<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 36

 

Capítulo 36: Emboscada

 

Yang Qi poco a poco estaba comprendiendo lo que el Espejo Chiliocosmo podía hacer.

Uno podía enviar su energía verdadera al espejo, y entonces cultivar un arte energética en forma ilusoria. Aunque no era más que una ilusión, aun así, podía proveer una experiencia extremadamente valiosa.

Cuando se practicaban las artes energéticas en la realidad, siempre se corría el riesgo de circular la energía de manera incorrecta y experimentar una desviación de cultivo. Y si ocurría un espasmo de energía, en teoría existía a posibilidad de estallar.

Poder practicar el cultivo en el mundo ilusorio del espejo era mucho más seguro. Uno podía familiarizarse por completo con la manera apropiada para circular la energía por los meridianos antes de realizar el entrenamiento realmente.

Lo que era mejor, el Espejo Chiliocosmo se ajustaba al estado actual de cada individuo, y ayudaba a corregir los errores en la disciplina marcial practicada.

También había otras funciones del espejo que aún no habían descubierto.

—Este espejo es increíble, padre. Tómalo. —Yang Qi sabía que mientras más rápido dominara su padre la Esgrima de las Cuatro Estaciones, mejor, y este espejo lo podía ayudar mucho en ese sentido.

Ahora que Yang Zhan estaba al nivel de un Maestro de Energía, se encontraba mucho más cerca de llegar al nivel más alto de comprensión. Una vez que rompiera el último grillete que lo ataba al nivel de las Artes de Energía, podría alcanzar el nivel de un Usurpador de vida. Hacerlo requeriría no solo una gran acumulación de recursos, también un arte energético de clase real. Hubiera sido imposible para él antes. Pero si lograba usar el Espejo Chiliocosmo para comprender realmente las transformaciones de la primavera, el verano, el otoño y el invierno, y así aprender la Esgrima de las Cuatro Estaciones, entonces de verdad tendría esperanzas de ascender al nivel de un Usurpador de Vida.

—De acuerdo. Con el Espejo Chiliocosmo puedo incrementar mi base de cultivo hasta poder luchar contra Yan Gufeng. Seguro que ya está planeando unificar el territorio controlado por Fuerte Yan y luego declararlo oficialmente el Estado de Yan. Y el Clan Yang será su obstáculo más grande. Qi’er, al final nuestras esperanzas están contigo.

—Padre, no dejaré que el clan sufra ningún daño. No te preocupes. Estoy seguro de que puedo emboscar a los ancianos líderes del Clan Chen. Volveré a salvo antes de que lo sepas. —Dicho eso, se volteó y se puso en movimiento, se desvaneció en un abrir y cerrar de ojos.

Yang Yunchong suspiró profundamente después de eso. —La base de cultivo de nuestro tercer hermano sigue subiendo más y más. Cada vez parece más probable que alcance el nivel de Usurpador de Vida. ¿Cómo sería si el Clan Yang tuviera un Usurpador de Vida? ¿Qué tan glorioso sería?

Yang Zhan asintió. —Los Usurpadores de Vida puedes vivir por cuatrocientos o quinientos años, y son lo bastante fuertes para liderar a clanes enormes a nuevas alturas de gloria. Pero aun así me preocupa la seguridad de Qi’er. ¿Y si ese progreso tan increíble de ahora significa que se encontrará con un gran obstáculo en el futuro?

Yang Hualong se tomaba una perspectiva más relajada. —En cualquier caso, nuestro tercer hermano es miles de veces más fuerte que antes, y esa es una bendición para nuestro clan. Aunque su progreso se detenga eventualmente, seguirá siendo un experto consumado.

—Tienes razón, —respondió Yang Zhan. Sacudió su manga y continuó—, Muy bien, ustedes dos concéntrense en su cultivo. ¡Nada de pereza! Los tres tenemos que trabajar en comprender la quintaescencia de la Esgrima de las Cuatro Estaciones. Las artes energéticas de clase real como esta no se pueden tomar a la ligera.

No cabían dudas de que, con esta nueva técnica, Yang Yunchong y Yang Hualong también lograrían un progreso meteórico.

Así pasó un día, y los demás clanes en Fuerte Yan seguían concentrados en la batalla entre clanes del día previo.

No existía una ley imperial o real que gobernara en todo el Continente Abundancia Exuberante. Las leyes locales eran ejercidas por el magistrado de la ciudad, y los clanes ricos y poderosos podían ejercer sus propias reglas.

Cuando dos clanes como estos iban a la guerra, siempre y cuando el magistrado de la ciudad no interfiriera, el clan más poderoso saldría ganando, y el más débil perdería.

***

De momento era de noche, y Fuerte Yan estaba en silencio. En muchos de los clanes aristocráticos seguían las discusiones sobre la tormenta que golpearía pronto a la ciudad.

—¡El Clan Yang ganó! ¡Las bases de más de cien años del Clan Chen han sido destruidas!

—Tienes razón. Lo raro es que el magistrado de la ciudad no hiciera nada. Solo los está dejando luchar. Lo normal sería que aprovechara la situación para acabar con ambos clanes.

—Bueno, conoces el viejo dicho, ¿cierto? No dispares a la rata; podrías romper los jarrones. Al Clan Yan probablemente le preocupan los habitantes inocentes de la ciudad que podrían verse en el fuego cruzado. Supongo que no se esperaba que Yang Zhan realmente se convirtiera en un Maestro de Energía.

—¡Un Maestro de Energía! No puedo creer que ahora tengamos a dos Maestros de Energía en Fuerte Yan. Si se enfrentaran sería como una batalla entre gigantes.

—Lo único que podemos hacer es esperar a ver qué sucederá. Si las cosas se ponen complicadas, quizás tengamos que salir de la ciudad y volver cuando pase la catástrofe.

—Solía pensar que ese Yang Qi solo era un niño rico malcriado. ¿Quién se hubiera podido imaginar que se volvería tan poderoso como un gran maestro de las artes energéticas? Acabó por si solo con todo el Clan Chen. También escuché que podría haber sido poseído por un viejo demonio. Yang Zhan incluso está recolectando medicinas espirituales que se usan para neutralizar energía demoníaca. Supongo que planea usar su base de cultivo de Maestro de Energía para someter a cualquiera que fuera el espíritu maligno que se apoderó de su hijo.

—¡Ah, con razón! Y yo que pensaba que ese Yang Qi se había topado con alguna buena fortuna que le había dado su progreso. Pero tiene mucho más sentido que fuera poseído. Bueno, ese pequeño bastardo probablemente perderá la mente eventualmente a manos de ese espíritu y se convertirá en un diablo asesino. Si se convierte en un monstruo, su existencia no podrá ser tolerada de ningún modo.

Todos sabían que, a pesar de la erradicación de linaje directo del Clan Chen, aún tenían a su consejo de ancianos líderes y a sus ramas subsidiarias, y todos vendrían pronto a enfrentar al Clan Yang.

Los poderes de reserva de los clanes ricos y poderosos no podían tomarse a la ligera. En primer lugar, todos eran venerables Maestros de Energía que normalmente pasaban su tiempo en reclusión. Este tipo de personas no aparecían en público con frecuencia, pero venían cuando llegaban momentos críticos para su clan.

***

En alguna parte afuera de Fuerte Yan había lugar entre las montañas en dónde el sendero se volvía estrecho y apretado.

Por allí se pudo ver repentinamente el batir de un majestuoso par de alas negras, y entonces apareció una figura que se movía velozmente sobre el sendero. La ráfaga de viento resultante hacía que todo tipo de aves salieran volando por los alrededores. Cuervos, búhos, cualquier tipo de ave gritaba con terror cuando pasaba.

Yang Qi se detuvo y se quedó flotando en el aire sobre el sendero, sus Alas del Demonio Diabólico lo mantenían flotando. Se veía casi como un diablo del infierno, una energía negra daba vueltas a su alrededor y sostenía una lanza larga en su mano.

La oscuridad de la noche era perfecta para una emboscada.

Ya que estaba solo en su intento de asesinar a los ancianos líderes del Clan Chen, podía permitirse usar la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal como quisiera.

Por ahora, su base de cultivo estaba consolidada en la séptima etapa, el nivel de la Manifestación de Energía. Pero ya que podía usar la fuerza de siete megamamuts antiguos, no tardaría mucho en llegar a la octava etapa mientras siguiera cultivando. el nivel de la Encarnación de Energía.

Este sendero en particular era remoto y rara vez usado, lo rodeaban numerosas montañas, muy lejos de hasta las aldeas más pequeñas. Era una noche oscura y sin luna, los vientos chillaban en su paso por el valle, y todo el lugar se veía particularmente siniestro.

Yang Qi aterrizó sobre el sendero y allí se quedó de pie sin moverse, estaba mirando hacia adelante como esperando a algo o a alguien.

Después de todo… las fuerzas del Clan Chen tenían que pasar por esta área para llegar a Fuerte Yan.

El Clan Chen y el Clan Yang ya llevaban muchos años el uno contra el otro, y hacía tiempo que cada uno había compilado extensos reportes de inteligencia sobre el otro. De hecho, ambos bandos sabían exactamente dónde estaba ubicado el consejo de ancianos líderes del otro.

Por su parte, el consejo de ancianos líderes del Clan Chen se la pasaba normalmente en un lugar llamado la Montaña Verde.

Este sendero conectaba la Montaña Verde con Fuerte Yan, y era un camino peligroso que hasta los Maestros de Energía tendrían cuidado de cruzar.

Al fin y al cabo, no todos eran como Yang Qi, con sus Alas del Demonio Diabólico que le permitían volar fácilmente por cientos de kilómetros sin descansar.

La mayoría de los Maestros de Energía podían volar, pero solo durante algunas decenas de kilómetros antes de tener que caer al suelo y proceder a pie.

Hasta era posible que malos aterrizajes terminaran en muertes.

Por esa razón, los expertos del Clan Chen estaban ahorrando energía, y para estar seguros, no volaban. Lo mismo aplicaba a los ancianos líderes del Clan Yang; el anciano líder que había visitado el clan hacía un tiempo había llegado volando sobre un águila dorada.

Yang Qi se quedó allí de pie pacientemente y mantenía su energía verdadera controlada. Hasta que se sentó de piernas cruzadas y empezó a llevar a cabo ejercicios de respiración. A medida que el mamut de relámpagos se agitaba en su interior y alimentaba con quintaesencia de fuerza vital a una octava partícula en su interior, podía sentir que otro antiguo megamamut estaba por despertar.

Sin ese mamut de relámpagos, Yang Qi se habría visto forzado a usar su propia energía verdadera y su quintaesencia para despertar esas partículas, lo que habría sido mucho más difícil.

Tomando en cuenta lo débil que ya era en primer lugar, ni siquiera habría podido despertar una sola partícula hasta ahora.

La quintaesencia de la fuerza vital de Yang Qi era como una simple gota del rocío, mientras que la del mamut de relámpagos era como un imponente río.

Por su parte, las partículas eran como unos pozos vacíos y profundos.

Hubiera sido imposible llenar esos pozos una gota a la vez. Por eso muchas personas jamás habían podido progresar con la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal. Y aquellos que lo habían hecho alguna vez habían avanzado mucho más despacio.

Gracias a eso quedaba claro lo difícil que era la técnica. ¿Cómo podría un método de cultivo divino como este servirle a los humanos?

De hecho, Yang Qi estaba empezando a preocuparse bastante por lo que sucedería cuando se acabara la quintaesencia del mamut de relámpagos. ¿Cómo seguiría progresando su cultivo? ¿Podría progresar por sí mismo? ¿O tendría que robar quintaesencia de fuerza vital de alguna parte? ¿Pero cómo?

Por supuesto, en base a lo que sabía hasta ahora sobre la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, entendía que una vez pasado cierto punto, su energía verdadera se transformaría. Un Crisol de Fuego Infernal se crearía en su interior y este sería capaz de fundir y refinarlo todo. Probablemente podría consumir quintaesencia de fuerza vital externa para recuperar la suya, como núcleos demoníacos, píldoras medicinales doradas y demás.

Quizás esa era la manera de conseguir la quintaesencia que necesitaba.

Mientras más profundamente cultivaba la técnica, más comprendía sobre los dioses y los espíritus, y más comprendía la naturaleza del infierno. De hecho, el panorama de su mundo estaba cambiando.

En medio de sus meditaciones, empezó a comprender que el Continente Abundancia Exuberante era como una mota de polvo en medio de un mundo mucho más grande. Básicamente era una pequeña aldea, mientras que los Cielos y la tierra eran tan extensos que se podían considerar prácticamente infinitos e inconmensurables, esperando a que los explorara y comprendiera… y hasta dominara.

Con el flujo de su energía verdadera, la octava partícula en su interior se sacudía como una crisálida a punto de abrirse.

Fue entonces que es escuchó un sonido galopante a lo lejos, venía por el sendero. Sonaba como a decenas de caballos. Después del tiempo de unos respiros, se dio cuenta de que no provenía de caballos ordinarios.

Se puso de pie y volteó hacia lo que veía eran una decena de jinetes que avanzaban en su dirección. Sus monturas se parecían a caballos, pero eran el doble de grandes y estaban cubiertos de escamas.

Estos eran Sementales de riada, la legendaria descendencia entre caballos y sierpes de riada. No solo eran increíblemente poderosos, también eran extremadamente agresivos, tan solo uno de ellos valía cientos de miles de píldoras de convergencia de energía.

Los expertos del Clan Chen habían llegado.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

7 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.