<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 38

 

Capítulo 38: Octava Etapa

 

Las Manos de Seda de la Serpiente Divina eran un arte energética de primera clase del Clan Chen. Tomaba la energía y la convertía en hebras de seda que formaban a su vez serpientes espirituales, y se podían usar para atar a un oponente. Era una disciplina marcial que, en teoría, podía retener a todos los tipos de energía verdadera.

Quien estuviera presente vería lo que parecían ser un gran número de hebras de seda blanca que surcaban el aire como serpientes danzantes para envolverse alrededor de Yang Qi.

Este era el verdadero poder de Chen Tianxiong, un experto en la novena etapa, un Maestro de Energía.

Su Energía Verdadera Humanoide lo protegía frente a él, y usaba infinitas variaciones como un diablo o un demonio.

Este era el poder del Demonoide de Cien Brazos.

La manera en la que usaba la energía verdadera realmente se parecía a los demonios, diablos, fantasmas o monstruos, y para otros era prácticamente imposible vencerlo.

Yang Qi sintió repentinamente como si su Lanza de la Deidad Infernal se hubiera encontrado a un igual. A medida que la energía verdadera se envolvía alrededor de su lanza, pudo sentir repentinamente como si esta pesara decenas de miles de libras, sus brazos empezaron a doler por tan solo sostenerla. De hecho, parecía que se desprendería de sus manos en cualquier momento.

Yang Qi se había topado con un oponente duro, pero aún no temía. Convocó el poder de los siete megamamuts antiguos sin vacilar y entonces lo vertió en la lanza.

Repentinamente se pudieron escuchar como los cantos de fantasmas diabólicos que retumbaban desde su interior, sonidos que parecían provenir del mismísimo infierno.

Los gritos eran punzantes, confusos, demoníacos, y hasta parecían rebosar con intenciones asesinas. Estaban repletos con un deseo incomparable de luchar, como si fueran las voces de un ejército de decenas de miles de soldados.

¡Zas! Las serpientes de seda repentinamente se desvanecieron y un mar de llamas negras estalló alrededor de la lanza. La Lanza de la Deidad Infernal acababa de alcanzar un nuevo punto, uno en el que podía producir fuego.

¡¡ZAAAAS!!

Frente a todas esas llamas, la energía verdadera del Demonoide de Cien Brazos Chen Tianxiong fue erradicada al instante.

Su Energía Verdadera Humanoide se redujo a la mitad de tamaño en apenas unos instantes.

—¿Qué arte energética es esa? ¿Eso no puede ser de clase real o sí? ¡Sobrepasa la clase real! ¿¡No me digas que es de clase imperial!? —Chen Tianxiong estaba impactado, pero también se llenó de codicia repentinamente—. Chiquillo… ¿acaso no sabes que cuando tienes algo bueno, siempre habrá personas dispuestas a quitártelo? ¡Si se descubre esa arte energética que tienes, todo el mundo bajo los Cielos te intentará matar! ¡Escuchad expertos del Clan Chen! ¡Es hora de la Formación Atrapa Diablos! ¡Atrapen a este chico y fuércenlo a decirme como cultivar esa arte energética!

Ni siquiera los Maestros de Energía como Chen Tianxiong podían evitar la tentación que suponía un arte energética de clase imperial, harían todo lo que fuera por conseguirla.

A estas alturas, estaba más que claro que Yang Qi no podía ser derrotado fácilmente, y que si la batalla continuaba podría terminar en un baño de sangre. Además, el hecho de que el chico quizás tuviera en sus manos un arte energética de clase imperial lo hacía extremadamente valioso.

El consejo de ancianos líderes casi se vuelve loco al escuchar las palabras de Chen Tianxiong.

—¿Qué? ¿Un arte energética de clase superior a la real? ¿Cómo puede ser posible? ¡Solo los institutos tienen tales técnicas!

—Las artes de energía de clase real son el tipo de cosas que pueden causar una guerra por toda la tierra! Si se descubre podría conmocionar a todo el Continente Abundancia Exuberante.

—¿Cómo pudo tener tanta suerte este chiquillo? ¿Cómo consiguió un arte energética de clase real?

—Si de verdad es un arte energética de clase real, entonces es natural que el linaje directo del Clan fuera erradicado tan fácil. Esas cosas son secretos bien guardados incluso dentro de los grandes institutos.

—Si nuestro Clan Chen logra obtener el arte energética de este chico, ¡podríamos ser el clan más importante de todo el Continente Abundancia Exuberante en apenas unas décadas! Nadie se atrevería a desafiarnos. Quizás incluso podamos fundar una nueva dinastía imperial.

—¡Atrapen al chico! No podemos dejarlo morir. El Anciano Líder Tianxiong puede usar sus artes hipnóticas para obtener los secretos del arte energética de clase real.

Dentro del Continente Abundancia Exuberante, las artes de energía se dividían en aquellas de tercera clase, segunda clase, primera clase, la clase real, la clase imperial, la clase santa, la clase celestial, y la clase divina.

La mayoría de los clanes ricos y poderosos eran aquellos que poseían técnicas de primera clase, y solo las sectas y organizaciones más grandes poseían aquellas de clase real. Por tanto, era fácil imaginarse lo impactante que era un arte de energía de clase imperial. Quien adquiriera tal técnica experimentaría un éxito instantáneo en lo que quisiera, y no tendría casi ningún problema en llegar al nivel de un Usurpador de Vida.

El Demonoide de Cien Brazos Chen Tianxiong era un Maestro de Energía, y contaba con amplias experiencias de vida. Hacía sesenta años que se había vuelto una leyenda famosa en el jianghu. Así que, si su evaluación era que el arte energética de Yang Qi tenía que ser de clase imperial, ¿cómo podría equivocarse?

Más de veinte ancianos líderes empezaron a gritar y a desatar todo el poder de sus artes energéticas.

El consejo de ancianos líderes del Clan Chen era un grupo poderoso; el requisito para unirse era ser ya un experto en la octava etapa.

Incluso el más débil de ellos llevaba en ese nivel durante al menos sesenta años.

Todos podían llevar a cabo la Encarnación de la Mente, y estaban desatándola a todo poder para crear una enorme proyección de ocho trigramas[i]. A medida que esa imagen rotaba en el aire, la energía verdadera que irradiaba sacudía todas las montañas en el área.

Se empezaron a escuchar sonidos de crujidos, los árboles estaban siendo partidos y muchas rocas se hacían pedazos.

La Formación Atrapa Diablos requería que todos los expertos del clan unieran su energía verdadera, y normalmente solo se usaba para restringir a algunos de los demonios y diablos más poderosos que existían en el mundo.

Veinte expertos, incluyendo incluso a un Maestro de Energía eran una fuerza considerable.

Por lo general, cualquier persona en la séptima etapa atrapada en esta formación no tendría la más mínima esperanza de sobrevivir. Era simplemente demasiado fuerte.

Lamentablemente para ellos, Yang Qi era una especie de monstruo. Y la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal no era una simple arte de energía de clase imperial. Era un arte de energía de clase divina, algo mucho más allá de lo que una clase imperial pudiera siquiera compararse. Era el tipo de arte que normalmente solo era cultivada por dioses, no humanos.

Lo que era aún más relevante, tenía en su poder la quintaesencia de la fuerza vital de algún misterioso miembro de la vieja generación.

Gracias a todo eso… aunque la fuerza ante él fuera aún más de lo que ya era, podría manejarlo si era necesario. Ya no era el tipo de persona que pudiera manejarse con el sentido común.

En cuanto la descomunal presión de la Formación Atrapa Diablos empezó a aplastarlo, la expresión en su rostro cambió, pero no era terror, sino emoción.

Se pudo escuchar un sonido que se parecía a cientos de miles de megamamuts, el mamut de relámpagos en su interior rugió y entró en acción. Un montón de vórtices empezaron a surgir a su alrededor, y todos irradiaban el aura del infierno, tanto que toda el área empezó a oler a lava.

Una de las ancianas líderes, una vieja llamada, Chen Tianzhen observó ferozmente a Yang Qi y desató una corriente enorme de energía tóxica.

Esta arte no procedía del Clan Chen, era una técnica del Templo de Peste Sombría.

Otro de los ancianos líderes también rugió y envió una montaña de energía que parecía tener la suficiente fuerza para desviar ríos y secar mares. Esa energía verdadera tomó la forma de un enorme martillo que claramente podía hacer añicos hasta a las rocas más grandes, como si fuera algún tipo de espíritu primordial.

En cuanto los ataques asestaron la oscura Égida de la Deidad Infernal, el escudo onduló y se distorsionó, sus capas caían una tras otra. El gasto de energía verdadera era claramente enorme, y aunque Yang Qi cultivaba un arte energética de clase divina, no era ningún dios. Apenas estaba en la séptima etapa, y estaba enfrentando a más de veinte expertos en la octava etapa, y uno en la novena. Incluso aunque fuera un dios, seguiría siendo una posición difícil.

De hecho, ya se estaba quedando sin aliento.

—¡Aplástenlo de nuevo! —gritó uno de los ancianos líderes con una sonrisa feroz. Ya casi parecía que tenían esa arte energética de clase imperial en sus manos, como un regalo de los Cielos, era natural que tuvieran su emoción les hiciera actuar como bestias feroces.

—«Soy la encarnación de un mamut divino!» —pensó Yang Qi—. «Puedo aplastar estrellas, ¡puedo inhalar el sol y la luna! ¡Puedo aplastar el infierno y convertirlo en un crisol! ¡Puedo dominar todas las deidades infernales! —Yang Qi se resistía a la presión mientras rugía con esfuerzo, el talento latente y su fuerza vital una vez más crecían. El ataque que lo golpeaba impactó sus meridianos, entró a su mar de energía y se cernía sobre el mamut de relámpagos.

Ante eso, la quintaesencia del mamut de relámpagos empezó a extenderse y a vestirse en una octava partícula dentro de Yang Qi.

Gracias a esa quintaesencia, era como si Yang Qi no tuviera límites. Todos los ataques que lo golpeaban solo servían para incitar esa fuerza vital, solo servían para ayudarlo a ascender más su cultivo. También era la razón principal por la que se había atrevido a enfrentar todo este grupo de expertos poderosos.

Ni siquiera Yang Zhan o Yan Gufeng hubieran tenido más opción que escapar ante tantos oponentes. Pero ellos eran exactamente lo que Yang Qi necesitaba para su entrenamiento. Solo sobre el sendero más mortal podía lograr el ascenso que necesitaba.

Más fuerza vital entró repentinamente a la partícula, hasta despertarla.

Eso causó una reacción en cadena que también abrió una novena partícula.

Pero sorprendentemente, el proceso no se detenía. Una tercera partícula seguida se despertó. El poder de tres megamamuts adicionales empezó a cruzar sus meridianos. Añadido a los siete que ya tenía, eso hacía un total de diez megamamuts.

El cuerpo de Yang Qi estaba siendo remodelado nuevamente. La energía fluía por su sangre, cerró sus ojos y se inspeccionó a sí mismo. Debido a que su sangre se estaba haciendo una con la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, ya no era solo de color rojo puro; se podían ver unos resplandores dorados en ella. El dorado era un símbolo de la nobleza, la dignidad, la elegancia, el poderío, la realeza… e incluso de la inmortalidad.

Las personas podían transformar su cuerpo hasta cierto punto a través del cultivo, pero no de manera tan dramática. Solo con la comprensión de la buena fortuna de los Cielos y la tierra se podía usurpar la vida de los Cielos para convertirse en un experto Usurpador de Vida. Entonces podían usar artes de energía para refinar y transformar el cuerpo.

Sin hacer eso, hacerse más fuerte solo físicamente tenía un efecto limitado.

Un ejemplo eran los Maestros de Energía como Yan Gufeng o Yang Zhan, quienes tenían cuerpos carnales relativamente ordinarios.

Pero ahora, Yang Qi una vez más desafiaba lo establecido. Si alguien al nivel de un Usurpador de Vida pudiera ver lo que estaba sucediendo, vería que eran unas transformaciones completamente extraordinarias.

Después de todo, solo se podía usar cantidades tan inusuales de energía verdadera con un cuerpo carnal increíblemente poderoso.

Con el poder de diez megamamuts, Yang Qi sobrepasaba el nivel de un Maestro de Energía y ahora estaba a un nivel al que ni Yan Gufeng se podía comparar. A medida que la energía fluía en su interior, se podía escuchar un sonido como el del correr del agua, la tierra derrumbándose, el fuego ardiente, y los estruendosos truenos. Su sangre se encendió y su energía verdadera surgió. estaba adquirido buena fortuna de los Cielos y la tierra con su transformación, y empezó a entender las misteriosas maneras en la que operaban el sol y la luna.

El nivel de sus artes de energía incrementó, y su energía verdadera se volvió más cristalina, una reacción en cadena estaba ocurriendo por todo su cuerpo, su energía verdadera estaba uniéndose con su alma y su mente.

La Encarnación de la Mente.

 


[i] Agrupaciones de tres líneas, unas sobre otras, algunas enteras y otras cortadas. Usada en un muchos simbolismos de origen chino, el más famoso es el Pa Kua.


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

10 Comentarios Comentar

    1. Luis Mariano

      Lector

      Nivel 18

      Luis Mariano - hace 2 meses

      Gracias por el capítulo, me estoy preguntando a donde irá Yang Qi, a la escuela semi inmortal o a buscar a su madre…

  1. Adrian Garcia

    Lector

    Nivel 43

    Adrian Garcia - hace 2 semanas

    si antes abria una particula por nivel, ahora que abrio 3 subira mas alla de 3 niveles a usurpador?

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.