Píldora del Dragón Latente. La robaste para Yun Hailan, princesa de Yun de Mar, ¿verdad? Ya lleva un tiempo atascada en su cultivo y quería esa píldora para avanzar, con la esperanza de convertirse en discípula del Instituto Semi-Inmortal. No te puedo culpar por eso hijo. ¿Qué joven no comete alguna estupidez por amor alguna vez? De hecho, espero que esta experiencia te ayude a crecer un poco. De cualquier modo, te ayudaré a lidiar con las consecuencias, y sin importar lo que ocurra, haré mi mayor esfuerzo para ayudarte a recuperarte apropiadamente. Tu madre nos dejó cuando aún eras tan joven y tu éxito al cultivar hasta ahora ha sido el resultado de tu propio esfuerzo. Puede que hayas causado un desastre hoy debido al amor, pero sin importar cuantos amenacen con herirte o matarte por ello, yo lo comprendo.

El corazón de Yang Qi se llenó de calidez y le respondió, —Solo vea padre, le haré sentirse orgulloso y definitivamente restauraré la gloria del clan.

Yang Zhan asintió, —Muy bien. Tu hermano mayor y tu segundo hermano ya recibieron noticias de lo sucedido y vienen de regreso a verte. También le envié una carta a tu tía para explicarle. Hace diez años que partió, pero sé qué hará todo lo posible para ayudarnos a pasar esta crisis. No te preocupes. Concéntrate en recuperarte y cuando todo haya pasado, te ayudaré a restaurar tu mar de energía.

Yang Qi se puso de pie, retrocedió varios pasos y luego juntó sus manos.

—«Seguro que padre estaría feliz de saber sobre mi enorme progreso en el cultivo,» —pensó—. «Pero creo que no debería revelar el asunto de la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal. Seguro habría un baño de sangre si esto se supiera, y podría herir la posición de padre en el clan.»

Yang Qi no era ningún tonto, y sin duda alguna no era el niño rico típico. Aunque había actuado con la impulsividad, vigor e ingenuidad juveniles debido a Yun Hailan, había aprendido su lección. El incidente ya había enfriado su corazón y lo había ayudado a alcanzar un nuevo nivel de madurez y calma.

Más tarde esa misma noche, en un cielo absolutamente claro que dejaba ver la radiante luna sobre ellos.

Yang Qi se encontraba solo en la cima de una pequeña montaña, cultivaba en calma. Pasaba de una postura a otra, estaba practicando los movimientos que conformaban la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal.

Sus movimientos eran elegantes y sencillos, como el agua que fluía por un río, ocasionalmente ocasionaban algún retumbar desde su cuerpo. Sus músculos eran tan firmes como el hierro, y bajo la luz de la luna, su aura se veía como un jade suave. Tampoco parecía haber ninguna indicación de que acabara de ser golpeado por un rayo.

De hecho, al verlo de cerca, su aura se veía como un mamut intrépido y furioso.

¡BUM!

Mientras practicaba puños y patadas, el sonido de golpes explosivos llenaba el aire a su alrededor.

El viento daba vueltas a su alrededor y se elevaba por el aire hasta formar un vórtice que daba vueltas en el área, y él era el centro.

—¡Puño Divino de Cien Pasos! —rugió. Sus artes energéticas se avivaron y proyectaron una fuerza desde su interior que hizo que un grueso árbol a cien pasos de distancia de él terminara quebrado por la mitad, las hojas salieron volando por todos lados.

—Desatar la arte energética de manera externa con una fuerza explosiva. El Puño Divino de Cien Pasos puede romper árboles y destruir grandes rocas… —En este momento, Yang Qi sabía sin duda alguna que había llegado a ese nivel más alto que llevaba tiempo buscando.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

17 Comentarios Comentar

  1. Futurosaya

    Lector

    Nivel 7

    Futurosaya - hace 2 semanas

    Creo que he visto mucho emperor´s domination
    el titulo me recordo al fisico inmortal supresor del infierno

  2. jlca

    Lector

    Nivel 3

    jlca - hace 2 semanas

    Ste men, le dieron una habitacion del tiempo portatil con ese “1 dia de cultivo de el es equivalente a 10 años para otros”.

  3. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 16

    Tadeo_MTZ - hace 2 semanas

    No fue un poco exagerado eso de 1 día/10 años???.
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

  4. Bjorn

    Lector

    Nivel 1

    Bjorn - hace 2 semanas

    Para, para, autor, ya entendí que Qi es buena onda y para nada boludazo como aparentó en el primer cap.

    Pequeña Yan… Mmm… No sé, yo la marcara con tiza; algún día dejará de ser Pequeña.

  5. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 8

    Luis Rojas Valle - hace 2 semanas

    Como en todas las novelas esos primeros 9 niveles energéticos apenas debe de ser el comienzo del camino del cultivo, imagino que sería algo así como los niveles de condensación de qi como deben de saber compañeros cultivadores el dao es interminable 🙏

  6. Klo

    Lector

    Nivel 12

    Klo - hace 2 semanas

    osea que en en pocos días entrenando… Es como si hubiese estado miles de años xD

  7. Mistral

    Editor

    Nivel 1

    Mistral - hace 2 semanas

    No no no, el inutil de tu hijo casi lleva a la quiebra al clan, hizo que le destrozaran el cultivo y probablemente le cause problemas a tu hermana adoptiva. Se supone que lo reprendes como dios manda, ¡no lo solapas!

    ¿Error juvenil? Llegar borracho a casa es error juvenil, romperte una pierna por andar corriendo en las montañas es error juvenil… esto casi deja a todo un clan en la ruina.

    Señor guardia del magistrado, porfavor vuelva a darle una paliza por que este cabeza de aire aun no ha aprendido la leccion.

    1. Rein

      Lector

      Nivel 1

      Rein - hace 2 días

      Me quitaste las palabras de la boca, de ser yo hubiera puesto al menos veinte azotes en público para que se le quitará lo idiota y se le bajará la calentura. Y estoy siendo amable.

  8. Fortuine

    Lector

    Nivel 10

    Fortuine - hace 1 semana

    10 años de esfuerzo para los demas él solo ocupa 1 dia para lograr lo mismo xD
    Gracias por el capítulo

  9. MaxNight

    Lector

    Nivel 2

    MaxNight - hace 1 día

    Creo que el autor se pasó un poco con lo de “un día de cultivo equivale a diez años de cultivo para otros”

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.