<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 33

 

Capítulo 33. Discípulos del Templo de Primavera y Otoño.

 

Estas cinco personas eran discípulos del Templo de Primavera y Otoño y poseían artes energéticas profundas. La estimación inicial de Yang Qi era que estaban todos en la octava etapa, y ya eran capaces de usar la Encarnación de Energía. En ese caso, serían más o menos equivalentes al señor de uno de los clanes ricos y poderosos de Fuerte Yan.

Pero considerando que provenían del majestuoso Templo de Primavera y Otoño, aunque su base de cultivo estuviera al mismo nivel que el de un señor de un clan, sin duda alguna serían mucho más peligrosos.

Era similar a Yang Qi, quien a pesar de esta en la séptima etapa, podía derrotar a casi una decena de expertos en la octava etapa. Solo un Maestro de Energía podría derrotarlo en combate.

Por su parte, estos cinco estaban respaldados por una secta poderosa, y sentían que podían hacer básicamente lo que quisieran. Pero Yang Qi de ningún modo aceptaría eso. Había venido a apoderarse de la riqueza del Clan Chen y a reclutar a su gente para servirles. No le importaba lo impresionante que fuera esa secta; mataría a estos cinco discípulos de ser necesario para mantener lo que era suyo.

Cuando el joven de la espada sintió la ráfaga de aire que precedía al puñetazo y se dio cuenta de que Yang Qi realmente lo estaba atacando, su corazón se llenó de una ira asesina. —¡Pueblerino de mierda! ¡Cómo te atreves a insultar al Templo de Primavera y Otoño de esta manera! Quizás hayas acabado con el Clan Chen hoy, ¡pero mañana será tu turno!

Su espada empezó a danzar como una serpiente, y envió su luz de espada a dar vueltas por el aire, también se escuchaba un sonido como el del agua congelándose y luego quebrándose. El suelo cercano hasta empezó a llenarse de escarcha.

¡Escarcha del Otoño Cubre la Tierra!

Esta era un arte energética de clase real proveniente del Templo de Primavera y Otoño, se llamaba la Esgrima de las Cuatro Estaciones, y podía convocar el poder de la primavera, el verano, el otoño y el invierno para acabar con cualquier ser vivo. Al usarlo en combate, era como si el poder de la naturaleza misma entrara en escena, como si se usaran los elementos más primordiales de los Cielos y la tierra como un arte marcial.

La ráfaga de aire causada por el puñetazo se deshizo al instante debido a la luz de espada que se movía como una serpiente, y entonces procedió hacia el estómago de Yang Qi.

—«¡Las disciplinas marciales del Templo de Primavera y Otoño son extraordinarias!» —pensó sorprendido. Desde su punto de vista, se sentía como si la transición del otoño al invierno fuera algo que existía en un nivel más alto que su Puño del Rey Invencible. Y la verdad era que solo las artes energéticas de clase real podían evocar fenómenos meteorológicos o astronómicos.

Su puño golpeó la espada de luz brillante en apenas un parpadeo.

La espada atravesó su piel, pero la membrana que existía debajo la detuvo.

Sin embargo, por algún motivo, la energía de espada entró a sus meridianos de todos modos y estaba repleta con la sensación de la escarcha del otoño y la nieve del invierno.

El joven que blandía la espada vio todo esto y se quedó mirando como una capa de escarcha empezaba a cubrir de inmediato a Yang Qi, y la energía glacial empezaba a acumularse como nubes sobre su cabeza. Poco después empezaron a caer copos de nieve, hasta que Yang Qi se veía casi como una escultura de hielo.

—Hermano Mayor, —dijo una de las jóvenes—, ¡has llevado ya dos técnicas de la Esgrima de las Cuatro Estaciones hasta la perfección! Ya has dominado por completo el otoño y el invierno. Si logras desatar la lluvia de la primavera y los relámpagos del verano podrás ascender al nivel de un Maestro de Energía. Si usas un arte energético de clase real para convertirte en un Maestro de Energía serás mucho más poderoso que cualquiera de estos pueblerinos Maestros de Energía.

—Cierto, —añadió otro de los discípulos—. Solo hay dos Maestros de Energía en todo Fuerte Yan. Uno es Yan Gufeng, pero su base de cultivo solo puede considerarse promedio como mucho. El otro es Yang Zhan, y es aún peor. Un verdadero idiota.

—Mata al hijo de Yang Zhan, entonces nos encargaremos de él. ¿Cómo se atreve a insultar al Templo de Primavera y Otoño de este modo? ¿Cómo podrían tener las agallas para comportarse de manera tan deplorable? Ya que Clan Yang tiene un hijo como este, no cabe duda de que merecen ser exterminados.

La arrogancia de estos cinco discípulos estaba clara.

—«Esta Esgrima de las Cuatro Estaciones es bastante asombrosa,» —pensó Yang Qi— «Afortunadamente, ya he templado mi cuerpo absorbiendo el mamut de relámpagos.»

No se sentía tan incómodo al estar cubierto de hielo, de hecho, pudo haber neutralizado la energía de la espada desde el principio. Pero cambió de opinión a último segundo y permitió que la energía de la espada entrara a sus meridianos para intentar estimular la quintaesencia de la fuerza vital del mamut de relámpagos.

Cuando eso ocurrió, la quintaesencia neutralizó por completo la energía en apenas el tiempo de un respiro.

Y al mismo tiempo, las partículas en su interior fueron estimuladas y dos mamuts embrionarios empezaron a despertar y a desatar su poder.

Los huesos en el cuerpo de Yang Qi empezaron a fortalecerse al instante, y la membrana bajo su piel se volvió más gruesa. Cada músculo en su cuerpo surgía con una ferocidad barbárica, parecían un volcán a punto de hacer erupción.

A medida que su energía y sangre fluían por su cuerpo, sonaba casi como un crisol burbujeante en las profundidades del infierno.

Supuestamente, los crisoles del infierno eran capaces de fundir cualquier cosa en existencia, hasta los dioses y espíritus. Al cultivar la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal hasta el más alto nivel, se creaba un crisol diminuto dentro del cuerpo, un crisol capaz de fundir y refinarlo todo.

Se le conocía como el Crisol del Fuego Infernal. Y eventualmente le daría la habilidad para consumir una Píldora Dorada de Nueve Transformaciones, o hasta de consumir directamente un núcleo demoníaco.

Sin embargo, Yang Qi aún no estaba a ese nivel. De momento, solo podía generar ese sonido burbujeante del Crisol del Fuego Infernal dentro de su energía y su flujo sanguíneo. Pero aun así era algo considerable.

El poder adicional de dos antiguos megamamuts fortaleció a Yang Qi de manera dramática.

Un flujo de energía descomunal estalló en su interior, destruyó por completo el hielo y derritió la nieve.

Entonces dio un paso adelante, y extendió su mano con sus dedos en forma de garra.

Ese movimiento destruyó al instante la espada que había estado incrustada en la palma de su mano, la hizo explotar y envió los restos por todos lados.

El joven que acababa de atacarlo fue tomado completamente desprevenido, y la fuerza del golpe lo mandó volando hacia atrás y le hizo escupir un chorro de sangre.

—Tú… —rugió con los ojos poniéndose rojos. No estaba seguro de lo que sucedía, e intentó usar sus artes energéticas rápidamente para contratacar. Sin embargo, antes de poder hacerlo, Yang Qi dio otro paso adelante y desató otro puñetazo.

Este no era una simple prueba como el primero. Esta vez no dejó espacio para que su oponente evadiera, y cuando su puño salió disparado hacia adelante, pudo escuchar un sonido seseante, como el crisol del infierno capaz de fundir dioses y espíritus de los más altos Cielos.

Su oponente no tenía manera de resistirse, y solo pudo mirar con impotencia como el puño se acercaba rápidamente. Entonces impactó de lleno su cabeza, y la desintegró por completo, lo convirtió en un cadáver sin cabeza que cayó tumbado al suelo.

Hacía unos momentos, este joven de la espada había sido la viva imagen de la arrogancia, pero después de solo tres respiros, su espada fue destruida, y fue asesinado allí mismo. Sus cuatro compañeros no pudieron ni reaccionar.

De hecho, Yang Qi no tenía intención de dejarles reaccionar. Era como la encarnación de un dragón divino, sus pies eran tan destructivos como los de un megamamut, y sus brazos tan vivaces como las alas de un águila. Desató su energía verdadera sin vacilar y selló todo en un área de cien pasos; no había manera de que permitiera a estos cuatro discípulos escapar.

Si, aunque fuera uno sobrevivía y le reportaba el asunto al liderazgo de la secta, las consecuencias podrían ser inimaginables.

Yang Qi atacó a cada uno de los chicos con un puño en un abrir y cerrar de ojos y sus pechos colapsaron. Una gran cantidad de sangre junto a órganos internos salió por su boca y cayeron temblando al suelo.

Luego su energía verdadera se envolvió alrededor de las manos y pies de las chicas y las dejó inmóviles. Entonces Yang Qi movió su dedo y envió ataques mortales a las regiones de sus dantian para destruir sus mares de energía. Cayeron al suelo al instante y su energía salía como si fueran un globo con una fuga.

Así fue como cinco expertos del Templo de Primavera y Otoño terminaron muertos o lisiados.

—Arruinaste nuestras artes marciales… —dijo una de las mujeres. Aún de cara a la muerte, simplemente no podía creer lo que acababa de suceder. Siempre habían sido orgullosos e insufribles, y el blanco de un respeto inmenso a donde quiera que fueran. Sin embargo, se habían encontrado con el infortunio supremo en este lugar aleatorio en medio de la nada.

La desgracia y la humillación que sentían era incomparable.

—¡Formen filas de inmediato! —dijo Yang Qi fuertemente, todos los soldados en el área se formaron de inmediato—. Envuelvan a estas cinco personas y sáquenlas de aquí. Asegúrense de que nadie las vea. Tampoco pueden decir la más mínima palabra de lo que acaba de suceder, de hecho, ¡olvídense que alguna vez ocurrió! ¡Si una sola palabra se divulga seréis todos ejecutados!

Los soldados presentes eran leales, y Yang Qi estaba bastante seguro de que podía confiar en que mantendrían el asunto en secreto.

Pero aun así estaba preocupado. Probablemente ya había ofendido al Templo de Peste Sombría y al Templo de Primavera y Otoño. El Clan Yan ahora los estaba mirando del mismo modo en el que un tigre miraba su presa, y los ancianos líderes del Clan Chen probablemente estaban de camino para vengarse. El Clan Yang claramente estaba en una situación precaria.

Aunque el clan parecía estarse bañando en gloria, los días venideros estarían repletos de peligro, y si no jugaban bien sus cartas, podrían terminar igual que Clan Chen, saqueados y asesinados.

Los cofres de tesoros que salían del Clan Chen parecían no tener fin, así como los sirvientes y miembros del clan. Los demás grandes clanes de la ciudad se mantenían dentro de sus mansiones completamente en guardia. Y al mismo tiempo enviaban reportes a la mansión del magistrado de la ciudad.

Los conflictos armados entre clanes no eran algo raro, pero las situaciones en las que un clan entero era destruido y saqueado eran relativamente raras.

Yang Qi supervisó toda la operación. Las riquezas y los prisioneros fueron transportados rápidamente al Clan Yang, así como los cinco discípulos del Templo de Primavera y Otoño. Una vez que todo estuvo listo, Yang Qi se encontró con su padre y sus hermanos.

En el suelo frente a ellos estaban los cuerpos de los tres jóvenes y las mujeres inconscientes con sus mares de energía destruidos.

—El Templo de Primavera y Otoño… —murmuró Yang Zhan. Debería haber sido un momento de alegría, ya que acababa de llegar al nivel de un Maestro de Energía. Pero ver estos discípulos frente a él hizo que frunciera el ceño y caminara de un lado a otro con preocupación. —Si esto se descubre, entonces las diez ramas del Clan Yang serán exterminadas sin duda alguna. De hecho, es posible que Fuerte Yan entero sea destruido. El Templo de Primavera y Otoño no es una secta que se pueda menospreciar. Algunos incluso están empezando a llamarlos el Instituto de Primavera y Otoño.

—Padre, —dijo Yang Qi fríamente—, Ya di instrucciones estrictas a todos los testigos para que no digan ni una palabra al respecto. Además, dejé a estas dos mujeres con vida. No solo podrían darnos un poco de información sobre la secta, también podríamos intentar conseguir algunas de sus artes energéticas para fortalecer nuestro Clan Yang.

—Si. Ya no podemos deshacer lo que está hecho, así que no tiene caso perder el tiempo con lamentos. —Los ojos de Yang Zhan se tornaron tan afilados como espadas y continuó—. Además, tu tía es miembro del Instituto Semi-Inmortal. En el peor de los casos, tendremos que usar esa conexión para detener un desastre.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

5 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.