<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 37

 

Capítulo 37: Enfrentándose a un Maestro de Energía.

 

Los Sementales de riada eran increíblemente rápidos, y podían cruzar terrenos montañosos como si fueran una simple planicie.

Hasta podían correr sobre el agua, por lo que los enormes lagos y ríos no eran obstáculos para ellos. Por lo general, solo las personas increíblemente ricas, oficiales gubernamentales o clanes aristocráticos se los podían permitir.

El jinete a la cabeza del grupo era un viejo que a cierto punto levantó la mano e hizo que un campo de energía surgiera repentinamente y forzó al grupo entero de sementales de riada a detenerse.

Ese viejo era quien encabezaba a los ancianos líderes del Clan Chen, y poseía una base de cultivo profunda. Tiró con fuerza de las riendas de su semental de riada, y se quedó mirando a Yang Qi con una mirada tan feroz como la de un tigre. Sus ojos hasta parecían resplandecer en medio de la oscuridad de la noche.

Yang Qi podía sentir como la mirada del hombre se fijaba en su alma; si intentaba escapar ahora, este hombre podría seguirle el paso a donde fuera.

Obviamente ya había comprendido la técnica de la Fijación de Alma de Mil Kilómetros.

También había algún poder diabólico contenido en sus ojos, algo que parecía golpear el alma de Yang Qi y le hacía querer caer dormido. Era obvio que este viejo también era capaz de técnicas hipnóticas, ese era un tipo de arte energética que sobrepasaba por mucho la octava etapa.

Se encontraba en la novena etapa, lo que lo convertía en un Maestro de Energía.

Este era el único miembro de la vieja generación del Clan Chen que se había convertido en Maestro de Energía, el venerable Chen Tianxiong[i].

Ya llevaba sesenta años de fama, y se lo conocía como el Demonoide de Cien Brazos. Las implicaciones de su apodo eran que sus artes energéticas se parecían a las de un demonio. Era inhumanamente rápido, y podía desatar cien ataques en un abrir y cerrar de ojos, lo suficiente para destruir a quien se pusiera en su camino.

Llevaba años de aislamiento intentando ascender al nivel de un Usurpador de Vida. Los Maestros de Energía usualmente podían vivir por ciento cincuenta o doscientos años, y Chen Tianxiong ya tenía más de cien. Ya estaba empezando a quedarse sin tiempo. Su cuerpo comenzaba a debilitarse, y su quintaesencia se agotaba. Al menos que lograra ascender, lo único que existía al final de su camino era la muerte.

Pero ahora, el Clan Chen había sido erradicado y saqueado, por lo que no tenía más opción que ir a lidiar con el Clan Yang.

En cuanto el Demonoide de Cien Brazos Chen Tianxiong revisó la base de cultivo de Yang Qi, pudo ver que apenas estaba en la séptima etapa. —¿Quién eres? Cómo te atreves a meterte en mi camino basura en la séptima etapa.

Un Maestro de Energía se encontraba dos niveles por encima del nivel de la Manifestación de Energía, sus niveles de energía verdadera eran tan altos que uno era como los Cielos y el otro como la tierra. Aunque la energía verdadera de Yang Qi era vivaz, su nivel simplemente no podía compararse. Ni siquiera podía formar la Energía Verdadera Humanoide, sin mencionar el poder ejercer la Fijación de Alma de Mil Kilómetros.

—¿Eres el Demonoide de Cien Brazos? —dijo Yang Qi en voz alta—. ¿Chen Tianxiong? ¿El único patriarca del Clan Chen que ha llegado al nivel de un Maestro de Energía?

—¿Quién eres chiquillo? —rugió otro de los ancianos líderes que se encontraba en la octava etapa.

—Soy Yang Qi, —dijo con un tono particularmente impresionante mientras es mantenía de pie con calma—. Estoy aquí para ejecutar al consejo de ancianos líderes del Clan Chen. Olvídense del Clan Yang en Fuerte Yan. Estas montañas remotas serán vuestro último lugar de descanso.

—¡Jajajaja!

Una risa a carcajadas estalló entre las decenas de personas presentes, incluyendo a los ancianos líderes y a los señores de las ramas subsidiarias del clan. Sus risas estaban repletas de ansia asesina; al fin y al cabo, estas personas eran las figuras más importantes de su clan.

—Anciano Tianxiong, —dijo otro de los ancianos líderes—. permítame encargarme de este chiquillo. —Sin decir más, salió volando de su semental de riada, y su mano ya había formado un puño que iba en dirección a Yang Qi con la velocidad de una bala. Se veía como un tigre despiadado, el puño rebosaba una energía feroz, y un vórtice de energía verdadera capaz de aplastar rocas y metales le daba vueltas alrededor.

Este era un arte energético profundo procedente del Clan Chen: La Devastación del Trotamundos.

Y este anciano líder en particular era Chen Tianhua[ii], era un tío de Chen Dalei. Se encontraba en la cumbre de la octava etapa, y era el tipo de persona contra la que prácticamente nadie podía defenderse. A lo largo del transcurso de su vida, había hecho pedazos a incontables oponentes con sus manos desnudas, y al usar la Encarnación de la Mente para darle poder a su Devastación del Trotamundos, era incluso capaz de fundir el metal[iii].

De hecho, incluso había historias sobre cómo había apretado una vez un trozo de hierro con su mano hasta que este cayó cómo líquido al suelo.

Sin embargo, Yang Qi no le prestó la más mínima atención. Solo sacudió su mano de manera casual, hasta de manera débil. Cuando Chen Tianhua vio eso, su expresión se retorció con ira y ferocidad. —¿Crees que tu energía verdadera puede pararme chiquillo? Supongo que la expresión de la mantis intentando detener a la carroza se inventó para ti.

¡BUUUUUUUUM!

Cómo podría haberse imaginado, que en cuanto las palabras salieron de su boca, el movimiento de la palma de Yang Qi cambiaría completamente. Se pudo escuchar una trompeteada como de un mamut dracónico, rebosaba con una energía capaz de dominarlo todo a miles de kilómetros a la redonda. Entonces aparecieron siete megamamuts antiguos listos para aplastarlo todo a su paso.

—¡Oh no! —dijo súbitamente Chen Tianxiong. Entonces se acercó velozmente para ayudar.

Lamentablemente para él, ya era demasiado tarde.

Chen Tianhua fue completamente incapaz de hacerle frente al ataque; su energía verdadera fue apartada brutalmente y la palma golpeó su pecho hasta hacerlo colapsar y salpicar sangre por todos lados.

¡Plop!

Su cadáver cayó tumbado al suelo en medio de una masa de sangre y entrañas que había sido una persona viva hacía apenas unos momentos.

Fue entonces que Chen Tianxiong finalmente llegó. Extendió su mano, sujetó el cadáver de Chen Tianhua y vertió un poco de energía verdadera en él como con la esperanza de salvarlo. Lamentablemente, ya estaba totalmente muerto, más allá de cualquier ayuda.

Yang Qi juntó sus manos en su espalda y se hacía ver como un verdadero gran maestro. —No te molestes. Se ha sobreestimado. Intentó competir conmigo con su energía verdadera, así que estaba buscando morirse, ¿no te parece?

La verdad era que realmente anticipaba su pelea contra un Maestro de Energía; una batalla mortal como esta probablemente lo llevaría a otro ascenso.

El Clan Yang se enfrentaba a tiempos peligrosos, así que mientras más alta su base de cultivo, mejor sería.

Además de eso, en cuanto llegara al nivel de un Usurpador de Vida, su padre le contaría los secretos relacionados a su madre.

—Sí que eres del tipo despiadado, ¿no chico? Despiadado hasta la médula. —Las cejas blancas de Chen Tianxiong se sacudieron mientras miraba a Yang Qi, y su ansia de matar parecía dar vueltas en sus ojos.

Ahora podía ver claramente que este joven no sería tan fácil de manejar, y que probablemente tendría que darlo todo para ganar.

—No realmente, —respondió Yang Qi—. Pero nuestros clanes están en guerra, y la única manera de resolver esta situación es que uno de los dos acabe destruido. Ustedes en realidad se unieron al Templo de Peste Sombría para herir a mis hermanos. Ya eso es suficiente para condenarlos a ser saqueados y exterminados.

—¿Ah, de verdad? —Entonces Chen Tianxiong empezó a avanzar—. ¿Algún monstruo te ha poseído verdad, chico? Quizás hayas ganado un poder increíble, pero tu final no será más que una calamidad. Pero bueno, eso está bien. Te mataré ahora y destruiré al demonio dentro de ti. Después iré a matar también a Yang Zhan.

—Vamos. Pelear con un Maestro de Energía es justo lo que necesito para mi próximo ascenso.

Yang Qi colocó sus manos frente a él y empezó a convocar profundamente sus artes energéticas. A medida que lo hacía, su sangre y su energía verdadera fluía al unísono, y el sonido burbujeante del Crisol del Fuego Infernal una vez más retumbó desde su interior, un sonido que haría que quien lo escuchara pensara de inmediato en el fuego del infierno.

—«¿Qué clase de kung fu es este?»

Eso era lo que todos los expertos del Clan Chen pensaban mientras lo miraban, y sus rostros palidecían por completo.

—Prepárense para acabar con la vida de este chico, —dijo Chen Tianxiong con fuerza—. Rodéenlo, cuando dé la orden, atacaremos todos a todo poder. ¡Vamos a convertirlo en un charco de sangre!

Los expertos del Clan Chen desmontaron y se diseminaron alrededor de Yang Qi.

De momento, la supervivencia de todo su clan estaba en juego, así que de ningún modo seguirían las costumbres tradicionales del jianghu para pelear uno por uno.

Justo al tomar las posiciones, Chen Tianxiong inició el ataque, extendió sus dedos y desató unos pulsos de energía verdadera que parecían tan poderosos como para aplastar montañas. Este era un arte energético consumado conocido como la Devastación del Derrumbe.

Sin embargo, Yang Qi simplemente evadió el ataque y desató un montón de ataques con sus palmas, estaba usando todo el poder de la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal. El poder de siete antiguos megamamuts llevaba su energía verdadera con tanta fuerza que el suelo en el área estaba resquebrajándose y las rocas a su alrededor eran destruidas.

Los dos intercambiaron siete golpes en un abrir y cerrar de ojos.

Cada uno era lo bastante poderoso para sacudir los Cielos y la tierra, y destruyeron gran parte del terreno circundante. Poco después, se pudo ver a Chen Tianxiong con el rostro rojo de pie sobre un montón de escombros.

Yang Qi también aterrizó, y su energía verdadera surgía con aún más ferocidad que la de su oponente.

Inesperadamente, esos siete intercambios no habían bastado para determinar la victoria o derrota entre ambos.

—Sí que tienes una energía verdadera sorprendente Chen Tianxiong, —dijo Yang Qi—. Cien años de trabajo duro te han dado lo suficiente para aparecer como igual ante mí. Lástima que ya te estás poniendo viejo, y tu cuerpo está empezando a desgastarse. ¿Acaso tus meridianos pueden soportar todo esto? —Estaba claro que no temía el hecho de que su oponente tuviera cien años de experiencia. Aún estaba seguro de poder encargarse de él.

—Quizás me esté haciendo viejo, pero aún te puedo matar fácilmente. —El cabello blanco de Chen Tianxiong empezó a flotar, y su cuerpo empezó a emanar ondas de calor. Ahora se estaba preparando para usar el verdadero poder de un Maestro de Energía en la novena etapa, una ráfaga de viento salió disparada repentinamente, y su energía verdadera tomó forma física frente a él como una persona.

Era una persona transparente, con facciones faciales que se veían exactamente como las de Chen Tianxiong. Este era un clon hecho con la habilidad de la Energía Verdadera Humanoide.

Esta manifestación hasta contenía meridianos en su interior, y un mar de energía que era claramente visible debido a su estado transparente.

Se veía casi vivo, y también inteligente. Esta era una versión mucho más profunda de la Energía Verdadera Humanoide comparada a lo que Yang Zhan había utilizado.

En cuanto tomó forma, parecía haber formado una conexión con la energía vital de los Cielos y la tierra. Unas nubes negras se manifestaron en el cielo, así como otros fenómenos astronómicos y meteorológicos.

—¡Transformación del cuerpo carnal! Forma energía en dioses y espíritus, ¡usurpa la vida de los Cielos! Pequeño bastardo, me convertí en un Maestro de Energía hace sesenta años. Comprendo perfectamente le nivel de la Usurpación de Vida, y mis artes energéticas son tan profundas que de ningún modo un chiquillo recién nacido como tú podría compararse. Presta atención… ¡Te voy a mostrar lo que las personas llaman los Dioses de Energía y las Almas de Energía!

Después de esas palabras llenas de confianza de Chen Tianxiong, su Energía Verdadera Humanoide se puso en movimiento. Un viento huracanado también surgió repleto de niebla y nubes. Sorprendentemente, entre ese viento y esas nubes aparecieron las imágenes de tigres y dragones.[iv]

Ya que la Energía Verdadera Humanoide no estaba restringida por las ataduras de un cuerpo físico, cada uno de sus movimientos era incomparablemente feroz. De hecho, esa figura era tres o cuatro veces más poderosa que el mismo Chen Tianxiong. Entonces desató un ataque con la palma de su mano que envió una ráfaga de fuego tan ardiente que parecía capaz de abrasar los Cielos.

—¡Llama Astral!

El fuego tomó la forma de un montón de cuchillas que se conectaban como una red que descendía hacia Yang Qi.

Yang Qi dejó salir un grito, y una energía negra hizo erupción a su alrededor, esta se convirtió en la Égida de la Deidad Infernal, una defensa giratoria que bloqueó fácilmente las llamas intensas.

—¡Lanza de la Deidad Infernal!

Una lanza larga apareció en su mano, y un aura como de los diablos del infierno estalló. La energía negra sobre la cabeza de Yang Qi se convirtió en un par de cuernos diabólicos y extremadamente feroces. También apareció un mamut divino detrás de él, como listo para aplastar el infierno bajo sus pies.

Entonces la Lanza de la Deidad Infernal se convirtió en un rayo de luz negro que salió disparado hacia adelante.

Este movimiento contenía infinitas variaciones y podía destruir cualquier energía verdadera que se topara. Hasta los metales más fuertes o las murallas más gruesas serían atravesadas.

—¡Manos de Seda de la Serpiente Divina! —gritó Chen Tianxiong desde detrás de su Energía Verdadera Humanoide. Entonces esa manifestación retorció sus manos en una nueva forma y envió una ráfaga de energía verdadera. A medida que esta iba disparada por el aire, se convertía en hebras de seda que se envolvían alrededor de la Lanza de la Deidad Infernal.

 


[i] Chen Tianxiong: Tian significa “cielo, o los Cielos” y Xiong significa “masculino, grande, imponente, poderoso”

[ii] Chen Tianhua: El mismo Tian, y Hua significa “magnifico, espléndido, llamativo”, así como muchas otras cosas en realidad.

[iii] Habrán notado que Chen Tianxiong y Chen Tianhua contienen el mismo carácter “Tian” en su nombre. En la cultura china, es común que todos los niños nacidos en la misma generación tengan el mismo carácter al principio de su nombre de dos caracteres. Estos nombres son decididos por adelantado desde varias generaciones previas. Incluso hoy en día se sigue la tradición en muchas familias chinas.

[iv] Esta línea contiene una referencia a una línea del “I Ching” (Un clásico muy antiguo de la literatura china). La línea dice literalmente “las nubes vienen de dragones, el viento viene de tigres” es una metáfora implicando la simultaneidad entre entidades poderosas. En esta sección, la enlaza “a la realidad” al decir que los dragones y los tigres aparecieron entre el viento y las nubes.


¡Capítulo patrocinado traído a ustedes cortesía de: Cesar López!


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

6 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.